LA BURBUJA DEL CARBONO

  • Published on
    07-Apr-2016

  • View
    216

  • Download
    0

DESCRIPTION

Los riegos financieros de los combustibles fsiles

Transcript

  • LA BURBUJA DEL CARBONOLos riegos financieros de los combustibles fsiles

    PARTIDOVERDEEUROPEO

  • 2La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

    El objetivo de los 2C: un consenso de mnimos que representa una

    bomba econmica

  • 3Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

    La comunidad internacional se ha comprometido a cumplir un objetivo inequvoco: la temperatura de la atmsfera terrestre no debe aumentar en ms de 2C para finales del siglo XXI. En 2010, durante la Conferencia sobre el Cambio Climtico de la ONU en Cancn (Mxico), representantes de 194 Estados se comprometieron a cumplir este objetivo. Incluso los EEUU y China, que nunca han firmado el Protocolo de Kyoto, apoyaron la decisin, al igual que todos los otros grandes emisores de gases de efecto invernadero.

    El objetivo de 2C se refiere al aumento de la temperatura con respecto a los niveles preindustriales. Sin embargo, debido a que la temperatura media ya ha aumentado en 0,8C desde el siglo XIX, el clima no debera calentarse en ms de 1,2C entre ahora y finales de siglo. Los medios para cumplir con este objetivo del mejor modo posible son objeto de mucha controversia. Aun as, hay un amplio consenso en torno a

    su cumplimiento con el fin de limitar el impacto del cambio climtico a un nivel que la humanidad pueda asumir. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climtico (IPCC), en el que cientos de cientficos internacionales analizan el cambio climtico y proponen soluciones, ha recalcado en numerosas ocasiones la urgencia de adoptar medidas coherentes para mantener el planeta en el objetivo de los 2C.

    El objetivo de los 2C no ser fcil de lograr y solo ser factible con una accin decidida por parte de la comunidad internacional. Al mismo tiempo, sin embargo, los investigadores climticos afirman que los 2C no constituyen una lnea divisoria entre un cambio climtico tolerable o peligroso, sino entre un cambio climtico peligroso o muy peligroso. Incluso con un aumento de solo 2C, las capas de hielo del rtico se derretiran y se destruirn hbitats y regiones culturales. Particularmente los estados insulares y los pueblos indgenas

    Existe un acuerdo global: la temperatura de la atmsfera no debe aumentar en ms de 2C. Sin embargo, esto supone una desvalorizacin de la mayora de las reservas de petrleo, gas y carbn.

  • 4La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

    consideran que el objetivo de 2C es insuficiente y piden adoptar un objetivo ms estricto de 1,5C. El objetivo de 2C no es, en ningn caso, una propuesta demasiado ambiciosa ideada por los ecologistas, sino que se trata de un consenso aceptado a nivel mundial y que representa el calentamiento mximo que se puede permitir para evitar la peor de las situaciones.

    Pero, qu significa el objetivo de 2C en trminos concretos? Cunto CO2 puede emitir la humanidad a la atmosfera sin poner en peligro su cumplimiento? Un estudio conjunto con la Carbon Tracker Initiative y la London School of Economics ha proporcionado una respuesta detallada a esta pregunta: desde ahora y hasta el ao 2050, para tener un 80% de probabilidades de alcanzar el objetivo de 2C, solo se podrn emitir 900 gigatoneladas de CO2. En la segunda mitad del siglo, solo se podrn emitir otras 75 gigatoneladas. Si se emite ms CO2, la probabilidad de permanecer dentro del lmite de 2C disminuye rpidamente. Con emisiones de 1.075 gigatoneladas en 2050, la probabilidad sera solo del 50%.

    Evidentemente, estos valores son tan solo estimaciones. En lo que a su orden de magnitud se refiere, resultan mayoritariamente indiscutibles para los investigadores del cambio climtico. Su

    impacto solo se hace evidente cuando se comparan las limitaciones aconsejadas con las cantidades de CO2 que contienen las reservas de los estados y las grandes corporaciones empresariales de petrleo, gas y las reservas de carbn que los Estados y los grandes gigantes empresariales han asegurado para ellos mismos - esto significa todas las fuentes que ya estn siendo explotadas o ya se prev su explotacin. El clculo de la cantidad de CO2 que contienen en total, alcanza las 2.890 gigatoneladas. Esto es alrededor de tres veces ms del mximo que nuestro clima podra soportar. Por lo tanto, existe una disparidad alarmante entre el objetivo de los 2C adoptado por la comunidad internacional y la accin que estn llevando a cabo los Estados y las empresas.

