Libro carne de venado

  • Published on
    07-Apr-2016

  • View
    221

  • Download
    5

DESCRIPTION

Importancia y potencial de la produccin de crnicos de venado cola blanca en el Noreste de Mxico.

Transcript

  • 1

    l

    Importancia y Potencial de Produccin de Crnicos de Venado Cola Blanca,

    del Noreste de Mxico.

    Editor: Dr. Alfonso Martnez Muoz. Coautores: Ing. Jorge Villarreal Gonzlez Dr. Jos Gonzlez Salinas.

  • 2

    Este programa es pblico, ajeno a cualquier partido poltico.

    Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en

    el programa.

    Documento realizado con el apoyo de la SAGARPA a travs del

    Programa de Fomento Ganadero 2014.

  • 3

    Pensar como una montaa

    Cuando llegamos a ver al viejo lobo que recientemente haba cazado, observ un fuego verde feroz morir en sus ojos. Me di cuenta, y lo he entendido desde entonces, que haba algo nuevo para m en esos ojos, algo conocido slo por el lobo que mora, y por la montaa. Yo era joven entonces, y lleno de picazn para jalar el gatillo. Pens que menos lobos significaban ms ciervos, y que si no hay lobos significara el paraso para los cazadores. Pero despus de ver el fuego verde en sus ojos muriendo, sent que ni el lobo ni la montaa estaban de acuerdo con ese punto de vista... Ahora sospecho que as como una manada de ciervos vive en el miedo mortal a los lobos, la montaa vive con el miedo mortal a los venados. Y tal vez con mejor causa, pues mientras un venado macho depredado por los lobos puede ser reemplazado en dos o tres aos, un ecosistema daado por un nmero excesivo de venados no podr ser restaurado ni despus de dcadas. Esto mismo pasa con las vacas. El vaquero que limpia su rancho de lobos no se da cuenta de que se est apoderando del trabajo del lobo en el sentido de ajustar el nmero de animales a la capacidad de carga del ecosistema. El vaquero no ha aprendido a pensar como una montaa. Por lo tanto tenemos cuencas convirtindose en polvo que mueve el aire, y ros que lavan nuestro futuro hacia el mar. Aldo Leopold

    Agradezco a ANGADI por la oportunidad de exponer nuestros puntos de vista en este libro, y a Jorge Villarreal y Jos Gonzlez por su importante participacin. Espero que con esto contribuyamos a mejorar el manejo de las poblaciones de venado cola blanca y por ende los ecosistemas del Noreste de Mxico.

  • 4

    La ANGADI, con la intencin de equilibrar el hbitat del venado cola blanca texano, solicit el

    presente documento a tres reconocidos especialistas en el manejo de fauna silvestre y sus

    hbitats. A cada uno se le solicit en lo individual, para que por su cuenta analizaran los

    posibles beneficios del aprovechamiento de la carne de venados silvestres en la regin noreste

    de Mxico.

    Los resultados de los beneficios ecolgicos y el potencial econmico nos sorprenden. La gran

    labor que han hecho propietarios, ejidatarios, comuneros, cazadores y autoridades a favor de la

    vida silvestre, se ha reflejado de manera fehaciente en el crecimiento de las poblaciones y la

    recuperacin de los hbitats.

    Hace 30 aos la preocupacin fue lo escaso de las poblaciones de venados, ahora la

    preocupacin en muchos de los ranchos, es que hay muchos ejemplares. La capacidad de

    carga de cada hbitat es limitado, y los titulares de los ranchos registrados como Unidades de

    Manejo para la Conservacin y el Aprovechamiento de la Vida Silvestre (UMAs) tienen la

    responsabilidad de mantenerlos equilibrados.

    Hoy en da, la SAGARPA dedica recursos econmicos para fortalecer las cadenas productivas

    en el campo, de acuerdo con la Ley de Desarrollo Rural Sustentable. La Coordinacin General

    de Ganadera, por medio de su Coordinador General el MVZ Francisco Gurra Trevio, ha

    apoyado la ganadera diversificada a travs de este documento, con la intencin de fortalecer y

    convertir la cadena en una red productiva de desarrollo sustentable, involucrando cada vez a

    ms actividades sectores de la poblacin.

    Se abren ahora nuevos retos que esperamos que, como hace 30 aos, se tome al venado por

    las astas y sean afrontados con inteligencia y dedicacin para beneficio de la vida silvestre y

    de todos nosotros.

    C.P. Gabriel R. Serna Aguilar

    Representante No Gubernamental del

    Comit Nacional Sistema Producto

    Ganadera Diversificada

  • 5

    El mundo actual se encuentra amenazado por dos crisis: la alimentaria y la ambiental. En

    ambos casos se corre el riesgo de que, al no ser afrontadas por la humanidad con la

    responsabilidad que se merecen, pueden alcanzar dimensiones que conducirn a

    consecuencias muy lamentables.

    El aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, en el caso particular de los generados a partir de la actividad cinegtica resultan de gran importancia ya que su manejo racional e integral permite mantener los ecosistemas sanos, lo cual dentro del marco que enfoca el concepto de Una Salud, repercute en el mantenimiento de una vida saludable tanto de plantas como de animales, as como de los seres humanos y de su entorno social.

    Sin duda, las poblaciones de venado juegan un papel fundamental en los ecosistemas de Mxico y en especial el venado cola blanca Odocoileus virginianus texanus en el noreste del pas. Su manejo adecuado constituye una herramienta imprescindible para el mantenimiento de la biodiversidad, la prevencin de erosin y la mitigacin de emisiones de gases de efecto invernadero. Pero tambin es una fuente de alimento de alto valor que debe de ser aprovechado eficientemente conformando as una estrategia holstica para contribuir a solucionar las crisis antes mencionadas, disminuyendo nuestra vulnerabilidad y fortaleciendo nuestra capacidad de adaptacin y resiliencia.

    Para lograr el aprovechamiento sustentable de ste importante recurso cinegtico es necesario que cada uno de los sectores involucrados en este tema aporte su mejor esfuerzo y en este orden de ideas el presente libro subraya esta condicin, haciendo evidente la factibilidad de la colaboracin entre instituciones como La Asociacin Nacional de Ganadera Diversificada, el Consejo Estatal de Flora y Fauna Silvestre de Nuevo Len, La Universidad Autnoma de Nuevo Len y la Fundacin Mundo Sustentable.

    El sentido eclctico que se ha imprimido en este texto, es una invitacin a la innovacin en la forma de aprovechar, pero sobre todo a valorar y conservar nuestros recursos naturales por medio del manejo cinegtico con un enfoque ecolgica y socialmente responsable, con alta calidad tica que generen riqueza y bienestar, no solamente en el sentido econmico sino tambin en el social y ambiental.

    La produccin de alimento de origen animal de alto valor, con impacto ambiental bajo y con condiciones de bienestar ptimas es una demanda de la sociedad actual con tendencia a la alza. sta debe de internalizarse en nuestra cultura y ser parte fundamental del consumo responsable en nuestro pas, as como tambin formar parte integral de la informacin en nuestros productos y servicios. En este sentido esta propuesta sirve tambin para fomentar este tan necesario cambio en los patrones de consumo convencionales y emprender en forma autntica el camino hacia el desarrollo sustentable.

    Juan Jos Zrate Ramos

    Director de la FMVZ de la UANL

  • 6

    NDICE Contenido Pgina Captulo I 8

    1. Breve historia del consumo de carne por los seres humanos. 8 2. Domesticacin. 15 3. El exceso del consumo de carne roja puede traer problemas

    a la salud. 16 4. Referencias. 17

    Captulo II 20

    1. Impactos ambientales de la produccin carne. 20 1.1. El sobrepastoreo. 20 1.2. Impactos ambientales de la produccin intensiva de carne. 22 1.3. Emisin de gases efecto invernadero. 22

    2. Impactos ecolgicos de la produccin de carne de venado. 25 3. Referencias. 27

    Captulo III 29 1. Aprovechar la carne de venado en el Noreste de Mxico para

    evitar que se daen los ecosistemas con la sobrepoblacin. 29 2. Piensa como una montaa (Aldo Leopold) . 31 3. Como podemos llegar a la carga ptima de venados en la regin . 33 4. Referencias. 35

    Captulo IV 37

    1. rea de produccin: Seleccin, localizacin, cobertura y principales caractersticas de sitios con potencial de produccin de crnicos en el Noreste de Mxico. 37

    2. Estimacin de la tasa anual de aprovechamiento sustentable de venados cola blanca. 38

    3. Estudio de caso: Tasa media anual de aprovechamiento cinegtico de machos y hembras en la regin planicies del sur de Texas, E.U.A.. 39

    4. Estudio de caso: Tasa media anual de aprovechamiento cinegtico de machos en el Rancho Santa Brbara, Hidalgo, Coahuila. Perodo: 29 aos consecutivos, temporadas 1984-1985 a 2013-2014. 42

    5. Estimacin de la capacidad de carga del hbitat natural de la regin norte del noreste de Mxico. 44

    6. Estimacin del rendimiento de crnicos de venados cola blanca susceptibles de aprovechamiento sustentable en la regin norte del noreste de Mxico. 46

    7. Estimacin de la produccin media anual de crnicos de venado cola blanca esperada para la regin norte del noreste de Mxico. 47

    8. Estimacin de la tasa de aprovechamiento sustentable y produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca para el Estado de Coahuila. 49

    9. Estimacin de la tasa de aprovechamiento sustentable y produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca para el Estado de Nuevo Len. 50

    10. Estimacin de la tasa de aprovechamiento sustentable y produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca para el Estado de Tamaulipas. 51

  • 7

    11. Estimacin de la tasa de aprovechamiento sustentable y produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca para el rea seleccionada de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas. 52

    12. Referencias. 57 Captulo V 60

    1. Estimacin del precio unitario de canales de carne y despojos. de venados cola blanca (machos y hembras) aprovechados en vida libre. 60

    2. Estimacin del valor de mercado de la produccin media anual de crnicos y despojos de venados cola blanca aprovechados en el Estado de Coahuila. 61

    3. Estimacin del valor de mercado de la produccin media anual de crnicos y despojos de venados cola blanca aprovechados en el Estado de Nuevo Len. 62

    4. Estimacin del valor de mercado de la produccin media anual de crnicos y despojos de venados cola blanca aprovechados en el Estado de Tamaulipas. 63

    5. Estimacin del valor de mercado de la produccin media anual de crnicos y despojos de venados cola blanca aprovechados para el rea seleccionada de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas. 64

    6. Referencias 69

    Captulo VI 70 1. Sacrificio de animales. 70 2. Manejo de animales post-sacrificio . 72 3. Centros de acopio: Certificacin de canales de carne y despojos. 73 4. Comercializadora: Mercadeo de crnicos y despojos de los

    animales sacrificados. 75 5. Capacitacin y certificacin de las personas que participan en la

    cadena productiva y comercializacin de los productos crnicos y despojos. 75 6. Referencias. 76

    Captulo VII 77

    1. Generalidades sobre el aprovechamiento cinegtico y el consumo de carne de venado en el mbito internacional. 77

    2. Importancia del desarrollo cinegtico en Alemania. 81 3. El aprovechamiento cinegtico en Espaa y EEUU. 88 4. Referencias. 95

    Captulo VIII 101

    1. Generalidades sobre el bienestar animal en el aprovechamiento cinegtico del venado. 101

    2. Referencias. 112

  • 8

    Captulo I

    Dr. Alfonso Martnez Muoz

    1. Breve historia del consumo de carne por los seres humanos.

    Hace aproximadamente 3.5 millones de aos la dieta de nuestros ancestros cambi

    radicalmente. De ser una dieta basada esencialmente en hojas y frutos obtenidos de los

    rboles iniciaron a consumir gramneas (zacates), y otras especies comunes de las

    praderas que fueron ms abundantes debido a cambios climticos. Este cambio de

    hbitos alimenticios nos llev posteriormente a consumir carne, dado a que resultaba

    muy complejo cubrir nuestros requerimientos nutricionales con los nuevos componentes

    de nuestra dieta. As es que por necesidad primero fuimos carroeros, y posteriormente

    cazadores. El primer encuentro de los antecesores del hombre con la protena de la

    carne, fue a travs del consumo de los restos de animales que haban sido devorados

    por los depredadores, consumiendo la carne que quedaba pegada a los huesos y los

    sobrantes de vsceras. Quizs los homnidos podan alimentarse de carne de los

    animales pequeos, muertos por enfermedad o ahogados que encontraban (1).

    Evidencias indirectas hacen suponer que los homnidos eran ya capaces de emboscar

    presas, y aprovechar su carne hace aproximadamente 1.75 millones de aos, de forma

    muy similar a como lo hacen los chimpancs (2).

    El consumo de carne result importante para el crecimiento del cerebro humano, debido

    al mayor aporte proteico y energtico. Esto propici el desarrollo de caractersticas que

    diferenciaron a los homnidos del resto de las especies. El mayor crecimiento cerebral

    junto con la bipedestacin trajo consigo una desventaja reproductiva que es la dificultad

    al parto. Esto ocasion el nacimiento de cras antes de que se completara su desarrollo

    cerebral, poniendo en desventaja a los recin nacidos en comparacin con otras

    especies capaces incluso de correr, momentos despus de nacer.

  • 9

    Durante los dos primeros aos los bebs requeran una mayor inversin de tiempo y

    energa por parte de la madre, la cual necesitaba consumir ms alimentos que

    aportaran una mayor concentracin de grasas aprovechables como la que se encuentra

    en la mdula sea y en el cerebro de los animales. De este modo podan proporcionar

    una leche ms rica en grasas y nutrientes que requeran los recin nacidos para

    desarrollar su cerebro (3).

    Hace 1.8 millones de aos el Homo habilis en frica, fabric herramientas de piedra

    para romper huesos y crneos de los cadveres de animales y extraer la mdula sea y

    el cerebro, alimentos que se tornaron habituales en la dieta de estos homnidos,

    considerados por ello como carnvoros oportunistas. Otro indicador importante del

    consumo de la carne en los orgenes del ser humano, son los hbitos alimenticios de

    los Neandertales (Homo neanderthalensis). Esta especie extinta que domin Europa

    por ms de 200 000 aos, se alimentaba bsicamente de carne. Mientras que el

    hombre moderno (Homo sapiens), surgido en frica, desarroll estrategias de

    sobrevivencia basadas en la divisin del trabajo por gnero, donde los hombres se

    encargaban de la cacera de animales mayores y las mujeres y los nios recolectaban

    vegetales y animales pequeos. Los Neandertales no mostraron esa tendencia de

    divisin de roles de gnero tan marcada en el Homo sapiens. Por las condiciones

    ambientales en que vivan, las altas latitudes europeas y especialmente en las

    estaciones ms fras, el cuerpo de los Neandertales demandaba gran cantidad de

    caloras, lo cual obligaba a que en la cacera tambin participaran las mujeres, y los

    nios.

    El Hombre de Neandertal y los primeros representantes de la especie humana, como el

    hombre de Cro-Magnon (40 000 y 10 000 aos de antigedad), sufrieron los cambios

    climticos de las glaciaciones en Europa y Asia, por lo que tuvieron que desarrollar un

    intenso comportamiento depredador para incrementar la proporcin de carne en su

    dieta. Otra evidencia reveladora en torno al consumo de carne, es que desde sus

    orgenes, el dominio del fuego fue uno de los rasgos principales del proceso de

    hominizacin. Con el fuego la carne se tornaba ms digerible, apetitosa e inocua, pues

  • 10

    consumir carne cruda representaba un riesgo de envenenamiento por descomposicin

    (4).

    Los vestigios ms antiguos que se han encontrado del ejercicio de la cacera

    organizada y con herramientas de caza datan de los 500 000 aos. La cacera se volvi

    una actividad tan importante para el funcionamiento y la supervivencia de nuestros

    ancestros que con el paso del tiempo se fueron perfeccionando las tcnicas, y las

    herramientas para realizarla. Como testimonio de este hecho se plasm en diferentes

    regiones del mundo la importancia de la prctica de la cacera. (5)

    La cueva de Lascaux, en Francia es considerada como la Capilla Sixtina de las pinturas

    rupestres. Se representan en ella de manera muy clara las especies que se cazaban y

    las tcnicas utilizadas. Lascaux fue pintada cerca de 20 000 aos atrs, por nuestros

    ancestros lejanos los Cro-Magnon, descendientes de tribus nmadas que emigraron

    desde frica hasta Asia. Esta cueva ha sido sealada como un monumento histrico

    por el Ministerio Francs de Cultura desde el ao de 1940, y fue declarada Patrimonio

    de la Humanidad por la UNESCO desde el ao de 1979. (6)

    Durante el perodo Paleoltico, el cual inicia unos 40.000 A.C. el hombre de Neandertal

    fue reemplazado por una versin ms sofisticada del homo sapiens; los Cro-Magnon. A

    la par de la evolucin de la especie iban de la mano la evolucin de aspectos como el

    arte prehistrico, el cual est ejemplificado por las pinturas rupestres. (7)

    Debido al excesivo nmero de visitantes ya para el ao de 1955 iniciaron los problemas

    en la cueva de Lascaux por el deterioro del contenido de las cuevas. El Ministerio

    Francs de Cultura opt por cerrar el acceso al pblico en el ao de 1963 y se requiri

    la construccin de una rplica exacta de las cuevas a unos cuantos metros de las

    originales. Hoy en da a las cuevas y pinturas originales slo tienen acceso un grupo

    selecto de personas que se encargan de restaurar lo daado en unos cuantos das del

    ao. (8)

  • 11

    Las pinturas incluyen cuernos de bisonte; cuernos de bovinos; adems de la presencia

    de astas de venado. Sugiriendo as, que stas eran las especies principales de las que

    el hombre de Cro-Magnon se alimentaba. (9). Otra especie representada en estas

    cuevas es el Megaloceros giganteus, mejor conocido como ciervo gigante, dicha

    especie se le atribuye la caracterstica de ser el crvido ms grande que haya existido.

    Los ciervos gigantes eran animales que se nutran de abundante hierba y plantas

    arbustivas en las grandes y fras llanuras que cubran Eurasia durante gran parte del

    Pleistoceno. Los individuos adultos slo contaban con el len de las cavernas, el

    hombre de Neandertal y el hombre moderno como depredadores habituales. Los

    individuos jvenes o enfermos tambin podan caer vctimas de lobos, hienas y osos.

    (10)

    Imagen 1. Ejemplos de las pinturas realizadas por el hombre de Cro-Magnon, encontradas en las cuevas

    de Lascaux, en el sur de Francia, que datan de hace 20 000 aos atrs. (Pgina oficial de Lascaux, del

    Ministerio de Cultura de Francia).

    Boca de Potrerillos en Nuevo Len, es un sitio antropolgico de gran relevancia. El

    atractivo principal de este lugar es que contiene uno de las ms grandes

    concentraciones de arte en roca tallada de todo Mxico. Aunque ah se encuentran

    algunas pinturas, la gran mayora de los trabajos son petroglifos y se calcula que hay

    aproximadamente 3 000 en la zona.

  • 12

    Algo caracterstico del arte en roca encontrado es que la mayora de los diseos son

    abstractos, aunque aparecen tambin elementos que sugieren el culto a fenmenos

    naturales como la lluvia, el sol y las estrellas, as como la representacin de chamanes,

    artefactos, plantas y animales relacionados con rituales, cacera y fertilidad, entre otros

    temas. (11)

    En la zona se hallaron artefactos lticos, como puntas de proyectil, raspadores en forma

    de media luna, pequeas placas con incisiones a manera de amuletos, piedras de

    molienda, cuentas de concha, tiestos y cermica. Tambin se localizaron ms de

    quinientos fogones, es decir, pequeos montculos de roca fragmentada con evidencia

    de exposicin al fuego. (12)

    Se especula que Boca de Potrerillos fue un lugar estratgico para la residencia

    estacional de grupos indgenas nmadas cazadores recolectores, quienes desde hace

    aproximadamente 8 000 aos, aprovecharon un entorno natural abundante en recursos

    biticos y materias primas con las que elaboraron numerosas herramientas e

    instrumentos que facilitaron su vida cotidiana y ritual. Estos grupos son descritos como

    brbaros e incivilizados por el grupo nhuatl dominante que los llamaba chichimecas,

    as como por los registros de la poca. (13).

    Los chichimecas que habitaban esta regin se dedicaban principalmente a la cacera y

    a la recoleccin de frutos. Dentro del estilo de vida nmada de estos grupos, tenan un

    estilo de itinerario durante el ao y en determinada poca regresaban a puntos

    principales como Boca de Potrerillos cuando el clima favoreca la realizacin de

    actividades. La arqueloga Denise Carpinteyro Espinosa, del Instituto Nacional de

    Antropologa e Historia, Centro INAH, inform que los algunos de los petroglifos en el

    sitio, estn relacionados con la astronoma, mientras que otros estn ms

    estrechamente relacionados con la vida cotidiana de estos cazadores-recolectores,

    grupos humanos que habitaron este sitio hace 7 000 aos. (14)

  • 13

    Imagen 2. Petrograbados con motivos astrolgicos y de los ecosistemas realizados por

    chichimecas en Boca de Potrerillos, Mina, Nuevo Len.

    Imagen 3. En la imagen de la izquierda se observa lo que se plantea podra ser la

    representacin de una huella de oso. Al centro y a la derecha ms representaciones

    astrolgicas plasmadas por los chichimecas.

  • 14

    Imagen 4. Entrada al sitio arqueolgico Boca de Potrerillos. Mina, Nuevo Len.

    Imagen 5. Fotografa de lo que se presume

    podra ser la cabeza de un venado, grabada

    por los chichimecas en Boca de Potrerillos.

  • 15

    2. Domesticacin

    Hace aproximadamente 10000 aos, ya como Homo sapiens tenamos, el conocimiento

    acumulado y la inteligencia suficiente como para controlar parte de nuestro entorno, y

    no depender de la variabilidad de la recoleccin y la cacera (15).

    El hombre del Neoltico fue antes ganadero que agricultor. Aunque la relacin del primer

    hombre con los animales se circunscriba al hecho de ser su depredador, parece

    probable que, tanto perros como cerdos, llegaran cerca del hombre ante la evidencia de

    los desperdicios que ste les poda entregar como alimento. Adems, estos animales,

    tras un tiempo con el hombre, perdieron ciertas caractersticas silvestres y entonces

    demostraron su utilidad: el perro es una magnfica herramienta para la caza que ser

    utilizada por el hombre para acosar y dirigir las piezas hacia sus armas. Cuando an el

    hombre es nmada, encontr en las migraciones de otros animales a los que

    domestic, como la cabra, el reno y la oveja (16).

    Pero el verdadero paso hacia la actividad ganadera se produjo cuando el hombre dej

    el nomadismo tras el descubrimiento de la agricultura. En un asentamiento estable era

    mucho ms sencillo cuidar a los animales, por lo que cre empalizadas para evitar que

    escaparan, a la vez que para protegerlos de los ataques de los depredadores. En este

    periodo se domestic al ganado vacuno (17).

    Hoy en da, la carne sigue siendo un alimento fundamental para el correcto desarrollo

    del organismo. Aporta principalmente macronutrientes como las protenas de alto valor

    biolgico y vitaminas, en especial del grupo B tales como, tiamina (B1), niacina (B3),

    riboflavina (B2), piridoxina (B6) y cianocobalamina (B12), adems de vitamina A. La

    carne contiene algunos nutrimentos inorgnicos como hierro, cobre, zinc, selenio entre

    otros minales. Al hierro que contiene la carne se le caracteriza por tener una

    biodisponibilidad alta (es ms fcil de integrarse al cuerpo). Est demostrado que una

    de las bondades de la carne es que su consumo aumenta la absorcin de hierro de

    alimentos vegetales de dos a cuatro veces.

  • 16

    La carne tiene tambin cidos grasos, que al igual que las protenas son necesarios

    para la vida. El contenido medio (en peso) de la carne oscila entre un 70% de agua, un

    21% de protena, un 8% de grasa y 1% de minerales, lo cual variar dependiendo del

    corte, de la especie de animal, de la raza y de su rgimen alimentario. El contenido de

    grasas de la carne depende en gran medida de la especie as como del corte elegido, y

    los mtodos de coccin (18).

    Aunque, la carne es uno de los alimentos ms valorados tambin es uno de los

    alimentos que ms polmicas suscita. A pesar de esto, el consumo de carne muestra

    una tendencia creciente en forma global en consonancia con el incremento de la

    poblacin mundial, y el nivel de vida, lo que implica que en unos aos se necesitarn

    soluciones inteligentes para satisfacer la demanda de este alimento (19).

    3. El exceso del consumo de carne roja puede traer problemas a la salud.

    Aunque la domesticacin mejor la disponibilidad de alimento redujo por otro lado la

    diversidad de los mismos, as como el gasto energtico requerido para obtenerlos.

    Tener ms acceso a los alimentos de alto contenido energtico, menos variedad y

    utilizar menos energa para obtenerlos ha tenido sus consecuencias. La Organizacin

    Mundial de la Salud dio a conocer que existen en el mundo ms de un billn de adultos

    con sobrepeso de los cuales 300 000 000 padecen de obesidad. Debido sobre todo a la

    produccin de carne industrializada en muchas ocasiones, la carne de los animales que

    sirven para el consumo humano contiene una alta proporcin de grasa saturada, por lo

    que al ser ingeridos por el hombre, ocasionan que los niveles de colesterol y

    triglicridos se eleven, provocando serios problemas de salud, comenzando por

    obesidad o el sobrepeso (20).

    Un estudio a gran escala desarrollado por ms de una dcada en los EEUU confirma

    que, al aumentar el consumo de carne roja con el tiempo se asocia a un mayor riesgo

    de desarrollar diabetes tipo 2. En la investigacin se analizaron los datos de 149 000

    personas que completaron cuestionarios sobre su dieta cada cuatro aos. Los hombres

  • 17

    y las mujeres fueron seguidos durante casi 16 aos. Las personas que aumentaron su

    consumo de carne roja por lo menos la mitad de una porcin al da (es decir unos 40

    gramos al da de carne roja) tenan un 48% ms de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

    durante un perodo de cuatro aos, en comparacin con personas que no cambiaron la

    ingesta de carne roja. Consumir ms carne roja se asoci igualmente con el aumento

    de peso, y el aumento de peso representa para la gran mayora de la comunidad

    mdica el riesgo de desarrollar diabetes tipo2 (21).

    Por otro lado diferentes estudios han demostrado que un exceso en el consumo de

    carne roja o de carne procesada est relacionado con una mayor posibilidad de

    desarrollar diferentes tipos de cncer especialmente cncer colorrectal (22, 23,24) o

    enfermedades cardiovasculares (25).

    4. Referencias

    1) Matt S., Zersenay A. et al. 2013. Isotopic evidence of early hominid diets,

    proceedings of the national Academy of Sciences of the United States of America

    110 (26) 10513-10518.

    2) Henry T., Ellen M., et al. 1986. Systematic Butchery by Plio/Pleistocene Hominids

    at Olduvai Gorge, Tanzania, Current Anthropology Vol. 27, No. 5, pp. 431-452.

    3) Josef H. 2001. La aparicin del hombre, Espaa. Ediciones critica. P 260.

    4) Juan A., Ignacio M. 1998. La especie elegida: la larga marcha de la evolucin

    humana. Espaa, ediciones y temas de hoy. P. 342.

    5) Jos Manuel Q. L. 1997. Los cazadores-recolectores cantbricos del Inter

    Laugerie/Lascaux. Complutum.

