Los Días Del Venado

  • Published on
    12-Jan-2016

  • View
    13

  • Download
    0

DESCRIPTION

Resumen

Transcript

Los Das del Venado

Vuelven las LluviasEn el Bosque de los Confines, habitaba una tribu llamada "husihuilke", en la que vieja kush era la ms anciana, quien tena un hijo, Dulkancellin, que sufri la prdida de su esposa Shampalwe, fallecida por la venenosa mordida de una serpiente, y luego de muerta encontrada y llevada por los lulus hacia vieja kusk. El hijo de Kush y Shampalwe tuvieron 3 hijos y dos hijas, Thungur, Piukeman, Kume, Wilkilen y Kuy-kuyen. Era rutina que vieja kush preparara comida para los lulus (criaturas a las que se las diferenciaba por el color de sus colas segn su edad); pero un da, la anciana se sorprendi al ver que la mirada de los lulus era la misma que la que llevaban el dia de la muerte de Shampalwe, lo que hizo que la anciana se pusiera alerta, al igual que Dulkancellin luego de escuchar los tambores de Kupuka desde los volcanes.La noche del guerreroDulkancellin no poda dormir, pensaba en los tambores ruidosos del da. Cuando lo logro, so con ruidos detrs de la puerta de la habitacin, lo que hizo que el guerrero la abriera y dejara ver el mar Lalafke tapando el cielo derrumbndose sobre su casa. El hijo de la anciana grito al verlo y el mar se abri dando paso a hombres en los lomos de animales con los que avanzaba. El se despert sobresaltado, luego record que deba ir al valle de los antepasados con toda la familia, como lo hacan cada ao antes de la epoca de lluvias.*Donde esta kupuka?*Al llegar a el valle de los antepasados luego de todos los preparativos, faltaba Kupuka,el brujo de la tierra, quien siempre se encontraba primero en aquellas fiestas. Caminando con la familia, Thungur decide adelantarse, y luego de un instante se comienza a acercar agitando algo en su mano. Cuando el pequeo abri su mano, dejo ver que se trataba de una pluma de oropndola (depende de su encuentro significara algo), lo que hizo que los ms chicos se desepcionaran ya que esperaban algo mas entretenido y sorprendente, por el contrario de los mayores que se encontraban sorprendidos y preocupados. Este encuentro no deba ignorarse, signifaria que sobre Thungur caeria la responsabilidad de procurar sustento y proteccin de su familia. En el valle, Piukeman salieron en busca de Kupuka, y lo encontraron comunicndole algo a los animales, pero el brujo envi a algunos insectos para que los nios se desconcentraran, los nios se fueron de all, pero haban desobedecido una norma de su tribu, la cual dictaba que no se poda cruzar la puerta de la lechuza, donde se encontraba kupuka. Un viajeroUn viajero llamado Cucub parta desde Beleram hasta la Tierra de los Confines, ms precisamente hacia la casa de Vieja Kush, mandado como mensajero por los supremos astrnomos, con comunicados sobre catstrofes prximas.Este es un captulo misterioso ya que se deja de lado la historia y la vida de los husiulkes y se pasa a otra de alguien que todava no se conoce. El capitulo me parece medio aburrido ya que relata solo el viaje de este hombre, no da a conocer el objetivo por lo que tambin deja una intriga, pero no me parece atrapante, ni interesante. Dos visitantesCada Husihuilke conservaba un cofre, heredado por generaciones, que los mayores tenan consigo. En l se guardaban recuerdos de todo lo importante que le haba ocurrido a la gente del linaje familiar a travs del tiempo. Los recuerdos que un linaje a perdido viven en las casas de otros linajes.Mientras Dulkancellin pensaba en el sueo de su noche anterior que tambin tendra q ver con todo eso.Llamaron a la puerta con un golpe fuerte. Era Kupuka todo la familia se haba puesto en pie para recibirlo a excepcin de Wilkiln que se senta avergonzada por lo ocurrido.Kupuka le habla a Dukancellin ,le dice que su vida esta a punto de cambiar, que trae noticias que a todos los corresponden.- Un hombre camina en direccin a esta casa, ya casi llega. Es un zitzahay, y ha sido enviado por su pueblo como mensajero y gua.No nos sobra el tiempo; Los astrnomos dieron un mandato, y sin demora, todos los recursos de la magia se pusieron a andar para poder cumplirlo. Siempre que grandes cosas parecen suceder, el equivoco y la traicin estn rondando; Hasta millegaron los halcones, mas all de la puerta de la lechuza, del otro lado del limite es posible entender sin reservas el lenguaje de los animales. Los supremos Astrnomos escogieron algunos pocos odos, de un lado y otro de las tierras frtiles, para enterarlos de grandes sucesos que acontecen o que acontecern. El hombre zitzahay te llevara con el y ser por un largo tiempo. Y debes hacerlo por tu pueblo tal vez todo esto este en peligro.Una conversacin importanteEn una conversacin familiar junto a los visitantes, Cucub se present y habl de su misin junto a Kupuka. De repente, Kush haba escuchado las primeras lluvias, ganando el privilegio de imponer su voluntad ante todos, el cual haba ganado hace varios aos seguidos. Luego de esto, Dulkancellin y los dos viajeros continuaron hablando solos sobre lo que el mensajero traa consigo desde la boca de los Supremos Astronomos. Con el fin de la conversacin, con Kupuka en la