MEDEA Y EL INQUIETANTE VERSO DE 1 à 1 à 1 1 1 Û 1 Z Y 1 ï 1 ï ð 1 1 ð 1 1 1 1 à¡ 1 1 1¢ 1…

  • Published on
    25-Sep-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Transcript

  • Marcioclodio Una web sobre los textos de la cultura clsica. Traducciones literales y directas del griego y del latn. Notas al texto y comentarios. Amplia seleccin de autores y textos. Sitio muy adecuado para estudiantes universitarios. ____________________________________________________________________________________________ Medea y el inquietante verso de Ovidio En principio y muy brevemente unas consideraciones sobre este formidable poeta. Publio Ovidio Nasn naci en el ao 43 a. C., en Sulmona, una ciudad relativamente prxima a Roma y muri en el ao 17 d.C., en las alejadas y glidas tierras del Mar Negro, desterrado por orden del inflexible emperador Augusto. Fue uno de los ms grandes poetas de la antigedad. Ovidio tena una prodigiosa facilidad para componer versos. Desde el punto de vista tcnico era superior a todos los poetas, incluso a Virgilio y al propio Horacio. Sus versos son ms verstiles y ligeros, contienen menos espondeos, muchas menos elisiones, etc. La belleza formal de sus versos influy en gran manera sobre la mayor parte de los poetas latinos. As se puede observar en las composiciones de Marcial, Lucano, Estacio, etc. Ovidio ha influido sobremanera en la obra de Caldern de la Barca, Dante, Shakespeare, Cervantes, Boccacio, Petrarca, etc. Adems, a travs de los siglos y muy especialmente durante la Edad Media, la popularidad de Ovidio sobrepas a la del mismsimo Virgilio. Entre su abundante produccin se encuentra la obra Heroides, llamada Heroidum epistulae cartas de heronas. Es una composicin basicamente feminista en forma de cartas de amor. Ovidio atribuye estos relatos novelescos a las heroidas, que de una manera narrativo-reflexiva describen sus desventuras y sus amores insatisfechos en 21 cartas: 17 propiamente de heroidas, hijas de hroes, a sus amados; 3 de hroes que contestan a sus amadas (Heroides XVI, XVIII y XX) y 1 de la poetisa Safo a Fan (Heroides XV). Desventuras y desamores, por los que estn pasando las distintas heroidas debido a las desatenciones amorosas de sus amados. Ovidio fue gran admirador de la belleza femenina y un gran defensor de los derechos de la mujer frente al hombre. En el punto intermedio del libro Heroides encontramos el siguiente verso: Quod facere ausa mea est, non audet scribere dextra. Este verso aparece en Ovidio, Heroides XII, 115. (Medea Iasoni), es la primera unidad (el hexmetro) de un dstico elegaco, y cuya traduccin literal es lo que hacer os, no osa escribir mi derecha, esto es, lo que hacer se atrevi mi derecha, no se atreve escribir. En esta composicin (Heroides XII) nos encontramos a Medea, tal vez la herona ms siniestra que aparece en toda la mitologa universal y la que ha ejercido la ms sugerente atraccin. Su persona nos poduce al mismo tiempo compasin y terror, fascinacin y congoja. Es el prototipo de mujer fatal. Sus celos, su pasin desenfrenada, su demencia, su irracionalidad, su maldad la llevarn a perpetrar los crmenes ms horrendos . Su amor apasionado y su odio delirante generarn las ms terribles venganzas. Del personaje de Medea se han ocupado los trgicos griegos y latinos Eurpides, Sneca y Ovidio, en su nica tragedia hoy perdida. Medea est presente en las Argonauticas de Apolonio de Rodas, en por lo menos una decena de peras nos encontramos tambin el mito de Medea y Pasolini la llev al cine, protagonizada por Mara Callas, que ya haba interpretado, y por cierto con extraordinario xito, el papel de Medea en la pera de Cherubini. Segn la mitologa griega, Medea era hija de Eetes, rey de la Clquida y de Ida, segn otros de Hcate, diosa de la brujera. Medea era hechicera como Hcate y su ta Circe. Cuando Jasn, desde Yolcos en Tesalia, al frente de los Argonautas llega a la Clquida, en el Mar Negro, en busca del Vellocino de Oro, por causa de la prueba a la que le someti su to Pelias, para que pudiese recuperar el trono de Yolcos, del que se haba apropiado deponiendo a su padre Esn, es recibido por el rey Eetes que accede a entregarles el velln, si Jasn consegua realizar estas puebas: uncir dos