Gobiernos locales y ciudadana, treinta aos codo con ? Gobiernos locales y ciudadana, treinta

  • Published on
    23-Sep-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Transcript

  • Gobiernos locales y ciudadana,treinta aos codo con codo

    Jorge Wagensberg: El mundo estevolucionando hacia uncomportamiento cientfico

    Movilidad urbana, formando a losgestores municipales

    Revista de la Diputacin de Barcelona | 39 | 1 Cuatrimestre 2009

    www.diba.cat

    Gobiernos locales y ciudadana,treinta aos codo con codo

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:52 Pgina 1

  • 2 | Diputacin de Barcelona

    03 | Editorial Treinta aos construyendo sociedad

    04 | A fondoGobiernos locales y ciudadana, treinta aos codo con codo

    10 | En redMovilidad urbana, formando a los gestores municipales

    14 | Municipios singularesCalls: el primer pueblo digital de Catalua

    18 | A debateQu acciones puede desarrollar tu ayuntamiento parafomentar la actividad econmica en el municipio?

    20 | La entrevistaJorge Wagensberg: El mundo est evolucionando hacia un comportamiento cientfico

    24 | Ciudadana El uso y la gestin del tiempo, un derecho de la ciudadana

    28 | Innovacin localLa importancia del capital social. Reflexiones y propuestaspara la generacin de capital social

    34 | Buenas prcticas

    39 | Libros y webs

    Fotografas de portada: Archivo Servicio de Prensa

    SUMARIO

    04

    10

    14

    2024

    Direccin: Jordi Navarro. Redaccin: Estrella Barrero, Susana Burgos, Alberto Garca, Jos Iglesias, Enric Monn, Ethel Paricio, Carles Sabater, Glria San-tamaria, Eva Vials. Colaboradores: Joan Cat, Carme Miralles-Guasch, Josu Iradi Arrieta, Josep San Martin i Morant, Noem Zomeo. Fotografa: scarFerrer, scar Giralt, Eva Guillamet, Anna Jimnez/Azapress, Xavier Renau, Joan Roca, Jordi Roviralta, Noem Zomeo. Maquetacin: Alberto Garca. Ase-soramiento lingstico y produccin editorial: Direccin de Comunicacin. Consejo editorial: Anna Berruezo, Antnia Bisbal, Xavi Casinos, Juan Ech-niz, Marina Espinosa, Cristina Gmez, Emiliano Jimnez, Manel Martnez, scar Martnez, Jordi Navarro, Carme Prez. Proyecto grfico: Eumogrfic. Preimpresin: TECFA GROUP. Impresin: SA DE LITOGRAFA . ISSN: 1133-2328 / DL: B-1069-1992Servicio de Prensa. Diputacin de Barcelona:Rambla de Catalunya, 126, planta 9a. 08008 Barcelona s.premsa@diba.cat / www.diba.cat / Publicacin cuatrimestral / Distribucin gratuita. Los artculos de colaboracin que publica el DB expresan la opinin de los sus autores, la cual no ha de ser necesariamente compartida por los responsables de la revista.

    28

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 2

  • EDITORIAL

    Diputacin de Barcelona | 3

    Treinta aos construyendo sociedad

    La conmemoracin del treinta aniversario de la constitu-cin de los ayuntamientos democrticos pone sobre lamesa la importancia de una pieza clave y nada menor dela Administracin. Estas tres dcadas de servicio pblicolocal han cambiado la fisonoma de los municipios y hanmejorado sustancialmente la oferta de servicios y equipa-mientos destinados al bienestar y a la calidad de vida detodos, sin distinciones ni exclusiones. Y, sobre todo, con-viene subrayarlo, han transformado la manera de servir alas personas desde los ayuntamientos: el ejercicio demo-crtico en clave local ha comportado la optimizacin delos recursos pblicos en beneficio de la mayora de la po-blacin, la proximidad y la responsabilidad en la toma dedecisiones colectivas y el compromiso creciente de nu-merosos ciudadanos y ciudadanas con el civismo y conlos asuntos pblicos. Como se ha dicho a menudo, losayuntamientos han sido la mejor escuela de polticos, por-que los alcaldes y los regidores trabajan, ms que nadie,de cara a las personas, compaginando forzosamente eltrabajo en el despacho y el contacto con la calle.

    La Diputacin de Barcelona ha tenido un papel decisivo enesta transformacin y revalorizacin de la Administracin lo-cal. Hemos consolidado nuestro papel de administracin deapoyo, reequilibrio y liderazgo en el territorio. Pero todavatenemos que avanzar mucho en la vertebracin de un servi-cio pblico de calidad desde la proximidad, y ste es el retoque nos anima con motivo del treinta aniversario de los ayun-tamientos democrticos. Reforzar el bienestar y el desarro-llo del pas desde la apuesta convencida por los pueblos ylas ciudades constituye, ms que nunca, nuestro objetivo.

    Ni el escenario actual ni las reivindicaciones del municipa-lismo, lamentablemente todava pendientes, nos permitendetenernos ni un segundo. Hay mucho trabajo por hacer, yla experiencia de estos histricos treinta aos nos anima aemprenderlo con ilusin y con dedicacin renovadas.

    Foto

    : Arc

    hivo

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 3

  • 4 | Diputacin de Barcelona

    Gobiernos locales y ciudadana, treinta aos codo con codo

    A FONDO

    Foto

    graf

    as:

    Arc

    hivo

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 4

  • Diputacin de Barcelona | 5

    En el ao 1979, muchas ciudades catalanas estaban por hacer

    El 3 de abril se cumplen los primeros treinta aos dedemocracia local en Espaa. Un perodo durante elque los ayuntamientos se han convertido en el pri-mer referente para la ciudadana, y los electos mu-nicipales, los representantes democrticos de estosgobiernos locales, han ejercido un liderazgo firme yslido para la transformacin de sus pueblos y ciu-dades.

    En Catalua, hoy existen 946 municipios, 12 ms que hacetreinta aos, y en todo este tiempo slo ha habido una de-saparicin, Palmerola, un ncleo de poblacin situado entrelas provincias de Barcelona y de Gerona, que ha sido agre-gado al Ayuntamiento de Les Lloses.

    Estamos hablando, por lo tanto, de un mapa muy similar alde hace treinta aos, con casi mil municipios, de los cualesms de la mitad no llegan a mil habitantes, y ms del 80%no superan los cinco mil, con toda una serie de entidadesmenores, mancomunidades y entidades descentralizadas,la gran mayora de las cuales cuentan tambin con una es-casa dimensin territorial y poblacional.

    stas son las cifras, la memoria fra si se quiere, del mapalocal de Catalua, y de las modificaciones y los cambiosque ha sufrido en los ltimos treinta aos. Modificaciones ycambios, sin embargo, que como vemos no han variado niafectado sustancialmente al territorio ni a la distribucin depoblacin de Catalua, de tal forma que actualmente, comohace treinta aos, cerca del 71% de la poblacin vive redu-cida a los 59 municipios que superan los 20.000 habitantes,mientras que los municipios de menos de 2.000 habitantesno llegan al 10% de la poblacin.

