Influencia de Las Caricaturas

  • Published on
    23-Jan-2016

  • View
    16

  • Download
    0

DESCRIPTION

jghjgvhgjh

Transcript

  • 1

    COLEGIO LIBRE DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

    PLANTEL OAXACA

    FACULTAD DE CRIMINOLOGA, CRIMINALSTICA Y TCNICAS

    PERICIALES

    METODOLOGA DE LA INVESTIGACIN II

    INFLUENCIA DE LAS CARICATURAS EN LOS NIOS DE 4

    A 6 AOS DE EDAD, QUE HABITAN EN EL MUNICIPIO DE

    SOLA DE VEGA, OAXACA EN EL AO 2009.

    NOMBRE: Garca Villanueva Reyna Concepcin

    CATEDRTICO: C.P. Margarita Ramrez Molina

    SEMESTRE: Segundo B

    FECHA: 24 de junio del 2009

  • 2

    NDICE

    PAG.

    INTRODUCCIN 4

    JUSTIFICACIN 6

    PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA 7

    DELIMITACIN DEL PROBLEMA 7

    HIPTESIS 7

    OBJETIVO 7

    MARCO TERICO 8

    MARCO CONCEPTUAL 9

    CONCEPTO DE CARICATURA 9

    CARACTERSTICAS DE UNA CARICATURA 9

    UNIDAD I.- ORIGEN DE LAS CARICATURAS

    1.1 SURGIMIENTO DE LA CARICATURA 12

    UNIDAD II.- CREADORES MS REPRESENTATIVOS

    DE LAS CARICATURAS

    2.1 WALT DISNEY 17

    2.2 CARICATURAS JAPONESAS 18

    2.3 DIFERENCIA ENTRE CARICATURAS

    JAPONESAS Y NORTEAMERICANAS 21

  • 3

    UNIDAD III.- ASPECTOS POSITIVOS Y NEGATIVOS

    DE LAS CARICATURAS

    3.1 ASPECTOS POSITIVOS 23

    3.2 ASPECTOS NEGATIVOS 23

    UNIDAD IV.- CAMBIO DE LAS PREFERENCIAS

    INFANTILES

    4.1 ADQUISICIN DE NUEVOS HBITOS 27

    UNIDAD V.- VIOLENCIA TELEVISIVA

    5.1 LAS CARICATURAS Y EL

    COMPORTAMIENTO AGRESIVO 32

    5.2 ROLES DE GNERO Y TELEVISIN 34

    5.3 EDUCACIN Y TELEVISIN 34

    CONCLUSIONES 36

    ANEXOS

    ENTREVISTA 39

    CUESTIONARIOS 42

    REFERENCIAS 48

    BIBLIOGRAFA 49

  • 4

    INTRODUCCIN

    El proceso de desarrollo por el que todo ser humano a traviesa a lo largo de su

    vida, esta lleno de cambios y transformaciones interrelacionados y se da en la

    persona como ser individual y como ser social. Este ltimo aspecto del desarrollo

    se da por el proceso de socializacin, el cual tiene importancia especial en la

    infancia, ya que los nios aprenden a comportarse y a funcionar como miembros

    de la sociedad por primera vez. Y es aqu donde influyen los llamados agentes de

    socializacin, que son: la familia, la escuela y los medios de comunicacin.

    Dentro de los medios de comunicacin, la televisin es el ms accesible para los

    nios, ya que est presente en la mayor parte de los hogares y no requiere de

    habilidades muy complejas para recibir la informacin, como sera, por ejemplo

    leer, en el caso de los diarios. Se sabe que la TV tiene influencias tanto positivas

    como negativas en los nios, por esto es importante analizar estas influencias y

    sus efectos para as poder controlar los negativos y promover los positivos.

    La relevancia de esta investigacin es, entonces, determinar el grado de influencia

    que tiene la TV (especficamente las caricaturas) en los nios de 4 a 6 aos en el

    municipio de Sola de Vega, y descubrir la naturaleza de esta influencia. Para que

    con esto se pueda orientar a los nios y a sus padres sobre la actitud que deben

    asumir ante tal situacin, ya que sino se acta a tiempo los nios que son

    influenciados de manera negativa por las caricaturas, crecern con falsas

    percepciones sobre algunos aspectos del entorno en el que se desenvuelven.

    METODOLOGA DE LA INVESTIGACIN

    En esta investigacin se emplea el diseo de investigacin-accin, del proceso

    cualitativo, porque se pretende dar pautas para crear conciencia en la poblacin

    de Sola de Vega, y que con esto se creen programas que orienten a la comunidad

    respecto a cmo se debe reaccionar ente este problema. Utilizando como

    tcnicas de recoleccin y anlisis de datos principalmente la entrevista y el

    cuestionario, este ltimo aplicado a padres que tienen hijos cuyas edades va

    desde los 4 a los 6 aos de edad, pues esto nos permite un mayor acercamiento

    con el fenmeno estudiado

    Para adentrarnos al tema de las caricaturas, conoceremos los principios de las

    mismas, su evolucin a travs de los aos, caractersticas y su definicin.

    Despus conoceremos los dos principales y representativos creadores de las

    caricaturas, as como la diferencia que existe entre uno y otro.

    Posteriormente visualizaremos los factores positivos y negativos que las

    caricaturas tienen sobre la conducta e ideologa de los nios. Esto abre el camino

  • 5

    para comentar el cambio de tradiciones que se ha dado propiamente con el paso

    del tiempo y el perfecto manejo del entorno y la habilidad para plasmar los

    contextos sociales de cada poca, que tienen los caricaturistas, con la finalidad

    de llamar la atencin de los nios.

    Violencia televisiva y comportamiento agresivo, as como, roles de gnero y

    televisin y, educacin y televisin, son temas que se toman como base para

    marcar la importancia de la comunicacin que deben establecer los padres con los

    hijos, tomando conciencia ambos de la influencia que tienen las caricaturas en su

    vida. Puesto que la violencia en la televisin ya que ha generado gran

    preocupacin, debido a que estimula la conducta agresiva en los nios.

    Otros temas que se tratan en la investigacin son: hroes y villanos en las

    caricaturas televisivas y consecuencias de las caricaturas, donde podremos

    apreciar los resultados de los mensajes que contienen estos hacia los nios, ya

    que est basada en la creacin de personajes y situaciones altamente

    estereotipadas, que hacen posible ensear de manera representativa y

    esquemtica lo bueno y lo malo de la condicin humana.

  • 6

    JUSTIFICACIN

    La idea de realizar la investigacin sobre La Influencia de las caricaturas en los

    nios surgi al observar que la mayora de las conductas de los nios se basa en

    gran parte en las caricaturas. Un ejemplo muy claro sucedi cuando estuvieron de

    moda Los caballeros del zodiaco, que fue aproximadamente hace 8 aos (hoy en

    da aun se siguen transmitiendo esta serie en el canal azteca 7), esta serie

    afectaba drsticamente a los nios porque acogan la conducta de agresin hacia

    otros nios, ya que adoptaban tales personalidades, por lo que seguan el papel

    de luchar contra sus enemigos con armas, lo cual sin la supervisin de un adulto

    podra haber ocasionado accidentes.

    Otro ejemplo es La Cenicienta, donde hacen creer a las nias que la fealdad es

    sinnimo de maldad, porque las personas con defectos fsicos son los malos del

    cuento, los que no dejan vivir en felicidad a los personajes principales.

    Es por esto, se lleg a la conclusin de analizar, a travs de esta investigacin, los

    efectos de las caricaturas sobre los nios, aplicado a una comunidad en

    especfico, en el municipio de Sola de Vega por que fue justamente en este lugar

    donde surgi la idea al observar de cerca un caso en el que se dejaba notar la

    influencia que las caricaturas tienen sobre los nios, especialmente en edades de

    4 a 6 aos. Con esta investigacin se puede ofrecer a los nios otro punto de

    vista y as ayudar a la comunidad a reflexionar acerca de los mensajes de las

    animaciones televisivas.

  • 7

    PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

    1.- En qu grado y de qu forma influyen las caricaturas en la conducta de los

    nios?

    2.- Cul es la forma de orientar a los padres e hijos, para que sepan qu actitud

    tomar frente a este tipo de programas televisivos?

    DELIMITACIN DEL PROBLEMA

    Las caricaturas de Disney y las creadas en Japn sern el punto central para la

    investigacin, porque han creado caricaturas con gran xito entre los nios.

    Los televidentes infantiles sern habitantes de la localidad de Sola de Vega,

    Oaxaca en el ao 2009, el rango de edades para seguir ser de entre 4 a 6 aos

    con caricaturas transmitidas por seal abierta de las empresas de Televisa y TV

    Azteca, esto porque todos los nios de dicha localidad tienen acceso directo a

    estas transmisiones.

    HIPTESIS

    1.- Los nios basan la mayora de sus percepciones del mundo en el contenido

    que se les muestra en las caricaturas.

    2.- Las caricaturas fomentan la conducta agresiva de los nios.

    3.- La falta de comunicacin entre padres e hijos provoca que los nios sean ms

    propensos a ser influenciados de manera negativa por las caricaturas.

    4.- Las caricaturas provocan que los nios abandonen otras actividades, como leer

    o hacer deporte.

    OBJETIVO

    Analizar el lenguaje subliminal de las caricaturas para detectar los mensajes que

    reciben los nios al verlas y as lograr reconocer los efectos negativos y positivos

    de estos sobre los infantes. Conocer adems, la evolucin de los mensajes de las

    caricaturas conforme a la sociedad, as como el concepto, y surgimiento de stas.

  • 8

    MARCO TERICO

    Cualquiera que sea la raza, religin, sexo, edad o nivel socioeconmico de las

    personas, nuestra sociedad se ha unido alrededor de la experiencia cultural

    compartida de la televisin (Levine, 1997). Segn el reporte Nielson de 1985, los

    nios escolares pasan semanalmente veintisis horas y veinte minutos, en

    promedio, viendo televisin. Singer y Singer sealaron que los nios pasan ms

    tiempo viendo televisin que realizando cualquier otra actividad, excepto dormir

    (Rice, 1997)

    Los mensajes de las caricaturas y los efectos de stas sobre los nios han

    ocasionado que se realicen investigaciones sobre que consecuencias traen

    consigo. Por ejemplo Granverholz y Lori BKER-Sperry de Western Illinois

    University, analizaron 168 cuentos escritos en los 1800 por Jacob y Wilhem

    Grimm; conocidos como los hermanos Grimm, casi la mitad de estas historias han

    sido reproducidas en pelculas y libros, donde Granverholz encontr que el 94%

    de las historietas hablan acerca de la apariencia fsica.