  • 18

    6) UNESCO World Heritage Center. 2012. Prehistoric Sites and Decorated Caves of

    the Vzre Valley. Retrieved 30 December 2012.

    7) Erik T. 2004. European early modern humans and the fate of the Neandertals.

    Schekman, Randy, editorial.

    8) Paul G. 2007. Cave Art: A Guide to the Decorated Ice Age Caves of Europe.

    London: Frances Lincoln.

    9) Delporte, H. 1990. L'image des Animaux dans l'Art Prhistorique. (Picard, Paris,

    1990).

    10) Valerius G. 1998. Megaloceros: The Ice Age Giant and Its Living Relatives. In:

    Deer of the World. Stackpole Books.

    11) Moiss V. M. 1998. Boca de Potrerillos Universidad Autnoma de Nuevo Len,

    1998.

    12) Solveing T., Herbert H et al. 1993. From Marshland to Desert: The Late

    Prehistoric Environment of Boca de Potrerillos, Nuevo Len, Mxico .North

    American Archeologist.

    13) William M. 2007. Arte rupestre del noreste. Fondo Editorial de Nuevo Len 2007.

    ISBN 970-9715-24-0, ISBN 978-970-9715-24-8.

    14) Ral R. 2010. El Regio, Artculo (6/27/2010) Fue Boca de Potrerillos, en Mina,

    un observatorio estelar hace 7 mil aos.

    15) Decker M., Emily J, et al. 2013. World cattle show ancestry from multiple

    independent domestication events. Proceedings of the national academy of

    sciences of the United States of America (110) 1398-1408.

  • 19

    16) Zohary D., Tchernov E., et al. 1998. The role of unconscious selection in the

    domestication of sheep and goats. Journal of zoology 245 (2): 129-135

    17) Bolens L. 1997. Agriculture, encyclopedia of the history of science, technology

    and medicine in non-western cultures. Kluwer Academic publishers, pp.20-22.

    18) Miriam M, Jos A, et al. 2002. Composicin de alimentos, valor nutritivo de los

    alimentos de mayor consumo, Mxico.

    19) Kansas State University. 1990. Red Meats: nutrient contributions to the diet.

    Agricultural experiment station and cooperative extension service.

    20) Mazza C. 2001. Obesidad en adultos: Panorama actual. SAOTA, obesidad: 12

    (1). pp. 28-30.

    21) John A. 2005. Overdosed America: The broken promise of American medicine.

    Harper perennial. pp 230-232.

    22) Susanna C., Joseph R., et al. 2004. Red meat consumption and risk of cancers

    of the proximal colon, distal colon and rectum: The Swedish mammography

    cohort. pp 829-83.

    23) Ann C; Michael J., et al. 2005. Meat consumption and risk of colorectal cancer

    293(2): pp.172-182.

    24) Alessandra T, Carlo L, et al. 2000. Red meat intake and cancer risk: A study in

    Italy. pp 425-428.

    25) An P; Qi S, et al. 2012. Red meat consumption and mortality. Results from

    2 Prospective Cohort Studies. JAMA Internal Medicine, Formerly archives

    of Internal Medicine. Vol. 172, No. 7. pp 555-63.

  • 20

    Captulo II

    Dr. Alfonso Martnez Muoz

    1. Impactos ambientales de la produccin de carne

    El consumo de carne a nivel mundial ha aumentado constantemente en los ltimos

    cinco aos, siendo China el mayor productor y consumidor, mientras que EEUU ocupa

    el segundo lugar (1). Se prev que de seguir esta tendencia, para el ao 2020 la

    produccin de carne en el mundo habr aumentado en un 40% (2). El incremento en el

    consumo de carne de cerdo, en China, ha sido uno de los principales factores de esta

    tendencia incremental en todo el planeta (3). Sin embargo, en los EEUU, al igual que en

    otros pases desarrollados se observa una disminucin per cpita del consumo de

    carne roja, debido a las preocupaciones en la salud mencionadas en el capitulo

    anterior, y as como a la afectacin en la economa de los estadunidenses (4). Esta

    misma tendencia se observa en otros pases desarrollados, donde los consumidores

    estn seleccionando alimentos cuya produccin tenga un impacto ambiental ms

    reducido, algunos otros reducen el consumo de carne para proteger a los animales,

    mientras que otros lo hacen por temas de salud.

    1.1 El sobrepastoreo

    El principal impacto ambiental negativo potencial de la produccin extensiva de ganado,

    es el sobrepastoreo, el cual conduce a la degradacin de la vegetacin, a una

    mayor erosin de los suelos, y al deterioro de su fertilidad y de su estructura. El

    sobrepastoreo es el resultado de que el nmero y el tipo de animales superan la

    capacidad de carga del sitio de pastoreo. Los factores que entran en juego son el

    nmero de animales y el tiempo de permanencia en el sitio dado. El sobrepastoreo

    provoca una reduccin de las especies forrajeras mas preferidas por los animales, y un

    aumento en especies no palatales, incluso de las especies txicas. El aumento en la

    erosin de los suelos, es causado indirectamente por la prdida de la cobertura vegetal,

  • 21

    y, directamente, porque se afloja el suelo, exponindolo a la erosin hdrica y elica.

    Las veredas que ocasiona el pisoteo del ganado en las laderas provocan un proceso de

    erosin que puede conducir a la formacin de arroyos. Adems, el sobrepastoreo

    degrada la estructura del suelo, pulverizndolo y compactando la superficie.

    El sobrepastoreo tambin tiene efectos negativos para la fauna silvestre, aumentando la

    competencia por el forraje, lo que en ocasiones provoca que los productores traten de

    eliminar a las especies de fauna silvestre que compiten con el ganado o bien a aquellas

    que lo estn depredando. La manera ms efectiva de evitar el sobrepastoreo es la de

    no sobrepasar la capacidad de carga de los terrenos. Como se mencion

    anteriormente, es necesario tomar en cuenta tanto el nmero de unidades animal en

    relacin a la superficie y la productividad del terreno como el tiempo en que los

    animales permanecen pastoreando. Se ha demostrado que sistemas planificados de

    pastoreo pueden incluso aumentar la productividad de los ranchos y disminuir la

    competencia entre los bovinos y el venado cola blanca (5).

    Diversos estudios describen los diferentes impactos ambientales negativos que ha

    tenido el sobrepastoreo en el noreste del pas. (6) (7) (8). Esta misma tendencia se

    observa en todo el territorio nacional, principalmente en areas ejidales, donde las

    areas de pastoreo son normalmente sobre utilizadas por aquellos que quieren sacar

    ms ganancia de los recursos comunes aumentando el nmero de cabezas de ganado.

    Sin embargo, tambin es muy comn observar terrenos privados sobre-pastoreados.

    Normalmente los ganaderos mexicanos tienden a sobrepasar la capacidad de carga de

    sus terrenos. Es difcil suponer que esto lo hagan a propsito dado que no se

    entendera que hubiese un inters en afectar en el largo plazo sus propias tierras de

    pastoreo. Ms bien ocurre por desconocimiento y por la falta de asesora tcnica

    especializada por parte de los diferentes niveles de gobierno.

    Debemos de recordar que las especies domsticas de pastoreo que utilizamos para la

    produccin de carne no son nativas del continente americano. La domesticacin de las

    especies animales para nuestro consumo no fue un proceso razonado por los seres

  • 22

    humanos. No se discerni sobre cuales especies animales nos convena domesticar.

    Obviamente nuestros antepasados nunca se preguntaron qu especies haran una

    conversin ms eficiente de la energa a carne o cuales estaban mejor adaptadas a

    determinadas regiones del planeta. Simplemente lo que paso fue que las especies

    domsticas se seleccionaron de los sitios donde los primeros humanos se asentaron y

    que estaban a su alcance. As mismo, se domesticaron algunas especies animales que

    se encontraban en sus migraciones.

    1.2 Impactos ambientales de la produccin intensiva de carne

    La produccin industrializada de la carne conlleva altos costos de manutencin, ya

    que este tipo de sistemas suponen un gasto muy elevado tanto en alimentos,

    principalmente cereales, as como en medicamentos. Al mismo, tiempo estas

    instalaciones generan muchos residuos, y contaminacin. En muchos casos consumen

    grandes proporciones de los recursos locales de agua, energa, combustibles y pastos.

    Para alimentar el gran nmero de animales, se tienen que producir grandes cantidades

    de cereales, utilizando normalmente fertilizantes, pesticidas, y otros compuestos que

    afectan el medio ambiente. Cuantas ms granjas industrializadas existan, ms habr

    que hacer rendir los cultivos, para lo cual se requiere utilizar una mayor cantidad de

    pesticidas, fertilizantes y semillas genticamente modificadas.

    1.3 Emisin de gases efecto invernadero

    Las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por la actividad humana han

    aumentado desde la era preindustrial. Esto se ha debido en gran medida al crecimiento

    econmico y al crecimiento de la poblacin. Las concentraciones atmosfricas actuales

    de dixido de carbono, metano y xido nitroso no tienen precedentes al menos en los

    ltimos 800.000 aos. Sus efectos, se han detectado en todo el sistema climtico, y es

    muy probable que hayan sido la causa dominante del calentamiento observado desde

    mediados del siglo XX.

  • 23

    En muchas regiones, los cambios en las precipitaciones o el derretimiento de la nieve y

    el hielo estn alterando los sistemas hidrolgicos, que afectan los recursos hdricos en

    trminos de cantidad y calidad. Muchas especies terrestres, de agua dulce, y especies

    marinas han cambiado sus rangos geogrficos, actividades de temporada, los patrones

    de migracin, la abundancia, y las interacciones entre especies en respuesta al cambio

    climtico en curso. Estudios que cubren una amplia gama de regiones, y cultivos

    demuestran que los impactos negativos del cambio climtico en los rendimientos de los

    cultivos han sido ms comunes que los impactos positivos.

    La acidificacin de los ocanos, y de los organismos marinos tambin se atribuye al

    aumento en las concentraciones de bixido de carbono en la atmosfera. Desde el ao

    de 1950, se han observado cambios importantes en los fenmenos meteorolgicos,

    algunos de estos cambios se han relacionado con la influencia humana. Las

    temperaturas fras extremas han disminuido, en cambio la frecuencia de temperaturas

    elevadas extremas ha aumentado. As mismo, los episodios de precipitaciones intensas

    en diferentes regiones del mundo son ms comunes, as como el evidente incremento

    del nivel del mar.

    Los impactos relacionados con el clima, como olas de calor, sequas, inundaciones,

    ciclones e incendios forestales, revelan la vulnerabilidad significativa y la exposicin de

    algunos ecosistemas y muchos sistemas humanos a la actual variabilidad del clima. Se

    estima que la emisin continua de gases de efecto invernadero, provocar un mayor

    calentamiento global y duraderos cambios en todos los componentes del sistema

    climtico. Se prev una afectacin, ser grave, generalizada e irreversible para las

    personas y los ecosistemas.

    La temperatura de la superficie de la tierra se estima que aumentar en el siglo XXI, en

    todos los escenarios de emisiones evaluadas. Es muy probable que las ondas de calor

    se produzcan con ms frecuencia y duren ms, y que los eventos de precipitaciones

    extremas sean ms frecuentes e intensas en muchas regiones. El ocano continuar

  • 24

    calentndose y acidificndose, y el nivel medio global del mar ser cada vez ms

    elevado (9).

    El sector ganadero es un emisor importante de gases de efecto invernadero (GEI), pero

    tambin tiene un gran potencial para reducir sus emisiones. Esta es quizs la principal

    conclusin del informe "La lucha contra el cambio climtico a travs de la ganadera",

    elaborado por la FAO.

    De este estudio se desprenden las siguientes consideraciones:

    Se estima que el sector ganadero emite 7.1 giga toneladas de dixido de carbono

    equivalente (CO2e) por ao, lo que representa alrededor del 14.5% de todas las

    emisiones de origen humano.

    La produccin de carne de res, y la produccin de leche estn involucradas en la

    mayora de las emisiones, contribuyendo respectivamente 41% y 19%. Mientras que la

    carne de porcino contribuy con el 9% y la carne de aves de corral y la produccin de

    huevos contribuyen con el 8% de las emisiones del sector.

    Las principales fuentes de emisin son: a) produccin y procesamiento de alimentos

    con un 45% del total, de los cuales 9% es atribuible a la expansin de los pastos y a los

    cultivos forrajeros en los bosques, b) la fermentacin entrica de los rumiantes (39%), y

    la descomposicin del estircol (10%). El resto es atribuible al procesamiento y

    transporte de productos de origen animal.

    Este mismo estudio establece, que es posible lograr con relativa facilidad una reduccin

    de hasta el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de

    producto de origen animal. El citado documento establece que esto es viable de lograr,

    solo con que los productores en un sistema dado, regin y zona climtica adoptaran las

    tecnologas y las prcticas en uso por parte de sus colegas con emisiones menos

    intensivas. Segn el reporte, estas reducciones son posibles de lograr en todas las

    especies, sistemas y regiones. Se destaca que la eficiencia en el uso de los recursos en

  • 25

    todo el ciclo de produccin de productos es la mayor oportunidad que existe. Las

    buenas prcticas en el manejo del estircol que promuevan la recuperacin y el

    reciclaje de nutrientes, el aprovechamiento de la energa contenida en el estircol, y el

    ahorro de energa y el reciclaje a lo largo de las cadenas de suministro, son otras

    opciones de mitigacin (10).

    2. Impactos ecolgicos de la produccin de carne de venado

    El venado cola blanca, es quizs el mamfero mayor que ms tiempo ha existido en el

    Continente Americano. Se han encontrado fsiles de venados en lo que hoy es el

    estado de Florida de una antigedad de ms de 3.5 millones de aos. Sin duda este

    prolongado periodo evolutivo le ha dado al venado cola blanca una gran eficiencia de

    subsistir, y de aprovechar de manera eficiente los recursos que existen para ellos en

    esta regin del planeta (11).

    En trminos prcticos, y en comparacin con las especies domesticas, los venados

    tienen una mayor rusticidad, una mayor resistencia a los patgenos locales, una mejor

    adaptacin al clima, y a los factores orogrficos y fisiogrficos, as como una utilizacin

    ms eficiente de los recursos naturales. Todo esto se traduce en una menor inversin

    econmica para los productores por cada kilogramo de carne producido dado que no se

    requiere prcticamente inversin alguna.

    En la isla hawaiana de Molokai, se realiz un estudio para comparar la eficiencia

    econmica y ecolgica de producir un kilogramo de carne de res en pastoreo, un

    kilogramo de carne de cerdo, y un kilogramo de carne de venado axis (Axis axis) que es

    una especie extica en esta isla, y de la cual existe una sobrepoblacin. Para

    determinar el impacto ecolgico de cada sistema de produccin se utiliz el anlisis de

    ciclo de vida. Comparando la cantidad de bixido de carbono equivalente (CO2e) que se

    produjo para producir un kilogramo de carne, en el caso del ganado bovino, fue de 30

    kilogramos, mientras que en el caso del venado axis fue solo de 188 gramos. Esta gran

    diferencia se produce por diferentes factores que van desde las distintos niveles de

  • 26

    emisiones en la produccin y en el transporte de los alimentos, como de la diferencia

    natural que existe en la produccin de metano entre los bovinos y los venados por cada

    kilogramo de alimento consumido. Los venados tienen la necesidad de consumir

    alimentos con una menor concentracin de fibra cruda que los bovinos, dado que no

    pueden digerirla eficientemente.

    Debido a que los venados consumen menos proporcin de fibra la eficiencia en la

    produccin de cidos grasos voltiles en el rumen y en el retculo es mayor por lo que

    se forma menos metano que es un subproducto de la fermentacin anaerbica en el

    tracto digestivo de los rumiantes. En el caso de los bovinos sucede lo contrario dado

    que la mayor proporcin de fibra cruda en la dieta conlleva a una mayor produccin de

    metano. En este mismo estudio el gasto energtico total requerido para la produccin

    de un kilogramo de carne de bovino fue de 7.68 megajoules mientras en que el caso del

    venado axis fue de 2.67 megajoules.

    A pesar de que en este reporte se demostraron las ventajas ambientales y econmicas

    de la produccin de la carne de venado los autores sealan que por motivos de

    regulacin y culturales su implementacin a gran escala sera muy complicada de llevar

    a cabo. (12) Sin duda estos son dos factores que tienen que sortearse para lograr el

    aprovechamiento sostenible de la carne de venado en el noreste de Mxico. La

    eficiencia en la transformacin de la energa bruta contenida en los alimentos a energa

    neta contenida en la carne es mayor en los venados que en los bovinos. (13).

    Es decir, la energa contenida en los ecosistemas generada por la energa solar es

    convertida ms eficientemente en carne por los venados que los bovinos por lo que en

    teora se pueden mantener un mayor nmero de unidades animal de venados por

    superficie de terreno que de bovinos sin proporcionar suplementos alimenticos. El

    ahorro energtico se traduce directamente en ahorros econmicos por lo que producir

    un kilogramo de carne de venado es ms barato que producir un kilogramo de carne de

    res, con la ventaja de la posibilidad de obtener un precio ms alto por kilogramo de kilo

    producido.

  • 27

    3. Referencias

    1) Elena C. 2014. Motivos por los cual reducir el consumo de carne , recuperado

    desde: www.elherbolario.com/noticia/1006/DIETA-SANA/Motivos-por-los-que-

    reducir-el-consumo-de-carne.html

    2) Caravaca R, et al. 2005. Bases de la produccin animal. Universidad de Sevilla

    (61) 512.

    3) Pratt, D., M. Gwynne. 1977. Rangeland Management and Ecology. Huntington,

    Nueva York: Krieger Publishing Company.

    4) Research and Markets, Market Research Company. 2014. Food Industry Bundle:

    Meat and Poultry Trends in the U.S. & Fish and Seafood Trends in the U.S.

    5) Martnez, A., Molina, V., Gonzlez, F., Marroqun J., Navar, J. 1997.

    Observations of white-tailed deer and cattle diets in Mexico. Journal of Range

    Management. Vol. 50 No. 3. pp. 253-57.

    6) Manzano, M., Nvar, J., Pando, M., Martnez, A. 2000. Overgrazing and

    desertification in northern Mexico: highlights on north eastern region. Journal

    Annals of Arid Zone (India) Vol. 39 No. 3, special issue pp. 285-304.

    7) Martinez, A., Hewitt, D., Valenzuela, S., Uvalle, J., Estrada, E., Avendao, J.,

    Aranda, R. 2003. Habitat and population status of desert mule deer in Mexico.

    Volume 49, Issue 1, pp 14-24.

    8) Manzano, M., Nvar, J. 2000. Processes of desertification by goats overgrazing

    in the Tamaulipan thornscrub (matorral) in north-eastern Mexico. Journal of Arid

    Environments Volume 44, Issue 1, pp 117.

  • 28

    9) Intergovernmental Panel on Climate Change. Climate Change 2014. Synthesis

    Report.

    10) Food and agriculture organization of the United Nations. 2013. Tackling Climate

    Change through Livestock a Global Assessment of Emissions and Mitigation

    Opportunities.

    11) Lee, L. 1997. The deer of North America. First Lyons Press paperback Edition.

    Pp 18-38.

    12) De Sa, R., Emmerman, D., Veysey, D. 2013. Livestock Production on

    Molokai Island, Hawaii. A Life-Cycle Assessment of Three Commercial

    Scenarios. Yale School of Forestry & Environmental Studies. pp 11-18.

    13) Phillips, C. 2009. Principles of Cattle Production, Second Edition. CABI

    Publishing Editorial. Pp 26-35.

  • 29

    Captulo III

    Dr. Alfonso Martnez Muoz

    1. Aprovechar la carne de venado en el Noreste de Mxico para evitar que se daen los ecosistemas con la sobrepoblacin

    Se entiende por capacidad de carga el nmero terico mximo de individuos que un

    rea determinada puede mantener de una forma sostenible. Es evidente que en los

    ecosistemas existe una variacin importante de la capacidad de carga a travs del ao

    y entre los diferentes aos relacionada normalmente por los factores climatolgicos

    cambiantes. Mantener el nmero de herbvoros, sin rebasar la capacidad de carga de

    los ecosistemas, es quizs la medida ms importante para lograr un manejo correcto de

    los ecosistemas en el largo plazo. Sin embargo, como describimos en el capitulo

    anterior no se le ha dado la debida atencin a esta medida provocando as graves

    daos a los ecosistemas, mismos que resultan irreversibles en el corto y en el mediano

    plazo.

    En el caso de los venados normalmente los programas de manejo de las poblaciones

    mediante el aprovechamiento cinegtico en todo el mundo se enfocan a una meta

    especfica de capacidad de carga. Es decir, se fija el tamao ptimo de superficie de

    hbitat por venado, y se acta en consecuencia. El criterio para otorgar un cierto

    nmero de permisos de extraccin de venados se define simple y llanamente tratando

    de tener una carga optima pre estimada para un ecosistema dado. Basados claro en

    estimaciones del tamao actual de la poblacin. Si las poblaciones de venado son bajas

    los permisos se restringen, en cambio si las poblaciones son altas el nmero de

    permisos otorgados aumenta. En muchas ocasiones incluso se les conmina a los

    dueos de los ecosistemas o a los cazadores a reducir la poblacin. La razn

    predominante es el inters en proteger el hbitat que de otra manera puede ser daado

    por la sobrepoblacin.

  • 30

    Cuando se tienen una carga de venados conservadora tambin la condicin nutricional

    de las poblaciones de venados mejora notablemente. Esto se demostr en diferentes

    ranchos del Noreste de Mxico. Aquellos ranchos con una carga animal conservadora

    tuvieron los venados con las mejores condiciones alimenticias, y fueron aquellos donde

    se haban obtenido los mejores trofeos de caza (1).

    La calidad de los trofeos que se puedan extraer se relaciona estrechamente con la

    posible demanda y por lo tanto con el precio que los cazadores estarn dispuestos a

    pagar por cazar un venado en un rancho o regin determinada. Entre mayor sea la

    demanda ms altos sern beneficios econmicos directos e indirectos para toda la

    cadena de negocios y personas relacionados con la cacera. Por ejemplo, se estim

    que en los seis estados del Norte de Mxico la cacera deportiva durante el ao 2001-

    2002 gener un impacto econmico de 2,882 millones de pesos, y gener 43,685

    empleos (2).

    Mantener la carga de venados por debajo de la capacidad de carga de los ecosistemas

    es una responsabilidad finalmente de los funcionarios que establecen el nmero de

    permisos de extraccin. Si este criterio no se toma en cuenta a la hora del otorgamiento

    de las tasas de aprovechamiento se estar promoviendo, seguramente sin pretenderlo,

    la destruccin del hbitat, la reduccin de la calidad de las poblaciones, y afectando de

    manera importante la derrama econmica actual, y futura derivada de esta actividad en

    el pas. Hay otra razn importante para buscar la carga ptima de venados que es la

    obtencin de la mxima productividad de su poblacin. Est demostrado que cuando la

    poblacin de venados se mantiene por debajo de capacidad de carga se obtiene una

    mayor produccin y sobrevivencia de las cras, as como una relacin de machos y de

    hembras cercana al 50% y 50% al nacimiento. Se ha establecido que la mxima

    produccin de cras se obtiene cuando la carga de los venados se encuentra al 50% de

    la capacidad de carga de los ecosistemas (3) (4).

  • 31

    En ocasiones es difcil mantener la poblacin al 50% de la capacidad de carga por lo

    que en el Este del estado de Texas se busca una poblacin ptima de venados en dos

    tercios de la capacidad de carga. Es decir, si la capacidad de carga es de 8 hectreas

    por venado, la capacidad ptima sera de 12 hectreas por venado. El venado cola

    blanca es una de las especies cuyo crecimiento es controlado por el hbitat

    (disponibilidad de alimento, agua, espacio, depredadores, etc.). Sin embargo, cuando el

    hbitat se modifica, reduciendo alguno de los factores limitantes de la poblacin, como

    pueden ser las poblaciones de depredadores, la poblacin crece exponencialmente

    hasta daar el hbitat. Este fenmeno sucedi en el noreste de Mxico donde desde

    hace cerca de 30 aos se han protegido las poblaciones de venado que estaban muy

    disminuidas y donde ya haban sido reducidas las poblaciones de depredadores y otras

    como el lobo exterminadas. La sobrepoblacin existente de venados en muchas

    areas del Noreste de Mxico fue reportada desde hace ms de una dcada. Incluso a

    raz de estos estudios se permiti la cacera de hembras para poder as estar en

    condiciones de reducir la poblacin (5).

    2. Piensa como una Montaa (Aldo Leopold)

    Se ha demostrado en diferentes estudios que cuando el nmero de venados sobrepasa

    la capacidad de carga de los ecosistemas por un periodo de tiempo prolongado la

    disponibilidad de alimento, y la capacidad de carga decrecen afectando as a la

    poblacin, y daando en gran medida el propio hbitat. Los venados cola blanca son

    capaces de lograr un crecimiento poblacional de 0 a sobrepasar la capacidad de carga

    en un periodo de solo 6 a 7 aos debido a su elevado potencia reproductivo (6), (7), (8).

    Los daos que una sobrepoblacin de venados puede provocar en los ecosistemas

    fueron documentados desde las primeras dcadas del siglo pasado. Quizs la leccin

    ms clara de esto se obtuvo en la regin protegida de Kaibab dentro del Parque

    Nacional del Gran Can en el Estado de Arizona de los Estados Unidos de Amrica.

    El reporte de lo ocurrido en este sitio ha sido una piedra angular del entendimiento de la

    ecologa de poblaciones de las especies silvestres.

  • 32

    En Kaibab se llev a cabo un control intensivo de coyotes, pumas y lobos. En el ao de

    1910 inici el crecimiento exponencial de la poblacin de venados que se encontraba

    hasta entonces estable en cerca de 4000 individuos. Para el ao 1918 se observaban

    ya indicios de sobrepastoreo. Entre 1918 y 1924 siete diferentes investigaciones

    alertaron sobre la posible catstrofe que se avecinaba, y nada fue hecho. En 1924 con

    una poblacin de cerca de 100 mil venados iniciaron las hambrunas lo que redujo la

    poblacin en un 60% en solo dos inviernos. Para 1939 la poblacin era de solo de un

    tercio de la capacidad de carga del ecosistema que se tena antes del inicio del

    crecimiento exponencial. En estas mismas dcadas fueron registrados fenmenos

    similares en diferentes estados de la Unin Americana. Estas experiencias cambiaron la

    poltica pblica del manejo de las poblaciones de venados y del control de

    depredadores en los Estados Unidos de Amrica (9).

    La idea que Leopold quera transmitir con la expresin piensa como una montaa es

    que paradjicamente la mejor forma de proteger a las poblaciones de venados es

    manteniendo una carga adecuada de venados para los ecosistemas. De otra manera

    mencionaba Leopold al igual que los venados le temen a los lobos, la montaa le teme

    a los venados Con la agravante de que la poblacin de venados se recupera mucho

    ms rpido que un ecosistema daado.