    Lo que s ha cambiado, y mucho, en estas ltimas dcadas,ha sido la realidad municipal. No slo el espacio fsico, lascalles, las plazas, los equipamientos, sino tambin, y sobretodo, la visin y la opinin que la ciudadana tiene de susayuntamientos. Una visin y una opinin bastante favorableforjada a lo largo de estos treinta aos de trabajo codo con

    codo, a menudo voluntarista y generoso, realizado tantodesde la vertiente poltica como tcnica.

    En el ao 1979, muchas ciudades de nuestra comunidadautnoma estaban a medio hacer. Podramos afirmar, inclu-so, que en muchos casos estaban por hacer. Eran, sobretodo en el mbito metropolitano, unas ciudades que habancrecido rpida y desordenadamente, gigantes con pies debarro donde da s, da tambin, se libraban muchas e inten-sas batallas sociales. Eran ciudades en conflicto perma-nente.

    Ordenar los pueblos y las ciudades cost aos y muchosesfuerzos. Fue necesario mucho trabajo para arreglarlas yordenarla para que fuesen y cumpliesen su funcin de ciu-dad, con los equipamientos, las infraestructuras y los servi-cios bsicos cubiertos. Una vez conseguidos unos ndicesestndares de calidad, se inici la segunda fase de este or-denamiento urbano, en el que ya se pens ms a largo pla-zo en qu ciudad se quera disear, planificando nuevos es-pacios y equipamientos, abriendo nuevos barrios y creandonuevos servicios.

    Como dijo hace tiempo el ex alcalde de Lrida, Antoni Siu-rana, el cambio ms importante vivido por nuestrasciudades desde el restablecimiento de la democraciaen los ayuntamientos es, sin ningn tipo de duda, haberpasado de una concepcin fsica del espacio urbano auna dimensin humana, donde los protagonistas de lasciudades son los vecinos.

    Las nuevas ciudadesPor ello, entrados ya en el siglo XXI, tanto los representantespolticos democrticos de los municipios como el conjuntode la ciudadana estamos inmersos en una labor, no menosimportante que las anteriores, para consolidar a escala lo-cal unos espacios de bienestar y unos servicios dignos y decalidad para las personas.

    Una labor para favorecer la cohesin social y la integracinde colectivos de riesgo, como nios, jvenes, mujeres, per-sonas inmigrantes, paradas, con disminuciones o afecta-das por enfermedades sociales o de salud. Una labor que,

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 5

  • en realidad, los ayuntamientos ya han ido llevando a cabocon bastante xito a lo largo de estos ltimos aos. Y a me-nudo sin los medios econmicos necesarios ni las infraes-tructuras ptimas, lo que nos debera hacer pensar qu sehabra podido conseguir si estos medios econmicos y es-tas infraestructuras hubiesen existido.

    Tal como dice el presidente de la Federaci de Municipis deCatalunya (FMC) y alcalde de Sabadell, Manuel Bustos,los parlamentos aprueban leyes pensadas para laspersonas, pero quien las aplica somos los municipios,tanto si tenemos la competencia como si no. Y esto nosotorga una responsabilidad enorme: somos observado-res de primer orden, pero sobre todo actores esencialespara mantener la cohesin social en el seno de nuestrospueblos y ciudades. En este mismo sentido, el presidentede la Associaci Catalana de Municipis (ACM) y alcalde deMartorell, Salvador Esteve, afirma que si miramos por elretrovisor, podemos afirmar que durante todo estetiempo los ayuntamientos nunca hemos dado la espal-da a la ciudadana.

    Las asignaturas pendientesA pesar de los treinta aos transcurridos desde el 19 deabril de 1979, fecha en que se constituyeron los primerosayuntamientos democrticos, nuestro sistema poltico yadministrativo tiene todava diversas asignaturas impor-tantes pendientes, algunas de las cuales mantienen unaestrecha relacin con la buena gestin, tanto presente co-mo futura, de los gobiernos locales. As, continan siendovigentes hoy de manera mayoritaria las afirmaciones quehizo Frederic Prieto, primer alcalde de Cornell de Llobre-gat y actual Sndic de Greuges de la ciudad, con motivo dela celebracin del veinte aniversario de los ayuntamientosdemocrticos. Deca Prieto: Existen tres asignaturaspendientes. La primera es la cuestin de la suficienciaeconmica, ya que esquemas como el del 50-25-25 nohan pasado de ser, respecto a los ayuntamientos, unbuen deseo, buenas palabras; la segunda, el temacompetencial, que no se ha resuelto generosamentepara los ayuntamientos, excepto en aquellos casos enque significaba para ellos un plus de responsabilidad yde gasto, y la tercera, que no lo podemos atribuir slo a

    las instancias generales del pas, la horizontalidad delmodelo local tampoco se ha resuelto con xito plena-mente.

    Por lo tanto, garantizar la suficiencia econmica de losayuntamientos o solucionar el tema competencial han sidoy son todava hoy dos cuestiones que enfrentan a los go-biernos locales con los autonmicos y el central. La sensa-cin de que la administracin local contina siendo la ceni-cienta del sistema est plenamente instalada en elimaginario colectivo de los alcaldes y alcaldesas, no tan s-lo de Catalua, sino tambin del conjunto de Espaa. Y lopeor de todo es que, a menudo, no es slo una sensacin,sino una realidad demostrada.

    Que se reconozca cules son los servicios, cules son lascompetencias propias de la gestin municipal y cules co-rresponden a otras administraciones pblicas es una nece-sidad cada vez ms apremiante. De esta manera, sera muyfcil valorar en su justa medida los esfuerzos que han lleva-do y llevan a cabo los gobiernos locales. Afortunadamente,en este asunto el nuevo Estatut de Catalua ha dado un pa-so adelante bastante importante. As, por primera vez seestablece claramente un ncleo extenso de competenciaspara los gobiernos locales, y se les garantiza por ley la ob-tencin de los recursos suficientes para afrontar la pres-tacin de los servicios cuya titularidad o gestin se lestraspase o se les delegue, y afirma que toda atribucinnueva de competencias debe ir acompaada de la asig-nacin de los recursos suplementarios necesarios parafinanciarla correctamente.

    Aparte de la financiacin, tanto Manuel Bustos como Salva-dor Esteve aaden otras cuestiones pendientes, como sonel desarrollo efectivo del nuevo Estatut respecto a las mate-rias que afectan a los municipios, y la dignificacin socialde los cargos electos. Unos cargos electos, cuyo papel yfuncin ha variado sustancialmente en estos treinta aos.Desde unos primeros momentos en que era necesario po-seer por encima de todo habilidades gerenciales y asisten-ciales para resolver los problemas y las carencias urbanas,sin hacerse demasiadas preguntas sobre prioridades,protagonismos institucionales o maneras de hacer las

    6 | Diputacin de Barcelona

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 6

  • Diputacin de Barcelona | 7

    Los medios de comunicacin local tambin se aadirn a laconmemoracin de los treinta aos de ayuntamientos de-mocrticos. As, la Red de Televisiones Locales (XTVL) emi-tir una serie de 13 captulos semanales dedicada a reseguirla historia de los ayuntamientos de los ltimos treinta aos,cuya emisin est prevista para despus de Semana Santa.

    La serie pretende revisar a fondo las transformaciones deestos aos desde la ptica municipal, pero contextualizn-dolas a travs de una perspectiva global. El relato de la seriese ha construido desde una doble perspectiva: la de los ex-

    pertos, que dan la visin abstracta, y la de los ciudadanos,que son los protagonistas de esta historia en el da a da.