puerta, el brujo le pide a Dulkancellin que le pidiera al viajero zitzahay muestre la seal dada por los Astronomos, para demostrar que era el autentico mensajero, una pluma de Kukul.Podemos observar claramente la postura de Dulkancellin frente al mensajero y la desconfianza que este carga.En este capitulo todo comienza a cerrar pero se abre nuevos caminos a interrogantes y dudas sobre el futuro de las tierras, de las personas y de Dulkacellin.An escucho caerla lluvia antes que tDulkancellin le pide a Cucub que le muestre la pluma de kukl, pero este no la encuentra sabiendo que antes de llegar a esa casa se aseguro de tenerla. Dice que es el mensajero que Kupuka y dulkancellin estaban esperando.Pero Dulkancellin no le crey. Porque cucub esta obligado a mostrarle la pluma la cual era la nica forma para probar que sus palabras y sus intenciones eran la misma cosa. No pudo hacerlo y todo lo que dice en adelante podra decirlo un traidor. La muerte es justicia para ti Zitzahay. En un momento cucub pens en escapar, corriendo no porque la tranquera era muy pesada y seguro lo iban a detener, luego pens ayudarse con unas cerbatana pero mucho antes de que el pudiera rozarla Dulkancellin lo sostena de un brazo. Los dos hombres estaban dispuestos a partir hacia el bosque. Justo entonces Kume dio un paso adelante y dijo padre espera! .Pero Vieja Kush indico a Kume que se detuviera y dijo- Dulkancellin no te lleves al zitzahay al bosque! Djalo con vida, y emprende con el tu viaje al norte. Que el Brujo de la tierra decidida la suerte del que dice llamarse Cucub. "estoy invocando mi derecho; an escucho caer la lluvia antes q t. Dulkancellin le dice a Cucub que tiene la vida pero no la libertad.Es un capitulo de muchas desconfianzas y muy atrapante para el lecto, lleno de incertidumbres y preguntas sin responder, muy atrapante.La cancin del prisioneroEn este captulo se revela un enorme secreto, la pluma de Kukul, que para Cucub debera ser primordial para comprobar ser el mensajero, haba sido escondida por Kume, uno de los hijos del guerrero Dulkancellin, por desconfianza al mensajero. Hasta que un pequeo terremoto sacudio la Tierra de los Confines, y en la casa de la familia, cayeron, entre muchas cosas, mantas con la pluma dentro de ellas, y Kume asumi que el haba sido el culpable, provocando que su padre adems de avergonzado se sienta decepcionado. Me gusta este captulo aunque deja preguntas sin responder Porqu Kume hizo esto? Qu pasar con l? De msico a mensajeroEl capitulo gira en una conversacin en donde Cucub le cuenta a la familia su historia de porqu haba llegado a ser mensajero, comenta sobre la casa de las estrellas, su largo viaje. Habla tambin de que se aproxima una batalla que ni la magia poda entender.Este captulo no me gust ya que es un largo relato de la vida de Cucub.Los hechos antiguosEste es uno de los captulos mas importantes de la primera parte del libro, Cucub le cuenta a Vieja Kush, Dulkancellin y Thungr las historias de las dos posibles llegada de extranjeros, es decir los breos o Misianes. Lo que me sorprende es como en este libro los sentimientos estn en personas o cosas, como en el caso de Misianes, que es considerado odio eterno o el hijo de la muerte, o como la pluma de Kukul que comprueba que Cucunb era un mensajero autentico o la plua de oropndola, etc.Este capitulo explica el objetivo del guerrero y del mensajero y deja dos posibles guerras, una del bien y una del mal.Adis!Todo lo necesario para el largo viaje estaba dispuesto desde la jornada anterior. Era momento de partirEl guerrero saluda a todos sus familiares menos a Kume, y resalt que solo tena 4 hijos dejndolo de lado, pero el mensajero quiso deshacer el rencor con Kume pero este no acepto sus disculpas, asique partieron a Belerman.Dulkancellin sabia que todos esperaban orle pronunciar una sola palabra regresare ; pero el no sabia llorar, ni tampoco mentir. Solo dijo adis!PARTE SEGUNDA IIHacia el norteEl da en que emprendieron el camino hablaron de cosas sin importancias. El capitulo fue avanzando con los hechos que sucedieron los primeros das del viaje, uno de ellos fue cuando Dulkancellin un da oscuro, tan cerca de donde Shampalwe haba cortado sus ltimas flores, el guerrero vio a su esposa. La vea danzando a orillas del lago. Ella lo saluda y l le devuelve el saludo desde la cueva.As continua el capitulo hasta que todos los atardeceres se encontraban con los lulus y un da 3 de ellos se acercaron. Los lulus tambin estaban convocados al concilio y se dirigan a la casa de las estrellas pero lo que a Cucub le sorprendi esque eran mas que 2, eran casi un ejercito entero. Los lulus le mostraron la piedra de alva cuando la piedra cambie de color y de blanca se torne a oscura, ser porque termina la potestad de la vida sobre la muerte; la piedra tenia forma perfectamente cilndrica, y era de color blanco traslucido. Sin embargo, en su interior se vea una mancha oscura de contorno regular. Los lulus esperaban que eso fuera suficiente para entender que se aproximaba una guerra. Para que la magia tome sus armas sin demora. De lo contrario ser nuestro merecido destino. Cucub le dice a los lulus que no era tiempo para andar