    Segn datos de la UNESCO, Amrica Latina muestra un aumento de la oferta de

    canales de televisin disponibles, y tambin un aumento de televisores en los

    hogares.

    La influencia de la televisin en los nios, en su desarrollo, y sus relaciones es

    muy importante (Rice, 1997), se ha planteado que la televisin, al mostrar las

    duras realidades de la vida a los nios, ha modificado la naturaleza de la infancia.

    Por otra parte, los medios de comunicacin llevan a los hogares ideas y

    percepciones, las cuales, con frecuencia, rien con los valores paternos (Levine,

    1997).

    De lo anterior podemos concluir que la televisin es, sin lugar a dudas, un

    importante agente de socializacin (Fuenzalida, 1994), el cual afecta todos los

    aspectos de sta (Hoffman, 1997).

    Los padres ejercen menos control sobre los programas que el nio ve (la mayora

    no van destinados a los nios) a medida que el nio se hace mayor (Hoffman,

    1997), esto se suma al hecho que los padres estn cada vez menos tiempo con

    los nios (Levine, 1997). Todo esto, ha llevado a investigar, debido a la

    preocupacin de los padres, educadores y psiclogos, los efectos tanto negativos

    como positivos de la televisin en las diferentes reas del desarrollo del nio

    (Hoffman, 1997).

  • 9

    MARCO CONCEPTUAL

    Concepto de caricatura

    La caricatura ha sido desde el comienzo de la historia un tipo de representacin

    exagerada de unos personajes o de unos hechos con el fin de poder trasmitir un

    mensaje, una idea, la mayora de veces sarcstica sobre una cuestin

    determinada.

    La caricatura es un tema ms interesante de lo que a primera vista pueda parecer.

    Ya Azorn escriba en 1913 a propsito del humorismo: El captulo de eutrapelia,

    del divertimento espiritual es sumamente importante en la historia del

    desenvolvimiento humano; haciendo la historia de la irona y del humor,

    tendramos hecha la sensibilidad humana y consiguientemente la del progreso, la

    de la civilizacin. La marcha de un pueblo est en la marcha de sus humoristas.

    Baudelaire por su parte opinaba: Sin duda alguna, una historia general de la

    caricatura en sus relaciones con todos los hechos polticos y religiosos, graves o

    frvolos, relativos al espritu nacional o a la moda, y que han agitado a la

    humanidad, resultara una obra gloriosa e importante. Por su parte Gombrich

    (1968) pona de manifiesto la trascendencia de la labor del dibujante cmico: El

    dibujante por desdeable que sea su calidad artstica, tienen ms probabilidades

    de impresionar en una campaa de odio que el orador de masas y el periodista.

    Su inters radica, no ya slo en la calidad de las obras (quienes siguen los

    vaivenes estilsticos del momento) sino en la enorme cantidad de informacin que

    estas humildes obras pueden proporcionarnos pudiendo asistir y revivir todos los

    acontecimientos, desde los ms triviales a los ms importantes y adems

    podemos hacernos una idea perfectamente clara de la forma de pensar de

    aquellos individuos en aquellos momentos.

    Caractersticas de una caricatura

    Una caricatura tiene ciertas caractersticas que nos permiten asegurar, al verlas,

    que son realmente caricaturas. Estas caractersticas son pocas pero son

    realmente indispensables para reconocer una caricatura y son realmente

    importantes para hacer rer a los nios que la estn observando.

    Estas caractersticas son bsicamente tres:

  • 10

    1. Debe pertenecer a una persona, animal u objeto real, ya que la caricatura es

    una deformacin y exageracin de la realidad;

    2. Debe tener la apariencia, humor y caractersticas de la persona que se est

    retratando, porque es all en donde se centra el humor del dibujo y las personas

    que reconozcan al retratado se reirn por ver sus caractersticas exageradas;

    3. El caricaturista debe reflejar las actitudes, gustos y apariencia real del retratado

    sin agregar rasgos propios del caricaturista. Esto se debe a que el chiste de una

    caricatura est en la persona, animal u objeto que se retrate y no en la comicidad

    del dibujante.

  • 11

    UNIDAD I

    ORIGEN DE LAS CARICATURAS

  • 12

    1.1 Surgimiento de la caricatura

    Existen varias teoras sobre el origen de las caricaturas, por lo cual se nombran

    las ms notables:

    Los primeros ejemplos de caricatura que encontramos son los del antiguo Egipto.

    Todos los autores que se han encargado de estudiar el tema, coinciden en

    remontar sus orgenes hasta las culturas Mesopotmicas, Precolombinas,

    egipcias...; as Gaya Nuo seala por lo que se refiere a Egipto que en diferentes

    papiros como el del British Museum, el de el Museo Arqueolgico del Cairo o el

    Museo de Egiptologa de Turn (todos pertenecientes a la XX dinasta), aparecen

    representados varios animales como el asno, el len, el cocodrilo o el mono,

    tocando instrumentos dentro de un lujoso ambiente, o incluso una escena en la

    que una rata sentada en un trono recibe como ofrenda una flor de loto por parte de

    un gato, escena que es contemplada por otras ratas que portan atributos reales.

    Pasando a otra cultura, la poca griega es rica en representaciones

    caricaturescas, cuya evolucin va respondiendo a los diversos conceptos que

    sobre el tema de lo "cmico" aparecen en su filosofa, as desde un punto de vista

    terico esta ciencia se preocupaba por indagar la esencia y el valor moral de lo

    cmico analizando su aspecto esttico, ejemplo de toda esta preocupacin lo

    encontramos en Platn quien no contempla nada bueno en la hilaridad, o de

    Aristteles quien la considera de escaso inters, motivo por el cual no se le ataca

    directamente, ms bien se la elude, sin embargo una generacin posterior con

    Teofrasto (discpulo de ste ltimo) se empieza a ver ya lo cmico como algo

    positivo; y de esta forma es cuando la literatura y el arte empezarn a mostrar los

    ms claros y ricos ejemplos de caricaturas. De entre los cuales y a modo de

    ilustracin se podran citar los siguientes:

    a) Cermica griega del siglo V a.C. que se conserva en el museo de Florencia, y

    representa a la figura de Eneas con Aquiles y Ascanio, todos ellos con cabezas

    de animales.

    b) nfora Pntica del Museo de Munich representando una parodia del Juicio de

    Pars.

    c) Kylix tico del Museo del Vaticano del siglo V a.C. en la que se representa a

    Esopo aprendiendo de una zorra, muy en la lnea de la stira aristofanesca "Las

    Nubes".

    d) Por otro lado existen un buen nmero de figurillas ridculas de poca

    helenstica que nos recuerdan ms a las mscaras y a los tipos de la farsa griega

    y de la comedia nueva.

  • 13

    e) Cermicas ticas del siglo V a.C. en donde se dibujan los aspectos ms

    embarazosos de la vida fisiolgica del individuo.

    f) Diversas parodias de la Iliada o de escenas dionisiacas representadas en la

    cermica en donde lo cmico encuentra un terreno abonado.

    Llegados ya al siglo XVII, a nivel terico empezarn a surgir las primeras

    definiciones de caricatura y los primeros estudios casi monogrficos sobre el tema,

    as encontramos los trabajos del Conde Mosini, en el primero de ellos, aparece la

    definicin del trmino en cuestin como "Perfetta deformit" en contraposicin al

    concepto Renacentista-Barroco de "Belleza ideal"; definicin que se hace an ms

    precisa en el segundo de sus estudios cuando la describe como: Un procedimiento

    de retrato, nacido de un inters realista, aunque con finalidad cmico-

    fantstica.

    Otro de los tericos de estos momentos ser Baldinuci quien publicar su obra a

    finales de siglo, momento en el que gracias a sus aportaciones y a las de los

    autores anteriores, el Diccionario de la Academia Italiana, en su edicin de 1694

    recoger el trmino por primera vez definindolo como: Especie de libertinaje de la

    imaginacin.

    La ilustracin en el siglo XIX viene determinada por la invencin de la litografa en

    1796 por Aloys Senefelder, esto supone un giro importante ya que hasta entonces

    el artista dejaba sus dibujos en manos del grabador de reproducciones lo cual

    comporta un peligro por el debilitamiento del rasgo que esto supona; ahora el

    artista trabaja directamente sobre el soporte, controlando por este motivo hasta el

    ltimo momento todo el proceso de reproduccin. Otra de las consecuencias

    positivas de esta nueva tcnica est en ntima relacin con la tcnica utilizada por

    la que se pueden abaratar grandemente los costes y conseguir una mayor y ms

    rpida tirada de una misma plancha, todo lo cual motiva que los grabados

    resultantes mediante este procedimiento lleguen con una mayor facilidad a un

    nmero mayor de personas.

    El desarrollo de la cmara y proyector de movimientos de Thomas A. Edison y

    otros ms provey los primeros medios prcticos para crear animaciones. An as,

    la animacin se haca por los medios ms sencillos. Stuart Blackton lanz en 1906

    un cortometraje titulado "Fases Humorsticas de Caras Graciosas", para el cual

    dibujaba una cara cmica en un pizarrn, la fotografiaba y la borraba para dibujar

    la siguiente etapa de la expresin facial. Este efecto de "movimiento detenido"

    asombr al pblico haciendo que los dibujos cobraran vida.

    A principios de los aos '20, la popularidad del dibujo animado declinaba, y los

    cineastas buscaban medios alternativos de entretenimiento. El pblico estaba

  • 14

    harto de la vieja frmula de ligar situaciones visualmente cmicas sin trama ni

    desarrollo alguno de los personajes. Lo que se poda hacer por medio de la

    animacin an no se explotaba, con la excepcin de "Gertie el Dinosaurio" (1914),

    de Winsor McCay, cuyo logro radicaba en haber creado una personalidad en su

    dinosaurio, algo que slo se haba visto en Flix el Gato, de Otto Messmer. Sin

    embargo, y a pesar de tener la personalidad escnica ms fuerte, Flix el Gato no

    se desarroll como pudo haberlo hecho, sirvindose nicamente de crudos trucos

    visuales para entretener al pblico. Como dira luego Dick Huerner: "Trama?