    En esencia, lo que esto significa es que si todas las reservas fsiles fuesen quemadas, nuestro clima se calentara por encima de los 2C, con consecuencias desastrosas para la humanidad y para nuestro planeta. La alternativa es que los Estados garanticen el cumplimiento del objetivo de los 2C, como se acord en la Conferencia Mundial sobre el Clima en Cancn. A su vez, esto significara que no se pueden quemar la mayor parte de las reservas de petrleo, gas y carbn, y, en consecuencia, una prdida de valor de estas reservas para sus propietarios.

  • 5Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

  • La burbuja de carbono: por qu podra estallar la

    burbuja de energa sucia

  • 7Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

    Para los inversores, las acciones de las empresas de energa han sido un buen negocio en los ltimos aos. Los precios de sus acciones han subido de una manera aparentemente interminable. Pero, pueden seguir hacindolo para siempre? Los precios de las acciones de las multinacionales energticas como BP, Shell o Statoil se basan en gran medida en el tamao de sus reservas de petrleo, gas y carbn, y en expectativas de los inversores respecto al precio al que estas reservas se pueden vender en el momento oportuno. Pero, qu pasar si muchas de estas reservas quedan desvalorizadas? Qu impacto tendra esto en los precios de las acciones?

    El HSBC, el mayor banco del Reino Unido, ha calculado la respuesta a esta pregunta. Se estima que las principales empresas de energa podran perder entre el 40 y el 60% de su valor burstil, si se hace cumplir el objetivo de 2C. Un estudio realizado por

    consultores de negocios - McKinsey y el Carbon Trust - han presentado resultados similares. En el estudio, prevn una posible prdida del 30 al 40%. Qu provocara tales prdidas masivas? De acuerdo con el estudio realizado por HSBC, si se hiciera cumplir el objetivo de 2C, BP, por ejemplo, no podra quemar una cuarta parte de sus reservas. Esto convertira estas reservas en "activos bloqueados, o inversiones sin valor, y reducira sustancialmente el precio de sus acciones. Habra tambin una segunda consecuencia: debido al exceso de oferta de combustibles fsiles, su precio caera. Las empresas podran, por tanto, vender solamente una parte de sus reservas de petrleo, gas y carbn y adems, recibiran un precio ms bajo por todo lo que vendiesen.

    Hasta la fecha, las empresas no han dado respuesta a este peligro. En 2012, se gastaron otros 674.000 millones de dlares (USD) en la prospeccin

    Cuando los inversores se den cuenta de que una gran parte de las reservas de combustibles fsiles no pueden ser quemadas, las empresas energticas podran perder un 40-60% de su valor en bolsa.

  • 8La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

    y el desarrollo de nuevas fuentes de combustibles fsiles. Del mismo modo, los inversores se mantienen dispuestos a invertir su dinero en combustibles fsiles. Pero, cmo puede ser esto? no deberan ajustar su conducta a los hechos? Nicholas Stern, ex economista jefe del Banco Mundial, actualmente trabajando como profesor en la London School of Economics, da la siguiente explicacin:

    "o el mercado an no ha reflexionado correctamente sobre el asunto, o se est asumiendo que los gobiernos no harn mucho -o bien una combinacin de las dos opciones-".

    Puede darse el caso de que las empresas y los inversores estn asumiendo que los gobiernos no alcanzarn el objetivo de 2C. Esto, sin embargo, no sera solamente una apuesta cnica, tambin sera un riesgo econmico serio. Tan pronto como se ponga de manifiesto que los gobiernos estn intensificando sus medidas contra el cambio climtico, los inversores podran entrar en pnico y retirar su capital. Si esto sucede, estallara la burbuja -y los precios de las acciones se hundiran-. Otra explicacin para que los inversores sigan invirtiendo en combustibles fsiles es simplemente que an no se percibe suficientemente el peligro en los mercados burstiles.

    Muchos fondos, por ejemplo, se guan por ndices como el britnico FTSE 100. A medida que a las grandes empresas de energa se les asigna una ponderacin importante, el dinero fluye de manera casi automtica en petrleo, gas y carbn. Para evitar esto, los cientficos, los polticos y las organizaciones no gubernamentales estn prestando mayor atencin sobre el peligro potencial de una burbuja de carbono.