    Hace 30 aos la preocupacin en el Noreste de Mxico era que haba muy pocos

    venados, ahora la preocupacin es que hay muchos vendos, esto est documentado, y

    se tiene que actuar en consecuencia. Nos encontramos ahora en una situacin muy

    similar a la que hace 100 aos estuvieron aquellas regiones de los EEUU que alertaban

    sobre los impactos de la sobrepoblacin de venados. Las estrategias que rijan el

    manejo de las poblaciones deben de reflejarse ahora en una buena salud de las

    poblaciones de venado, en una buena salud del hbitat, y en reducir los conflictos entre

    los humanos y los venados

  • 33

    3. Como podemos llegar a la carga ptima de venados en la regin

    Sin duda los permisos de extraccin de venados que se otorguen en Mxico dependen

    y seguirn dependiendo de las estimaciones de la poblacin de cada una de las UMAs

    o de cada sitio determinado. Adems del anlisis de la informacin de las condiciones

    en las que se encuentra el ecosistema, de fotografas actuales, la localizacin del sitio,

    porcentaje de vegetacin nativa o de praderas inducidas, nmero de cabezas de

    ganado, entre otras muchas variables, que definen el programa de manejo de cada uno

    de los sitios. Aunado al anlisis de esta informacin la autoridad que otorga los

    permisos debe de tener una meta por cada tipo de ecosistema de la carga ptima de

    venados que se est buscando. Con esta meta en mente el otorgamiento de los

    permisos se facilita, y la decisin se justifica.

    Como sabemos no es posible reducir la poblacin de venados si extraemos nicamente

    machos dado que las hembras llevan la carga reproductiva y cada macho puede cubrir

    ms de 10 hembras. Los permisos entonces deben de darse para extraer machos y

    hembras. Ms que permisos de extraccin y en vista de lo que hemos aqu comentado

    la autoridad debe de dictaminar cuantos venados debern de ser extrados de cada

    sitio. De esta manera estar preservando el hbitat y las poblaciones.

    La primera tarea es establecer la carga ptima de venados por eco regin. Claro que

    los datos definitivos sern los que se levanten en cada una de las UMAS, y el plan de

    manejo que se presente, pero de esta manera la autoridad y los manejadores de vida

    silvestre contarn con una gua general. Hasta ahora el problema de la sobrepoblacin

    se ha tratado de resolver otorgando permisos para translocar hembras de ranchos

    sobrepoblados a otros sitios. Sin embargo los sitios disponibles de distribucin de la

    subespecie son cada vez ms escasos, y moverlas a sitios fuera del rango de

    distribucin de la subespecie no es correcto, y en muchas ocasiones poco efectivo. En

    muestreos realizados de 1974 a 1991 en la regin del Sur de Texas, el Servicio de

    Parques y Vida Silvestre, determin que la densidad promedio de venados fue de 9

    hectreas por venado (10).

  • 34

    Las estrategias de manejo de la poblacin de venados incluida la tasa de extraccin

    deben de tener como metas 1) mantener la carga de venados por debajo de la

    capacidad de carga de los ecosistemas, 2) tener una relacin machos hembras

    adecuada, 3) la estrategia de cacera de machos debe de permitir lograr una estructura

    de edades adecuada, y 4) se debe de considerar en la estrategia la cacera de

    alesnillos (11).

    En promedio, del ao 2000 al ao 20014, 635,379 cazadores han cazado 575,574

    venados anualmente en el estado de Texas. (12). La poblacin total de venados de

    Texas es de cerca de 4 millones de venados, por lo que en promedio se extrae el 14%

    de la poblacin, tanto de machos como de hembras. (12) La derrama econmica anual

    de estos cazadores en Texas es estimada en 690 millones de dlares o en ms de 10

    mil millones de pesos a tipo de cambio actual. La meta de extraccin para mantener

    una poblacin adecuada, y no sobrepasar la capacidad de carga de los ecosistemas es

    de 20% de la poblacin incluyendo hembras (13).

    En el Noreste de Mxico se estima que existe una poblacin cercana a los 407,680

    venados cola blanca (datos de Jorge Villarreal en el captulo IV de este mismo libro) y

    en la temporada 2007-2008 segn datos de la SEMARNAT (ltimos datos disponibles

    de forma gratuita en el siguiente enlace que lleva a la pgina de la SEMARNAT):

    http://www.semarnat.gob.mx/archivosanteriores/temas/gestionambiental/vidasilvestre/A

    provechamientos/UMA%20con%20Tasa%20de%20Aprovechamiento%20Autorizada%2

    02007-2008.pdf) se otorgaron para Nuevo Len. Coahuila y Tamaulipas 15,426

    permisos para cazar venado cola blanca, lo que equivale al aprovechamiento del 3.78%

    de la poblacin. Con esta tasa de extraccin, y sin contar los cintillos que no son

    utilizados, o bien los venados que se cazan ilegalmente estamos muy por debajo de la

    extraccin optima del 20%. Aunque debemos de preocuparnos por mantener, y elevar

    el nmero de cazadores en el pas difcilmente lograremos en la meta del 20% con la

    cacera deportiva por lo que la extraccin de los venados para el aprovechamiento de

    su carne puede contribuir a lograr esta meta planteada. En Texas as como en otros

  • 35

    estados de la Unin Americana son los cazadores los que aprovechan la carne de los

    venados cazados.

    Tener una poblacin alta de venados, y un nmero relativamente bajo de cazadores,

    nos puede permitir, si nos organizamos, y actuamos en consecuencia, crear una nueva

    oportunidad quizs nica a nivel mundial. Me refiero el lograr el manejo correcto de las

    poblaciones de venado y de su hbitat fomentando la comercializacin de la carne de

    venados cosechados en los ecosistemas del Noreste de Mxico. Al mismo tiempo, y de

    manera indirecta seguimos fomentando la ganadera diversificada con los beneficios

    ecolgicos subsecuentes, sobre todo en servicios ambientales, diversificamos las

    ganancias del sector productivo, hacemos un uso ms eficiente de los ecosistemas, e

    introducimos al mercado un producto ms benfico para la salud humana. Todo esto

    con la subsecuente derrama econmica y la creacin de nuevos empleos.

    4. Referencias

    1) Martnez, A., Hewiit, D. 1999. Nutritional condition of white-tailed deer in Northern

    Mexico. Wildlife Society Bulletin. Vol. 27, No. 3 pp. 543-546.

    2) Guajardo, R., Martnez, A. 2004. Cuantificacin del impacto econmico de la

    caza deportiva en el norte de Mxico y perspectivas de su desarrollo. Entorno

    Econmico 42. pp 1-17.

    3) McCollough, D.R. 1979. The George Reserve deer herd: population ecology of a

    K-selected species. University of Michigan.

    4) Caughley, G. 1980. Analysis of vertbrate populations. John Wiley and Sons,

    New York.

    5) Martnez, A., Hewitt, D., Cotera, M. 1997. Managing overabundant White-tailed

    deer in Northern Mexico. Wildlife Society Bulletin. Vol. 25, No. 2. pp 430-432.

  • 36

    6) Kroll, J.C. 1987. The white-tailed deer in the mixed pine-hardwood forest: A

    practical approach to management. White-tailed Deer Management and

    Research Institute, School of Forestry SFASU. Nacogdoches, TX.

    7) Kroll,J.C., Goodrum, W.D., Behrman, P.J. 1986. Twenty seven years of over-

    browsing: Implications to white-tailed deer management in wilderness areas. In

    D.L. Kullhavy and R.n. Conner, eds. Wilderness and natural areas in the eastern

    United States: A management challenge. Center of Applied Studies. School of

    Forestry. Stephen F. Austin Stated University. Nachogdoches, Tx. P 294.

    8) Halls, L.D. 1978. White-tailed deer. In J.L. Schmidt and D.L. Gilbert, eds. Big

    Game of North America. Tackpole Books, Harrisburg. PA. P. 43.

    9) Leopold, A. 1943. Deer irruptions. Wisc Conserv. Bull 8:3-11.

    10)Texas Parks and Wildlife Department. 1992. Texas White-tailed deer population

    and harvest trends. Pp 1974-91.

    11)Fielding Harwell, TPWD Technical Guidance Biologist, Kerrville. Harvest: An

    Essential Strategy for White-tailed Deer Management.

    12)Purvis, J. 2014. Big Game Harvest Survey Results 2000-01 Thru 2013-14.

    (White-tailed deer, mule deer and javelin). Texas Parks and Wildlife Department.

    13)David, C., Guynn, Jr. 1981. Deer harvest: What percent should be harvested?

    Departement of Forestry, Clemson University. Clemson, South Carolina. pp. 438-

    443.

  • 37

    Captulo IV

    Ing. Jorge Villarreal Gonzlez

    1. rea de produccin: Seleccin, localizacin, cobertura y principales caractersticas de sitios con potencial de produccin de crnicos en el Noreste de Mxico. De acuerdo al nmero de Unidades de Manejo para la Conservacin de la Vida

    Silvestre (UMAS) en las que se autoriza el aprovechamiento cinegtico y/o la

    extraccin de animales vivos (principalmente con fines de repoblacin) de venados cola

    blanca Odocoileus virginianus de la principal rea geogrfica ecolgica de la regin

    norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, incluye una

    superficie total de ecosistemas naturales y modificados del orden de 9;990,688 de

    hectreas, que estn dedicadas principalmente al pastoreo del ganado bovino de carne,

    la prestacin de servicios de turismo cinegtico para la caza deportiva del venado cola

    blanca, la agricultura de secano o temporal, y la agricultura de riego en 360 mil

    hectreas de los distritos del bajo Ro San Juan, bajo Ro Bravo y Don Martn. Cabe

    destacar, que la escases y mala distribucin de las lluvias medias anuales, y las

    temperaturas extremosas de verano (superiores a los 40C) y del invierno (inferiores a

    los 0C), son los principales factores limitantes para el desarrollo de la agricultura, y es

    por esta misma razn que el principal uso y vocacin natural del suelo es el de la

    ganadera, y durante los ltimos 20 aos, al manejo combinado del mismo ganado

    bovino, y de las poblaciones silvestres de venados cola blanca Odocoileus virginianus

    que se desarrollan de manera natural y con excelentes caractersticas de trofeos

    cinegticos con reconocimiento nacional e internacional (1, 2, 3, 4 y 5).

    Dentro de la principal rea geogrfica ecolgica de la regin norte del noreste de

    Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, en la que se tiene el mayor

    aprovechamiento del venado cola blanca, se incluye, para el Estado de Coahuila, 13

    municipios que comprenden una superficie total del orden de 3.72 millones de

    hectreas: Acua (1;150,000 ha.), Allende (25,200 ha.), Guerrero (292,600 ha.), Hidalgo

  • 38

    (112,900 ha.), Jimnez (220,100 ha.), Jurez (297,100 ha.), Morelos (60,600 ha.), Nava

    (90,800 ha.), Piedras Negras (47,400 ha.), Progreso (185,800 ha.), Sabinas (234,500

    ha.), Villa Unin (185,500 ha.) y Zaragoza (818,400 ha.).

    Para el Estado de Nuevo Len, esta rea geogrfica ecolgica de la regin norte del

    noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, incluye 25 municipios con una

    superficie total del orden de 3.64 millones de hectreas: Agualeguas (103,465 ha.), Los

    Aldamas (64,524 ha.), Anhuac (430,360 ha.), Bustamante (47,022 ha.), Cadereyta

    (115,369 ha.), Cerralvo (88,005 ha.), China (409,286 ha.), Dr. Coss (71,234 ha.), Dr.

    Gonzlez (62,816 ha.), General Bravo (199,952 ha.), General Tern (247,767 ha.),

    General Trevio (35,618 ha.), Los Herreras (55,065 ha.), Higueras (66,989 ha.),

    Hualahuises (16,530 ha.), Lampazos de Naranjo (358,750 ha.), Linares (232,208 ha.),

    Melchor Ocampo (26,206 ha.), Montemorelos (169,090 ha.), Paras (100,868 ha.), Los

    Ramones (115,690 ha.), Sabinas Hidalgo (139,319 ha.), Salinas Victoria (160,936 ha.),

    Vallecillo (182,305 ha.) y Villaldama (143,612 ha.).

    Para el Estado de Tamaulipas, esta rea geogrfica ecolgica de la regin norte del

    noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, incluye 12 municipios con una

    superficie total del orden de 2.63 millones de hectreas: Camargo (93,000 ha.),

    Guerrero (244,000 ha.), Gustavo Daz Ordaz (43,200 ha.), Matamoros (463,200 ha.),

    Mendez (253,100 ha.), Mier (92,200 ha.), Miguel Alemn (63,800 ha.), Nuevo Laredo

    (122,300 ha.), Reynosa (314,500 ha.), Ro Bravo (158,300 ha.), San Fernando (691,500

    ha.) y Valle Hermoso (89,900 ha.).

    2. Estimacin de la tasa anual de aprovechamiento sustentable de venados cola

    blanca.

    Con el objeto de estimar una tasa media anual de aprovechamiento sustentable de

    venados cola blanca para el rea geogrfica ecolgica del norte del noreste de Mxico

    que fue seleccionada para este proyecto, se analizaron dos casos reales de

    aprovechamiento sustentable de venados cola blanca a travs de la caza deportiva.

  • 39

    El primer caso incluy el anlisis de la regin geogrfica ecolgica denominada

    planicies del sur de Texas, que corresponde a un rea geogrfica ecolgica de

    matorrales ridos y semiridos, con condiciones meteorolgicas y climatolgicas

    similares a las de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas. Siendo importante destacar, que de hecho, estas 2 reas geogrficas

    ecolgicas: planicies del sur de Texas y norte del noreste de Mxico, son parte de la

    gran Provincia Bitica Tamaulipeca, y por esta razn ostentan una diversidad biolgica

    de flora y fauna silvestre comn en ms del 90% de la superficie total.

    El segundo caso incluy el anlisis de los registros de caza de los venados cola blanca

    O. v. texanus que han sido aprovechados legalmente y de manera sustentable durante

    los ltimos 30 aos en el Rancho Santa Brbara, municipio de Hidalgo, Coahuila, y

    que se considera un rancho ganadero diversificado (manejo combinado y produccin de

    ganado bovino de carne y venados cola blanca) caracterstico de la regin norte del

    noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas.

    3. Estudio de caso: Tasa media anual de aprovechamiento cinegtico de machos

    y hembras en la regin planicies del sur de Texas, E.U.A..

    La regin ecolgica de las planicies del sur de Texas, E.U.A. es ampliamente

    reconocida por su potencial ganadero y su abundancia de poblaciones silvestres de

    fauna silvestre y en particular de poblaciones silvestres de venado cola blanca O. v.

    texanus (6).

    Esta regin ecolgica incluye una superficie de ecosistemas naturales y modificados del

    orden de 8.1 millones de hectreas que corresponden al Gran Valle de Ro Grande,

    conocido en Mxico como Ro Bravo. Los hbitats naturales de esta regin ecolgica

    que son prcticamente iguales a los de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila,

    Nuevo Len y Tamaulipas, corresponden a matorrales espinosos y subinermes, que por

    su excelente calidad forrajera y cobertura vegetal, constituyen un excelente hbitat

    natural para el venado cola blanca O. v. texanus (6).

  • 40

    La precipitacin pluvial media anual o lluvia vara, desde los 400 y hasta los 700

    milmetros. El clima es semiseco con temperaturas medias mensuales extremosas

    durante el verano e invierno. Es comn que peridicamente se presenten aos con

    sequias severas, y tambin, que anualmente se presenten heladas o temperaturas

    inferiores a los 0C. Estos grandes contrastes meteorolgicos y climatolgicos, hacen

    que esta regin geogrfica ecolgica imponga grandes retos para lograr mantener un

    manejo adecuado de los terrenos naturales que utiliza de manera combinada el ganado

    bovino de carne y los venados cola blanca (6).

    Algunas de las principales especies de plantas leosas y forrajeras arbustivas que son

    caractersticas de los paisajes de matorrales semiridos de esta regin geogrfica

    ecolgica incluyen entre otras especies: mezquite Prosopis glandulosa, chaparro prieto

    Acacia rigdula, granjeno Celtis pallida, vara dulce Eysenhardtia texana, guajillo Acacia

    berlandieri y nopales Opuntia spp (6).

    De acuerdo a las experiencias de campo que han sido obtenidas en esta regin por el

    Departamento de Vida Silvestre de Texas, TPWD por sus siglas en ingls, es comn

    que en la mayora de los rancho ganaderos de esta regin, se asuma un coeficiente de

    agostadero promedio para los aos de lluvias normales que puede variar entre 10 y 12

    hectreas de terreno por unidad animal (unidad animal: vaca de 450 kg. de peso y su

    becerro). Este coeficiente de agostadero promedio, permite adems, mantener

    poblaciones silvestres de venados cola blanca O. v. texanus del orden de 1 venado

    (macho, hembra o cra) por la misma superficie de 10 a 12 hectreas de terreno natural

    (6). Este manejo combinado de bovinos de carne y venados cola blanca con una

    capacidad de carga promedio de 10 a 12 hectreas de terreno natural por unidad

    animal bovina ms 1 venado cola blanca (macho, hembra o cra), permite aprovechar

    de manera sustentable, si se hace el manejo adecuado del hbitat natural y las

    rotaciones de potreros recomendadas para un buen manejo del hato ganadero

    presente, un aprovechamiento medio anual de venados cola blanca del orden del 20%

    de la poblacin total de los machos y hembras presentes en el predio o rancho en

    cuestin (6).

  • 41

    Con relacin a lo anterior, es importante destacar, que de acuerdo a las estadsticas de

    caza deportiva correspondientes a la temporada cinegtica oficial 2012-2013, dentro de

    la regin geogrfica ecolgica de las planicies del sur de Texas, E.U.A. se

    aprovecharon un total de 106,817 venados cola blanca: 63,258 machos y 43,559

    hembras (7, 8, 9 y 10).

    Estas estadsticas permiten estimar para la regin geogrfica ecolgica de las planicies

    del sur de Texas, E.U.A., una tasa de aprovechamiento sustentable media anual de

    venados cola blanca (machos y hembras) del orden de 1 macho o hembra por cada 76

    hectreas de terreno. Para el caso de los machos, la tasa de aprovechamiento media

    anual corresponde a 1 macho por cada 128 hectreas, y para el caso de las hembras,

    corresponde a 1 hembra por cada 186 hectreas.

    De acuerdo al mapa de densidades medias de poblacin de venado cola blanca para

    los Estados Unidos de Norteamrica, la densidad media de poblacin de venado cola

    blanca O. v. texanus para la regin geogrfica ecolgica de las planicies del sur de

    Texas, E.U.A., se estima que vara entre 1 venado cola blanca (macho o hembra) por

    cada 10 a 20 hectreas de terreno. Siendo el promedio de densidad media de

    poblacin aceptado para esta regin de 1 venado cola blanca (macho o hembra) por

    cada 15 hectreas de terreno, o sea, del orden de 6.7 venados cola blanca (macho o

    hembra) por kilmetro cuadrado de terreno natural (7, 8, 9 y 10).

    De acuerdo a la informacin y estadsticas presentadas con anterioridad, se estima que

    para el caso particular de la regin geogrfica ecolgica de las planicies del sur de

    Texas, E.U.A., la tasa media anual de aprovechamiento sustentable de venados cola

    blanca (machos y hembras) es del orden del 20%, o sea, de 106,817 venados cola

    blanca cazados dentro de una superficie de 8.1 millones de hectreas.

  • 42

    4. Estudio de caso: Tasa media anual de aprovechamiento cinegtico de machos

    en el Rancho Santa Brbara, Hidalgo, Coahuila. Perodo: 29 aos consecutivos,

    temporadas 1984-1985 a 2013-2014.

    El rancho Santa Brbara, que de acuerdo a la Ley General de Vida Silvestre vigente

    corresponde a una Unidad de Manejo para la Conservacin de la Vida Silvestre

    (UMA), se localiza dentro del municipio de Hidalgo, Coahuila, y es un rancho ganadero

    productor de bovinos de carne con calidad de exportacin, tpico de la regin geogrfica

    ecolgica del norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, que

    como ya se seal con anterioridad, al igual que la regin geogrfica ecolgica de las

    planicies del sur de Texas, E.U.A., tambin se encuentra presente dentro de la Gran

    Provincia Bitica Tamaulipeca, cuyas caractersticas ecolgicas, suelos, lluvias,

    temperaturas, clima, fauna silvestre, flora silvestre y recursos hidrulicos superficiales y

    de subsuelo son muy similares (11).

    El rancho Santa Barbara, inicia la recuperacin y manejo del venado cola blanca O. v.

    texanus a partir del ao de 1968, o sea, hace 46 aos, con el principal objetivo de

    recuperar las poblaciones silvestres del venado cola blanca O. v. texanus, que para

    finales de la dcada de los aos 1950s llegaron a considerarse en peligro de extincin

    dentro del rea geogrfica ecolgica del norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo

    Len y Tamaulipas, como resultado de la caza furtiva e indiscriminada que desde la

    poca de la colonizacin de estos terrenos naturales se practic durante siglos.

    Cabe destacar, que esta recuperacin de venado cola blanca O. v. texanus tuvo como

    principal objetivo, restituir las poblaciones silvestres de esta especie en el rancho

    Santa Brbara, para poder posteriormente aprovecharlas de manera sustentable a

    travs de la prestacin de servicios de turismo cinegtico a cazadores nacionales e

    internacionales, que estn interesados en la cacera de estos venados cola blanca O. v.

    texanus, que son reconocidos a nivel mundial por sus grandes canastas de astas, que

    por su gran tamao y masividad alcanzan importantes puntuaciones en los libros de

    records internacionales de caza deportiva (11).

  • 43

    La superficie original del rancho Santa Brbara de acuerdo a escrituras, fue de 4,200

    hectreas de terrenos naturales de matorrales espinosos y subinermes, y

    posteriormente, esta superficie se redujo a 3,000 hectreas en el ao de 1990, dentro

    del rancho predominan entre otras especies de vegetacin nativa: mezquite Prosopis

    glandulosa, chaparro prieto Acacia rigdula, granjeno Celtis pallida, vara dulce

    Eysenhardtia texana, guajillo Acacia berlandieri y nopales Opuntia spp (11).

    A partir de la temporada cinegtica oficial 1986-1987 se tom la decisin en el rancho,

    como parte importante del programa de manejo del venado cola blanca O. v. texanus, la

    de registrar todos y cada uno de los venados cola blanca O. v. texanus que fueran

    cazados en el rancho: edad, peso en pie, peso en canal, medidas fsicas corporales y

    medidas de canastas de astas (12).

    Estas importante estadsticas de los registros de caza correspondientes a las

    temporadas cinegticas oficiales 1986-1987 y hasta 2012-2013, o sea, las estadsticas

    y registros de 28 aos ininterrumpidos de operacin del programa de manejo del

    venado cola blanca O. v. texanus en el rancho Santa Brbara, hoy en da permiten

    estimar con un alto grado de confiabilidad, ya que se incluyen en este perodo aos de

    sequa severa y aos de lluvias normales e incluso lluvias por encima de la media

    normal, que durante los 28 aos de aprovechamiento sustentable que se ha realizado

    en el rancho de manera ininterrumpida, se han cazado en el rancho un total de 840

    machos, o sea, un promedio anual del orden de 30 machos por cada temporada

    cinegtica oficial (12 y 13).

    De acuerdo a estas estadsticas, y considerando que la densidad media de poblacin

    de venado cola blanca O. v. texanus que se ha mantenido en el rancho Santa Barbara

    en manejo combinado con ganado bovino de carne, ha sido del orden de 1 venado cola

    blanca (macho, hembra o cra) por cada 8 hectreas de terreno, se estima con un gran

    ndice de confiabilidad, que la tasa de aprovechamiento sustentable de venado cola

    blanca O. v. texanus media anual en el rancho Santa Barbara ha sido y es del orden

    del 25% del total de los machos presentes en las poblaciones silvestres del rancho, o

  • 44

    sea, 1 venado cola blanca macho por cada 100 hectreas (1 vcb macho / km2). Con

    una composicin de poblacin que se ha mantenido a lo largo de la historia del rancho,

    con una relacin machos:hembras:cras del orden de: 1:1.5:1, o sea, 29%:42%:29% (12

    y 13).

    5. Estimacin de la capacidad de carga del hbitat natural de la regin norte del

    noreste de Mxico.

    Trabajos de campo realizados durante los aos de 1985 a 1988 en 6 diferentes ranchos

    ganaderos de manejo combinado de ganado bovino de carne y venados cola blanca O.

    v. texanus para 3 diferentes tipos de matorrales espinosos y subinermes del norte del

    Estado de Nuevo Len (2 ranchos muestreados por cada tipo de matorral), que son

    caractersticos de los hbitats naturales de matorrales de la regin norte del noreste de

    Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, permitieron estimar los valores de

    capacidad de carga del hbitat natural para venados cola blanca O. v. texanus en

    manejo combinado con bovinos de carne, y la capacidad de carga del hbitat natural

    para el caso de venados cola blanca O. v. texanus sin la presencia de ganado bovino.

    En el cuadro No. 1 se presentan los resultados de esta investigacin (14).

  • 45

    Cuadro No. 1. Estimacin de la capacidad de carga del hbitat que utiliza el venado cola blanca texano Odocoileus virginianus texanus de diferentes tipos de matorral xerfilo de

    algunos municipios del norte de Nuevo Len (Villarreal, 1985-1988). Tomado del libro: Venado Cola Blanca Manejo y Aprovechamiento Cinegtico (Villarreal, 1999).

    Municipio

    Tipo de Matorral Xerfilo

    (principales componentes)

    Produccin Forrajera desde el Punto de Vista de Bovinos (aos normales)

    Capacidad de carga de Venados

    Manejo Combinado

    con Bovinos

    Sin Bovinos

    Anhuac PG/AR/CP/AB/CT/LT/PA/CF/CO/ EP/OL

    380 a 420 kg Materia seca por ha

    1 venado/10 ha 1 venado/3.5 ha

    Lampazos

    de Naranjo

    AR/PA/LL/LT/EP/OL

    280 a 320 kg

    Materia seca por ha

    1 venado/11.5 ha

    1 venado/4 ha

    Pars

    AB/AR/PA/LT/PG/CO/CP/CT/OL

    250 a 290 kg

    Materia seca por ha

    1 venado/13 ha

    1 venado/4.5 ha

    KR/AR/CF/SC/CT/CP/CO/CL

    180 a 200 kg Materia seca por ha

    1 venado/18 ha 1 venado/6.5 ha

    Principales componentes vegetales: PG/mezquite Prosopis glandulosa; AR/ chaparro prieto Acacia rigidula; CP/granjeno Celtis pallida; AB/guajillo Acacia berlandieri; CT/chaparro amargoso Castela erecta; LF/cenizo Leucophyllum frutescens; PA/guayacan Porlieria angustifolia; CM/palo verde Cercidium macrum; CO/brasil Condalia obovata; EP/vara dulce Eysenhardtia texana; OE/nopal Opuntia engelmannii; SC/capul Schaefferia cuneifolia; KR/calderona Krameria ramosissima.

    Experiencias del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas, sugieren que

    para el caso particular de la regin de matorrales de las Planicies del Sur de Texas,

    E.U.A., cuyas caractersticas ecolgicas como ya se seal con anterioridad son

    similares a las de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas, la capacidad de carga promedio que se maneja en muchos de los ranchos

    ganaderos de bovinos de carne de esta regin se estima en el orden de 12 hectreas

    por unidad animal, y que dentro de esa misma superficie de terreno, es posible tambin

    manejar 1 venado cola blanca: macho o hembra. De acuerdo con lo anterior, la

    capacidad de carga promedio recomendada para la mayora de los ranchos ganaderos

    de esta regin es del orden de 1 venado cola blanca / 12 ha. (1 venado cola blanca / 30

    acres), o sea, 8.3 venados / km2 (15).

  • 46

    6. Estimacin del rendimiento de crnicos de venados cola blanca susceptibles

    de aprovechamiento sustentable en la regin norte del noreste de Mxico.