    Nunca nos interes la trama. Slo eran una serie de gags hilados entre s. Y no

    muy graciosos, me temo".

    En ese entonces, muchas de las animaciones existentes estaban basadas en

    gags primitivos y violencia, lo cual perdura en las caricaturas de hoy. Un personaje

    golpeaba al otro sin piedad, slo para que su vctima se recobrase

    inmediatamente y le devolviera el favor; el hroe sacaba su espada y reduca al

    villano a rebanadas, slo para que ste reapareciera como si se hubiera pegado

    mgicamente.

    A mediados de los aos veintes, una gran oportunidad se present ante la

    industria de la animacin: la comercializacin. Los grandes estudios se

    apoderaron de las pequeas industrias y establecieron estndares para la

    animacin. Los animadores tenan cuotas que cubrir en cuanto al nmero de

    dibujos que deban producir al da. Los dibujos animados deban ser creados en

    grandes cantidades y bajos presupuestos.

    Los mismos gags se hicieron y rehicieron. El pblico se cans, pues la novedad de

    ver dibujos cobrando vida se haca cada vez menos interesante. Esto caus una

    depresin en la industria de la animacin, que coincidi con la depresin

    econmica de Estados Unidos.

    En noviembre de 1928, sin embargo, se produjo un acontecimiento que habra de

    cambiar radicalmente el medio de la animacin: "Steamboat Willie", que marc no

    slo el debut en pantalla del ratn ms famoso del mundo (Mickey Mouse), sino la

    primera animacin con sonidos. Dos aos despus, en 1930, aparece la primera

    animacin a color: "The King of Jazz", de Walter Lantz. En Japn, la primera

    animacin con sonido, "Chikara to Onna no Yononaka" (La fuerza, las mujeres y

    cmo funciona el mundo), de Kenzo Masaoka, surge hasta 1933.

    A partir de entonces, comenzaron a surgir series de cortometrajes animados,

    como las Silly Simphonies de Disney, entre las que sobresalen "Flores y rboles" y

    "La gallinita sabia"; y las merrie melodies de la Warner Brothers; y de la misma

    manera aparecen personajes que perduraran hasta nuestros das, como el ya

  • 15

    mencionado Mickey Mouse (1928), Popeye (1933), Donald Duck o Pato Donald

    (1924), y Porky Pig (1935). En 1937 viene el lanzamiento de "Blanca Nieves y los

    siete enanos" de Walt Disney, el primer largometraje en la historia de la animacin.

    Aunque los ejecutivos de la compaa estaban preocupados por los resultados

    que obtendran, Blanca Nieves fue un xito rotundo, dando pie a que los estudios

    Disney siguieran con pelculas como "Pinocho", "Fantasa", "Dumbo", etc.

  • 16

    UNIDAD II

    CREADORES MS

    REPRESENTATIVOS DE LAS

    CARICATURAS

  • 17

    2.1 Walt Disney

    A partir de 1940, una fantasa romntica como Blanca Nieves result refrescante y

    evasiva de las realidades de 1937: la desaparicin de Amelia Earhart en el

    pacfico y la tragedia del dirigible Hindenburg, cuya catstrofe inaugur la primera

    transmisin transcontinental de la radio. De nuevo, Walt Disney comprob que las

    historias que contamos nos distinguen de los animales, ms que la oposicin del

    pulgar. El explot el hecho de que slo nosotros podemos crear cuentos que

    cambien la estructura del mundo en que vivimos.

    Despus del gigantesco xito de Blanca Nieves, los estudios Disney se lanzaron a

    producir otros dos largometrajes, ya clsicos: Pinocho (1940) y Dumbo (1941).

    Adems la extravagante cinta Fantasa (1940), en la que las figuras y los colores

    se movan al ritmo de la msica de Stravinsky, Dukas, Tchaikovsky y otros autores

    contemporneos.

    Aunque las dos primeras tuvieron un gran xito, los crticos destrozaron a Disney

    por Fantasa, calificndolo de oportunista comercial. Pero para entonces, el

    modesto dibujante se haba convertido ya en un prspero empresario y mud sus

    estudios a Burbank, sin hacer mucho caso a sus detractores.

    La dcada de los cuarenta signific un gran auge que, luego de Pinocho y Dumbo,

    se fortaleci con Bambi (1942), y continu con una pelcula al ao. Hasta entonces

    los grandes personajes de Disney parecen tener en comn la prdida, el

    sufrimiento, la sumisin, hasta que, al final, la justicia llega a ellos sin que la hayan

    buscado. El mensaje era muy claro: "hay que resignarse y llegarn tiempos

    mejores", muy acorde a la situacin de la Segunda Guerra Mundial y sus

    consecuencias psicolgicas y econmicas.

    Sin embargo, Alicia en el pas de las maravillas (1951) inaugura una nueva poca

    de personajes femeninos, ms activos e independientes. Alicia es todo menos

    pasiva. Peter Pan (1953) muestra un dinamismo de accin y una libertad de

    espritu que antecede las expectativas de una dcada con esperanzas y actitudes

    nuevas: la aparicin de la televisin, los primeros satlites espaciales, la bomba de

    hidrgeno, el rock & roll, Martin Luther King, la revolucin sexual....

    Cenicienta (1950) todava pertenece al estereotipo de la justicia que llega a travs

    de la belleza y la inocencia, una frmula que se repite por ltima vez en La Bella

    Durmiente (1959). No sera sino hasta treinta aos despus, que Disney volvera a

    tener otra herona de semejantes proporciones: La Sirenita (1989). En las tres

    dcadas intermedias de confusin social y moral, se produjeron pelculas de

    aventuras ms que de romance. 101 Dlmatas (1961), La Espada en la Piedra

  • 18

    (1963) y El Libro de la selva, fueron las ltimas que se realizaron bajo la

    supervisin de Walt Disney.

    Los herederos del estudio se alejaron an ms del romance y se concentraron en

    temas medievales o en protagonistas animales, quiz en un intento por volver a

    las frmulas que le dieron a Disney sus primeros xitos. Fue as como se

    produjeron: Los Aristogatos, Robin Hood, Bernardo y Bianca, El Zorro y el

    Sabueso, El Caldero Mgico, Policas y Ratones, y Oliver y su Pandilla.

    El renacimiento de Disney vino con la Sirenita, los estudios inyectaron nuevo rigor

    a sus dibujos y a sus temas. Hicieron de nuevo lo que hacen mejor, historias de

    amor.

    Desde los noventa, la compaa ha tenido un xito tras otro. En un mundo que

    cambia vertiginosamente. Disney ha sabido acoplarse a las nuevas necesidades

    del pblico. Despus del fracaso de los aos setenta y ochenta, en la ltima

    dcada antes del fin de milenio lo que el pblico pide es una revaloracin de

    temas tradicionales como el amor, la importancia de la familia, el poder de la

    autntica verdad. La Bella y la Bestia (1991), Aladdin (1992), El Rey Len (1994),

    Pocahontas (1995), El Jorobado de Notre Dame (1996), Hrcules (1997), son

    pelculas tradicionales que interpretan lo "polticamente correcto": el papel menos

    agresivo, pero ms atractivo de la mujer, en un intento por combatir la

    superficialidad finisecular. Con Muln (1998) Disney lleg al fin al oriente,

    protagonizada por una chica que intenta abrirse camino y encontrar su propio

    lugar para mantener el honor de su familia, Tarzn (1999) la pelcula ms

    esperada de Disney es finalmente adaptada del clsico de Edgar Rice Burroughs,

    despus de varias versiones, el autor anhelaba que Disney recrear al hombre

    mono como realmente l lo describa en su obra.

    Devocin, historia, misterio y entretenimiento, son los temas que ha seleccionado

    el equipo Disney, demostrando su aceptacin de que una buena historia es

    sencillamente la que queremos ver y escuchar una y otra vez.

    2.2 Caricaturas Japonesas

    Animacin Japonesa: Qu es? El famoso Anime (dibujos animados de

    procedencia japonesa) hoy por hoy es, en su pas de origen: Japn, el equivalente

    a las teleseries en Venezuela, Mxico y Chile, o sea algo diario y de consumo

    masivo. Todos lo ven, grandes, chicos, solteros o casados. A tal punto que ha

    llegado a especializarse. Existen anim para nios, para adolescentes, para

    adultos, para cada gusto, y tambin para cada tendencia sexual. Quin no

  • 19

    recuerda los clsicos personajes japoneses, que ahora son una leyenda, como:

    Mazinger Z, Jet-Marte, El Halcn y Robotec. Y cmo olvidar aquellos dramas

    inocentes, como Candy, Remi y el melanclico Marco con su cancin: "No te

    vayas mam... no te alejes de mi...!" que dejaba llorando a todo el mundo. Esos

    fueron sus inicios.

    En Japn se transmiten en todo horario, son la locura y el rating les da la mxima

    puntuacin en todo momento. Es tal la produccin del anime que ya existen

    cientos de revistas impresas (comics) para mejorar la competencia, el mercado

    meta del Anime. El pblico del anim va desde los tres aos hasta los veintids

    aos, a veces mayores tambin.

    Meteoro, Heidi y Candy contrariamente a lo que habitualmente se piensa o

    conoce, estos fueron los protagonistas de los primeros anim en la Argentina que

    aparecieron a mediados de la dcada del `70. Sin embargo, la primera animacin

    conocida internacionalmente fue "Astroboy". Y es ste, precisamente, el nexo

    entre el fenmeno actual y su antecedente directo.

    A las historietas japonesas tambin se las denomina "manga"1. El antecedente

    ms antiguo del manga se halla en el siglo XII: el monje budista Toba dibuj en

    unos rollos animales antropomrficos que satirizaban situaciones de la poca.

