La Oracin: su naturaleza y su tcnica

  • Published on
    01-Mar-2016

  • View
    31

  • Download
    0

DESCRIPTION

LA ORACION, SU NATURALEZA Y SU TECNICA, EXPILCADO POR EL GRAN MISTICO DEL SIGLO XX, SANT KIRPAL SINGHLa oracin es la sal de la vida y no podemos pasarnos sin ella. Est engranada en la naturaleza del hombre el orar por la realizacin de sus deseos, sean stos cuales fueren pero lo ms corriente es que no sepamos en realidad qu es aquello por lo que debemos orar, cmo orar, y qu hacer para convertir nuestra oracin en una gran fuerza dinmica que pueda conmover la misericordia del Cielo.

Transcript

La Oracin SU NATURALEZA Y SU TCNICA Kirpal Singh L a O r a c i n Su Naturaleza y su Tcnica POR: KIRPAL SINGH RUHANI SATSANG, SAWAN ASHRAM Delhi 6 INDIA 1 9 6 5 D E D I C A D O Al Dios Todopoderoso que ha operado a travs de todos los Maestros que han venido. Y a Baba Sawan Singh Ji Maharaj a cuyos Pies de Loto el actor se embebi en el Dulce Elxir del Sagrado NAAM... el Verbo. 2 Sawan Singh 3 A L L E C T O R No slo de pan vivir el hombre, sino de toda palabra que procediere de la boca de Dios. Mateo 4: 4 La oracin es la sal de la vida y no podemos pasarnos sin ella. Est engranada en la naturaleza del hombre el orar por la realizacin de sus deseos, sean stos cuales fueren pero lo ms corriente es que no sepamos en realidad qu es aquello por lo que debemos orar, cmo orar, y qu hacer para convertir nuestra oracin en una gran fuerza dinmica que pueda conmover la misericordia del Cielo. El secreto del xito de una oracin no se encuentra tanto en las palabras que usamos, ni en el tiempo que dedicamos a la oracin, ni en el esfuerzo que ponemos en ello, como en la concentracin de la atencin que podamos lograr en el asiento del alma, para que esta tenga conciencia de ella. La forma ms natural de una oracin fructfera es la ansiedad del alma, sin necesidad de palabras, orales o mentales con la lengua del pensamiento. Esta clase de oracin genera y libera tal cantidad de energa espiritual que todos los poderes csmicos son atrados y se combinan para dar forma a las cosas de la mejor manera posible. Una verdadera oracin es un proceso continuo, independiente de forma, tiempo y lugar y conduce por ltimo al estado de Sehaj una calma y tranquilidad maravillosa, un equilibrio perfecto y una saciedad completa, sin ninguna clase de deseo. Esta es entonces la culminacin de una oracin verdadera y aqu la oracin deja de ser oracin para convertirse en un estado de ser, a medida que uno se eleva gradualmente, hasta la Conciencia Csmica, sindole plenamente revelada la Voluntad Divina. Esto es el principio y el fin de la oracin. Y como llevar a cabo esto, es el objeto de esta encuesta. 4 Al final del libro, en forma de apndice, han sido clasificados distintos especmenes de oraciones, provenientes de distintos Santos y Escrituras, para el beneficio del lector interesado. KIRPAL SINGH. 5 Sawan Ashram . Delhi, India Julio 1 de 1959. L A O R A C I N La oracin es la llave maestra que abre el Reino de los Cielos. La oracin puede ser definida como el grito de angustia que el alma afligida en su impotencia dirige a un Poder ms grande que s misma en busca de ayuda y Consuelo. Es, en un sentido genrico y comnmente aceptado, una invocacin a Dios o al Hombre-Dios (un Maestro Viviente), que tiene la capacidad necesaria para conceder salaz y paz a la mente desgarrada y torturada por el remolino de los problemas de la vida y de su medio ambiente. "La oracin es el sincero deseo del alma, expresado o inexpresado; el movimiento de un fuego oculto que tiembla en el pecho". Vizconde Montgomery. Un hombre considerado como sabio en esta edad cientfica, considera la vida humana como cualquier organizacin mecnica que se mueve y que acta ciegamente bajo el principio nico de Causa y efecto, y sin ninguna mano que la gue. Contra este concepto mecanicista el universo y el hombre, existe igualmente un concepto orgnico. Sin negar el principio de los Causa y efecto que est visiblemente en operacin en los asuntos humanos, los exponentes de la teora orgnica ven tras de ella la mano de Dios o la ley de Dios, a travs de la cual est en accin el principio de Causa y efecto. La ley de Dios es entonces el poder motriz o fuerza simiente del cual brota todo principio concebible, cientfico o tico y lleva a cabo la voluntad divina, de acuerdo a sus propsitos. Desgraciadamente, nosotros solo vemos las Corrientes superficiales y no somos capaces de penetrar en las profundidades interiores. En nuestra experiencia comn podemos ver que un hombre de sabidura mundana, con todos los recursos materiales a su disposicin, se encuentra sin embargo en un estado de absoluta impotencia. Nunca satisfecho con lo que tiene, se desespera por poseer ms y trabaja incesantemente para ese fin, empleando todos los medios, buenos o malos para satisfacer sus deseos. 6 Pero todas sus riquezas y posesiones, todo su boato y poder, todo su renombre y su fama, no son suficientes para darle una completa satisfaccin. Sigue tan impotente como siempre, y talvez ms, frente a la enfermedad, a la de- cadencia y a la muerte. Su mente est siempre asediada por temores no confesados y por horrores imaginarios. Sin un ancla que le sujete, vaga a la deriva por el ocano de la vida, presa fcil del capricho de los vientos y las mareas. Al encontrarse en este triste predicamento, o bien se estrella en la roca del suicidio o si logra escapar a ello, arrastra una existencia agotadora hasta que la muerte viene a rescatarlo. Pero ni siquiera en la muerte encuentra tranquilidad. Se rinde a ella porque simplemente no puede hacer otra cosa. Esta es la triste historia del hombre comn de nuestros das. Por otra parte, un hombre verdaderamente sabio trata tambin al igual que el otro de pro curarse una existencia confortable; pero al contrario del otro, este propsito no es para l una obsesin. Detrs de todos sus esfuerzos ve la mano de Dios y jams se siente preocupado por el xito o el fracaso de sus esfuerzos. Deja el resultado a la "Voluntad Divina" porque slo ella sabe realmente lo que es bueno para l. Si las cosas vienen a l segn sus deseos, no se Siente exaltado a causa de ello, sino que lo acepta con sinceras gracias y un corazn agradecido. Pero si las cosas suceden al revs, no se siente decepcionado, sino que sonriente se inclina ante el Supremo Juez que decidi las cosas de otra manera, y a cada paso ora a Dios porque sabe que sin Su ayuda activa, no puede hacer nada por s mismo. "La Oracin" es otro nombre dado al proceso de recoger las facultades de la mente que se encuentran dispersas en el exterior y concentrarlas en la raz de la mente. Al igual que los rayos del sol, stas se esparcen por el mundo, e igualmente pueden ser recogidas y concentradas en su fuente. Una persona enfatuada con una cosa que no puede obtener, o que se encuentra angustiada y distrada por alguna calamidad de la que no puede escapar, vuelve su faz a Dios, en busca de xito para sus esfuerzos o consuelo en su situacin, segn sea el caso. Esta concentracin mientras se ruega pidiendo ayuda, se llama oracin. La mente humana es el trono de Dios, y as, a veces se la llama "Kaaba De todos los peregrinajes, aquel que se hace a la mente humana, es el ms sagrado". Mucho mejor es ganar mrito aqu, que incontables viajes a la Meca". Maulana Rumi. 7 Tan pronto como una persona se recoge en s misma y concentra su atencin en el asiento de la mente, conmueve la misericordia de Dios, la cual a su vez la llena de fuerza y de Fortaleza jams experimentadas anteriormente. Estas le ayudan y le capacitan para encontrar un camino de salida de la dificultad, cualquiera que sta sea. Una voluntad, cuando concentra logra hacer maravillas, donde hay una voluntad hay un medio, es un dicho comn. La oracin no es sino la voluntad concentrada que regresa a su Fuente, al gran reservorio de poder, en el que estn alojadas toda clase de posibilidades, fsicas, mentales y espirituales, y del que se pueden extraer de acuerdo a nuestras necesidades. Grande es ciertamente el hombre. Vive en un temple hecho por Dios junto con Dios mismo. Su espritu mismo no es sino una gota del Ocano de vida Divina. Entre Dios y espritu no existe otro obstculo sino el velo de la mente. Si este velo dejara de flamear en la brisa de los deseos, como lo hace actualmente, el espritu podra captar la energa csmica de su Fuente misma. As como piensas, as te haces, es un comn adagio. Si una parte piensa en la totalidad, gradualmente empieza a embeberse de las caractersticas de la totalidad. Lo mismo sucede con el espritu humano. Partiendo de la posicin enjaulada, limitada y humillada en la que se encuentra en su estado actual. Puede expandirse gradualmente hasta llegar a ser omni-abarcante. Cuando se siente libre de sus ataduras fsicas, mentales y causales, grita triunfalmente: Yo soy alma o Yo soy T, o Yo y mi Padre somos uno. (como lo expres Cristo). Hay dos clases de gente en el mundo: primero, aquellos que pueden retirar su atencin de lo externo, que pueden invertirse y derivar su inspiracin directamente del Gran Poder interno. Segundo, aquellos que dependen de ayudas externas, como ser iglesias y templos para rendir culto, para ofrecer oraciones ante altares o ante dolos y estatuas. Algunos tratan de encontrar inspiracin en las grandes fuerzas de la Naturaleza como el sol, la luna, las nevadas montaas o las aguas de los ros sagrados, tomando a estas como manifestaciones del Poder Uno que est tras de todo el Universo. Cada cual, de acuerdo a su fe y a su grado de concentracin, logra alguna clase de beneficio de esta forma de adoracin, ya que nada se pierde en la Naturaleza y ya que ningn es fuerzo es vano. Algunas gentes no creen en la existencia de Dios, y as, no tienen fe en la oracin. Esto es a causa de que no se dan cuenta de que Dios no tiene forma objetiva y que en consecuencia no puede ser visto por los ojos carnales. 8 "Oh Nanak, los ojos que contemplan al Seor, son muy diferentes de aquellos que contemp1an al mundo'' Maru War: M .5 Y en realidad, la verdad es que Dios es espritu, y slo se le puede adorar en espritu. No podemos adorar a Dios con las manos humanas y, mucho menos en los templos y sinagogas hechos por el hombre. El mora en las ms recnditas profundidades del alma humana. l es la mismsima alma de nuestra alma. Est inmanente en cada forma, y no est separado de las formas. Todos los colores y las formas toman sus matices y sus diseos de l. Sea que creamos en El o no, la verdad es que vivimos en El, y tenemos nuestro ser en El. La verdadera oracin es entonces, el medio de concentrar la atencin errante, en un slo punto. . . el centro del alma, y de llevar las corrientes espirituales hasta el punto inmvil del cuerpo. . . el punto que se encuentra entre las dos cejas. Aqu se encuentra toda adoracin, toda oracin y todo conocimiento de aqu y del ms all. El sendero que conduce a la salvacin se encuentra ms en el contacto con el Poder Interno que en enredadas en una u otra cosa ex- terna. "La Verdad es una, aunque los sabios la han descrito de diferentes maneras. Este es un bien conocido aforismo expresando en los Upanishads. Por qu no buscar entonces la Verdad Eterna, de la cual habla Nanak?. "La Verdad estaba en el principio de la Creacin, la Verdad ha sido el principio de toda Edad, y la Verdad permanecer siempre, cuando todas las Edades y las Creaciones desaparezcan". Jap Ji. LA ORACION ES INSTINTIVA EN EL HOMBRE La oracin es instintiva en el hombre, y nadie puede prescindir de la oracin, en uno u otro grado y sea cual fuere la forma que sta adopte. El fiel y el infiel, el Momn y el Rafir, el hombre de Dios y el hombre que no cree en Dios, todos oran, naturalmente, cada cual a su manera. Por lo general, la necesidad de oracin suele presentarse cuando se encuentra uno en peligro, en estado de calamidad, de angustia, o en las garras de alguna enfermedad devastadora o cuando desea uno la satisfaccin de alguna imperiosa necesidad fsica o espiritual que no puede conseguir de otra manera, o cuando quiere uno combatir las fuerzas de la adversidad y de las tinieblas. En tales circunstancias, siente el hombre que por su solo esfuerzo no puede lograr la 9 satisfaccin de sus deseos, y al darse cuenta de su incapacidad, busca fuerza en la oracin. En la vida diaria, vemos a un estudiante buscando la ayuda de su profesor para solucionar algn problema difcil. El hombre enfermo, busca la ayuda del mdico. El empleado busca la ayuda de su jefe, etc., etc., etc.. Todas estas son distintas formas y grados de oracin. Para la satisfaccin de sus diarias necesidades, el nio busca a sus padres, la esposa a su marido, etc.. En toda circunstancia de prueba, la oracin es la ltima arma de nuestro arsenal y est siempre a mano. All donde falla todo esfuerzo humano, la oracin tiene xito. Ms cosas se logran por la oracin, que lo que este mundo se imagina Porque en qu es mejor el hombre que la oveja o la cabra. Que alimenta una ciega vida dentro del cerebro, Si al conocer a Dios no eleva sus manos en oracin, Tanto para s mismo como para los que llama amigos". Tennyson La oracin es la sal de vida y no podemos prescindir de ella. Pero, orar a quin? La respuesta natural es: Al Dios supremo nico, al Dios-Hombre en quien su poder reside y a travs de quien El opera en este mundo. Todas las religiones estn de acuerdo en que la oracin realizada en el asiento del alma, despierta los poderes latentes de la Divinidad interna y que uno puede llegar por medio de ella a la bienaventuranza espiritual. Es un lazo de unin entre el creador y su Creacin, entre Dios y el Hombre. Es un cayado en las manos del aspirante espiritual, y un alma peregrina no puede prescindir de ella en ninguna parte de su jornada, porque a ella le ha de salvar de ms de una cada en su camino y porque transforma completamente a la mente hasta que esta empieza a brillar y a reflejar la luz del alma. "Por medio de Su Gracia, el guila se transforma en un cisne real. Oh Nanak, l puede, transformar en un Cisne a un cuervo. Sri. Rag M .1 Uno debe orar solamente al Seor Dios, quin es Omnipotente y tiene la capacidad para conceder todos los deseos. 10 "No hay nada que el Seor no pueda conceder". Kabir "Rico es ciertamente aqul que tiene la Naturaleza a su orden". Gur Arjn: Gauri M .5 Los diferentes dioses y diosas tienen un horizonte y un campo de accin limitado; y as, operan dentro de sus limitaciones. Ellos tambin derivan sus poderes de l, y pueden o no conceder los pequeos dones que se encuentran dentro de su capacidad. Lo que s es seguro es que no pueden conceder la salvacin del alma. Solo un alma liberada puede conceder la libertad, nadie ms. Gur Arjn nos dice que slo Dios puede remediar todo tipo de enfermedades, sean stas fsicas (como dolores, tumores u otro tipo de enfermedad, etc.) astrales (desastres inevitables como ser accidentes, rayos, inundaciones, terremotos, choques, etc.), o causales, (propensiones malignas inherentes, como son: lujuria, ira, codicia, apegos y egosmo). "Dios, t eres el dispensador de todo mal y el dador de paz, Quienquiera que ore a ti, no puede sufrir mal alguno". Todi M .5 "El alborear de la Luz del Cielo le convierte a uno en adorador de la Verdad solamente. El florecer de la amante devocin le hace a uno olvidar los inertes objetos de adoracin. El conocimiento de l, muestra la futilidad de todo rito y de todo ritual. La manifestacin de la Sagrada Luz interna, distingue al puro del impuro". Gur Gobind Singh. Y el Gur Arjn sigue diciendo: "Yo oro a Aquel que es el dispensador de toda bendicin y el salvador de todo mal "Derrama tu misericordia, Oh Misericordioso!, y mis esfuerzos habrn sido bien dirigidos". Sri Rag M .5 "Recuerda al nico y canta Sus alabanzas, canta su Sagrado Nombre y tenlo establecido en tu corazn. En sus infinitos atributos incesantemente medita 11 y srvele a l con toda tu alma y corazn. Dios es Uno, es sin par y es precioso, completo en S mismo, omnipresente y omnipermeante, Creador de la vasta creacin es El. Adrale entonces a l y a nadie ms, Satrate todo, cuerpo y mente, en Su amor, Oh Nanak !, es por la Gracia del Maestro quese logra la realizacin de l". Gauri M .5 . . . ..... "Si alguna vez tienes un deseo, ruega al Seor para su realizacin, te ser concedido si el Maestro de tu oracin Testigo es. Riquezas infinitas de l provienen, y tambin el Elxir de la Vida. Misericordioso es el dispersador de los, temores, y siempre permanece con su esclavo". War Sri Rag M4. "Yo oro a ti, Oh Seor, el Seor eres t de mi cuerpo y de mi alma. Nanak atribuye su grandeza a Ti, porque nadie le conoci antes". Asa M .5 "T eres la trama y la urdimbre. Oh, Seor, a ti oro yo. T eres mi altar, sea que est yo en placer o en dolor". Suhi M .4 "En vano es que oramos a las gentes del mundo, llenos de problemas, como se encuentran, Ora solamente al Seor si deseas cruzar el ocano de la vida". Gujri M .5 En el Sagrado Corn est claramente expresado que el nico que debe ser invocado es Dios, ya que una invocacin a l es la nica invocacin correcta en el verdadero sentido de la palabra. Similarmente, Abraham, al denunciar a sus propios seguidores, declar: "Oh, dejo a vosotros y a los dioses que adoris. Yo tan slo me dirijo a mi Dios y tengo la plena confianza de que no permanecer con las manos vacas". 12 Y de nuevo les dijo: "Oh, vosotros, los fieles, unmonos y lleguemos a un terreno comn... el terreno de la Divinidad. Y no adoremos a nadie ms sino a Dios y no consideremos a otro igual a l, porque no hay otro que pueda comparrsele". Al-Humar: Ayat 9-10 El instinto del amor no puede entrar en juego, a menos que uno pueda ver al amado. Mientras nosotros no podamos ver a la Divinidad o la gloria de Dios, no podemos tener fe en la existencia de Dios; y sin esto, todas las oraciones son en vano. Pero el Gur, o sea, el Dios-Hombre es la morada de la Luz de Dios y es un centro de radiacin de ella. Con igual eficacia podemos orar al Maestro, quien es uno con Dios. Conectado como est con la Central de Energa que tras de l opera, el Maestro es igualmente competente para acceder a nuestros deseos o para realizar nuestras demandas. Se ha dicho que: "Dios se manifiesta a s mismo en la forma de un SADH (un alma disciplinada). Maru M .5 Y Cristo dice tambin: "Dios se revela as mismo a travs de Sus Profetas". En Gurbani encontramos: "Dios habla a travs de un SADH". Gauri M .5 Un Telogo Musulmn nos dice: "Sus palabras (del Maestro) son las palabras de ALA, aunque stas puedan parecer como que provienen de labios humanos". Una oracin al Maestro Viviente equivale a una oracin a Dios. Por lo tanto, uno debe depender nica y enteramente del Maestro y volver la faz a l para la realizacin de sus deseos. De manera que, toda oracin debe ser dirigida a quien tiene en sus manos el misterio de la vida y de la muerte. Debemos tener una fe perfecta en el Dios Viviente, quien vive y se mueve entre nosotros en forma humana. Con la atencin plenamente enfocada en El, no debemos pensar en nada ni en nadie ms. Esta es la forma en la que podemos comulgar con l. Kabir Sahib dice 13 que la distancia no cuenta en la relacin que existe entre Maestro y discpulo. Pue- den estar separados por vastos ocanos, pero el solo pensamiento del discpulo en su Maestro, tiene la virtud de atraer la atencin del Maestro, y puede dirigirle (al discpulo) donde quiera que ste se encuentre. Se dice de Vivekananda, que cuando se levant para dirigirse al Congreso Mundial de todas las Religiones en Chicago, se sinti falto de confianza. Pidi un vaso de agua, cerr por un momento sus ojos y pens en su Maestro (Paramhansa Ramakrishna, el Sabio de Dakshineswar) y, en un instante, las compuertas de la inspiracin se abrieron dentro de l, y pronunci un discurso apasionado y sin precedentes ante la augusta concurrencia, discurso que dur varias horas. Un Dios - Hombre es un verdadero Rey, y a sus puertas, los ms poderosos reyes de la tierra inclinan su cabeza en humilde suplica, buscando la realizacin de sus deseos el logro de sus ambiciones irrealizables de otra manera. El Gur Arjn nos dice a este respecto: "l tiene a todos los potentados dentro de su poder sustentador, No, la vasta creacin misma est bajo su dominio. Su voluntad reina suprema en todas partes, Y nada queda fuera de su Divina Voluntad; Oh, ofrece tus plegarias solamente al Maestro Porque l realizar las ambiciones de tu corazn. Su trono est en los ms altos cielos y La devocin a l se encuentra en la comunin con su Palabra. Omnipermeante, l es completo en S mismo. Y su luz brilla en todos los corazones, Su recuerdo dispersa todo dolor, Ni siquiera el ngel de la muerte llega cerca de su devoto, El muerto vuelve a la vida por el Poder de su Palabra y, el ms bajo y el perdido son recibidos y honrados. Oh, Nanak ! Tu oracin ha sido oda y aceptada y, 14 A travs de la Gracia del Maestro, Su Luz se ha manifestado adentro. Gauri M .5 Un Dios-Hombre tiene a su alcance todo lo que uno puede necesitar. . . los dones de Dharma, Artha, Kaama y Moksha, (los mritos de rectitud, riquezas terrenas y posesiones, la realizacin de deseos, y la salvacin misma) . Si uno desea cualquiera de los cuatro grandes dones Debe entregarse al servicio de un SADH. Si uno desea librarse de la afliccin y el dolor, Uno debe comulgar con el Verbo, en las profundidades del alma. Si uno busca nombre y fama, Uno debe perder su ego en la compaa de un Santo. Si uno teme los dolores del nacimiento y de la muerte, Debe uno buscar refugio en los pies de loto de un Santo. Gauri M .5 De lo anteriormente expuesto se desprende con gran claridad que nuestra oracin debe ser para Dios o para un Dios-Hombre, y que solamente debemos depender de l y no de otro poder; porque solamente l es capaz de sacarnos de los poderosos remolinos y de los profundos abismos de la mente y de la materia, y de aplicar el blsamo curativo a los corazones lacerados por los salvajes deseos y tentaciones. Es la fortaleza del dbil, es el ancla en medio de la tempestad y presiones de la vida, es un refugio celestial para el que no tiene morada. Su mirada de Gracia cura los corazones destrozados. "Un Maestro perfecto habla al corazn, Y de corazn a corazn, un impulso de vida salta". Bhei Nandial. Al discpulo corresponde descargar sin vacilaciones su mente ante el Maestro, y exponerle sus dificultades, no importan en donde pudiere encontrarse, porque el Maestro est ms all del tiempo y del espacio, y puede atender al llamado de Su discpulo. 