  • 9Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

  • 10La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

    Qu ha ocurrido hasta la fecha? Una

    coalicin inusual para combatir la

    burbuja de carbono

  • 11Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

    Julio de 2011: la Carbon Tracker Initiative, una ONG londinense formada por analistas financieros, publica el primer estudio sobre la burbuja de carbono. El estudio muestra que, si se quiere alcanzar el objetivo de los 2C, una buena parte de las reservas de combustibles fsiles no se podrn quemar. Por primera vez, se describe detalladamente el riesgo de una burbuja de carbono.

    Enero de 2012: en una carta abierta al Banco de Inglaterra, una coalicin de inversores, polticos y cientficos alerta del peligro de una burbuja de carbono y pide investigar el riesgo sistmico del sistema financiero britnico. En su respuesta, el Gobernador Sir Mervyn King admite la necesidad de esta investigacin.

    Julio de 2012: el periodista americano Bill McKibben publica un artculo sobre la burbuja de carbono en la Rolling

    Stone (Global Warmings Terrifying New Math, Las nuevas cuentas aterradoras del cambio climtico), causando considerable revuelo. Ningn otro artculo de revista se haba compartido tantas veces en Facebook. El informe pone en marcha un movimiento mundial de

    desinversin, pidiendo especialmente a los inversores institucionales que retiren su dinero de los combustibles fsiles.

    Enero 2013: el mayor banco britnico, HSBC, publica un estudio calculando el posible impacto de la burbuja de carbono en las compaas energticas. En l se indica que compaas como Shell, BP o Statoil podran perder entre el 40 y el 60% de su valor de mercado.

    Abril de 2013: el movimiento de desinversin consigue su primer xito. La Iglesia Australiana Unificada de Nueva Gales del Sur y del Territorio de la Capital Australiana retir su dinero

    Cientficos, inversores, ONGs y polticos empiezan a avisar del riesgo de una burbuja, un cambio que sirve de llamamiento a inversores para que retiren su dinero de los combustibles fsiles.

  • 12La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

    del petrleo, gas y carbn e invirti en energas renovables.

    Mayo de 2013: en el mbito de sus grupos de trabajo sobre el Nuevo Pacto Verde Green New Deal, y el Cambio Climtico, el grupo de los Verdes/ALE decide encargar un estudio para analizar el impacto de la burbuja de carbono en el sistema financiero europeo.

    Octubre de 2013: el ex vicepresidente de Estados Unidos y Nobel de la Paz Al Gore advierte de que hay una burbuja de carbono y va a estallar. La compara con la burbuja que dio pie en 2007/2008 a la crisis financiera global. Tambin entonces los inversores tardaron mucho en reconocer lo que, en perspectiva, pareca obvio.

    Enero de 2014: se debate sobre la burbuja de carbn en el Foro Econmico Mundial de Davos. El pblico no solo reuna a inversores, tambin a gobernadores de bancos centrales. La lite poltica y econmica debate ya sobre el peligro de una burbuja de materias primas.

    Marzo de 2014: el grupo de los Verdes/EFA publica The Price of Doing Too Little Too Late (El coste de hacer demasiado poco demasiado tarde), un estudio que investiga el impacto de la burbuja de carbono sobre el sistema financiero europeo. El estudio es

    presentado en una conferencia de alto nivel en el Parlamento Europeo en la que participan Bill McKibben de 350.org y Bevis Longstreth, ex comisario de la Comisin de Bolsa y Valores de Estados Unidos. Ambos abogan por una mayor desinversin y acogen con satisfaccin el estudio de los verdes.

    Marzo de 2014: el gobierno de Noruega crea un comit de expertos para investigar si el fondo estatal de inversin formado mayoritariamente por los ingresos del petrleo y gas debera dejar de invertir en combustibles fsiles. ste es el mayor fondo estatal del mundo, con activos de ms de 800.000 millones de dlares (USD).

    Marzo de 2014: Exxon Mobil se convierte en la primera compaa de petrleo y gas en acceder, en respuesta a las presiones de inversores, a investigar el posible impacto de la burbuja de carbono sobre la compaa y sus inversiones. Accede tambin a publicar los resultados de la investigacin. Otras diez compaas energticas, incluida Chevron, han recibido peticiones similares de sus accionistas.

    Septiembre a diciembre de 2014: el movimiento de desinversin se expande a travs del mundo: la Iglesia de Suecia completa una desinversin total, la Universidad de Glasgow desinvierte

  • 13Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

    en combustibles fsiles, el fondo de pensiones ms grande de Noruega desinvierte en carbn y la Universidad de California en Chico se compromete a desinvertir en las mayores 200 compaas de carbn, petrleo y gas natural en los prximos cuatro aos.