    Aparte de la serie, hacia el 3 de abril se emitir a travs de laXTVL, COMRdio y lamalla.cat, especialmente en los infor-mativos, una serie de espacios referidos a la evolucin delas ciudades en los ltimos treinta aos, que estarn prota-gonizados por los alcaldes de Barcelona, Tarragona, Lriday Gerona de los aos 1979 y 2009, por los presidentes de laDiputacin de Barcelona de 1980 y 2009, y tambin por lospresidentes de la FMC y de la ACM.

    Los treinta aos en los medios de comunicacin local

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 7

  • 8 | Diputacin de Barcelona

    cosas, segn dice el catedrtico de Ciencias Polticas dela UAB Joan Subirats, se ha pasado a un perodo en el queel regidor o la regidora debe incrementar su perfil poltico,preocupado ms por proyectar a medio y largo plazo, porser lder social, una persona capaz de articular proyec-tos y fuerzas sociales, de negociar y establecer pautasde colaboracin y de partenariado con la comunidad ysus organizaciones.

    Pero, tal como deca Frederic Prieto, no todas las asignatu-ras pendientes pueden ser atribuidas a causas exgenas almundo local. Prieto anotaba como un problema no haberconseguido todava de manera plenamente efectiva dotar elsistema local de horizontalidad, es decir, favorecer una ma-yor participacin de la ciudadana y del tejido asociativo enlos asuntos municipales. Y sta slo sera una de las cues-tiones irresueltas, o no resueltas del todo todava. Otras se-ran garantizar que el desarrollo urbanstico de las poblacio-nes vaya siempre paralelo a la defensa del medio ambientey la sostenibilidad, y que los pueblos y las ciudades se con-viertan definitivamente en espacios tangibles y reales deconvivencia, donde los fenmenos de la transnacionalidady la interculturalidad no sean vividos por ciertos sectores dela sociedad como amenazas o peligros, sino como verda-deras oportunidades de desarrollo y mejora social.

    Muchos y diversos son, as pues, los retos que deben en-carar hoy los gobiernos locales. Y Manuel Bustos y Salva-

    dor Esteve, presidentes de la Federaci de Municipis deCatalunya (FMC) y de la Associaci Catalana de Municipis(ACM), respectivamente, coinciden en buena parte deellos. As, dejando de lado la solucin definitiva del modelode financiacin local ya apuntado anteriormente, otros re-tos que hoy tienen sobre la mesa los ayuntamientos, se-gn Manuel Bustos, son dar respuesta a las nuevas necesidades de la ciudadana. Debemos dar respuestaa las nuevas demandas: ponernos al da en el uso de lasnuevas tecnologas desde la administracin, respon-der a las necesidades y nuevas situaciones que generala nueva ciudadana venida de otras culturas, dar res-puestas a los jvenes, a las personas mayores, etc. Yello implica una doble vertiente: formarnos y formar ala ciudadana.

    Y Salvador Esteve lo recalca diciendo que debemos con-seguir modernizar la administracin en beneficio de laprestacin de los servicios a los ciudadanos, integrar la nueva inmigracin y combatir la creciente desafeccinpoltica desde la primera lnea de la poltica; es decir, des-de el contacto cotidiano con la ciudadana.

    Hacer realidad algunos o todos estos retos no depende ni-ca y exclusivamente de los gobiernos locales. A menudo, nitan slo de los gobiernos de la Generalitat o de Espaa, si-no que hoy muchas decisiones se toman ms lejos, en laUnin Europea. Es en estos mbitos donde debe tomar

    Las bibliotecas, equipamientos culturales que dan amplia respuesta a las necesidades de la ciudadana

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 8

  • Diputacin de Barcelona | 9

    ms protagonismo un concepto que no es nuevo y que hasido ampliamente difundido en muchos documentos lega-les programticos espaoles y europeos, pero que hastaahora ha sido muy poco aplicado: el de la subsidiariedad.Estamos de acuerdo en que es una palabra difcil de pro-nunciar. Una palabra que a menudo necesita notas a pie depgina para ser explicada, pero que en el campo de la ges-tin de los asuntos pblicos tiene un significado suficiente-mente claro: los servicios, para que sean ms eficientes yeficaces, deben ser prestados por las administracionesms prximas a los problemas que estos servicios preten-den resolver.

    Si como dice el presidente de la FMC, Manuel Bustos, elprincipal objetivo de los ayuntamientos es atender a laspersonas, tendremos que estar de acuerdo en que el retoprioritario de los gobiernos locales para los prximos aosdebe ser poder ser capaces de mantener e incrementar lacantidad y calidad de los servicios de bienestar social queya gestionan, y asumir con plenas garantas de xito lasnuevas competencias que les sean delegadas y traspasa-das en virtud de los principios de subsidiariedad, eficacia yeficiencia en la gestin.

    De esta manera, el conjunto de los gobiernos locales deCatalua y Espaa consolidarn la confianza que la ciuda-dana ya ha depositado en ellos a lo largo de estos primerostreinta aos de democracia local. Jordi Navarro

    El treintavo aniversario de los ayuntamientos demo-crticos nos coge trabajando a fondo. Los que hemosvivido estas tres dcadas de aprendizaje poltico enlos municipios en contacto con los ciudadanos, conlos empresarios, con los trabajadores, con las entida-des, hemos contribuido a hacer unos pueblos y unasciudades ms a la medida de las personas, con msy mejores espacios y equipamientos pblicos.

    La Diputacin ha tenido un papel fundamental en estaetapa. Somos el instrumento de apoyo y de reequili-brio territorial para que todos los municipios de la pro-vincia dispongan de servicios pblicos con ndices decalidad homologables. Y siempre hemos hecho estetrabajo, sobre todo en momentos de crisis comoahora, con eficacia y lealtad institucional.

    Pero esta efemride nos motiva sobre todo por los re-tos de futuro. El paso adelante que ha hecho el Esta-tut dedicando un captulo entero a la especificidad delos gobiernos locales se debe ver confirmado por unnuevo modelo de financiacin local y una nueva Leyde gobiernos locales que definan por fin un marcoadecuado para las polticas de proximidad necesariaspara afrontar la realidad econmica, social, territorialy demogrfica del siglo XXI. Los gobiernos locales tie-nen que ser, ms que nunca, constructores de ciuda-dana. Esta exigencia, que la Diputacin y los ayunta-mientos asumimos como propia, nos tiene que llevara una nueva manera de pensar el mundo local para losprximos treinta aos, manteniendo los valores esen-ciales del municipalismo: democracia local, proximi-dad, diversidad y capacidad de innovacin.

    Por ello, los ayuntamientos y la Diputacin trabajare-mos para dotarnos de medios e instrumentos para me-jorar la calidad de vida de las personas.