15 ''Abre tu mente ante el Maestro ; Deja de lado tus astucias y sutilezas, y busca refugio en cuerpo y alma a Sus pies". Gurjri M .5 En el Sagrado Corn tenemos: "Salvo l, nadie hay que escuche el doloroso relato del angustiado, ni el grito agonizante del impotente, m nadie hay que a stos pueda devolver la paz". Las observaciones de Cristo a este respecto son muy significativas: "Para que todo lo que pidieseis al Padre en mi nombre. l os lo d''. Juan 15:16 ''De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, l os lo dar". Juan 16:23 "Si algo pidieseis en mi nombre, yo lo har. Juan. 14:14 Desde el momento en que Dios., o el Dios-Hombre, es la fuente de toda bendicin, debemos dirigir nuestras oraciones a cualquiera de ellos y a nadie ms. LA ORACION- UNA APELACION AL DIOS INTERNO En asuntos mundanos, solemos buscar la ayuda de personas que son ms inteligentes o ms capaces que nosotros. Tambin oremos pidiendo ayuda a Dios. . . el mayor poder concebible. Y esta es ciertamente una manera correcta de enfocar los ms difciles y desconcertantes problemas que nos enfrentan en los das de nuestras vidas. Pero, considerar a ese Poder Omnipotente como algo diferente y separado de nosotros y apelar a l como se apela a un benefactor externo, esto es un lamentable error que solemos cometer, porque l es e1 alma misma de nuestra alma, y est siempre operando dentro y fuera de nosotros, y nosotros, en realidad vivimos y tenemos nuestro ser en El. El secreto del xito se encuentra en la oracin directa, y en la apelacin el poder interno. Estas fructifican siempre, y en abundancia. Le hacemos una gran injusticia a Dios y a nosotros mismos cuando Le pensamos como residiendo en las nevadas monta- as, o en las profundidades de los ros sagrados, en las fuentes, en las mezquitas, en 16 las iglesias, en las sinagogas o en este o en aqul lugar sagrado. Limitados como somos en tiempo, espacio y causacin, tratamos de limitar al ilimitado dentro de los estrechos canales que nuestra imaginacin es capaz de concebir. Tales creencias de nuestra parte y sus consiguientes frustraciones, tienden a hacernos escpticos en lo que a l se refiere. Estando la fuente de todo poder dentro de nosotros, podemos, por medio de una zambullida en ella, convertirnos en grandes y poderosos espiritualmente. De la misma manera que el ejercicio fsico nos hace fsicamente fuertes y robustos, el ejercicio espiritual despierta en nosotros los poderes espirituales latentes. Por medio de stos podemos abrir las compuertas e inundar nuestro ser con las Divinas Corrientes. Cuando una persona se Diviniza, o sea, se convierte en la Divinidad Personificada, la naturaleza misma, que es la criada de Dios, empieza a obedecer su ms mnimo deseo y a esforzarse por satisfacer todas sus necesidades y requerimientos. Una voluntad fuerte avanza siempre y se forja un camino para s misma. En ciertas ocasiones, por medio de la oracin a ciertos supuestos poderes externos, tenemos xito en nuestros esfuerzos. Este xito se debe, en realidad, a un pequeo esfuerzo concentrado de nuestra parte, ms bien que a algn factor externo. De esta manera, no slo nos engaamos a nosotros mismos, sino que gradualmente perpetramos un auto-engao, a tal grado, que al cabo del tiempo se convierte en parte de nosotros y no podemos hacer otra cosa que considerar a Dios como algo distinto de nosotros. Y lo peor de ello es que de ninguna manera podemos entrar en contacto con los infinitos tesoros de Divinidad que se encuentran dentro de nosotros y que constituyen nuestra herencia. Solamente despus de haber establecido un contacto interno con El, podemos comprender verdaderamente su permeacin en el Universo y contemplar su Gloria en todas partes. Sin esta percepcin directa y sin esta experiencia de primera mano de l, interiormente, nuestro concepto de Dios es tan slo de odas, es pura erudicin, y, por lo tanto, errneo y nuestras oraciones a l son tan slo una jerga de palabras sin significado alguno. ORACION Y ESFUERZO: La Oracin y el esfuerzo marchan codo con codo. Oramos a Dios por qu? Por el xito de nuestros esfuerzos. Si deseamos una cosa, debemos esforzarnos por ella y al mismo tiempo que nos esforzamos, orar a Dios para que la conceda. La oracin es solamente la ltima arma y un arma que con seguridad 17 nos ha de ayudar. All donde fallan los esfuerzos humanos, la oracin tiene xito. " ...Ms cosas que las que el mundo suea se han logrado por la oracin". Tennyson Tal como un ave no puede volar con una sola ala o un carro con una sola rueda, as el esfuerzo y la oracin deben marchar juntos si queremos tener xito en nuestros empeos. Uno solo no puede logar nada. Mientras una persona no se haya divinizado completamente, o sea, en otras palabras, mientras no se haya convertido en un co-trabajador consciente con el Poder Supremo, por medio de la comprensin de su voluntad, no puede prescindir del esfuerzo, porque Dios ayuda a los que se ayudan a s mismos. Una oracin sin esfuerzo rara vez fructifica. Tomemos el ejemplo de un nio que se hace tarde para el colegio. Si se sentara al lado del camino a orar, estara sencillamente corriendo contra el tiempo. Si quiere ganar tiempo, debe correr, y es muy posible que aunque llegue tarde, el profesor le perdone en consideracin del esfuerzo que ha realizado para llegar a tiempo. El tener una pasin dominante por una cosa y trabajar duro para lograr el objetivo es el verdadero tipo de Oracin en el ms puro sentido de la palabra. El esfuerzo debe combinarse con la oracin, porque la sola oracin para alcanzar el objetivo no es nunca una gran ayuda. Uno debe orar con toda sinceridad, y ciertamente, el esforzarse con alma y corazn es la mejor oracin y es seguro que ha de fructificar. En los momentos de tribulacin y en las situaciones de prueba uno debe sobreponerse al cansancio y al descorazonamiento y debe orar a Dios para que l nos ayude en nuestros esfuerzos. Esta esta es la actitud correcta. En el CORAN se dice que cuando Moiss y Harun oraron pidiendo la victoria sobre Faran, Dios, aceptando la oracin, les orden mantenerse firmes y no seguir la huella de aquellos que ignoran la Realidad. Moiss tambin orden a sus seguidores ser sinceros y buscar la ayuda de Dios. En momentos de dolor y tensin nunca te descorazones, y ms an si tu corazn est en Dios y en el Hombre-Dios. Si a pesar de ello fracasas en tus esfuerzos, considera a este fracaso como venido de la mano de Dios y para tu propio bien. 18 LA ORACION- SUS PARTES ESENCIALES Una oracin jams es vana. Un grito del corazn es siempre odo y siempre recibe atencin, pero cmo y de qu manera, es algo que depende de la voluntad de Dios. La Oracin de un devoto nunca es vana". Bilawal M .5 "Cualquier cosa que un devoto Le pida, no puede menos que suceder". Asa M .5 "El siempre concede lo que se le pide, oh Nanak !, las palabras de un devoto son verdaderas aqu y en el ms all". Dhansari M .5 En las Escrituras de los Sikhs, se menciona que Dios, el Padre, ha dicho que El dar libremente cualquier cosa que Sus hijos Le pidan: "El siempre Bondadoso Padre ha prometido realizar lo que Sus hijos desearen". Malar M .5 Igualmente, el Sagrado Corn respalda esta misma idea cuan- do expresa: "Dios ha dicho, llmame, y Yo aceptar tu llamada". Y tambin: "O RASUL (mediador), cuando una persona Me solicite, dile que yo resido en l y que oigo sus oraciones cuando l las pronuncia". San Juan declara: "Todas las cosas por las que oris y peds, creed que las habis recibido y las tendris. Y en el Evangelio de San Mateo, tenemos: 19 ''Pedid, y se os dar; buscad y hallaris; llamad, y se os abrir, porque todo aquel que pide, recibe; y al que busca halla y al que llama se le abrir". VII : 7-8 En la experiencia, sin embargo, encontramos que la mayora de nuestras oraciones no fructifican. Tenemos, por lo tanto, que estudiar el asunto un tanto crticamente, en lo que respecta a la clase de oracin que es aceptable a Dios, como esta oracin es ofrecida y por qu no son aceptadas todas las oraciones. Para el xito en la oracin hay ciertos pre-requisitos esenciales, como : I.- FE EN DIOS, que es la causa raz del xito. Podemos engaarnos a nosotros mismos y a los que nos rodean; pero no podemos engaar al poder interno a Dios. El orar es para nosotros como correr una carrera con gran desventaja. No somos verdaderos en nuestros pensamientos, en nuestras palabras, en nuestros actos. En realidad, no hay armona entre los tres. Dependemos demasiado de nuestra astucia, de nuestras maniobras, de nuestras elucubraciones. No tenemos confianza en Dios y en Sus poderes. Nuestras oraciones no se elevan del fondo de nuestra alma. Lejos de ser un grito de angustia, pronunciamos mecnicamente unas cuantas palabras de apurada oracin. Esto es servir a Dios de labios para afuera, la profundidad de ello ni siquiera penetra bajo la piel. No es entonces de extraar que estas oraciones ceremoniales que solamente se atienen a la forma, sean en vano y que no sean odas. Debemos darnos verdadera cuenta de la grandeza de Dios, tener fe en su magnificencia y advertir que l conoce nuestros ms ntimos pensamientos y el funcionamiento mismo de nuestra mente, porque: ''El sabe lo que yace en los pliegues de nuestra mente, y tiene plena conciencia de las aflicciones de todos, el virtuoso y el vil". Gur Gobind Singh II.- RENDIMIENTO A DIOS- Con fe en Dios, el prximo paso es automticamente rendir por completo nuestro ser a los pies de Dios. Cuando el pequeo ser se funde en el Gran Ser, ste opera y acta por y en beneficio del primero. En tal caso ya casi no existe la necesidad de oracin. "Oh, mente!, s aceptable a tu Seor, s toda humildad ante El." Dev. M .5 III.- AMOR A DIOS - Es otro de los pre-requisitos para el xito en la oracin. Debemos estar agradecidos a l por lo que ha hecho por nosotros sin que se 20 le pidamos, antes de pedirle otros dones. Debemos amarle y respetar Sus mandamientos y seguirlos estrictamente. Mil veces nos inclinamos ante l, pero desgraciadamente no tomamos Sus palabras en serio. Que poco nos damos cuenta de que l no est separado de Sus palabras. "Si me amis, guardad mis mandamientos". Cristo "Si estuviereis en M, y Mis palabras estuvieren en vosotros, pedid todo lo que quisiereis, y os ser hecho". Juan 15:7 "Deleitaos tambin en el Seor y l os dar los deseos de vuestro corazn". Salmos 37.4 CORRECTA ACTITUD - Es otro de los pre-requisitos que deben existir para esperar favores de Dios. La correcta actitud puede ser considerada en relacin tanto a Dios como al hombre. "Aquel que volviera sus odos para no or la Ley, incluso sus plegarias, sern abominacin". " Y cualquier cosa que pidamos, recibiremos de l, porque guardamos sus mandamientos y hacemos aquellas cosas que son placenteras a Sus ojos". Evang. de S. Juan Por otra parte, si queremos que Dios nos perdone nuestros errores, debemos estar listos para perdonar libremente los errores de los dems. "Cuando estis orando, perdonad si tenis algo en contra de alguien, para que igualmente vuestro Padre que est en los cielos os perdone vuestras culpas" Mateo. "Y perdnanos nuestras deudas as como nosotros perdonamos a nuestros deudores". " ....mas si no perdonis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonara vuestras ofensas". Mateo 6: 12-15 TEMOR DE DIOS: No vivimos en temor del Seor. l es el alma misma de nuestra alma, pero sin ninguna vergenza hacemos una cantidad de cosas en secreto, como si l no las supiera. Nos sentimos avergonzados de hacer un acto pecaminoso en presencia de un nio de cortos aos, pero ni siquiera esta consideracin tenemos para con el Rey de Reyes que tiene su trono dentro de 21 nosotros y que est mirando no solamente nuestros actos sino que incluso leyendo nuestros pensamientos y conociendo el curso de nuestros instintos y propensiones que se encuentran en el limbo de nuestra mente sub-consciente. Solamente el temor de El debera eliminar todo temor del mundo, pero desgraciadamente vivimos en un estado de continuo temor de todo y de todos y vamos por el mundo solicitando pequeos favores aqu y all. "Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehov de los que le temen. Salmos 103:13 "Seor, creo, ayuda mi incredulidad". Marcos 9:24 PURIFICACIN: La pureza de cuerpo, mente y alma es el factor ms importante para ganar el amor del Seor. Esto lo podemos considerar en tres etapas: Arrepentimiento, Perdn y Abstencin. a).- Arrepentimiento: Nada de lo que existe bajo el cielo es perfecto y cada uno de nosotros tiene sus debilidades. El pecado ha llegado al hombre como una herencia de Adn. La mente es en el hombre un agente del poder Negativo y no pierde oportunidad de tentar al hombre en contra de Dios. En la vida diaria, resbalamos a cada paso. Nuestras mejores resoluciones se convierten en nada cuando nos asaltan las tentaciones. Sin ayuda, nos es imposible escapar de las astutas redes, de las ingeniosas trampas y de las feroces tentaciones de Kal, el seor del Tiempo (es decir, la mente). Solamente el brazo salvador del Maestro puede protegernos y liberarnos de sus terribles asaltos. Pero cada vez que caemos presa de una tentacin, debemos darnos cuenta de nuestra debilidad y arrepentirnos sinceramente por lo que hemos hecho. b) Perdn: - El arrepentimiento a pesar de ser bueno en s mismo, no puede alterar el pasado. Cada acto omitido o cometido deja su impresin indeleble en la mente y nos enfoca como blanco de su reaccin o fruto. De esta manera, incontables impresiones Krmicas siguen acumulndose da tras da, sumndose a nuestros Sanchit Karmas (el vasto depsito de nuestras acciones infructificadas). Nadie puede escapar a travs de este tremendo peso que tiene un efecto de largusimo alcance y que se extiende hasta cientos de vidas y a veces ms. Quiere esto decir entonces que no hay remedio? Que no podemos quemar la plvora de la Santa Brbara antes de que explote? Los Santos nos dicen que s hay un mtodo, y un mtodo perfectamente seguro. La oracin pidiendo perdn es un arma positiva en manos de un pecador. Hay esperanza para todos, incluso los pecadores. Los Santos vienen al mundo a 22 salvar a los pecadores y a aquellos que estn perdidos. La compaa de un Alma Maestra es una ayuda enorme en el proceso de liquidar nuestras cuentas Krmicas. Mientras l perdona merced a Su Gracia Salvadora nuestros diarios errores, recomienda que nos abstengamos de repetirlos. "Hasta aqu y nada ms", es su consejo. Ve y no peques ms", era el consejo habitual del Cristo, y tambin del Maestro Sawan Singh, quien sola aconsejar a sus discpulos: detenerse en el punto en que estaban y no pecar ms. Las acciones pasadas pueden ser borradas, siempre que nos abstengamos de seguir sembrando los dientes de dragn. c).- Abstencin: Aunque es cierto que el arrepentimiento y el perdn nos ayudan a escapar de los efectos del Kriyaman, o sea, de los actos diarios, debemos, sin embargo, abstenernos de futuras repeticiones. Ningn proceso purificativo puede ayudarnos a menos que pongamos fin al incesante girar de la rueda Krmica, la cual aumenta su movimiento de inercia con cada acto que ejecutamos. Hay momentos en que un magistrado suele imponer una pena liviana por algn crimen, pero es muy posible que esto no ennoblezca al criminal. En la dispensacin del Maestro est siempre presente la rgida advertencia que es tan necesaria para mantener a una persona en guardia. l tiene que limpiar al pecador para hacerlo apto para emprender el viaje al Hogar. Al igual que un Maestro-escultor, tiene que golpear duro para dar forma a un inerte trozo de piedra. En resumen, es necesario primeramente que moldeemos nuestras vidas de acuerdo a las instrucciones del Maestro y que sintamos una genuina delicia y alegra al pensar en El. Segundo, debemos entender su voluntad y orar por aquellas cosas que son de Su gusto; y, tercero, debemos aprender a aceptar sus decretos con la sonrisa de los labios, sean estos cuales fueren. Finalmente, pero no lo menos importante, el amor es el terreno en donde mejor crece la vida. Un amante da, nunca recibe favores. Si uno trata de vivir una vida divina, todos los favores de Dios fluyen automticamente hacia uno. Uno que ama a Dios no necesita pedir favor alguno. Es suficiente que dediquemos nuestra vida a l y que nos convirtamos en sus amantes esclavos. A l le corresponde tratarnos como le plazca. El vivir en Su Sagrada presencia es la recompensa en s misma y no puede haber una recompensa ms grande ni ms rica que esto. 23 "Verdadera hereja es orar, Pidiendo a Dios que la calamidad aleje" Maulana Rumi. "El fruncir de tu ceo es ms bello que la sonrisa de miles de doncellas". S.T. Coleridge "Hay dulzura exhilarante incluso en el fruncir de tu ceo. Oh, Maestro". Suhi M .5 LA ORACION, OBSTACULOS EN EL CAMINO ... INTELECTUALISMO ... FILOSOFIA. Algunas personas piensan que conociendo Dios los ms pro- fundos secretos de nuestra mente, cul es la necesidad de la oracin?. -Otros piensan que estando Dios listo para concedernos cualquier don que le pidamos, no debemos en nuestra ignorancia pedir cosas que nos han de ser dainas y de las que posteriormente nos hemos de arrepentir. Hay adems otros que piensan que siendo Dios ms que nuestro padre terreno y que sabe lo que es bueno para Sus hijos, nos ha de proveer de lo necesario sin que tengamos que pedrselo y que evitar el darnos aquello que pudiere ser detrimental para nuestros intereses. A pesar de todos estos argumentos, los Santos insisten en la necesidad de orar. Indudablemente, Dios conoce nuestras necesidades: "Vuestro Padre sabe de qu cosas tenis necesidad, antes de que vosotros las pidis. Mateo 6-8 "Su grandeza est en Su Omnipotencia". Asa M.5 "El conoce el secreto de cada corazn, Y lo que debajo de l se oculta". Gur Gobind Singh "Mi KIRDGAAR (Creador) conoce mis necesidades mucho mejor que yo mismo". Un telogo Musulmn 24 El objeto involucrado en la oracin es hacernos conocer y entender nuestras necesidades, prepararnos para la realizacin de ellas cuando llegue el momento y desarrollar en nosotros un sentido de gratitud hacia l. "Somos tus criaturas, Oh Maestro, Concdenos el don del correcto entendimiento". Asa M.4 "A las ignorantes criaturas el Padre dio la Luz". Kalyen M.4 Puede parecer a veces que nuestras oraciones solicitando que se nos libre de alguna calamidad no son odas; pero ciertamente, de ellas sacamos fortaleza suficiente para soportar la prueba y combatirla sin sentir demasiado el dolor. DIFICULTADES INTERNAS.- COMO DOMINARLAS: 1.- PUREZA : El corazn es el plpito desde donde ofrecer la oracin, y debe, por lo tanto, ser limpiado y purificado antes de entregarnos a la oracin. La pureza del corazn consiste en: Una actitud humilde y respetuosa hacia Dios, libre de todas las preocupaciones y ansiedades del mundo. "El Omnisciente mismo arregla todo correctamente A El, Oh Manek, ofrece tu oracin". Maru War M.2 ''Con las manos juntas, ofrece tu oracin". Bhairon M.5 2.- HUMILDAD, nacida del conocimiento de nuestra impotencia y acompaada de confianza y fe en El. 3.- AMANTE DEVOCION. El paso siguiente es inmovilizar la mente, liberarla de las oscilaciones mentales que continuamente la llevan de izquierda a derecha. Para lograr la inmovilidad de la mente, tenemos que encontrar algn centro o polo interno al cual regresar una y otra vez hasta conseguir su perfecta inmovilidad. A menos que encontramos este terreno, el aspirante se encuentra en un estado muy peligroso. Al retirarse del mundo exterior y de sus asociaciones, y al encontrarse esperando el alborear de un 25 nuevo mundo, se ve asaltado por incontables impresiones, simientes que se encuentran ocultas en lo profundo de su inconsciencia. Es posible librarse de ellas, sea por la correcta contemplacin o buscando ayuda, a travs de la oracin, del Poder interior. La manera ms segura y ms fcil de cruzar por sobre estos obstculos es pensar en la forma del Maestro y fijar nuestra atencin en esta forma. Este golpear, al hacerse firme y continuo, va abriendo gradualmente el camino hacia los mundos interiores y nos trae infinitas visiones espirituales y los acordes de la Divina Sinfona. Por otra parte, hay millones de obstculos en el sendero interno. A veces, un aspirante no obtiene respuesta a sus oraciones y empieza a dudar de su eficacia. En otras ocasiones, muy alejado de Dios, se encuentra en un vasto silencio o vaco, y siente sus propias vibraciones. Otras veces, se enreda en la profunda obscuridad que se encuentra detrs de los ojos y no puede penetrar en el Ms all. Tan complicadas y engaosas son estas regiones de obscuridad y silencio, que uno se siente perdido. A pesar de sus mejores esfuerzos, uno vacila y tropieza una y otra vez, trata de mantenerse sobre sus piernas pero vuelve a resbalar. Esta es en realidad una triste y delicada situacin. Sin ayuda y por su propio esfuerzo, no puede uno salir a salvo de este laberinto. Es justamente en esta sobrenatural y pavorosa situacin que las instrucciones de un Alma-Maestra pueden ser de gran ayuda para el discpulo. Estas son algunas de las incontables dificultades de las que el sendero est sembrado. El Poder negativo tiene una verdadera red de trampas preparadas para burlar los designios, incluso de los ms inteligentes. Su triunfo es el mantener a los Jivas, o sea, a las almas encarnadas dentro del poder de sus garras, de manera que su dominio sobre ellas siga ntegro y su gloria inmaculada. El escapar de estas fuerzas de tinieblas solo es posible con la ayuda de uno que las ha conquistado porque estas fuerzas le temen y no se atreven a molestar al alma que viaja con l. El largo brazo del Maestro es fuerte y puede llevar al Jiva sin peligro alguno a travs de todas las amenazas de las que el sendero interno est sembrado a cada paso. LOS TRES TIPOS DE ORACION 1.- VOCAL U ORAL.-Es decir, la oracin que se ofrece por medio de palabras enunciadas con la lengua y los labios. Consiste en repetir alguna oracin pre-establecida y generalmente registrada en alguna de las Escrituras y dada por uno u otro MAHATMA como una oracin modelo. Algunas personas sienten que este tipo de oracin no es de gran consecuencia. En realidad, una oracin 26 no es una mera repeticin de un grupo de palabras en particular, sino que es un grito de angustia de un alma individual, que se eleva de sus ms negras profundidades. Podemos comparar estas oraciones orales con la ropa prestada, que nunca le queda bien al que las pide. Como un modelo, son ciertamente muy valiosas y debemos tratar de hacer el apasionado llamado desde las ms remotas profundidades de nuestra mente, describiendo con la mayor precisin, nuestros sentimientos y emociones. 2.- MENTAL.-Una oracin puede ser repetida con solo la lengua del pensamiento. Esto puede hacerse solamente cuando se logra preparar un terreno apropiado dentro de uno mismo. Uno debe ver la presencia de Dios y ser capaz de concentrar los pensamientos antes de ofrecerle una accin de gracias, haciendo una confesin libre y franca de sus defectos y buscando Su ayuda para coronar con xito todo esfuerzo. Es un arte como cualquier otro, y requiere una gran cantidad de paciencia y constancia, igual que se necesita en aprender msica o pintura. Para empezar, la mente tiene que ser entrenada e inmovilizada por medio del pensamiento constante en el Maestro, lo cual opera como un ankus (el gancho de hierro usado por los conductores de elefantes). Despus de ofrecer este tipo de oracin, uno debe esperar durante algn tiempo por Su Gracia o bendicin; la cual "desciende como una gentil paloma", como dice Cristo. Junto a ello llega una gran paz que le hace a uno temblar de placer, desde la cabeza a los pies. Cuando una persona llega a gustar esta sensacin, siente dentro de s misma una perfecta saciedad. La infatuacin de mundo con sus maravillosos atractivos cae como una cosa descartada y olvidada en el limbo del pasado. Estando en el mundo, ya no pertenece al mundo. No es ste un cambio maravilloso?. Algunas gentes consideran a esto como el principio y el fin de la espiritualidad. Pero no es as. Este cambio de enfoque no es ms que el precursor del advenimiento de la forma luminosa del Maestro, y mucho ms de all en adelante. 3. ESPIRITUAL.