    Trabajos de campo realizados en la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila,

    Nuevo Len y Tamaulipas, permitieron estimar que el peso promedio en pie de los

    venados cola blanca O. v. texanus, machos (n=32) y hembras (n=240) de 2.5 aos de

    edad fue de: 57 kg. para los machos y de 46 kg. para las hembras, siendo importante

    destacar que estos pesos corresponden a venados que fueron capturados durante los

    meses de marzo y abril de 1993, o sea, 1 2 meses posteriores a la poca de

    reproduccin (diciembre y enero), que es adems la poca en la que los hbitats

    naturales del venado cola blanca de esta regin estn en su condicin de capacidad de

    carga ms baja (14).

    Para el caso particular de venados cola blanca O. v. texanus machos, adultos de 3.5,

    4.5 y ms aos de edad, el peso promedio (n=800) en pie fue de 80 kg. para los meses

    de diciembre y enero de los aos 1986 a 2013 en el Rancho Santa Barbara, Hidalgo,

    Coahuila, cuyo hbitat natural es de matorrales espinosos e inermes caractersticos de

    la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas (13).

    De acuerdo a registros de caza de venados cola blanca obtenidos en el Rancho Santa

    Barbara, Hidalgo, Coahuila, durante los aos de 1986 a 2013 se estima, que la

    reduccin del peso en pie de los venados cola blanca cazados, se reduce en un 22%

    cuando se extraen las vsceras (panza, intestinos y otros) del animal y se conserva la

    piel sobre el cuerpo del mismo. Y tiene una reduccin adicional de un 25% del peso,

    cuando se le retira la piel, las patas y la cabeza, o sea, del peso efectivo de la canal de

    carne del venado (13). De acuerdo con lo anterior, un venado (macho o hembra) de 65

    kg. de peso en pie, se reduce a 50 kg. de peso una vez retiradas las vsceras, y se

    reduce a 38 kg. de peso en canal de carne, sin piel, sin patas y sin cabeza.

  • 47

    7. Estimacin de la produccin media anual de crnicos de venado cola blanca

    esperada para la regin norte del noreste de Mxico.

    Para la estimacin del nmero de venados cola blanca (machos y hembras) que es

    posible aprovechar anualmente de manera sustentable dentro de la regin norte del

    noreste de Mxico que fue seleccionada para este proyecto, se asumieron las

    consideraciones tcnicas que se indican a continuacin, basadas en la informacin y

    anlisis de la informacin que fue dada a conocer en los apartados anteriores de este

    captulo 7, y adicionalmente de diversas experiencias de campo que fue posible obtener

    de ganaderos, ganaderos diversificados criadores de fauna y titulares de Unidades de

    Manejo para la Conservacin de la Vida Silvestre (UMAS) en donde se realiza el

    manejo y aprovechamiento sustentable del venado cola blanca a travs de la caza

    deportiva legal:

    1. Con el objeto de definir la superficie real de hbitats naturales disponibles para la

    produccin y aprovechamiento sustentable del venado cola blanca (machos y

    hembras), se obtuvieron los mapas de uso del suelo y vegetacin natural de los

    50 municipios del rea seleccionada (16).

    2. Para cada municipio se consider como superficie real de hbitats naturales

    disponibles, solamente las superficies que corresponden a las reas que an

    conservan su vegetacin natural original, excluyendo las reas que

    corresponden a los diferentes tipos de agricultura (riego y temporal), a los

    diferentes tipos de pastizales (cultivados, inducidos y naturales), a los diferentes

    tipos de asentamientos humanos, a las zonas urbanas, a los cuerpos de agua, y

    a las reas de topografa quebrada y escarpada en donde no se encuentra

    presente el venado cola blanca.

    3. Para la definicin de la capacidad de carga de los hbitats naturales disponibles

    para el venado cola blanca de cada municipio, se asign un valor promedio de

    acuerdo a las capacidades de carga de los terrenos naturales de las regiones

  • 48

    ecolgicas de las Planicies del Sur de Texas, E.U.A. y del norte del noreste de

    Mxico. Cabe sealar, que estos ndices de capacidad de carga asignados, se

    hicieron bajo la consideracin de manejo combinado de los venados con el

    ganado bovino de carne.

    4. Para la estimacin de la poblacin total de venados cola blanca que es posible

    manejar de manera sustentable en cada municipio, se consideraron las

    superficies de hbitat natural y la capacidad de carga asumida de acuerdo a los

    incisos 2 y 3 de este captulo 7.

    5. Para la estimacin de nmero de ejemplares (hembras y machos) de venados

    cola blanca que es posible aprovechar de manera sustentable en cada municipio,

    se analizaron 3 escenarios de aprovechamiento: para una tasa de

    aprovechamiento del 10% de la poblacin presente, y para tasas de

    aprovechamiento del 15% y 20% respectivamente, siendo importante destacar,

    que la tasa de aprovechamiento mnima sustentable correspondera a la tasa del

    10%, existiendo la posibilidad, de que si se realiza el manejo adecuado de

    hbitat natural y poblaciones silvestres de venado cola blanca, se considera

    factible a futuro poder alcanzar una tasa de aprovechamiento sustentable del

    orden del 20% de la poblacin total de venados cola blanca presentes en cada

    municipio.

    6. Para la estimacin de la produccin (toneladas) de crnicos de venado cola

    blanca de cada municipio del rea seleccionada, se consider un peso promedio

    (hembras y machos) de 40 kg. por canal de carne, sin vsceras, sin piel, sin patas

    y sin cabeza.

  • 49

    8. Estimacin de la tasa de aprovechamiento sustentable y produccin de

    crnicos y despojos de venado cola blanca para el Estado de Coahuila.

    En base a los considerandos asumidos en el inciso 7.5 de este captulo, se estim la

    tasa de aprovechamiento de venados cola blanca (machos y hembras) que es posible

    obtener de manera sustentable para todos y cada uno de los 13 municipios del Estado

    de Coahuila (cuadro No. 7.2) que fueron considerados como parte del rea potencial

    para la produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca de la regin norte del

    noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas.

    De acuerdo a los resultados obtenidos (cuadro No. 7.2) se estima, que para el caso del

    Estado de Coahuila, la produccin media anual total de crnicos (en toneladas) y de

    despojos (metros cuadrados de piel y nmero de patas) de venados cola blanca

    (machos y hembras) esperados, para tasas de aprovechamiento del 10% (1 vcb / 130

    ha.), 15% (1 vcb / 86 ha.) y 20% (1 vcb / 65 ha.) seran las siguientes:

    Tasa de cosecha

    Machos y hembras aprovechados

    Toneladas de crnicos (base canales)

    Despojos (m2 de piel y nmero de patas)

    10% 15,453 618 15,453 y 61,812

    15% 23,180 927 23,180 y 92,720

    20% 30,906 1,236 30,906 y 123,624

    Es importante destacar, que esta produccin de crnicos y despojos se considera

    susceptible de alcanzarse en un plazo no mayor de 5 aos, si se manejan las

    poblaciones silvestres de venados cola blanca dentro de la capacidad de carga

    propuesta para cada uno de los municipios, y adems, se realiza un manejo adecuado

    de los hatos ganaderos de bovinos de carne dentro de las Unidades de Manejo para la

    Conservacin de la Vida Silvestre (UMAS) que participen en este modelo de

    produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca en el Estado de Coahuila.

  • 50

    9. Estimacin de la tasa de aprovechamiento sustentable y produccin de

    crnicos y despojos de venado cola blanca para el Estado de Nuevo Len.

    En base a los considerandos asumidos en el inciso 7.5 de este captulo, se estim la

    tasa de aprovechamiento de venados cola blanca (machos y hembras) que es posible

    obtener de manera sustentable para todos y cada uno de los 25 municipios del Estado

    de Nuevo Len (cuadro No. 7.3) que fueron considerados como parte del rea potencial

    para la produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca de la regin norte del

    noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas.

    De acuerdo a los resultados obtenidos (cuadro No. 7.3) se estima, que para el caso del

    Estado de Nuevo Len, la produccin media anual total de crnicos (en toneladas) y de

    despojos (metros cuadrados de piel y nmero de patas) de venados cola blanca

    (machos y hembras) esperados, para tasas de aprovechamiento del 10% (1 vcb / 123

    ha.), 15% (1 vcb / 82 ha.) y 20% (1 vcb / 62 ha.) seran las siguientes:

    Tasa de cosecha

    Machos y hembras aprovechados

    Toneladas de crnicos (base canales)

    Despojos (m2 de piel y nmero de patas)

    10% 14,913 596 14,913 y 59,652

    15% 22,369 895 22,369 y 89,476

    20% 29,825 1,193 29,825 y 119,300

    Es importante destacar, que esta produccin de crnicos y despojos se considera

    susceptible de alcanzarse en un plazo no mayor de 5 aos, si se manejan las

    poblaciones silvestres de venados cola blanca dentro de la capacidad de carga

    propuesta para cada uno de los municipios, y adems, se realiza un manejo adecuado

    de los hatos ganaderos de bovinos de carne dentro de las Unidades de Manejo para la

    Conservacin de la Vida Silvestre (UMAS) que participen en este modelo de

    produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca en el Estado de Nuevo Len.

  • 51

    10. Estimacin de la tasa de aprovechamiento sustentable y produccin de

    crnicos y despojos de venado cola blanca para el Estado de Tamaulipas.

    En base a los considerandos asumidos en el inciso 7.5 de este captulo, se estim la

    tasa de aprovechamiento de venados cola blanca (machos y hembras) que es posible

    obtener de manera sustentable para todos y cada uno de los 12 municipios del Estado

    de Tamaulipas (cuadro No. 7.4) que fueron considerados como parte del rea potencial

    para la produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca de la regin norte del

    noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas.

    De acuerdo a los resultados obtenidos (cuadro No. 7.4) se estima, que para el caso del

    Estado de Tamaulipas, la produccin media anual total de crnicos (en toneladas) y de

    despojos (metros cuadrados de piel y nmero de patas) de venados cola blanca

    (machos y hembras) esperados, para tasas de aprovechamiento del 10% (1 vcb / 122

    ha.), 15% (1 vcb / 82 ha.) y 20% (1 vcb / 61 ha.) seran las siguientes:

    Tasa de cosecha

    Machos y hembras aprovechados

    Toneladas de crnicos (base canales)

    Despojos (m2 de piel y nmero de patas)

    10% 10,402 416 10,402 y 41,608

    15% 15,603 624 15,603 y 62,412

    20% 20,804 832 20,804 y 83,216

    Es importante destacar, que esta produccin de crnicos y despojos se considera

    susceptible de alcanzarse en un plazo no mayor de 5 aos, si se manejan las

    poblaciones silvestres de venados cola blanca dentro de la capacidad de carga

    propuesta para cada uno de los municipios, y adems, se realiza un manejo adecuado

    de los hatos ganaderos de bovinos de carne dentro de las Unidades de Manejo para la

    Conservacin de la Vida Silvestre (UMAS) que participen en este modelo de

    produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca en el Estado de Tamaulipas.

  • 52

    11. Estimacin de la tasa de aprovechamiento sustentable y produccin de

    crnicos y despojos de venado cola blanca para el rea seleccionada de la regin

    norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas.

    En base a los considerandos asumidos en el inciso 7.5 de este captulo, se estim la

    tasa de aprovechamiento de venados cola blanca (machos y hembras) que es posible

    obtener de manera sustentable para todos y cada uno de los 50 municipios del rea

    seleccionada de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila (cuadro No. 7.2),

    Nuevo Len (cuadro No. 7.3) y Tamaulipas (cuadro No. 7.4)

    De acuerdo a los resultados obtenidos (cuadros No. 7.2, 7.3 y 7.4) se estima, que para

    el rea seleccionada de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas, la produccin media anual total de crnicos (en toneladas) y de despojos

    (metros cuadrados de piel y nmero de patas) de venados cola blanca (machos y

    hembras) esperados, para tasas de cosecha del 10% (1 vcb / 122 ha. a 1 vcb / 130 ha.),

    15% (1 vcb / 82 ha. a 1 vcb / 86 ha.) y 20% (1 vcb / 61 ha. a 1 vcb / 65 ha.) seran las

    siguientes:

    Tasa de cosecha

    Machos y hembras aprovechados

    Toneladas de crnicos (base canales)

    Despojos (m2 de piel y nmero de patas)

    10% 40,768 1,630 40,768 y 163,072

    15% 61,152 2,446 61,152 y 244,608

    20% 81,535 3,261 81,535 y 326,140

    Es importante destacar, que esta produccin de crnicos y despojos se considera

    susceptible de alcanzarse en un plazo no mayor de 5 aos, si se manejan las

    poblaciones silvestres de venados cola blanca dentro de la capacidad de carga

    propuesta para cada uno de los municipios, y adems, se realiza un manejo adecuado

    de los hatos ganaderos de bovinos de carne dentro de las Unidades de Manejo para la

    Conservacin de la Vida Silvestre (UMAS) que participen en este modelo de

    produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca en el rea seleccionada de la

    regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas.

  • 53

    Finalmente y en apoyo a la confiabilidad de estos resultados, es importante destacar,

    que de toda la superficie del rea seleccionada de la regin norte del noreste de

    Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, solo se consider como hbitat natural

    efectivo para la produccin de los venados cola blanca susceptibles de

    aprovechamiento sustentable, una superficie total de 5;123,874 hectreas, que

    representan el 51% de las 9;990,688 hectreas del rea total seleccionada para este

    proyecto.

  • 54

    Cuadro 2.- Estimacin del aprovechamiento sustentable medio anual de machos y hembras de venado cola blanca y produccin de crnicos (toneladas de carne en canal) y despojos para diferentes tasas de cosecha de municipios del Estado de Coahuila.

    Municipio Superficie (ha.)

    Superficie de hbitat disponible

    (ha.)

    Densidad (venados / km2)

    Poblacin total (machos y hembras)

    Aprovechamiento anual de machos y hembras (ejemplares y toneladas de crnicos en canal)

    Tasa 10% Tasa 15% Tasa 20%

    Acua 1;148,800 585,888 (51%) 7.1 (1 vcb / 14 ha.) 41,849 4,185 (167 ton.) 6,277 (251 ton.) 8,370 (334 ton.)

    Allende 25,200 10,080 (40%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 806 81 (4 ton.) 121 (5 ton.) 161 (7 ton.)

    Guerrero 292,600 160,930 (55%) 7.1 (1 vcb / 14 ha.) 11,495 1,150 (46 ton.) 1,724 (69 ton.) 2,299 (92 ton.)

    Hidalgo 112,900 45,160 (40%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 3,613 361 (14 ton.) 542 (22 ton.) 722 (29 ton.)

    Jimnez 220,100 114,452 (52%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 9,156 916 (37 ton.) 1,373 (55 ton.) 1,831 (73 ton.)

    Jurez 297,100 178,260 (60%) 7.1 (1 vcb / 14 ha.) 12,733 1,273 (51 ton.) 1,910 (76 ton.) 2,546 (102 ton.)

    Morelos 60,600 24,240 (40%) 10 (1 vcb / 10 ha.) 2,424 242 (10 ton.) 364 (15 ton.) 485 (19 ton.)

    Nava 90,800 49,940 (55%) 10 (1 vcb / 10 ha.) 4,994 499 (20 ton.) 749 (30 ton.) 999 (40 ton.)

    Piedras Negras 47,400 18,960 (40%) 7.1 (1 vcb / 14 ha.) 1,354 135 (5 ton.) 203 (8 ton.) 271 (11 ton.)

    Progreso 185,800 102,190 (55%) 10 (1 vcb / 10 ha.) 10,219 1,022 (41 ton.) 1,533 (61 ton.) 2,044 (82 ton.)

    Sabinas 234,500 140,700 (60%) 7.1 (1 vcb / 14 ha.) 10,050 1,005 (40 ton.) 1,508 (60 ton.) 2,010 (80 ton.)

    Villa Unin 185,500 98,315 (53%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 7,865 787 (31 ton.) 1,180 (47 ton.) 1,573 (63 ton.)

    Zaragoza 818,400 474,672 (58%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 37,974 3,797 (152 ton.) 5,696 (228 ton.) 7,595 (304 ton.)

    Totales 3;718,700 2;003,787 (54%) 8.1 (1 vcb / 12.3 ha.) 154,532 15,453 (618 ton.) 23,180 (927 ton.) 30,906 (1,236 ton.)

    Tasa de cosecha de machos y/o hembras por unidad de superficie 1 vcb / 130 ha. 1 vcb / 86 ha. 1 vcb / 65 ha.

    Pieles (m2) susceptibles de aprovechar para artesanas y otros usos (+ 1 m2 / individuo). 15,453 m2 23,180 m2 30,906 m2

    Patas susceptibles de aprovechar para artesanas. 61,812 patas 92,720 patas 123,624 patas

  • 55

    Cuadro 3.- Estimacin del aprovechamiento sustentable medio anual de machos y hembras de venado cola blanca y produccin de crnicos (toneladas de carne en canal) y despojos para diferentes tasas de cosecha de municipios del Estado de Nuevo Len. Municipio Superficie

    (ha.) Superficie de

    hbitat disponible (ha.)

    Densidad (venados / km2)

    Poblacin total (machos y hembras)

    Aprovechamiento anual de machos y hembras (ejemplares y toneladas de crnicos en canal)

    Tasa 10% Tasa 15% Tasa 20%

    Agualeguas 103,465 47,000 (45%) 8 (1 vcb/12.5 ha.) 3,760 376 (15 ton.) 564 (22 ton.) 752 (30 ton.)

    Los Aldamas 64,524 31,627 (48%) 8 (1 vcb/12.5 ha.) 2,530 253 (10 ton.) 379 (15 ton.) 506 (20 ton.)

    Anhuac 430,360 246,080 (57%) 6.2 (1 vcb/16 ha.) 15,380 1,538 (62 ton.) 2,307 (92 ton.) 3,076 (124 ton.)

    Bustamante 47,022 18,808 (40%) 7.1 (1 vcb/14 ha.) 1,343 134 (5 ton.) 201 (8 ton.) 269 (10 ton.)

    Cadereyta Jimnez 115,369 34,611 (30%) 10 (1 vcb/10 ha.) 3,461 346 (14 ton.) 519 (21 ton.) 692 (28 ton.)

    Cerralvo 88.005 52,803 (60%) 10 (1 vcb/10 ha.) 5,280 528 (21 ton.) 792 (32 ton.) 1,056 (42 ton.)

    China 409,286 305,000 (74.5%) 6.2 (1 vcb/16 ha.) 19,063 1,906 (76 ton.) 2,859 (114 ton.) 3,813 (152 ton.)

    Dr. Coss 71,234 31,234 (44%) 6.2 (1 vcb/16 ha.) 1,952 195 (8 ton.) 293 (12 ton.) 390 (16 ton.)

    Dr. Gonzlez 62,816 30,000 (48%) 7.1 (1 vcb/14 ha.) 2,143 214 (9 ton.) 321 (13 ton.) 429 (18 ton.)

    General Bravo 199,952 99,976 (50%) 7.1 (1 vcb/14 ha.) 7,141 714 (29 ton.) 1,071 (43 ton.) 1,428 (58 ton.)

    General Tern 247,767 102,767 (41%) 11 (1 vcb/9 ha.) 11,419 1,142 (46 ton.) 1,713 (68 ton.) 2,284 (92 ton.)

    General Trevio 35,618 17,000 (48%) 10 (1 vcb/10 ha.) 1,700 170 (7 ton.) 255 (10 ton.) 340 (14 ton.)

    Los Herreras 55,065 43,565 (79%) 10 (1 vcb/10 ha.) 4,356 436 (17 ton.) 653 (26 ton.) 871 (34 ton.)

    Higueras 66,989 26,795 (40%) 10 (1 vcb/10 ha.) 2,679 268 (11 ton.) 402 (16 ton.) 536 (21 ton.)

    Hualahuises 16,530 4,959 (30%) 11 (1 vcb/9 ha.) 551 55 (2 ton.) 83 (3 ton.) 110 (4 ton.)

    Lampazos de Naranjo 358,750 179,375 (50%) 7.1 (1 vcb/14 ha.) 12,812 1,281 (51 ton.) 1,922 (77 ton.) 2,562 (102 ton.)

    Linares 232,208 80,806 (34.8%) 11 (1 vcb/9 ha.) 8,978 898 (36 ton.) 1,347 (54 ton.) 1,796 (72 ton.)

    Melchor Ocampo 26,206 19,654 (75%) 10 (1 vcb/10 ha.) 1,965 196 (8 ton.) 295 (12 ton.) 393 (16 ton.)

    Montemorelos 169,090 63,682 (38%) 11 (1 vcb/9 ha.) 7,076 708 (28 ton.) 1,061 (42 ton.) 1,415 (56 ton.)

    Pars 100,868 42,646 (42%) 10 (1 vcb/10 ha.) 4,264 426 (17 ton.) 640 (26 ton.) 853 (34 ton.)

    Los Ramones 115,690 53,000 (46%) 10 (1 vcb/10 ha.) 5,300 530 (21 ton.) 795 (32 ton.) 1,060 (42 ton.)

    Sabinas Hidalgo 139,319 70,399 (51%) 8 (1 vcb/12.5 ha.) 5,632 563 (23 ton.) 845 (34 ton.) 1,126 (45 ton.)

    Salinas Victoria 160,936 50,374 (31%) 7.1 (1 vcb/14 ha.) 3,598 360 (14 ton.) 540 (22 ton.) 720 (29 ton.)

    Vallecillo 182,305 116,155 (63%) 10 (1 vcb/10 ha.) 11,615 1,162 (46 ton.) 1,743 (70 ton.) 2,322 (93 ton.)

    Villaldama 143,612 71,806 (50%) 7.1 (1 vcb/14 ha.) 5,129 513 (20 ton.) 769 (31 ton.) 1,026 (41 ton.)

    Totales 3;642,988 1;840,127 (50.5%) 8.1 (1 vcb/12.3 ha.) 149,127 14,913 (596 ton.) 22,369 (895 ton.) 29,825 (1,193 ton.)

    Tasa de cosecha de machos y/o hembras por unidad de superficie 1 vcb / 123 ha. 1 vcb / 82 ha. 1 vcb / 62 ha.

    Pieles (m2) susceptibles de aprovechar para artesanas y otros usos (+ 1 m2 / individuo). 14,913 m2 22,369 m2 29,825 m2

    Patas susceptibles de aprovechar para artesanas. 59,652 patas 89,476 patas 119,300 patas

  • 56

    Municipio Superficie (ha.)

    Superficie de hbitat disponible

    (ha.)

    Densidad (venados / km2)

    Poblacin total (machos y hembras)

    Aprovechamiento anual de machos y hembras (ejemplares y toneladas de crnicos en canal)

    Tasa 10% Tasa 15% Tasa 20%

    Camargo 93,000 37,200 (40%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 2,976 298 (12 ton.) 446 (18 ton.) 595 (24 ton.)

    Guerrero 244,000 122,000 (50%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 9,760 976 (39 ton.) 1,464 (59 ton.) 1,952 (78 ton.)

    Gustavo Daz Ordaz 43,200 15,120 (35%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 1,210 121 (5 ton.) 182 (7 ton.) 242 (10 ton.)

    Matamoros 463,200 208,440 (45%) 7.1 (1 vcb / 14 ha.) 14,888 1,489 (59 ton.) 2,233 (89 ton.) 2,978 (118 ton.)

    Mndez 253,100 139,205 (55%) 7.1 (1 vcb / 14 ha.) 9,943 994 (40 ton.) 1,491 (60 ton.) 1,989 (80 ton.)

    Mier 92,200 36,880 (40%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 2,950 295 (12 ton.) 442 (18 ton.) 590 (24 ton.)

    Miguel Alemn 63,800 25,520 (40%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 2,042 204 (8 ton.) 306 (12 ton.) 408 (16 ton.)

    Nuevo Laredo 122,300 61,150 (50%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 4,892 489 (19 ton.) 734 (29 ton.) 978 (38 ton.)

    Reynosa 314,500 157,250 (50%) 7.1 (1 vcb / 14 ha.) 11,232 1,123 (45 ton.) 1,685 (67 ton.) 2,246 (90 ton.)

    Ro Bravo 158,300 79,150 (50%) 7.1 (1 vcb / 14 ha.) 5,653 565 (23 ton.) 848 (34 ton.) 1,131 (46 ton.)

    San Fernando 691,500 359,580 (52%) 10 (1 vcb / 10 ha.) 35,958 3,596 (144 ton.) 5,394 (216 ton.) 7,192 (288 ton.)

    Valle Hermoso 89,900 31,465 (35%) 8 (1 vcb / 12.5 ha.) 2,517 252 (10 ton.) 378 (15 ton.) 503 (20 ton.)

    Totales 2;629,000 1;272,960 (48%) 7.87 (1 vcb / 12.7 ha.) 104,021 10,402 (416 ton.) 15,603 (624 ton.) 20,804 (832 ton.)

    Tasa de cosecha de machos y/o hembras por unidad de superficie 1 vcb / 122 ha. 1 vcb / 82 ha. 1 vcb / 61 ha.

    Pieles (m2) susceptibles de aprovechar para artesanas y otros usos (+ 1 m2 / individuo). 10,402 m2 15,603 m2 20,804 m2

    Patas susceptibles de aprovechar para artesanas. 41,608 patas 62,412 patas 83,216 patas

  • 57

    12. Referencias.

    1) SEMARNAT, 2014. Sistema de Unidades de Manejo. Secretara de Medio

    Ambiente y Recursos Naturales http://www.semarnat.gob.mx

    2) CONEFF, 2014. Archivos de 350 Expedientes de UMAS de Aprovechamiento

    Cinegtico de Venado Cola Blanca de los Estados de Coahuila y Nuevo Len.

    Consejo Estatal de Flora y Fauna Silvestre de Nuevo Len, A.C. (CONEFF).

    Monterrey, Nuevo Len, Mxico.

    3) ANGADI, 2014. Archivos de 450 Expedientes de UMAS de Aprovechamiento

    Cinegtico de Venado Cola Blanca de los Estados de Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas. Asociacin Nacional de Ganaderos Diversificados Criadores de

    Fauna (ANGADI). Nuevo Laredo, Tamaulipas, Mxico.

    4) Villarreal, G., J. G., 2014. Archivos de 150 Expedientes de UMAS de

    Aprovechamiento Cinegtico de Venado Cola Blanca de los Estados de

    Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas. Monterrey, Nuevo Len, Mxico.

    5) INEGI, 2014. Marco Geoestadstico Municipal 2010, versin 5.0. Instituto

    Nacional de Estadstica y Geografa (INEGI) www.cuentame.inegi.org.mx

    6) Davis, E., 1990. Deer Management in the South Texas Plains. Federal Aid Report

    Series No. 27. Texas Parks and Wildlife Department. pp. 1 a 20.

    7) Purvis, Jon, 2014. Big Game Harvest Survey Results 2000-01 thru 2013-14,

    White-Tailed Deer, Mule Deer, Javelina, Compiled By Jon Purvis. Texas Parks

    and Wildlife Department. Revised 19 June 2014.

    http://www.tpwd.state.tx.us/publications

  • 58

    8) QDMA, 2001. White-tailed Deer Density Map 1999. Bogart, G. A. Quality Deer

    Management Association http://www.qdma.com

    9) QDMA, 2013. Whitetail Report 2013. Quality Deer Management Association.

    http://www.qdma.com/uploads/pdf

    10) Leschper, W., 2013. Best Places for Texas Deer Hunting in 2013. Game and

    Fish Magazine. pp. 1 a 7. http://www.gameandfishmag.com

    11) Villarreal, G., J. G., 1987. Santa Brbara: Historia del Desarrollo de un Rancho

    Cinegtico. Revista DUMAC Volumen IX, Num. 5. Ducks Unlimited de Mxico,

    A.C. Monterrey, Nuevo Len, Mxico. pp. 9, 10, 11 y 26.

