Roustaing, el termometro y los derechos fundamentales dr luiz carlos formiga

  • CategoryDocuments

  • View212

Report
Description
ROUSTAING, EL TERMOMETRO Y LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DR LUIZ CARLOS FORMIGA
Transcript
  • ROUSTAING, EL TERMOMETRO Y LOS DERECHOS FUNDAMENTALES Luiz Carlos D. Formiga âEl error no se torna verdad por difundirse y multiplicar fácilmente. Del mismo modo, la verdad no se torna error por el hecho de nadie verlaâ Gandhi Sobre Roustaing no puedo opinar. No encontré tempo para leer y estudiar sus obras. No en tanto, esto no impide los "comentarios" por las amistades que tengo con personas de él admiradoras, aquí en Rio de Janeiro. He encontrado entre los adeptos de Roustaing personas que dignifican al ser humano y con ellas tengo amistad. Eso ya me rindió boicot en la casa espirita y en la estación de radio. No en tanto, creo en la persona humana como investimento divino. Un día va a cambiar y a comprenderme. No soy adepto de Roustaing. En ese asunto soy ignorante confieso, más he leído, eventualmente, lo que dicen adversarios y divulgadores. Existen otros ignorantes "confesos". Son los que
  • leerán, no entenderán y tomaron la opción por la intolerancia. Ignoran también las libertades. Prohibir una obra es revelar temor. Personas, en la revolución del 64, me indujeron a leer el Manifiesto Comunista. Me gusto. No en tanto, me gustó más del Manifiesto del Sermón de la Montaña. En aquella época vivenciaba un ambiente conflictivo, pues era espírita académico de biomedicina en la Facultad de Ciencias Médicas de la UEG y también aluno-Aspirante a Oficial de la Reserva del Ejército (CPOR) "Personas" me hacen recordar palabras de un jurista-filósofo, miembro de la Academia de Letras y rector de la USP: "el nuevo Código Civil comienza proclamando la idea de persona y la de los derechos de la personalidad. No define lo que sea persona - el individuo en su dimensión ética, en cuanto es y en cuanto debe ser". Miguel Reale alecciona que "la persona es el valor-fuente de todos los valores, siendo el principal fundamento del ordenamiento jurídico". Siendo objetivo digo que "una persona solo tiene libertad religiosa si pudiera optar en uno u en otro punto de vista, sin perder su dignidad como ciudadano. La libertad de creencia y religión, siendo preservadas, primoreadas y extendidas a todos los individuos, traerá un mayor evolución de los derechos y garantías individuales, que conducen a la justicia social y a la paz entre los pueblos". Las personas participaron del Encuentro de Cúpula Mundial de Líderes Religiosos y Espirituales por la Paz Mundial y firmaron el "compromiso con la paz global". Consideraron que las religiones han contribuido para la paz en el mundo, más también han sido usadas para crear división y alimentar hostilidades. Estos participantes concordaron que en un mundo interdependiente, la paz requiere concordancia sobre valores éticos fundamentales. Declararon diversos compromisos. Destacamos a determinación de conducir a la Humanidad a través de palabras y obras en un renovado compromiso con los valores éticos y espirituales, que incluyen un profundo sentido de respeto por todas las formas de
  • vida y por la dignidad inherente a cada persona y a su derecho de vivir en un mundo libre de violencia. La revista Fraternidad (Lisboa) publica el reportaje. En ella supimos que firmaron el "Compromiso" los integrantes de la delegación brasileña, junto con Bawa Jain, Secretario-General de "The Millennium World Peace Summit". Como existen hoy en el mundo muchos conflictos, teniendo como base el pensamiento religioso, acreditamos ser fundamental el respeto a la libertad de religión y el ejercicio de la tolerancia religiosa. La religiosidad está presente en el seno de las sociedades humanas en todos los tiempos. Es un derecho fundamental incluido en todas las Constituciones. Se sitúa en el cerne de las discusiones sobre los derechos humanos. Se advoca que fue el origen de todos los demás derechos, siendo consagrado por tratados internacionales. Su importancia es incuestionable. En el pasado fue palco de graves conflictos, incluyendo las atrocidades en las inquisiciones. Aún hoy está presente en los graves conflictos existentes alrededor del mundo. La paz es favorecida a través de la tolerancia y es de interés de todos. Encontramos estudios sobre la protección a la libertad de religión o creencia en el Derecho Constitucional e Internacional. En la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en los Pactos Internacionales sobre derechos humanos se proclaman los principios de la no-discriminación y de la igualdad ante la Ley y el derecho a la Libertad de pensamiento y de convicción. Es importante la lucha para que no se menosprecie la violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, en especial la libertad de religión O CREENCIA DE CUALQUIER NATURALEZA. La expresión exterior da libertad religiosa es una forma de manifestación del pensamiento (pienso, luego existo). En esta coexistencia vamos encontrar libertades: la de creencia; la del culto y la de la organización. La de la libertad de creencia surge de la