- Para llegar a la verdadera espiritualidad, un Sadhak tiene todava que esperar y mantener la vigilancia. A medida que sigue la prctica de su Sadhna, logra ocasionalmente trascender su muerte fsica y encontrar al Maestro en su forma efulgente. De aqu en adelante, se desarrollarn ante su vista incontables visiones espirituales, maravillosas, ms all de toda descripcin Aunque sigue siendo un ciudadano de este mundo, consigue acceso a regiones superiores de donde slo viene bienaventuranza. Aqu se tie completamente en el verdadero color de la ms pura espiritualidad. Ya no es una persona enfocada en el mundo como sola ser, sino que est cargado de espiritualidad. Se ha transformado 27 completamente y es ahora una persona altamente civilizada y establecida en su Divinidad. Esto puede ser denominado "Oracin Mstica". En este tipo de oracin el aspirante no tiene nada que hacer. De todo se encarga el Maestro. Una vez que el Maestro se hace cargo de un alma, es tarea suya el realizar esta transformacin, eliminando toda huella de materia tosca y convirtindola en oro esterlino. Incluso la ms elemental de las experiencias en este estado es suficiente para desvanecer toda duda. Es suficiente que un alma sea despertada a la Conciencia Csmica, para que en adelante deje de ser presa del escepticismo y pueda mantenerse sobre sus propios pies. Al contemplarse en su gloria desnuda y prstina, exclama alborozada: "Yo soy el alma" o "Yo soy T" o "Yo soy Brahm". ORACIONES EN VOZ ALTA Las oraciones cuando se pronuncian en voz alta, operan momentneamente como una palanca para elevar la mente y producen un estado de sobriedad ; pero como no entendemos su verdadero valor y significado, no constituyen una ayuda en preparar el terreno para elevar la superestructura espiritual. Por el contrario, muchas veces nos sentimos enredados por el aplauso y la aprobacin pblicos. El resultado, las ms de las veces es que somos presa fcil de la auto-decepcin. Como estas oraciones no salen del fondo del alma, suenan huecas y sin un acorde de verdad en ellas. Pueden ser usadas para capturar la imaginacin de una audiencia, momentneamente, pero no hacen ningn bien en ltimo trmino a los que se entregan a ellas, sean como ejecutores o como audiencia. A veces, crean una sensacin fsica y provocan un trance, pero no conducen al Despertar Consciente que viene solamente con el Auto-Conocimiento. A Dios no se le puede ganar con palabras sonoras, ni tampoco las necesita El. Es el alma misma de nuestra alma y puede percibir hasta el ms mnimo ruido provocado por la ms pequea hormiga. El conoce nuestras necesidades mucho mejor que nosotros mismos, y mucho antes que nosotros nos damos cuenta siquiera de ellas. La riqueza de la espiritualidad no viene por medio de sonoras demostraciones. Una oracin enunciada en el profundo silencio de la mente y solamente con la lengua del pensamiento es capaz de producir cualquier fruto. Todo lo dems es en vano. "Llama a tu Dios con toda humildad y en silencio". Corn 28 "No necesitas gritar, porque l lo sabe todo". Corn "El oye la llamada de una hormiga antes que la trompeta de un elefante". Gur Gobind Singh-Akal Ustat ORACIONES PBLICAS E INDIVIDUALES En la oracin individual, no hay naturalmente necesidad de pronunciar las palabras en voz alta. Solamente se necesita cambiar el curso de nuestros pensamientos de uno a otro canal. En este tipo de oracin, el Simran mental es ms que suficiente. "Qu es la bsqueda de Dios?". "Transplanta la mente y contempla todo". Shah Inayat En las oraciones pblicas perdemos generalmente de vista las verdaderas emociones personales, y a pesar de nosotros mismos, nos dejamos arrastrar hacia una hiprbole. En una oracin de este tipo, no hay armona entre la mente y la lengua. Divorciados del sentimiento personal, resbalamos hacia el aplauso pblico del momento. Todo el tiempo nos esforzamos por maniobrar con los sentimientos de la gente, de manera de lograr una mayor ofrenda de sus bolsillos, o lgrimas de sus ojos, o palabras de alabanza para nuestras realizaciones. Estas son oraciones ms o menos ceremoniales, que se ofrecen, por lo general, con ocasin del Ura, o sea, el aniversario del nacimiento o muerte de algn Santo. Los Qewwalis entre los Musulmanes y los Kirtans entre los Hindes, caen dentro de esta categora. Estas oraciones pre-establecidas son sencillamente la expresin de algn devoto del pasado y no el espontneo brote emocional de aquellos que las recitan, y como tales no es probable que sean aceptadas ni que produzcan fruto o que lleguen a hacer una impresin duradera en los participantes, sean los que oran o los que escuchan. Una flecha que no emprende el vuelo desde un arco bien templado y cuya cuerda llegue hasta el pecho mismo del arquero, rara vez da en el blanco. De igual manera, las meras oraciones verbales que no provienen de las profundidades del alma, no alcanzan a llegar al Dios-Hombre, quien es tambin el alma misma de nuestra alma y que est ms al tanto de nuestras necesidades que nosotros mismos. En los Vedas, en el Corn y en otras Escrituras, se habla de oraciones en comn, dirigidas a Dios 29 para el beneficio de una comunidad, de una nacin o de la humanidad en general. ORACIONES CONGREGACIONALES Lo mismo podemos decir de las oraciones congregacionales, las cuales caen tambin dentro de las observaciones expresadas en el captulo anterior. Estas son ofrecidas en templos, en mezquitas, en iglesias, sinagogas, guardwaras y otros lugares sagrados. El hombre del plpito da su sermn y la audiencia le oye mecnicamente, o bien, l lee alguna oracin y la audiencia repite la oracin en coro. Con una que otra honorable excepcin, la gran mayora solo viene al servicio semanal o mensual, segn sea el caso para cumplir con un formulismo establecido. Si estas oraciones no crean en nosotros una ansiedad, un intenso deseo de Dios, no sirven de nada. Este es el ms elemental de los servicios que pueden esperarse de tales oraciones, y si esto no se logra, en realidad no se ha ganado nada. Estos servicios o ceremonias, si son conducidos correctamente, pueden hacer un enorme bien a la gente. Podemos orar con toda humildad por el bienestar de la humanidad, lo cual es una causa universal y siempre agradable a Dios. Es un poderossimo instrumento que ha sido responsable de la creacin de naciones y como un elemento aglutinador de sociedades. "Oh, Nanak! Grande es Su nombre. Pueden todos tener bienestar bajo Tu Voluntad, Oh Seor". Nanak. "Oh, Dios, en el correcto sendero, Haznos firmes en la fe, Danos tu Misericordia, Oh, Al, Nadie es ms misericordioso que T". Corn "Oh, Dios, perdona nuestras culpas, E ignora nuestra porfa; Haznos verdaderos en Tu sendero y concdenos la victoria sobre el infiel". Corn El nico objeto de este tipo de oracin es, o bien ennoblecernos a nosotros mismos o beneficiar a la audiencia o contar a Dios acerca de los sufrimientos universales o hablarle de algunas de las necesidades de la humanidad en general, o por ltimo, congraciarnos con el favor pblico por medio de una 30 exhibicin de religiosidad. Las oraciones ofrecidas y los servicios conducidos, con este ltimo objeto, son naturalmente no slo intiles, sino que decididamente contraproducentes, y deben ser evitados a toda costa. En el Sura Bagar, del Corn, est expresado : "Oh, Dios, si erramos en nuestro esfuerzo o en nuestra prctica, no nos censures por ello, sino que perdona nuestros errores". "Oh, Dios, nunca nos pongas duras pruebas ni nos impongas restricciones y obligaciones como en los tiempos pasados". "Oh, Dios, nunca pongas sobre nosotros una carga tan pesada que no podamos soportar". "Oh, Dios, perdnanos nuestras transgresiones y derrama sobre nosotros Tus bendiciones, porque T eres nuestro Amo y Seor; A quin podemos volvernos si no es a Ti? Concdenos Tu victoria y Tu gloria en contra del no creyente y del infiel". LUGAR PARA LA ORACION. No se necesita un lugar especfico para la oracin. Crece y se desarrolla mejor en un corazn elevado. Todo lo que se necesita es un lugar tranquilo, aislado del ruido del mundo y de otros factores de distraccin. Puede ser dentro de casa o al aire libre. Incluso el dormitorio puede servir para el propsito, o una parte de l, si no podemos disponer de la totalidad. A falta de un lugar en la casa, podemos ir a un templo, una mezquita, una iglesia o una sinagoga porque esos sitios estn all justamente para satisfacer la necesidad del pblico. Si no dispusiramos de uno de estos sitio uno puede orar caminando o sentado a la orilla de un ro, o en la falda de una montaa, haciendo el Simran, como lo indica el Maestro, comulgar con Dios y exponerle nuestros sentimientos. Naturalmente, todo el mundo es la creacin de Dios, y como tal debe ser usado. "Este mundo es la morada de Dios, y Dios vive ciertamente en el mundo". Bendito es el sitio en donde se sienta uno a orar, toda la tierra es sagrada, y uno puede ofrecer sus oraciones en cualquier momento que lo desee. 31 "Una mezquita, la Tierra es y como tal, sagrada, Orad vosotros los fieles cuando llegue el momento, y no os cuidis del lugar, cualquiera que ste sea". Alamsaen Dios ha creado todo el mundo y es el Seor de l. No vive en templos hechos por la mano del hombre. Siendo espritu, slo puede ser adorado en espritu. "El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en l hay, siendo Seor del Cielo y de la tierra, no habita en templos hechos de manos humanas". Hechos de los Apstoles 17-24 ''Todo es sagrado en donde la devocin se arrodilla". O. W. Holmes "Dios es el Maestro del Oriente y del Occidente, vulvete a cualquier lado que quieras, y Dios te estar mirando en la cara, porque l est permeando en todo el espacio". Corn: Al-Bakr El cuerpo humano es el templo de Dios, y al hombre le corresponde adorar a Dios en el templo hecho por Dios en el cual El reside. Nosotros por el contrario, corremos a las mezquitas y a otros templos hechos por la mano del hombre a ofrecer nuestras plegarias. "No sabis que sois templo de Dios, y que el espritu de Dios mora en vosotros?" 1 Corintios 3:16 "Este cuerpo es el templo de Dios" La verdadera perla de JANA brilla en l". Parbhati M:3 ( Hari - Mandir) "Tu mente es la mezquita, s t all el adorador". Un telogo Musulmn El mejor sitio para adorar a Dios es el cuerpo. No necesitamos ir de un lado a otro como vagabundos. Toda gloria y toda belleza existe ya dentro de ti. Fuera del cuerpo humano, todas las estructuras son hechas de agua y barro. Los Vedas, los Puranas, el Corn y los Evangelios, repiten todos lo mismo. "El Amado est en la casa, Le busco arriba, abajo y afuera, Mientras el cntaro de agua yace a mi lado, vergenza a m por vagar sediento". Un telogo Musulmn 32 "Mas t, cuando ores, entra en tu cmara, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que est en secreto ; y tu Padre que ve en secreto, te recompensar en pblico". Mateo 6:6 Aqu puede presentarse el interrogante de por qu siendo que Dios vive en nuestro cuerpo, no es visible para nosotros. Esto puede explicarse diciendo que nuestros ojos de carne slo pueden ver cosas materiales. Son demasiado toscos para ver las glorias de lo sutil. A menos que el poder de la visin est de acuerdo con la densidad del objeto, no podemos ver este objeto. Es solamente con el Ojo Interno, cuando ste sea abierto, que podremos ver a l. "Diferentes son los Ojos o Nanak, Que contemplan la visin de Dios". "Oh, quita los velos de mis ojos, y Mustrame la faz del Verdadero" Kabir "Elvate hasta el nivel de Dios y solo entonces podrs contemplarle" Gauri M.5 "Cuando cierres t las diez puertas de tu cuerpo, la luz de Dios brillar en ti". Gauri M.5 "As que, si tu ojo fuera (nico), todo tu cuerpo estar lleno de Luz". Mateo 6:22 La verdadera oracin consiste en concentrar al espritu interiormente, con una mente pura y una actitud plenamente devocional. Esta es una oracin que no puede menos que dar fruto en abundancia y en corto tiempo. PRE-REQUISITOS PARA LA ORACION l.- NECESIDAD DE UN DIOS -HOMBRE.- Siendo que la oracin debe ser dirigida a alguien, es necesario y lgico que ten- gamos una firme creencia en la existencia del Ser a quien nos dirigimos. Todava no tenemos experiencia de Dios, y por lo tanto, no tenemos concepto de l, ni de sus poderes. Nuestro conocimiento de l es un conocimiento muy pequeo y de orden secundario, derivado del estudio de libros o escuchado de personas tan ignorantes de l, como nosotros; en semejante estado, no podemos contemplar nada. Pero puede haber una persona que tenga un conocimiento directo de Dios y que interiormente est sintonizado con el Infinito. Hay un encanto peculiar en Su compaa. Sus profundas palabras de sabidura calan hondo en la mente, y cargadas como estn con Su poder, tienen una influencia magntica. Se siente 33 una especie de serenidad y de tranquilidad interna en Su sagrada presencia. El no razona acerca de Dios. Simplemente habla de El con autoridad, porque tiene de l un conocimiento directo y de primera mano, y en l vive conscientemente cada momento de su vida. Tal persona puede sr llamada un Profeta, un Mesas o un Hombre-Dios. El Evangelio nos dice que Dios habla a travs de Sus Profetas y hombres escogidos. Esto no es ms que una cosa perfectamente natural. Slo el hombre puede ser el instructor del hombre. Y en lo que se refiere a la Ciencia de Dios, necesitamos a un Hombre-Dios que nos ensee. El Sant Satgur es el polo desde donde se refleja la Luz de Dios. Slo de El podemos obtener el conocimiento del Sendero que conduce a Dios; y solo l es un gua seguro del cual podemos depender en las buenas y en las malas situaciones, tanto aqu como en el Ms All. "El que me ha visto a m, ha visto al Padre; Cmo, pues, dices t: Mustranos al Padre?. No crees que Yo soy el Padre, y el Padre en m? Las palabras que Yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en m, l hace las obras. Creedme que Yo soy en el Padre, y el Padre en m; de otra manera, creedme por las mismas obras. San Juan 14:9-11. De lo anteriormente dicho, se desprende que el Dios-Hombre o SatGur es la persona indicada para acercrnosla en primer lugar, y a quien nuestras oraciones deben ser dirigidas. La fe es la nota clave del xito en todos nuestros esfuerzos. Debemos entonces tener una fe completa en la competencia del Maestro. Con amor y humildad debemos acercarnos a l si queremos iniciarnos en la Ciencia Espiritual. Sinceramente debemos orar a l desde lo profundo de nuestro corazn. Debemos considerarnos ciertamente afortunados si en Su Gracia nos acepta para impartirnos el conocimiento de Para-vydia. La ciencia del Auto-Conocimiento, que es en realidad el conocimiento simiente del cual brota todo conocimiento. 2.- ABSORCION COMPLETA. La segunda necesidad esencial a este respecto es la absorcin completa. Mientras ofrecemos una creacin, debemos olvidar todo lo dems, incluso nuestro cuerpo y nuestras relaciones corporales. La unidad de propsito es un sine qua non para acertar en el blanco. Es un conocimiento comn, el que no se puede servir a dos Maestros al mismo tiempo. Tenemos que elegir entre Dios y Mammon, y luego olvidar 34 al otro. Una por una tenemos que descartar las diferentes envolturas que rodean al alma como otros tantos sudarios. El espritu es una entidad viviente, y no puede moverse hacia adelante a menos que las impedimentas materiales (fsicas, menta- les y causales) en las que est envuelto sean descartadas. Por medio de la absorcin completa, stas caen una por una, por su propio peso, dejando al espritu libre para volar a las regiones espirituales. Los musulmanes llaman a esta absorcin, ''Fana-fil-Sheikh", la cual conduce en ltimo trmino a "Fana-fil-Al'', completando de esta manera la jornada de Fana a Baqa. (de la muerte a la inmortalidad). 3.- VERDAD Y RESIGNACION. Nuestras oraciones solo pueden ser fructferas si somos veraces con nosotros mismos en todos los aspectos de la vida. Debemos tener pensamientos rectos, aspiraciones rectas, correcta contemplacin, correcto vivir y recta conducta. La pureza de pensamiento, de palabra y de obra, es algo que tiene que preceder a todo. La rectitud, la castidad y la verdad estn ntimamente ligadas con Brahmacharya, en realidad brotan de all ya que Brahmacharya es una gran fuerza motriz en la vida. En la base de roca de Brahmacharya que todas estas cosas crecen y dan su fruto. La resignacin, el contento, es una ayuda activa en el proceso de controlar las errabundas facultades de la mente. A menos que las oscilaciones mentales sean detenidas y que se logre la inmovilidad de la mente, no es posible ofrecer una oracin sincera y verdadera. Solo una mente inmvil puede reflejar la Luz de Dios cuando empieza a manifestarse. "Dios es atrado de manera rpida y segura con la oracin de una mente contenta y pura" Ramkali M.1 "A tu propio ser s veraz, y el resultado, como el da sigue a la noche, ser que no podrs ser falso con hombre alguno". William Shakespeare. 4.- SENSACION SINCERA Y ANIMADA. La oracin debe elevarse de las profundidades del alma. No debe ser una vana repeticin de palabras vacas y sin ningn significado. Aquello por lo que oramos, debemos realmente desearlo, no solo intelectualmente, sino que desde el fondo de nuestro ser. Debe encantar al alma hasta sus ms remotas profundidades, y la msica de la oracin debe salir vibrando por los nervios, las fibras, los tejidos y por todo el cuerpo, hacindonos olvidar todo lo que no sea la dulce msica del alma. 35 "Oh, Kabir, qu necesidad tiene el IMAN de subir al minarete a ser su llamada?, Dios no es sordo. Por qu no diriges tu llamada a la mente, para que as vaya adentro?". 5.- ESPONTANEIDAD. La Oracin, siendo como es un grito del alma en agona, es ms bella y ms natural cuando brota espontneamente como un fresco manantial brota de las entraas de la tierra. No necesita de adornos, ni de palabras especiales ni de frases sonoras. Por el contrario, tales adornos daan la verdadera belleza de la libre expresin, y muy a menudo, el hombre que ora es arrastrado a las redes de una excesiva verbosidad vaca. Esto convierte a la oracin en algo artificial. ... el producto de un arte deliberado y divorciado del sentimiento. Estas oraciones nos hacen falsos con nosotros mismos y no son de beneficio alguno. A Dios le interesan las emociones genuinas, expresadas en palabras propias, no importa cun sencillas, pero no las frmulas pre-establecidas, repeticiones vanas, fraseologa ostentosa o exposiciones aprendidas. Maulana Rumi nos ha dado una bella ilustracin de una amante oracin que un sencillo muchachito pastor pronunciaba humildemente, cuando acertaba a pasar por all el Profeta Moiss. De para Ti, tnicas de lana y peinar Tu cabello, Quisiera servirte leche, deca: "Oh Dios Dnde ests?. Yo quisiera servirte. Yo quisiera tejer cuajada y queso, atenderte en Tus enfermedades, besar Tus manos y masajear Tus pies. Quisiera sacrificar todas mis cabras y ovejas para Ti". Estas palabras del pastorcillo sonaron como hereja en los odos del Profeta, quien enojado llam la atencin del nio dicindole: "Calla tu boca, Oh, infiel. Qu ests all hablando como loco?. Retira tus insolentes palabras, o Dios nos maldecir y nos castigar con los fuegos del infierno por tus blasfemias. Dios no es un ser humano y no necesita de ninguna de las cosas que quieres ofrecerle. Es un espritu sin manos ni pies, y t le has insultado con tu ociosa habladura". Herido en lo ms ntimo el muchacho se desgarr las ropas y llorando amargamente huy a la selva lamentndose por haber incurrido en el desagrado de Dios. En la intensidad de su agona, perdi la conciencia y contempl dentro de s la Luz de Dios y escuch una dulce y bondadosa voz que le asegur que sus oraciones, siendo como eran puras y sinceras, eran aceptables a Dios y que l se senta grandemente complacido por ellas. Por 36 otra parte, cuando Moiss entr en su diaria meditacin, sinti que Dios estaba grandemente disgustado con l por haber tratado de alejar de l a un alma amante, y le respondi as: "T has venido al mundo para unir a la gente conmigo, Y no para separar a los que estn conmigo". "Cada cual me recuerda en sus propias palabras, de acuerdo a sus sentimientos internos. Y he aceptado todo lo que ese pastorcito me ofreca espontneamente con sus palabras sencillas e incultas como deben parecerte a ti, pero estoy disgustado contigo por haberle separado de su comunin conmigo. A M no me afectan las meras palabras, porque cualquier cosa que puedan ser no Me santifican, pero purifican el corazn del que las pronuncia. Yo no presto atencin a la forma de las palabras sino al corazn y a la sinceridad interna que respalda las palabras, porque es de la abundancia de su corazn que habla el hombre, y no importa cun toscas e incultas sean las palabras que dan expresin a sus sentimientos, Oh, Moiss!, hay un mundo de diferencia entre el erudito enredado en su etiqueta de pulido lenguaje y el corazn lleno de amor que quiere dar salida a lo que hay dentro de l ; que diferencia con esas almas marchitas que habitan en el desierto de su propio corazn, perdidas para todo sentido de la decencia y del decoro, como gustaras t llamarlas. No sabes t que ni siquiera el Gobierno reclama impuestos sobre una tierra que es BANJAR, o infrtil?. Un mrtir en Dios necesita tu cuidado y tu atencin. La religin del amor es muy diferente de la religin de los formulismos pre-establecidos y de rgidos rituales. Para un corazn verdaderamente amante, no hay religin ms elevada que Dios mismo. Una joya fina es siempre una joya de gran valor aunque no tenga impreso el sello del fabricante". Cuando Moiss oy estas palabras, se sinti aterrorizado, corri a la selva, encontr al pastorcillo y le dijo: "Dios ha aceptado tus oraciones, y tus palabras que me parecieron herticas son tan buenas como las del ms devoto, y tu devocin es la luz de tu cuerpo. Cualquier cosa que sintieses salir de tu interior, exprsalo sin miedo". El muchacho sonri dulcemente y replic: "Oh Moiss, me he elevado muy por encima de las barreras de la carne. Tu censura fue suficiente para producir en m un gran cambio. Ahora conozco al Gran Ser y no habra palabras capaces de describir mi condicin actual. 