    12) Villarreal, G., J. G., 1988. Santa Brbara: Importancia de los Registros de Caza

    del Venado Cola Blanca. Revista DUMAC Volumen X, Num. 6. Ducks Unlimited

    de Mxico, A.C. Monterrey, Nuevo Len, Mxico. pp. 25 y 28.

    13) Lpez, F. G. y C. Lpez G. 2014. Informes de Registros de Venados Cola

    Blanca Cazados en el Rancho Santa Brbara, Hidalgo, Coahuila, Mxico.

    Informes Correspondientes a las Temporadas Cinegticas Oficiales 1984-1985 a

    2013-2014 Inclusive. Archivos Personales de los Autores.

    14) Villarreal, G., J. G., 1999. Venado Cola Blanca, Manejo y Aprovechamiento

    Cinegtico (2 Edicin). Unin Ganadera Regional de Nuevo Len y PRODUCE

    Nuevo Len, A.C. Monterrey, Nuevo Len, Mxico. pp. 222 y 223.

    15) Davis, C.E. and L.L. Wishuhn 1982. South Texas deer- livestock relationships

    and management. Texas Parks and Wildlife Department. Austin, Texas. U.S.A.

    pp. 1 a 30.

  • 59

    16) INEGI, 2014. Conjunto de datos vectoriales de uso del suelo y vegetacin,

    escala 1:250,000, serie v (capa unin), Marco Geoestadstico Municipal 2010.

    Instituto Nacional de Estadstica y Geografa. Mxico.

  • 60

    Captulo V

    Ing. Jorge Villarreal Gonzlez

    1. Estimacin del precio unitario de canales de carne y despojos de venados cola blanca (machos y hembras) aprovechados en vida libre.

    El precio unitario del kilogramo de los diferentes cortes o partes corporales de las

    canales de carne de las diferentes especies de ganado y crvidos de consumo humano

    es muy variable, y en trminos generales depende directamente de los siguientes

    factores: el origen de la carne (en vida libre o engorda), la consistencia, la dureza, la

    suavidad, lo fibroso del tejido, el marmoleo, la cantidad de tejido graso presente en el

    corte y la palatabilidad. De acuerdo con lo anterior, es obvio que el precio del kilo de

    carne de un corte de filete por ejemplo, es 10 o ms veces superior al precio del kilo de

    un costillar del mismo animal.

    A manera de ejemplo, en los Estados Unidos de Norteamrica, el precio de venta al

    menudeo del kilo de filete de venado cola blanca (libre a bordo) es del orden de $720

    pesos mexicanos, mientras que el paquete de carne molida para hamburguesas es del

    orden de $270 pesos mexicanos. El precio de venta al menudeo del kilo de hueso del

    cuello y del kilo de hueso de las piernas (libre a bordo) es del orden de $104 y $89

    pesos mexicanos respectivamente (1 y 2).

    De acuerdo a consulta realizada a diferentes empresas dedicadas a la venta legal de

    canales de carne de bovinos terminados en engordas, el costo promedio del kilo de

    carne de bovinos en canal vara en el orden de: $60 a $65 pesos mexicanos el kilo.

    Para la determinacin del valor comercial de la produccin de crnicos y despojos de

    los venados cola blanca (machos y/o hembras) que se estim susceptible de

    aprovechamiento para el rea seleccionada de la regin norte del noreste de Mxico:

    Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, se consider tomando como base diversas

    entrevistas realizadas a productores de venados cola blanca Odocoileus virginianus del

  • 61

    Consejo Estatal de la Vida Silvestre en Chiapas, A.C. (3) Hbitat Natural (PIMVS), y

    que estn autorizados para el aprovechamiento y comercializacin legal de los

    productos crnicos y despojos que producen en sus PIMVS, que el valor comercial del

    kilo de carne de venado cola blanca en canal, o sea, sin piel, sin patas y sin cabeza,

    vara en el orden de los $130 y hasta los $180 pesos mexicanos por kilo (libre a bordo)

    en las instalaciones del PIMVS en cuestin, y que los despojos: pieles, patas y astas de

    los machos de los venados cola blanca (machos y/o hembras) sacrificados, tienen un

    valor comercial en los PIMVS (libre a bordo) que vara en el orden de $250 y hasta los

    $350 pesos mexicanos por venado sacrificado en las instalaciones del PIMVS en

    cuestin.

    De acuerdo con lo anterior, y considerando como una de las principales caractersticas

    de la carne de venado cola blanca que se va a comercializar, proviene directamente del

    monte o campo, o sea, que son animales que van a vivir en vida libre y consumir como

    dieta nica y exclusivamente los forrajes naturales que produce la vegetacin nativa de

    los hbitats naturales de la regin, y que esto tiene un valor comercial superior al de

    cualquier especie ganadera de engorda, se asumi como precio comercial por kilo de

    canal de carne de venado cola blanca, la cantidad de $175 pesos mexicanos por kilo de

    carne (libre a bordo en la UMA en cuestin), y se asumi adems, un precio comercial

    del orden de $300 pesos mexicanos por paquete de despojos: piel, patas y astas en el

    caso de machos (libre a bordo en la UMA en cuestin).

    2. Estimacin del valor de mercado de la produccin media anual de crnicos y

    despojos de venados cola blanca aprovechados en el Estado de Coahuila.

    En base a los considerandos asumidos en el inciso 8.1 de este captulo, se estim el

    valor comercial medio anual de mercado del total de las toneladas de crnicos y

    despojos que es posible derivar de manera sustentable para todos y cada uno de los 13

    municipios del Estado de Coahuila (cuadro No. 8.1) que fueron considerados como

    parte del rea potencial seleccionada para la produccin de crnicos y despojos de

  • 62

    venados cola blanca de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas.

    De acuerdo a los resultados obtenidos (cuadro No. 8.1) se estima, que para el caso del

    Estado de Coahuila, la produccin media anual total de crnicos (en toneladas) y de

    despojos (metros cuadrados de piel y patas) de venados cola blanca (machos y/o

    hembras) esperados para las tasas de aprovechamiento del 10% (1 vcb / 123 ha.), 15%

    (1 vcb / 82 ha.) y 20% (1 vcb / 62 ha.), seran las siguientes:

    Tasa de cosecha

    Machos y hembras aprovechados

    Produccin de crnicos (ton.) y despojos (paquetes)

    Valor de la produccin (LAB) (millones de pesos mexicanos)

    10% 15,453 618 ton. + 15,453 paq. $ 112;787,000

    15% 23,180 927 ton + 23,180 paq. $ 169;179,000

    20% 30,906 1,236 ton. + 30,906 paq. $ 225;573,000

    3. Estimacin del valor de mercado de la produccin media anual de crnicos y

    despojos de venados cola blanca aprovechados en el Estado de Nuevo Len.

    En base a los considerandos asumidos en el inciso 8.1 de este captulo, se estim el

    valor comercial medio anual de mercado del total de las toneladas de crnicos y

    despojos que es posible derivar de manera sustentable para todos y cada uno de los 25

    municipios del Estado de Nuevo Len (cuadro No. 8.2) que fueron considerados como

    parte del rea potencial seleccionada para la produccin de crnicos y despojos de

    venados cola blanca de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas.

    De acuerdo a los resultados obtenidos (cuadro No. 8.2) se estima, que para el caso del

    Estado de Nuevo Len, la produccin media anual total de crnicos (en toneladas) y de

    despojos (metros cuadrados de piel y patas) de venados cola blanca (machos y/o

    hembras) esperados para las tasas de aprovechamiento del 10% (1 vcb / 123 ha.), 15%

    (1 vcb / 82 ha.) y 20% (1 vcb / 62 ha.) seran las siguientes:

  • 63

    Tasa de cosecha

    Machos y hembras aprovechados

    Produccin de crnicos (ton.) y despojos (paquetes)

    Valor de la produccin (LAB) (millones de pesos mexicanos)

    10% 14,913 596 ton. + 14,193 paq. $ 108;774,000

    15% 22,369 895 ton. + 22,369 paq. $ 163;337,000

    20% 29,825 1,193 ton. + 29,825 paq. $ 217;722,000

    4. Estimacin del valor de mercado de la produccin media anual de crnicos y

    despojos de venados cola blanca aprovechados en el Estado de Tamaulipas.

    En base a los considerandos asumidos en el inciso 8.1 de este captulo, se estim el

    valor comercial medio anual de mercado del total de las toneladas de crnicos y

    despojos que es posible derivar de manera sustentable para todos y cada uno de los 12

    municipios del Estado de Tamaulipas (cuadro No. 8.3) que fueron considerados como

    parte del rea potencial seleccionada para la produccin de crnicos y despojos de

    venados cola blanca de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas.

    De acuerdo a los resultados obtenidos (cuadro No. 8.3) se estima, que para el caso del

    Estado de Tamaulipas, la produccin media anual total de crnicos (en toneladas) y de

    despojos (metros cuadrados de piel y patas) de venados cola blanca (machos y/o

    hembras) esperados para las tasas de aprovechamiento del 10% (1 vcb / 122 ha.), 15%

    (1 vcb / 82 ha.) y 20% (1 vcb / 61 ha.) seran las siguientes:

    Tasa de cosecha

    Machos y hembras aprovechados

    Produccin de crnicos (ton.) y despojos (paquetes)

    Valor de la produccin (LAB) (millones de pesos mexicanos)

    10% 10,402 416 ton. + 10,402 paq. $ 75;922,000

    15% 15,603 624 ton. + 15,603 paq. $ 113;881,000

    20% 20,804 832 ton. + 20,804 paq. $ 151;842,000

  • 64

    5. Estimacin del valor de mercado de la produccin media anual de crnicos y

    despojos de venados cola blanca aprovechados para el rea seleccionada de la

    regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas.

    En base a los considerandos asumidos en el inciso 7.5 del captulo 7, se estim la tasa

    de aprovechamiento de venados cola blanca (machos y hembras) que es posible

    obtener de manera sustentable para todos y cada uno de los 50 municipios del rea

    seleccionada de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila (cuadro No. 7.2),

    Nuevo Len (cuadro No. 7.3) y Tamaulipas (cuadro No. 7.4)

    De acuerdo a los resultados obtenidos (cuadros No. 8.1, 8.2 y 8.3) se estima, que para

    el rea seleccionada de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas, la produccin media anual total de crnicos (en toneladas) y de despojos

    (metros cuadrados de piel y patas) de venados cola blanca (machos y hembras)

    esperados, para tasas de aprovechamiento del 10% (1 vcb / 122 ha. a 1 vcb / 130 ha.),

    15% (1 vcb / 82 ha. a 1 vcb / 86 ha.) y 20% (1 vcb / 61 ha. a 1 vcb / 65 ha.) seran las

    siguientes:

    Tasa de cosecha

    Machos y hembras aprovechados

    Produccin de crnicos (ton.) y despojos (paquetes)

    Valor de la produccin (LAB) (millones de pesos mexicanos)

    10% 40,768 1,630 ton. + 40,768 paq. $ 297;483,000

    15% 61,152 2,446 ton. + 61,152 paq. $ 446;397,000

    20% 81,535 3,261 ton. + 81,535 paq. $ 595;137,000

    Como se seal en el captulo 7, es importante destacar, que esta produccin de

    crnicos y despojos se considera susceptible de alcanzarse en un plazo no mayor de 5

    aos, si se manejan las poblaciones silvestres de venados cola blanca dentro de la

    capacidad de carga propuesta para cada uno de los municipios, y adems, se realiza

    un manejo adecuado de los hatos ganaderos de bovinos de carne dentro de las

    Unidades de Manejo para la Conservacin de la Vida Silvestre (UMAS) que participen

    en este modelo de produccin de crnicos y despojos de venado cola blanca en el rea

  • 65

    seleccionada de la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas.

    Tambin es importante destacar, que en caso de lograrse un manejo de poblaciones

    silvestres de venado cola blanca y hbitat natural disponible, si se realiza una cosecha

    media anual del 20% de las poblaciones silvestres de venados cola blanca en los 50

    municipios seleccionados para la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo

    Len y Tamaulipas, es posible derivar una derrama econmica bruta del orden de $

    448.4 millones de pesos mexicanos, que vendran a contribuir de manera importante a

    la economa rural de los 50 municipios seleccionados para este proyecto, y en

    particular, vendran a constituir un ingreso adicional muy importante para muchos de los

    ganaderos y titulares de UMAS que participen en este programa de aprovechamiento

    de crnicos y despojos de venado cola blanca.

    Finalmente y en apoyo a la confiabilidad de estos resultados, como ya se seal en el

    captulo 7, es importante destacar, que de toda la superficie del rea seleccionada de la

    regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, solo se

    consider como hbitat natural efectivo para la produccin de los venados cola blanca

    susceptibles de aprovechamiento sustentable, una superficie total de 5;123,874

    hectreas, que representan el 51% de las 9;990,688 hectreas del rea total

    seleccionada para este proyecto.

  • 66

    Cuadro 1.- Estimacin del valor econmico medio anual de las toneladas de carne (base canales) y paquetes de despojos (piel y patas) de los venados cola blanca (machos y hembras) susceptibles de aprovecharse de manera sustentable para diferentes tasas de

    aprovechamiento de municipios del Estado de Coahuila. Municipio Aprovechamiento anual de machos y hembras (ejemplares), toneladas de crnicos en canal, despojos (paquete de piel y patas) y valor de mercado libre a

    bordo (LAB) esperado ($175 / kg. y $300 paquete), para diferentes tasas de aprovechamiento.

    Tasa 10% Tasa 15% Tasa 20% Ejemplares Toneladas Despojos Miles de pesos Ejemplares Toneladas Despojos Miles de pesos Ejemplares Toneladas Despojos Miles de pesos

    Acua 4,185 167 4,185 30,480 6,277 251 6,277 45,808 8,370 334 8,370 60,961

    Allende 81 4 81 724 121 5 121 911 161 7 161 1,273

    Guerrero 1,150 46 1,150 8,395 1,724 69 1,724 12,592 2,299 92 2,299 16,790

    Hidalgo 361 14 361 2,558 542 22 542 4,013 722 29 722 5,292

    Jimnez 916 37 916 6,750 1,373 55 1,373 10,037 1,831 73 1,831 13,324

    Jurez 1,273 51 1,273 9,307 1,910 76 1,910 13,873 2,546 102 2,546 18,614

    Morelos 242 10 242 1,823 364 15 364 2,734 485 19 485 3,471

    Nava 499 20 499 3,650 749 30 749 5,475 999 40 999 7,300

    Piedras Negras 135 5 135 916 203 8 203 1,461 271 11 271 2,006

    Progreso 1,022 41 1,022 7,482 1,533 61 1,533 11,135 2,044 82 2,044 14,963

    Sabinas 1,005 40 1,005 7,302 1,508 60 1,508 10,952 2,010 80 2,010 14,603

    Villa Unin 787 31 787 5,661 1,180 47 1,180 8,579 1,573 63 1,573 11,497

    Zaragoza 3,797 152 3,797 26,600 5,696 228 5,696 41,609 7,595 304 7,595 55,479

    Totales 15,453 108,150 4,636 112,787 23,180 162,225 6,954 169,179 30,906 216,300 9,272 225,573

  • 67

    Cuadro 2.- Estimacin del valor econmico medio anual de las toneladas de carne (base canales) y paquetes de despojos (piel y patas) de los venados cola blanca (machos y hembras) susceptibles de aprovecharse de manera sustentable para municipios del Estado de Nuevo

    Len. Municipio Aprovechamiento anual de machos y hembras (ejemplares), toneladas de crnicos en canal, despojos (paquete de piel y patas) y valor de mercado libre a

    bordo (LAB) esperado ($175 / kg. y $300 paquete), para diferentes tasas de aprovechamiento.

    Tasa 10% Tasa 15% Tasa 20% Ejemplares Toneladas Despojos Miles de pesos Ejemplares Toneladas Despojos Miles de pesos Ejemplares Toneladas Despojos Miles de pesos

    Agualeguas 376 15 376 2,738 564 22 564 4,019 752 30 752 5,476

    Los Aldamas 253 10 253 1,826 379 15 379 2,739 506 20 506 3,652

    Anhuac 1,538 62 1,538 11,311 2,307 92 2,307 16,792 3,076 124 3,076 22,622

    Bustamante 134 5 134 915 201 8 201 1,460 269 10 269 1,831

    Cadereyta

    Jimnez

    346 14 346 2,554 519 21 519 3,831 692 28 692 5,108

    Cerralvo 528 21 528 3,833 792 32 792 5,838 1,056 42 1,056 7,667

    China 1,906 76 1,906 13,872 2,859 114 2,859 20,808 3,813 152 3,813 27,744

    Dr. Coss 195 8 195 1,459 293 12 293 2,188 390 16 390 2,917

    Dr. Gonzlez 214 9 214 1,639 321 13 321 2,371 429 18 429 3,279

    General Bravo 714 29 714 5,289 1,071 43 1,071 7,846 1,428 58 1,428 10,577

    General Tern 1,142 46 1,142 8,393 1,713 68 1,713 12,414 2,284 92 2,284 16,784

    General Trevio 170 7 170 1,276 255 10 255 1,827 340 14 340 2,552

    Los Herreras 436 17 436 3,106 653 26 653 4,746 871 34 871 6,211

    Higueras 268 11 268 2,005 402 16 402 2,921 536 21 536 3,836

    Hualahuises 55 2 55 367 83 3 83 550 110 4 110 733

    Lampazos 1,281 51 1,281 9,309 1,922 77 1,922 14,051 2,562 102 2,562 18,619

    Linares 898 36 898 6,569 1,347 54 1,347 9,854 1,796 72 1,796 13,139

    Melchor Ocampo 196 8 196 1,459 295 12 295 2,188 393 16 393 2,918

    Montemorelos 708 28 708 5,112 1,061 42 1,061 7,668 1,415 56 1,415 10,224

    Pars 426 17 426 3,103 640 26 640 4,742 853 34 853 6,206

    Los Ramones 530 21 530 3,834 795 32 795 5,839 1,060 42 1,060 7,668

    Sabinas Hidalgo 563 23 563 4,194 845 34 845 6,204 1,126 45 1,126 8,213

    Salinas Victoria 360 14 360 2,558 540 22 540 4,012 720 29 720 5,291

    Vallecillo 1,162 46 1,162 8,399 1,743 70 1,743 1 2,773 2,322 93 2,322 16,972

    Villaldama 513 20 513 3,654 769 31 769 5,656 1,026 41 1,026 7,483

    Totales 14,913 104,300 4,474 108,774 22,369 156,625 6,711 163,337 29,825 208,775 8,947 217,722

  • 68

    Cuadro 3.- Estimacin del valor econmico medio anual de las toneladas de carne (base canales) y paquetes de despojos (piel y patas) de los venados cola blanca (machos y hembras) susceptibles de aprovecharse de manera sustentable para diferentes tasas de

    aprovechamiento de municipios del Estado de Tamaulipas. Municipio Aprovechamiento anual de machos y hembras (ejemplares), toneladas de crnicos en canal, despojos (paquete de piel y patas) y valor de mercado libre a

    bordo (LAB.) esperado ($175 / kg. y $300 paquete), para diferentes tasas de aprovechamiento.

    Tasa 10% Tasa 15% Tasa 20% Ejemplares Toneladas Despojos Miles de pesos Ejemplares Toneladas Despojos Miles de pesos Ejemplares Toneladas Despojos Miles de pesos

    Camargo 298 12 298 2,189 446 18 446 3,284 595 24 595 4,379

    Guerrero 976 39 976 7,118 1,464 59 1,464 10,764 1,952 78 1,952 14,236

    Gustavo Daz O. 121 5 121 911 182 7 182 1,280 242 10 242 1,823

    Matamoros 1,489 59 1,489 10,772 2,233 89 2,233 16,245 2,978 118 2,978 21,543

    Mndez 994 40 994 7,298 1,491 60 1,491 10,947 1,989 80 1,989 14,597

    Mier 295 12 295 2,189 442 18 442 3,283 590 24 590 4,377

    Miguel Alemn 204 8 204 1,461 306 12 306 2,192 408 16 408 2,922

    Nuevo Laredo 489 19 489 3,472 734 29 734 5,295 978 38 978 6,943

    Reynosa 1,123 45 1,123 8,212 1,685 67 1,685 12,231 2,246 90 2,246 16,424

    Ro Bravo 565 23 565 4,195 848 34 848 6,204 1,131 46 1,131 8,389

    San Fernando 3,596 144 3,596 26,279 5,394 216 5,394 39,418 7,192 288 7,192 52,558

    Valle Hermoso 252 10 252 1,826 378 15 378 2,738 503 20 503 3,651

    Totales 10,402 72,800 3,121 75,922 15,603 109,200 4,681 113,881 20,804 145,600 6,241 151,842

  • 69

    6. Referencias

    1) Whitetail Venison Grande Premium Meats

    http://www.elkusa.com/Whitetail_venison.html

    2) An Illustrated Guide to the 7 Cuts of Venison by Kate Rainey

    http://www.wideopenspaces.com/cuts-of-venison-illustrated-guide/

    3) Consejo Estatal de la Vida Silvestre en Chiapas, A.C.

    http://www.consejodevidasilvestre-chiapas.org/

  • 70

    Captulo VI

    Ing. Jorge Villarreal Gonzlez

    1. Sacrificio de animales.

    El sacrificio de los venados cola blanca que sean autorizados para el

    aprovechamiento de crnicos y despojos, se har directamente en sus hbitats

    naturales, con el objeto de evitar el estrs y el maltrato de los animales: golpes,

    fracturas, heridas y otros traumas fsicos, que por el temperamento

    extremadamente nervioso de estos animales, se presenta cuando son acosados

    y/o sometidos para su manejo o contencin fsica en vida libre o en instalaciones

    de manejo intensivo.

    Para garantizar un sacrificio y muerte digna y rpida de los animales, se utilizaran

    rifles de alto poder de mecanismo semiautomtico, cuyo uso y transportacin

    permita la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA) para la prctica de la

    caza deportiva en Mxico, y que sean avalados por la Direccin General de Visa

    Silvestre de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARANT),

    en base a las atribuciones que le confiere la Ley General de Vida Silvestre y su

    Reglamento para este fin. El disparo se har a la cabeza del animal, con el objeto

    de garantizar una muerte instantnea, y para evitar daos a los tejidos crnicos

    del animal sacrificado. Una vez abatido el animal, de inmediato se proceder a su

    desangrado, el cual se realizara mediante una puncin con cuchillo (diseado en

    el mercado para este fin), introducindolo en la cavidad baja del pescuezo del

    animal, con el objeto de cortar la vena cartida y la arteria aorta, para permitir un

    desangrado ms rpido y efectivo (1,2,3 y 4).

    Con el objeto de garantizar la sobrevivencia de un mayor porcentaje de los

    cervatos que fueron paridos, durante los meses de julio y agosto del ao en

    cuestin, se recomienda que el sacrificio de los venados machos y hembras

  • 71

    autorizados, se realice durante la segunda quincena del mes de noviembre y la

    primera quincena del mes de diciembre. Para estas fechas, los cervatos habrn

    alcanzado una edad promedio de 100 a 120 das y estarn destetados, lo que

    incrementa de manera significativa sus posibilidades de sobrevivencia en vida libre

    y de manera independiente de sus madres en caso de que estas sean

    sacrificadas.

    Es importante tambin destacar, que para las fechas propuestas para el sacrificio,

    las temperaturas ambientales medias mensuales de la regin norte del noreste de

    Mxico: Coahuila, Nuevo Len y Tamaulipas, que son extremadamente calientes

    durante los meses de julio, agosto y septiembre del verano (temperaturas incluso

    superiores a los 40C a la sombra), habrn disminuido en al menos un 30%, lo que

    permitir un mejor manejo de los animales sacrificados y desangrados en el

    campo.

    Complementario a lo anterior, y de manera relevante, es importante tambin

    destacar, que para las fechas propuestas para el sacrificio de los machos y

    hembras, los animales estarn en su mejor condicin fsica de peso y marmoleo

    de sus tejidos crnicos, ya que es la poca del ao en la que los matorrales de

    estos hbitats naturales, estn en su mejor condicin forrajera (cantidad y calidad

    de forraje) en la regin norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas. Esto como resultado, del mayor porcentaje de lluvias que se

    presentan en esta regin, durante el verano y el otoo de cada ao.

    Finalmente, y con el objeto de lograr un mayor rendimiento de kilos de carne por

    cantidad de forraje consumido, se recomienda que el sacrificio de los machos y

    hembras se realice de preferencia sobre animales jvenes, o sea, sobre machos y

    hembras cuyas edades correspondan a los 2.5 y/o 3.5 aos de edad, que es la

    edad en la que de acuerdo a las experiencias de campo obtenidas en esta regin,

    producen los mayores rendimientos de crnicos por unidad de forraje natural

    consumido.

  • 72

    El sacrificio de animales de mayor edad, producir rendimientos de peso

    ligeramente superiores; sin embargo, se requerir de doce meses ms de trabajo

    y manejo de los animales a sacrificar, con el costo adicional que esto implica, y

    adems, con un consumo adicional de un 33% ms de forraje natural

    (aproximadamente 500 kilogramos ms de forraje en materia seca por ao), con el

    costo que tambin esto implica.

    2. Manejo de animales post-sacrificio.

    Una vez sacrificados y desangrados los animales en el campo, sern

    transportados directamente a un cuarto previamente acondicionado dentro de las

    instalaciones de la Unidad de Manejo para la Conservacin de la Vida Silvestre

    (UMA) en la que se autoriz y realizo el sacrificio.

    A la llegada del animal, y previo a proceder al retiro de las vsceras, la cabeza y

    las patas, se deber de llenar el formato del registro de las medidas fsicas y

    corporales del animal sacrificado, el cual ser diseado previamente para este fin,

    y el cual incluir entre otras medidas: el peso del animal en pie, el largo total, el

    largo de la cola, la alzada, el cincho y el dimetro del pescuezo.

    El animal sacrificado ser colocado sobre una mesa o banco de trabajo (de

    concreto y revestido en su totalidad con azulejo de color blanco y antiderrapante),

    y se proceder enseguida al retiro completo de las vsceras: rganos y tejidos del

    sistema respiratorio, sistema digestivo y sistema reproductivo, evitando el corte de

    los rganos y tejidos removidos. En seguida, se proceder al retiro de la cabeza y

    patas del animal (1, 2, 3 y 4).

    Una vez vaciada la canal del animal, se proceder a su lavado y desinfeccin de

    acuerdo al protocolo sanitario que para este fin se haya establecido por las

    autoridades competentes. Los rganos y tejidos retirados del animal, sern

    sometidos a una revisin visual en base al protocolo que se haya establecido, y se

  • 73

    proceder a la colecta y almacenado de las muestras de rganos y tejidos en los

    que se haya observado cualesquier anomala, y en los rganos y tejidos que sean

    requeridos por parte de la autoridad competente, para dar cumplimiento a los

    protocolos sanitarios establecidos, y para su envi al laboratorio, en el que se

    realizaran los estudios requeridos, y cuyos resultados, sern posteriormente

    integrados al banco nacional de informacin relacionada con la produccin de

    crnicos de venado cola blanca en Mxico.