  • elección (o no) de la religión, la libertad de adherir a cualquier secta religiosa, la libertad (derecho) de mudar de religión. Hay límites, pues esa libertad no comprende la de embarazar el libre ejercicio de cualquier religión, de cualquier creencia, una vez que esta libertad va hasta donde no perjudique la de los otros. Ese derecho puede ser estudiado en los juzgados del Tribunal Europeo de los Derechos del Hombre. El articulo número 9, de la Convención Europea de los Derechos del Hombre, trata de la Libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Dice que "cualquier persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de consciencia y de religión; este derecho implica la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual o colectivamente, en público y en privado, por medio del culto, de la enseñanza, de prácticas y de la celebración de ritos". El Decreto 678, del 6 de noviembre de 1992, del Gobierno Brasileño, trata del asunto con base en el Derecho Constitucional Internacional, Pacto de San José de Costa Rica (Convención Americana de Derechos Humanos), ratificado el 25 de septiembre de 1992. El artículo 12 de la Declaración enfatiza el artículo número 9 antes referido, expresando el derecho de cambiar de creencia y consagrando los demás derechos. Las personas solo despiertan para la importancia de la libertad religiosa después de ser salvos de alguna amenaza concreta. Yo desperté cuando su Julio, en la Unión Espírita Suburbana, Méier. RJ.RJ,, me contó lo que los religiosos hicieron con una casa espírita en los años dorados (1960). Vamos a saltar a los años 90. Hasta 1992 funciono en la UFRJ el "Grupo Jesús Gonçalves", en el Centro de Ciencias de la Salud. Con Edesio (Fraternidad André Luiz) y Paulo Hobaica (Obreros del Bien) hicimos muchos estudios espíritas y combatimos la lepra estigma, que asusto a funcionarios ante un caso de hanseníase (rápidamente curado) entre nosotros. Este grupo fue el embrión del NEU-RJ. Promovimos un encuentro
  • que reunió 300 personas, en el anfiteatro noble ("quinhentão") para oír y debatir el tema "la Regresión de la Memoria". Convidamos al periodista Luciano de los Anjos. Surgió el "FUEGO AMIGO". Aún no soy adepto de Roustaing y no estoy preocupado en agradar a nadie, más si registrar el interés por el derecho constitucional y por la libertad de creencia. La libertad de religión es muy importante para la humanidad, siendo uno de los pilares de los derechos humanos y de la Democracia. Soy espírita, demócrata. Sé que la democracia, como aleccionaba Norberta es cansativa (1990-2005), opera el tiempo, mas no me presentaron una cosa mejor. Creo que uno de sus defectos es no haber conseguido contornar el poder neurótico. La libertad religiosa está en el cerne de la problemática de los derechos humanos fundamentales. No existe plena libertad cultural, ni plena libertad política sin libertad religiosa. Algunos autores van mismos al punto de ver en la lucha por la libertad de religión el verdadero origen de los derechos fundamentales. No se trata ahí apenas de la idea de "Ãtica de la Tolerancia" como la declinamos para los Núcleos Espíritas Universitarios, más si de la concepción de la libertad de religión y creencia, como derecho inalienable del hombre, tal como vino a ser proclamado en los modernos documentos constitucionales. Toda la doctrina, leyes, declaraciones del derecho internacional, juzgados, pareceres, noticias apuntan para el respeto y la protección de la libertad de religión y creencia como requisitos para el ejercicio pleno de la democracia y ciudadanía y aún como medios de combatir la discriminación y la intolerancia religiosa y de creencia. En la aplicación, el ejercicio de esa libertad no puede prescindir del principio de la igualdad, pues está calcada en la idea de la dignidad de la persona humana y necesita del reconocimiento de su importancia por el poder político. Esta libertad ya despuntaba en nuestras Constituciones desde 1824. Puede ser utilizada como termómetro para evaluación del grado de democracia y cultura de un pueblo.
  • La vacunación de las personas es un gran desafío. Intolerancia no es enfermedad contagiosa, mas es contaminante. Para las enfermedades ligadas a los derechos fundamentales existen remedios constitucionales. El primer esquema sustentador del derecho constitucional es el principio de la legalidad. Nadie será obligado a hacer o dejar de hacer alguna cosa sino en virtud de la ley. En el artículo número 9 de la Convención Europea podemos encontrar juzgados enfatizando las convicciones humanas, de orden religioso, filosófico, moral, político, social, económico o científico. Esos derechos pueden ser invocados individualmente o por persona jurídica. Hay una queja (número 8282/78) que originó la Decisión del 14 de julio de 1990, donde la Comisión reconoció que una campaña de agitación contra una iglesia o grupo religioso puede acarrear responsabilidad del Estado si las autoridades no toman medidas apropiadas para el fin. La casa espírita, allá en los años dorados, tuvo que empacar. La agresión sufrida no gano la prensa espírita como "la pictografía ante los tribunales". Ahora en 2005 escribí un texto que también no fue aceptado en un periódico espírita - "Torres Gemelas Afro"(*). En el hago un relato sobre el problema vivido por los Umbandistas y por los adeptos del Candomblé. Con ellos también mantengo amistad, en el caso contrario tendría que renegar muchos amores familiares, que no piensan como yo. En la universidad fuimos entrenados para todo examinar, incluyendo la hipótesis de lo absurdo. Mi laboratorio, en el Departamento de Patología, funcionaba como Centro de Referencia del Ministerio de la Salud para las Corinebacterioses. Recibimos del LACEN de Brasil una muestra que se sospecha de Corynebacterium diphtheriae, agente de infección respiratoria grave en el período infantil. Acontece que el bacteriólogo clínico la había aislado del líquido espermático y en nuestro laboratorio demostró gran capacidad de producir exotoxina. Publicamos el caso en las Memorias del Instituto Oswaldo Cruz. Si no fuese por el cuidado del
  • LACEN la muestra habría sido referida como difteróide (aquel que parece, mas no es). Puedo hasta parecer, más aun no soy. En materia religiosa, para que podamos desenvolver cualquier convicción es necesario que haya la posibilidad de comunicación con otros y consecuentemente tener acceso a diferentes puntos de vista. En un Estado de Derecho, la libertad religiosa solo tiene sentido en condiciones de reciprocidad y el derecho de igualdad presupone el derecho a la diferencia (somos iguales, mas diferentes y, diferentes, mas, sobretodo, iguales) Luiz Carlos D. Formiga Formigalcd@aol.com _______________ (*)