    Una labor apasionantepara los prximostreinta aos

    Antoni FoguPresidente

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 9

  • EN REDMovilidad urbana, formando a los gestores municipales

    10 | Diputacin de Barcelona

    Foto

    graf

    as:

    re

    a d

    e In

    frae

    stru

    ctur

    as

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 10

  • El aumento de las infraestructurasviarias, la mayor distancia entreresidencia, trabajo y ocio, el de-sarrollo urbanstico disperso o ladistribucin de mercancas just intime son algunas de las causasque hacen de la movilidad urbanaun fenmeno realmente complejo,que ha evolucionado a partir de laLey de movilidad de Catalua de2003 y del Plan director de movi-lidad de la Regin Metropolitanade Barcelona (RMB) de 2007. LaDiputacin de Barcelona trabajacon los ayuntamientos en la ela-boracin de los planes de movili-dad urbana (PMU), en los estudiosde evaluacin de la movilidad ge-nerada (EAMG), en la vinculacinentre stos y el planeamiento ur-banstico, y en un cuarto eje quees la formacin de los nuevos ges-tores de la movilidad.

    La Diputacin, desde el rea de Infra-estructuras, despus de cuatro aos deactuacin y 34 estudios realizados, seplantea para este mandato planificar lamovilidad de un centenar de municipios,aproximadamente dos millones de ha-bitantes, que generan una movilidad li-gada al vehculo privado.

    Juntamente con este apoyo a los muni-cipios, la Diputacin va ms all y desdehace tres aos est formando a los tc-

    nicos y responsables polticos que tie-nen que llevar a cabo tanto la planifica-cin como la gestin de la movilidad enlos municipios. Conjuntamente con elColegio de Ingenieros de Caminos, Ca-nales y Puertos de Catalua, organizados cursos: uno dedicado a la planifica-cin y el otro a la gestin de la movilidad.En total, a finales de este ao, 75 tcni-cos municipales habrn recibido forma-cin en metodologa, nuevas priorida-des en el transporte, la evaluacin y losindicadores de seguimiento, el plan deacceso a los sectores industriales, etc.

    Para conocer de cerca cules son losretos, la realidad del da a da, y cul esel lugar que debe ocupar la movilidad enla gestin municipal, hemos habladocon tres alumnos que ya han finalizadosu formacin, concretamente con lostcnicos de Granollers, Sant Cugat delValls y Sant Feliu de Llobregat, y condos alumnos que acaban de iniciar suformacin, los tcnicos de Vic y de Cas-tellar del Valls.

    Ricard Causa, tcnico de Movilidad deGranollers, analiza el reto de la movi-lidad en su municipio: Lo ms impor-tante es llevar a la prctica los cri -terios y las tcnicas de manera con -vincente y hacerlo entender dentro yfuera del ayuntamiento. En Grano-llers, con 60.000 habitantes y unazona de influencia de ms de 150.000,hemos aprobado inicialmente nues-tro PMU. Los criterios de gestin quehemos definido son la referencia paralas intervenciones en la gestin de losservicios correspondientes: regula-cin semafrica, autobuses, bicicle-tas, mercancas, sealizacin, etc..

    Alejandro Mart, director de Movilidad deSant Cugat, cree que el reto ms im-portante es avanzar hacia un modelode movilidad ms sostenible. Tene-mos que ser capaces de conciliar elda a da de los ciudadanos y sus ne-cesidades de movilidad con un usoms racional del vehculo privado afavor del transporte pblico y soste-nible. El reto es conseguir municipioscon una red suficientemente potentede transporte pblico y carril bici, queno sea necesario coger el vehculoprivado.

    Para Llus Carrasco, tcnico de Movili-dad de Sant Feliu de Llobregat, el retoque tenemos los ayuntamientos esimplantar con rigor las medidas derestriccin del trfico rodado, sobretodo en los del entorno de la ReginMetropolitana de Barcelona (RMB),por los problemas atmosfricos. Paraejecutar estas medidas, necesitamoscapacidad econmica y voluntad po-ltica.

    Los nuevos alumnos inician su forma-cin con un conocimiento suficiente-mente concreto y esperan del cursoherramientas y conocimientos que lespuedan ayudar en su tarea. Para An-toni Jurjo, alumno de los dos cursos einspector de la Guardia Urbana de Vic,la movilidad es muy transversal.Desde mi perfil de guardia urbano,me interesa encontrar en el cursoherramientas que nos ayuden a ha-cer posible el respeto mutuo entreconductores y peatones, que reduz-can la accidentabilidad y que se ge-nere prevencin y seguridad en eldiseo urbano.

    Diputacin de Barcelona | 11

    75 tcnicos municipales han recibido formacin y conocimientossobre planificacin y gestin de la movilidad urbana

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 11

  • 12 | Diputacin de Barcelona

    Mir: Es necesario un cambio de tendencia a favor de ir a pie, la bicicleta y el transporte pblico

    Tambin hemos situado aspectossobre gestin, retos y nuevos esce-narios de la movilidad urbana en -trevistando a Joan Mir Farrerons,profesor del Departamento de Infra-estructura del Transporte y del Terri-torio de la UPC y director tcnico deGINTRA, Ayuntamiento de Matar.

    Cules son los retos municipalesms urgentes en el mbito de lamovilidad urbana?En la nueva cultura de la movilidad, dela Ley de movilidad de Catalua delao 2003 y que se desarrolla a partirde este ao, es necesario un cambiode tendencia en el uso masivo del ve-hculo privado a favor de los mediosde transporte ms sostenibles: ir a pie,la bicicleta y el transporte pblico.Esto obliga a los ayuntamientos a ac-tuar en dos flancos: el urbanstico, conactuaciones ms densas, compactasy plurifuncionales que favorecen des-plazamientos cotidianos de menordistancia, y en la ordenacin, el diseoy la transformacin del espacio p-blico viario, para crear la oferta queposibilite estas formas de movilidadsostenible, como itinerarios de peato-nes con aceras ms anchas y condi-cionadas a estos usuarios, calles depeatones y de prioridad para el pea-tn y la bicicleta (calles residencialesS-28 y reas 30 S-30, en reas de pa-cificacin del trfico); carriles bicicletay carriles bus. El espacio viario de es-tas actuaciones se resta sobre todo

    del aparcamiento de vehculos en lava pblica, lo que obliga a actuar conurgencia para incrementar las dota-ciones de aparcamiento para residen-tes en las ordenanzas urbansticas ycrear ms plazas de aparcamiento enel subsuelo de los equipamientos y laszonas verdes municipales.

    Cmo se puede abordar, as pues,esta gestin de manera integral? Sin un plan de movilidad urbana o unestudio de movilidad municipal, es im-posible dotar de coherencia urbanaconjunta las diferentes redes de mo-vilidad y las reas de pacificacin detrfico. La obligacin de que los pro-motores de los diferentes desarrollosurbansticos participen en la ejecucinde estas infraestructuras, redes y ser-vicios de movilidad, a raz del Decretode regulacin de los estudios de eva-luacin de la movilidad generada delao 2006, abre un camino a la finan-ciacin de las infraestructuras y a losservicios de movilidad, como si se tra-tase de otras infraestructuras y servi-cios urbansticos, que los ayunta-mientos deben saber aprovechar.Desafortunadamente, el impulso ur-banstico ha amainado y tardar enactivarse, pero la puerta a esta finan-ciacin est abierta, y sin el enfoqueconjunto de un plan o estudio de mo-vilidad municipal se perdern oportu-nidades de mejora en la transforma-cin del espacio pblico viario parauna movilidad ms sostenible.