37 MOMENTOS PARA LA ORACION No se necesita hora ni momento especial para la oracin. En realidad, se puede orar sin interrupcin. Es una ebullicin del espritu, y al igual que un volcn, puede hacer explosin en cualquier momento. Sin embargo, la oracin debe ser ofrecida regularmente, a cualquier hora del da o de la noche. Las tempranas horas del alba, y los ltimos resplandores del da son naturalmente los ms apropiados. "A la hora de ambrosa del alba, Entra en comunin con el Verbo Divino, Y medita en Su gloria". Jap Ji. La mayora de nosotros busca desesperadamente una hora para orar, desgraciadamente, estamos tan ocupados que finalmente no encontramos tiempo para ello. La oracin no necesita de disertaciones filosficas ni de arreglos elaborados. Con fe plena y llena de amor, uno debe expresar sus ansiedades internas con las palabras ms sencillas posible. La verdadera oracin no necesita de hora ni de lugar alguno en particular. Todo lo que tenemos que hacer es sentarnos tranquilamente en el templo del cuerpo, en el asiento del alma y contemplar fijamente en el entrecejo y repetir mentalmente las palabras magnetizadas que nos han sido enseadas por el Maestro. Esto es ms que suficiente como oracin. Pero nuestro problema es que no sabemos cmo orar. En un caso as, podemos sencillamente pedir: "Oh, Seor, ensanos a orar". En este aspecto podemos guiarnos por alguno de los muchos prototipos de oraciones que nos han sido dados por los diferentes Maestros. OCASIONES DE ORACION Oramos generalmente cuando tenemos problemas o en caso de desgracia; pero cuando estos momentos han pasado, empezamos a pensar que nos hemos librado por nuestros propios esfuerzos, y ya no sentimos la necesidad de orar. Debemos estar en guardia contra estas peligrosas trampas. En realidad, la oracin es una necesidad en cada paso de nuestras vidas. Cuando estamos en dificultades, debemos orar para librarnos de ellas. En la desgracia, cuando todo lo dems falla, el pensar en el Padre Omnipotente es un solaz para la mente. Cuando el xito est a la vista, oremos para no sentirnos hinchados de vanidad y pidamos la Gracia de Dios, y Su generosidad, ya que sin ellas, no puede haber xito alguno. Despus de que nuestros deseos hayan sido realizados, o de habernos librado de nuestras dificultades, debemos dar 38 gracias a Dios por Sus favores. Sabiendo que Dios es el Padre Amante, y que sin El nada podemos hacer, la oracin debe convertirse en parte integrante de nuestro ser. ORACION Y PECADO Una mera confesin de nuestros pecados y de nuestros defectos, no conduce a nada. Si pensamos que por la mera confesin, nuestros pecados son eliminados y que libremente podemos volver a dedicarnos a ellos, estamos muy equivocados. Esta actitud, lejos de ser una fuerza de salvacin, nos mantiene perpetuamente atados al pecado. La redencin es un don que viene de Dios o del Hombre- Dios, quien ha venido especficamente para el beneficio de los pecadores. Nuestro deber consiste simplemente en comprender sus mandamientos y observarlos con cuidado. El resto, debemos dejarlo ntegramente en Sus manos. "Cmo puede uno conocer la Verdad y atravesar el velo de la falsedad?. Hay un medio, Oh Nanak: Hacer nuestra Su Voluntad. Su Voluntad est ya tejida en nuestra existencia". Jap Ji Toda accin tiene su reaccin. Todo acto omitido o cometido tiene su pena correspondiente. No podemos escapar del pecado mientras nos consideremos como hijos de la carne, ya que la carne es la causa raz de todos los males del mundo. A menos que un espritu aprenda a dejar a voluntad el plano de los sentidos, los gozos y las distracciones proliferan como la mala hierba. "Demasiada indulgencia significa desastre, El goce lleva por ltimo a la enfermedad. El placer no puede desterrar al dolor, Sin Su aceptacin, en el desierto vagamos a eternidad". Maru M.1 Dios es todo amor. Pensar que es a causa de nuestro perdn que l nos perdona nuestras culpas y desacatos, y que de lo contrario no lo hara, es malentenderlo terriblemente, y hacer un mal uso de las oraciones, utilizndolas para seguir haciendo mal. El hombre Dios, por otro lado, tiene un doble plan de Dispensacin. Mientras que con una mano concede el perdn por las faltas cometidas, con la otra est previniendo severamente contra toda repeticin. "Hasta aqu y nada ms", es su consejo. "Ve y no peques ms", era la familiar frase de Cristo 39 que usaba para perdonar a los pecadores. En esta forma ejecuta su proceso purificativo y talla y da forma al espritu hasta hacerlo aceptable a Dios. La oracin por s, no puede alterar Su Ley de Dispensacin ni ser una ayuda para llegar a l. Solamente la obediencia y un intenso anhelo de Dios, la estricta observancia de los mandamientos del Hombre-Dios, sirven como factores para hacer de la oracin un medio para llegar a Dios. El amor, no las oraciones pomposas, es la base de la Ley de Redencin. Si con todo amor dependemos del fuerte brazo del Dios-Hombre. Su Gracia brotar espontneamente de la fuente de amor que es El. Reciprocidad en el amor, sto es algo ciertamente proverbial, y no hay lmite para Su Gracia Salvadora. Incluso las penas que El impone, estn teidas con los rayos de Su amor, y en ellas no hay ni la ms mnima huella de rencor. ORACIONES PARA LOS OTROS Desde el momento en que todas las almas son de la misma esencia de Dios y estn inter-relacionadas, las unas con las otras, lo mejor que puede uno hacer es orar en beneficio de las otras. Las almas elevadas oran siempre por toda la humanidad en general. Ellas no se contentan con que el mayor bien sea para el mayor nmero, como consideran generalmente apropiado los dirigentes de nuestra sociedad actual. Sus oraciones terminan generalmente con las palabras: "Oh, Dios haz bien a todos". Los Musulmanes oran por los Momins (sus hermanos en la fe), y luego por todos los dems. Igualmente, los Budistas oran por todos. Cristo sugiri incluso que se debe orar por los enemigos. Entre los Hindes es una prctica comn el cerrar sus oraciones con unas palabras caritativas para todas las criaturas vivientes, grandes y pequeas. Algunas personas ofrecen sus oraciones por los males y enfermedades de la humanidad, y otros usan la oracin en el caso de enfermedades individuales. La telepata ha probado conclusivamente como los corazones de diferentes individuos vibran en unsono, sin que tenga importancia la distancia que media entre ellos. Hay un tremendo poder en las vibraciones mentales, y su campo de accin es tambin ilimitado. La existencia y la disolucin de universos enteros es el resultado de una tremenda fuerza pensamiento, que podramos llamar Voluntad de Dios, aunque se le dan otros nombres como: Kalma, Verbo, Hukam o Bhana. De esta manera, las cuerdas de simpata que existen entre el Maestro y su 40 discpulo, llevan mensajes de amor entre los dos, con una fuerza que es inimaginable. Esta es la maravillosa relacin que podemos establecer con Dios. Al entrar en armona con el infinito, uno puede, por la mera fuerza del pensamiento hacer gran cantidad de bien a los dems, ya que en el fondo todos crecemos en la misma tierra el suelo de la Divinidad. ACEPTACION DE LAS ORACIONES Es una experiencia comn el que la mayora de nuestras oraciones no obtienen respuesta. La razn para ello no es muy difcil de encontrar. Todava no hemos comprendido la Voluntad de Dios, ni tampoco que esta Voluntad opera ntegramente en beneficio nuestro. En nuestra ignorancia, oramos a menudo por cosas que a la larga nos han de ser ms perjudiciales que beneficiosas, y no es de admirarse que el Bondadoso Padre, en Su Infinita Bondad para con nosotros, no acepte esas oraciones y que no produzcan fruto, pues de lo contrario jams escaparamos del goce sensorio. "Peds y no recibs, porque errneamente peds para malgastarlo en vuestras lujurias". Y tambin: "Nosotros, pobres ignorantes, Elevamos nuestros brazos, pidiendo cosas que los sabios poderes, para nuestro bien nos niegan, de manera que encontramos provecho al perder nuestras oraciones". William Shakespeare George Meredith nos aconseja recordar que: "Aqul que al levantarse de orar es un hombre mejor es aquel cuya oracin es contestada". Por otra parte, por lo general, oramos a Dios pidiendo milagros, y no es de extraarse que esas oraciones no sean contestadas. "Siempre que un hombre ora, est pidiendo un milagro". Toda oracin se reduce a lo siguiente: ''Oh, Dios, concdeme el que dos veces dos no sean cuatro". 41 Vivimos continuamente una vida sensual, y ni siquiera nos hemos dado cuenta de que existe el otro lado del cuadro... una vida ms all de los sentidos. La mayora de nuestras oraciones son, por lo tanto, de naturaleza temporal, y si stas nos fueran concedidas sin excepcin, nos hundiramos ms y ms en la escala de los valores morales y nuestras transgresiones o pecados aumentaran da a da, poniendo fuera de nuestro alcance la oportunidad de salir de esta prisin que es el mundo, el cuerpo y los goces corpreos o sensuales, con el consiguiente resultado de que seramos para siempre desterrados del Reino de Dios. .. Un Reino perdido sin esperanza de retorno. Cuando el discpulo recuerda al Maestro, siente dentro de s una influencia tranquilizante, una especie de intoxicacin Divina. Esto se conoce como telepata, y es una comunicacin de simpata que va a la distancia de corazn a corazn. De la misma forma, podemos, sintonizando nuestra atencin con el Infinito, extraer del gran reservorio de Poder de Dios y utilizarlo para el bien y el beneficio de los dems. Para este propsito, uno tiene que unir su ser en el suelo Divino en donde crecemos todos y de all pasar la influencia celeste al individuo o a la sociedad a la que queremos beneficiar. Al adoptar esta actitud no tiene uno que exponer los deseos de los dems ante el Creador, sino simplemente invocar Su bondadosa aquiescencia y esperar que Su Gracia lleve a cabo el resultado apetecido. "Si los finos dedos de la Radio pueden arrancar una meloda a la noche, y sobre mar y continente arrojarla, Por qu habran los mortales de preguntarse si Dios oye las oraciones?". Ethil Roming Fuller. Pero el hombre es tan solo una parte de la Creacin y cada individuo no pasa de ser una partcula infinitesimal ms dentro de la especie. Limitados como somos en nuestra capacidad de visin, no comprendemos en Gran Plan, "El inmenso Laberinto" como le llama Alexander Pope, el Laureano de la paz. Es demasiado, dice para el presunto hombretan dbil, tan pequeo y tan ciego, una mota de polvo en la vasta maquinaria que es la creacin de Dios. Y a continuacin nos dice el gran poeta: "El Cielo, de todas las criaturas oculta el libro del Destino, Todo, menos la pgina prescrita... su estado presente Toda la Naturaleza es arte, desconocido para ti. Todo fortuito, direccin que no puedes ver; Todo discordia, armona que no puedes comprender; Todo mal parcial, bien universal. 42 Y a pesar del orgullo, a pesar de la errada razn, la Verdad es clara, "Lo que es, es correcto" Concete entonces a ti mismo, y a Dios no pretendas medir, El estudio propio de la humanidad es el Hombre, caos de pensamiento y pasin, todo confuso... Gran Seor de todas las cosas, y presa sin embargo de todo, nico Juez de la Verdad, en eterno error enmaraado". Cada uno pues, viendo las cosas desde su estrecho punto de vista, ora pidiendo algo, sin saber si eso que pide encajar o no dentro del Orden Csmico. En los clidos y pesados meses, por ejemplo, las gentes que viven en las ciudades, oran pidiendo un chubasco refrescante, mientras que en las reas rurales, los campesinos piden al mismo tiempo ms sol y ms calor para madurar su maz. El hombre no ve ms all de sus narices. Ni siquiera sabe lo que es bueno para l. Muy a menudo, pide cosas que cuando le son concedidas se convierten en una verdadera fuente de molestias para l y con gran arrepentimiento tiene que volver a desandar sus pasos. La historia del Rey Midas es muy significativa a este respecto. El Rey Midas luego de mucho desear y de orar logr que se le concediera el don de que todo lo que tocase se convirtiese en oro. Despus de unos pocos momentos de felicidad, se dio cuenta de su error. El alimento que se llevaba a la boca, se converta en oro. El agua que tocaba con sus labios, se solidificaba en oro. Su nica hija, que vino corriendo a abrazarle, se convirti en estatua de oro, y cuando cansado, fue a acostarse en su mullida cama, se encontr con una dursima cama de oro. Dios, o el Dios-Hombre, saben ms que nosotros, conocen nuestro pasado y nuestro futuro como un libro abierto. Jams nos concedern las cosas que saben nos han de ser perjudiciales a la larga. Cmo podra un Padre amante dar a su hijo algo que resultara ser un veneno? Un poeta Persa nos dice: "Mi Dios tiene ms ansiedad que yo de llenar mis necesidades, Todos mis esfuerzos a este respecto no son sino hechos tortuosos". Uno debe orar a Dios por aquellos dones que El pudiera considerar como beneficiosos. 43 "Oh, Dios, Yo no s lo que es bueno para m, porque estoy inmerso hasta las orejas en la maraa del mundo". Jatsari Ravidas Khawja Nizami oraba as: "Oh, Dios, solo t me deseas el bien. Mustrame pues el por el que pueda ganar Tu Gracia y encontrar la salvacin". Tambin est expresado en el Sagrado Corn, que la gente debe orar por aquello que le ha de ser de utilidad en este mundo y en el Ms All. NECESIDAD DE LA ORACION No podemos ganar a Dios ni con adulaciones ni con vanas repeticiones, ni tampoco tiene El nada que ganar con el hecho de que le ofrezcamos o no, nuestras oraciones. Lleno como est de compasin, Su Gracia est siempre operando en nosotros, en cada uno y en todos por igual, porque sin Ella no podramos vivir. Podemos sin embargo, atraer esa Gracia para nuestra mayor ventaja, convirtindonos en un receptculo apropiado para Ella. La Humildad y la Fe purifican la mente y la convierten en un instrumento apropiado para la gracia de Dios Estos dos factores son una ayuda para invertir el loto de la mente, el cual est actualmente sintonizado con los sentidos. A menos que seamos capaces de tornar hacia arriba la direccin de sus ptalos, la Gracia de Dios no puede fluir directamente dentro de l. Las oraciones, humildes y sinceras, ayudan a establecer una armona entre la mente del hombre y la Gracia de Dios. El no necesita de argumentos forenses ni de alegatos legales en defensa de nuestros actos o necesidades. Lo nico que se necesita es un corazn puro y amante, sintonizado con Su Gracia, y est es automticamente atrada a l. Dios es todo Amor, y no podemos pedirle que sea ms amante. l es Omnisciente (lo sabe todo) y no podemos con nuestras sonoras y gritonas oraciones, hacerle ms sabio a este respecto. La perfeccin no puede hacerse ms perfecta por medio de nuestras protestas y oraciones. Tenemos que aprender a "estarnos quietos y a esperar" como lo expresa Milton, el poeta clsico, y la gracia ser por s misma atrada y fluir hasta nuestro propio ser. ''. . . Dios no necesita de la obra del hombre ni Sus propios dones. Quien mejor soporta Su suave yugo Le sirve a El mejor. Su estado es 44 Real, miles a Su orden acuden, por sobre ocanos y tierras, sin descanso: Tambin sirve a aquel que solo descansa y espera". John Milton Dios es una permanencia incambiable y es eternamente el mismo. "La Verdad estaba cuando no haba nada, La Verdad estaba en el principio del tiempo; La Verdad es la misma, incluso ahora; La Verdad ser por siempre y siempre jams" . Jap Ji "La eternidad est siempre enamorada de las producciones del tiempo". El camino hacia la gracia de Dios no se encuentra en luchar ni en gritar. Es suficiente que el hombre espere silenciosamente, como un receptculo para el aliento divino, que soplar donde lo estime conveniente. Es solamente esperando y confiando que llega uno a la Verdad ultrrima, la cual no puede ser captada a menos que est enfocada en el alma del hombre. Aqu es donde reside la ventaja de la oracin la cual sirve para moldear en nosotros una actitud correcta de acercamiento a la Voluntad Divina. "Dondequiera que vuelva mi faz, T ests all, Por qu habra de volverme a otro, cuando veo que T ests all para or mi oracin, Oh, Seor? Gauri M. 5. El nico deber del hombre es agradecer a Dios por Sus innumerables dones y bendiciones. Pero por el contrario, nos hacemos tan infatuados por ellos, que no solamente Le perdemos, sino que perdemos nuestro propio ser en la plenitud de Sus dones y generalmente somos arrastrados por el remolino de deseos. "Nos apegamos a los dones, olvidando al dadivoso Seor. Porque olvidamos que algn da tambin hemos de morir". Dhanasri M. 5. LAS VENTAJAS DE LA ORACION La oracin es la esencia de la espiritualidad. Produce un maravilloso recreo para la mente y para el alma, una satisfaccin y una saciedad que nada ms puede dar. La paz que viene con la oracin es de naturaleza nica e 45 inimaginable. Una perfecta serenidad desciende sobre el sublimado ser interior. La oracin tiene en s una gran fuerza dinmica. Reconforta y da aptitud a la persona que lucha la batalla del diario vivir, sin miedo y con xito. En realidad, es la nica panacea para toda clase de males: Adhi Bratak (males y enfermedades) , Adhi Devak (accidentes sobre los que el hombre no tiene control) y Adhi Atmic (propensiones malignas de la mente) , y por sobre todo, trae la verdadera paz interior. Arma a las personas de Fortaleza y coraje y lleva a cabo una reorientacin completa. La oracin es la llave que abre el Reino de los Cielos. Abre las compuertas y deja salir los inmensos recursos del poder interior. "All donde fallan los esfuerzos humanos, tiene xito la Oracin". Lord Tennison nos dice que: "Ms cosas se han logrado por la oracin que las que el mundo ha soado jams". Aunque en ocasiones la oracin puede parecer incapaz de detener una desgraciada calamidad, tiene sin embargo el "poder de extraer el dolor de ella. Con la transformacin interna, llega un cambio en el ngulo de visin, el cual a su vez afecta grandemente nuestra manera de considerar la vida. Todo est cubierto de un nuevo manto y tiene colores maravillosamente Divinos. Por ltimo, pero no lo menos importante, la oracin abre nuestros ojos a la Realidad y nos capacita para ver las cosas en su verdadera perspectiva. Da nuevos valores a la vida y gradualmente transporta al individuo a un Nuevo mundo y le inicia en un Nuevo orden. Con una vida de oracin, la persona se eleva eventualmente hasta la conciencia Csmica y puede ver la mano de Dios llevando a cabo su Voluntad, y Su propsito, que de otra manera permanecen como un libro cerrado, demasiado sutil para que el hombre comn pueda abrirlo y espiar en l. Mientras mayor es el nivel en el que se establece este contacto en mayor grado se embebe el espritu en la Divinidad. Slo cuando se lleva a cabo una identificacin completa se convierte uno en un Co-Trabajador consciente con El. 46 DIFERENTES GRADOS EN LA ORACION Con el correr del tiempo, el aspirante empieza a sentir ms y ms la necesidad de elevacin espiritual, ms que la mera necesidad de comodidades fsicas. En el Brihandrayaka Upanishad tenemos la siguiente oracin: "De lo irreal condceme a lo real, de la obscuridad condceme a la luz, y de la muerte a la inmortalidad". Tan pronto como un aspirante empieza a tener una experiencia interna, todos los goces mundanos pierden su encanto. Habiendo tenido una experiencia, por pequea que esta sea, de la permanencia Inmutable, no encuentra ahora placer en los siempre cambiantes objetos del mundo, sujetos como estn stos a la decadencia, la desintegracin y la disolucin ultrrima. Y no pide ms comodidades fsicas. "Qu habr de pedir en mi oracin, si nada es permanente?". Dhanasri Kabir. Todo el mundo persigue locamente el principio Epicreo de "Come, bebe y psalo bien". Nadie tiene tiempo para pensar en Dios y en su propio Ser interior. Pero para el verdadero aspirante, nada en el mundo tiene verdadero atractivo. Hace el mejor uso posible de cualquier cosa que le sea concedida y trabaja para satisfacer las ms estrictas necesidades del cuerpo fsico, pasando el resto del tiempo en Sadhna (disciplina spiritual), de manera de sacar el mayor beneficio posible para el alma. "Varias veces beb de la vida hasta las heces, sin Tu Gracia Salvadora, Oh Seor! Nanak no encontr la salvacin". Gauri M. 5 De aqu en adelante, el aspirante vive para la manifestacin de la Divinidad dentro de s mismo y para cantar Su Nombre. "Deja que los Pies de Loto del Maestro reposen en el corazn, que la lengua repita Su Divino Verbo, para llevar una vida de continua remembranza cuida t este templo viviente del Seor". Bihagra War M. 5 Al viajar por este Sendero, el viajero peregrino se da cuenta de su ignorancia, y conociendo su incapacidad, extiende sus manos a Dios en su oracin: 47 "Oh, Dios, aydame a nadar con seguridad hasta la otra orilla, nadar no s, extindeme tu mano y aydame". Gond Namdev A medida que el ngulo de la visin del discpulo cambia, igualmente cambia la naturaleza de su oracin. Al principio, una persona ora para la realizacin de sus necesidades fsicas; pero cuando uno emprende el camino por el Sendero Espiritual, ora para que desaparezca los obstculos de su camino, por ejemplo: el remolino de los sentidos, las perturbaciones de la mente, las impresiones krmicas inherentes, etc. Este es el perodo ms crtico en la vida de un Sadhak. Hasta que no ha logrado la verdadera auto-realizacin, se encuentra en un estado de continua inquietud, dando bandazos de babor a estribor. No pertenece totalmente al mundo ni pertenece por completo a Dios. Mientras que a los del mundo es un hombre piadoso, en el fondo de su corazn sabe que est lleno de iniquidades. "Farid el pecador est an vestido de negro. Aunque la gente se dirige a l como DARVESH". Farid Sahib En este estado de incertidumbre, el Sadhak trata a veces de correr y esquivar el bulto a la lucha; pero pasado un tiempo, la urgencia interna vuelve y armndose de coraje emprende nuevamente el camino hacia Dios. "Si un viajero cayere en el curso de su jornada, no hay nada en qu meditar ni cavilar. Oh, Kabir! El que se sienta y no inicia la jornada, Tiene an una inmensurable distancia que recorrer". Pero hasta que una persona no sea capaz de subyugar sus sentidos y rganos sensorios, y librar a su mente de oscilaciones, la bondadosa Luz de Dios no bajar sobre l. "Bienaventurados los de limpio corazn, porque ellos vern a Dios". Mateo: 5;8 "Si tu ojo fuera uno; todo tu cuerpo estar lleno de Luz". Mateo: 6-22 "Aqul que controla sus diez rganos, la Luz del Cielo alborea dentro de El". Gauri M. 5 Las astucias de la mente son sutiles y peligrosas. Muchas veces prepara emboscadas y sorprende a su vctima cuando menos lo espera. Las 48 propensiones malignas inherentes, aunque invisibles, son muy fuertes y una y otra vez vienen a la superficie para asestarnos nuevos golpes que a la larga resultan fatales. Son como resortes que golpean con la velocidad del rayo, con golpes tan violentos y cortantes, que el hombre por s mismo queda completamente indefenso en sus garras. Aqu es donde verdaderamente se ve la necesidad del fuerte y largo brazo del Maestro, que con gran agilidad avanza al rescate: "Subyuga a la mente con el Poder del Maestro". Swami Shiv Dayal Singh "La mente no puede estar en reposo a menos que est bajo la sombra del Poder del Maestro". Por la constante remembranza del Maestro la mente dormida entra en conciencia". Suhi M .4 QUE SE DEBE PEDIR A DIOS Una mujer al casarse, confa todo su ser a su marido y gozosamente acepta su nueva modalidad de vida, cualquiera que sta sea. Nada le llama la atencin excepto l. Al marido le toca ahora proveer a sus necesidades y preocuparse de sus necesidades. "Rinde a l, todo lo que a l pertenece, y haz de Su Voluntad la tuya, en retorno mil bendiciones sobre ti derramar, Oh, Nanak! l es siempre tan bondadoso". ''Quien le cuenta como su compaero, jams carece de nada". Gauri M. 5 En cierta ocasin un rey proyectaba viajar al exterior. Pregunt a su reinas qu clase de obsequio quera cada una de ellas que la trajera de los pases extranjeros. Uno de ellas solicit costosas joyas; otra, ricas vestiduras; otra solicit cosmticos, y as siguieron solicitando lujos de todas clases. La ms joven de entre ellas que era la que ms amaba al rey, solicit su pronto retorno para no tener que languidecer en su ausencia. A su retorno, el rey envi los obsequios a sus otras reinas; pero l personalmente fue al palacio de la ms joven de sus reinas sintindose enormemente complacido de que hubiese alguien que le amase a l ms que a todas sus riquezas. La Rani (reina) tambin dio gracias a Dios de su buena fortuna porque su esposo haba vuelto 49 a ella y de que no necesitaba nada ms. El resto de las reinas, a pesar de que cada una de ellas tuvo lo que haba deseado, no tuvo la suerte de atraer la atencin del esposo. Todos sus dones y riquezas no las sirvi de nada sin el amado. Exactamente de la misma manera, nosotros, a causa de nuestra miopa espiritual, pedimos a Dios o al Hombre-Dios tonteras sin importancia, en vez de pedir a l y a Su Gracia Salvadora, y al igual que las reinas de la parbola, sufrimos los dolores de la separacin. Todas las riquezas del mundo son insuficientes para proporcionar la ms mnima satisfaccin. Al contrario, estas cosas nos distraen y nos alejan de la Verdad y nos hacen ms desgraciados. Si tan solo pudiramos lograr Su Gracia, jams volveramos a sentir necesidad. Todas Sus Riquezas vendran automticamente