    Con el correr de muchos siglos, es un maestro del ukiyo-e2, Hokusai Katsushika,

    quien cambiar y mejorar ciertos aspectos. Algunos estudiosos del tema le

    atribuyen la invencin del trmino "manga", aunque su mrito consisti en

    introducir un nuevo estilo de dibujos, gracias a su ingenio y creatividad. As, junto

    con otros genios del ukiyo-e, la historieta japonesa recibi la influencia de estos

    creadores para su desarrollo. Pero, dos hechos decisivos incidirn en su

    evolucin: la llegada de dos periodistas estadounidenses a la prensa japonesa y,

    la ms notable, la aparicin de Tezuka.

    En primer trmino, autores como Charles Wirgman (1835-1891) y George Bigot

    (1860-1927) introdujeron caractersticas occidentales a las caricaturas orientales

    (as como Ippei Okatomo fue el responsable de la introduccin de algunas tiras

    americanas en Japn) y publicaron sendas revistas de corte satrico (Japan Punch

    y Tobae respectivamente). Sin olvidar que es Rakuten Kitazawa (1876-1955) el

    pionero del manga: realiz la historieta con dilogos (todava a pie de pgina) y

    con personajes fijos y cre, inspirado en las revistas anteriormente mencionadas,

    la primera publicacin japonesa de este tipo, Tokio Puck en 1905.

  • 20

    De todos modos, ser otro quien coloque al manga y, despus al anim, en el

    gran circuito comercial y de entretenimiento mundial. En este segundo momento

    ser la aparicin de Osamu Tezuka la que dar lugar al paso del manga a otra

    forma de expresin: los dibujos animados. Fascinado con las ilustraciones de Max

    Fleischer y con las primeras pelculas de Disney, Tezuka apuesta a la animacin

    y, despus de una vasta produccin en manga, decide llevar a la pantalla a

    "Astroboy". El trnsito por la historieta fue necesario y decisivo para el nacimiento

    de esta nueva manifestacin artstica en el seno de la cultura japonesa. Es por ello

    que resulta indispensable comentar brevemente la historia del manga como

    "soporte" de este fenmeno que hoy llena nuestras pantallas.

    Por todo esto, quienes creen que los anim son una moda pasajera o solamente

    un producto cultural para el pblico infantil estn parcializando su visin sobre el

    fenmeno. Con todo lo expuesto anteriormente, podemos inferir la importancia de

    sus antecedentes y an as no agotar los otros aspectos que contiene y que sera

    interesante considerar.

    El fenmeno anim no son dibujos nicamente dirigidos a chicos y, por qu no, a

    adolescentes occidentales, sino que en su concepcin son creados para satisfacer

    el gusto del pblico de todas las edades. En Japn es un producto altamente

    consumido (y disfrutado) por miles de espectadores que encuentran en estas

    animaciones todos los ingredientes que pudieran ofrecer otras producciones

    televisivas. Al igual que el manga, los anim se clasifican de acuerdo a la edad del

    pblico al que se dirigen y a su temtica. Podemos encontrar animaciones de

    amor, de terror, ciencia-ficcin (o, a mi entender, un subgnero que se expandi

    enormemente: el de robots), de aventuras y policiales. Asimismo, todas estas

    clases tendrn sus variantes si est dirigido al pblico femenino o masculino

    adolescente, infantil o adulto. Sin embargo, stas no son las nicas caractersticas

    que los convierte en suceso. El gran atractivo est dado por el estilo y la dinmica

    de sus imgenes, por sus tramas y por la caracterizacin de sus personajes.

    A diferencia del Cartoon (dirigido esencialmente a un pblico infantil, de episodios

    generalmente aislados, con personajes eminentemente maniqueos y con escaso

    despliegue de planos), los dibujos animados japoneses aparecen como el gran

    nexo entre la historieta y la cinematografa: gracias al gran impulso dado por

    Tezuka en sus comienzos, hoy cuenta con el dinamismo en las imgenes (uso de

    todos los planos cinematogrficos), la rica caracterizacin fsica y psicolgica de

    los personajes, al igual que la innovacin que introduce una trama de carcter

    novelesco: un encadenamiento de sucesos que acontecen a lo largo del tiempo,

    cuya resolucin se dar al cabo de una serie de episodios.

  • 21

    Quizs porque en estos tiempos todo se tie con lo postmoderno, muchos lectores

    piensan que el anim es un producto cultural propio de esta poca. Lo cierto es

    que por antecedentes y caractersticas, este fenmeno ha sacudido el mercado y,

    a su vez, ha contribuido con productos nuevos como los filmes (con otras

    aventuras de los protagonistas de los anim ms conocidos), as como los

    fanzines3.

    Hoy por hoy, la globalizacin no hace ms que acentuar un suceso que por su

    propio "mrito" y condiciones viene llenando nuestras pantallas televisivas desde

    hace ms de dos dcadas.

    2.3 Diferencia entre caricaturas Japonesas y Norteamericanas

    Una de las caractersticas fundamentales de los hroes de caricatura televisiva

    consiste en que los personajes adquieren su investidura a partir de una virtud o

    poder que los hace excepcionales a los dems, incluso diferentes a su

    teleauditorio, en la pantalla televisiva muchos de estos superhroes son producto

    de errores de laboratorio o de experimentos nucleares fallidos.

    En los inicios de la televisin pudimos acudir a un predominio indiscutible de la

    caricatura norteamericana en la que se hacia una permanente alusin a temas

    tpicos de la guerra fra, pero por lo menos en los 10 ltimos aos, la caricatura

    estadounidense ha dejado de dominar en los gustos y las preferencias de los

    nios, ese vasto pblico ha ido orientando su aficin hacia otras series televisivas

    de dibujos animados japoneses que reflejan otro tipo de historias y que no

    muestran esa preocupacin tan delirante de superhroes permanentemente

    preocupados por salvar a la tierra de invasiones extraterrestres, o luchar por el

    bien de la humanidad.

    El universo de las caricaturas japonesas ha experimentado un crecimiento

    arrollador, dobladas a una gran cantidad de idiomas y transmitidas en muchos

    pases han sido capaces de competir en un mercado en donde no existen muchas

    opciones televisivas con temticas, contenidos y calidad iconogrfica hasta ahora

    insuperable.

  • 22

    UNIDAD III

    ASPECTOS DE LAS CARICATURAS

  • 23

    3.1 Aspectos positivos

    Las caricaturas, como otras formas de arte popular, sirven como un termmetro

    incomparable del espritu de los tiempos. Antes que la alta cultura entienda y

    valore las modas, corrientes e ideas dominantes de su momento histrico, el

    cmic, el cine y la msica popular suelen descifrarlas, ponderarlas y a menudo

    ridiculizarlas. Al hablar de las caricaturas debe quedar claro que hablamos de un

    universo creativo inmenso, de una diversidad y riqueza expresiva apabullante, que

    va desde la irreverencia flameante de los hermanos Max y Dave Fleischer hasta la

    seduccin provocadora del manga, pasando por el conejo Bugs, Batman y Los

    Simpson.

    En numerosas ocasiones las caricaturas fueron sealadas por conservadores y

    censores como culpables de la disolucin moral de las sociedades, de instigar al

    crimen y la desensibilizacin humana, de rebajar los estndares de la cultura y

    contribuir al clima de violencia imperante.

    Los nios viven y gozan las caricaturas como fantasa y si su entorno real est

    normalmente anclado en la realidad, el nio no tendr problema para saber dnde

    termina la imaginacin y comienza el mundo material. El escapismo es

    perfectamente natural y saludable entre los nios.

    Lo grave no es que millones de nios busquen soar y divertirse en los universos

    de super hroes con poderes sobrenaturales o en el territorio donde los yunques

    aplastan una y otra vez al gato Silvestre sin tener consecuencias a largo plazo, el

    problema es que la realidad de muchos de estos menores es infinitamente ms

    cruda y cruel que cualquier episodio de Itchy y Scratchy. Antes de tratar de

    condenar a las caricaturas, no debemos olvidar que nuestras reacciones a ellos

    reflejan nuestra incapacidad de entender las expresiones vitales y palpitantes de

    una nueva generacin cuya cultura nos es ajena.

    3.2 Aspectos negativos

    La imaginacin o la fantasa no se limitan a la simple trama que se nos presenta,

    somos capaces de elaborar otro tipo de historias recurrentes e incluso atrevernos

    a imaginar otros finales para la misma historia, esto implica que, al contrario de lo

    que se cree, no permanecemos pasivos o inermes frente al televisor.

    El televidente infantil sabe perfectamente que al estar en contacto con las

    caricaturas, su integridad fsica est completamente a salvo y que ninguno de los

    peligros a los que se enfrente su personaje favorito podr ocasionarle siquiera un

    rasguo.

  • 24

    Las caricaturas plantean el desarrollo de la imaginacin y la fantasa, a travs de

    ella, a igual que en otros productos de los medios, el televidente detecta las

    caractersticas y poderes que poseen los personajes, a partir de ello los nios

    construyen sus identificaciones o sus rechazos.

    Esto se puede apreciar si observamos el desarrollo de los juegos infantiles en los

    que la mayor parte de los pequeos juegan a representar el papel de sus hroes

    favoritos, muchas de las supuestas rivalidades se dirimen en torno al papel activo

    que los nios atribuyen a los buenos y a los malos, as como a la apropiacin que

    hacen de los mismos personajes.

    Esto en s mismo constituye un replanteamiento interesante de algunas

    concepciones del juego infantil; porque, si de manera tradicional, en el

    psicoanlisis se consideraba que el juego era la expresin de distintos

    acontecimientos que el nio viva y observaba en su hogar, ahora el juego cubre

    un espectro ms amplio an y manifiesta las vivencias y experiencias que al

    pequeo le brinda su exposicin frente al televisor.

    En estos juegos se da rienda suelta a la fantasa y la imaginacin, se improvisan

    dilogos y se entabla una forma de comunicacin resultante de los episodios que

    comparten de manera comn, pero adems estos juegos son una especie de

    radiografa fiel de las enseanzas morales que los adultos inculcamos a los

    pequeos.

    Esta preferencia no termina ah, va ms all y es capaz de propiciar procesos de

    comunicacin ms complejos que hasta antes de una plena aficin a los

    programas televisivos no puede apreciarse de manera explcita.

    Es importante percatarnos de cules son las tendencias en los gustos y

    preferencias de los nios, pues a partir de ah se generan los temas de pltica

    entre sus grupos de iguales, circunstancia que adems de generar este proceso

    comunicacional, permite establecer una mayor socializacin e identificacin entre

    ellos.