    Complementario a esta toma de muestras de rganos y tejidos se debern

    colectar tambin para el mismo banco nacional de informacin, los parsitos

    externos que sea posible colectar del cuerpo del animal, y las muestras de

    secreciones, tumores, granos y otras, que se detecten sobre la piel del animal,

    para su identificacin y registro en el laboratorio.

    Una vez concluido el retiro de las vsceras, y concluida la toma de muestras, se

    proceder a depositar el cuerpo del animal con su piel dentro de un costal de tela

    especialmente diseado para evitar la contaminacin con el polvo y cualesquier

    otro producto del ambiente.

    Una vez colocado el animal dentro del costal, se proceder a colgarlo de un

    gancho, que mantenga al animal fuera del contacto con el piso, y hasta el da que

    sea recogido para su transporte refrigerado al centro de acopio autorizado para

    este fin.

    3. Centros de acopio: Certificacin de canales de carne y despojos.

    Todas las canales de carne y despojos de los venados sacrificados y procesados

    en las Unidades de Manejo para la Conservacin de la Vida Silvestre (UMAS),

    sern transportados en un camin frigorfico al centro de acopio que haya sido

    autorizado para la revisin final y certificacin sanitaria de las canales de carne y

    los despojos. La certificacin oficial de las canales de carne la realizarn las

  • 74

    personas que estn acreditadas para este fin por las autoridades competentes y

    de acuerdo al protocolo que se haya aprobado para este fin.

    Antes de proceder a realizar la revisin final y certificacin sanitaria de las canales

    de carne, y despus de haber revisado y constatado la documentacin oficial que

    ampara el aprovechamiento y sacrificio legal del animal, se proceder al retiro de

    la piel, la cual ser manejada y procesada posteriormente y por separado junto

    con los otros despojos del animal y de acuerdo al protocolo establecido por las

    autoridades competentes para este fin (1, 2, 3 y 4).

    Una vez concluida la revisin final de la canal de carne, se proceder a elaborar

    los documentos oficiales que amparan la certificacin sanitaria, y proceder

    enseguida a fijar en el costillar de la canal de carne en cuestin, la grapa metlica

    (con cdigo de barras gravado) que se usara en calidad de marcaje oficial, para

    acreditar la legal procedencia de la canal de carne y sus certificacin sanitaria

    oficial.

    Todas las canales de carne certificadas y que ostenten la grapa metlica del

    marcaje oficial, sern depositadas y almacenadas en cuarto frigorfico, en el cual

    tambin se almacenaran, por separado, las pieles y los otros despojos de los

    animales sacrificados, los cuales sern previamente tratados y procesados de

    acuerdo al protocolo establecido para este fin por la autoridades competentes.

    Con el objeto de minimizar los costos y facilitar la certificacin sanitaria y manejo

    posterior de las canales de carne y despojos de los venados sacrificados, los

    centros de acopio se construirn y habilitaran dentro de las instalaciones de las

    actuales Asociaciones Ganaderas Locales que estn oficialmente en operacin en

    los municipios en los que se realicen estos aprovechamientos de crnicos y

    despojos de venado cola blanca, y de acuerdo a los protocolos establecidos para

    este fin por las autoridades competentes.

  • 75

    4. Comercializadora: Mercadeo de crnicos y despojos de los animales

    sacrificados.

    Peridicamente y cuando se requiera, las canales de carne y despojo certificados

    en los centros de acopio, sern transportados a la comercializadora para su venta

    y distribucin al mercado nacional.

    Considerando que el centro geogrfico del rea de aprovechamiento de los

    venados cola blanca del norte del noreste de Mxico: Coahuila, Nuevo Len y

    Tamaulipas coincide con la localizacin de las instalaciones y oficinas de la

    Asociacin Nacional de Ganaderos Diversificados (ANGADI) en la ciudad de

    Nuevo Laredo, Tamaulipas, la comercializadora de canales de carne y despojos

    de los venados cola blanca de esta regin se construir en los terrenos de la

    ANGADI, tomando como base los protocolos y diseos de obra que sean

    autorizados por las autoridades competentes.

    A travs de la comercializadora, se realizarn las operaciones de compra venta

    que sean demandadas por el mercado nacional. Adicionalmente, la

    comercializadora ser la responsable del almacenaje de las canales de carne y

    despojos aprovechados en la regin, y ser tambin la responsable de realizar los

    envos de productos comercializados en las diversas entidades federativas del

    pas, para lo cual, cobrara un porcentaje de las operaciones realizadas.

    5. Capacitacin y certificacin de las personas que participan en la cadena

    productiva y comercializacin de los productos crnicos y despojos.

    Con el objeto de darle cumplimiento cabal a los protocolos que sean establecidos

    por la autoridades competentes para las diferentes partes que integran la cadena

    productiva y de comercializacin de los crnicos y despojos de los venados cola

    blanca que se aprovechen, los titulares, responsables tcnicos y trabajadores de

    campo de las Unidades de Manejo Para la Conservacin de la Vida Silvestre

  • 76

    (UMAS), y el personal tcnico y trabajadores de los centro de acopio y la

    comercializadora, sern capacitados previamente, y sern certificados aquellos

    que cumplan con todos los requisitos que se definan previamente para la

    aprobacin de estos cursos, y todos aquellos talleres y reuniones de trabajo que

    sean convocados para la actualizacin de la certificacin, o bien, para dar a

    conocer cualesquier cambio en los protocolos establecidos para las diferentes

    partes de la cadena productiva y de comercializacin.

    6. Referencias

    1) Field Dressing Deer. Pocket Guide:

    pubs.cas.psu.edu/freepubs/pdfs/uk100.pdf

    2) Field Dressing a DeerDetailed Instructions: www.hunter-ed.com/.../Field-

    Dressing-a-Deer.../201

    3) Protecting Food Safety When Shooting, Field Dressing, Bringing a Deer

    Home, and Cutting the Carcass: anrcatalog.ucdavis.edu/pdf/8204.pdf

    4) Field Dressing and Skinning Deer:

    www.agfc.com/resources/.../fielddressdeer_bro.pdf

  • 77

    Captulo VII

    Dr. Jos Gonzlez Salinas

    1. Generalidades sobre el aprovechamiento cinegtico y el consumo de

    carne de venado en el mbito internacional.

    Los cambios en el hbitat de la vida silvestre en todo el mundo se han acelerado

    como consecuencia de la expansin de asentamientos humanos. Las especies de

    venados en vida libre, han respondido en forma negativa a la reduccin del hbitat

    o la alteracin producida por la tala inmoderada de selvas tropicales en el Sureste

    Asitico, Centro y Sudamrica as como en la costa oeste del pacfico de

    Norteamrica. Contrariamente, las prcticas de la industria de la madera, han

    contribuido a incrementar en distribucin y nmero a las poblaciones de alces en

    Escandinavia y en Rusia. En China, la India y otros pases del Sureste Asitico,

    tambin se ha ejercido una presin que va en aumento, debido a la expansin

    agrcola y la apertura de tierras para el pastoreo de ganado, que ha generado la

    prdida del hbitat para el venado, as tambin, se ha producido una reduccin en

    las poblaciones por el incremento de la presin sobre las mismas debido a la

    cacera legal e ilegal. Si bien, la produccin de carne de venado en poblaciones en

    cautiverio observa una expansin continua, la presin mundial de la demanda de

    productos agrcolas puede tener un efecto negativo sobre el nmero total de

    venados debido a la prdida del hbitat. Asimismo la contaminacin industrial y la

    generacin de lluvia cida estn alterando los bosques y otros hbitats de los

    venados en el este de los Estados Unidos y en Eurasia con efectos adversos

    sobre sus poblaciones silvestres. (1)

    Por otra parte la introduccin de especies de venado en Australia y Nueva Zelanda

    durante los siglos XIX y XX gener importantes cambios en la distribucin mundial

    de las poblaciones y en el comportamiento de los mercados. Los venados fueron

  • 78

    introducidos en Nueva Zelanda desde 1861 en dos fases; la primera con el

    propsito de fomentar la caza y la segunda con el objetivo de la produccin en

    cautiverio. En 1917 se importaron en Nueva Zelanda alrededor de 100 venados.

    En Australia se registra el inicio de la produccin de venado en Victoria en 1971,

    posteriormente con la flexibilizacin de los protocolos de importacin se incentiv

    la introduccin del alce americano y del ciervo rojo provenientes de Nueva

    Zelanda. En ambos pases las poblaciones se incrementaron rpidamente debido

    a las condiciones climticas favorables y a la ausencia de depredadores. Ya para

    1925 Nueva Zelanda registraba una poblacin de 300,000 crvidos. Esto tuvo un

    impacto negativo sobre la condicin de los bosques nativos y los campos

    agrcolas. Las polticas de control de poblacin de venados nunca alcanzaron las

    tasas de reproduccin y las poblaciones continuaron en incremento constante.

    Con los sucesos posteriores a Chernobyl que causaron cambios importantes en el

    mercado de productos de vida silvestre de Europa, se estableci una estrategia

    para posicionar la marca de productos de venado provenientes sobre todo de

    Nueva Zelanda (NZ). Ya para el ao 2007 la poblacin de venados en este pas se

    mantuvo en 1,705.000, despus de haber alcanzado una cifra mxima en 2002

    con 2,570.000 especmenes de crvidos. En 1997 Australia registr una cifra de

    250,000 venados, establecindose para el 2002 una poblacin de 200,000, de los

    cuales 45% corresponden para cada una de las especies de gamo y ciervo rojo y

    10% para las especies de ciervo del Timor (Cervus timorensis russa) y ciervo

    moteado (Axis axis) (2, 3).

    Le Bel, S. et al reportaron en 2004 que las tres islas de habla francesa Mauricio,

    Reunin y Nueva Caledonia contribuyen con ms del 70% de la produccin

    mundial de ciervo del Timor (Cervus timorensis russa). Mientras que Hoffman,

    L.C. y Wiklund, E. 2006 en un estudio de aprovechamiento cinegtico para la

    produccin de carne mediante la explotacin del potencial de los ungulados

    africanos, estimaron que Sudfrica export en el ao anterior 160,000 canales de

    carne deshuesada correspondiendo ms del 80% a la gacela (Antidorcas

    marsuplialis). Estos mismos autores establecen la diferenciacin entre cosecha

  • 79

    (harvesting), como la actividad de matanza para el aprovechamiento extractivo con

    el fin de producir carne y corte (cropping) como la remocin de animales, la cual

    tambin puede incluir la matanza, con el fin de mantener el balance de un

    ecosistema. Dada la diversidad de ungulados en frica, se establecen tambin

    dos estrategias bsicas para el proceso de cosecha, una relacionada con

    ungulados salvajes y otra para ungulados con cierto grado de domesticacin como

    los venados. Para la primera estrategia es incluso recomendable la cosecha

    nocturna mediante encandilamiento con la finalidad de reducir los niveles de

    estrs de los animales (4, 5).

    El aprovechamiento cinegtico de los ungulados en el mundo es muy amplio, y

    parte desde los servicios ambientales que prestan las poblaciones de venados en

    su interaccin en los ecosistemas y el complemento paisajstico, el soporte de las

    actividades deportivas y recreativas, mismas que pueden ser de consumo como la

    caza o de contemplacin como la observacin y la fotografa (6). As tambin han

    sido parte importante de rituales en expresiones culturales y religiosas como lo

    podemos observar en el norte de Mxico (ver captulo 1) (7). Los productos de los

    venados se pueden obtener de animales vivos como el terciopelo, el almizcle y la

    leche. En Rusia se ordean los renos al final del verano y durante el otoo. La

    leche es rica en protena, grasas y vitaminas. El almizcle es uno de los principales

    productos que se usan en la elaboracin de perfumes y en la medicina oriental,

    por tal motivo, es importante para pases como China la produccin de ciervo

    almizclero (Moschus sp.).

    Posterior al sacrificio se puede aprovechar no solamente la carne, que puede

    convertirse en un platillo gourmet, sino tambin se obtienen productos interesantes

    a partir de piel, cola, pene, tendones, dientes, corazn, hgado, lengua y rin. Los

    venados tienen una conversin eficiente de pastura en protena lo que hace

    posible su produccin en reas marginales, adems presentan una proporcin

    elevada de carne magra con respecto al peso vivo (8, 9, 10).

  • 80

    Esta produccin debe de ser manejada de forma sustentable evitando en todo

    momento tener sobrepoblacin de venados ya que esto conduce a condiciones

    adversas en el ecosistema, se reduce drsticamente la biodiversidad

    principalmente de especies de plantas, ya que afecta la dinmica y sucesin

    vegetal, quedando solamente aquellas que los venados no pueden consumir,

    como por ejemplo los helechos. Esto tambin tiene repercusiones en la produccin

    de animales de alta calidad considerados como trofeos (11, 12).

    Siminska, E. et al 2011 presentaron una visin global del mercado de la carne

    durante el perodo de 1990 a 2010 con especial enfoque sobre la carne de vida

    silvestre (venison). Este tipo de carne represent con 0.6%, la menor participacin

    de toda la produccin global. Debido a que consideraron todo tipo de vida silvestre

    el continente africano gener con 900 mil toneladas el 53% de toda la produccin

    en este perodo de tiempo, seguido por Oceana, el continente americano y

    Europa con el 23, 15 y 7.1% respectivamente. Tambin se observaron cambios

    interesantes en la produccin y consumo con un decremento en la carne de

    bovino y un aumento en la carne de cerdo pero especialmente en la produccin y

    consumo de carne de pollo. La nacin que mostr el ms alto ndice de consumo

    de carne de vida silvestre fue Alemania con un promedio de 0.6 Kg por habitante

    por ao (13).

    Alemania es tambin el pas con el mayor volumen de importacin de carne de

    venado en el mundo. La tasa de importacin anual de este producto es de 20,000

    toneladas, la mayor cantidad es importada de Nueva Zelanda. El mercado con

    mayor potencial de desarrollo es el de Estados Unidos, sin embargo algunos

    estados han impuesto una serie de restricciones para su comercializacin (14).

    En 2010 The Deer Initiative report que el Reino Unido produca 500 toneladas de

    carne de venado al ao, sin embargo la importacin de este producto de Nueva

    Zelanda al menos igualaba a la produccin interna y muy probablemente la

    rebasaba (15).

  • 81

    El aprovechamiento cinegtico en general y en particular el consumo de carne de

    venado tiene caractersticas especiales en los diferentes pases para lo cual es

    necesario revisar de una forma ms detallada estas condiciones.

    2. Importancia del desarrollo cinegtico en Alemania

    En 1955 Nsslein defini a la ciencia de la caza como la ciencia de la produccin

    cinegtica entendida como el estudio metodolgico de todo lo referente a esta

    actividad, relacionada con el mantenimiento, el orden y el aprovechamiento de

    poblaciones de animales silvestres salvajes, para lo cual se suponen diversas

    leyes de la ciencia. Su fundamento se encuentra en las ciencias naturales y

    humansticas. Esta ciencia se institucionaliz en 1907 con el establecimiento del

    Instituto Alemn de Caza y 50 aos despus importantes universidades como

    Gotinga, Berlin y Munich contaban ya con institutos de ciencia de la caza (Institut

    fr Jagdwissenschat o Jagdkunde) (16).

    El resultado ms importante de este proceso de organizacin es la Asociacin

    Alemana de Caza (DJV por sus siglas en alemn) que es reconocida por el Estado

    y agrupa 15 asociaciones estatales con excepcin de la de Baviera. Representa el

    punto central de toda la actividad cinegtica y plantea las polticas, as como

    tambin el presupuesto a ejercer durante el ao cinegtico. Uno de los logros ms

    importantes del DJV ha sido sin duda el vincular las aportaciones de la ciencia con

    la prctica, haciendo tangible una nueva conceptualizacin de la actividad

    cinegtica (17).

    Este concepto ha evolucionado y se ha integrado en la misin que el cazador tiene

    como manejador de la vida silvestre. El cazador en Alemania realiza entre otras

    funciones el monitoreo y control de poblaciones as como de enfermedades de

    diferentes especies de vida silvestre, deteccin de especies invasoras,

    mantenimiento del equilibrio ecolgico, inspeccin sanitaria y comercializacin de

    las presas obtenidas (18, 19).

  • 82

    El ideal del cazador se manifiesta en el posicionamiento del DJV establecido en

    mayo de 2013 cuyo prlogo literalmente indica:

    Caza es para nosotros vivir profundamente la naturaleza. Es arte y predacin

    responsable, pero tambin elaboracin de alimento de alto valor, as como

    tambin creacin de valor econmico directamente del campo.

    Sembramos, cuidamos y cosechamos: Caza es sustentabilidad viva y un modelo

    exitoso de la forma en que debemos de tratar a nuestros recursos naturales.

    Juntos: caza, proteccin de especies y del entorno natural, agricultura y forestera

    debemos de disear y conformar el futuro

    La actividad cinegtica solo es posible con una naturaleza intacta y rica en

    biodiversidad (20).

    La Asociacin Alemana de Caza ha sido pieza clave en la realizacin de proyectos

    federales y estatales entre los cuales se pueden mencionar los siguientes:

    Sistema de Informacin de Animales Silvestres de los Estados de Alemania WILD

    (por sus siglas en alemn: Wildtier- Informationssystem der Lnder Deutschalds).

    La meta de este proyecto a largo plazo es recopilar informacin con bases

    cientficas, sobre poblaciones de especies seleccionadas de animales silvestres,

    esto con el fin de contar en el futuro con datos confiables los cuales son

    proporcionados por cazadores(as) voluntarios(as) a travs de cuestionarios. La

    informacin es transferida a un banco de datos central en donde son evaluados

    mismos que son presentados a la opinin pblica en diversas formas que van

    desde trpticos, mensajes televisivos, internet, aplicaciones de telfono,

    conferencias y publicaciones cientficas (21, 22).

  • 83

    Figura 1. Extracto de reporte del proyecto WILD (Imagen: DJV Verbandsbericht Jagdjahr 2013/14)

    Seguridad de los Alimentos de Caza de Vida Silvestre (LEMISI por sus siglas

    en alemn). Este proyecto se ha enfocado a investigar el grado de contaminacin

    natural de alimentos que provienen de la vida silvestre como resultado de la

    ingestin de plantas con cargas contaminantes de metales como zinc, cobre y

    plomo, as tambin el grado de riesgo del uso de municiones con plomo y evaluar

    el uso de municiones alternativas libres de este contaminante (23).

    Figura 2. Toma de muestra y prueba de balstica proyecto LEMSI

    (Fotografas: DJV Verbandsbericht Jagdjahr 2013/14)

    Superficies Agrcolas como Espacio de Vida. Este proyecto es una red de

    cooperacin entre la Asociacin Alemana de Caza, la Fundacin Alemana para los

    Animales Silvestres y el Consejo Internacional para la Conservacin de la Vida

    Silvestre. El objetivo es promover la produccin de biogs a partir de mezclas de

    plantas silvestres para conservar la biodiversidad. Alemania es con ms de 7500

    el pas con la mayor cantidad de plantas de biogs en el mundo y estas

    generalmente utilizan como insumo maz y otros cereales de los cuales se utiliza

  • 84

    el silo de la planta completa. Con este proyecto se podrn establecer superficies

    con mayor biodiversidad y a la vez se puede obtener energa elctrica (24).

    Figura 3. Superficies Agrcolas como Espacio de Vida (Lebensraum Feldflur). Superficie sembrada con mezcla de plantas nativas para produccin de biogs. (Fotografas: DJV Verbandsbericht Jagdjahr 2013/14)

    Reconexin de Biotopos. Bajo el liderazgo de la Asociacin Alemana de Caza

    se conform una red de trabajo en la cual participaron la Confederacin de

    Proteccin de la Naturaleza (NABU por sus siglas en alemn), el Fondo Mundial

    para la Naturaleza en Alemania (WWF por sus siglas en ingls) y la Iniciativa

    Corredores como Espacio de Vida para el Hombre y la Naturaleza. Tambin se

    conform el grupo de trabajo interministerial para la reconexin de biotopos. Este

    trabajo en conjunto ha logrado la planeacin, construccin y operacin de

    infraestructura en autopistas con el fin de que la vida silvestre pueda transitar sin

    peligro a travs de corredores biolgicos (25, 26).

    Figura 4. Proyecto Reconexin de Biotopos. Puente verde sobre la autopista federal A7. (Fotografas: DJV Verbandsbericht Jagdjahr 2013/14)

  • 85

    Control de Poblaciones de Jabales por Medio de Brechas de Caza. La

    produccin de cultivos para la generacin de energa elctrica en Alemania, ha

    creado condiciones favorables para el aumento de poblaciones de jabales,

    mismas que producen daos considerables a la agricultura y los ecosistemas.

    Para controlar la sobrepoblacin se han diseado en diferentes unidades

    experimentales, modelos de brechas de caza, as como estrategias de cercado

    que permitan un mejor control de esta problemtica. Este proyecto se ha

    desarrollado en conjunto con la Unin Alemana de Agricultores (27).

    Figura 6. Extracto del proyecto Jabales. Diseo e imagen de brechas para el control de jabales.(Imagen: DJV DBV Schwarzwildbewirtschaftung in der Agrarlandschaft )

    Accidentes con la Vida Silvestre. En 2012 se registraron 3000 lesionados y 20

    defunciones debidas a accidentes automovilsticos en los que fueron participaron

    ejemplares de la vida silvestre que trataban de cruzar autopistas o carreteras. En

    2013 ms de 230000 venados, ciervos y jabales fueron arrollados. Los daos

    causados provocaron que las aseguradoras erogaran ms de 500 millones de

    euros. Para lograr una reduccin considerable en el nmero de accidentes la

    Asociacin Alemana de Caza, el club automovilstico alemn ADAC y siete

    organizaciones ms conformaron una alianza nica en la historia de

    organizaciones pblicas, gubernamentales y privadas. Este proyecto tiene el

    apoyo cientfico de los institutos de biologa de la vida silvestre de Gotinga y de

  • 86

    Dresde. En este proyecto se evaluarn estrategias visuales como los reflectores

    de precaucin y olfativas como las barreras de olor.

    Educacin Ambiental. Con el proyecto Naturaleza Lugar de Aprendizaje la

    Asociacin Alemana de Caza obtuvo el reconocimiento de la Organizacin de las

    Naciones Unidas en los aos 2008 y 2010 como Proyecto Oficial de la Dcada de

    las Naciones Unidas de la Educacin para el Desarrollo Sustentable. Esto fue

    posible gracias a la disposicin de los cazadores para realizar una formacin

    pedaggica y llevar el bosque a las escuelas y a los alumnos al bosque. Se

    desarrollaron una gran cantidad de materiales didcticos y la aplicacin para

    iphone Tierspuren (Huellas de animales). Con el establecimiento de la Academia

    para la Vida Silvestre, la Caza y la Naturaleza se continuar con la formacin de

    cazadores-pedagogos certificados (28).

    Figura 7. Imgenes de actividades en el aula y en el campo as como material didctico y aplicacin para iphone del proyecto Lernort Natur (Naturaleza Lugar de Aprendizaje) (Fotografas: DJV Verbandsbericht Jagdjahr 2013/14)

    La Asociacin Alemana de Caza tambin ha participado en programas de

    repoblacin con especies extintas en este pas. En marzo de 2014 llev a cabo la

    conferencia sobre repatriacin del lobo, su problemtica y se elabor un

    documento sobre puntos clave de este proceso (29).

    Para lograr el xito en todas estas acciones debe de existir existe un alto grado

    de rigor en la preparacin que se debe llevar al cabo para realizar los exmenes

    con el fin de obtener la licencia de caza. A este proceso se le conoce como el

    bachillerato verde Grne Abitur. Esto repercute, como hemos podido

    observar, en beneficios ambientales, sociales y econmicos de la actividad

  • 87

    cinegtica. El objetivo de la licencia de caza en Alemania es asegurar que

    solamente practiquen esta actividad, personas con suficiente conocimiento,

    responsabilidad y cuidado del entorno.

    La edad mnima para absolver el examen es de 16 aos y existe una tasa elevada

    de reprobacin abandono (16% en 2013). En algunos estados es obligatorio

    asistir a un curso previo que dura en promedio seis meses. Los contenidos que se

    deben conocer son entre otros: Biologa de vida silvestre, marco operativo de la

    caza, prevencin de daos de la vida silvestre, principios de agronoma y ciencias

    forestales, ley de armas, manejo de perros de caza, manejo de la presa con

    especial atencin a la higiene de los alimentos, seguridad, bienestar animal,

    cuidado del medio ambiente y del paisaje. En la prctica se desarrollan las

    capacidades para el manejo de armas cortas, largas y tiro. El examen consta de

    fases tericas escritas y orales as como una fase de campo. Tambin existe la

    figura del cazador profesional, para lo cual se requiere una formacin de tres aos

    (30).

    El rigor que existe para obtener la licencia puede ser un factor limitante en el

    nmero de cazadores, segn el censo de 2013/14 en Alemania hay 361557

    personas que cuentan con licencia de caza. Esto da una relacin de un cazador

    cada 235 habitantes. En Europa el pas con ms cazadores es Francia con ms

    de 1300000 y una relacin de un cazador cada 48 habitantes (31, 32).

    Sin embargo este nmero de cazadores relativamente bajo tiene una alta

    productividad ya que en el perodo 2012-2013 se cosecharon 1192583 piezas de

    venado, 644239 jabales, 76391 ciervos rojos y 68980 gamos. La produccin

    generada fue de ms de 4740 toneladas de ciervo rojo, 2195 tons. de gamo,

    25392 tons. de jabal y 13060 tons. de venado. El valor econmico de la

    produccin correspondi respectivamente a ms de 26, 13.3, 123 y 79.6 millones

    de dlares para ciervo rojo, gamo, jabal y venado (33, 34).

  • 88

    El grado de organizacin y e l trabajo que realiza la Asociacin Alemana de Caza

    han generado un alto grado de confianza y aceptacin de los productos obtenidos

    de la actividad cinegtica, aunado a esto la DJV ha desarrollado y posicionado la

    marca Wild aus der Regin (Silvestre de la Regin Fig. 8) como un producto

    natural muy saludable y adems recorre distancias cortas para llegar al

    consumidor hacindolo ms amigable con el medio ambiente y sustentable. Si

    bien el pblico alemn consume ms jabal, en la imagen de este sello se ha

    preferido usar al venado ya que genera un mejor impacto visual.

    Figura 8. Sello de la marca Wild aus der Region utilizado para fomentar el consumo de vida silvestre (Imagen: DJV http://www.wild-auf-wild.de)

    Hemos podido constatar el papel central que juega la Asociacin Alemana de

    Caza que con ms de 25000 miembros agrupa a ms del 70% de los cazadores

    de Alemania, que tiene una representacin poltica y social en el mbito nacional

    e internacional que contribuye de una forma importante al fomento del

    aprovechamiento cinegtico y al consumo de productos de este rubro (35).

    3. El aprovechamiento cinegtico en Espaa y Estados Unidos

    En comparacin con Alemania la actividad cinegtica en estos dos pases se

    caracteriza por un mayor nmero de cazadores. Espaa cuenta con alrededor de

    980000 casi triplica la cantidad de cazadores alemanes y Estados Unidos ya en

    2006 contaba con ms de 12 millones de cazadores. Solo el estado de Texas

  • 89

    cuenta con una cifra superior al milln de cazadores. Las repercusiones

    econmicas que tiene la caza son muy importantes tan solo en Estados Unidos los

    cazadores erogaron en 2007 $22,900 millones de dlares en viajes, equipamiento,

    compra de libros, permisos entre otros rubros (36).