    En qu escenario se desarrollarla movilidad en los prximos aos?Veremos una notable mejora en latransformacin de las calles para ha-cer sitio a estas redes de movilidadms sostenible, en las reas de paci-ficacin del trfico y en la creacin denuevos aparcamientos en el subsuelode espacios y equipamientos pbli-cos. La calle cada vez ser menos elgaraje de coches particulares y ad-quirir ms relevancia la condicin deespacio pblico de relacin y de lasdiferentes formas de movilidad en co-habitacin por la misma calle.

    El transporte pblico urbano e inte-rurbano mejorar en oferta de servi-cios e infraestructura, gracias a unamayor financiacin de las diferentesadministraciones, y cada vez serms competitivo en tiempo en rela-cin con el vehculo privado. Esta pro-bable transformacin del espacio via-rio urbano y la mejora en el transportepblico no sern suficientes para quese noten los cambios en el uso ma-sivo del vehculo privado. El incre-mento en nmero, distancia y disper-sin de los viajes cotidianos an ir alalza, y la movilidad en vehculo pri-vado aumentar, pero de forma msdesacelerada que los ltimos aos. Lasituacin de crisis es una oportunidadque no se debe desaprovechar paraayudar a iniciar el cambio de tenden-cia en el mayor uso de medios detransporte ms sostenibles. E. P.

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 12

  • Los criterios del PMU de Granollers deben servir de gua parael diseo y la proyeccin de nuevos espacios en la ciudad

    Diputacin de Barcelona | 13

    Marina Muntada es la responsable tc-nica de Movilidad de Castellar del Valls:Estamos trabajando con diferentesherramientas como los planes de ac-cesibilidad, de movilidad y de seguri-dad viaria, actuando en la pacifica-cin de calles, los caminos escolares,la regulacin de las plazas de apar-camiento o la mejora de los recorri-dos de los autobuses. Todo ello, conel objetivo de mejorar la comodidad yla seguridad de los vecinos. Nos pre-ocupa tambin la movilidad externa.Castellar est comunicado slo a travs de carreteras comarcales, ypara llegar a cualquier va rpida esimprescindible atravesar Sabadell,por ello se espera con ganas la am-pliacin de la B-124 y la llegada deltren.

    A los alumnos veteranos les hemos pre-guntado tambin sobre el lugar quedebe ocupar la movilidad en la gestinmunicipal. Para el tcnico de Granollers,los criterios de nuestro PMU debenservir de gua para las intervencionesde reforma tanto del ncleo urbani-zado como para el diseo y la pro-yeccin de los nuevos espacios. Parael tcnico de Sant Cugat, la movilidadtiene una repercusin clara en el daa da de la ciudadana y en la actividadeconmica y empresarial. Debe serun aspecto destacado en la gestinmunicipal, directamente vinculado aotros mbitos como la planificacinurbanstica o las polticas medioam-bientales.

    En este mismo sentido se pronuncia eltcnico de Sant Feliu: Actualmente, lamovilidad ocupa un lugar muy pe-queo, mientras que los problemasque se generan en el medio ambienteson muy importantes. Para ser efica-

    ces, urbanismo y movilidad deben irde la mano en la planificacin urba-nstica de la ciudad. Necesitamos ladotacin de servicios de movilidadcon los recursos tcnicos y humanossuficientes. Ethel Paricio

    La movilidad urbana pretende la pacificacin del trfico en las calles

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 13

  • 14 | Diputacin de Barcelona

    MUNICIPIOSSINGULARES Calls: el primer pueblo

    digital de Catalua

    Foto

    graf

    as:

    Noe

    m Z

    ome

    o

    Vista de Calls, que se ex-

    tiende a ambos lados del

    ro Cardener

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 14

  • Diputacin de Barcelona | 15

    Los ciudadanos deben acercarse y sintonizarcon el gobierno local a partir de unaplataforma digital

    A tan slo nueve kilmetros de Manresa en direccinSolsona, se encuentra el municipio de Calls. Actual-mente, en este pueblo, situado en el centro de El Ba-ges y cerca del ro Cardener, viven unas 1.700 perso-nas entre los diferentes ncleos de poblacin queconforman el municipio: Antius, Calls, Cal Cavaller,El Corts y Viladelleva. El actual crecimiento urbans-tico hace que lleguen nuevos habitantes procedentesde la capital de El Bages (Manresa) y de otras pobla-ciones de la comarca, que buscan la tranquilidad deun pueblo pequeo que garantice todos los serviciosnecesarios para vivir en l y donde los precios de lasviviendas son menos elevados que en otras poblacio-nes. Lo cierto, sin embargo, es que el municipio deCalls, con una extensin de doce kilmetros cua-drados, sigue manteniendo la esencia de un tradicio-nal pueblo pequeo, espritu que mezcla con un de-sarrollo tecnolgico innovador que le hacen ser unodel pueblos de vanguardia en materia de telecomuni-caciones. Por ello se le conoce como el primer pue-blo digital de Catalua.

    Calls naci como un paraje donde los primeros habitantesviven bsicamente del trabajo del campo. A mediados del si-glo pasado, el ncleo de poblacin creci notablemente gra-cias a la industria textil, que se asent al lado del ro Carde-ner, donde se crearon diferentes colonias, que fueron elprincipal motor econmico del municipio. A partir de la d-cada de los aos setenta, sin embargo, la actividad industrialfue a la baja con el cierre de algunas fbricas, lo que dismi-nuy considerablemente la masa de poblacin. Duranteaos, y tambin actualmente, Calls ha vivido de las peque-as industrias instaladas en el municipio y de los servicios,aunque la mayora de la poblacin trabaja fuera del pueblo.Con la intencin de dar un nuevo impulso y proyeccin al municipio, hacia los aos noventa, el Ayuntamiento de Calls y la Secretara para la Sociedad de la Informacin de la Generalitat de Catalua iniciaron un nuevo proyectopara integrar y aplicar las nuevas tecnologas de la infor-

    macin en todos los mbitos sociales y locales, y as con-vertir Calls en el modelo impulsor de los futuros pueblosdigitales en Catalua.

    La primera fase de esta iniciativa, que se inici en el ao 1995,se centr en la aplicacin de las telecomunicaciones en elmbito educativo, con un proyecto llevado a cabo entre el consistorio de Calls y la escuela pblica Joventut de Ca-lls. As, aquel mismo ao se hizo el primer curso de cone-xin telemtica educativa, con la celebracin de unas jorna-das especializadas, de las que ya se han celebrado cincoediciones, y una conferencia internacional. Adems, tambinse pusieron en marcha cursos formativos de informtica eInternet para las personas mayores, para que todos los sec-tores de poblacin se pudieran formar en este mbito. Enesta primera etapa, con la intencin de acercar las nuevastecnologas a los ms jvenes, tambin se celebraron diver-sas ediciones de Telecolonias, unas convivencias de veranopara jvenes donde predominaban tres ejes de trabajo: lasnuevas tecnologas de las telecomunicaciones, el medio am-biente y el ocio. Por otra parte, en el ao 1997 se cre La-cenet, la primera red telemtica educativa de la CataluaCentral vinculada a la red iEARN-Pangea, que ofrece pro-yectos telemticos dirigidos a los escolares y que tiene susede central en Calls. Esta nueva iniciativa supuso un puntode inflexin en el proyecto de telecomunicaciones y educa-cin que haba comenzado dos aos antes, y que ahora em-pezaba a consolidarse.