bueyes de bocas llameantes, arar un campo y sembrar en l dientes de dragn. Medea, que se ha enamorado de Jasn mediante la intervencin de Afrodita, Hera y Atenea, decide ayudar al hroe, traicionando a su pueblo y a su padre. Le hace entrega de una pocin mgica, dotndole de una fuerza sobrenatural, con la que consigue someter a los bueyes y arar el campo. A continuacin, siembra los dientes de los que surge, de cada uno de ellos, un soldado esqueleto. Una vez que ha brotado de la tierra todo el ejrcito de soldados esqueletos, Jasn les lanz una gran piedra entre ellos , que al sentirse atacados empezaron a luchar entre ellos hasta su total aniquilamiento. Superadas las pruebas, el rey Eetes se neg a cumplir lo pactado. Entonces Medea los gui hasta un lugar del bosque que esconda el vellocino, en donde moraba, como guardin, un terrible dragn con poderes hipnticos. Medea redujo a la bestia y permiti a Jasn la consecucin del trofeo. Despus los Argonautas escaparon de la Clquida en direccin a su patria en Tesalia. Medea se vi obligada a acompaar en su regreso a Jasn, puesto que su padre Eetes no iba a perdonar la traicin, que les haba infligido y en su huda se llev consigo a su hermano Apsirto . Las naves de Eetes salieron en su persecucin y para evitar que su padre les diese alcance, Medea mat a su hermano Apsirto, lo despedaz y lo fue arrojando al mar para que Eetes perdiese el tiempo recogiendo los restos del cuerpo de su hijo. Los Augonautas llegan a la isla Eea, morada de Circe. All la hechicera purifica a Medea y Jasn por el crimen de Apsirto y posteriormente se unen en matrimonio. Cuando los Argonautas regresan a Yolcos, Jasn le pide a Medea que rejuvenezca a su padre Esn. Despus le lleva a su to Pelias el vellocino de oro, pero ste se niega a entregarle el trono. Entretanto Medea empieza a maquinar un plan para deshacerse del rey Pelias y ofrece a sus hijas la posibilidad de rejuvenecer a su padre como lo haba hecho con Esn. Ellas acceden y Medea se dispone a mostrarles cmo lograrlo. Mata y despedaza un carnero, lo pone a cocer con unas hierbas. Al punto, se convirti en un cordero. Las hijas procedieron del mismo modo que les haba enseado la hechicera, pero el experimento no funcion. Por causa de este crimen Medea y Jasn se vieron obligados a huir de Yolcos y se dirigieron a Corinto, al amparo del rey Creonte, donde moraron varios aos y nacieron los dos hijos de su matrimonio. Jasn se sinti atrado por Glauca, hija del rey Creonte, y decidi abandonar a Medea. Esta

  • envi, como regalo de bodas, un vestido que ardi y la abras a ella y a su padre. Luego di muerte a sus hijos y se encamin a Atenas junto al rey Egeo, con el que engendr a pesar de su edad avanzada a Medo. Pero, al aparecer Teseo, hijo de Egeo y de Etra, que haba estado alejado de Atenas durante mucho tiempo, por decisin de su padre, pues tema por su vida a consecuencia de la respuesta dada por el orculo de Delfos aos atrs, y temiendo Medea que le arrebatase el trono a su hijo Medo, trat de envenenarlo sin xito. Por este motivo Medea tuvo que huir y se dirigi a la Clquida, donde despus de multiples artimaas consigui imponer a su hijo Medo como rey. Se dice que Medea lleg a vivir eternamente en las Llanuras Eliseanas como inmortal junto a Aquiles. Hasta aqu lo que dice 'grosso modo' la mitologa griega. Ahora vamos ver lo que refiere Ovidio en Heroidas XII, (Medea - Iasoni Medea a Jasn) versos 101 y siguientes. Ovidius, Heroides XII (Medea Iasoni), 101 y ss. Insopor ecce vigil squamis crepitantibus horrens He aqu el insomne vigilante, por el crepitar de escamas horrorizado, sibilat et torto pectore verrit humum! silba y con su tembloroso pecho barre la tierra! dotis opes ubi erant? ubi erat tibi regia coniunx, Dnde las riquezas de tu dote estaban? Dnde estaba para ti la regia esposa, quique maris gemini distinet Isthmos aquas? y el Istmo el cual de un mar gemelo separa las aguas? illa ego, quae tibi sum nunc denique barbara facta, 105 Yo, la que para ti te he resultado ahora finalmente extranjera, nunc tibi sum pauper, nunc tibi visa nocens, ahora para ti te he parecido pobre, ahora para ti culpable, flammea subduxi medicato lumina somno, sus llameantes ojos arrastr a un preparado