Historia de España: Felipe II.

  • Published on
    29-Jun-2015

  • View
    974

  • Download
    5

DESCRIPTION

Resmenes de Historia de Espaa para selectividad.

Transcript

6- LA MONARQUA HISPNICA DE FELIPE II. POLTICA INTERIOR Y EXTERIOR. En 1556 Carlos I de Espaa abdica. Su hijo Felipe II heredar casi todas las posesiones, con excepcin de la corona imperial y los territorios patrimoniales de los Habsburgo, que pasarn a su to Fernando. La primera novedad que encontramos es el cambio de proyecto poltico. Siendo imposible la construccin del Imperio Cristiano Universal que pretenda su padre, Felipe II ser el encargado de defender la hegemona espaola con una Monarqua Catlica Hispnica. Queda clara la defensa de la religin catlica, y que el corazn de su imperio ser la pennsula ibrica y ms concretamente el reino de Castilla. En poltica interior Felipe II continua con la estructura anterior: sistema de Consejos (la pieza fundamental ser el Consejo de Castilla), divididos en consejos generales (Hacienda, Guerra, Justicia...) y territoriales (Aragn, Italia, Indias, Flandes...); virreyes en los distintos territorios de la monarqua; cortes, y finalmente, los municipios. Si bien Felipe II haba heredado un conjunto de territorios pacificado socialmente tras sofocar las revueltas comunera y de las germanas, no por ello dejar de tener problemas interiores. Los dos ms sealados son: 1- La revuelta de las Alpujarras (1568-1571). La poblacin morisca (musulmanes bautizados) de esta zona de Granada haba visto cmo la presin fiscal, religiosa y cultural sobre ellos haba ido creciendo. En 1566 se haba incluso prohibido el uso de la lengua y de los trajes. Ante la negativa real a admitir las tradicionales prcticas de estos moriscos, se produjo en 1568 una revuelta encabezada por Aben Humeya. Renaca el miedo a la actuacin de estos moriscos como quinta columna que posibilitara el desembarco islmico desde el norte de frica, lo que motiv una represin contundente y la posterior dispersin por toda Castilla, una vez dominada la revuelta por Juan de Austria (hermanastro de Felipe II), en 1570. 2- La revuelta de Aragn (1591), derivado de un turbio asunto de espionaje centrado en la figura de Antonio Prez, secretario de Felipe II y agente doble al servicio de la conspiradora Princesa de boli. Antonio Prez, perseguido por el rey, termina por huir a Aragn, donde queda fuera de la jurisdiccin castellana. Pero entonces el rey acude a la jurisdiccin inquisitorial, acusando a Prez de hereje. ste se pone bajo el amparo del Justicia mayor de Aragn. Cuando Felipe II saca por la fuerza a Antonio Prez de las crceles del Justicia mayor, el pueblo aragons se revela viendo vulnerados sus fueros, lo que permiti la huda del espa. Este fue el pretexto para una accin dura por parte de Felipe II, restringiendo seriamente los fueros aragoneses. La poltica exterior sigue lneas muy similares a la de su padre. Los enemigos de los Austria, del catolicismo y de la superioridad econmica espaola (sostenida con el oro y la plata de Amrica) sern fundamentalmente cuatro: 1- Francia. Una vez ms, el monarca galo ver a los Austria como una tenaza asfixiante en torno a sus fronteras. Pero este problema qued zanjado muy pronto con la victoria de San Quintn (1557) y la firma de la paz de Cateau-Cambrsis (1559), que abrira un largo periodo de paz oficial entre la monarqua hispnica y la francesa, si bien Felipe II intervino activamente en las guerras de religin francesas. 2- Inglaterra. El dominio del Atlntico, y las rivalidades religiosas sern motivo de enfrentamiento, en especial con la reina Isabel I, hija de Enrique VIII. Isabel, autntica constructora de una iglesia nacional anglicana, ser una dura enemiga del catolicismo. Felipe II, por su parte, har todo lo posible por apoyar a los catlicos ingleses. El enfrentamiento se desarrollar en Europa (apoyo ingls a los protestantes de los Pases Bajos, territorio de soberana espaola), pero tambin en Amrica, en donde la reina

Isabel foment las acciones de los corsarios ingleses, en especial de Drake. Para combatir a este formidable enemigo, Felipe II prepar la expedicin conocida como la Armada Invencible (1588), que result un fracaso absoluto. Habra que esperar al cambio de dinasta en Inglaterra, con el ascenso al trono de los Estuardo, para que cediera el nivel de tensin. 3- El turco. De nuevo un enfrentamiento religioso con caracter casi de cruzada, y un enfrentamiento econmico por el control del Mediterrneo. Felipe II potenci la creacin de una alianza (Liga Santa) formada por la propia monarqua espaola, La Santa Sede y Venecia, que consigui la victoria naval ms sonada de la poca en Lepanto. La armada de Solimn el Magnfico fue destrozada, pero eso no signific sino la retirada temporal de los otomanos. En realidad el triunfo fue ms un smbolo que una victoria decisiva, y la piratera turca renacera con fuerza en las costas espaolas en la dcada de 1580. 4- Los Pases Bajos. Desde un cierto punto de vista, podra ser considerado un problema interno, ya que se trata de territorios que formaban parte de la monarqua. La introduccin del protestantismo y del calvinismo suponan una grave alteracin de los planes del Felipe II, que no estaba dispuesto a consentir la menor disidencia religiosa entre sus sbditos. Las provincias del norte, casi enteramente protestante, se organizaron en la Unin de Utrecht; mientras que las del sur, mayoritariamente catlicas, respondieron con la Unin de Arras. Entonces se mostr la diferencia de criterios entre el monarca y sus sbditos flamencos. La poltica de intransigencia fue contestada por la nobleza del sur, acaudillada por los condes de Horn y Egmont. La represin fue dursima, y estos lderes, acusados de traicin, ejecutados, lo que hera gravemente la sensibilidad de los naturales del pas. Para empeorar aun ms las cosas, Felipe II encomend al Duque de Alba el control de las Provincias, lo que hizo empleando la represin ms dura. Los rebeldes, dirigidos por Guillermo de Nassau, prncipe de Orange, fueron apoyados por Francia y por Inglaterra, con lo que el conflicto se extenda internacionalmente y pasaba a tomar un matiz de poltica internacional grave. En 1581 las provincias del norte, orientadas al calvinismo, se declararon independientes. Felipe II intent por todos los medios sofocar la revuelta enviando a sus mejores capitanes (Luis de Requesens, Juan de Austria, Alejandro Farnesio...), pero la revuelta no tena marcha atrs y el rey muri sin ver pacificadas estas tierras donde, por ende, se cre uno de los regueros de plvora que condujeron a la guerra de los Treinta Aos. En resumen, la monarqua hispnica de Felipe II empe prcticamente todos los recursos en la defensa internacional del catolicismo. El sostn econmico de las riquezas de Amrica permiti mantener la hegemona, pero el desgaste pas una factura que, a la larga, no fue posible pagar. El reinado de Felipe III consagr el agotamiento (que por otra parte no era solo espaol, sino general), y hubo que firmar la paz con todos: Francia (Vervins, 1598), Inglaterra (Londres, 1603), Pases Bajos (Tregua de los doce aos, 1609). Haba acabado el gran momento de los Austrias mayores