divulgando estos hechos. Pero ellos le respondieron que no pensaban igual que cucub.El tapiz sobre la arenaA diferencia del mensajero zitzahay, los lulus, no evitaron el encuentro con los pastores. Al contrario, se esforzaron en dar con ellos.El jefe de los pastores escucho todo lo que el anciano lulu tena para decir; el lulu iba a ensear la piedra de alba pero en esta ocasin algo lo detuvo. Luego le convidan al grupo de lulus agua de maz para que siguieran su viaje con mayor fuerza, y que se adelantaran con su ejrcito, ellos se uniran en la comarca aislada. Los pastores los llevaran hasta el lugar donde realizaban sus celebraciones extendieron un tapiz tejido con hilo de caa tierna. Las criaturas de las islas bebieron con gusto el agua de maz ligeramente acida, y fresca. Los pastores no compartieron el festn, solo los miraban beber, los miraban con ansiedadCucub y el guerrero no volvieron a ver los lulus. Estaban a orillas del pantanoso, en el lmite de los confines, preocupados porque el Brujo de la tierra an no se haba presentado. El viento del norte trajo malas noticias, el aire, el viento ola a muerte. El guerrero le dijo a cucub que deban ver que haba ocurrido pero cucub insista en que no podan retardarse y no quera encontrarse con los pastores. Pero dulkancellin insisti hasta que lo logr.Entremedio de unas dunas, los hombres pudieron ver al ejercito de los lulus descomponerse al sol, Dulkancellin decici bajar para investigar la causa de su muerte y encontrar la piedra del alba. Not que los lulus no se haban muerto peleando, pelear contra un grupo de lulus enfurecidos no era nada fcil de salir con vida, pero los pastores haban agarrado a Cucub asique no pudo seguir con su trabajo.Es un capitulo muy interesante ya que te deja con muchas intrigas Por qu los pastores mataron a los lulus?El cautiverioLos pastores retuvieron a Cucub y Dulkancellin hatsa que llegara el jefe. Mientras tanto, el mensajero se dedic a pensar como huir de ese lugar. Se le ocurri un plan, el saldra por una pequea ventana, al lograr salir el zitzahay comenz a hacer el siseo de una vbora para distraer al centinela, lo continuo haciendo hasta que el gerrero puso salir del cuarto y dejar todo como estaba. Ninguno de los pastores supieron que los hombres haban escapado.Este captulo no relata nada importante , solo explica el escape de estos hombres y el sueo del guerrero en donde se revelaba que los pastores haban envenenado a los lulus, pero era solo un sueo.El da en que zarparon las navesCuando salieron de all, Cucub y Dulkancellin cargaban con dos estacas apropiadas para despuntarlas, una vara de caa que servira para sustituir la cerbatana de Cucub y algunas piedras aprovechables como herramientas.En el camino un guila vol en crculos, Cucub la reconoci era ella, el guila que les traera alivio. Los hombres siguieron hasta que se encontraron con Kupuka, mientras caminaban apareci un oscurecimiento fugaz. Saban que aquello era solo el principio de algo que vena detrs y lo que vena no se hizo esperar demasiado. Una sobra apareci desde lejos, eran cientos y cientos de cientos, de animales avanzando.Pero tal como Kupuka lo crea, la multitud de pequeas bestias pas cerca de ellos sin distraerse de su avance. Mientras se alejaban volvieron a simular un manto despus una sombra y por ultimo una lnea negra. El Brujo dijo los extranjeros se han puesto a navegar. A partir de ahora, cada instante los acerca a ellos y le dio unas instrucciones de cmo seguir y como escapar de los pastores si se presentaban.Este captulo yo dira que es bastante atrapante ya que suceden muchos acontecimientos, y es muy movilizador.En una casa extraaAl llegar, Cucub les relat el ltimo tramo del viaje, en donde no hubo complicaciones.Zabralkn le dice a dulkancellin sabemos que no existe el tiempo de explicar todo a cada uno. Somos quienes somos, y hacemos lo que debemos hacer, esa fue su explicacin y el guerrero se puso a ver aquellas construcciones, es donde los astrnomos habitan y tienen sus observatorios. Los Astronomos le explicaban a los recin llegados y les advertan que los extranjeros no aguardaran a que se pongan de acuerdo y que las naves llegarn pronto y an no saban con qu fines. Tambin les hablaron de Misaianes.La nueva orden de los astrnomos como de costumbre, apoyada en razones claras sorprendi a Cucub: hasta que todo acabara, no podran abandonar la casa de las estrellas. Aunque Zabralkn le dijo a Cucub que haban decidido que l hara una visita al supermercado de Beleram, el lugar donde se renen personas de todas las aldeas cercanas. Como Cucub conoce varias de ellas y confan en el, tendra que ir all y enterarse de todo lo que comentaran.El concilio se reneEl concilio estaba formado por Zabralkn, supremo astrnomo y el primero en la cofrada del aire libre. Molitzms, del pas de los seores del sol. Dulkancellin representante de los husihuilkes. Ella es Nakn, del clan de los bhos. Elek, de la estirpe de los Breos que llamamos acechadores del Mar. Illn-che-e, el que hablar por los pastores. Bor, supremo astrnomo del pueblo Zitzahay. En la estera vaca debi estar el representante de los lulus.El hombre que ocupaba la novena estera, a un