sueo, et tibi, quae raperes, vellera tuta dedi. y a ti, para que t lo robases, el vellocino seguro yo te d. proditus est genitor, regnum patriamque reliqui; Fue traicionado mi padre, mi reino y mi patria abandon; munus, in exilio quod licet esse, tuli! 110 como un regalo, en el exilio que me es lcito, yo he soportado! virginitas facta est peregrini praeda latronis; La virginidad lleg a ser el botn de un extranjero ladrn; optima cum cara matre relicta soror. mi buensima hermana con mi querida madre he abandonado. At non te fugiens sine me, germane, reliqui! Pero yo huyendo a ti, hermano, sin m no te he dejado! deficit hoc uno littera nostra loco. Se aparta en este nico lugar la carta nuestra. quod facere ausa mea est, non audet scribere dextra. 115 Lo que hacer os, no osa escribir mi derecha. sic ego, sed tecum, dilaceranda fui. As yo, pero contigo, hube de haber sido despedazada. nec tamen extimui quid enim post illa timerem? Y sin embargo no tuve miedo pues qu despus de aquellas cosas yo temera? credere me pelago, femina iamque nocens. confiarme al mar, como mujer y ya culpable. numen ubi est? ubi di? meritas subeamus in alto, Dnde el numen est? Dnde los dioses? Suframos las merecidas tu fraudis poenas, credulitatis ego! 120 penas en el mar, t de fraude, de credulidad yo! Compressos utinam Symplegades elisissent, Ojal comprimindonos las Simplgades nos hubiesen destrozado, nostraque adhaererent ossibus ossa tuis; y nuestros huesos se adhiriesen a tus huesos; aut nos Scylla rapax canibus mersisset edendos o a nosotros la Escila rapaz con sus perros nos hubiese sumergido para devorarnos, debuit ingratis Scylla nocere viris -; debi Escila perjudicar a los ingratos hroes; quaeque vomit totidem fluctus totidemque resorbet, 125 y la que vomita tantas olas y tantas reabsorbe, nos quoque Trinacriae supposuisset aquae! tambin nos hubiese puesto bajo la Tinacria agua! Esto es lo que el poeta latino Ovidio nos relata en su obra Heroides XII 101-126. En cuanto al verso quod facere ausa mea est, non audet scribere dextra lo que hacer os, no osa escribir mi derecha, es decir, lo que hacer se atrevi mi derecha, no se atreve escribir, "what my right hand dared to do, it does not dare to write", hace referencia al asesinato y descuartizamiento por parte de Medea de su hermano Apsirto y se lamenta de que le tiemble la mano y no pueda describir los hechos ocurridos, cuando no le tembl para realizar semejante felona. Efectivamente, al huir de la Clquida por mar Jasn y Medea son perseguidos por su padre Eetes y para retrasar a los perseguidores Medea, que ha dado muerte a su hermano, va lanzando por la borda los pedazos de su hermano descuartizado, obligando a su padre a recogerlos. En el texto de Ovidio se describe el gran dolor, que embarga a Medea al pensar en la accin fratricida que ha cometido y su nimo, en un desvaro total, la induce a dirigirle la palabra a su hermano ya muerto. En el verso 113 le dice: at non te fugiens sine me, germane, reliqui!, pero yo, huyendo, no te abandon, hermano, sin m!, es decir, pero yo, huyendo, a ti, hermano, sin m no te he dejado!. Ciertamente Medea se lleva a su hermano con ella, pero con una intencin muy diferente a la que parece indicar en este verso, puesto que tena la intencin de que le sirviese de escudo protector frente a la persecucin de su padre. Despus, llama un poco la atencin, el hecho de que en el relato de Ovidio, hay un momento en que el poeta latino interrumpe la fluidez y desarrollo de la carta y parece que no quiere contar lo ocurrido realmente y recurre a un inciso con una llamada de atencin precisamente en este momento de la carta, verso 114: deficit hoc uno littera nostra loco, se aparta en este nico lugar nuestra carta. Ya no sigue con el desarrollo de la narracin, como lo estaba haciendo hasta ahora y con este inciso Ovidio pone en boca de Medea una especie de alerta o justificacin, que nos va a revelar lo ocurrido, aunque de una manera velada, en el enigmtico verso115: quod facere ausa mea est, non audet scribere dextra lo que hacer os mi derecha, no osa escribir. Comentario del verso 115. Quod facere ausa mea est, non audet scribere dextra. Lo que hacer se atrevi mi derecha, no se atreve escribir.