    Aquel nio, que por diversas circunstancias, no tiene permitido ver alguna

    caricatura que forme parte de las preferencias de su grupo de iguales,

    automticamente es excluido o simplemente deber conformarse con solo

    escuchar y de ese modo mantenerse informado sobre el contenido de las

    caricaturas de moda.

    Entre los mismos nios este tipo de exclusin tiene un efecto devastador, pues la

    construccin de las relaciones interpersonales entre las nuevas generaciones de

    nios se llevan a cabo a partir de la puesta en comn de las aventuras de

  • 25

    personajes como Dragon Ball, Ranma y Pokemon, por mencionar solo algunas de

    las que mayor rating tienen.

    Algunos tipos de Animes tienen un patrn muy marcado de satanismo. Su

    contenido, lenguaje y simbologa apuntan fundamentalmente a iniciar a los nios

    en el ocultismo. Muchas veces como padres no se toma conciencia de lo letal que

    son estas historias y despus se preguntan Por qu ser tan rebelde mi hijo?

    muchos nios pasan horas y horas frente al televisor y todo lo ven y oyen de el se

    va incorporando a sus mentes.

    Mucho han dicho los intelectuales que la televisin es una de las influencias ms

    nocivas -e inevitables- para la mente, La caja idiota la han bautizado, ya que

    algunos programas infantiles (y de adultos) son realmente nocivos para la salud

    intelectual, como los que se basan en la violencia y la escatologa, pues en

    algunos todo gira en torno a las palabras idiota y estpido.

  • 26

    UNIDAD IV

    CAMBIO DE LAS PREFERENCIAS

    INFANTILES

  • 27

    4.1 Adquisicin de nuevos hbitos

    Hay una verdad que hay que aceptar por dura que parezca: los nios ya no leen.

    Ms bien, los nios van al cine. Se dice que "una imagen vale ms que mil

    palabras", con ms razn cuando aqulla tiene en su composicin un colorido

    extremo y lo que es mejor: sonido, lo cual resulta atractivo si el receptor es un nio

    que ha crecido en una poca en la cual las tecnologas y los medios de

    comunicacin se han desarrollado bastante, que se ha ido acostumbrado a

    percibir un entorno que cambia constantemente. Como lo ha sido el mundo

    literario.

    Los temores de algunos autores se han hecho evidentes en los ltimos cinco

    aos: La pantalla (libro electrnico en ciertos casos, pero en el que nos atae ms

    bien una obra adaptada al cine o a la televisin) poco a poco le est comiendo

    terreno al lector de papel y tinta.

    La pantalla le simplifica la vida, le resume la obra y hasta le aade caractersticas

    nicas y exclusivas. Cada guionista agrega elementos que muchas veces extrae

    de su propio entorno social y global.

    A travs de pginas en Internet, eventos y secciones en algunos programas

    infantiles, ltimamente se promueve entre los nios el hbito de la lectura, aunque

    cabe sealar que no faltan quienes tambin ofrecen entradas gratis para ir al cine

    y artculos publicitarios de la pelcula de moda en el momento. De alguna u otra

    forma el cine y la literatura se encuentran relacionados. En muchos casos, las

    obras infantiles se han llevado a la pantalla con gran xito gracias al apoyo de un

    gran aparato publicitario.

    Las historias infantiles se han transformado con el paso de los aos. No es lo

    mismo escribir para un nio o nia de principios del siglo XX que de finales de este

    e inicio del XXI. Uno de los factores por el cual nos damos cuenta del gran cambio

    que han sufrido las obras literarias en este perodo es el guin mismo. Las

    situaciones que presenta ya no son las mismas, antes eran un reflejo de una

    sociedad que a principios de siglo se encontraba atormentada por el fantasma de

    la guerra: historias en las cuales un personaje, masculino o femenino, sala

    victorioso en un prueba ya fuera fsica o moral, algo que pertenece al esquema

    narrativo de la tradicin clsica, es decir, aquello que sigue un mismo esquema y

    no cambia.

    Hay que aceptarlo: los padres, los adultos, imponen su punto de vista, de lo cual

    puede deducirse que no slo en la literatura infantil, sino tambin en otras esferas,

    se plasm esta forma de pensar: los nios se vean obligados a ir a la iglesia, a la

    escuela a la que sus padres fueron tambin, a comer ciertos alimentos y a leer

  • 28

    slo lo que se consideraba adecuado para ellos: Tom Sawyer, Mujercitas, Alicia en

    el pas de las maravillas, por mencionar algunas obras que se pretenda fuesen

    infantiles, ya que contaban con un protagonista que era un nio o un adolescente.

    Aun as, las problemticas presentadas no eran apropiadas para la psicologa del

    nio, para su conciencia, ya que en la primera de las obras mencionadas, un nio

    conoce lo que es el mundo y su sociedad a travs de sus travesuras y aventuras

    con sus amigos, en la segunda cmo salen adelante unas hermanas ante la

    ausencia del padre, que se encuentra luchando al frente, y en la ltima cmo los

    sentimientos de una nia que se encuentra reprimida por su sociedad salen a flote

    a travs de sus fantasas, provocadas en este caso por la lectura.

    La relacin que exista entre el pblico infantil de principios de siglo XX y finales de

    este, mas bien fue impuesta no solo por sus padres sino por la sociedad, que vea

    en estos un potencial exponente de ideas al que haba que mantener a raya,

    callado, debido a que el nio puede modificar su pensamiento y absorber el

    conocimiento que muchas veces no es asimilado por el adulto. Es el infante un

    arma muy poderosa contra la ignorancia de un pueblo, ya que es la raz por la que

    el rbol se puede alimentar: para sanar a una sociedad hay que empezar desde

    abajo.

    El cine y la televisin han desarrollado adaptaciones maravillosas de obras

    literarias infantiles, ya que en el ms austero de los casos el ms clsico utiliza

    actores de carne y hueso para dar vida a los personajes, y es ms complicado,

    costoso, es por ello y por ser ms moderno que se utiliza la animacin. De

    cualquier forma hay una subversin, es decir, la creacin de un cdigo mediante el

    cual la historia retoma sus aspectos ms importantes y los mezcla, los transforma

    de acuerdo a la sociedad a la que la obra se encuentra dirigida. Autores como

    Twain, Carroll, etc., no han hecho ms que presentar y adaptar situaciones adultas

    que los nios viven y absorben; se han creado en las historias cinematogrficas de

    los ltimos aos cdigos mediante los cuales una sociedad se identifica por el tipo

    de ideologas que se encuentran presentes, y que aparentemente pone al

    descubierto las viejas convenciones de su entorno.

    La animacin que se muestra en las caricaturas se ha vuelto un mundo muy vasto

    debido a los materiales que se pueden emplear para este fin, aunque cabe

    destacar que el de la animacin grfica por computadora es el que lleva hoy en

    da la batuta. La animacin que se conoce como clsica o tradicional bien podra

    haber tomado su nombre de la imposicin y creacin de algunas pelculas por

    parte de la casa Disney (que no ha hecho otra cosa sino llevar al cine obras

    literarias en sus primeros 60 aos de vida) y que retoma elementos estructurales

  • 29

    del cuento clsico para narrar sus historias a pesar de utilizar un mtodo tan

    moderno como la animacin.

    Pero a pesar de esto, la animacin tradicional se encuentra en proceso de

    envejecimiento ante la llegada de la computadora, ya que lo nuevo y atractivo es

    la animacin en tercera dimensin, llevada a su cumbre por pelculas como Toy

    Story, Bichos, Monsters Inc y Shrek, que han dejado muy atrs a los dibujos de

    doble dimensin, aunque no as a la estructura narrativa antigua que hizo famosa

    a la casa Disney.

    Shrek no slo es parte de esta cumbre de la animacin, sino que evidencia an

    ms lo que se ha venido gestando en los ltimos 10 aos: la decadencia de

    Disney. Shrek, es una pelcula irreverente no slo por los modales y el

    comportamiento de sus protagonistas, sino por el manejo estructural de sus

    elementos, que hace aun ms obvio el juego contradictorio en el que las pelculas

    y las caricaturas animadas de Walt Disney ha cado: tratar de aparentar una

    estabilidad en la que todava hay un juego sano entre las fantasas y tradiciones.

    El argumento en Shrek es una analoga de la difcil situacin por la que atraviesa

    la empresa de Disney frente a la competencia, y adquiere un tono subversivo al

    cuestionar el esquema al cual dicha empresa ha sometido a sus pelculas.

    Un complicado juego es el que realiza Disney con sus tradiciones y con lo que

    propiamente ha establecido con el paso del tiempo y con el perfecto manejo del

    entorno y la habilidad para plasmar los contextos sociales de cada poca en todas

    sus pelculas, ya que ante la llegada de Shrek, que evidencia an ms su

    decadencia, se trata de crear un elemento que trate de mantener ese supuesto

    equilibrio ante la ruptura y juego de las tradiciones: Disney se apoya en la

    animacin por 3D al asociarse con una empresa como Pixar, que ha sido la base

    de Toy Story, Bichos y Monsters Inc, e imprime su sello. Lo tradicional no quiere

    morir, quiere verse transformado, adaptado.

    Antes de Lilo & Stitch, pelcula que despus del xito de Monsters Inc, presenta

    animacin de 2D, Disney tuvo un xito moderado en pelculas del mismo tipo

    como Atlantis y Tarzn, que demostraban cuan novedosos eran los dibujos a lpiz

    con un tratamiento computarizado tan avanzado enteramente promocionado por

    Disney.

    Aunque tuvo competidores como Titn A. E, Anastasia y La era de hielo (la

    primera y la segunda en 2D y la ltima en 3D), Disney se ha dado entonces a la

    tarea, con Lilo & Stitch, de jugar con sus mismas tradiciones y ponerlas en riesgo,

    en ver quien gana el juego de la ruptura: si lo clsico o lo postmoderno.