a nosotros sin tener que solicitarle. Y si por una u otra razn nos fuesen negadas, no nos importara, porque sin l y sin Su Amor, todas estas no son sino basura. "Todas las riquezas convienen a quien las ha ganado, E incluso sin ellas, Qu importa si en pobreza hubiera de vivir?". Nuestras necesidades ms elementales, son las del cuerpo: alimento, vestido y techo. Para satisfacer estas necesidades luchamos durante da y noche. Locamente luchamos sacrificando nuestro propio ser, para preocuparnos de estas comodidadessi es que realmente dan alguna comodidad estas cosas. No nos damos cuenta de que cuando un nio entra a este mundo, su destino est ya trazado de antemano. Sin esto, nadie estara aqu. Con este destino ya trazado el molde est listo y el espritu entra en l, listo para realizar su jornada por el mundo. "Con un plan pre-destinado viene uno al mundo, Oh, Tulsi! y con todo ello, la mente no lo acepta". Tulsi Dass La Dama Naturaleza se prepara ahora para dar un recibimiento real al Prncipe del Universo, proveyendo leche en los senos maternales, abrigo en su regazo y un ejrcito de servidores listos para proveer a sus ms mnimos necesidades. Los Poderes de la Naturaleza movilizan todas sus fuerzas para reclamar como suyo al prncipe infante. Pero el nio crece y entra en la adolescencia, y empieza a sentir los impulsos de vida en l, el mundo, como una ama de cra le reclama como suyo y l se apega a ella y a sus dones, olvidando su hogar nativo y prenatal, en el cielo. "El cielo se encuentra con nosotros en la infancia; las sombras de la prisin se ciernen sobre el nio que crece El mundo le llena el regazo 50 de placeres propios. Ansiedad siente a su propia manera, y aunque con algo de corazn de madre, y sin mala intencin, La bondadosa nodriza hace lo que puede para que el nio, su Hombre prisionero, olvide las glorias que ha conocido, el palacio imperial de donde ha venido". Wordsworth Todos los dones del mundo son de naturaleza efmera. Son siempre cambiables e inestables. Nada es permanente. Todo est sujeto a la decadencia y a la disolucin. "Momentneamente las cosas aparecen y luego regresan a la plenitud. En el parpadear de un ojo, el mundo mismo vuelve a hundirse en la gran profundidad". En este siempre cambiante mundo fenomnico, slo hay una permanencia incambiable, y esta es Dios y Dios-en-accin (el Espritu Santo, el Kalma, el Naam, el Verbo), el cual es responsable por la creacin, la sustentacin y disolucin de incontables universos. Por qu no habramos entonces de ansiar, pedir y orar por ese imperecedero principio de vida, de manera que nosotros tambin podamos tener esa "Vida Eterna" y entrar en posesin de nuestra herencia eterna. . . de la Divinidad, que es nuestro derecho de nacimiento, nuestra primogenitura?". "Escucha la llamada del hombre vaco, manifistate a Ti Mismo Oh, Seor, Nanak ha llegado humildemente a Tu puerta, por la Gracia de tu devoto". Nuestro hogar nativo es Sachkhand. Edades tras edades han pasado desde que nos separamos de nuestro Padre, y an estamos en el exilio de este mundo. "El alma que se eleva con nosotros; La Estrella de nuestra vida; En otra parte ha tenido su ocaso y viene de muy lejos". Wordsworth Debemos entonces ansiar una reunin con el amado, separados como hemos estado de l durante millones y millones de aos. "Durante edades y edades hemos estado separados, nenos a Ti, Oh, Seor, por pura compasin, si es Tu voluntad. Hemos vagado alto y bajo, por los cuatro puntos cardinales. Mantennos ahora bajo la sombra de tus santas alas. Majh M. 5 "En incontables nacimientos hemos vagado, lejos, muy lejos de Ti. 51 Este nacimiento (humano) lo he dedicado a Ti y lo he anclado en Ti. Ravidas vive ahora en la esperanza de volver a encontrarte una vez ms". Dhanashi Ravidas Gur Amardas oraba de la siguiente manera: "A travs de innumerables piras he pasado sin descanso, En Tu misericordia, Oh, Misericordioso, concdeme el don de Tu manifestacin". Dhanasri M.3 Y el Gur Arjan, oraba: Ms de un nacimiento tuve en diferentes especies, cada vez tuve que pasar por crueles sufrimientos. Por Tu Gracia he logrado ahora un nacimiento humano, este es entonces el momento de manifestarte a m, Oh, Seor". Gauri M. 5 "Levntame, Oh, Seor. A Tu puerta he cado, acptame en compasin, pues cansado estoy de vagar, salvador de tus devotos, salva igualmente a los pecadores A nadie conozco fuera de Ti a quien ofrecer mis plegarias, Oh, transprtame a salvo por sobre el ocano de la materia". Jaitsari M. 5 El alma sufre en su separacin del Seor, incluso si no es digna de l, ora pidiendo la unin con El. "Todos son bendecidos en el Amor de su Seor, solo yo soy la desgraciada, tan llena completamente de manchas que mi consorte no quiere ni siquiera ver mi cara". Suhi War M.3 "Indigna como soy, intensamente oro por mi turno, Oh Nanak. Todas las esposas te han tenido en abundancia. Guarda una noche para m". War Ramkali. M.5 "Todas las doncellas han ido con sus esposos A dnde, yo la desgraciada, volver mi faz? Para mis padres yo era la Luz de sus ojos, pero, he aqu que mi Seor no me mira a m. Vadhans M.2 52 Mtame si quieres, pero no te apartes de m; Aprtame contra Tu pecho, escucha mi oracin, tan slo mira hacia m y gana mi gratitud, por qu matarme apartndote de m? Asa Kabir. "Sediento como estoy por verte mi mente clama a Ti en agona, yo oro a Ti, Oh, T, Sin-Forma! y anso tu misericordia". Asa M. 5 "La vida es digna de vivirse contigo cerca de m, S misericordioso, Oh, dulcemente Amado, y aleja de m toda duda e ilusiones". Srang M. 5 "Yo ansiosamente ruego y oro por una sola cosa, por una unin, contigo". Bilawal M. 5 Yo hago sacrificio de toda mi riqueza y posesiones. "Qu puedo pedir y repetirte a Ti, sino que estoy hambriento y sediento por verte. Es a travs del Verbo del Maestro que uno llega a la Verdad, Nanak ora, por lo tanto, slo por esto". Suhi M. "Yo tengo slo un sumisin, escucha T a ella, T eres ciertamente grande, compasivo e inmaculado" . Tilang M. 1 "Nanak_ dijo, Oh, Seor, recuerda T la promesa (de redencin) a pesar de nuestras culpas". Soreth M. 5 T eres morada de todas 1as virtudes y Seor de todos los que no tenemos virtud, ningn esclavo puede alabarte demasiado, cuando hasta su cuerpo y vida los debe a Ti. T me has salvado de los fuegos del infierno y yo busco refugio a Tus pies. T eres la nica razn de mi vida y de mi honor, y yo no dependo de nadie ms". Suhi M. 5 53 "Grande es el Seor, Ilimitado, Infinito e Inefable, Oh, Nanak l es el salvador de todos los que se refugian en El". Jaitsari M. 5 "Yo oro a Ti, oh, Seor, de cuerpo, mente y alma, Oh, Nanak Es Su grandeza, nadie me conoci antes". Asa M . 5 "T slo eres el creador de todas las cosas, A quien entonces deberamos ofrecer nuestras plegarias?" Bhairon M. 1 "Impotentes somos nosotros y Misericordioso eres T Qu podemos nosotros, los pecadores, decir a Ti; a pesar de nuestras balbuceantes palabras sin significado, Acptanos, y concdenos el don de la perfeccin". Dhanasri. Ravidass "T eres la trama y la urdimbre de mi existencia, yo, por lo tanto, oro slo a Ti. No tengo otro lugar a donde volverme en adoracin, Ante Ti pongo mi placer y mi sufrimiento". Suhi M. 4 "Yo no puedo hacer justicia a tu grandeza, porque soy un pobre loco ignorante; Oh, Seor, redime al pobre Nanak, que ha buscado refugio a Tus pies". Suhi M. 4 "Nosotros, los ignorantes, insensatos y vacos de toda virtud, hemos buscado refugio en Ti, Oh, Ser Primario, a travs de Tu Gracia Infinita, Oh, Seor, slvame a pesar de nuestras limitaciones". Bilawal M. 4 54 Oh, Dios!, ten misericordia y llvanos a la otra orilla Slvanos con la ayuda de Tu Melodiosa Cancin. Estamos atascados en el lodo de la infatuacin. Oh, extiende a nosotros tu mano y scanos". Asa M. 4 "No mires a mis mritos o defectos, sino que perdona mis faltas, Oh, Misericordioso, Como puede la mueca de barro ser lavada? Este es, en realidad, el destino de todos los seres humanos". Ramkali M.5 "Oh, Seor, ten compasin del hurfano que llama a Tu puerta, Sustntalo en el pozo ciego que es el cuerpo, porque es imbcil, en la mente y en el intelecto". Gauri M. 5 "Oh, Salvador, Oh, Sustentador Inefable, escchame, Oh, Nanak!, el loco y el ignorante jams piensan en El, ni sospechan tampoco cuan negra es la noche en la que viven". Tokhari M.1 "Yo no tengo virtudes en el cuerpo ni en la mente y de lejos he venido. No tengo tampoco riquezas ni belleza, slo me tengo a m, el sin hogar" Gauri M. 5 "Uno que resbala a cada paso no puede huir por s mismo, Oh, Nanak, l puede perdonarme y llevarme al otro lado en su Divina Misericordia". Gauri M. 5 ''Cometemos disparates sin cuenta y no conocemos sus consecuencias, Oh, Seor, perdnanos en Tu Gracia, porque somos pecadores inveterados". Shalok M. 3 "Como el grande y profundo mar estamos llenos de faltas, Con Tu Misericordia y Gracia Salvadora, T puedes salvarnos, e impedir que las piedras que somos, se hundan". Gauri M 1. 55 El mundo entero est en las garras de mortales dolores, Solo Dios puede salvarlo, por medio de Su Amor Infinito. "El mundo entero est siendo consumido por las llamas invisibles del infierno; slvanos con Tu amorosa Gracia de cualquier manera que sea posible". Bilawal War M.3 "Oh, Seor, T eres impecablemente profundo e infinitamente alto, y nadie llega a T. Oramos para que no nos olvides, Oh, T, la fuente de toda compasin". ...Suhi M. 5 "Oh, el Gran Dador y perfecto Maestro, solo te pido un don, el don de HARI. Derrama tus bendiciones sobre Nanak, Oh, el ms antiguo de mis amigos, manifistate a m". Kalyan M. 4. "Las buenas y las malas intenciones estn bajo tu control, Oh Seor, nosotros no somos instrumentos y T eres el poder motriz que nos da vida. Nosotros solo actuamos cuando T actas tras de nosotros, Oh, Nanak! l es el poder gobernante que acta segn Su Voluntad". Bilawal M. 4. Nosotros, por s mismos, somos incapaces de rendir servicio alguno a Dios, y no podemos enorgullecernos de nuestro llamado servicio. Es en la refulgencia de la Luz de Dios que tenemos nuestro ser. Cuando l retira la corriente de vida, somos impotentes. A Dios, debemos pedirle Dios, porque pedir cualquier otra cosa, es buscarnos un dolor de cabeza. El mayor don proveniente de l, es Naam, o sea el Poder de la Divinidad, el cual cuando es concedido, trae consigo contento y satisfaccin. "Excepto T, todo lo dems es fuente de miseria y sufrimiento, Concdenos el don de Tu Sagrado Verbo, que trae consigo paz y saciedad". Romkali M . 5. 56 Maulana Rumi oraba as : "No pidas a Dios, otra cosa que no sea Dios, fuera de l, todo lo dems es perecedero. Nunca pidas a Dios algo sujeto a decadencia, No pidas a Dios nada fuera de El mismo, No obscurezcas tu mente con pensamientos y deseos que son quimeras". DIOS ES LO QUE DEBEMOS PEDIR En los momentos cruciales de la vida, se puede pedir ayuda a Dios o al Hombre-Dios, porque solo l puede socorrernos en los momentos de prueba. "Lleno de pecados mortales y de lujurias de la carne, lloro, Resctame con Tu Gracia, como T mejor puedas, Oh, Gran Ser Compasivo! A Tu merced estoy, con austeridades y penitencias no puedo escapar, pero con T mirada de Gracia, saca a Nanak del obscuro pozo. Kanra M . 5 "Oh, Seor! Slvame, soy incapaz de hacer nada, En T misericordia concdeme el don de NAAM". Dhanasry M . 5 "Yo Oro al Gur, el amado de Dios, Un sucio gusano soy, Oh, concdeme la Luz de Naam". Guyri M .4 La mente puede ser controlada solamente por el Dhun o Naam, o sea, los celestiales, acordes musicales, y es justamente esto por lo que uno debe orar. Ningn otro tipo de yoga, Jhana, Hatha, Karan, etc. son de ayuda en este aspecto. Ni tampoco ha sido nadie capaz de escapar de las garras de la mente por s solo. Se puede domar a la bestia salvaje que es la mente, solo a travs de la prctica del Sat-Shabd o Naam (el verdadero Verbo). Y uno puede obtener la iniciacin en esta prctica. El momento en que la mente encuentra el Naam, la mente se aquieta, y en vez de ser un traidor como la ha sido hasta ahora, se convierte en un aliado 57 positivo del espritu ayudando en su marcha interna por el Sendero Espiritual. "Oh, yo tengo el tesoro de HARI NAAM, mi mente no vaga ya, sino que tiene eterno descanso". Besant M .9 "Al escuchar al DHUN, la mente se tranquiliza, ninguno de los miles de prcticas pueden obrar este milagro. Las prcticas yoguis, los ejercicios yogusticos; el JNANI se sumerge en JNANA. El ermitao se cansa a s mismo en la soledad; El anacoreta realiza austeridades interminables; aquellos que meditan en las formas mentales ufren tambin gran desilusin. El estudio y el conocimiento no son de gran valor porque el sabio tendr finalmente que lamentar su sabidura. El Pandit se entrega a la recitacin de los Vedas y toda esa erudicin no es capaz de acercarle ni un poco a Dios. No hay otro medio que sea de valor alguno, El nico camino benfico es el del SHABD. Cuando un Maestro de la Corriente de sonido se presenta en la escena, el discpulo tambin empieza a sentir ansiedad por el nuevo nacimiento. Con la prctica del SURAT-SHABD-YOGA, la materia mental se hunde en s misma hasta que no queda nada. Sar-Bachan: 16 Cuando se ha establecido este contacto con Naam, el Sadhak siente siempre la presencia de un Poder Superior, y ste permanece siempre con l, no importa en donde se encuentre, sea en los nevados picos de las montaas o en las abrasadoras arenas del desierto. Regocijndose en la grandeza de este Poder, descarga todas sus cuitas en El y se hace indiferente a todo lo que le rodea. Acepta alegremente todo lo que se presenta en su camino, como proveniente de l y para su beneficio. Puede observar conscientemente a la Voluntad Divina en operacin, y sonriente se entrega a s mismo en Sus manos, con palabras genuinas de gratitud en sus labios. Ya no tiene deseos propios, porque su voluntad es la misma que la de Dios. Ahora opera como un mero instrumento, movindose como un autmata bajo la influencia de 58 este Poder. El ve a todas las criaturas, altas y bajas, grandes y pequeas, como pequeas partculas ordenadas armoniosamente en el inmenso Universo que le rodea. Puede ahora captar el orden de la procesin, un orden que es armonioso, que obedece a una Voluntad infinitamente superior a l, y sin embargo infinitesimalmente cuidadosa de l. De esta manera, se establece una perfecta armona entre el alma del hombre y el alma del Universo. A cada paso proclama: "Que Tu Voluntad sea hecha". ''Todas las criaturas, las ms altas y las ms bajas estn a Tu Merced, y T cuidas de ellas, de una y de todas. Cualquier cosa que a T te plugiere, es siempre lo mejor, Nanak no tiene otro deseo". "Lo que a Ti te complace es bueno. T eres para siempre y siempre, Oh, t, el Sin-Forma. Bilawal M .1 "Oh, Nanak! Grande es el Poder del NAAM, que haya Paz para todos a travs de Tu Voluntad" Jap Ji Las bendiciones pontificias terminan generalmente con las palabras: Urbi et Orbi. (al ciudadano y al mundo). Llega finalmente un estado en el cual el Sadhak ya ni siquiera siente la necesidad de la oracin."Dulces son Tus obras,Nanak slo desea el HARI NAAM". Asa M . 5 En cualquier estado que me encuentre, es el cielo para m"Asa M .5 Siendo como es, que Dios conoce los secretos de todos, prcticamente no hay nada que se le pueda decir. Con el Seor sentado en cada uno de nosotros y permeando todo nuestro ser, Qu necesidad hay de oracin y a quin?. "HARI es el habitante interno y lo conoce todo, A quin hemos de contarle de nosotros?" Sorath M.5 59 "Qu habra el humilde de ansiar, cuando Dios est sentado dentro de todos?" Kanra M .4 Los Santos viven siempre en ese estado. Siendo uno con Su Voluntad, y co-trabajadores conscientes con El, la oracin en s misma, se convierte para ellos en una hereja con sabor a escepticismo. Las fuerzas de la Naturaleza estn simplemente prontas a servirles. No importa cun ligero sea un pensamiento que pudiesen tener, debe, como una ley inmutable, prevalecer. Dios est siempre con Su devoto y le cuida con ms cuidado y atencin que la ms amorosa de las madres dara a su hijo. El Gur Arjan nos dice: "Aqul que pide al Seor, sea lo que sea, le es concedido al momento. Oh, Nanak!, las palabras del devoto se hacen verdad, donde quiera que est". Dhanasri M .5 "Para el beneficio de Su devoto, El corre lejos y cerca, Y est siempre a su lado. Cualquier cosa que el devoto le pida, debe suceder". Asa M .5 Kabir, al describir la condicin de su mente, nos dice que como las aguas del Ganges, se ha vuelto tan transparente que incluso Dios se ha enamorado de ella. "Kabir, tu mente es ahora tan clara como las aguas del Ganges, Incluso Dios mismo le sigue gritando: !Kabir, Kabir!" Shalok Kabir Cuando todos los deseos de un devoto se realizan, automticamente, deja de tener deseos. El tesoro realizador de deseos que es Naam, al manifestarse en l, le est cuidando a cada paso. 60 "Con el Seor Dios, como amoroso Padre, el nio no siente hambre de nada, porque : T eres el tesoro de NAAM, y l obtiene lo que desea" Malar M .5 Cuando el Gran Donante est con el devoto, ste no tiene nada que pedir ni nada por qu orar: porque es uno con El, y fuera de l, no hay nadie a quien dirigirse. El Gur Arjn nos hace un bello cuadro de este maravilloso estado de perfecta saciedad : "Inmortal es El y no tengo nada que temer, Siendo El inmortal, yo no tengo nada que lamentar. l no es pobre, y yo no tengo necesidades. Estando El por sobre la pena y el dolor, tampoco los tengo yo; Fuera de l, no hay destructor alguno; l y yo vivimos eternamente; Cuando l es libre, no hay nada que me pueda atar; Ambos estamos por sobre el estado de esclavitud ; Siendo El Inmaculado, tampoco tengo mancha yo; Estando El conmigo, Qu mancilla puedo tener? l no tiene nada en qu pensar, y nada queda para que yo piense en ello. Ninguno de nosotros tiene nada que comentar, l no tiene deseo alguno, ni tampoco yo lo tengo; l es inmaculadamente puro, y tambin lo soy yo. Yo no tengo existencia fuera de l, porque solo l es. Oh, Nanak!, por el Maestro esta ilusin ha desaparecido, Habindome sumergido en El, estamos teidos del mismo color". Asa M .5 SOLICITEMOS UN GURU (Un Maestro Viviente) El Seor est desbordando en el Gur. "Siendo inmanente en el Gur, El distribuye el Verbo". El Gur es Dios personificado. Oremos al Seor: "Oh, Padre misericordioso, Destructor de nuestros males, s bondadoso y envanos el SATGURU. l es el sustentador de nuestra vida. l es el nico a travs de quien podemos llegar a Ti" 61 "T eres Misericordioso y el Destructor de nuestros males. Presta atencin a nuestra oracin. Haznos buscar al SAT-GURU, a travs de quien te conoceremos a Ti" Gauri M .4 Oh, Seor. Alma Misma del Universo. Se bondadoso y con- cdenos la Fe en el NAAM (el Verbo Mstico) y la compaa benevolente y purificadora del Verdadero Hombre". Kanra M .4 "Oh, Seor, concdenos al SATGURU, con cuyo recuerdo seremos liberados. Con su DARSHAN (su mirada) la mente se siente regocijada. Una y otra vez pondremos nuestra vida a sus pies de loto". Bhairon M .4 Ruega a Dios y al Gur por su Divina Visin, por el completo auto-rendimiento y el don de Naam. Ora tambin para ser salvado de las tendencias malignas de la mente y de los sentidos. Siendo Omnipotente, l es capaz de concedernos todos estos dones. Adems de esto, el buscador debe orar por el don de resignarse alegremente a Su Bondadosa Voluntad. No tenemos buenas cualidades en nosotros. Siendo ignorantes y de bajo calibre mental, no estamos bien versados en el significado de las ceremonias religiosas, etc. Por lo tanto, Oh Bienamado! Ten piedad de nosotros. Concdenos la capacidad de cantar Tus alabanzas y permanecer felices, cualquiera que sea Tu Voluntad. "Faltos de virtud, ciegos, ignorantes e iletrados como somos, No sabemos lo que es bueno, para nosotros o para la sociedad, S Misericordioso, Oh, Seor! para que Nanak pueda cantar Tus alabanzas, y pueda siempre regocijarse en Tu Voluntad y Placer". Suhi M .4 Adems de esto, ora por el don de la devocin y de Naam. "Al pronunciar repetidamente Tu NAAM, somos liberados de la duda y del miedo; Aquellos que estn absortos en Tu dulce recuerdo, sern liberados del ciclo de nacimientos y muertes". Gujri M.5 62 "Somos humildes mendigos a Tu puerta, S bondadoso y bendcenos con el AMRIT (nctar) de Tu Verbo. El SATGURU es mi Maestro-Amigo, bondadosamente, concdeme tu contacto". Maru M .4 "Perdname la falta de buenas cualidades y hazme Tu pro- piedad Oh, Maestro, T eres Infinito e Incognoscible, Bondadosamente hazte conocer a m, a travs del SHABD. .. el Verbo Mstico". Prabhati M .3 " Mi Seor, el Creador es el Ocano de toda bondad, Quin podra adecuadamente alabarlo? Los Santos oran por el don de la ms elevada bienaventuranza: el NAAM". Suhi M .5 "No somos sino humildes mendigos, T eres el protector de nuestro honor, S bondadoso y danos la limosna de Tu NAAM, para que podamos estar siempre intoxicados en Tu amor". Dhanasri M .5 Oh, Seor!, cbrenos con la sombra de tus protectoras alas, Somos incapaces de hacer nada por nosotros mismos, Bondadosamente, concdenos Tu Naam". Dhanasri M .5 Oh, mi Divino Amigo, concdeme el que cada da haga yo un esfuerzo para pensar solo en Ti, continuamente, Oh, dame un contacto con el NAAM, el Pan de Vida''. Gujri M .5 "La compaa de los Santos nos tie en su NAAM, y todos nuestros otros deseos son realizados, Nanak ora por Tu Merced y Tu Gracia y ora para poder permanecer absorto en la dulce remembranza de Tus pies de Loto". Bihagra M .5 63 "Oh, RAMA (el Dios omni-permeante) !, convirtenos en los sirvientes de Tus Sirvientes. Concdenos el don de calentarnos a la luz de los Santos, mientras dure el aliento de nuestra vida". Kalyab M .4 "Oh Dios Misericordioso!. Bondadosamente concdenos el iluminado polvo de los pies de los Santos". Gauri M .3 EL GURU ES EL MS GRANDE DON DE DIOS. La verdadera riqueza y el ms grande don de Dios es el Hombre Dios, la persona que, habindose realizado a s misma, est establecida en Su Divinidad. En cierto sentido es Dios polarizado, o un polo desde donde se manifiesta a S mismo entre Su gente. Ilimitado e Infinito como es Dios, est tambin ms all de la comprensin por medio de los finitos poderes de percepcin. Puede sin embargo ser captado en el Maestro en la misma forma en que el vasto ocano puede ser captado en una playa en cuyas suaves olas nos sumergimos para baarnos con tranquilidad. As como una cosa atrae a su igual, as el hombre necesita forzosamente tener a un hombre como su instructor, ya que nadie ms puede instruirle. El Camino a Dios se encuentra, por lo tanto, entre los hombres. Solamente un Hombre Dios puede indicarnos un camino "fuera" del mundo, y un camino hacia "dentro" del Reino de Dios... actualmente perdido para la humanidad en general. La cada del hombre fue causada por el hombre, y la regeneracin del hombre tiene que ser llevada a cabo por el hombre. Pero hay un mundo de diferencia entre hombre y hombresiendo este ltimo Dios en el hombre. "Porque no har nada Jehov el Seor, sin que revele su secreto a sus sirvos . . . los profetas" Ams 3:7 "Toda escritura es inspirada por Dios, y til para ensear, para redargir, para corregir, para instruir en justicia. 