Hay Algo Más Aburrido Que Ser Una Princesa Rosa

  • Published on
    27-Sep-2015

  • View
    45

  • Download
    11

DESCRIPTION

Cuento sobre equidad de gnero.

Transcript

Hay algo ms aburrido que ser una princesa rosa?Raquel Daz Reguera

Carlota era una princesa rosa,Con su vestido rosa,Su armario lleno de ropa rosaY una habitacin con una cama,Con unas sbanas y una almohada rosas.Pero Carlota estaba harta del rosaY de ser princesa.

Haba algo ms aburrido en el mundo que ser una princesa rosa?

Las princesas son tan cursis que solo conUn pequeo guisante escondido debajoDe cien colchones pierden el sueo.Carlota, sin embargo, podaDormir como una marmotaIncluso sobre un elefante.

Una vez conoci a una princesaQue se pasaba el da besando a los sapos del estanquePara ver si algunoSe converta en el prncipe azul.

Pero Carlota no quera un prncipe azul.

Por qu no haba princesasQue surcaran los maresEn busca de aventuras?O princesas que rescataranA los prncipesDe la garras de un lobo feroz?

O princesas astrnomasQue pusieran nombreA todas las estrellas del universo?O princesas cocinerasQue hicieran tartas de chocolateY galletas con mermelada?

Carlota era una nia y soabaCon cazar dragones,Buscar tesoros,Amaestrar mariposas,Desenredar enredos,Fabricar aviones de papel,Nadar a lomos de un delfn,Perseguir palomas mensajerasY conocer los confines de la TierraViajando en un gigantescoGlobo volador.

Pero su madre era una reina rosa;Con sus vestidos rosas,Su armario lleno de ropa rosaY haba una habitacin con una cama,Con unas sbanas y una almohada rosasComo toooodas las reinas.

Y su padre era un rey azul;Con su traje azul,Su trabajo azulY su vida azul.Como toooodos los reyes.

-Por qu ests tan seria Carlota?-le pregunt su madre una maana.-Mam, yo no quiero ser una princesa rosa.Yo quiero viajar, jugar, correr y brincarY quiero vestir de rojo,De verde o de violeta-Hija ma le dijo la reina -,Las princesas son muy delicadasY no pueden salir de palacioPorque se pondran enfermas,No pueden correr y brincar porqueEstropearan sus bonitos vestidos de seda.Y no pueden vestir de verde ni de azulPorque esos colores no les sientan bien,

Las princesas son como las rosas,Flores frgiles cuyos ptalosNo resistiran ni un soplo de viento.-Pero mam,Yo no soy una flor.Soy una nia.La reina se qued pensativaY luego respondi:-Pues es verdad.

Entonces decidieron ir a hablar con el rey.-Pap dijo Carlota-,Yo no quiero ser una princesa rosa.Yo quiero viajar, jugar, correr y brincarY quiero vestir de rojo, de verde o de violeta-Hija ma le dijo el rey-,Las princesas son como las rosas,Flores muy frgiles cuyos ptalos no resistiranNi un soplo del viento.-Pero pap, yo no soy una flor. Soy una nia.El rey se qued pensativoY luego le respondi:-Pues es verdad.

Entonces decidieron ir a hablar con el hada madrina.-Hada dijo Carlota-,Yo no quiero ser una princesa rosa.Yo quiero viajar, jugar, correr y brincarY quiero vestir de rojo, de verde o de violeta-Carlota le dijo el hada-,Las princesas son como las rosas,Flores cuyos ptalos no resistiran ni un soplo del viento.-Pero hada, yo no soy una flor. Soy una nia.El hada se qued pensativa y luego le respondi:-Pues es verdad

As que el rey llam a todos sus consejerosY Carlota les habl:-Consejeros reales,Yo no quiero ser una princesa rosa.Yo quiero viajar, jugar, correr y brincarY quiero vestir de rojo, de verde o de violeta-Carlota le dijeron los conesjeros-,Las princesas son como las rosas,Flores frgiles cuyos ptalosno resistiran ni un soplo del viento.-Pero, yo no soy una flor. Soy una nia.Ooooooh! Dijeron los consejeros-,Pues es verdad.

Entonces decidieron convocarEn palacio a todos los reyes,Reinas, prncipes azules,Hadas madrinas y concejeros del mundoY todas las princesas,Que unidas dijeron:-Nosotras no queremos ser princesas.Queremos viajar, jugar, correr y brincarY vestir de roo, de verde o violeta.Y no somos flores,Somos nias!

Nadie supo qu responder,Hasta que al fin hablLa ms anciana y sabiaDe todas las hadas madrinasAll reunidas.-Es verdad, las princesas no son floresY a partir de ahora mismoPodrn ser lo que quieran ser.

Todos aplaudieron,Excepto un prncipe azul,Que con el gesto muy serio, pregunt:-Y qu hacemos ahoraLos prncipes azules?La anciana se qued pensativaAntes de responder:-Ustedes podrn vestir de rosa.

As una tras otra,Las princesas dejaron de ser princesasY comenzaron a viajar, a jugar,A correr y a brincar y, por supuesto,Olvidaron sus vestidos rosasY se vistieron de rojo, de verdeY de todos los dems colores del arcorisY ahora, dime:-Por qu todas las niasQuieren ser princesas?