    En Espaa el sector agroindustrial de la carne de caza est estructurada bajo dos

    grandes organizaciones, la Asociacin Interprofesional de la Carne de Caza

    (ASICCAZA) y la Real Federacin Espaola de Caza (FEDENCA) aqu se agrupan

    productores asociaciones de propietarios de cotos, transformadores y

    comerciantes salas de despiece y tratamiento de carne de caza e industrias

    crnicas. Este sector ha tenido un crecimiento importante debido a varios factores

    entre los que destacan: la gran potencialidad del medio natural para el desarrollo

    de especies de flora y fauna silvestres y de especies cinegticas, la tradicin

    cultural de esta actividad, el aumento del tiempo de ocio, y el incremento de la

    movilidad por el desarrollo de los transportes, por el abandono de las

    explotaciones agrcolas y por la posibilidad de obtener un ingreso complementaria

    al agrario aprovechando la caza (37).

    La superficie y la cantidad de terrenos cinegticos comprenden el 80% de la

    superficie nacional, lo que refleja la importancia que tienen en Espaa la prctica

    de la caza. Una superficie importante que comprende cerca de 4 millones de

    hectreas lo conforman las dehesas que se caracterizan por el clima mediterrneo

    y la baja fertilidad de los suelos. Sobre estas superficies existe un rgimen de

    proteccin y aunque generalmente se usan para la produccin de ganado bovino y

    ovino, el aprovechamiento cinegtico cobra cada vez ms importancia Fig. 9.

  • 90

    Figura 9. Dehesa espaola tpica. La topografa es plana o de lomeros suaves. (Fotografa: Olea, L.,

    San Miguel-Ayanz, A. 2006. The Spanish dehesa)

    Las especies de caza mayor de importancia cinegtica son el ciervo rojo hispnico

    (Cervus elaphus hispanicus), el jabal (Sus scrofa), el venado corzo (Capreolus

    capreolus), el gamo (Dama dama) y el mufln (Ovis ammon musimon) (38).

    Figura 10. El ciervo rojo ibrico (Cervus elaphus hispanicus) es una especie cinegtica de gran

    importancia en Espaa. (Fotografa: Olea, L., San Miguel-Ayanz, A. 2006. The Spanish dehesa)

  • 91

    Dentro de los terrenos cinegticos de rgimen especial dedicados a la caza o

    segn grados de proteccin destaca el gran nmeros de cotos de caza, 31.689, de

    los que son privados 31.257, el resto corresponden a refugios de caza, 131,

    terrenos de caza controlada 88, y reservas de caza, 48.

    Por comunidades autnomas destaca en primer lugar Andaluca con el mayor

    nmero de cotos de caza privados seguida de Castilla y Len, Castilla-La Mancha

    y Extremadura; en conjunto conforman por extensin, las regiones con mayor

    importancia del sector cinegtico.

    La carne de caza silvestre se trata y despieza de la misma forma que las

    ganaderas, pero a su vez necesita de unas salas de tratamientos especiales. El

    proceso comienza en el mismo campo en el que se ha desarrollado la actividad

    cinegtica, ya que hasta all se desplazan las empresas especializadas en este

    producto con vehculos frigorficos especiales que las transportan hasta las

    instalaciones donde sern tratadas.

    Una vez en las instalaciones, un veterinario realiza una inspeccin post mortem

    adems de las pruebas de laboratorio que se consideren, de esta forma se verifica

    que la carne es apta para el consumo (Fig. 11).

    Figura 11. Carne de caza espaola lista para el consumo (Fotografa: ASICCAZA

    http://www.asiccaza.org/)

  • 92

    Existen tres formas en las que se vende la carne de caza. El 50% se vende

    entera, mientras que el 25,3% se vende como producto transformado, como por

    ejemplo el chorizo, y el 24,7% restante como carne en piezas, que se destina

    fundamentalmente a la exportacin, cuyo principal mercado es Alemania.

    Tras este paso, se distribuye por los centros y empresas. En trminos generales,

    podemos afirmar que hay dos tipos: regional o nacional y exportacin.

    La compra de la carne de caza se lleva a cabo en un 1,8% en tiendas

    tradicionales, el 20,7% en tiendas de alimentacin especializada, el 2,5% en

    hipermercados, el 2,5% en supermercados, el 10% en restaurantes y el 62,5%

    otros mayoristas (39).

    Las piezas de caza mayor cobradas de los aprovechamientos cinegticos en la

    temporada 2006/2007 registraron una cantidad de 339 161 de las cuales 187 986

    correspondieron a jabal (Sus scrofa) y 106 157 a venado (Cervus elaphus

    hispanicus). Castilla-La Mancha con 35 194 fue la regin que mayor cantidad de

    piezas cobradas de jabal. Mientras que Andaluca registr con 42 702 piezas la

    mayor captura de venado.

    La caza en Espaa genera un importante valor econmico y social para el pas,

    atendiendo a los diferentes subsectores que participan en el aprovechamiento

    cinegtico en todas las facetas del desarrollo de la actividad, preparacin, jornada

    de caza y gestin de los productos de la caza. La derrama econmica generada

    por la caza alcanz en 2007 ms de $ 3 357 millones de dlares, siendo los

    sectores con mayor generacin de ingreso en orden de magnitud; el transporte,

    las piezas de caza, el arrendamiento y gestin de los cotos de caza y la

    produccin de perros auxiliares del cazador. Asimismo se generaron 36 258

    empleos directos. El aprovechamiento cinegtico en Espaa es visto como un

    importante instrumento que fomenta el turismo rural, que es complemento para

    otras actividades como el senderismo, el montaismo y el ciclismo, el cual, al

    practicarse principalmente en invierno, temporada en que decae la prctica de

    estas otras actividades, posibilita una oferta durante prcticamente todo el ao.

  • 93

    Sin embargo se requiere aun generar una organizacin y estructura que permita

    valorar sus posibilidades (40).

    En los Estados Unidos a nivel nacional se cran una gran variedad de crvidos y

    los productos que de ellos se obtienen van desde la carne, produccin comercial

    de orina, cornamentas. Sin embargo la mayor orientacin que tiene la produccin

    de venado es la cra de trofeos para caza (Fig. 13) y como anteriormente ha sido

    mencionado el mercado de consumo de carne representa el de mayor potencial de

    crecimiento en el mundo. La industria cinegtica ha mostrado en Estados Unidos

    un crecimiento rpido, la especie que ms produccin observa es el venado cola

    blanca de Texas (Odocoileus virginianus texanus) ya que los ms de 1000

    ranchos autorizados para produccin de venado supera con mucho al resto de los

    estados de la Unin Americana, solamente Pennsylvania se acerca a esta cifra. El

    crecimiento rpido de esta industria lo ejemplifica Texas ya que en menos de un

    ao en el priodo de 2006 a 2007 se autoriz la instalacin de ms de 100 ranchos

    de cra de venado cola blanca.

    La produccin de venado a nivel nacional se encuentra regulada por una gran

    cantidad de leyes, regulaciones y jurisdicciones. Debido a que la gran mayora de

    las legislaciones recae en los estados, existe una cantidad importante de

    variabilidad en la regulacin entre un estado y otro. Esta falta de consistencia en

    las leyes y regulaciones es un factor que puede afectar el crecimiento futuro de la

    actividad cinegtica. En el estado de Texas la agencia gubernamental que regula

    la actividad cinegtica es el Departamento de Parques y Vida Silvestre (Texas

    Parks and Wildlife Departament).

  • 94

    Figura 12. Caza de trofeo de venado en Texas (Foto: Texas Parks & Wildlife. Hunting

    https://tpwd.texas.gov/huntwild/hunt)

    La demanda de los cazadores por piezas experimenta un aumento continuo, as

    como tambin las ganancias obtenidas por esta actividad. Un estudio de 2008

    concluy que cada ao en Texas la cra y el deporte cinegtico del venado cola

    blanca genera ms de $391 millones de dlares de aportaciones directas, as

    tambin toda la actividad econmica genera ms de $652 millones de dlares y

    mantiene 7335 empleos (41).

    En relacin con el consumo de carne de venado en mbito internacional podemos

    decir que al inicio del presente siglo Alemania se ha mantenido como el principal

    consumidor de carne de venado importado proveniente principalmente de Nueva

    Zelanda, pero tambin de poblaciones ferales de Europa, con una participacin

    importante de Espaa, as como de Rusia y de los Estados Unidos. Existen

    opiniones diferentes sobre el consumo de carne de venado de criadero o de

    poblaciones ferales. La carne de venado de criadero tiene la ventaja del suministro

    constante, la trazabilidad y la homogeneidad del producto. Mientras que la carne

    de poblaciones silvestres puede mostrar algunas desventajas en cuanto a

    diferencias de acuerdo a la edad de los animales y el punto de entrada del

    disparo, lo cual puede afectar la calidad, sin embargo existen tambin preferencias

  • 95

    en cuanto al sabor, niveles ms elevados de antioxidantes, taurina muscular y

    menor dimetro de la fibra muscular (42).

    El manejo de la carne de venado adems de las medidas sanitarias

    correspondientes, hace necesario emplear mtodos moleculares como PCR-

    Multiplex para identificar de manera especfica el tipo de crvido o animal en

    general, del cual ha sido elaborado el producto crnico que llega al consumidor y

    as evitar acciones fraudulentas (43).

    4. Referencias

    1) Klein, D.R. 1992. The Status of Deer in a Changing World Environment. En

    Robert D. Brown ed. The Biology of Deer. Springer-Verlag. New York Inc.

    pp 3-12

    2) Tuckwell, C. 2003. The Deer Farming Handbook. RIRDC, Canberra,

    Australia. pp. 293.

    3) Schadbolt, N.M., Mc Dermott, A., Williams, C., Payne, T., Walters, D., Xu, Y.

    2008. The Key Elements of Success and Failure in the NZ Venison Industry.

    AERU. Research Report No. 312. pp. 47

    4) Le Bel, S., Grimaud, P., Sauzier, J. (2004). Farming rusa deer (Cervus

    timorensis russa) in southern tropical islands: slaughtering performances

    and alternative feeding strategies. In H. Ebedes, B. Reilly, W. van Hoven &

    B. Penzhorn (Eds.), Proceedings of the 6th international wildlife ranching

    2004.

    5) Hoffman, L.C., Wiklund, E. 2006. Game and venison meat for the modern

    consumer. Meat Science 74: 197-208

  • 96

    6) Knoche, S., Lupi, F. 2007. Valuing deer hunting ecosystem services from

    farm landscapes. Ecological Economics 64:313-320

    7) Murray, W.B. 2014. Deer: Sacred and profane. En: D.L. Gillette, M. Greer,

    M.H. Hayward and W.B. Murray Eds. Rock Art and Sacred Landscapes.

    Springer. Pgs 195-206

    8) FAO Corporate Document Repository. Deer farming

    http://www.fao.org/docrep/004/x6529e/X6529E11.htm

    9) Greaser, G.L., Morrow, M., Harper, J.K., Behrmann, J. and Murray, A. 1994.

    Fallow Deer Production. Agricultural Alternatives. College of Agricultural

    Sciences Agricultural Research and Cooperative Extension. The

    Pennsylvania State University. www.cas.psu.edu

    10)Schaffer, D., Kime, L.F.and Harper, J.K. 2005. Red Deer Production.

    Agricultural Alternatives. College of Agricultural Sciences Agricultural

    Research and Cooperative Extension. The Pennsylvania State University.

    www.cas.psu.edu

    11)Perea, R., Girardello, M., San Miguel, A. 2014. Big game or big loss? High

    deer densities are threatening woody plant diversity and vegetation

    dynamics. Biodivers. Conserv. 23:1303-1318

    12)Levy, S. 2006. A Plague of Deer. BioScience 56(9):718-721

    13)Siminska, E., Bernacka, H., Sadowski, T. 2011. The global an domestic

    venison market situation. Annals of Warsaw University of Life Sciences.

    SGGW Animal Science. 50:89-96

    14)Deerfarmer.com 2003

  • 97

    15)Bildwells Agribusiness for The Deer Initiative. 2010. Feasibility Study of

    Processing and Marketing Wild Venison in Rockingham Forest. 35 pp

    16)Nsslein, F. 1955. Die Jagdwissenschaft in Deutschland. Zeitschrift fr

    Jagdwissenschaft. 1(1):1-7

    17)Deutscher Jagdverband. 2014. ber den Deutscher Jagdverband.

    http://www.jagdverband.de/Ueber-den-DJV

    18)Hothorn, T., Mller, J. 2010. Large-scale reduction of ungulate browsing by

    managed sport hunting. Forest Ecology and Management. 260(9):1416-

    1423

    19)Deutscher Jagdverband. 2014. Handbuch, www.jagdverband.de

    20)Deutscher Jagdschutzverband. E.V. 2013. Standortbestimmung Jagd

    verabschiedet auf dem Bundesjgertag am 31.Mai 2013. pp 4.

    21)http://www.jagdinoberhavel.de/standortbestimmung_jagd_verabschiedet_mit

    _nderungen_fv.pdf

    22)Keuling, O., Greiser, G., Grauer, A., Strauss, E., Bartel-Steinbach, M., Klein,

    R., Wenzelides, L., Winter, A. 2011. The German wildlife information

    system (WILD): population densities and den use of red foxes (Vulpes

    vulpes) and badgers (Meles meles) during 20032007 in Germany.

    European Journal of Wildlife Research. 57(1):95-105

    23)Arnold, J. M., Greiser, G., Keuling, O., Martin, I., Strau, E. 2013. Status

    und Entwicklung ausgewhlter Wildtierarten in Deutschland. Jahresbericht

    2012. Wildtier-Informationssystem der Lnder Deutschlands (WILD).

    Deutscher Jagdverband e.V. (Hrsg.), Berlin

  • 98

    24)Mller-Graf, C. Status: Blei, Kupfer und Zink im Wildbret Zwischwenstand

    der statistischen Analyse. BfR-Symposium Alles Wild? 18/19 Mrz 2013.

    www.bfr.bund.de/cm/343/status-blei-kupfer-und-zink-im-wildbret.pdf

    25)Kuhn, W., Zeller,J., Bretschneider-Hermann, N., Drenckhahn, K. 2014.

    Energie aus Wildpflanzen. Praxisempfehlungen fr den Anbau von

    Wildpflanzen zur Biomasseproduktion. 1. Auflage. Netzwerk Lebensraum

    Feldflur. pp 26.

    26)Interministerielle Arbeitsgruppe Wiedervernetzung BMU/BMVBS. 2012.

    Bundesprogramm Wiedervernetzung Grundlagen Arbeitsfelder

    Zusammenarbeit. 30

    27)Georgii, B., Reck,H. 2008. Barriere berwinden. Praxisleitfaden fr eine

    Wildtiergerechte Raumplanung. Deutscher Jagdschutz-Verband e.V. pp19

    28)Leppmann, A., Hofmann, J., Garbe, I., Mck, J. 2012.

    Schwarzwildbewirtschaftung in der Agrarlandschaft. Probleme und

    Massnahmen. Ein Leitfaden fr Landwirte und Jger. Bundesministerium

    fr Ernhrung, Landwirtschaft und Verbraucherschutz. Berln. pp. 40

    29)Deutscher Jagdverband. 2014. Verbandsbericht Jagdjahr 2013/14.

    30)Deutscher Jagdverband e.V. 2014. Rckkehrer Wolf. Wilkommen ohne

    Wenn und Aber?. Abstracts der Beitrge zur Fachtagung des Deutschen

    Jagdverbandes e.V. 21. Mrz 2014, Berlin.

    http://www.jagdverband.de/sites/default/files/01_kurzfassung_referate_wolfs

    tagung.pdf

    31)Deutscher Jagdverband. 2014. Wild, Jagd und Natur.

    http://www.jagdverband.de/Wild-Jagd-und-Natur

  • 99

    32)Deutscher Jagdverband. 2014. Jagdscheininhaber in der Bundesrepublik

    Deutschland. Deutscher Jagdverband Handbuch 2014.

    http://www.jagdverband.de/sites/default/files/4811_A5_stat_05_jagdscheinin

    haber.pdf

    33)Deutscher Jagdverband. 2014. Jger in Europa 2013. Deutscher

    Jagdverband Handbuch 2014.

    http://www.jagdverband.de/sites/default/files/4811_A5_stat_06_jaegereurop

    a.pdf

    34)Deutscher Jagdverband. 2014. Primrwert des Jahresjagdstrecke in

    Deutschland 2012/2013. Deutscher Jagdverband Handbuch 2014.

    http://www.jagdverband.de/sites/default/files/4811_A5_stat_03_primaerwert.

    pdf

    35)Deutscher Jagdverband. 2014. Jagdstatistik 2012/2013 Paarhufer (Reh,

    Wildschwein, Rot- und Damhirsch). Deutscher Jagdverband Handbuch

    2014.

    36)Deutscher Jagdverband. 2013. Broscchre: Wissenswertes zur Jagd in

    Deutschland Daten, Fakten, Grafiken.

    http://www.jagdverband.de/sites/default/files/wissenwertes_20.12_1.6_fV.pd

    f

    37)Rengifo Gallego, J.I. 2008. Un segmento del turismo internacional en auge:

    El turismo de caza. Cuadernos de Turismo 22: 187-210

    38)Asiccaza. 2011. El sector de la carne de caza en la actualidad.

    http://www.asiccaza.org/el-sector-de-la-carne-de-caza.html

  • 100

    39)Olea, L., San Miguel-Ayanz, A. 2006. The Spanish dehesa. A traditional

    Mediterranean silvopastoral system linking production and nature

    conservation. 21st General Meeting of the European Grassland Federation.

    Badajoz (Spain). April 2006 Opening Paper. pp. 15

    40)Asiccaza. 2011. El sector en cifras. http://www.asiccaza.org/el-sector-de-la-

    carne-de-caza/el-sector-en-cifras.html

    41)Danzberger, J. B. 2009. La caza: un elemento esencial en el desarrollo

    rural. Mediterrneo Econmico 15: 183-203.

    42)Frosch, B.J., Anderson, D.P. and Otlaw, J.L. 2008. Economic Impact of

    Deer Breeding Operations in Texas. Selected Paper prepared for

    presentation at the Southern Agricultural Economics Association Annual

    Meetings, Dallas, Texas, February 2-6, 2008. pp 19

    43)Triumf, E.C., Purchas, R.W., Mielnik, M., Maehre, H.K., Elvevoll, E., Slinde,

    E., Egelandsdal, B. 2012. Composition and some quality characteristics of

    the longissimus muscle of reindeer in Norway compared to farmed New

    Meat Science. 90(1):122-129

    44)Zha, D.M., Xing, X.M., Yang, F.H. 2011. Rapid identification of deer

    products by multiplex PCR assay. Food Chemistry. 129(4):1904-1908

  • 101

    Captulo VIII

    Dr. Jos Gonzlez Salinas

    1. Generalidades sobre el bienestar animal en el aprovechamiento cinegtico

    del venado.

    Como se ha mencionado en captulos anteriores, el consumo de carne fue

    trascendental en el proceso evolutivo del ser humano. Esta evolucin no se ha

    limitado al desarrollo cerebral desde el punto de vista anatomo-fisiolgico sino que

    se ha extendido hacia procesos de toma de conciencia del entorno, as tambin en

    forma paulatina, ha evolucionado la opinin de los seres humanos en el sentido de

    reconocer a otros seres vivos como sintientes, iniciando con otros humanos al

    abolir la esclavitud y promover la equidad de gnero, continuando con el

    reconocimiento de estas caractersticas en los mamferos ms parecidos a los

    humanos (primates), para posteriormente incluir a todos los mamferos y ms

    tarde a todos los vertebrados (1).

    Actualmente hay una creciente preocupacin de los humanos por el bienestar de

    los animales que son sujetos de aprovechamiento en las diferentes actividades

    productivas, incluyendo la cinegtica y en particular de aquellos que nos

    proporcionan alimento, lo cual ha desencadenado un debate intenso entre

    sectores acadmicos, sociales, gubernamentales y productivos tanto en el mbito

    internacional como nacional.

    En el plano filosfico tambin se han desarrollado a lo largo del tiempo propuestas

    en relacin con la tica hacia los animales, muchas diametralmente opuestas,

    algunas que podemos considerar en la actualidad inaceptables, como la de

    Descartes que consideraba a los animales como autmatas que no piensan ni

  • 102

    sienten de forma racional y consciente cuyas respuestas a estmulos dolorosos

    son meramente reflejos.

    Fraser, D 1999, estableci dos grupos de propuestas filosficas a partir de la

    intensa discusin iniciada en los aos setenta del siglo pasado; el primero con una

    orientacin deontologista representada por Regan y Singer que procura hacer

    respetar los derechos de los animales y otro con una perspectiva utilitarista

    enfocada a establecer una comunicacin ms abierta y por varias vas con la

    ciencia del bienestar animal, aqu menciona como ejemplos a Midgley, Lehman,

    Rollin, Thompson entre otros. Esto es importante ya que ha permitido establecer

    que la toma de decisiones en el manejo de la vida silvestre y en otras actividades

    relacionadas con la biologa no es meramente simplista y no se puede basar en un

    principio, sino que se deben de considerar diferentes enfoques entre los cuales

    pueden existir incluso conflictos, ya que se les debe de valorar de la misma forma.

    Para una sola decisin nos puede parecer importante por ejemplo; permitir que los

    animales vivan libremente, minimizar el sufrimiento, preservar la ecologa de la

    regin, proteger especies y permitir a la poblacin local obtener alimento. La

    ciencia del bienestar animal y la tica del uso de los animales han dejado de ser

    dos culturas diferentes y se han desplazado a forman un campo integral (2, 3, 4).

    Definicin del concepto de bienestar animal

    Sin duda la publicacin en 1964 del libro de Ruth Harrisson Animal Machines

    marc el parteaguas que estableci la necesidad de definir el concepto de

    bienestar animal. Un ao despus en Inglaterra se public el Informe Brambell que

    dio lugar a la creacin al ao siguiente de la Sociedad Internacional de Etologa

    Aplicada, que aglutina la mayora de los investigadores en bienestar animal y ms

    recientemente se cre un comit de bienestar animal dentro de la Asociacin

    Mundial de Medicina Veterinaria, as tambin la Organizacin Mundial de Sanidad

    Animal (OIE) asumi el papel de autoridad mundial en el tema.

  • 103

    En este contexto se han formulado diferentes definiciones, la que ha encontrado

    un mayor consenso es la que de forma relativa considera al bienestar animal como

    el estado de un individuo con relacin a sus intentos por afrontar su ambiente.

    Tambin se ha discutido sobre las condiciones bsicas que se deben de procurar

    para que los animales se encuentren en un estado de bienestar, estas

    condiciones, conocidas como las cinco libertades son las siguientes:

    Libertad de hambre y sed lo que corresponde a una nutricin adecuada,

    Libertad de enfermedades enfocada a una sanidad adecuada,

    Libertad de incomodidad fsica y trmica que se procura mediante

    alojamiento adecuado,

    Libertad de miedo, dolor y estrs que se refleja a travs de un manejo

    correcto y,

    Libertad para mostrar la conducta normal de la especie.

    Por otro lado existen diferentes propuestas en las cuales considera necesario

    evaluar el funcionamiento biolgico, estados mentales, de conciencia,

    emocionales, relacin humano-animal (5,6).

    Como complemento a estos planteamientos algunos autores sugieren establecer

    parmetros positivos y la posibilidad de evaluar el sufrimiento de los animales,

    respondiendo a preguntas relacionadas con lo que los animales prefieren, en el

    sentido de obtener sensaciones positivas y lo que quieren, en el sentido de la

    motivacin que muestran para obtener ciertos recursos, as como la factibilidad de

    mejorar la salud. En este contexto se hace nfasis en la utilidad prctica de la

    ciencia y la aplicacin de las evaluaciones en el lugar en que se dan las diversas

    interacciones (7,8).

  • 104

    Evaluacin del bienestar animal

    La rama de la ciencia que resulta fundamental como herramienta para evaluar el

    bienestar animal es la etologa. Las cuatro preguntas de Tinbergen son un

    indicativo de la relacin de esta disciplina con el bienestar animal ya que responde

    a la causa, desarrollo, evolucin y funcin del comportamiento de los animales. La

    causa est enfocada al mecanismo fisiolgico que desencadena la respuesta a

    una condicin del entorno, el desarrollo se relaciona con la forma y el tiempo en

    que se estableci el comportamiento, la evolucin establece el mecanismo que ha

    hecho que el comportamiento se mantenga en la especie y la funcin explica la

    manera en que este comportamiento ayuda al individuo a sobrevivir y

    reproducirse. As tambin la etologa es clave para la aplicacin en la produccin

    animal respondiendo a las preguntas mencionadas en el apartado anterior Es

    bueno para la salud del animal? Es lo que el animal quiere? (9,10).

    El bienestar animal debe de estudiarse por lo tanto utilizando por un lado

    indicadores de comportamiento como lo son: Grado de expresin de conductas

    preferidas, variedad de conductas normales, grado de conductas de aversin

    exhibidas, patologas conductuales. As como tambin mediante el uso de

    biondicadores que poden medirse en forma objetiva como: Mecanismos

    fisiolgicos para afrontar el ambiente, parmetros sanguneos y hormonales,

    inmunosupresin, incidencia y prevalencia de enfermedades, cambios cerebrales

    como lo son los indicadores de autonarcotizacin, prevalencia de dao corporal y

    falla en el crecimiento o reduccin en la capacidad de reproduccin (11).

    Para evaluar el bienestar animal de una forma eficiente y objetiva se han

    desarrollado guas, sistemas y protocolos que pueden ser utilizados en la

    elaboracin de polticas y mecanismos de certificacin que garanticen la calidad

    tica de los productos y servicios obtenidos en los diversos sistemas ganaderos.

    Un ejemplo es el proyecto europeo Welfare Quality que utiliza indicadores

    basados en el animal, en el entorno y en la gestin. Se realiza en tres pasos: el

  • 105

    primero evala de 30 a 50 parmetros que posteriormente se anan en 12 criterios

    para finalmente integrarse en los cuatro principios bsicos del bienestar animal

    segn este sistema: buena alimentacin, buen alojamiento, buena salud y

    comportamiento adecuado. En relacin con el transporte y el sacrificio, estos

    principios pueden complementarse con indicadores de calidad de carne y de la

    canal e indicadores relacionados con el proceso de aturdimiento y sacrificio (12,

    13).

    Banos Restano 2007 hace especial hincapi en el efecto de las condiciones de

    bienestar animal en los indicadores relacionados con el transporte y el sacrifico e

    indica que si bien se debe procurar el bienestar durante toda la vida del animal, se

    debe poner especial inters en los 30 das previos al embarque (14).

    El bienestar animal la produccin de venados en cautiverio

    El uso de los diferentes tipos de crvidos es un recurso natural importante para la

    economa de muchos pases, esto tiene como consecuencia que las tasas de

    aprovechamiento no llegan a cubrir la demanda y hay una reduccin en las

    poblaciones a niveles de riesgo, para afrontar esta problemtica se ha recurrido a

    la produccin intensiva en condiciones de cautiverio con dos fines principales;

    cubrir la demanda de los productos obtenidos de los venados y establecer

    estrategias de repoblacin. La produccin en cautiverio se ha extendido por todo

    el mundo y abarca diferentes usos. Podemos encontrar granjas de produccin

    ciervo almizclero en China, India, Nepal, ciervo rojo en Nueva Zelanda, Australia y

    Europa y venado cola blanca en el continente americano (15, 16, 17,18).