2 Timoteo 3.16 64 "El Verbo se hizo carne y habit entre nosotros". Biblia El Gur es Dios personificado, porque Dios habla a travs del Gur. "El pobre Nanak habla cuando El desea que lo haga". Gur Nanak "Las palabras del maestro son las palabras de Al, aunque aparentemente son pronunciadas por ABDULAH (el siervo de Dios). Maulana Rumi. No soy Yo quien habla, sino el Padre que habita en m, es l quien hace el trabajo". Biblia. La mayor oracin que una persona puede por lo tanto, ofrecer a. Dios, es que l pueda, por su infinita misericordia, hacerle establecer contacto con sus Profetas, quienes le conducirn hacia Dios. El Hombre-Dios o Profeta le indicar el camino, el gran Camino Real que conduce a Dios. Es ni ms ni menos que la Corriente de Sonido o Principio de Sonido, llamado o conocido de diferentes maneras por los distintos sabios : El Verbo o Espritu Santo por los cristianos; Kalma, Baange-asmani o Nida-e-Arshi por los Musulmanes; Udhit, Akash Bani, Naam o Sruti por los Hindes; y Shabd o Naam por los Sikhs. Zoroastro le llamaba Sarosha, y los Tesofos le conocen como: La Voz del silencio. Cristo habla de ello como: La Voz del Hijo de Dios. Dios se desborda en el Gur y une al hombre con el Verbo para hacerlo regresar a su Morada Original. "De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envi, tiene vida eterna; y no vendr a condenacin ms ha pasado la muerte a vida. De cierto os digo: viene la hora, y ahora es cuando los muertos vivan la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirn. Juan 5 :24-25 La Corriente de Sonido es entonces, el medio de salvacin. Es la llave Maestra que abre el Reino de los Cielos. Concede al hombre la Vida Eterna 65 y la restaura nuevamente al Jardn del Edn del que fue expulsado por desobediencia a Dios. Qu don ms grande puede el hombre esperar de Dios que la restauracin al reino de Dios que estaba perdido para l. Seala el final de su largo destierro que ha durado incontables siglos y es la vuelta de la oveja perdida a su rebao. El Maestro es el bondadoso pastor, quien a causa de Su Compasin hace todo esto en bien de la humanidad que se encuentra en el error. Estas elevadas almas han recibido una comisin del Ser Supremo. "He venido en Nombre de mi Padre, y no me recibs" San Juan 5-43 En las escrituras de los Sikhs tenemos similares referencias: "Kabir conoce los secretos de Dios y lleva Su Mensaje a la humanidad". Kabir. "Aqul que te envi al mundo te llama de vuelta, y ansiosamente espera tu regreso al hogar". Gur Arjan. Aqu se encuentra la grandeza de las Almas-Maestras. Llevan a cabo una misin entre Dios y el hombre. El extenso perodo de separacin finaliza y el hijo descarriado es vuelto al redil del Padre. Es el Gran Regreso al Hogar, luego de incontables pruebas y tribulaciones. La Gracia Salvadora del Hombre-Dios es conmovida y el propsito de la vida se lleva a cabo. De esta manera, no solamente que el Padre y el Hijo se reconcilian, sino que se convierten en uno. "De la gran profundidad a la gran profundidad va l". Lord Tennyson Ya no es un exiliado, sino que es un heredero del Reino de Dios, establecido nuevamente en su nativa Divinidad. 66 Esta es la verdadera redencin de la alianza entre Dios y el hombre, y esta es la verdadera resurreccin o el levantarse de entre los muertos, de que habl el Hijo de Dios al hombre. Esta es la realizacin de la Ley de Dios y el propsito del nacimiento humano. "Es la Ley fundamental de Dios, que nadie puede llegar a El sino por medio de un SATGURU (el Alma-Maestra). Bihagra-ki- War M .4 "Dios se visti con la vil carne del hombre con el objeto de ser lo suficientemente dbil como para sufrir el dolor". John Donne Por lo tanto, ora siempre a Dios para que nos ponga en contacto con un Hombre-Dios El Maestro. LO QUE UN HOMBRE DEBE PEDIR DE UN HOMBRE-DIOS El Maestro es el portavoz de Dios. Es el Polo en el que Dios manifiesta Su Divinidad. Es la playa por la que el hombre puede entrar sin peligro al mar, para una zambullida. Puede ser considerado como un conmutador que tiene concentrada en s la energa de la Central Elctrica. El Padre y el Hijo son uno, y administran la misma Ley. "Yo y mi Padre somos uno", dijo Cristo. Vestido con la luz del Cielo, El irradia Luz sobre el mundo. "Yo soy la Luz del mundo; el que me sigue no andar en tinieblas, sino que tendr la luz de la vida. San Juan 8-12 Dios o un Dios-Hombre es la cmara del tesoro del NAAM. El Naam es el principal instrumento de Dios, merced al cual cre el Universo y lo est sustentando. En el momento en que l retira este poder o instrumento, se produce la desintegracin, disolucin y muerte. San Juan lo llama ; ''El Verbo": "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por l fueron hechas; y sin l nada de lo que es hecho fue hecho. En l estaba la vida; y la vida era la Luz de los hombres. Luz en las tinieblas 67 resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Juan 1:1,5 Un profeta , un santo, un apstol, en verdad, un depsito del Poder de Dios, es una verdadera morada de Dios Mismo. "Dios viene al mundo vestido como un SADH (santo). Maru M .5 Quienquiera que sienta ansiedad de Dios, debe apresurarse en buscar un verdadero Santo y encontrar a Dios por medio de l. Nada sino la "Salvadora-Gracia" del Maestro puede operar una verdadera transformacin en el hombre del mundo, plenamente identificado como se encuentra con el plano de los sentidos. "Yo pienso en Ti, y amorosamente te anso, Oro a los Santos para que Te manifiestes en m. Malang M .5 "Yo oro a los SADHS, porque oigo que Dios es de Sus Devotos, Nanak tiene una inmensa ansiedad de l, Oh, ten misericordia. Tody M.5 Por edades separado, neme ahora, oh, Seor, Este es el mayor deseo de mi corazn, Oye mis plegarias a travs del Maestro. Nanak nada desea, sino esto. Maru War M.5 Yo oro a los Santos pidiendo unin, Esto es lo nico que Nanak pide". Todi M .5 A las almas que han realizado al Seor solicitar yo, y con toda humildad les suplicar ensearme el Camino a l. Tilang M .1 68 Los Santos son los representantes de Dios, y a ellos oramos No somos sino sucios gusanos, Oh, SATGURU, concdenos la Luz de NAAM. Gujri M.4 Bhai Gurdas nos ha dejado un bello ejemplo de oracin compuesta para los Sikhs : Yo soy un pecador depravado y un hereje, un ladrn, un jugador, un asaltante, un bandolero que vive de ganancias ilcitas presa constante de toda clase de lujurias, un esclavo constante de las cinco pasiones, la ira, lujuria, apego, avaricia y egosmo, un traidor, un ingrato despojo por todos aborrecido. Oh, T, con todos estos defectos y ms recuerda al SATGURU, porque l es, en verdad, todo compasin. War 36 Pauri 28 Una vez que se establece esta relacin de Maestro a discpulo, este ltimo es totalmente dependiente de su Gur. La aceptacin por parte del Maestro significa aceptacin plena de toda la responsabilidad de la deuda Krmica de Su discpulo, incluso el pralabd karma (karma destino), el kriyaman karma (acciones ejecutadas diariamente) y el sinchit karma (el almacn de impresiones krmicas no fructificadas). Al igual que un funcionario liquidador, su trabajo es liquidar y saldar las deudas de su discpulo, liberarle de ellas y ponerle nuevamente en pie por medio del segundo nacimiento que conduce a la vida del espritu. Somos ahora del Maestro, somos esclavos de l, Oh, Nanak, con la relacin de Maestro a Siervo, slvanos ahora. Suhi M .4 Anso un amigo eterno, siempre verdadero, de principio a fin. Gaur M .5 Oro al SATGURU para que me conduzca al amigo, al encontrar a quien, desciende la paz y la muerte se desvanece. Sri Rag M.1 69 Oh, Maestro, puedo yo vivir contemplndote; El propsito de mi vida ser as realizado. Oh, realiza mis oraciones para poder vivir por Tu Verbo. Pueda yo siempre morar bajo Tu proteccin, cuyo valor slo unos pocos benditos pueden comprender, y esto, slo a travs de la Gracia del Maestro. Concdeme este don, Oh, Bienamado, concdeme el que puedas T vivir siempre en mi mente. Nanak slo tiene un deseo, El no olvidar jams la fuente de todas las virtudes". Sudi M .5 Todo est bajo Tu Poder controlador, Oh, destructor del miedo, As Nanak dice: Salva al ignorante, Oh, Ser de Misericordia. Bilawal M.5 Al ver que todo el mundo se consume en invisibles llamas de fuego, vengo a Tus pies. A ti oro, Oh Maestro perfecto, slvanos segn Tu Voluntad. Vadhans M .3 A P E N D I C E ORACIONES VARIAS Y BREVES ESPECIMENES: No est por dems dar a continuacin algunos ejemplos de oraciones para beneficio del lector, con algunas observaciones introductorias al respecto. El hombre es un alma con cuerpo, es decir, alma ms cuerpo; y de estos dos, el alma es la ms preciosa porque es el principio activo de vida que vitaliza al cuerpo. En realidad, el cuerpo no tiene valor alguno al ser separado del alma. Las grandes almas o MAHATMAS son de distintas clases. Hay aquellos Mahatmas que piden a Dios la satisfaccin de tales necesidades de la vida imprescindibles para mantener juntos al cuerpo y al alma, de manera que, luego de satisfechas sus necesidades fsicas poder entregarse plenamente a la meditacin de Dios. En Su oracin. Jess solicitaba "el pan diario", para satisfacer la ms imperiosa necesidad de la Naturaleza... "Nuestro pan de cada da, dnoslo hoy". Tales almas consideran que todo pertenece a Dios, y a l solicitan la satisfaccin de sus necesidades primarias, y luego, se entregan a la 70 devocin ininterrumpida durante el resto del tiempo. El cuerpo fsico es el vehculo del alma, y como tal, debe ser alimentado para realizar el ms alto propsito de la vida, es decir, el adelanto del alma. Kabir nos dice que el hambre es un gran obstculo en el sendero de la devocin. Oh, Kabir!, el perro del hambre daa la meditacin con sus gruidos, arrjale un mendrugo y sintate luego en paz. Al principio, el Satgur ensea al discpulo a orar por sus necesidades, como se revela en lo siguiente: Uno no puede meditar con el hambre royndole adentro Aleja T el rosario de m, Oh, .Seor. Shalok Kabir. Concdeme un poco de harina, de sal y de cuajada, adems de algunas legumbres, para tener una diaria racin de la cul vivir. Una estera, una almohada y una cobija, para poder meditar en Ti sin molestia, No he sido exigente en mis demandas, Porque nada hay que anse ms que Tu Verbo. Shalok Kabir Dame lo suficiente para de ello poder vivir en paz y para que nadie se aleje hambriento de mi puerta. Kabir Bhagat Dhanna oraba igualmente: Oh, Seor, a Ti te ruego, Suple las necesidades de Tus devotos, Proveme de legumbres, de harina y mantequilla para vivir felizmente en tranquilidad. Dame ropas y un par de zapatos para vestir y una buena provisin de trigo y cereales, Una vaca lechera que me d leche, adems de una bella yegua para montar. Una buena y obediente compaera en el hogar. Esto es todo lo que Dhanna pide. Dhanasri Dhanna 71 En la Oracin al Seor, de Jess el Cristo, tenemos un maravilloso ejemplo de todo aquello que necesitamos pedir: "Padre Nuestro que ests en los Cielos, Bendito sea Tu Nombre, Venga a nos Tu Reino. Hgase Tu Voluntad, as en la Tierra como en el Cielo. Concdenos hoy el Pan de Vida y perdona nuestras ofensas as como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido, Con Tu Espritu aprtanos de la tentacin y lbranos de todo Mal. Porque Tuyo es, Oh, Seor Eterno, el Reino, el Poder y la Gloria por siempre jams. Manual de la Oracin, Mayo 1957 p. 15 Igualmente tenemos una bella oracin del Seor a la Madre Terrena. Oh, Madre nuestra que ests en la Tierra, bendito se tu nombre, venga a nos tu Reino y tu voluntad sea hecha en nosotros como lo es en ti. As como envas diariamente tus ngeles, envalos tambin en nosotros. Perdona nuestros pecados a medida que pagamos los pecados contra ti. Y no nos conduzcas a la enfermedad, sino que lbranos de todo mal, porque tuya es la tierra, el cuerpo y la salud. 'Evangelio Esenio de Juan-E.B . Szakely Cap. B2. 1- 39. Los discpulos de Buda, sin considerar necesarias las oraciones formales, han deseado siempre el bien a la humanidad en general, y esto es, en efecto, el ms elevado tipo de oracin, sea que lo consideremos o no como una oracin. Siempre que luego de sus abluciones se sientan para la meditacin de la madrugada y de la tarde, se expresan de la siguiente manera : Deseo tener un amor universal para todo. Deseo a la creacin en todos lados, por encima de m y debajo, a mi izquierda y a mi derecha, el vivir en paz . Deseo el bien a todo ser, que viva en este mundo, en el cielo o en el infierno. Que la paz est en todas partes. 72 En las Escrituras Hindes el Rig Veda, encontramos oraciones invocando a Dios para la satisfaccin de las necesidades fsicas y de otro orden mundano. En Sukat 53 de Mandal 6, tenemos: Oh, Seor de valor, oramos por todos los dones de Dios, que tengamos xito en nuestros esfuerzos y se nos conceda el don del alimento y de todas las cosas que son deseables. Oh, Dios de Amor, que nada nos impida ganar nuestro alimento en abundancia y que nuestros deseos se cumplan. En su Sandhya diario, los Hindes recitan : BRAHM , el ojo de las tres regiones y los DEVAS, est frente a nosotros. Por cien aos queremos tenerlo frente a nosotros, y cien aos queremos vivir para "verlo, para orle, para cantar sus alabanzas y para vivir felizmente en l y en oracin, por cien aos y ms. Los Vedantistas piensan tambin, y meditan en los Mahavakyas (sus aforismos tradicionales) : Aham Brahm Asmi (Yo soy Brahm ) y Tet Twam As (Yo soy lo que T eres) . La Gayatri es el ms sagrado Mantram, es una oracin al Seor para ser conducidos a l, el Sol de toda Luz. Khawaja Hafiz Shirazi, en un estado de intoxicacin Divina oraba a su Maestro, de esta manera: "Impotente soy yo y T eres bondadoso, separados estamos por millones de edades. Por pura compasin llvame a Tu morada. Atrado por Tu maravillosa belleza Te sigo, De otro modo no podra moverme una pulgada de mi sitio. Afortunado fue Ayaz, el esclavo de Mahmud, por haber ganado el favor real. Y sigue cantando: Es un orgullo privilegiado servir a tu puerta. Con tu mirada de Gracia hazme digno de ello. Shamaz Tabrez oraba a su preceptor de la siguiente manera: Oh, T, escanciador, sirve el vino del otro mundo, que puede dar una visin del Invisible, Un bocado del cual puede producir la Divina 73 Intoxicacin y cerrar los crticos ojos de la carne. Y abrir el ojo mstico interior. Y dice adems: Oh, Maestro, el avestruz vive en la montaa de Kaafa, T eres la verdadera morada del ave de mi alma, Cmo la buja es un altar para la polilla. Mi vida es mil veces sacrificada a Ti. Abre de par en par las compuertas del Agua de Vida y haz manifiesta la fabulosa fuente de KAUSAR, Concdeme la intoxicacin del amor y mantn anclada mi errabunda atencin. Mi nica Oracin es que T entres y ocupes Tu asiento en la Mezquita de mi cuerpo. Y santifiques mi pobre morada con Tu Sagrada Presencia. Entre los Musulmanes existe la siguiente oracin: En el Nombre de Dios, el ms Bondadoso, el ms Misericordioso, Alabado sea Dios, el Amante y el Sustentador de los Mundos; El ms Bondadoso, el ms Misericordioso; Maestro del da del Juicio, a Ti adoramos y Tu ayuda buscamos. Ensanos el camino recto, el sendero de aquellos en quienes haz derramado Tu Gracia, aquellos cuyo camino no es la ira, y que no marchan extraviados. Amn. Y aqu tenemos algunas oraciones al Maestro, de Kabir: Con las manos juntas, oro: Escucha, Oh Ocano de Misericordia! Concdeme los dones de la compasin, de la humildad, del conocimiento y la felicidad en la compaa de los Santos. Kabir, con el pensamiento fijo en Tus pies de Loto, ora: Oh, Gur! Hblame del Verdadero Sendero de los santos. Qu podra yo pedirte a Ti, porque me siento grandemente avergonzado, cometo pecados de los que T eres verdadero testigo; cmo entonces puedo complacerte a Ti? Mientras todos los defectos estn en m, T eres todo bondad, Si yo te olvido a ti, oro para que puedas T no olvidarme. 74 Oh, Seor! Pueda yo nunca olvidarte, aunque est en medio de millones, T puedes tener a muchos como yo, pero para m no hay nadie fuera de Ti. Si yo Te olvidara, Dnde encontrara abrigo? No puedo dar mi corazn a otros, SIVA, VIRANCHA o NARDA. Con todas mis faltas, no te enojes conmigo. El Maestro Perdona los errores de Su siervo. El olvidadizo Kabir est todo teido de vileza, Pero el Maestro tiene un corazn amoroso, Estoy hundido en pecado, en pecados sin fin, a Ti te corresponde perdonarme o matarme, Perdona, perdona y perdona una vez ms, Oh, Perdonador Divino. Soy un nio siempre en error, pero dependo de la Gracia del Padre. T eres la morada de virtudes infinitas y ningn vicio hay en Ti, pero cuando busco a mi propio ser, me encuentro lleno de toda clase de males. No hay una sola virtud en m. Escucha Oh Maestro Divino Es por el Poder de Tu Verbo que soy honrado en todas partes. Yo soy toda falsedad, mientras que el Seor es verdad Esterlina. Lleno de faltas soy, Oh, slvame a Tu voluntad. Nacido con un cardo en mis carnes, lleno de todo mal soy. T eres el gran donante y Salvador, Oh, slvame. Slvame Seor porque estoy preso en el gran remolino y ser arrastrado por la fuerte corriente si no me sujetas T. Para otros pecadores T eres un pozo de agua fresca, pero yo soy un ocano de pecados. Yo slo dependo del verbo del Maestro. Oye, Oh, Misericordioso, No s lo que es el amor, ni tengo yo virtud alguna, Me pregunto: Cmo obtendr el amor del Bienamado? Si encuentro al Maestro, gritar mi angustia, con mi frente en Sus pies le abrir mi corazn. T seor omni-permeante ests inmanente en todas las formas, 75 Si tengo que dejarte, Quin me llevar al otro lado?. El ocano de la vida es demasiado profundo para ser medido o descrito. Con tu Misericordia, Oh, Misericordioso, puedo yo encontrar pie. Lleno de mal, nada tengo de que alabarme y soy duro de corazn. Pero, perfecto como es el Maestro, l puede conducirme a la playa. Oh, Mi Maestro Perfecto! Sujtame fuertemente, y condceme a la meta, sin detenernos en el camino. Concdeme el don de la devocin, Oh, T, Ser de Munificencia! Nada deseo, sino servirte incesantemente. Maestro! T eres generoso y Misericordioso, Me estoy ahogando en medio de la corriente, Oh, condceme a la orilla. Cmo puede cortarse el amor entre T y yo? Como la hoja del loto mora en el agua, as moras T en tu siervo. Como el pjaro de la luna contempla a la luna, as contempla al Seor, tu siervo. Desde el principio al fin de los tiempos, hay amor entre T y yo. Cmo podra tal amor extinguirse? Kabir d ice, por lo tanto: Como el ro se precipita al ocano, as se precipita mi corazn en ti. ORA AL SATGURU Larga y dura ha sido la lucha de la mente, pero todo en vano, Omnipotente eres T, y lo puedes todo. Por qu entonces esta demora?. De arriba hacia bajo he vagado por la rueda de la vida, sin tener un xito jams. Oh, generoso Seor, ten misericordia, libera al espritu y concntralo todo, El archienemigo de la mente no es sino basura, Oh, siembra en l la semilla del amor. 76 Enamorado de falsos goces, no conoce la verdadera felicidad, Persiguiendo los placeres del mundo no ha probado la dulzura del Verbo, Qu he de hacer yo? Cmo pondr las cosas bien? Porque esta mente no acepta la Palabra del Maestro, Esta mente es una curiosa mezcla y no tiene inters en el SHABD. Cmo podr salvarse a s misma de la eterna rueda de los nacimientos y las muertes, Si no practica el Verbo dado por el Maestro?. Seguir revolcndose en el mundo y seguir presa en las guerras de YAMA (El dios de la muerte) Olvidada del Verbo del Maestro, sufrir terriblemente, Oh, Maestro-Inmanente en todo corazn, por qu no me conduces fuera? Nadie ms hay a quin pueda llamar mo, Oh, llvame a las moradas Celestiales. Ten ahora misericordia de m y condceme a Tu Morada Celestial segn Tu Voluntad. Enredado en los malos pensamientos, soy un extranjero en tierra extraa, Refrmame ahora y amorosamente pensar en Ti todo el tiempo. Me siento arrepentido y triste ya que no s cmo entrar en contacto con mi Amado. l vive en los altos cielos, mientras que soy una criatura terrena y desgraciada sin l. Oh, Satgur, escucha mi relato de dolor y scame de los dominios de la muerte; En absoluta impotencia, yo te ruego a Ti, Oh, escucha T, el Bondadoso y Misericordioso para todos, menos para este pobre desventurado. Cmo puedo hablarte de mi dolor, estoy acostado en un lecho de espinas. Oh, T Amado! Me has animado a volar a los cielos con las alas del amor, T Gracia me ha permitido encontrar al Amado, y escapar de las miserias y sufrimientos. Oh, Maestro, escucha Seor mi oracin, una y otra vez ante Ti me inclino: Expulsa de m al demonio y concdeme la proximidad de Tus amados pies de Loto. 77 Llvame a la seguridad de la playa, porque mi barca est presa en tremendo remolino. Nadie sino T es mo propio, slvame como cosa Tuya, Oh, mi Amado Maestro! Con todas mis maldades, soy todava Tuyo, y T eres el Dador ms all de todas las limitaciones. Presa soy de gran dolor, pena y afliccin, resctame segn sea Tu Voluntad, Te adoro con toda mi alma y corazn, y ante Ti hago sacrificio de todo. Ahora tengo un ancla poderosa, aunque Tu vala no conozco an. T has explicado el misterio de la Corriente Interna, pero el demonio de la mente no quiere escucharla. Vagando por los altos y bajos de la vida, mi mente sigue corriendo tras la fama y el renombre. Cmo puedo yo volverla en Tu direccin sin T amorosa Gracia, Oh Maestro? Oh, Seor de mi espritu: escucha mi oracin, arranca a mi mente de su rutina. Slo pido un don al Maestro : Que me haga reconocer al Verbo mstico, Toda mi vida he vagado con la mente. Oh, lbrame de la esclavitud de los KARMAS. Que mi conciencia entre hacia dentro y oiga el incesante Sonido, y la mente se inmovilizar. De esta manera podr yo escapar al eterno lugar de Sat-Shabd, (el verdadero Verbo mstico) . Concdeme la intoxicacin del Verbo, de manera que pueda permanecer en El absorto. Entonces el mal y el deshonor no me afectarn, porque estar siempre en Tu dulce recuerdo. No permitas que sea yo arrastrado por la corriente del tiempo, sino que concdeme el ancla del Verbo. 78 Mi mente se ha vuelto ahora humilde. Oh, Maestro! permite que se pierda a s misma en Tus pies de loto. Oh, Maestro, llvame a Tu morada; Soy un individuo inservible, siempre lleno de dudas y de ilusiones, Oh, T, el Misericordioso, llvame a Tu Morada. Ya no tengo cuenta de los pecados que he cometido, y mi mente ya no capta el Verbo. Qu deber hacer? la fuerza me falla y mi mente no encuentra reposo. Oh, Satgur, compadcete de m, porque estoy continuamente en estado de gran miseria. Ni la conciencia se concentra en lo interior, ni la mente se inmoviliza. Y no puedo apreciar la grandeza del Verbo. Me he lanzado por el Sendero de los Maestros, un Camino Real hacia la Espiritualidad. Por qu entonces Maestro no me das Tu mano? Este noble Sendero de los Maestros sufrir un gran retroceso si no tengo xito en mis esfuerzos. Yo grito y lloro desde mi egosta razn, y no me resigno a Tu voluntad. Una y otra vez te ruego. Oh, concdeme el Don de Tu Verbo. Oh, Maestro, siendo como eres el Verbo personificado, a Ti vengo en busca de alivio. Cmo puedo liberarme de las garras de la mente? Este es el problema de mi alma. Me ha lanzado un mortal hechizo de placeres mundanos, y as, estoy separado de mi Verdadero Hogar. Enmaraado en la red de los diez sentidos, me encuentro en un crculo vicioso. Habiendo sido expulsado por la dcima puerta, me encuentro vagando por las nueve salidas. Apresado en la telaraa del placer mundano, no encuentro Camino de salida de esta esclavitud. Adems del Maestro, no veo a nadie capaz de conducirme fuera de este desierto. 