    Respecto a la infraestructura, durante esta primera fase, enCalls naci el primer telecentro en un pueblo rural de Cata-lua. Se cre un punto de acceso a Internet que contaba ini-cialmente con diez ordenadores para clases de informticay tres para conexin libre, para hacer llegar las nuevas tec-nologas a todos los sectores de poblacin y as aumentar losflujos de comunicacin. Sin embargo, se empez a configu-rar una red de fibra ptica que tena que dar servicio de co-nexin de banda ancha a todo el ncleo de poblacin. Unproyecto que, hoy por hoy, est en una fase final, ya que todoel pueblo est cableado con fibra ptica, a la espera de po-der conectar definitivamente con los hogares.

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 15

  • 16 | Diputacin de Barcelona

    Infraestructura tecnolgica imprescindible En el ao 1998 se inici una segunda etapa, cuando sebusc dar un nuevo impulso al sector de las telecomuni-caciones, y es entonces cuando se empieza a configurar laFundacin Aplicaci, que no tom forma hasta el ao 2000.La Fundacin naci como un espacio fsico y virtual dondelos intereses pblicos y privados convergiesen para facili-tar la mejora de los servicios pblicos del municipio y la ca-lidad de vida de sus habitantes, y al mismo tiempo poten-ciar el desarrollo econmico, la formacin, la comunicaciny la participacin de los vecinos, y la investigacin aplicada.As, desde la Fundacin Aplicaci, con la colaboracin conel Ayuntamiento de Calls, durante todos estos aos se hatrabajado en esta direccin. Sin embargo, coincidiendo conel inicio de la Fundacin Aplicaci, Calls acogi en el ao2000 la Feria del Futuro, donde se mostraron en el exteriorlas diferentes aplicaciones prcticas de las nuevas tecno-logas que se haban llevado a cabo en los diferentes m-bitos de la sociedad de Calls, como modelo de vanguar-dia.

    Uno de los principales objetivos de este modelo de pueblodigital ha sido la potenciacin y consolidacin de una red departicipacin ciudadana a travs de la cual los ciudadanospueden acercarse y sintonizar con el gobierno local a partirde una plataforma digital, para llegar a un modelo de pobla-cin consensuado por todos los participantes. As, dentro deeste modelo de gestin y participacin se han llevado a caboactuaciones diversas, como la eleccin de nombres de nue-vas calles, presupuestos participativos, diseo y decisionesen la creacin de la residencia para las personas mayores oel diseo del parque infantil.

    Sin embargo, la Fundacin Aplicaci acoge actualmente unplantel de empresas tecnolgicas, de servicios y sin nimode lucro, y relacionadas entre s para aportar algn serviciomunicipal al pueblo, y entre las que se encuentra la Secre-taria Internacional de iEARN-Pangea. Es a partir de la pro-ximidad con este organismo que la Fundacin Aplicaci hallevado a cabo proyectos telemticos educativos entre losque se encuentra el Atlas de la diversidad. Esta iniciativatiene como objetivo fomentar el conocimiento cultural deotras zonas del mundo y promover el uso de las nuevas tec-nologas en las escuelas de una manera interactiva. A me-dio camino entre la vertiente social y la educativa, otra ini-ciativa llevada a cabo desde la Fundacin Aplicaci es elproyecto Memoria viva, dirigido a acercar las nuevas tec-nologas a las personas de la tercera edad de Calls. Duranteel proyecto de Memoria viva, las personas mayores delpueblo hicieron una recopilacin de material fotogrfico so-bre el pasado del municipio, material que se digitaliz ycolg en Internet. Dentro del mbito social, Territorios di-gitales es otro proyecto impulsado desde la Fundacin Apli-caci, donde a travs de una plataforma digital se puedenhacer gestiones entre ciudadanos, entidades y consistorio,como reservas de pistas deportivas, o comunicacin del es-tado o de las incidencias de las calles y emplazamientos delpueblo por parte de los habitantes hacia el consistorio deCalls. stas son algunas de las iniciativas que se han lle-vado a cabo en Calls para contribuir a crear un pueblo di-nmico y con capacidad de comunicacin entre ciudadanay gobierno, unas relaciones que tienen como base las tele-comunicaciones, ya que desde el consistorio se entiendeque la tecnologa es imprescindible para llegar al modelo depueblo deseado. Noem Zomeo

    Imagen del Ayuntamiento de Calls, con las letras que dan la bienvenida al pueblo delante

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 16

  • Diputacin de Barcelona | 17

    Qu beneficios les ha aportado ser el pueblo digital? Obtener el reconocimiento de pueblo digital es fruto de unalabor de aos realizada, inicialmente, desde el Ayuntamientoy, despus, desde la Fundacin Aplicaci, como institucincreada para asumir y gestionar los diferentes aspectos tec-nolgicos. Todos los avances y retos conseguidos en todoeste tiempo dentro del mbito de las telecomunicaciones hanhecho que Calls sea un pueblo de vanguardia en nuevastecnologas, lo que nos ha permitido, por otra parte, llegar ala situacin actual, ya que si no fusemos los primeros enhaber alcanzado estos retos, seguramente nos faltaran mu-chos aos para tener lo que tenemos actualmente.

    Cul es el presente de Calls en el mbito de las tele-comunicaciones? Actualmente casi todo el pueblo est cableado con fibra p-tica, aunque todava falta la infraestructura que permitaconectar con la totalidad de los hogares. Actualmente, y den-tro del plan piloto, la fibra ptica ya ha llegado a diversascasas, sobre todo de personas mayores, para proporcionarun servicio de asistencia a distancia. Un vez finalice este pro-ceso, Calls ser el primer pueblo con una infraestructura defibra ptica municipal conectada a los hogares.

    Qu retos de futuro se plantea el consistorio? A largo plazo, pretendemos mantenernos como un pueblo,pero queremos que sea un pueblo despierto, dinmico,donde exista un alto ndice de participacin ciudadana en to-dos los aspectos municipales, y por ello es imprescindibleuna buena red de telecomunicaciones. Esperamos convertirCalls en un municipio donde los estamentos polticos inter-

    acten con la ciudadana, y que sta pueda opinar y decidiren los aspectos que afectan al pueblo. Por ello, tenemos claroque el futuro de los servicios municipales y de asistenciadebe pasar por potenciar esta infraestructura, que permitirofrecer televisin, telfono e Internet con banda ancha a to-dos los sectores de poblacin, para que la comunicacin en-tre ciudadana y gobierno sea buena. Por otra parte, a cortoplazo, se instalarn puntos de recepcin pasiva en diferentesespacios pblicos para que la informacin llegue a todos, yen un breve perodo de tiempo llegar la red troncal de fibraptica que permitir que todo el pueblo quede conectado,tanto internamente como hacia el exterior.

    Cree que la tecnologa es la herramienta imprescindiblepara el pueblo del futuro? Las tecnologas nos tienen que dar un impulso muy impor-tante, deben cohesionar el pueblo para que el flujo de co-municacin sea fcil y rpido. En este aspecto, los polticosasumimos la responsabilidad de buscar las herramientaspara preparar y concienciar a la poblacin, pero la ciudadanatambin debe estar dispuesta a ello.

    Calls est preparado para acoger este nuevo modeloteniendo en cuenta que se prev un fuerte crecimiento? Si se produce este crecimiento, la mejor infraestructura paradar servicio a todos los recin llegados y a los ciudadanoses sta. Actualmente, a las nuevas construcciones se les pideque preparen la red de fibra ptica interna para despuspoder conectarse a la troncal. De esta manera, la asistenciay los servicios a travs de las telecomunicaciones llegarn atodo el pueblo. N. Z.