costado del semicrculo, extendi en el piso nueve paos de tela labrada. Eran 7 cdices de corteza plagada donde estaban escritas las noticias que los Breos haban trado por el mar. Nakn era la nica mujer en el concilio. Llevaba el pelo volcado hacia un lado y sujeto varias veces con un cordn. Elek tena el pelo como pulpa de zapalloMisianes el hijo de la muerte hablaba parecido a la verdad; Las consecuencias que traera Misianes serian si son derrotados en esta guerra, la vida caer con ellos. Y el odio eterno caminar por el atardecer de la creacin.Este concilio deba disear un plan y ponerlo en funcionamiento. Eso era sabido por todos. Lo nuevo es que deben hacerlo renunciar a la idea de conocer la identidad de los que vienen y sus verdaderos propsitos. Haba que procurae que la decisin tenga patas de venado para que pueda saltar de un lado a otro, ocasionando el menor dao. Illn-che-e les dice que si los breos quisieron mentir y mintieron de las cosas que pasaban en la tierra de ellos. Cada uno repiti la pregunta del pastor para s mismo.En este capitulo comienza a hablar del concilio en si, quienes lo componen y que objetivos deben tomar.Los sideresiosUna flota atravesaba el Yentru en direccin a tierras frtiles. En una de ellas iba Leogrs almirante de la flota de los sideresios. Drimus el doctrinador pasaba gran parte de su tiempo acurrucado entre las jaulas y alimentando a sus perros oscuros. Los sideresiosno provenan de la misma tierra, no hablaban la misma lengua, y tampoco pertenecan a la misma especie. Los sideresios no existan antes de que Misianes los convocara a su sombra. Solo tres naves, al mando de Drimus, atracaran en el puerto de Beleram, llevando consigo muchos mas obsequios que armamentos. Las dems navegaran con proa al norte para llegar a los puertos que haban sido abandonados en las ltimas grandes migraciones. En esa direccin navego la flota de Leogrs. Sus naves iban cargadas de armas que ningn habitante de las tierras frtiles hubiese podido reconocer. Junto con esa flota se fue la tormenta. Las naves de Leogrs se la llevaron. Sobre la reducida flota de drimus el cielo quedo azul.Es un capitulo interesante Quines son los sederesios?Patas de venadoCucub fue al supermercado Reconocera su sabor entre miles. Pero el viejo sabor no apareci. El sabor de la miel se ah ido de aqu, algo debi asustarlo para que se valla de aqu. Dijo el zitzahay.La magia haba tomado rumbos diferentes. Molitzms crea que fue la enemistad y no el mar la verdadera distancia. La causa de esa enemistad se refleja en los nombres en cada una de las cofradas tom para s. La cofrada del recinto y la cofrada del aire libre.Los del reciento como se llamaron as mismos, los que permanecieron en las tierras antiguas, instauraron y fortalecieron un imperio de la sabidura que como tal, deba consagrarse a las criaturas. La magia debera regir sobre las criaturas en su sola mano.En cambio la cofrada del aire libre abandon las tierras antiguas con la esperanza de reencontrar aqu lo que creyeron que all se haba perdido: La marca de la magia. La cofrada del aire libre comprendi que en las tierras antiguas la magia estaba alejndose de su origen y que en da, por esa causa, su luz se apagara.Lo mejor o lo peor est a punto de sucedernosNadie saba dnde estaba Illn-che-eZabralkn les da noticias a los representantes que les dice que solamente 3 pequeas naves van hacia all. Era improbable que Misianes se propusiera a invadir las tierras frtiles con una flota tan insignificante. Dulkancellin pareca no compartir plenamente el optimismo de sus hermanos. El husihuilke intervino en la conversacin y repiti lo q Zabralkn haba dicho el primer da. Nuestra decisin debe tener patas de venado, para saltar de un lado a otro ocasionando el menor dao posible. No le quitemos al venado la posibilidad de saltar, si hiciera falta. Un venado con las patas lastimadas es un venado muerto.Este captulo es bastante denso, salvo en la ultima parte, lo que lo hace interesante es la incertidumbre de esta frase : mejor o lo peor est a punto de sucedernos.. Kupuka est de regresoKupuka fue a visitar la casa de vieja kush. Kuy-kuyen era una joven mujer, muy bella que le haban propuesto matrimonio los familiares de shampalwe con intencin de casarla con sus hijos. Pero ella no quera. Piukemn es el tormento del halcn ahijador. Una vez al ao inmediatamente despus de terminar la temporada de lluvias el halcn ahijadorconvocaba a los suyos. El hombre que se aventurara a ver lo prohibido sera condenado en sus ojos. l quiso ver ms all de lo permitido solo que esta vez el costo fue muy caro. Piukemn contaba que l vio pasar a los halcones y quiso saber. Anduvo por donde volaban las aves. Llego el amanecer a la zona de los grandes nidos y tanto hizo que lo hallo. Haba una rueda de halcones con el ahijador en el centro.Kupuka le dice: tu tiene 2 caminos. Uno es el camino de la muerte. Es corto, te dar rpido alivio. Y el otro es el camino de la sabidura. Es largo y doloroso, pero te situar en el mejor lugar del mundo. Lo primero es dejar que tu ser corra del hombre al halcn. Cuanto ms te aparezcas al pjaro, menor ser el sufrimiento. Lo dems llegara.Ahora kupuka era el mensajero y