79 Lleno estoy de temor a YAMA (el seor de la Muerte), quin ms puede liberarme de este miedo? Me he degradado a vivir como las bestias, ya que jams he amado al Maestro. Como una rama cada del rbol, he sido desechado del Verdadero Hogar. Al Maestro ruego que me ayude a llevar mi mente a Sus Pies de Loto. Purifica mi corazn con Tu SATSANG; porque as se separar del cuerpo y har contacto con el Sonido Mstico. Y entonces beber el AMRIT (nctar) de la fuente de la inmortalidad. Y entonces desaparecern las penas y los dolores, y el alma ya no sentir temor. Entonces har contacto con el Principio de Sonido (Verbo o Shabd) y lograr el amor de mi Swami (Seor). Oh, Seor!, hazme Tuyo propio: He venido, porque busco refugio a Tus pies. Sar Bachn. HIMNOS DE MIRA Mucho he sufrido aqu dentro, Disipa mi pena y mi escepticismo. Ahora estoy en busca Tuya, Oh Seor, Llvame ms all de los lmites de la afliccin, Todo el mundo inundado est con la corriente de nacimientos y muertes Oh, Seor de Mira . . . Girdhar Nagar! Resctala de la gigantesca rueda de los nacimientos. No encuentro paz sin verte a Ti, porque conozco la profunda angustia de mi corazn, Una y otra vez subo al mirador a ver si estas viniendo ; y mis ojos se han hinchado de tanto llorar, El mundo entero es falso y transitorio ; y lo mismo son los amigos y parientes ; Con las manos juntas oro, para que T puedas orme, Esta mente ma, esta gran bandida, se porta siempre como un elefante desbocado. El Maestro, habiendo explicado el secreto, me ha llevado a Su seno y estoy en paz. Oh, Girdhar Nagar . . . el Seor de Mira! Completamente absorto estoy ahora en Tu contemplacin. 80 En todo momento siento Tu inmanencia por todas partes, y al verte, me siento bendecido. Mis parientes se han convertido en enemigos y me odian, todos y cada uno de ellos. Solo T eres el que me desea bien. Mi barca est perdida en alta mar. Me siento inquieto todo el da, y de noche no duermo. Por la constante espera y vigilia, me he tornado delgada como una espina. La flecha de amor ha atravezado mi corazn y ni por un momento puedo olvidar los dolores del amor. T salvaste al maldito Ahilya, del estado de una piedra en la selva, Oh, qu tienes en contra de Mira . . . Oh, dmelo. El perfecto Gur, Ravi Dass ha venido de la Morada Suprema, a rescatarme, y ha abierto el Sendero para m, y me ha convertido en una con el Seor. Soy arrastrada por una horrorosa corriente. Slvame, Oh Seor, a Tu Voluntad. Oh, nada es mo en este mundo, pero T eres mo. Todos mis amigos y parientes; todos y cada uno se han apegado a m por motivos egostas. Que el Seor de Mira escuche sus splicas, Concdele el Don de Tus Pies, si es Tu voluntad. DE DHANI DHARAM DASS Concdeme, Oh, Maestro, el don de la devocin, porque T eres el Gran Donante. Mi deseo es no olvidarte en toda mi vida y siempre servirte, Los peregrinajes, los ayunos o las vigilias no me atraen, ni tampoco el culto a los dioses. No puedo tener otro deseo, salvo T; T eres todo para m, Oh, T, el poseedor de todas las riquezas! 81 Nada necesito yo cuando tengo a mi lado a un Maestro Perfecto. Ni siquiera en sueos quisiera pensar en mujeres, fortuna e hijos, sino slo en Ti y en Tu grandeza. Escucha T la oracin de Dharam Das, Oh, generoso Seor! Scame del remolino y hazme Tuyo. Surdas oraba de la siguiente manera: Oh, Seor, ten piedad de m, T el conocedor de todos los corazones, en m no hay virtud. de m mal no puedo liberarme ni siquiera por un momento, Tengo en mi mente una gran carga de astucia y de engao. Enredado en la mujer, hijos y riquezas, he perdido mi propio Ser. Oh, ven al rescate de "Sur", porque su barca est a punto de naufragar. DE LAS ESCRITURAS SIKHS Estamos separados de Ti por nuestros propios actos, muestra Tu misericordia y llvanos de nuevo contigo. Habiendo vagado en todas direcciones, cansados y agotados hemos llegado a Tus Pies. Tal como una vaca estril no tiene valor y como los vegetales sin humedad se secan y no tienen precio, as, nosotros los indignos no encontramos paz sin el Amado. Si el Amado no se revela en la casa (cuerpo) , ste y la ciudad misma en donde uno vive es un desierto. Y toda la decoracin y adorno del cuerpo es inservible. En ausencia del Amado, todo amigo y todo pariente aparece como ngel de la muerte (Yamadute). Nanak ora: Bondadosamente, concdeme el don de Tu Verbo Sagrado, y neme al Seor que mora para siempre. Bara Maha 133 Mi mente aora la contemplacin del Seor, como un hombre sediento ansa el agua. Mi corazn est atravesado con el dardo del amor de mi Seor, y slo El conoce mi estado de miseria. Solo aqul que me narrare historias de mi Amado es un hermano para m. 82 Venid y reunos hermanos, aceptad el Verbo del Maestro y cantad alabanzas a mi Amado. Oh, Seor!, realiza el deseo de Nanak : Concdele tu sagrada visin, el anuncio de paz. Oh, Madre! Cmo puedo encontrar a mi Amado, el Seor de mi alma? No soy hermoso, ni sabio, ni fuerte, Soy un extrao que viene de lejos No tengo riquezas ni poseo juventud. Concede Tu refugio (Sharan) a esta indefensa criatura Enfermo de amor estoy, de tanto buscar por todas partes he vagado, sediento de una visin del Seor Ahora, Oh, Nanak!, el Misericordioso Seor ha saciado mi sed con el contacto de los Santos. Gauri M . 5 Oh, Ocano de Misericordia! Reside siempre en mi corazn Yo solicito el polvo de los pies de Tus sirvientes, para frotarlo una y otra vez en mi frente. A las mayores profundidades he cado, pero estoy seguro de ser purificado al cantar Tus alabanzas. Que Tu voluntad sea dulce para m, y que cualquier cosa que T hagas me sea placentera. Que cualquier cosa que T me enves la acepte yo de buen grado y que nada ms desee; sabindote siempre cerca de m, yo slo deseo ser el polvo de Tus sirvientes. Si logramos la compaa de Tus Santos, slo entonces alcanzaremos al Seor. Siempre somos Tus servidores y T eres nuestro Maestro, Nanak dijo: Yo soy un nio y T eres mi padre y mi madre, Y Tu NAAM es en mi boca como un nctar exhilarante. Todi M . 5 Es a travs de Ti que vivo, no me abandones ni por un instante Oh, concdeme slo un don: Destruye mis dudas y protgeme Oh, Amado, T el Conocedor de todos los secretos; La riqueza del Verbo es ms que millones de reinos terrenos. El nctar de Tu vista es para m, el mayor de los honores; Oh, 83 Amado Omnipotente! Concdeme el poder de cantar continuamente tus alabanzas. Oh, Benefactor de todas las almas, en Ti me refugio, Nanak, con todo amor se sacrifica a Tus Pies . . . Todi M . 5 Seor, convirteme en el polvo de Tus pies, Misericordioso Amado, el Cautivador de m corazn. S lo inmensamente bondadoso como para satisfacer esta ansiedad ma, Tus alabanzas son cantadas en las diez direcciones, Tu omnisciente sabidura est presente en todas partes; Aquellos que cantan tus alabanzas, mi Seor, no tendrn pesadumbres al abandonar este mundo. El contacto de los Santos nos libera de toda pena y atadura. Nanak sabe que todos los placeres, riquezas y deleites no tienen importancia alguna sin el amor del Seor. Todi M . 5. Nada existe fuera de Ti, oh T el Creador, y todo sucede segn Tu deseo. Toda m fuerza proviene de Ti y tambin el sustento de mi mente ; Nanak solamente medita en Ti. Oh, Par Brahm, T eres el ms grande Benefactor y Sustentador de todo, T eres, y T siempre sers: Inalcanzable, Incognoscible, el Ms elevado y el Infinito. Aquellos que Te sirven son liberados del miedo y del dolor. Por la Gracia del Gur, Nanak canta Tus alabanzas. Todo aquello que vemos ha evolucionado de Ti, Oh T, el ocano de Bondad, hermoso Seor, Oh, buscador, recurdale siempre a l ; pero la remembranza, Oh, Nanak, "slo viene con su Gracia". Soy un humilde sirviente de uno que medita en Ti, Y la compaa de El libera a todo el mundo, Nanak dijo: Oh, Seor! Yo oro por el luminoso polvo de los pies de los Santos: realiza esta ansiedad ma. Tilang M . 5. 84 T eres el ms amante Seor, con muchos discpulos como yo, T eres el Ocano de Joyas, de profundidad inconmensurable, T, Oh, Sabidura Suprema! S misericordioso conmigo y dame la comprensin para meditar continuamente en Ti. Oh, mi ser, no seas vano ni orgulloso, sino humilde como el polvo, porque ese es el camino a la liberacin. El Seor de Nanak es el ms elevado de todos, y al igual que Nanak muchos sirven a Su Voluntad. Suhi M . 5 S bondadoso, Oh, Seor, para que mis ojos contemplen Concdeme millones de lenguas, m i Amado, Para que pueda yo cantar Tu NAAM. El cantarte a Ti me salvar del sendero de YAMA y desvanecer toda pena y dolor. El Seor permea el agua, la tierra, el ter y todo lo dems, y yo le veo en todas partes. Toda duda e ilusin se ha desvanecido, y al Seor veo ms cerca entre lo cerca, Oh, Seor!, s misericordioso con Nanak para que pueda obtener tu bendita visin. Oh, Amado Seor, concdeme millones de odos para poder siempre escuchar Tus alabanzas, El escuchar es lo que purifica la mente y lo que destruye la esclavitud del tiempo, Toda esclavitud termina con la meditacin continua en el omni-presente, Y luego viene el regocijo y el Verdadero Conocimiento, Por la constante repeticin de Su Nombre (NAAM) nos concentramos en un estado sin esfuerzo de Bienaventuranza. La remembranza del Seor que quema todos los pecados y los pensamientos malignos vuelan como por encanto, Nanak ora: Oh, Seor, s bondadoso para que los hombres puedan or la Voz del Verbo Omni-Presente. Millones de manos te sirven, y millones de pies marchan por Tu Sendero. Tu Verbo es la nave que nos transporta por sobre el Ocano de la Vida y la muerte. Quien en esa nave se sienta, cruza el BAVASAGAR (el tenebroso ocano de la vida y la muerte) , y es bendecido para siempre, con la realizacin de todos sus deseos. Los ms mortales pecados se desvanecen, cediendo lugar a la Bienaventuranza, y el Mstico Sonido se hace audible, Cualquier cosa que la 85 mente desee, eso sucede, El imposible Sonido del Verbo es una gema sin precio, Nanak dice : S bondadoso y concdenos el don de traficar siempre por Tu Sendero. Este es el Don, este es el honor, este es el tesoro de NAAM, y afortunado es el que lo encuentre; Esta es la deliciosa delicia, y el ms grande gozo, para uno que medita a Sus Pies: Ahora la mente est absorta en la contemplacin de Sus Pies, y ha buscado refugio en El, el Creador de todo. Todo es tuyo, Oh, Seor! y T eres mo. Oh, Seor de Misericordia, Soy un individuo sin vala y T eres un Ocano de Bienaventuranza: Esta realizacin se produce por la compaa de los Santos. Nanak dice: El Seor ha sido bondadoso : Mi mente est ahora absorta en la contemplacin de Sus Pies de Loto. T eres mi Padre y T eres mi Madre, T eres mi pariente y T eres mi hermano, T eres mi protector en todas partes, Qu miedo puedo yo tener? Por medio de Tu misericordiosa Gracia Te encontr, T eres mi refugio y tambin mi honor, Nadie ms hay fuera de Ti, Todo lo que sucede es obra Tuya y no de nosotros. Majh M . 5 T eres nuestro Seor y a Ti oramos: El alma y el cuerpo son dones Tuyos, Para nosotros, T eres madre y padre, y somos Tus criaturas; por Tu bondad, inmensa felicidad obtenemos. Nadie conoce tu grandeza, T eres el Ms elevado Seor de todo. T eres el Sustentador de toda la Creacin. La que fue creada por Ti y obedece a Tu Voluntad. Solo T conoces Tu bastedad. Nanak est siempre vertindose en Tu amor. Gauri M.5 86 Oh, benefactor de esta alma indigna! Mi vida, mi cuerpo, y mi mente son Tuyos, Cmo puede uno calibrar Tu grandeza? Qu inteligencia puede un esclavo comprado, mostrar? Todo mi cuerpo y mi alma son Tuyos : Oh, el ms hermoso y atractivo de los Amados! Todo lo que tengo dar por un vislumbre de Ti, T mi Benefactor, Oh, Seor! Soy un pobre mendigo a Tu puerta, y T eres siempre bondadoso. Nada hay que pueda yo hacer. Oh, Maestro!, solo T eres Inalcanzable e Ilimitado! Qu servicio puedo yo prestar?, Qu palabras puedo pronunciar para complacerte? Cmo puedo obtener Tu DARSHAM (un vislumbre Tuyo) ? No podemos conocer Tu Grandeza, ni Tu Existencia Infinita: Mi mente ansa una mirada a Ti. Persisto en rogarte sin tener el ms mnimo sentido de verguenza, que me concedas el Don del luminoso polvo de Los Pies de Tus Santos, para con l frotarme la faz. El Maestro ha mostrado Su Misericordia, Oh, Nanak! Y el Seor me ha liberado por su Gracia. Suhi M . 3 Quin es nuestro fuera de Ti? Oh Mi Amado, el Sustentador de mi aliento de vida. Solo T conoces el estado interno de mi mente, y solo T eres el Buen Amigo: Toda felicidad ha derivado de Ti. Oh, mi Maestro! Indescriptible, Incolumbrable, Tus distintos juegos no puedo describir. Oh, T el Ocano de toda Bondad, y de la fuente de la verdadera felicidad. T eres el Seor Inalcanzable y Omni-Presente, pero eres conocido a travs de la Gracia del Maestro. 87 T has eliminado, todos mis miedos, y me has liberado al terminar con mi egosmo. El miedo a la vida y a la muerte se desvanece tambin en la compaa de los Santos; Yo toco los Pies del Gur y le sirvo, Y un milln de veces sacrificado mi propio ser, por aquel cuya Gracia me ha hecho cruzar el ocano del miedo, Nanak dice: He encontrado ahora al Amado. Gauri M . 5 T eres mi protector aqu y en el ms all, T me has nutrido en el vientre de mi madre: El fuego de MAYA no puede afectar a aquellos que estn intoxicados con Tu amor, y estn absortos en Tu, Santa contemplacin. Qu cualidades Tuyas podra describir? Yo realizo Tu presencia en mi alma y cuerpo: T eres mi Amigo y Maestro. A nadie ms conozco fuera de Ti. A quien quiera que T tomases bajo Tu proteccin, ni un hlito de quemante aire le tocar. T eres el Seor, y en Tu SHARAN (refugio) uno logra inmensa felicidad. T te haces conocido a travs de la meditacin en la compaa de los Santos: T, el Ms Elevado, el Ilimitado, el Sin Precio. T eres el Maestro y yo Tu humilde esclavo: T eres Seor, La grandeza verdadera, Nanak sacrifica todo su ser por Ti. Majh M.5 ANSIANDO LA SALVACION Ruego no olvides a Tu siervo, y si no, por otro motivo, considera mi previo amor por Ti y posee mi corazn. T eres Bondadoso y Elevador del cado, y as, no consideres nuestras faltas. T eres mi alma, el mismsimo aliento de vida, T eres toda mi riqueza y felicidad. 88 Bondadosamente quema el velo del egosmo que me separa de Ti, Cmo puede un pez vivir sin agua.?, Y cmo sin leche un infante? Nanak tiene sed de la luz de Tus Pies de Loto: Un vislumbre de Ti trae toda la felicidad que uno necesita. Bilawal M .5 Bendito es el amor que se vierte a s mismo en los Pies de Loto del Amado. Cuando afortunadamente encontr yo al Perfecto, obtuve el fruto de millones de austeridades y meditaciones, Soy un pobre esclavo Tuyo y slo dependo de Ti, ya que nada ms tengo de qu depender. La repeticin del Nombre del Seor ha desvanecido todos mis miedos, y con el coliririo de Tu Verbo (toda sabidura) he sido despertado del largo sueo de la ignorancia, T eres Insondable y Extremadamente Grande, Oh, Seor!, el in- variable Ocano de bondad, lleno de Joyas. Nanak busca y ruega por el divino NAAM y se inclina ante los pies del Seor. Kanra M .5 Seor, se bondadoso, y abrgame en tu SHARAN (refugio), Porque no s cmo servirte, bajo e ignorante como soy, Tengo el orgulloso privilegio de tenerte a Ti como mi Amado. Todos somos pecadores y cometemos errores, mientras que T eres el Benefactor del indigno. Tras MAYA corremos dando la espalda al Seor! As son nuestros actos. T nos das todo, en Tu Compasin, y nosotros somos encallecidamente ingratos a Ti. Enmaraados en Tus dones, olvidamos al Divino Dador. Nada hay fuera de Ti, Oh, mi Libertador, Nanak dice : Oh, he venido a buscar Tu refugio, libera tambin a este pobre lleno de torpeza. Bilawal M .5 89 Oh, Hari! slvame de la desgracia, ya que gran miedo tengo de YAMA (muerte) . He venido a Tu SHARAN, Oh, Ocano de Misericordia: Soy loco y ambicioso y me he agotado pecando y pecando ; El miedo a la muerte me ronda por dentro y por fuera. Estoy siendo consumido por los invisibles fuegos internos. Muchos remedios he probado para lograr la salvacin, y en las diez direcciones he buscado, Pero los secretos del Seor, que reside dentro, no puedo hallar. Vaco de virtudes, no he hecho meditacin ni austeridades. Qu debo hacer ahora ?. Oh, Nanak!, exhausto y derrotado como ests, busca t Su refugio y ora por el don de la intrepidez. Jatsari M .9 Escucha mi oracin, Oh, mi Seor! Tu discpulo soy, aunque lleno de pecados, Tu eres el destructor de todo mal ; siempre bueno y hechicero, el Dispersador de penas y dolores, Concdeme refugio a Tus Pies, y protgeme, Oh, T el Absoluto Omni-Permeante . Asentado en los corazones de todos. T nos ves y nos escuchas, porque T ests ms cerca que el ms cercano, Oh, Seor!, escucha la oracin de Nanak : slvame porque soy Tu discpulo. Siempre eres Todopoderoso, mientras que somos pobres mendigos enmaraados en las atracciones mundanas. Oh, scanos del lodo y libranos de la esclavitud de la mente y de la materia, Porque a cada momento estamos pagando la pena por nuestras culpas. Oh, mi Creador, T eres libre de apegos y de toda limitacin. Cansado estoy de mi vagar por tantas encarnaciones, Oh, ten misericordia de m, Nanak ora: Yo soy el esclavo de Hari, El Seor es el sustentador de mi aliento de vida. 90 T eres Todopoderoso, mientras que yo, Seor, tengo una inteligencia inferior; T sin embargo, provees hasta para el ingrato. Perfecto como eres en T Visin de Misericordia; Oh, creador, T ests ms all de la comprensin y eres Ilimitado, mientras que yo soy bajo y no s nada, Con la espalda vuelta a las perlas, recojo conchas, bruto, bajo e ignorante soy. La duramente ganada MAYA (riqueza), recogida por buenos y malos mtodos, es transitoria y desaparece en lo que demora un parpadeo. Nanak busca refugio en el Omnipotente, Oh, slvame de la ultrrima desgracia. Bihagra M .5 Somos sucios, T eres Puro: somos indignos de Ti Oh, Benefactor, Somos locos, T eres todo sabidura y Poseedor de todos los poderes (artes). Oh, Amado, que mundo de diferencia hay entre los dos; Nosotros tan imperfectos, T tan perfecto; nosotros tan pecadores, T el Destructor de todo pecado. Oh, hermoso Amado: T has creado todo, y a todos has provisto de vida, de cuerpo y de alma, Este pobre ser indigno no tiene cualidades, y sin embargo, todo le das en Tu bondad. T haces bien, lo cual nosotros no apreciamos, sin embargo, eres siempre bueno, Oh, Seor!, protege a Tus criaturas, T el tesorero de todo, T el eterno Rey. La creacin Te ruega; Nanak dice: Bajos como somos, slvanos por amor a Tus Santos. Sorath M .5 Hazme Tuyo, Oh, Misericordioso, porque he buscado refugio a Tu puerta, Slvame, Oh, Benefactor del pobre, me he agotado en la bsqueda de Ti, Est en Tu naturaleza amar a Tus devotos y levantar al cado; Nadie hay fuera de Ti para escuchar mi oracin, Yo oro : Llvame hacia arriba, Oh, Misericordioso, y scame del ocano de SANSARA, cogiendo mi mano. War Jaitsari M .5 91 Oh, mi Amado, escucha, Cmo vago solo en el desierto?, Cmo puedo tener paciencia sin el Amado, Siendo El como es, libre de preocupaciones? Una mujer no puede vivir sin su esposo durante las largas y tortuosas noches. No puedo dormir un segundo, slo anso mi Amor, Oh, escchame T a m, Nadie tiene simpata por m en ausencia del Amado, y en mi soledad lloro. Nanak dice: la mujer obtiene a su Amado si realmente si siente triste y miserable sin l. El Amado de mi vida me ha dejado, quin hay aqu que con l pueda unirme?. Hay felicidad cuando el Amor une, porque entonces el Verbo, (Sonido mstico) se hace placentero, Cuando el Verbo se hace bienaventurado, llegamos al lugar correcto, con la lmpara (mstica) interna iluminando el cuerpo. Escucha mi amigo, nos hacemos verdaderamente hermosos cantando las alabanzas de la Verdad Suprema. Cuando el Sat Gur me une con el Amado, tengo el placer de su compaa. Y el Verbo Divino lleno de nctar, me hace boyante de felicidad, Nanak dice: una mujer encuentra la verdadera felicidad cuando el Amado la ama tambin. Aunque nos olvidamos de Ti, Tuyos somos an, Oh Seor. Gahuri M .1 Incluso si cometo errores, an tengo el orgulloso privilegio de pertenecerte, aquel cuya mente se ha marchado, morir seguramente por la pena de haberlo hecho as. Cmo podra dejar el lado de mi Amado cuando veo que l es Sustentador de mi alma?. T eres mi amigo y mi pariente, y yo estoy altamente orgulloso de Ti. Cuando T ests dentro, me siento feliz y mi pobre ser es altamente honrado. 92 Ahora que has sido tan bondadoso conmigo ; Te ruego, no me dejes mirar a otra parte, y permteme conservar el don de Tu remembranza siempre encerrado en mi corazn. Leguas enteras he de caminar para obtener tu DARSHAN (mirada de amor). Me encantar escuchar Tus historias, si ello Te complace, y al Satgur, Millones de soles y lunas no pueden igualar la gloria de uno de Tus Cabellos; T eres el ms grande entre los grandes; el Indescriptible y el Inefable. No puedo alabarte bastante; Tus amigos son millones, y todos son superiores a m. Concdeme una Bondadosa mirada, y ser la criatura ms feliz. Al verle a l, mi mente obtiene la Paz Suprema, y toda enfermedad mental me abandona. Cmo puedo olvidar a Aqul que me satura con Su Divina Presencia?. Con gran humildad me arrojo a Sus pies, y El me hace Suyo cuando lo pido. Nanak lleg a l con la ayuda de un Santo, porque as estaba dispuesto. Suhi M .5 T eres mi Padre, T eres mi Madre, T eres mi alma, y vida, Oh dador de Felicidad; T eres mi Maestro, y yo soy Tu esclavo, y fuera de Ti, nada ms es mo. Bondadosamente concdeme el que pueda cantar Tus alabanzas noche y da. Somos Tus instrumentos, y T ejecutas en ellos. Somos mendigos a Tu puerta concdenos el don Oh, Benefactor nuestro! Por Tu Gracia puedo yo gozar de interna Bienaventuranza Porque T ests permeando a todo corazn. Slo por Tu Gracia puede uno repetir Tu dulce NAAM y cantar Tus alabanzas en compaa de Tus amados Santos, Por Tu Misericordia son eliminados nuestros dolores, y por Tu Gracia se abre el loto del corazn. Amorosamente me arrojo a los pies del GURUDEV (forma radiante del Maestro). Cuyo DARSHAN es fructfero y cuyo servicio es purificador. 93 S Bondadoso, Oh, mi Seor!, que Nanak pueda constantemente cantar Tus alabanzas. Seor!, qu desvalida criatura soy, T me has elevado a la forma humana, desde un bajo nacimiento Y en ello se encuentra Tu Grandeza, T eres el Seor de todo, el Dador de alma y de aliento de vida, Y nadie puede describir Tus numerosos atributos. Amado de todos, a todos provees T de alimento, T el sustentador de toda vida, Nadie conoce Tus misterios, permeando como ests T en las vastedades y en el ms All, porque todo es manifestacin Tuya. Nanak ora : Concdeme la barca que es la compaa de los Santos, para cruzar el ocano de la vida y la muerte. Sarang M .5 Gurdanos como Te plazca, nos hemos puesto bajo tu SHARAN (Pro-teccin) Da y noche cometemos errores, y el Seor nos perdona y protege nuestro honor, Somos Tus criaturas siempre en error, y T eres nuestro Gur y Padre, Oh, danos buenos consejos; Nanak es Tu siervo, slvalo de la desgracia. Asa M .4 IMPLORANDO AL DON INIGUALABLE DE NAAM Satgur, a Tus pies he venido: Concdeme la felicidad del NAAM, para el honor Divino y librame de toda ansiedad. En otro lugar de descanso, no puedo pensar, y como ltima esperanza me encuentro a Tu puerta. Sea que lo merezca o no, Oh, slvame, a Tu voluntad, porque mrito no tengo alguno, T siempre perdonas, siempre bondadoso y sustentador de todo. Nanak ha buscado refugio con los Santos; bondadosamente protgele esta vez. Todi M .5 La verdadera vida obtengo por una mirada a Tu faz Divina, y feliz me siento ciertamente, 94 Escucha esta mi oracin, Oh, Seor: Hzme Tu discpulo y concdeme el don de NAAM. Y gurdame bajo Tu proteccin, mi Benevolente Seor; Raros son los que aprecian la Gracia del Gur. Escucha mi llamada, Seor y Amigo: Deja que Tus pies de Loto moren en mi corazn. Nanak slo pide una cosa, no te alejes de mi recuerdo, Oh, T el Ocano de Toda Bondad. Suhi M .5 Oh, Seor, se bondadoso y concdeme el que podamos cantar Tus alabanzas, ansiosamente espero el da en que el Seor me apretar contra su pecho. Somos criaturas sin sabidura y estamos empapados en la ms negra ignorancia, T Padre nuestro, Haznos comprender. Los hijos, una y otra vez cometen errores, mientras el Padre de todos an les ama. Cualquier cosa, Oh, Seor, cualquier cosa que nos des, con alegra lo aceptamos, porque no tenemos otro refugio a donde volvernos . El Seor ser caro a aquellos devotos que son caros al Seor, Por medio de Tu Gracia nos fundiremos en Ti, Slo por medio de Tu Gracia podemos constantemente recordarte. Nanak ha venido a la puerta de Hari, El le salvar de la desgracia. Kalyan M .4 PARA RECIBIR LA SOLEMNE OPORTUNIDAD DE SERVIR A LOS SANTOS Y PARA AUTO-RENDIMIENTO AL SEOR Oh, Misericordioso, a Ti te ruego, hazme un esclavo de Tus sirvientes: Cuando T me hablas, me siento feliz, tengo toda la riqueza y todos los reinos. El tesoro del nctar de NAAM es abundante en la casa de los devotos del Seor. Me siento exaltado en compaa de ellos, porque oigo Sus alabanzas. Mi cuerpo se purifica en el servicio de ellos. 