    Queremos que Calls sea un pueblo dinmico, despiertoy con un alto ndice de participacin ciudadana

    Entrevista a Josep Maria Ginest, alcalde de Calls

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 17

  • 18 | Diputacin de Barcelona

    Ya hace aos que los ayuntamientos trabajan en lapromocin y el impulso de la actividad econmica aescala local, as como para disear polticas que fo-menten el empleo. Este trabajo se desarrolla desdemltiples frentes: el fomento del tejido productivo,la promocin del comercio urbano, el uso de nuevastecnologas, la creacin de programas de formacin,etc., y con diversos instrumentos de gestin, comolos consorcios, las redes, los servicios, los observa-torios, etc.

    Un trabajo de proximidad que ha tenido y tiene bue-nos resultados, como lo demuestra que el ao pa-sado cerca de 10.000 personas encontraron trabajogracias a los servicios locales de empleo de los mu-nicipios de la provincia.

    Por ello, y ante la situacin de fuerte crisis econ-mica que vivimos, hemos querido preguntar a cuatroalcaldes y alcaldesas, tanto de municipios grandescomo pequeos, ms cercanos o ms alejados deBarcelona, qu acciones concretas se pueden im-pulsar desde los ayuntamientos para revitalizar la ac-tividad productiva local y crear empleo.

    De sus respuestas podemos extraer, como mnimo,tres conclusiones: que los ayuntamientos continanteniendo un papel importante en este mbito; que nolo pueden hacer solos, por separado, sino trabajandoconjuntamente, en red, y que en este trabajo se de-ben tener muy en cuenta tanto las polticas de for-macin como de innovacin en nuevos sectores deactividad.

    En Barber del Valls trabajamos desde dos vertientes: laatencin, el asesoramiento y el acompaamiento a las per-sonas y tambin a las empresas; desde la perspectiva delas personas, desarrollamos acciones orientadas a promo-ver su empleabilidad, mediante la bolsa de trabajo y for-macin, con especial cuidado de las personas de difcil in-sercin mediante la empresa de insercin Barber Inserta,programas de jvenes (PQPI) y, en general, programas es-peciales (RMI, IPI, PO, talleres de empleo, etc.).

    Desde la vertiente de las empresas, fomentamos la inno-vacin, la cooperacin empresarial y la cooperacin uni-versidad-empresa, el trabajo de identificacin y dinamiza-cin de los clsteres sectoriales en el territorio y lapromocin y la difusin del tejido empresarial. Desde el reade Comercio y Mercados tambin divulgamos, promove-mos e impulsamos un comercio de calidad, con accionescomo la Gua prctica para el comercio, las Jornadas delComercio Urbano, las ferias del comercio y de Navidad yel desarrollo del POEC. Las grandes lneas de trabajo parapromover la cultura emprendedora y dinamizar la creacinde autoempleo en el municipio se concentran en cuatro l-neas bsicas: sensibilizacin e informacin, seminarios degeneracin de ideas y creacin de empresas, recopilacio-nes de las buenas prcticas y creacin de un espacio en lapgina web, y la convocatoria del VII Concurso de Iniciati-vas Empresariales.

    Qu acciones puede desarrollar tu ayuntamiento para fomentar la actividad econmica en el municipio?

    Ana del Frago BarsAlcaldesa de Barber delValls

    A DEBATE

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 18

  • Diputacin de Barcelona | 19

    Una administracin pblica, en este caso un ayuntamiento,tiene el compromiso de potenciar la actividad econmica querepercutir sobre sectores sociales, comerciales y empresa-riales de la ciudad. Desde el Ayuntamiento de Vic, estamosejecutando dos planes de barrios, uno en el sur y el otro enel centro y la Calla, que suponen una inversin de dinero p-blico para la ciudad, que se reflejarn en un mayor dinamismode los barrios afectados. Adems, Vic ser el primer munici-pio cataln que desarrollar un rea de desarrollo urbano(ARU), un programa del Ministerio de Vivienda que permiterehabilitar y renovar viviendas en estado precario. Y final-mente quiero hacer un apunte de futuro, ya que Vic crearun parque cientfico y tecnolgico que se convertir en refe-rencia para toda Catalua con el liderazgo de la Universidadde Vic que es el gran eje sobre el que se sustenta buena partedel posicionamiento y la proyeccin actual de la ciudad.

    A escala municipal nos podemos encontrar limitados pormuchos factores. Un municipio, y ms los rurales como elnuestro, puede potenciar iniciativas muy interesantes peroel territorio que lo rodea, debe ser receptivo y, al mismotiempo, se debe saber trabajar en la misma direccin. Eldesarrollo de nuestros pueblos pasa por un consenso en-tre municipios prximos para encarar un futuro comn. Eneste sentido, trabajamos desde Llu y desde El Lluansa travs de su Consorcio. Estamos intentando fomentar laactividad econmica a travs de los servicios de empleo yde ayuda a las empresas, pero sobre todo lo que queremoshacer llegar a nuestros ciudadanos es que el modelo tradi-cional de desarrollo se est volviendo inservible. En estesentido, estamos impulsando proyectos innovadores con-juntamente con privados, que lo que quieren es cerrar cr-culos de produccin y comercializacin. Tenemos claro quedebemos apostar por la diferenciacin de nuestros pro-ductos. Un ejemplo puede ser el de la biomasa para cale-faccin. En estos momentos ya se est sacando ms ren-dimiento a la biomasa forestal de la zona, porque se hacredo firmemente en poner calderas de este tipo. Estamosayudando a los productores a impulsar proyectos singula-res arraigados en el territorio. Nuestro municipio, a travsdel Telecentro de Teletrabajo de Llu, est aportando for-macin al territorio, sobre todo al sector primario. Un sec-tor importante en el territorio y con posibilidades de futurosi nos sabemos adaptar a los nuevos tiempos. Tenemos adisposicin una tcnica que asesora al sector, no slo parapersonas del municipio, sino que tambin disponemos dedespachos municipales como plantel de empresas parapersonas que han optado por venir a vivir en el municipio.

    Tenemos que caminar hacia un futuro de territorio sereno,sostenible y, al mismo tiempo, innovador. Desde un muni-cipio, por pequeo que sea, nunca te puedes dar por ven-cido y pensar que no se puede hacer nada. El reto es se-guir adelante y sabernos adaptar a los nuevos tiempos, quebien seguro nos alejarn de las actividades de economade gran escala. Que as sea, tanto para nuestra salud comopara la del territorio.

    Eva Boixad i CalmAlcaldesa de Llu

    Josep M. Vila dAbadalAlcalde de Vic

    En Viladecans hemos hecho una apuesta por la diversidadeconmica y la creacin de espacios para nuevos sectoresde actividad. As, los espacios econmicos no urbanizadoshan sido destinados a un parque de negocios y al futuro Par-que Aeroespacial y de la Movilidad de Catalua. Adems, laciudad cree en un sector emergente como es el turismo, conla recuperacin del patrimonio histrico y natural, ligado al li-toral. Estamos preparando un plan de apoyo a las empresaspara fomentar la competitividad, la creacin de redes o el so-porte a la gestin directiva. Queremos actuar como elementode relacin entre la actividad econmica, el conocimiento ylos trabajadores de la ciudad. Y, desde el Centro de Promo-cin Econmica y Servicios a las Empresas Can Calderon,hemos incrementado los programas de formacin para do-tar a las empresas de los recursos humanos necesarios y ga-rantizar el futuro de los trabajadores de nuestra ciudad. En es-pecial, se trabaja con la mirada puesta en dos grandes focosde efervescencia econmica, como la nueva terminal del ae-ropuerto y el nuevo centro comercial Vilamarina.