deba llevar a la comarca aislada a kume y a Thungr luego se le uniran el grupo de guerreros en el camino.Vieja Kush le pide a Kupuka que se lleve a Kuy-Kuyen tambin , porque ella senta amor por Cucub, as Kupuka, Kume, Thungr y kuy-kuyen emprenderan camino a la Comarca Aislada.Este capitulo esta bueno ya que me interesaba saber que pasaba con los husiuilkes y ahora quiero saber porqu y que pasar con estos chicos.Las huellas de sus piesLos primeros extranjeros se mostraron a los ojos de todos. Apareci otro hombre, de negro tambin, pero montado sobre un animal desconocido.El extranjero se presenta, mi nombre es Drimus. Yo y los mos venimos en representacin del pueblo ms excelso de las tierras antiguas. Hemos atravesado el yentru con el propsito de cumplir una promesa, que hace mucho, mis antecesores les hicieron a los tuyos.- maana muy temprano, te conduciremos a ti, y a dos que t elijas, ante los supremos Astrnomos.Dulkancellin, con su reducido grupo de hombres estara a cargo de custodiar a los extranjeros hasta la casa de las estrellas. Los guerreros de Molitzms permaneceran en la costa vigilando las naves.Cucub vio al ave. Estaba enferma. El guila haba encontrado la piedra alba. Kupuka haba convocado al guila y le haba ordenado buscar la piedra alba entre la mortandad de los lulus.Los extranjeros no pudieron entrar a la casa de las estrellas por orden de los astrnomos y tuvieron bajo el ciudado de muchos hombres.De entre todos los sbditos de Misianes, Drimus fue el sealado. Misianes lo haba elegido para que marcara en la casa de las estrellas la primera huella de los sideresios. El mismo astrnomo que lo haba recibido en la puerta estaba hablndole. Le deca que no sera recibido ese da. El y sus 2 hombres serian trasladados a un edificio cercano a la casa de las estrellas, pronto tal vez maana lo recibiran los supremos astrnomos. Drimus, el doctrinador, tuvo que aparentar el alma en los puos para que no se le notara la furia. nicamente aceptar la orden y esperar. Esperar que estuvieran frente a l aquellos que se hacan llamar Supremos astrnomos, descendientes de los que traicionaron a la magia del norte.Ahora el libro se comienza a poner interesante y atrapador, este capitulo es primordial.Por los caminos de las tierras frtilesDesde el nortel llegaban los sideresios y desde el sur, los husihuilkes. Los guerreros husihuilkes haban avanzado con mucha rapidez. Pero el ataque de los pastores durante las noches, se hicieron frecuentes. No solo cada una de esas noches el ejercito disminua, sino tambin por el retraso que sufra la marcha. Los sideresios entraban en pequeos grupos a las chozas y atacaban a la gente.Los husihuilkes continuaban su avance. Cucub atravesaba la explanada con el guila en brazos. Los sideresios desde el norte, los husihuilkes desde el sur, y un mago de las tierras antiguas oscurecindolo todo, de modo que la casa de las estrellas no lo supiera. Las mujeres peces no pudieron llegar con los mensajes, el viento tampoco pudo. Y tampoco los pjaros que haba enviado kupuka. Y Beleram sin saber nada de lo que ocurra.Si bien es lo que se esperaba, a mi gusto ya es demasiado fantasioso con lo de las mujeres peces y el viento que se disfraz pero no llego a Beleram porque lo atac otro.El despertarIlln-che-e apareci en el camino del zitzahay se pregunto qu hacia el por all. Era muy extrao que Illn-che-e estuviera caminando selva adentro. Cucub lo empez a perseguir pero no era fcil. Luego apareci alguien que vena corriendo en direccin a ellos. Era un joven de la estirpe de los acechadores del mar. Y dice que deba llegar a la casa de las estrellas para contar lo que estaba ocurriendo en su estirpe. Illn-che-e levant del suelo una piedra de considerable tamao y golpe con furia la cabeza que descansaba contra su pecho. Los restantes respondieron al lejano mandato de Misianes, cuya crueldad haba llegado a las tierras frtiles mucho antes que sus naves. Nunca jams en su vida Cucub haba sido testigo de una ferocidad semejante. El zitzahay corri con desesperacin llevando delante de si la imagen del crimen que haba presenciado. Cucub llega a la casa de las estrellas le comenta Zabralkn y a Elek lo que haba ocurrido. Ahora saban la ausencia de Illn-che-e.No es tarde para el venado. El venado defender su sangre y su territorio. Los extranjeros haban escapado y asesinado a los guardias. Los guerreros husihuilkes tomaron 2 animales con cabellera y salieron para la costa. Donde estaban sus naves.Este captulo como el anterior no me gustaron, fue muy sangriento como una pelcula de terror. Pero se puede explicar lo que not, como el mal o el bien estn representado en cosas o personas.Parte IIIEl venado y el fuegoEspritu del viento y el atardecer fueron denominados a aquellos 2 animales con cabellera. Era una guerra contra Misianes, y haba comenzado muy mal. Hombres jvenes fueron reclutados para la guerra, mientras que los ancianos se alojaron en los talleres para ayudar en el pulimento de las armas. Las mujeres y los nios tuvieron asilo en las numerosas construcciones de piedra de la cuidad.Los hombres de Molitzms los hallo dulkancellin confundidos y muy asustados. Solo estaban ah mirndose morir. Las tres naves estaban metindose en el mar. Haban llegado demasiado tarde.Dulkancellin peda una guerra.Nakn la joven haba recibido la difcil tarea de memorizar los cdices pliego por pliego, palabra por palabra. Los cdices guardaban remotas explicaciones sobre lo creado y lo sucedido. Los cdices sagrados se desparramaron por el continente, y se ocultaron donde nadie pensara buscar. Por ejemplo en la memoria de una frgil mujer.El guerrero haba elegido 29 hombres que lo acompaaran. Elek de la estirpe era uno de ellos.Dulkancellin le dice a Cucub.