  • 30

    As, parece que la adaptacin de historias infantiles del libro a la pantalla ha

    quedado atrs o se encuentran estancadas, ya que se han creado historias

    nuevas donde el argumento se convierte en un factor secundario ante la magnitud

    de recursos empleados para su realizacin. Queda por responder si la animacin

    rompe la lnea con lo real o lo evidencia aun ms, si sta es capaz de hacer que

    un nio lea (como en el caso de Shrek, del escritor William Steig) o se quede en

    su casa con un videojuego o prefiera ir al cine, antes conocer historias que en su

    problemtica no tratan de un asunto meramente infantil, sino que se adaptan a la

    idiosincrasia del nio para hacerle partcipe y lector del mundo en el que vive.

    Puede existir un futuro para la literatura infantil, aunque esta ya no se encuentre

    en el tradicional y clsico libro de papel y pastas? Se busca que haya un registro

    permanente de datos e imgenes, y una forma de hacer esto es tratarlo mediante

    las nuevas tecnologas. As, parece que conforme este proceso avance el libro

    morir, quedar como pieza de un museo o, lo que es peor, como una imagen

    digitalizada en algn breviario ciberntico con el paso del tiempo. La creacin

    literaria siempre se encuentra en constante cambio, en la creacin de cdigos e

    historias nuevas. La subversin existe, aunque solo sea evidenciando la

    decadencia de nuestra sociedad.

  • 31

    UNIDAD V

    VIOLENCIA TELEVISIVA

  • 32

    5.1 Las caricaturas y el comportamiento agresivo

    Actualmente, el tema de la violencia en la televisin ha generado gran

    preocupacin, debido a que estimula la conducta agresiva en los nios. Los cuales

    pasan muchas horas frente al televisor viendo programas infantiles (tales como los

    Power Rangers o Dragon Ball Z), o para adultos, siendo los primeros seis veces

    ms agresivos. Entre los actos violentos que son vistos por los nios estn:

    asesinatos, guerras, puetazos, golpizas, cuchilladas, balaceras, patadas,

    accidentes violentos y destruccin de propiedades, entre otros. Los nios que ven

    violencia en la pantalla se comportan ms agresivos sin importar su localizacin

    geogrfica, su sexo, su nivel socioeconmico o si tienen problemas emocionales.

    Este efecto es interdependiente, es decir, los nios agresivos eligen programas

    violentos y aquellos que ven estos programas, son ms agresivos.

    La televisin fomenta la conducta agresiva de dos modos, o imitan el modelo que

    observaron y llegan a aceptar la agresin como conducta apropiada.

    La imitacin es el primer mecanismo de aprendizaje que tienen los nios y stos

    no son especialmente selectivos en lo que imitan, y lo hacen tanto con modelos

    reales como con personas en la televisin o dibujos animados.

    Los nios no imitan tan fcilmente lo que ven, lo que aprenden en los medios es

    ms que imitacin, ya que, de la gran cantidad de conductas, imgenes, actitudes

    y valores a los cuales estn expuestos, eligen slo algunos.

    El nio, despus de observar episodios violentos, puede que no acte

    violentamente pero esto no significa que no haya aprendido una solucin agresiva.

    A medida que son mayores, la conducta agresiva refleja ms estilo interpersonal

    que cada uno est desarrollando. Hay variables importantes en la eficacia de un

    mensaje de los medios de comunicacin.

    Estos son:

    La identificacin con el personaje: si son atractivas, respetadas y

    poderosas, adems de identificarnos con el personaje es ms probable que

    lo imitemos.

    La violencia es reforzada?: los nios llegan a concusiones morales

    observando qu conductas son castigadas y cules no lo son, y es ms

    probable que los nios imiten conductas reforzadas. Adems la violencia

    que aparentemente se justifica tiene ms probabilidad de ser imitada. La

    justificacin est dada por ejemplo por instrucciones, esta obediencia ciega

    fomentada por la televisin, se debera recalcar la responsabilidad

  • 33

    individual, es decir, alentar a los nios a reflexionar y pensar en las

    consecuencias.

    La violencia parece real o ficticia?: la violencia real afecta mayormente a la

    gente que la violencia irreal. En un estudio se comprob que los nios luego

    de ver un episodio de violencia real eran ms violentos que los que vieron

    un episodio ficticio. A diferentes edades, los nios consideran reales cosas

    muy diferentes, los nios pequeos consideran como "real" todo aquello

    que puede ocurrir, pero comprenden a muy temprana edad que los dibujos

    animados son menos reales, segn algunos investigadores la violencia en

    la televisin produce menos efectos negativos si aparece en dibujos

    animados donde es castigada, las consecuencias negativas sean claras y el

    malhechor sea una persona completamente mala. Aunque los nios sepan

    que los dibujos animados no son reales, el ver frecuentes episodios de

    violencia en stos igual aumenta la agresividad.

    Los programas de televisin en los horarios de mayor audiencia muestran

    alrededor de cinco escenas violentas por hora, y los dibujos animados veintitrs

    escenas por hora. Se ha descubierto que las personas que ven mucha televisin

    son ms temerosas e inseguras, esto ocurre tanto en adultos como en nios. En

    general se nos presenta una idea equvoca y pesimista del mundo, lo cual afecta

    ms a los nios pues tienen menos fuentes de informacin.

    Uno de los aspectos que ms preocupa, sobretodo a los padres, es que los nios

    se estn volviendo insensibles ante la violencia, ya que sta parece endurecer a

    los nios, quienes al ver un acto violento, tienden a reaccionar con indiferencia.

    Estudios han demostrado que ver con frecuencia episodios violentos disminuye

    reacciones emocionales y tambin el inters por ayudar a otras personas en

    peligro o buscar ayuda para hacerlo. Cuanta ms violencia veamos y cuanto

    menos nos perturbe, ms probabilidades tenemos de hacernos tolerantes a la

    violencia en la vida real. La desensibilizacin a la violencia se opone al sano

    desarrollo y es posible que esta reduccin de la ansiedad sea lo que facilita el

    comportamiento agresivo. Por otra parte, investigadores han concluido que los

    nios que ven violencia en los medios de comunicacin, tienen ms probabilidad

    de considerar las peleas como un mecanismo normal para solucionar los

    conflictos.

    Si bien no se puede establecer una relacin de causalidad entre la TV y el

    comportamiento agresivo, se sabe que sus efectos no son triviales y pueden

    provocar incluso la muerte, entre otras tragedias.

  • 34

    Un estudio longitudinal concluy que la cantidad de violencia vista por los sujetos

    cuando nios, estaba asociada con su agresividad a las edades de 19 y 30 aos.

    Por todo esto, la American Psychological Association, ha solicitado un mayor

    esfuerzo para reducir la violencia en la TV.

    5.2 Roles de gnero y televisin

    Los nios obtienen de la televisin informacin sobre posibles ocupaciones y/o

    actividades para hombres y mujeres, y creen que esta informacin es cierta. La TV

    presenta muchos ms estereotipos de los que se encuentran en la vida real.

    Aparecen ms hombres, y stos son ms agresivos, activos, constructivos y

    serviciales, sus actividades le aportan recompensas tangibles. Pero las mujeres

    tienden a ser diferentes, pasivas e ignoradas, y son castigadas si se vuelven muy

    activas.

    En los ltimos aos ha habido cambios en la televisin, las mujeres pueden

    trabajar fuera de la casa y los hombres pueden estar a cargo de los nios, pero

    todava hay muchos estereotipos del gnero.

    La teora del aprendizaje social plantea que los nios imitan los modelos que ven y

    entonces, los que ven ms TV estaran ms tipificados por el gnero. Adems se

    demostr que ambos sexos recuerdan mejor las secuencias televisivas que

    confirman los estereotipos, pero cuando stos son rotos, los nios reaccionan,

    suelen ser ms flexibles en sus visiones y aceptan que hombres y mujeres tengan

    ocupaciones no tradicionales. En las investigaciones se ha observado que las

    nias son ms receptivas a estos cambios, aceptan los roles no tradicionales tanto

    en los dems como en ellas mismas.

    A pesar de los cambios en gran parte de los programas de televisin, se sigue

    retratando un mundo en el que se valora ser hombre, blanco y joven, y se denigra

    el ser mujer, viejo, de piel oscura o extranjero. A esto se suma el que en los

    comerciales las diferencias entre los roles de gnero son mucho mayores que en

    la vida real, y muy pocos de ellos rompen con los estereotipos.

    5.3 Educacin y televisin

    La televisin parece constituir un estmulo importante en el desarrollo de la

    capacidad de comprensin al favorecer la adquisicin de destrezas cognitivas y

    lingsticas, sobretodo en nios de nivel social bajo, que proveera los contenidos

  • 35

    que no pueden extraer de su medio, y en nios con un CI relativamente bajo. Los

    logros de aprendizaje a partir de programas culturales o de entretenimiento son

    incidentales.

    Programas educativos como "Plaza Ssamo", por ejemplo, han arrojado

    beneficios que consisten en que aumentan las habilidades para reconocer y

    nombrar letras, clasificar objetos, nombrar las partes del cuerpo y reconocer

    formas geomtricas, adems los nios llegan a la guardera con un buen

    vocabulario y muy bien predispuestos a aprender a leer. Sin embargo, este

    programa no reduce las diferencias entre nios aventajados y aquellos con

    desventajas. Por otra parte, estos programas pueden ensear a los nios a

    cooperar, a compartir, a ser afectuosos, amistosos, a controlar la agresin, cmo

    afrontar la frustracin y a terminar las tareas que emprenden. Se pueden presentar

    modelos de relaciones familiares armoniosas y de conducta cooperativa

    comprensiva y educativa. Sin embargo el efecto de la televisin prosocial es dbil,

    lo cual puede ser explicado por la inclusin relativa en ese medio de varias

    emociones.

    Estos programas educativos son los ms escasos en Amrica Latina, lo que

    puede explicarse porque, por una parte, tienen un alto costo, y por lo general

    tienen muy poca audiencia.

  • 36

    CONCLUSIONES

    La importante y creciente cabida de la televisin en la sociedad, ha influido en la

    vida de todos sus miembros, sobretodo de los nios quienes son aquellos que

    pasan ms horas frente al televisor.