    Diciembre de 2014: el grupo de los Verdes/ALE escribe una carta a Mario Draghi, Presidente del Banco Central Europeo, pidindole que investigue los riegos de una burbuja de carbono para el sistema financiero.

  • 14La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

    Nuestro estudio: qu impacto

    tendr la burbuja financiera en el

    sistema financiero de la UE?

  • 15Los riegos financieros de los com

    bustibles fsilesNosotros, los Verdes Europeos, proponemos seguir dentro del lmite de los 2C. Estamos preocupados, no solo desde el punto de vista ambiental, sino tambin desde lo econmico, porque el objetivo de los 2C todava no se percibe en las acciones de las compaas energticas de combustibles fsiles ni en los inversores.

    A fin de evaluar el posible impacto de una burbuja de carbono en el sistema financiero de la UE, encargamos un estudio al Laboratorio de Finanzas Sostenibles de la Universidad de Utrecht y a los investigadores especializados de Profundo. El estudio examin el rastro del dinero, investigando cunto haban invertido bancos, aseguradoras

    y fondos de pensin en actividades que obtienen rendimiento econmico de los combustibles fsiles. Si estallase la burbuja de carbono, el impacto no solo lo notaran las empresas energticas, sino tambin todos sus inversores, incluido el mercado financiero de la UE.

    Bancos, compaas aseguradoras y fondos de pensin han invertido ms de un billn de euros en combustibles fsiles, dinero tambin procedente de los impuestos de la ciudadana. Estos se arriesgan a sufrir grandes prdidas, especialmente si los poderes pblicos no actan con determinacin.

  • 16La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

    Cmo bancos, fondos de pensin

    y aseguradoras inflan la burbuja

  • 17Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

    Para el estudio, se analizaron los 20 mayores bancos de la UE, los 23 mayores fondos de pensin y el sector de las aseguradoras. Extrapolando los resultados obtenidos sobre los bancos, con el fin de estimar cunto ha invertido el sector bancario europeo en su conjunto en combustibles fsiles, sea en forma de prstamos, bonos, o acciones, el total asciende a una cantidad entre 460.000 y 480.000 millones de euros. El estudio tambin revela qu bancos han invertido un mayor porcentaje de su balance general en petrleo, gas natural y carbn. La lista la lidera el grupo francs BNP Paribas y el britnico Standard Chartered. Otros bancos especialmente comprometidos con los combustibles fsiles son la Socit Gnrale (Francia) y el BBVA, el segundo banco espaol. Al final de la lista, con menos de un 0,5% de su balance general, se encuentran Danske Bank (Dinamarca), Rabobank (Pases Bajos) y Santander (Espaa).

    En el caso de los fondos de pensin, la cantidad que este sector ha invertido en combustibles fsiles se sita entre los 260.000 y los 330.000 millones de euros. Tambin en este caso, el grado de dependencia del petrleo, gas y carbn vara de institucin a institucin. Si la burbuja de carbono estalla, los fondos de pensiones ms afectados seran los British Universities Superannuation Scheme (12% de sus inversiones son

    combustibles fsiles) y otro fondo britnico, el BAE Systems Pensions (siendo los combustibles fsiles cerca del 10% de sus inversiones totales). Adems, de los fondos de pensin britnicos, muchos de sus equivalentes neerlandeses tambin han invertido en petrleo, gas y carbn por encima de la media.

    Fue imposible analizar la posicin individual de las compaas aseguradoras debido a la falta de informacin disponible. Sin embargo, se estima que, sobre la base de las muestras, el sector en su conjunto tiene entre 300.000 y 400.000 millones de euros invertidos en petrleo, gas y carbn. En total, bancos, fondos de pensin y aseguradoras tienen ms de un billn de euros invertidos en combustibles fsiles.

  • 18La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

    Tambin depender de los

    gobiernos cmo de peligrosa sea la

    burbuja

  • 19Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

    Pero, qu significa esto para las instituciones? Qu prdidas afrontaran si estallase la burbuja de carbono y qu consecuencias tendran estas prdidas en la estabilidad de los mercados financieros de la UE? En la medida en que estas preguntas no se pueden responder de forma general y que las respuestas tambin dependen altamente de las condiciones que establezcan los responsables polticos, trabajamos sobre la base de tres posibles escenarios que nos permitiran estimar el impacto potencial de la burbuja de carbono.

    En el primer escenario, transicin baja en carbono, asumimos que la industria ha cambiado rpida y definitivamente sus mtodos a fin de no daar el clima. Esto supone que los responsables polticos actuarn de manera rpida y decisiva, proveyendo a empresas y a inversores con un marco claro para sus decisiones. Aunque hasta la fecha no se ha dado ninguna aproximacin similar ni a escala global ni a escala europea, seguimos considerndolo necesario y realizable.