- eres mi hermano quiero saber desde ahora y hasta el final que, si me toca morir sin poder regresar a los confines, t lo hars por m. Volvers a mi aldea y a m casa. Y dejars un poco de mi sangre en la tierra que amo. cucub le dice que tenia la palabra y muerto tendra que estar y dos veces para faltarle.No son 30 guerreros, son el venado, y la fuerza de la creacin va con ellos. El plan era atacar a los sideresios en la oscuridad y en el mismo bajo. El bajo del ro rojo con los pies separados.Las tierras frtiles tuvieron su primera victoria. Los sideresios fueron sorprendidos por un ataque que lleg con pies de aire, salto sobre ellos y los demoli. Algunos decan dulkancellin va a la guerra como si la muerte no existiera; otros decan como si ya estuviesen muerto;. Los propios sideresios hablaban del como un guerrero feroz. Y cuando pudieron arrancarle un trozo de ropa para cebar con su olor a la jaura negra lo comenzaron a llamarlo la presa. Los sideresios se rehicieron y comenzaron a devolver los golpes. El venado ya no contaba con la sorpresa en el ataque.En todo momento los aguijones (los hombres se organizaban en partidas numerosas que en aquellos tiempos y lugares se conocieron con el nombre de aguijones) se mantuvieron comunicados entre s, con beleram. El venado comprendi la necesidad de mantener posiciones fijas.Los supremos astrnomos mandaron a buscar a todos menos los designados para quedarse a defender los desplazamientos. Y que se dieran prisa. Elek y dulkancellin entraron al observatorio. Molitzms tambin se encontraba all. Zabralkn les dijo que pronto deberan pelear otra vez. Los sideresios se encuentran en las colinas del lmite. Muy pronto estaran marchando hacia ellos. Tambin saban que desde el sur se acercaban los husihuilkes y tambin venan avanzando una divisin muy poderosa del pas de los seores del sol.Este captulo estuvo mejor, pero no me detengo a pensar en este captulo en especial, quiero saber ms Cmo termina la guerra? Qu pasa con Dulkancellin? Quin ganar?El emplumadoEl emplumado:El padre de Molitzms dice que sus hermanos haban muerto por conseguir la potestad de su casa en todo el imperio. El da en que su abuelo iba a morir le dijo: Molitzms te hemos educado con el propsito de mando; haba una sola manera de tomar el trono: la sangre de los otros. Para que la casa de los Molitzms reine siempre sobre los seores del sol. Y los seores del sol sobre lastierras frtiles. Los mejores sbditos de Misianes serian prncipes en el reino de la creacin sometida. El estara entre ellos La palabra de Misianes se habra cumplido como se habra cumplido con Illn-che-e seria un siervo a su disposicin, sin voluntad propia. Con Molitzms la casa volvera a tener un jefe capaz de devolverla al sitio que mereca. Ningn sbdito de Misianes podra retroceder. Lo suyo no era enredarse en las batallas, aunque bien vala que en la casa de las estrellas lo creyeran as. Su lucidez estaba puesta en otra parte. El dedo de Misaianes le indicaba su blanco: El vinculo que exista entre la magia y las criaturas de las tierras frtiles.La sangre del venadoDulkancellin y cucub marchaban al encuentro de los guerreros husihuilkes. All estaban todas las aldeas y linajes. El guerrero le preguntaba a Kupuka porque haba trado a kuy-kuyen y l le respondi que la amenaza es la misma en los confines. Y adems ella ya estaba all.Kuy-kuyen y Cucub eran unos que sin faltar ni un da se encontraban en el estanque al final de cada atardecer. Los sideresios descansan en el valle entre-los-pies.El venado posea la virtud de caminar sin ruido. Nadie poda escucharlo pasar. Unos marchaban en la divisin del noroeste. Y los dems junto a un gran grupo de guerreros zitzahay protegan la casa de las estrellas. Los guerreros del sur iban armados con arcos y flechas, con mazas y hachas. A un lado de ellos estaban los lanceros eran los mejores entre los zitzahay y los conduca Molitzms por debajo de Dulkancellin que tena el segundo puesto del mando.Despus estaban los aldeanos. Cucub estaba con ellos. Destinados a tareas de auxilio.El venado haba elegido marchar separados para poder detectar u obstruir cualquier tentativa de los sideresios contra beleram. Luego, en un da y lugar acordados, volveran a unificar sus fuerzas.Los sideresios mantenan encendidas algunas hogueras que dejaban ver la silueta de los centinelas y el paseo inquieto de los animales. La sorpresa era la mejor posibilidad del venado. Los sideresios tenan sobre si las mazas, las hachas, el dolor del venado. Thungr dice que no era suficiente alegra para el resultado de la batalla que liberaron sus hermanos. Los husihuilkes tenan el hbito de pensar con naturalidad. Kume, el de pensar con enredos. El plan consista en permanecer all hasta que tanto pudieran establecer el prximo y ltimo contacto con los seores del sol.Hoh-qui, uno de los prncipes de la casa que gobernaba el pas de los seores del sol venia al frente con un gran ejrcito. Esa noche los 2 centinelas vieron llegar a un jaguar. La llegada del jaguar haba conmocionado al campamento.