    Al trmino de esta investigacin he podido concluir que la influencia que ejercen

    las caricaturas en los nios de entre 4 y 6 aos de edad puede ser tanto negativa

    como positiva. La primera es de gran inters por la gran cantidad de violencia

    emitida por televisin en programas destinados a los nios. Si bien no se puede

    establecer una relacin de causalidad, se sabe que estn correlacionados. La

    televisin tambin puede provocar, con programas de contenido estereotipado,

    que los nios que tienen una vida diferente a los patrones establecidos,

    desarrollen un sentimiento de no pertenencia y a la vez se genere el rechazo de

    stos por parte de los dems nios. Afortunadamente esto est cambiando y los

    programas muestran cada vez ms familias no tradicionales y roles de gnero

    menos estereotipados (las madres trabajan, hay mujeres policas, abogados, etc.).

    Con respecto a las influencias positivas, se deduce que son ms dbiles, pues los

    programas de este tipo son escasos y/o no estn bien construidos. De estarlo,

    favorece al nio dndole una base ms slida en su aprendizaje, pero todo

    depende de cmo adquiera e interprete la informacin. Tambin es importante

    destacar que la televisin permite, por medio de programas culturales, adquirir

    conocimiento del mundo, de los diferentes pases y sus culturas.

    En los ltimos aos, han surgido canales de televisin destinados a ensear de un

    modo entretenido, estos estn destinados a los nios, pero tambin son tiles y

    atractivos para los adultos (por ejemplo, Discovery Channel). Estos son esfuerzos

    por promover una televisin con mayor calidad en sus programas.

    Uno de los grandes errores detectados, es que la gran industria de la televisin no

    ha sido bien aprovechada, ya que toda la preocupacin est puesta en sus

    aspectos negativos. Por el contrario, se deberan promover los esfuerzos, como el

    anteriormente mencionado, consiguiendo as que la televisin sea una

    herramienta que mejore la vida de las personas promoviendo conductas

    prosociales mediante programas culturales y educativos.

    Por ltimo, me gustara destacar la enorme e importante responsabilidad de los

    padres en la cantidad y calidad de televisin a la que estn expuestos sus hijos, ya

    que mediante la informacin obtenida por medio de las cuestionarios aplicados a

    los padres de nios de entre 4 y 6 aos de edad del municipio de Sola de Vega

    pude notar la enorme indiferencia y desconocimiento de los padres respecto al

    contenido que se muestra en las caricaturas que ven sus hijos a diario.

  • 37

    Es precisamente por esto que los padres deberan poner ciertos lmites y/o reglas

    a sus hijos en cuanto al horario y tipo de caricaturas que ven, adems de

    promover una vida familiar con ms conversacin e interaccin entre sus

    miembros.

    Con seguridad muchos padres de familia gustan de compartir momentos con sus

    pequeos a travs de mirar juntos una caricatura amena y divertida. Por eso es

    que esta en ellos la gran tarea de orientar la educacin televisiva que a diario

    estn expuestos los infantes, en lo contenido en esta investigacin manifiesto la

    idea de suponer que aparentemente los dibujos animados deben poseer un

    contenido sano e ir implcitas moralejas que enseen a los nios cosas positivas;

    siempre y cuando ya tengan la capacidad de comprenderlas. Es aqu cuando se

    debe instruir a los nios de la manera ms clara posible, a que las personas

    mayores o que no son muy agraciadas en cuanto a la belleza fsica no siempre

    son malas. Incluso en las nias puede ser hasta perjudicial ver caricaturas en las

    cuales las protagonistas son mujeres hermosas y con cuerpos estilizados pues

    stas irn creciendo con esa idea y cuando lleguen a la edad de 13 a 15 aos es

    posible que se encuentren con algo triste al contemplarse ante un espejo y no

    cumplir con este estereotipo, eso sin duda afectara su autoestima. Es muy

    importante mencionar que cuando el nio ve muchas caricaturas en las que

    aparezcan luchas constantes entre hroes y villanos, sus padres o tutores deben

    inducir al nio platicndole de una forma clara, sencilla y entendible que no deben

    imitar a aquellos personajes ni en casa, ni mucho menos cuando convivan con

    sus compaeritos de la escuela o en el parque de diversiones porque podra

    resultar en extremo peligroso an cuando se quiera hacer el bien. Dentro de este

    tema las empresas publicitarias y comerciales tienen mucho de culpa al imponer

    sus objetivos de venta directo en productos consumidos por nios, para su

    beneficio no importando las consecuencias.

    A pesar del esfuerzo que pongan en ello los afligidos padres, si el nio no cuenta

    an con una edad en la que ellos distingan lo que es la imaginacin y la realidad,

    no ser tarea fcil de cuidar o guiar la programacin caricaturesca a la que sus

    nios dedican horas, pero con la posibilidad de elegir lo que ms dicte su

    conciencia.

    No obstante, conforme se alcance la mayora de edad, la madurez necesaria y

    dependiendo del medio en que el nio se desenvuelva, habr crecido feliz y

    satisfecho por haber tenido una infancia normal cuando se le permiti ver las

    caricaturas que tanto le emocionaron y le hicieron sonrer.

  • 38

    ANEXOS

  • 39

    GUA DE ENTREVISTA

    FECHA: 12 junio del 2009. HORA: 6:00 p.m.

    LUGAR: Villa Sola de Vega, Oaxaca.

    ENTREVISTADOR (A): Reyna Concepcin Garca Villanueva

    ENTREVISTADO (A): Profesora Carmela Santos Quiroz. Directora del Jardn de

    nios 20 de Noviembre ubicado en la localidad de Sola de Vega.

    1.- Cunto tiempo lleva desempendose como Directora del Jardn de nios, en

    Sola de Vega?

    Pues, desde hace cinco aos ya.

    2.- Considera que las caricaturas ejercen influencia en la forma de pensar y

    actuar de los nios de entre 4 y 6 aos de edad?

    En mi experiencia personal con nios de esas edades, definitivamente si

    considero que las caricaturas tienen gran influencia en la forma en la como se

    desarrollan los nios. A cada rato escucho a los nios, cuando juegan, decir que

    son ciertos personajes de caricaturas e incluso lo que me impresiona es que se

    saben los dilogos completos de los mismos. Es decir, aprenden ms rpido lo

    que ven en las caricaturas que lo que les ensea uno en la escuela.

    3.- En el transcurso de estos cinco aos en los que se a desempeado como

    directora del Jardn de nios de Sola de Vega, a cambiado la conducta y

    razonamiento de los nios con el surgimiento de nuevos tipos de caricaturas.

    Sin duda, por ejemplo antes no escuchaba que los nios quisieran ir a buscar

    fantasmas o que las nias se quisieran casar con un ogro. Anteriormente los nios

    imaginaban que ellos eran los hroes, ahora dicen que los villanos son ms

    inteligentes y ms fuertes. Es aqu donde se refleja que las caricaturas si tienen

    relevancia en la vida de los pequeos, ya que al pasar el tiempo las caricaturas

    van sufriendo cambios y estos se ven reflejados en el actuar y pensar de los nios.

    4.- A qu cree usted que se deba esto, que los nios aprendan ms rpido lo que

    ven en las caricaturas que lo que les ensean en el Jardn de nios?

  • 40

    Pues es que la forma en la que se exhibe el contenido de las caricaturas es

    mucho ms novedoso y de alguna manera, pues, ms divertido, y eso a los nios

    les encanta, sobre todo las escenas de violencia que se les presenta, donde a los

    personajes que por ms que se golpeen y medio maten, nunca les pasa nada.

    Esas escenas sobre todo a los nios les causa mucha gracia, por que aun no

    comprenden que es violencia lo que estn viendo.

    5.- Cree usted que las caricaturas puedan influir de manera positiva en el

    desarrollo intelectual y conductual de los nios?

    Creo que todas las cosas que tienen un aspecto negativo tambin deben tener

    uno positivo, y las caricaturas no son la excepcin, existen ciertos valores que se

    pueden rescatar de este tipo de programas televisivos, bueno entre los que yo he

    notado ms se encuentran: la amistad, la solidaridad, la lealtad pero ms que

    nada yo creo que depende del tipo de caricatura que vean los nios, por que de

    plano existen unas de las que nada se puede rescatar, aunque tambin depende

    de la actitud que los padres tengan ante esta situacin.

    6.- Cul es la experiencia que ha tenido con los nios del Jardn, que le permita

    ver o deducir que efectivamente las caricaturas ejercen influencia sobre ellos?

    La verdad es que todos los das puedo confirmar y reafirmar esto. Pero donde

    ms notoria es esta situacin es cuando se les pregunta que es lo que ms les

    gusta hacer, y todos responden que ver caricaturas; tambin cuando se les deja

    hacer un dibujo, no hay nio que no presente uno de un personaje de caricaturas,

    y para nada son personajes tiernos o bonitos, bueno en el caso de las nias, hay

    unas que hacen unos dibujo muy tiernos, pero la gran mayora de los nios hace

    dibujos muy extraos y fantasiosos, basados en las caricaturas.

    7.- Segn su opinin, considera que los nios no deberan ver caricaturas?

    Claro que no, los nios me odiaran si pensara de esa forma, (ja ja ja), la

    verdad es que a mi en lo particular me gusta ver caricaturas, yo no creo que el

    problema sean las caricaturas en si. Si no es cuanto crean los nios de ellas, y

    cuanto aprenden de ellas. Por eso creo yo, que es responsabilidad de los padres,

    el preparar u orientar de alguna manera a sus hijos para que estos no vean a las

    caricaturas como un mero ejemplo a seguir, o como un patrn de conducta.

    8.- Cul bebera ser la actitud de los padres ante la influencia de las caricaturas

    en sus hijos?

    Pues, como maestra y como madre te puedo decir que lo que uno tiene que

    hacer es establecer horarios para que los nios vean este tipo de programacin, y

    no se la pasen viendo la TV todo el da. Tambin es prudente que los padres vean

  • 41

    las caricaturas junto con sus hijos para que puedan darse cuenta de la temtica

    que se trata en las caricaturas que le gustan ver a sus hijos. Adems es

    conveniente que los padres implementen otro tipo de pasatiempos como el

    deporte o la lectura, aunque esto parezca muy difcil de lograr, no lo es tanto

    cuando se comienza la enseanza a una edad temprana como en los nios de 4 a

    6 aos.

  • 42

    CUESTIONARIO 1

    INFLUENCIA DE LAS CARICATURAS EN NIOS DE 4 A 6 AOS DE EDAD DEL

    MUNICIPIO DE SOLA DE VEGA.