    Con una transicin baja en carbono, los fondos de pensin perderan, de media, entre el 2,5% y el 3,4% de su valor. Algunas instituciones como la British Universities Superannuation Scheme, tienen ms posibilidades de sufrir mayores prdidas (hasta el 7%) debido a su alta exposicin a los combustibles fsiles.

    Las prdidas de las compaas aseguradoras seran algo menores (2%), mientras que las de los bancos seran mucho ms pequeas (0,4%). Esto ltimo se debe a que los bancos tienden a prestar a empresas energticas de combustibles fsiles, pero a corto plazo, algo que se vera menos afectado por el estallido de la burbuja de carbono. Sin embargo, esta cifra no debera infravalorarse, ya que, para muchas instituciones, estas cifras son equivalentes a los beneficios anuales. Adems, algunos bancos sufriran prdidas mayores que otros. Entre estos, encontramos las instituciones francesas BNP Paribas y Socit Gnrale, dos de los mayores bancos de la UE.

    En total, en este escenario, bancos, fondos de pensin y aseguradoras perderan entre 350.000 y 400.000 millones de euros. As pues, la burbuja de carbono no representara un riesgo sistmico para el mercado financiero en su conjunto. De manera individual, las instituciones con grandes inversiones en petrleo, gas o carbn presentan mayores riesgos. Algunos Estados miembros tambin tienen ms riesgos que otros: Reino Unido y Pases Bajos respecto a fondos de pensiones, por haber invertido mucho en combustibles fsiles, y Francia, por las potenciales prdidas de dos de sus bancos, BNP Paribas y Socit Gnrale.

  • 20La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

    Los daos que resultaran de una

    poltica climtica tmida

  • 21Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

    Pero, qu ocurrira si los responsables polticos no actan de manera tan decidida como se haba asumido en el primer escenario? Y si la transicin hacia combustibles alternativos no solo dura ms, sino que tiene un mayor grado de incertidumbre? En el caso de este segundo escenario, transicin incierta, el impacto es ms difcil de cuantificar. No obstante, es probable que los daos sufridos por bancos, fondos de pensiones y aseguradoras fueran incomparablemente mayores. La principal razn es que, en ausencia de un liderazgo poltico claro, seguiran invirtiendo en combustibles fsiles y las prdidas incurridas si la burbuja estalla seran mucho mayores.

    En un tercer escenario, el renacimiento del carbono, asumimos que los polticos fracasan en alcanzar el objetivo de 2C y que habra un repunte de los combustibles fsiles. A la vez que tendra un impacto desastroso en el clima, esto permitira a las compaas energticas quemar todas sus reservas de combustibles fsiles. No obstante, incluso en trminos puramente econmicos, este escenario no es deseable desde el punto de vista de los inversores. Los costes en los que incurriran como resultado del cambio climtico seran presumiblemente mayores que las prdidas debidas a una reduccin del valor de los combustibles fsiles. Por ejemplo, las compaas aseguradoras deberan cubrir los

    costes enormes del dao causado por las inundaciones de un cambio climtico desenfrenado.

    De manera general, el estudio refleja que objetivos ambiciosos e inequvocos tambin son deseables desde una perspectiva econmica y reducen el riesgo potencial de una burbuja de carbono. Aunque una burbuja de carbono no constituye, en s misma, un riesgo sistmico para el mercado financiero europeo, el hecho es que, en combinacin con otros shocks, podra llevar a una reaccin en cadena desastrosa. Adems, hay instituciones y pases particularmente en riesgo. A fin de poder evaluar estos riesgos ms eficazmente, es necesario mayor transparencia y seguimiento. Pedimos, pues, tests de stress de CO2 para bancos, fondos de pensin y aseguradoras. Estos tests podran ser realizados por la Autoridad Bancaria Europea (ABE) y por la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilacin (AESPJ).

  • 22La

    bur

    buja

    del

    car

    bono

  • 23Los riegos financieros de los com

    bustibles fsiles

    La burbuja del carbono: Los riegos financieros de los combustibles fsiles

    European Green Party

    Rue Wiertz 31, 1050 Bruselas, Blgicawww.europeangreens.eu info@europeangreens.eu

    Con el apoyo financiero del Parlamento Europeo.

    Agradecimientos especiales al eurodiputado Reinhard Btikofer por su contribucin a este documento.

    PARTIDOVERDEEUROPEO