-El hermano jaguar nos ha trado noticias, buenas como la luz del sol. El ejrcito de los seores del sol est muy cerca y estarn antes de que lleguen los sideresios. Dulkancellin hablaba a todos sus hombres, pero sus ojos regresaban siempre a kume. Dulkancellin se arrodillo frente a l y le rodeo el cuello con sus brazos para colocarle el cdigo de plumas. Corre y llega a destino eres la nica esperanza de que ustedes y nosotros sigamos teniendo una tierra que habitar.El jaguar comenz a alejarse. Pero apenas sali del campamento un hombre lo detuvo con el silbido que le haban enseado a reconocer. Conoca a ese hombre. Su olor estaba siempre junto al olor del otro. Y tambin este lo llam hermano mientras le desataba el collar de plumas y lo reemplazo por otro.El jaguar estaba de regreso. Y no con un collar de plumas atado de su cuello, sino con un bulto cubierto por un cuero sucio de sangre. Envuelta en el cuero estaba una cabeza de un hombre. El ejrcito de los seores del sol habra sido atacado por los sideresios. La batalla se acercaba y las ventajas que parecan nicas era el numero, el valor y el favor de la magia. Y la fuerza de la tierra que en ese da no nos abandonar. Decan los hombres. Se iba a iniciar en las colinas del lmite. Cuando los sideresios aparecieron en el horizonte el vanado haba recobrado su entereza y estaba listo para enfrentarlos.El ejrcito de las tierras frtiles mantuvo una formacin similar a la anterior, repetida en 2 frentes de ataque. Pero esta vez ellos tambin cabalgaran. Ayudados por cucub aprendieron las artes y alimaas.Las imprevistas armas de Misianes estaban destruyendo al venado. La muerte buscaba al jefe husihuilke por todos los costados. Elek cay ese da. Cucub haba sentido que se parta en mitades cuando le dieron a conocer su destino. Cucub enamorado de kuy-kuyen tuvo vergenza. Entonces Cucub decidi pelear. tomare t cuchillo le dijo a Molitzms (Molitzms estaba herido en su costado y el aspecto de quien est prximo a dejar la vida). Lo que si record fue cmo encontr al enemigo que las estrellas le haban designado. Era Illn-che-e cuando la distancia fue bastante corta, cortando desde el estmago hacia arriba. Cucub extrajo el cuchillo y lo miro.Los sideresios retrocedan y giraban hacia un lado como si otros. El grito de la victoria sali de la garganta del venado. Los seores del sol llegaban a la batalla. Cien bestias colmilludas aparecieron de entre las filas de los sideresios. Saltaron sobre los guerreros de las tierras frtiles. Los perros avanzaban por el campo de batalla como buscando a alguien a dulkancellin. Ese hubiese sido su da final, su tiempo de partir ese hubiese sido sin Thungr, sin cucub, sin los guerreros que acudieron en su ayuda y lograron arrebatrselo de los colmillos, desfigurado pero vivo. Dulkancellin tena asignados unos pasos ms sobre la tierra.Hoh-qui se acerco a dulkancellin. nos conocimos a travs de los jaguares y, de no verte pelear, hubiese seguido pensando que la traicin poda ser tu obra. El ltimo jaguar nos condujo hacia una emboscada. Gracias a la prodigiosa aparicin de un anciano que nos advirti del peligro justo antes que la trampa se cerrara por completo el anciano llego. Dulkancellin le pregunta si el anciano se llamaba Kupuka pero Hoh-qui no recordaba que aquel anciano haya mencionado su nombre.El venado estaba enfrente de los sideresios, una batalla que iba a suceder 2 veces. Una embestida furiosa se encimaba a la lnea de los caones. Sobre los sideresios aparecieron Cientos de animales que kupuka arreaba y azuzaba profiriendo conjuros. El nico desvelo de Misianes se haca realidad. que la magia se aparte de las criaturas! Que se olvide una de otra, y se desconozcanEl rebao del brujo de la tierra traa esa nica fuerza que tema Misianes. Para darle al venado la posibilidad de atravesar el campo. Era una victoria. El jefe de los sideresios observaba la batalla desde la cima de una loma, montado en un animal adornado de oro. La medicina de Kupuka fue el mejor socorro para todos los heridos. El brujo de la tierra tom a cucub como asistente y se aboc a sanar a los que poda sanarse o mitigar la muerte. Tambin Molitzms empeoraba. Kume no estaba. Dulkancellin le dice a Cucub que lo haba visto como haba peleado. Y cucub le responde- hermano mo, es verdad que soy msico y no guerrero; zitzahay y no husihuilke; pequeo al lado de los pequeos. Pero aun as, quiero desposar a kuy-kuyen.Decidi que los ltimos captulos quera explicarlos bien y especificar varias cosas o detalles que creo que son importantes en esta historia y mas en estos momentos de la leyenda.El hijoDrimus, el doctrinador, lloraba por los perros que haban muerto en la batalla. Y les prometi que ese llanto ser muy pronto una nostalgia. Leogrs haba llegado junto al doctrinador sin que lo advirtiera. Y