95 Para ellos traigo agua, les abanico, muelo su maz y siento felicidad lavando sus pies. Nada puedo hacer por m mismo. Demustrame Tu Gracia, Oh, Seor! Dame un lugar para vivir con los Divinos Santos. Gujri War M .5 Bondadosamente mustrame Tu Misericordiosa Faz para que pueda cantar Tus Alabanzas al alba y al ocaso y limpiar los pies de Tus siervos con los largos cabellos de mi cabeza. Este es mi deseo interno, Oh, Maestro! Porque nadie hay fuera de Ti en quien pueda yo pensar. Yo medito en Tus pies de Loto y miro hacia Ti; Seor Misericordioso! El Maestro de todos, Con las manos juntas, oro para que Nanak, Tu siervo, pueda repetir Tu Divino NAAM, y llegar al Ms All en el pestaeo de un ojo. Gujri War M .5 Oh, Seor, slo un deseo tengo: Oh, Tesoro de misericordia y benevolencia, Hazme un discpulo de Tus santos; Har obediencia en las tempranas horas de la maana y reverentemente contemplar Sus faces da y noche, y me dedicar a Su servicio en cuerpo y alma. Cantar siempre las alabanzas del Seor con mi lengua, y Con cada aliento de mi vida, recordar al Seor, y permteme da a da vivir con Tus Santos. Mi nico aliento y riqueza es Tu Divino NAAM As Nanak goza de la eterna Bienaventuranza. Dev Gandheri M .5 Un favor concdeme: Deja que mi frente se pose en los pies de los Santos, Que mis ojos tengan Su Darshn (mirada) Que mi cuerpo yazca en su polvo luminoso; Que el verbo del Gur surja en mi corazn y que el Nombre del Seor habite en m. 96 Librame de los cinco mortales pecados (lujuria, ira apego, avaricia y egosmo ) Y quema todas mis dudas e ilusiones, Oh, Maestro. Cualquier cosa que T hagas, debemos considerarla para nuestro bien y no tener por ello pesares. T eres el benefactor de Nanak, Oh, Seor! Librame por la compaa de Tus Santos. Bilawal M .5 PARA REFUGIO DE LAS CINCO PASIONES Slvame Padre Mo!, que ninguna virtud tengo, mientras T eres Todo-Virtud, yo estoy solo y tengo que luchar con cinco enemigos. Protgeme, Oh, Salvador!, el enemigo juega en forma terrible conmigo y me hace tremendamente desgraciado. He venido, por lo tanto, a Tu SHARAN (refugio ) para evitarlos, he probado todos los SHADNAS (disciplinas) mas ellos no me abandonan. Habiendo odo del poder de proteccin de los Santos, a ellos he venido en busca de alivio. Bondadosos fueron ellos al venir en mi ayuda, y por medio de ellos he encontrado gran consuelo. Los Santos me han dado una leccin de valenta y Su Verbo he practicado, As conquist a los tremebundos enemigos, por medio del arrobador BANI (Sonido Mstico). Nanak dice: Yo, habiendo visto la Luz, he alcanzado la Profunda Inmovilidad (El Supremo). Gauri M .5 T me liberars de las pasiones, falsedad, apego y hablar mal de los dems; Arranca de mi las propensiones malignas y llmame cerca de Ti ; Y hazme conocer Tu Voluntad. Los siervos de Hari cantan canciones de felicidad. Oh, ensame el camino para nunca olvidarte ni por un solo momento. Afortunadamente, Nanak encontr al Gur Perfecto, y desde entonces su mente ha dejado de vagar por todas partes. Sorath M .5 97 A nadie conozco fuera de Ti; T ests conmigo, T mi amigo y compaero, Oh, Seor! Qu miedo puedo tener cuando T eres mi ancla y mi esperanza? Ni por un momento me dejas olvidarte, est de pie o sentado, en cama o fuera de ella. Tenme siempre en Tu SHARAN (Proteccin) porque este mundo es un horroroso ocano de fuego. Oh, Satgur de Nanak! T eres el dador de la felicidad verdadera y nosotros somos Tus criaturas, Oh, Seor! Asa M .5 G E N E R A L: ORACIONES PARA TODOS Todos los pecados de los devotos de los Santos, que sirven al Seor, son eliminados y lavados. Se bondadoso con nosotros, Oh, Seor! y tennos en compaa de aquellos que Te son caros. Mi Seor! Tu Grandeza no puedo describir. Nosotros con el peso muerto de los pecados, como una rueda de molino atada nos hundimos, nos hundamos en la corriente, cuando T, bondadosamente, nos levantaste. Por muchas encarnaciones hemos sido atrados por los detestables atractivos del mundo, pero cuando entramos en contacto con los Santos, fuimos salvados. El oro se purifica al calentarse al fuego, lo mismo sucede cuando nuestra sucia mente se eterealiza. Recita da y noche Su NAAM y satura tu corazn con el amor de Hari, Su NAAM es un remedio perfecto en este mundo; nuestro egosmo se termin tambin por el Poder de Su Verbo Sagrado; Hari es nico, y est ms all de nuestra comprensin, y ms all del ms all, Oh, la ilimitadamente Consciente Personalidad. Se Bondadoso con Tu Siervo; Nanak ha venido a Tu SHARAN (refugio). Dhanasri M .4 Somos ciegos; y ciegamente enredados en el estupefaciente gozo de los sentidos, Cmo podramos seguir el Sendero del Gur? 98 Slo por la Gracia del verdadero instructor, podemos unirnos a Su rebao. Dhanasri M .5 Nadie hay tan pobre como yo, ni nadie tan misericordioso como T, Qu se necesita entonces? Yo solo tengo una mente vacilante, Oh, condceme a un Santo Perfecto. Cuando desborda mi amor por el Seor, Por qu permaneces silencioso, Oh, Madho? Por muchas encarnaciones hemos estado separados de SACH KHAND; Pero esta vida he dedicado a Ti. Ravi Das dice: vivo con la esperanza de lograr Tu sagrado DARSHAN, el cual hace mucho tiempo que no he tenido. Dhanasri Ravi Das Qu cualidades Tuyas podramos describir? Oh, Maestro! T eres Ilimitado y Ms all de toda descripcin. Da y noche cantamos las alabanzas de Tu NAAM, y esto es nuestra nica esperanza. Somos ignorantes y no sabemos cmo cruzar hasta Ti. El humilde Nanak es Su esclavo, y no ms que un aguador, Haz de nosotros lo que te plazca, porque ahora vivimos bajo Tu proteccin. A cada paso cometemos errores, pero T eres el perdonador y el cuidador de nuestro honor. Somos Tus ignorantes criaturas, y T eres nuestro Padre y Maestro. Oh, ensanos el sendero. El sac a Nanak de la servidumbre y le ha aceptado como Suyo Propio. Asa M.4 Oh, Maestro!, ten misericordia de nosotros, y llvanos a Ti mismo. Somos una carga sin valor y T puedes llevarnos a nuestra Meta. Malar M.4 99 Oh, Maestro!, ven y neme, que mucho tiempo he estado separado del Seor. Mi cuerpo y mi mente han sido librados del apego, Oh, llvame con la luz de Dios. Asa M.4 Habiendo renunciado a todas las cosas, A Ti he venido, mi Maestro, Oh, cbreme con Tus alas y haz de mi lo que te plazca. Suhi M.5 El Maestro es el verdadero devoto del Seor Y as, a El oro; Somos criaturas indignas, y Tu proteccin buscamos" Oh, concdeme el don de Tu Verbo. Gujri M .5 Viendo al mundo en llamas, al Seor nos hemos vuelto en busca de refugio. Oh, Maestro!, slvanos y lbranos porque en ello se encuentra la gloria de Dios. Vad hanas M .3 Estoy purificando mi corazn, para hacerlo digno de tu Altar. Oh, verdadero amigo a Ti he venido por refugio. Ensame el Sendero a Dios. Sorat M .5 Slo T conoces Tus misterios, Porque T eres completo en todo; Oh, concede refugio a un pobre hurfano y condcele a la meta que es su destino. Gauri M.5 A mi Maestro oro, que me una con mi Seor, al encontrar a Quien podr hallar paz y libertad de la muerte. Sri Rag M .1 Cuando oraba yo por la compana de los Santos, los verdaderos Devotos del Seor vinieron a m; Fue mi buena suerte el que me hiciera Suyo. Todi M .5 100 Nanak ora al Maestro para poder ser unido a Dios. Suhi M.1 Oh, mi Amado! concdeme el Sagrado Verbo de Dios. Para aquellos que tienen plena fe en el Maestro, las preocupaciones han terminado. Sarang M .4 Oh, Maestro!, A Tu redil he venido, para obtener la, paz del Verbo Divino y la Gracia de Dios, y ser liberado de toda preocupacin. Todi M.5 Puedo yo vivir contemplndote, Oh, Maestro, y puedan mis actos dar fruto. Esta es nuestra oracin a Ti, Oh, Seor, Concdenos el don de Tu Verbo y haznos Tuyos. Suhi M .5 Esta es mi nica oracin a Ti: que entregado a Tu meditacin, sea yo teido en Tu color. Bilawal M .5 T, Dador de todo don, concdeme que pueda yo ser liberado de toda vanidad y ego, de lujuria, avaricia e ira. Suhi M .5 DEL "LIBRO DE LA COMUN ORACION" Las siguientes oraciones han sido seleccionadas del "Libro de la Comn Oracin", tal como las usa el clero de la Iglesia de Inglaterra. Estas servirn como ejemplos inspirados de devocin espiritual, de reverencia, de humildad, de splica y alabanza al Creador Supremo. Tales sublimes incentivos son inherentes a todas las religiones y establecen la universalidad de un origen y de un destino comn para toda la humanidad. ''Oh, Dios, la fuerza de todos aquellos que ponen su confianza en Ti, acepta misericordiosamente nuestras oraciones; y a causa de que por la debilidad de nuestra naturaleza mortal, nada podemos hacer bien sin Ti, concdenos la ayuda de Tu Gracia, y que al guardar Tus mandamientos tanto en voluntad 101 y en obra, podamos complacerte a Ti; por Jesucristo nuestro Seor. Amn". Oh, Seor, que nunca has dejado de ayudar y guiar a aquellos a quienes has criado en Tu firme temor y amor; gurdanos, Te rogamos bajo la proteccin de Tu buena providencia y haz que tengamos un temor perpetuo y amor a Tu sagrado Nombre ; por Jesucristo nuestro Seor. Amn. Oh, Seor, a Ti rogamos que misericordiosamente nos oigas; y concedas que aquel a quien has concedido un saludable deseo de orar, pueda por Tu poderosa ayuda, ser defendido y confortado en todos los peligros y adversidades; por Jesucristo nuestro Seor. Amn. Oh, Dios, Protector de todos aquellos que confan en Ti, sin Quien nada es fuerte ni nada es Sagrado ; aumenta y multiplica sobre nosotros Tu Misericordia ; para que al ser T nuestro director y gua, podamos nosotros pasar a travs de las cosas temporales y que no perdamos finalmente las cosas eternas. Concdenos esto, Oh, Padre Celestial; por Jesucristo, nuestro Seor. Amn. Concdenos Seor, te rogamos, que el curso de este mundo sea pacficamente ordenado por Tu gobierno, que Tu Iglesia pueda gozosamente servirte en Divina quietud; por Jesucristo, Nuestro Seor. Amn. Oh, Seor, que has preparado para aquello que Te aman, tales cosas que sobrepasan el entendimiento del hombre, vierte en nuestros corazones tal amor para Ti, que nosotros, amndote sobre todas las cosas, podamos obtener Tus promesas, que sobrepasan todo lo que podemos desear, por Jesucristo nuestro Seor. Amn. Oh, Seor de todo Poder y Fuerza, T que eres el Dador y Autor de todas las cosas buenas; Graba en nuestros corazones el amor por Tu Nombre, fortifcanos en la verdadera religin, alimntanos con Tu bondad y por Tu Gran misericordia consrvanos en ella. Por Jesucristo nuestro Seor. Amn. Oh, Seor que demuestras todo Tu Poder por medio de la piedad y de la misericordia; concdenos esta medida de Tu Gracia, para que siguiendo el camino de Tus mandamientos, podamos obtener Tus bondadosas promesas y podamos compartir Tu celestial tesoro. Por Jesucristo, nuestro Seor. Amn. 102 Dios Todopoderoso y Eterno, que ests siempre ms dispuesto a or que nosotros a orar, que acostumbramos a pedir ms de lo que deseamos o necesitarnos; vierte sobre nosotros la abundancia de Tu misericordia ; perdonando aquellas cosas que nuestra conciencia te- me y concedindonos aquellas cosas que no somos dignos de pedir sino por la meditacin y el mrito de Jesucristo, nuestro Seor, Amn. Dios de Misericordia y Todopoderoso, de cuyo nico don proviene que Tus fieles te rindan verdadero y laudable servicio; Concdenos, Te rogamos, que podamos tan fielmente servirte en esta vida, que no dejemos de lograr Tus celestiales promesas; por el mrito de Jesucristo, nuestro Seor, Amn. Dios, Todopoderoso y Eterno, aumenta nuestra fe, esperanza y caridad; y que podamos obtener aquello que T nos prometes. Haznos amar aquello que T ordenas; por Jesucristo, Nuestro Seor, Amn. Bendice, Te rogamos seor, a Tu Iglesia con Tu perpetua misericordia ; y porque la fragilidad del hombre sin Ti no puede sino fracasar, por medio de Tu ayuda, gurdanos siempre de toda cosa daina y condcenos a aquellas cosas buenas para nuestra salvacin ; por Jesucrito, nuestro Seor, Amn. Oh, Seor, a Ti te rogamos, que Tu continua piedad limpie y defienda Tu Iglesia; y a causa de que no puede continuar en seguridad sin Tu socorro, presrvala siempre con Tu ayuda y bondad; por Jesucristo nuestro Seor, Amn. Seor, a Ti te rogamos, concede a Tu pueblo la Gracia de so- portar las tentaciones del mundo, la carne y el demonio, y que con nuestras mentes y corazones puros, Te sigamos a Ti, el nico Dios. Por Jesucristo, nuestro Seor, Amn. Oh, Dios, porque sin Ti no somos capaces de complacerte, misericordiosamente concede que en todas las cosas, Tu Espritu Santo pueda dirigir y guiar nuestros corazones; por Jesucristo, nuestro Seor, Amn. Oh, Dios Todopoderoso y lleno de Misericordia, en Tu generosa bondad, gurdanos, para que estando listos en cuerpo y alma, podamos gozosamente realizar aquellas cosas que T hubieras hecho; por Jesucristo nuestro Seor, Amn. 103 Concede Te rogamos, seor Misericordioso, perdn y paz para Tu pueblo, para que pueda ser limpio de todo pecado y pueda servirte con una mente tranquila ; por Jesucristo, nuestro Seor, Amn. Seor, a Ti te rogamos, mantn a Tu Iglesia en continua santidad, para que por Tu proteccin pueda ser libre de toda adversidad, y devotamente entregada a Tu servicio en buenas acciones, para gloria de Tu nombre ; por Jesucristo, nuestro Seor, Amn. Oh, Dios, nuestro refugio y nuestra fortaleza, autor de todo lo bueno; estad pronto, te rogamos, para escuchar las devotas oraciones de Tu Iglesia y concdenos que aquellas cosas que con f e solicitamos, las obtengamos en efecto ; por Jesucristo, nuestro Seor, Amn. Oh, Seor, a Ti te rogamos, absuelve a Tu pueblo de sus ofensas; que por Tu generosa bondad seamos liberados todos de los males de aquellos pecados que en nuestra debilidad hemos cometido; concede esto, Oh, Padre Celestial por Jesucristo, nuestro Seor, Amn. ORACION PARA EVITAR EL EGOISMO Oh, Divino Maestro, concdeme el que yo no busque tanto el ser con- solado como el consolar, el ser comprendido, como el comprender, el ser amado, como el amar. Porque muriendo es como nacemos a la Vida Eterna. San Francisco de Ass. ORACION PARA EL MOMENTO DE DORMIR Oh, Padre Celestial, bendice y protege a todas la cosas que tienen aliento ; gurdalas de todo mal, y permteles dormir en paz. Alberto Schweitzer. ORACIONES DE PRIMAVERA El invierno se ha ido, la primavera est aqu; pequeas hojas y brotes, dulces corderitos en los campos, ternerillos y pimpollos de flores a mis pies. Oh, ensame gentileza, Seor Dios, para cuidar de todas las cosas, podamos obtener Tus promesas, que sobrepasan cosas pequeas y dbiles, 104 para que yo pueda crecer fuerte y valiente y til en mi amor para todo. Annimo Podemos concluir esta seccin con las siguientes oraciones: Oh, Dios Todopoderoso, para Quien todos los corazones estn abiertos, para Quien todos los deseos son conocidos, y de Quien no hay secreto oculto ; limpia los pensamientos de nuestros corazones por la inspiracin de Tu Espritu Santo, para que con perfeccin podamos amarte a Ti y magnificar dignamente Tu Santo Nombre ; por Jesucristo, nuestro Seor, Amn. Oh, Seor Cristo, nosotros Tus fieles soldados, dedicamos este nuevo da a Ti, orando para que pueda brillar en Tu servicio, como una pursima perla en el collar de nuestra vida, Oh, T Gran Rey de Amor, para Quien sean alabanza y adoracin por los siglos de los siglos. Amn. Ensanos, Oh, Seor, a ver Tu vida en todos los hombres y en todos los pueblos de Tu tierra, y gua a las naciones a la comprensin de Tus leyes, para que la paz y la buena voluntad puedan reinar en la tierra. Por Jesucristo, nuestro Seor, Amn. A la ms Sagrada y adorable Trinidad, Padre, Hijo y Espritu SantoTres personas en Un solo Dios; a Cristo, nuestro Seor, el nico Sabio Consejero, el Prncipe de la Paz; a los siete Poderosos Espritus ante el Trono; y ante la gloriosa Asamblea de hombres justos hechos perfectos, los Guardianes, los Santos, los Seres Sagrados, sea incesante alabanza de todos los seres vivientes; y honor, poder y gloria por lo siglos de los siglos. Amn. La paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, mantenga vuestras mentes y corazones en el conocimiento y amor de Dios, y de Su Hijo, Cristo, Nuestro Seor ; las bendiciones de Dios Padre Todopoderoso, de su hijo y del Espritu Santo, sean con vosotros y permanezcan con vosotros por siempre jams. Amn. En medio del poder circulante me yergo, En todos lados encuentro Tu mano, Despierto, dormido, en casa y fuera, Estoy siempre rodeado de Dios. Que estos pensamientos posean mi pecho, Dondequiera que vague, dondequiera que descanse, No dejes que mis bajas pasiones se atrevan a consentir el pecado, porque Dios est all. 105 ORACIONES DE DISTINTAS RELIGIONES DE LAS ESCRITURAS HINDUES Om: El Purusha de mil cabezas, de mil ojos, de mil pies, incluso El, abarcando a todo el Universo por todos lados permanece en diez dedos de extensin. Slo Purusha es sto, aquello que ha sido y aquello que tiene que ser. Adems, l es el Director de la inmortalidad; y por tanto, se manifiesta a S Mismo como el Universo que evoluciona par el alimento. De esta magnitud es su grandeza y ms grande an es Purusha. Un cuarto de El forma las cosas creadas, las tres cuartas partes inmortales, se encuentran en las regiones superiores. Un Dios est oculto en cada criatura, permendolo todo, el Ms Recndito Ser de todos los seres, el Guardin de todos los actos, que mora en todas las cosas creadas, el Testigo, el Corazn, el Absoluto, libre de todo atributo. El Morador Uno, auto-Controlado, que dividi la Semilla Una en Muchas, que es el Atma. Aquellos que son constantes Le ven entronizado con Su Atma, solo para ellos es la Bienaventuranza Eterna, no para otros. Esa bendicin escogemos para poder cantar los propsitos del sacrificio, y para el Seor del Sacrificio. Sean nuestras las divinas bendiciones. Que las bendiciones sean en los hijos de los hombres. Pueda aquello que es de buen efecto, seguir siempre cantando hacia arriba. Puedan las bendiciones estar sobre nosotros los de dos pies, sobre los de cuatro pies, Om! Paz, Paz, Paz. DE LAS ESCRITURAS ZORASTRIANAS Oramos por la bondadosa alegra de Dios, el Omnisciente Seor de la Existencia. Santidad Benfica es la mejor de las bendiciones. Slo l es la fuente de la verdadera felicidad. Felicidad para aquel que es recto y sincero. Oh, Seor !, podemos a travs del ms benfico y excelente Sendero de la Pureza, verte a Ti, cara a cara. Podemos nosotros observar todos Tus aspectos. Y podemos finalmente fundirnos en Tu Benigna Presencia. Limpia T mi alma, Oh, Omnisciente y Generoso Espritu! Concdeme la fuerza a travs de la Perfecta Sabidura, Bondad a travs de la Devocin, Coraje a travs de la Rectitud y Don de Mando a travs de la Benevolencia 106 Mental. Para que pueda adquirir el conocimiento espiritual con el cual instruir a otros, concdeme ese poder que es en verdad el resultado de las bendiciones del Seor de Benevolencia. Revlame las leyes de la religin por medio d6 la Recta Mente y de la conducta pura. Entonces Zoroastro dar en caridad incluso su propia vida, adems de su perfecta Benevolente Sabidura, al Seor Omnisciente. Zoroastro dedicar el poder de su palabra y accin a servir a ASHA (Sagrado Espritu Divino) y a SRAOSHA (el ngel de inspiracin). Como es AHU (el ms Elevado Gobernador), absoluto en Su Voluntad, el Instructor Espiritual RATU que ejerce su autoridad a travs de la ley de rectitud. La recompensa para las buenas acciones hechas como un ofrecimiento al Seor, es el don de la Mente Bene- volente. Quien quiera que de una ayuda protectora al necesitado, tiene derecho a recibir el poder de manos del Creador. Oh, Dios Omnisciente cuando la gente maliciosa busque el hacerme dao, quin ms me dar proteccin, si no es el Divino Fuego y Sabidura que estn dentro de m?. Indcame, Oh, Dios, las buenas acciones que pueden propagar la rectitud en este mundo. Con el objeto, que pueda yo exponer a otros las enseanzas de la buena fe, dime, Oh, Seor!, cmo pueden ser evitadas las fuerzas del mal. Ciertamente que Tus pa'1abras protectoras que son eternas, han de prevalecer. Revlame un instructor que sea lleno de sabidura y proficiente en el saber de ambos mundos, tan inocente, que el ngel de la inspiracin se acerque a l a travs de sus amantes pensamientos. Un verdadero instructor es Tu amado agente. Oh, Arcngel Inmortal, a Ti ofrezco yo mi sacrificio y devocin por medio del pensamiento, palabra y obra, y con todo mi corazn dedico la vida misma de mi existencia. Adoro el Sendero de la Pureza. Quienquiera que entre los seres humanos sea el ms prominente en amante sacrificio, est siempre dentro del conocimiento del Seor a causa de su recta conducta. Nuestro homenaje rendimos a todos aquellos hombres y mujeres que han tratado de servir. 107 DE LAS ESCRITURAS JAINAS Reverencia a los Arhats, Reverencia los Seres Perfectos, Reverencia a los Dirigentes del Sangha, Reverencia a los Preceptores, Reverencia a todos los sagrados Monjes del Mundo. Estos cinco son dignos de Reverencia, son protectores contra el pecado, entre todas las cosas auspiciosas, sta es la ms auspiciosa. DE LAS ESCRITURAS HEBREAS Escucha, Oh, Israel! El Seor es nuestro Dios, El Seor es Uno. Pueda Oh, Seor Dios Nuestro, ser Tu Voluntad y la de nuestros padres que caminemos por Tu Ley y guardemos Tus mandamientos; y no nos dejes caer en el pecado, transgresin, tentacin o desprecio. Aprtanos de toda inclinacin maligna y haz que nos apeguemos a lo bueno. Oh, concdenos Gracia, favor y misericordia a Tus Ojos y a los ojos de todos aquellos que nos contemplan y otrganos bondadosos favores. Bendito eres T, Oh, Seor, que tan grandes favores has concedido a Tu pueblo, Isrrael. Amn. La palabra Israel est compuesta de: ISR-Recto y EL-Omnipotente; significa, por lo tanto: aquellos que rectamente caminan en la Ley de Dios. Loas sean al Seor, el Santo, el Perfecto en Sabidura, Loas sean al Seor, el Santo, el Perfecto en Sabidura, Loas sean al Seor, el Santo, el Perfecto en Sabidura, Al Buda voy por refugio, A la Ley voy por refugio, A la Hermandad voy por refugio, Por segunda vez voy al Buda por refugio, Por segunda vez voy a la Ley por refugio, Por segunda vez a la Hermandad por refugio, 108 Por tercera vez voy al Buda por refugio, Por tercera vez voy a la Ley por refugio, Por tercera vez voy a la Hermandad por refugio, Prometo abstenerme de quitar la vida a ninguna criatura viviente. Prometo abstenerme de tomar nada con intento de robar. Prometo abstenerme de la indulgencia maligna de las pasiones corporales. Prometo abstenerme de la falsedad. Prometo abstenerme de toda droga intoxicante o licor. DE LA TEOSOFIA Oh, Vida Oculta! que en cada tomo vibras; Oh, Luz Oculta! que en cada criatura brillas; Oh, Amor Oculto! que a todos abarcas en Tu Unidad; Pueda todo aquel que se siente uno contigo, Saber que es tambin uno con todos los dems. Annie Besant.