  • Quod facere ausa mea est, non audet scribere dextra] aliteracin (figura de diccin que repite la primera letra de las palabras), homoteleutia (semejanza entre los finales de dos palabras prximas en el discurso, de dos frases o de miembros de frases). Ausa est, audet] poliptoton (figura que consiste en repetir un nombre o un pronombre en diversos casos o formas, o un verbo en distintos tiempos). Obsrvese las dos sinalefas (es la supresin de la vocal o diptongo final de una palabra, absorbida por la vocal o diptongo de la siguiente, la cantidad de la slaba resultante ser la de la vocal o diptongo de la segunda slaba), quod facere ausa mea est, non audet scribere dextra. Ntese tambin el paralelismo entre la primera y la segunda parte del verso. quod || facere || ausa[est] || mea[dextra] est, non || [scribere] || audet scribere || dextra Ntese el quiasmo (ordenacin cruzada de elementos componentes de dos grupos de palabras, contrariando as la simetria). ... facere ausa ... est, || ... audet scribere ... verbo infinitivo verbo || verbo verbo infinitivo Quod facere ausa mea est, non audet scribere dextra] onomatopeya o armona imitativa, es la evocacin de una sonoridad por las palabras que la representan. La oclusivas -c-, -t-, -d-, -b- y la -r- sugieren brusquedad, desagrado y miedo; la -s- y -x- susurro y ocultacin. El extraordinario ingenio de Ovidio se pone de manifiesto en versos como ste, que puede considerarse como una sentencia psicolgica. En otros lugares de esta misma obra encontramos otras frases sentenciosas muy similares. Ovidius, Heroides XIV (Hypemestra Lynceo), 17-20 Cor pavet admonitu temeratae sanguine noctis El corazn se atemoriza por el recuerdo de la noche manchada de sangre et subitus dextrae praepedit ossa tremor. y un sbito temblor se opone a los huesos de mi derecha. quam tu caede putes fungi potuisse mariti A la que t creeras que podra causar la muerte al marido, scribere de facta non sibi caede timet. 20 escribir del crimen cometido no por ella teme. Ovidius, Heroides XV (Sappho Phaoni), 133-134 Ulteriora pudet narrare, sed omnia fiunt Lo restante me avergenza narrar, pero todo se ha hecho et iuvatet siccae non licet esse mihi. y me complace y estar seca no me es posible a m. Ovidius, Heroides XIX (Hero Leandro), 63-64 Multaque praeterea lingua reticenda modesta, Y muchas cosas adems la lengua modesta ha de callar, quae fecisse iuvat, facta referre pudet. las cuales haber hecho complace, hechas, referir avergenza. Finalmente decir que Medea es una mujer excepcional. Es inteligente y astuta, impetuosa y temeraria, malvada y vengativa. Es admirada por muchos, pero sobre todo, es odiada por casi todos. Aparece representada como un ser maligno, una bruja o hechicera capaz de las peores atrocidades. Pero no siempre, Apolonio de Rodas y Ovidio la presentan como una mujer hermosa, muy enamorada de su marido. Eurpides muestra sus rasgos ms turbadores, ocasionados fundamentalmente por la infidelidad de su marido. Nota: La traduccin, mal que bien, es cosecha propia. La bibliografa empleada, y no referenciada, para el comentario de este texto es mltiple y variada. De cualquier manera, considrese citada toda persona o entidad, que piense que se haya tomado parte del texto de alguna de sus publicaciones. j.-c.o.r.

Recommended

View more >