    La produccin de ciervos en condiciones en cautiverio tiene implicaciones en el

    bienestar de los animales ya que se tienen que considerar las caractersticas

    morfolgicas, conductuales, fisiolgicas, genticas y nutricionales. Los venados

    son animales de huda, tmidos y algunos son solitarios de forma tal que la

    produccin en cautiverio no puede satisfacer la libertad de expresar el

    comportamiento natural.

  • 106

    Los venados son rumiantes pequeos o medianos con un tren posterior largo y

    patas anteriores relativamente cortas. Su estructura corporal est diseada para

    escapar de depredadores por lo que en cautiverio los saltos frecuentes y vigorosos

    as como el correr puede causar lesiones severas. El comportamiento de los

    venados es el de un estado de alerta constante, tmidos pero tambin son

    territoriales. Estas caractersticas han ayudado a sobrevivir en el entorno de la

    vida silvestre y se han mantenido evolutivamente de diferentes formas en cada

    uno de los individuos, sin embargo estas caractersticas tienen un efecto negativo

    para el manejo de los animales en cautiverio, por ejemplo al realizar una

    inspeccin, profilaxis o teraputica veterinaria, una captura o separacin. Por lo

    tanto la identificacin temprana de enfermedades se torna difcil.

    Las dimensiones de los corrales, as como tambin el tipo de cercado que se

    utiliza juegan un papel importante en la expresin del comportamiento, por

    ejemplo al alimentarse, o al buscar refugio en los cervatos. Esto ha llevado a

    realizar estrategias de enriquecimiento ambiental para mantener a los animales en

    condiciones de semicautiverio por medio de las cuales se han reducido las

    enfermedades, as tambin se brinda proteccin a otras especies.

    Existen diferencias conductuales tanto en especies como en poblaciones e

    individuos, podemos encontrar grupos o individuos que tienden a explorar y otros

    que tienden a evitar ambientes nuevos. Podemos encontrar especmenes que

    incluso pueden llegar a alimentarse cerca de los seres humanos. Es necesario

    reconocer y establecer las proporciones de los diferentes temperamentos que se

    necesiten en los grupos de animales en cautiverio y que estos sean acordes con la

    finalidad de la explotacin, por ejemplo si los animales sern usados en

    actividades relacionadas con la domesticacin o repoblacin (19, 20, 21).

    Cuando se mantienen animales de vida libre en cautiverio, se alojan en grupos y

    como consecuencia se tienen relaciones sociales que no son usuales para ellos,

    generndose cambios fisiolgicos relacionados con el estrs. En la vida silvestre

  • 107

    se mantienen estados apropiados de estrs, pero condiciones de estrs elevado o

    bajo, por periodos prolongados puede afectar la habilidad de sobrevivencia de los

    animales, estos pueden pasar tambin de una condicin de estrs agudo a una de

    estrs crnico. La diferencia en estas condiciones es que la primera atiende a la

    respuesta inmediata de pelea o huda, misma que es vital para la sobrevivencia

    del animal, por el contrario el estrs crnico puede causar un detrimento en la

    salud y el bienestar. Estas condiciones son medibles a travs de diferentes

    constantes fisiolgicas y la determinacin de la liberacin de hormonas. Diferentes

    autores han demostrado la probabilidad de la presentacin de estas alteraciones

    fisiolgicas bajo diferentes condiciones de manejo en cautiverio, los procesos que

    generan sin duda condiciones patolgicas de estrs son el transporte, la

    traslocacin, la presencia humana y el alojamiento junto a otras especies de

    animales domsticos. Los efectos del estrs pueden ser ms severos cuando al

    realizar cruzas en grupos pequeos con poca diversidad gentica se produce una

    condicin de endogamia. Esto tiene como resultado animales vulnerables que

    pueden ser afectados en su bienestar con mayor facilidad (22, 23, 24, 25, 26).

    Los venados en vida libre basan su alimentacin principalmente en el ramoneo, su

    dieta se compone de una amplia diversidad de especies y su composicin cambia

    de acuerdo a la regin y la poca del ao. La seleccin del alimento obedece a un

    proceso complejo de aprendizaje que puede incluir la automedicacin a travs de

    la ingestin de variedades de plantas que pueden ayudar a mantener la

    homeostasis, reducir el estrs y promover el bienestar, tal como ha sido

    demostrado en rumiantes domsticos. Al alimentar a los venados en cautiverio con

    dietas basadas principalmente en granos tomadas de la formulacin para otras

    especies productivas, se pueden inducir desbalances nutricionales que generan

    condiciones de enfermedad. Esto puede ser tambin producido mediante sistemas

    y densidades de pastoreo inadecuados (27, 28, 29, 30).

  • 108

    El bienestar animal en el aprovechamiento de venados en vida libre

    En contraste con las condiciones observadas en animales en cautiverio, el

    aprovechamiento cinegtico de venados en vida libre puede en gran medida

    proporcionar la expresin de la naturaleza propia de los animales y generar

    mejores condiciones de bienestar. Sin embargo al reflexionar sobre esta quinta

    libertad pueden surgir cuestionamientos interesantes en cuanto a las dos

    preguntas fundamentales, si es saludable y si es lo que el animal quiere. Es la

    expresin de la naturaleza propia esencial para el bienestar? La depredacin es

    una expresin de la naturaleza animal pero no necesariamente tiende a generar

    bienestar. As tambin las peleas en poca de apareamiento que pueden dar

    como resultado el atoramiento de los cuernos que conlleva sufrimiento y muerte

    de uno o ambos venados. Entonces aqu podemos distinguir entre el

    comportamiento natural que puede promover el bienestar y aquel que no genera

    esta condicin, pero que sin embargo es importante para la conservacin (31).

    Este cuestionamiento puede ser ampliado cuando consideramos la condicin de

    los ecosistemas. Las actividades antropognicas han degradado las condiciones

    de vida de la fauna y la flora produciendo sufrimiento subsecuente. Desde la visin

    holstica de una salud, si el ecosistema no se encuentra en un estado de equilibrio

    o bien saludable no podemos garantizar que los animales de estn libres de

    enfermedad. Por lo tanto cualquier accin encaminada a frenar y revertir la

    degradacin de los ecosistemas tendr implicaciones positivas sobre el bienestar

    de los animales que ocupan el hbitat (33).

    El uso del hbitat juega un papel importante en la coexistencia de sistemas de

    produccin antropognicos y la vida silvestre por lo que se requieren estudios que

    permitan analizar estas interacciones. Cosio Bayugar et al 2014 establecieron que

    en el uso del hbitat por parte del venado bura y el bovino domstico en la

    Reserva de la Bisfera del Mapim no existe un traslape ya que ocupan superficies

    diferentes dadas las condiciones de pendiente, altitud y cobertura vegetal (34)

  • 109

    La funcin adrenocortical, medida a travs de la presencia de glococorticoides en

    la heces de venados en vida libre es un indicativo de condiciones de estrs

    desencadenadas por diversos factores tanto abiticos como; la poca del ao,

    condiciones de sequa y biticos entre los que se mencionan la cornamenta de

    terciopelo, la presencia de varios machos y en especial la actividad humana (35).

    Ante la percepcin generalizada de que existe una menor responsabilidad sobre el

    bienestar animal en la vida silvestre y en condiciones de produccin extensiva ya

    que estas se dan per se, se ha producido un progreso considerable en el

    entendimiento de esta problemtica y es evidente que aun hay muchos problemas

    en estas condiciones de produccin que claramente reflejan nuestra

    responsabilidad. Estos planteamientos permiten la visualizacin de reas de

    oportunidad que podemos aprovechar para obtener mayores beneficios mediante

    el aseguramiento de la calidad tica de productos obtenidos del aprovechamiento

    cinegtico (36).

    En el manejo de venados silvestres en ocasiones es necesaria la captura y

    traslocacin de especmenes, el mtodo de captura es un factor de estrs de

    suma importancia. El control adecuado del proceso de captura puede ser crucial

    para el bienestar de los animales. Los mtodos de captura qumicos han

    demostrado un mejor efecto en estas acciones (37, 38).

    La construccin de autopistas y carreteras tiene importantes efectos sobre el

    bienestar animal de la vida silvestre, por un lado fragmenta los ecosistemas y

    reduce la diversidad gentica y por otro se producen accidentes graves y letales

    que causan sufrimiento. La construccin de infraestructura para conectar biotopos

    por medio de puentes verdes es una herramienta valiosa para afrontar esta

    problemtica. Tambin es importante revisar constantemente la condicin de las

    cercas (39).

    Tal vez la accin que ms controversia genera en cuanto al bienestar animal en el

    aprovechamiento cinegtico es el de la caza. Sin embargo este aparente problema

  • 110

    puede convertirse en un rea de oportunidad de gran valor al garantizar una

    muerte digna de los animales, evitando las condiciones de estrs generadas por el

    transporte y el manejo previo al aturdimiento. Esto hace imprescindible el fomentar

    la caza responsable y la capacitacin adecuada para lograr este fin.

    Villarreal Gonzlez, establece recomendaciones para llevar al cabo el deporte de

    la caza con un desempeo tico que procure condiciones de bienestar y muerte

    digna a los venados cola blanca. Entre estas cabe destacar el asegurar las

    condiciones necesarias para realizar un tiro certero y evitar que los animales

    queden heridos o huyan en esta condicin, una de estas condiciones es la

    distancia, la cual no debe de exceder los 150 metros. As tambin, para fomentar

    el trato respetuoso de los animales aun despus de su abatimiento, Villarreal

    Gonzlez recomienda evitar exhibir al animal mediante fotografas o videos que

    denoten un comportamiento decadente por parte del cazador y un atentado a la

    dignidad de los animales.

    Aebischer et al. 2014 establecieron las siguientes recomendaciones, importantes

    para aumentar la probabilidad de realizar disparos certeros y as evitar el

    sufrimiento innecesario de los animales:

    Asegurar una posicin de disparo confortable

    Usar un soporte para el arma

    Apuntar al pecho

    Usar balas ms pesadas que 75 granos

    Evitar realizar un disparo apresurado

    Realizar disparos a animales distantes solamente si se cuenta con mucho

    tiempo

    Disparar solamente si el blanco est parado

    Evitar disparar a un animal oscurecido por algn efecto de sombra

    Tener cuidado si no se est familiarizado con el suelo

    Practicar tiro cuando menos una vez al mes

  • 111

    Tiradores de nivel bsico, de ser posible entrenar el tiro en condiciones

    reales (40, 41).

    Importancia del bienestar animal

    El bienestar animal tiene cada vez ms importancia en la produccin de carne y

    otros productos de origen animal ya que se encuentra estrechamente ligado con la

    calidad tica del sistema producto. El aprovechamiento cinegtico del venado no

    queda excluido de esta tendencia mundial. Cada vez se establecen ms

    protocolos y acuerdos de proteccin y bienestar animal que conforman

    posteriormente leyes y reglamentos. Sin embargo el espritu del bienestar animal

    radica en la necesidad intrnseca de cada uno de los actores sociales involucrados

    en estos procesos productivos, a ser mejores seres humanos. Cada vez ms

    personas perciben al bienestar animal como un elemento integral de la calidad de

    los alimentos que tiene una relacin estrecha con la salud animal y la inocuidad

    alimenticia.

    A nivel mundial la Organizacin Mundial de Salud Animal (OIE) ha establecido la

    iniciativa de desarrollar guas y estndares globales que se han distribuido entre

    los 167 pases miembros y que forman parte de los debates en la agenda de la

    Organizacin Mundial de Comercio (42).

    Los consumidores demandan tambin mayor proteccin a los animales, ejercen

    presin sobre los legisladores para que formulen las regulaciones necesarias,

    asimismo demuestran una gran disponibilidad para pagar el valor agregado que da

    el bienestar animal a los productos del aprovechamiento cinegtico.

    Estas demandas son caractersticas importantes de sociedades de consumo con

    un grado de informacin y responsabilidad elevadas. Mismas que tienen los

    consumos de productos crnicos de la vida silvestre ms altos en el mundo. En

  • 112

    estos grupos se asocia el consumo de carne de venado y otros animales

    obtenidos del aprovechamiento de la vida silvestre, con condiciones de produccin

    ecolgica y sustentable. As tambin dada la habilidad que los cazadores deben

    de demostrar antes de obtener una licencia de caza, tambin se puede asociar la

    procuracin condiciones ptimas de bienestar animal en el sistema producto.

    Es indispensable fomentar la realizacin de estudios que generen conocimiento

    con bases cientficas sobre el estado del bienestar animal de los venados cola

    blanca en nuestra regin, as como tambin sobre la condicin de los ecosistemas

    y los beneficios que se producen al establecer esquemas de caza responsable con

    el fin de mantener poblaciones sanas para procurar en un sentido filosfico

    meramente utilitarista, el mayor beneficio para la mayor cantidad posible de

    individuos.

    Este conocimiento generado debe tambin de encontrar vas de comunicacin

    educativa que divulguen eficientemente los beneficios nutrimentales, ecolgicos y

    ticos que se pueden obtener de estos productos fomentando as la construccin

    de una sociedad de consumo responsable orientada hacia la sustentabilidad.

    2. Referencias

    1) Gallo S, C. 2012. Bienestar animal y calidad de la carne en Latinoamrica.

    En: Daniel Mota Rojas, Stella M. Huertas Cann, Isabel Guerrero Legarreta.

    Eds. Bienestar Animal Productividad y Calidad de la Carne. 2da Ed.

    Elsevier. Pp.3-11.

    2) Aluja, Aline S. de. (2011). Bienestar animal en la enseanza de Medicina

    Veterinaria y Zootecnia: Por qu y para qu?. Veterinaria Mxico, 42(2),

    137-147.

  • 113

    3) Fraser, D. 1999. Animal ethics and animal welfare science: bridging the two

    cultures. Applied Animal Behaviour Science.65:171-189

    4) Arkow, P. 1998. Application of ethics to animal welfare. Applied Animal

    Behaviour Science. 59:193-200

    5) Fraser, D. 2009. Animal beahviour, animal welfare and the scientific study of

    affect. Applied Animal Behaviour Science. 118:108-117

    6) Waiblinger, S., Boivin, X., Pedersen, V., Tosi, M-V., Janczak,A.M., Visser,

    E.K., Jones, R.B. Assessing the human-animal relationship in farmed

    species: A critical review. Applied Animal Behaviour Science 101:185-242

    7) Yeates, J.W., Main, D.C.J. 2008. Assessment of positive Welfare: A review.

    The Veterinary Journal 175:293-300

    8) StampDawkins, M. 2008. The Science of Animal Suffering. Ethology

    114:937-945

    9) Bateson, P., Laland, K. 2013. Tinbergens four questions: an appreciation

    and an update. Trends in Ecology & Evolution 28(12):712-718

    10)StampDawkins, M. 2003. Behaviour as a tool in the assessment of animal

    welfare. Zoology 106:383-387

    11)Galindo Maldonado, F., manteca Vilanova, J. 2012. Evaluacin cientfica del

    bienestar animal. En: Daniel Mota Rojas, Stella M. Huertas Cann, Isabel

    Guerrero Legarreta. Eds. Bienestar Animal Productividad y Calidad de la

    Carne. 2da Ed. Elsevier. Pp13-24

  • 114

    12)Knierim, U., Winckler, C. 2009. On-farm welfare assessment in cattle:

    validity, reliability and feasibility issues and future perspectives with special

    regard to the Welfare Quality approach. Animal Welfare 18(4):451-458

    13)Mellor, D.J., Bayvel, A.C.D.2008. New Zealands inclusive science-based

    system for setting animal welfare standards. Applied Animal Behaviour

    Science 113:313-329.

    14)Barros Restano, A. 2007. El bienestar animal aplicado al transporte y la

    faena para el consumo humano (The animal welfare applied to the transport

    and the slaughter for consumption). REDVET. Revista electrnica de

    veterinaria 8(12) recuperado de

    http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n121207B/BA001.pdf

    15)Shrestha, M.N. 1998. Animal welfare in the musk deer. Applied animal

    behaviour science 59:245-250

    16)Tuckwell, C. 2003. The Deer Farming Handbook. RIRDC, Canberra,

    Australia. pp. 293.

    17)Frosch, B.J., Anderson, D.P. and Otlaw, J.L. 2008. Economic Impact of

    Deer Breeding Operations in Texas. Selected Paper prepared for

    presentation at the Southern Agricultural Economics Association Annual

    Meetings, Dallas, Texas, February 2-6, 2008. pp 19

    18)Bildwells Agribusiness for The Deer Initiative. 2010. Feasibility Study of

    Processing and Marketing Wild Venison in Rockingham Forest. 35 pp.

    19)He, L., Li, L-h., Wang, W-x, Liu,G., Liu, S-q, Liu, W-h., Hu. D-f. 2014.

    Welfare of farmed musk deer: Changes in the biological characteristics of

    musk deer in farming. Applied Animal Behaviour Science 156: 15

  • 115

    20)Goddard, P.J., Summers, R.W., Macdonald, A.J., Murray,C., Fawcett, A.R.

    2001. Behavioural responses of red deer to fences of five different designs.

    Applied Animal Behaviour Science 73:289-298

    21)Wass, J.A., Pollard, J.C., Littlejohn, R.P. 2004. Observations on the hiding

    behavior of farmed red deer (Cervus elaphus) calves. Applied Animal

    Behaviour Science 88:111-120

    22)Abeyesinghe, S.M., Goddard, P.J., Cockram, M.S. 1997. The behavioural

    and physiological responses of farmed red deer (Cervus elaphus) penned

    adjacent to other species. Applied Animal Behaviour Science 55:163-175

    23)Dickens, M.J., Delehanty, D.J., Romero, L.M. 2010. Stress: An inevitable

    component of animal translocation. Biological Conservation 143:1329-1341.

    24)Morgan, K.N., Tromborg, C.T. 2007. Sources of stress in captivity. Applied

    Animal Behaviour Science 102:162-302

    25)Serio Silva, J.C. 1999. Conducta en cautiverio de dos grupos de venado

    cola blanca (Odocoileus virginianus) con diferente grado de exposicin al

    humano. Veterinaria Mxico 30(4):323-328 recuperado de

    http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=42330409 Red de Revistas Cientficas

    de Amrica Latina, el Caribe, Espaa y Portugal Sistema de Informacin

    Cientfica.

    26)Miller, P.S. 1994. Is inbreeding depression more severe in a stressful envi-

    ronment? Zoo Biology 13: 195208.

  • 116

    27)Provenza, F.D., Villalba, J.J., Dziba, L.E., Atwood, S.B., Banner, R.E. 2003.

    Linking herbivore experience, varied diets and plant biochemical diversity.

    Small Ruminant Research 49:257-274.

    28)Villalba, J.J., Provenza, F.D., Shaw, R. 2006. Sheep self-medicate when

    challenged with illness-inducing foods. Animal Behaviour 71:1131-1139

    29)Manteca, X., Villalba, J.J., Atwood, S.B., Dziba, L.E., Provenza, F.D. 2008.

    Is dietary choice important to animal welfare? Journal of Veterinary

    Behaviour 3:229-239

    30)Blanc, F., Thriez, M. Effects of stocking density on the behaviour and

    growth of farmed red deer hinds. Animal Behaviour Science 56:297-307

    31)StampDawkins, M. 2006. A users guide to animal welfare science.

    TRENDS in Ecology and Evolution 21(2) 77-82

    32)Paquet, P.C., Darimont, C.T. 2010. Wildlife conservation and animal

    welfare: two sides of the same coin?. Animal Welfare 19:177-190

    33)Cosso-Bayugar, A., Gallina- Tesaro, S., Suzn, G. 2014. Uso del hbitat

    del venado bura (Odocoileus hemionus) y del bovino domstico (Bos

    taurus) en la Reserva de la Bisfera Mapim, Durango, Mxico. Memorias

    del X Congreso Internacional de Fauna Silvestre de Amrica Latina, Salta,

    Argentina 2012. Comunidad de Manejo de Fauna Silvestre

    (COMFAUNA):1-8

    34)Garca Pereira, R.J., Barbanti Duarte, J.M., Negrao, J.A. 2006. Effects of

    environmental conditions, human activity, reproduction, antler cycle and

    grouping on fecal glucocorticoids of free-ranging Pampas deer stags

    (Ozotoceros bezoarticus bezoarticus). Hormones and Behaviour 49:114-122

  • 117

    35)Appleby, M.C. 1996. Can we extrapolate from intensive to extensive

    conditions? Applied Animal Behaviour Science 49:23-27

    36)Marco, I., Lavn, S. 1999. Effect of the method of capture on the

    haematology and blood chemistry of red deer (Cervus elaphus). Research

    in Veterinary Science 66:81-84

    37)Mentaberre, G., Lpez-Olvera, J.R. Casas-Daz,E., Bach-Raich, E., Marco,

    I., Lavn, S. 2010. Use of haloperidol and azaperone for stress control in roe

    deer (Capreolus capreolus) captured by means of drive-nets. Research in

    Veterinary Science 88:531-535.

    38)Olson, M.P.O., Widen, P., Larkin, J.L. 2008.Effectiveness of a highway

    overpass to promote landscape connectivity and movement of moose and

    roe deer in Sweden. Landscape and Urban Planning 85:133-139

    39)Villarreal Gonzlez, J.G. 2013. Responsabilidad y tica del cazador

    deportista y responsable de UMA. Gua de campo para el cazador

    responsable de venado cola blanca. Pp12-13

    40)Aebischer, N.J., Wheatley, C.J., Rose, H.R. 2014. Factors Associated with

    Shooting Accuracy and Wounding Rate of Four Managed Wild Deer

    Species in the UK, Based on Anonymous Field Records from Deer Stalkers.

    Plos One 9(10): 1-12

    41)Horgan, R., Gavinelli, A. 2006. The expanding role of animal welfare within

    EU legislation and beyond. Livestock Science. 103:303-307

  • 118

    Dr. ALFONSO MARTNEZ MUOZ

    am.mundosustentable@gmail.com

    Se gradu de Mdico Veterinario Zootecnista

    en el ao 1982, como primer lugar de su

    generacin. Obtuvo un doctorado en Ciencias

    Agrarias con honores en la Universidad de

    Gotinga en Alemania en el ao 1990.

    Adems, realiz un posdoctorado en el

    Colegio de Recursos Naturales de la

    Universidad Estatal de Utah en 1994. Tiene

    una especializacin en Gestin Ambiental Urbana e Industrial en Singapur en el ao 2004.

    Ha sido profesor universitario en la Universidad Autnoma de Nuevo Len, as como

    Director de la Facultad de Ciencias Forestales de la UANL. Adems se ha desempeado

    como Delegado de la SEMARNAT en el estado de Nuevo Len. Ha realizado diferentes

    investigaciones relacionadas con el contenido de este libro en temas vinculados con la

    conservacin del venado cola blanca, venado bura, berrendo, oso negro, y la evaluacin y

    restauracin de ecosistemas. Sus publicaciones en estos rubros han sido publicadas en

    revistas como Journal of Range Management, The Wildlife Bulletin, Der Tropen Landwirt y

    European Journal of Wildlife Research. El Dr. Martinez es Presidente de la Comisin de

    Recursos Forestales del Consejo Estatal de Flora y Fauna Silvestre del Estado de Nuevo

    Len y miembro de la Mundo Sustentable A.C.

  • 119

    M.C. JORGE GABRIEL VILLARREAL GONZLEZ ceffsnl@prodigy.net.mx Es egresado de Ingeniera Civil (1968) y Maestro en Ciencias con especialidad en Uso, Manejo y Conservacin del Agua (1975) del Instituto Tecnolgico y de Estudios Superiores de Monterrey. Acredit Curso de Ecologa de Pastizales (1979-1980) en la Escuela de Graduados de la Facultad de Agronoma de la Universidad Autnoma de Nuevo Len. Acredito Curso de Conservacin del Suelo y Agua (1980) en

    la Universidad Autnoma Chapingo. Estancia Taller (1 mes) en diversas reas de Manejo Forestal y Manejo de Fauna Silvestre de Inters Cinegtico (1987) en la Repblica Federal Alemana. Es Secretario del Consejo Estatal de Flora y Fauna Silvestre de Nuevo Len, A.C. (a partir de 2013). Es Socio Fundador y Secretario del IHEA-Mxico (a partir de 2014). Es Gerente del Museo de la Fauna y Ciencias Naturales, A.B.P. (a partir de 2015). Es miembro vitalicio de la Asociacin Internacional para la Educacin de los Cazadores (International Hunter Education Association). Es Miembro del Texas Wildlife Association. Es Miembro del Quality Deer Management Association. Es Asesor de la Unin Ganadera Regional de Nuevo Len y de la Asociacin Nacional de Ganaderos Diversificados Criadores de Fauna Durante los aos de 1993 y 1994, asesor y coordin los trabajos de repoblacin de venado cola blanca texano, que permitieron la restitucin exitosa de esta especie en ms de 150 mil hectreas de ecosistemas naturales de matorrales de las Cuencas Cerralvo y Palo Blanco en el Estado de Nuevo Len Es autor de los libros: Venado Cola Blanca, Manejo y Aprovechamiento Cinegtico publicado en el ao de 1999 por la Unin Ganadera Regional de Nuevo Len. Gua de Campo para el Cazador Responsable de Venado Cola Blanca de la cual se han publicado 8 ediciones en espaol 56 mil ejemplares y 1 edicin en ingls (ao 2006). Vida Silvestre de la Cuenca Palo Blanco, Nuevo Len, Mxico publicado en el ao 2009 por el Consejo Estatal de Flora y Fauna Silvestre de Nuevo Len, A.C. y Parques y Vida Silvestre de Nuevo Len O.P.D. Introduccin al Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Fauna Silvestre en Ranchos Ganaderos Diversificados, publicado en el ao 2012 (3 mil ejemplares) por la Secretara de Agricultura, Ganadera, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentacin. Ganadera Diversificada: Importancia Ecolgica, Cinegtica y Econmica de los Venados Cola Blanca Mexicanos, publicado en el ao 2013 (4,000 ejemplares) por la Secretara de Agricultura, Ganadera, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentacin. En el ao 2002 recibi un Reconocimiento Especial por su trabajo en favor de la Ganadera Diversificada por parte de la Asociacin Nacional de Ganaderos Diversificados Criadores de Fauna. En el ao 2003 recibi la Presea al Mrito Pro Flora y Fauna Silvestre de Nuevo Len, por parte del Consejo Estatal de Flora y Fauna Silvestre de Nuevo Len, A.C. En el ao 2007 recibi la Medalla al Mrito Ganadero Lic. Arturo B. de la Garza, por parte de la Unin Ganadera Regional de Nuevo Len.

  • 120

    Dr. JOS GONZLEZ SALINAS

    jgonzz@hotmail.com

    Doctor en Ciencias Agrarias por la Universidad Georg-

    August de Gttingen, Mdico Veterinario y Zootecnista por

    la Universidad Autnoma de Nuevo Len. Amplia

    experiencia en la docencia en la FMVZ UANL y

    conocimiento en las reas de: Gestin Ambiental en

    Ciencias Veterinarias y produccin animal, Desarrollo

    Sustentable, Anlisis de Ciclo de Vida, Educacin Ambiental, Carta de la Tierra,

    Planeacin Estratgica, Programas del Sector Medio Ambiente de la Administracin

    Pblica Federal, Legislacin Ambiental. Profesor de Tiempo Completo de la Universidad

    Autnoma de Nuevo Len. Titular de las materias Medio Ambiente y Sustentabilidad y

    tica, Sociedad y Profesin. Subdelegado de Planeacin y Fomento Sectorial de la

    Delegacin Federal de SEMARNAT en Nuevo Len. Jefe de la Unidad de Gestin

    Ambiental de SEMARNAT Nuevo Len.

  • 121