    CUESTIONARIOS PARA PADRES DE NIOS DE 4 A 6 AOS DE EDAD DEL

    MUNICIPIO DE SOLA DE VEGA

    FECHA: 13 de junio del 2009.

    PROPSITO: Analizar el papel que desempean los padres de nios de entre 4 y

    6 aos de edad que viven en Sola de Vega, frente a la problemtica que implica la

    influencia de las caricaturas en sus hijos.

    La participacin de los padres en este cuestionario es de suma importancia para el

    desarrollo de esta investigacin. Por lo cual les pido su colaboracin para

    contestar a las siguientes preguntas.

    1.- Ve su hijo (a) caricaturas?

    S

    2.- Cunto tiempo dedica a verlas?

    Alrededor de 4 o 5 horas.

    3.- Tiene establecido un horario para que su hijo (a) vea la TV?

    Tiene permiso de ver la tele, hasta que termine de hacer su tarea y limpiado su

    cuarto.

    4.- Sabe usted los temas de los que hablan las caricaturas que ve su hijo (a)?

    Los temas de los que se habla en las caricaturas que ve, pues son aventuras o de

    mundos imaginarios y ficticios.

    5.- Habla con su hijo (a) respecto a la enseanza que se presenta en las

    caricaturas que ve?

    Trato de decirle que lo que ve en las caricaturas no es real, para que no trate de

    imitar lo que ve en ellas.

    6.- Considera que las caricaturas influyen en la conducta e ideologa de su hijo

    (a)?

  • 43

    Si yo considero que si, porque cuando acaba de terminar de ver una caricatura

    luego anda hablando o movindose igual que lo hacan los personajes de la

    caricatura que estaba viendo.

    7.- Cmo considera que es la influencia que las caricaturas ejercen sobre su hijo

    (a)?

    Pues yo creo que muchas veces es positiva, porque mediante las caricaturas les

    ensean muchos valores, y adems los encuentran divertidos.

    8.- Ha notado alguna conducta agresiva en su hijo (a) a consecuencia de las

    caricaturas que ve?

    No

    9.- Le ha causado algn problema en la escuela a su hijo (a) la influencia de las

    caricaturas?

    No la verdad no.

    10.- Ha pensado en implementar otro pasatiempo para su hijo (a)?

    Estoy pensando en meterla al grupo de danza infantil.

    Muchas gracias por su colaboracin.

  • 44

    CUESTIONARIO 2

    INFLUENCIA DE LAS CARICATURAS EN NIOS DE 4 A 6 AOS DE EDAD DEL

    MUNICIPIO DE SOLA DE VEGA.

    CUESTIONARIOS PARA PADRES DE NIOS DE 4 A 6 AOS DE EDAD DEL

    MUNICIPIO DE SOLA DE VEGA

    FECHA: 13 de junio del 2009.

    PROPSITO: Analizar el papel que desempean los padres de nios de entre 4 y

    6 aos de edad que viven en Sola de Vega, frente a la problemtica que implica la

    influencia de las caricaturas en sus hijos.

    La participacin de los padres en este cuestionario es de suma importancia para el

    desarrollo de esta investigacin. Por lo cual les pido su colaboracin para

    contestar a las siguientes preguntas.

    1.- Ve su hijo (a) caricaturas?

    S, claro que si.

    2.- Cunto tiempo dedica a verlas?

    Pues no se, desde que llega del knder se pone a ver sus caricaturas.

    3.- Tiene establecido un horario para que su hijo (a) vea la TV?

    No

    4.- Sabe usted los temas de los que hablan las caricaturas que ve su hijo (a)?

    Son como cuentos algunas y otras son de luchas.

    5.- Habla con su hijo (a) respecto a la enseanza que se presenta en las

    caricaturas que ve?

    Pues a veces l me pregunta cosas que no entiende de las caricaturas, pero luego

    no tengo tiempo y no le contesto.

    6.- Considera que las caricaturas influyen en la conducta e ideologa de su hijo

    (a)?

    Si, a cada ratito anda diciendo que es Superman porque puede volar.

  • 45

    7.- Cmo considera que es la influencia que las caricaturas ejercen sobre su hijo

    (a)?

    Pues algo negativa por que copia todo lo que ve en sus caricaturas.

    8.- Ha notado alguna conducta agresiva en su hijo (a) a consecuencia de las

    caricaturas que ve?

    Si, luego se pone a jugar pesado (violentamente) con sus primos, por andar

    haciendo lo mismo que en las caricaturas.

    9.- Le ha causado algn problema en la escuela a su hijo (a) la influencia de las

    caricaturas?

    Lo han regaado por andar brincando de las jardineras de knder, porque les dice

    a sus compaeritos que as hace el hombre araa.

    10.- Ha pensado en implementar otro pasatiempo para su hijo (a)?

    Pues luego le digo que salga a jugar el baln en lugar de estar viendo tanta tele.

    Muchas gracias por su colaboracin.

  • 46

    CUESTIONARIO 3

    INFLUENCIA DE LAS CARICATURAS EN NIOS DE 4 A 6 AOS DE EDAD DEL

    MUNICIPIO DE SOLA DE VEGA.

    CUESTIONARIOS PARA PADRES DE NIOS DE 4 A 6 AOS DE EDAD DEL

    MUNICIPIO DE SOLA DE VEGA

    FECHA: 13 de junio del 2009.

    PROPSITO: Analizar el papel que desempean los padres de nios de entre 4 y

    6 aos de edad que viven en Sola de Vega, frente a la problemtica que implica la

    influencia de las caricaturas en sus hijos.

    La participacin de los padres en este cuestionario es de suma importancia para el

    desarrollo de esta investigacin. Por lo cual les pido su colaboracin para

    contestar a las siguientes preguntas.

    1.- Ve su hijo (a) caricaturas?

    S

    2.- Cunto tiempo dedica a verlas?

    Como cinco horas aproximadamente.

    3.- Tiene establecido un horario para que su hijo (a) vea la TV?

    Despus de que termine la tarea puede ver la televisin.

    4.- Sabe usted los temas de los que hablan las caricaturas que ve su hijo (a)?

    Pues en la mayora de caricaturas que ve se tratan temas sobre la amistadsi la

    amistad.

    5.- Habla con su hijo (a) respecto a la enseanza que se presenta en las

    caricaturas que ve?

    A veces le trato de explicar por que se comportan as los personajes que salen en

    las caricaturas.

    6.- Considera que las caricaturas influyen en la conducta e ideologa de su hijo

    (a)?

  • 47

    Si creo que si, porque luego trata de hacer lo mismo que ve en las caricaturas, o

    luego tiene unas ideas que no se de donde las saca, y hasta que veo las

    caricaturas me doy cuenta que es de ah de donde las adquiere.

    7.- Cmo considera que es la influencia que las caricaturas ejercen sobre su hijo

    (a)?

    Pues en parte negativa, por que hay conductas que no debera aprender o

    palabras que no debera decir, pero tambin le ensean valores o consecuencias

    de sus acciones.

    8.- Ha notado alguna conducta agresiva en su hijo (a) a consecuencia de las

    caricaturas que ve?

    Pues a veces juega con sus muecos a que estn peleando y luchando, igual que

    en las caricaturas.

    9.- Le ha causado algn problema en la escuela a su hijo (a) la influencia de las

    caricaturas?

    No hasta el momento no.

    10.- Ha pensado en implementar otro pasatiempo para su hijo (a)?

    De hecho los domingos lo llevo al deportivo a jugar futbol.

    Muchas gracias por su colaboracin.

  • 48

    REFERENCIAS

    Fuenzalida, V. (1994). Socializacin y televisin. Estudios sociales CPU,

    Buenos Aires, pp.82, 187-219.

    Gombrich, E. (1968). Meditaciones sobre un caballo de juguete, Seis

    Barral, Barcelona, p.177.

    Hoffman, L., Paris, S., Hall, E. (1997). Psicologa del desarrollo hoy. Mc

    Graw-Hill, Espaa, pp. 134-144.

    Levine, M. (1997). La violencia en los medios de comunicacin: cmo

    afecta al desarrollo de los nios y adolescentes. Norma, Bogot, pp. 57-

    59.

    Rice, F.P. (1997). Desarrollo humano: el estudio del ciclo vital. Prentice-

    Hall, Mxico, p. 15.

  • 49

    BIBLIOGRAFA

    FERNNDEZ, F. (1994). Clase social, exposicin a la televisin y

    percepcin de la violencia en la televisin en estudiantes urbanos de

    educacin bsica en Chile. Estudios sociales CPU, pp. 82, 35-48.

    IVELIC, R. (1990). TV infantil y valores de vida. Revista de pedagoga FIDE,

    pp. 40, 326, 45-53.

    ORELLENA, O.A. (2007). Manual de Criminologa, Porra, Mxico, D.F.

    pp. 314-319.

    PAPALIA, D.E. y Wendkos Olds,S.(1987). Psicologa. Mxico: Mc Graw-Hill.

    PAPALIA, D.E. y Wendkos Olds, S. (1997). Desarrollo humano. Santaf de

    Bogot: Mc Graw-Hill.

    RICE, F.P. (1997). Desarrollo humano: el estudio del ciclo vital. Mxico:

    Prentice-Hall. p.15

    URIBE, P., Schoefeldt, A., Benavides, S. y Muoz, P. (1996). La televisin y

    el aprendizaje en preescolares. Revista de pedagoga FIDE, pp. 387, 246-

    250.

    http://www.esenario.esen.edu.sv/ HealthDay, por Serena Gordon.

    http://clio.rediris.es/arte/caricaturas/caricatura.htm#_ftn1

    http://www.elsiglodetorreon.com.mx/sup/siglon/06/10/06siglon1012.pdf.

    http://www.saltalamovida.com.ar/sitios/temadelmes.htm.

    http://www.mundofree.com/babar/html/esubversion.htm.

    http://www.mangaml.com/~karachan/Anime/1acaricatura.html.

    http://www.geocities.com/disneyanimacion/WaltD100.html.

    http://www.etcetera.com.mx/pag69ne4.asp.

    http://www.udec.cl/~ivalfaro/apsique/desa/index.php?texto=nitv.html.

    http://www.analitica.com/bitblioteca/tulio/portocarrero.asp.

    http://www.aldeaeducativa.com/aldea/Articulo.asp?W$hich1=2015.