dijo esperbamos ms de ellos. Sealando a los perros. Todos esperbamos ms de todos. l esperaba ms de nosotros. Nos honr con la misin de ser sus manos y mira como le pagamos, Leogrs! Leogrs le dice a Drimus que confi en sus armas. Que sobraban para exterminar hasta el ltimo de los que andaban por ese continente que, que antes de lo que piensan ser nuestro palacio.Kume haba seguido a los sideresios en su retirada, l se haba interesado ms que ningn otro en el conocimiento de las armas enemigas, llegando a manifestar una admiracin que molest a sus hermanos. Si el consegua encontrar y destruir el depsito de polvo gris, las grandes armas quedaran inutilizables. La flecha zumb en su vuelo, y se inserto en el pecho del sideresio con una mucha precisin. Kume atraves corriendo, se encaram a la empalizada, trep por los maderos en cruz sostenan la torre y, una vez arriba se quedo esperando, tom la antorcha y respondi que todo segua en orden. Deba descender de la torre, buscar y encontrar el depsito donde los sideresios guardaban elpolvo gris y recin entonces destruirlo por fuego. Para todo eso tena un plazo muy breve. Porque esta vez no habra centinela que respondiera a la seal, y la voz de alarma correra de inmediato. Kume descendi. No faltaba demasiado para que el camino el centinela de la torre extremo este mandara su seal y al no recibir la respuesta supiera que algo grave suceda. Subi el techo con facilidad, apoyndose en las salientes de las piedras. Y salt sobre el hombre que custodiaba la entrada, y que antes de alcanzarlo a entender estaba muerto. Miro hacia adentro en la oscuridad alcanz a distinguir un amontonamiento de bultos y sombras que ya no tena tiempo para reconocer. Cunto consuelo para Kume hubiese sido saber lo que estaba a punto de destruir! Plvora, armas, cartuchos se adentr unos pasos en la construccin de piedra. A la luz del fuego que llevaba distingui unos barriles, tir sobre ellos la antorcha y salio corriendo. l no pudo saber lo que los sideresios estaban perdiendo. Los perros de Drimus fueron los primeros en descubrirlos. Ya tendido en el suelo y furiosamente golpeado, drimus se le acerc y se hinc a su lado. Kume lo vio preparar su muerte sin poder entenderla. Los enemigos afirmaban en la tierra un madero afilado en punta, l se puso a recordar a los que amaba. Cuando la muerte le entr en el cuerpo, el grito de Kume golpe contra el cielo.EL guerrero empeoraba. Dulkancellin decidi ir a la fortaleza junto a sus guerreros. Y kupuka lo sigui para aliviarle el dolor. Desde la distancia a la que se hallaban, podan reconocer los signos del abandono. La fortaleza de los sideresios era una soledad que se incendiaba. Y en medio de la desolacin, el cuerpo de Kume atravesado por un madero. Despus de Kume, del orgullo, de la bravura, de la tristeza de Kume, todo haba cambiado para los sideresios. Sin la proteccin de la plvora, los planes de Leogrs se cayeron a pedazos y su verdadero ejrcito sali a luz: un desorden de miserables llenos de miedo que le reclamaban la huida. Los sideresios se fueron pero no tan lejos como ellos supondrn que los hemos hecho, ni tan lejos, ni por tanto tiempoKupuka dice que kume ha muerto en la batalla y nadie dir algo distinto.Dulkancellin tena tanta furia que quera alcanzar a los sideresios. Pero cuando logr llegar, las naves estaban demasiado lejos para cualquier arquero. Desde las naves Leogrs regresaba en un bote. El guerrero tenso el arco y el sideresio saco su armael fuego se llevo por delante la vida del guerrero y la flecha se perdi en el mar.Dulkancellin sinti entrarle un dolor por el pecho y supo que ya estaba en territorio de la muerte. Cucub lloraba como un nio. El silencio de Thungr y la plegaria de Kupuka.Este capitulo yo lo considero como el mas importante del libro, el valor de Kume, que nadie se esperaba, la muerte del guerrero, la verdad que aunque no es un final feliz yo considero que es el correcto, porque para esta historia no le ira otro final." La cofrada del Aire Libre"Se busc volver a los viejos hbitos, todos trataron, a su manera, de devolver a sus tierras su antigua apariencia. Se preparan para la boda entre Kuy-Kuyen y Cucub. Se dispusieron a recrear el concilio, volvieron a generar ideas de defensa. Se lleg a la conclusin de que todos juntos son, todos juntos existen, no se puede vivir sin el otro, son como un telar, y donde se zafara un hilo, Misianes se entrometera y deshilara todo."Oacal"Se festej durante siete das, hubo procesiones, todos festejaron, bebieron y comieron hasta no dar ms. Al finalizar los festejos, se concret la boda entre Cucub y Kuy-Kuyen. Luego, cada grupo volvi a su lugar de origen, volvian con muchas ancdotas para contar y objetos para llevar, todos volvieron, menos algunos husihuilkes que se quedaban a adiestrar a los zitzahay en la guerra." En lenguas humanas"En este ltimo captulo, Piukemn avisa a Wilkiln y a Vieja Kush sobre lo que el Halcn Ahijador habia visto: los husihuilkes regresando. Enseguida Vieja Kush amas pan de maz y mand a su nieta a avisar a todos los husihuilkes del regreso de sus hombres. Kuy-Kuyen llego junto a Cucub y Kupuka. Vieja Kush reparte el pan.

Recommended

View more >