    Carles RuizAlcalde de Viladecans

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 19

  • 20 | Diputacin de Barcelona

    Wagensberg es un cientfico que invita a aprender. Barcelo-ns de sesenta aos, es doctor en Fsica y profesor de Teo-ra de los Procesos Irreversibles de la Facultat de Fsica dela Universidad de Barcelona. Paralelamente a su labor do-cente, se ha distinguido como divulgador, en sentido amplio,a travs de una extensa produccin bibliogrfica y de la di-reccin de museos. Fue el primer director del Museo de laCiencia de la Fundacin la Caixa, hoy CosmoCaixa, yahora es el director del rea de Ciencia y Medio Ambiente.

    Jorge Wagensberg: El mundo est evolucionando hacia un comportamiento cientfico

    Foto

    graf

    as:

    Joa

    n R

    oca

    de

    Vi

    als

    LAENTREVISTA

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 20

  • Diputacin de Barcelona | 21

    Como autor ha publicado, entre otros ttulos, Noso-tros y la ciencia, Ideas sobre la complejidad delmundo, Si la naturaleza es la respuesta, cul era lapregunta?, La rebelin de las formas o cmo perse-verar cuando la incertidumbre aprieta, A ms cmomenos por qu y El gozo intelectual.

    Durante los aos en que ha sido director de Cosmo-Caixa ha conseguido acercar la ciencia a los ciuda-danos creando un museo de referencia. la Caixaabri un camino en este mbitoLa Fundacin la Caixa promovi el Museo de la Cienciay fue pionera en este tipo de museos cientficos modernos.Para nosotros es una gran satisfaccin que la estela queha dejado haya producido un boom de museos cientficosen Espaa. Ms todava, despus de abrir CosmoCaixa,en 2004, se convirti en una referencia en todo el mundo.Por ello, la Fundacin est colaborando en la creacin demuseos similares en la Antrtida o en China.

    Desde 2005 es director del rea de Ciencia y MedioAmbiente de la Fundacin la Caixa. Cul es su res-ponsabilidad?Bien, es ms trabajo, y ms de contenidos que de ges-tin. Bajo mi responsabilidad estn las exposiciones y ac-tividades de CosmoCaixa Barcelona y Madrid. El medioambiente es una apuesta importante de la Obra Social dela Fundacin la Caixa, es el signo de los tiempos. LaFundacin tiene la vocacin de ayudar en todos aquellosaspectos en que todava no existe una conviccin gene-ral. Por ejemplo, nosotros empezamos con las bibliotecaspor toda Espaa, que despus hemos ido transfiriendo.En este momento, el programa ms importante que tene-mos es con los parques naturales de todas las comunida-des autnomas con un objetivo muy especial: las perso-

    nas en peligro de marginacin social. Es un punto de en-cuentro entre las personas y el entorno.

    Cmo se combina este binomio ciencia-medio am-biente?De hecho, el medio ambiente es parte de la ciencia. No sepuede anticipar el futuro de un recurso natural si no es conprofundos conocimientos de diferentes disciplinas cient-ficas. Pero gestionar un ambiente saludable no es slociencia, existe un aspecto social muy importante. Noso-tros damos recursos y proveemos conocimiento. Proyec-tos como el Vell Mar o lIber, barcos que recorren el lito-ral espaol, son autnticas plataformas de proyectoscientficos de investigacin que tambin cumplen una la-bor de difusin cuando llegan a puerto. El mar nos preo-cupa mucho porque nadie mira qu pasa bajo su piel.Nuestros proyectos investigan y observan la salud del me-dio marino en muchos aspectos: acstico, residuos, es-pecies en peligro de extincin

    El ciudadano es suficientemente consciente de quela ciencia afecta a su vida cotidiana? El concepto decambio climtico es una frmula alarmista?El cambio climtico era una preocupacin muy profundaen el seno de la comunidad cientfica que no haba tras-cendido al ciudadano. Hasta hace dos aos no habamosconseguido transmitir esta inquietud al ciudadano. Si estose quiere llamar alarma, de acuerdo, pero es buena. En unsistema democrtico, los polticos acaban haciendo lo quepiensa el ciudadano, por ello es tan importante que estinformado. Existen dos maneras de sugerir un cambio decomportamiento: una es dictar normas, como se hizo alprincipio de la epidemia del sida. La otra manera, la quenos gusta a los museos de la ciencia y a las universida-des, es que el ciudadano descubra el porqu de estas nor-

    La diferencia de conviccin con que la ciudadana sigueuna norma, porque la han dictado o porque se ha

    descubierto, es enorme

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 21

  • 22 | Diputacin de Barcelona

    mas. La diferencia de conviccin con que la ciudadanasigue una norma, porque la han dictado o porque se hadescubierto, es enorme. En el caso del medio ambientesucede lo mismo.

    Supongo que es necesario trabajar desde la etapa for-mativa del ciudadanoLa idea es, sobre todo, producir estmulos. Pero no cual-quiera, sino aquellos que conduzcan a conocer y com-prender. Es la diferencia que existe entre los estmulos queproduce un museo de la ciencia y un parque temtico, oentre una buena novela y un best-seller de diseo. Un es-tmulo sin conocimiento detrs es como el gusano que nollega nunca a alimentar al pez que muerde el anzuelo. No-sotros aventajamos a otras formas de divulgacin en lafase de proveer estmulos. No se trata de sustituir la es-cuela, la universidad, los libros, los programas de televi-sin, Internet, etc., sino de incentivar la idea de aprender.Esto es lo que hace la Fundacin la Caixa con los Cos-moCaixa y con los proyectos de medio ambiente, quetambin tienen asociadas actividades educativas.

    Qu puede hacer un ciudadano para ser respetuosocon el medio ambiente?Puede hacer dos cosas. Una, actuar coherentemente des-pus de comprender: reciclar (tenemos que importar resi-duos porque no reciclamos bastante, sta es una idea quetransmitiremos prximamente en una exposicin), ahorraren el consumo particular de agua, no comer fruta de fuerade temporada, no llevar a los nios a la escuela con 44,sino con transporte pblico, avanzar los partidos del Barapara aprovechar la luz del da, etc. Parecen tonteras peroes toda una mentalidad que debe cambiar. La otra cosa

    que se puede hacer es tener opinin, porque en un sis-tema democrtico, ms tarde o ms pronto, somos con-sultados. El ciudadano tiene el derecho y el deber de ana-lizar los programas polticos para saber cmo influirn ensu entorno. Una de las ideas que intentamos difundir esque el exterior es una parte interna del ser vivo. Y un serno puede vivir sin un exterior adecuado.

    La Diputacin tiene un convenio con la Caixa para laconservacin de espacios naturales. Cmo ve el par-tenariado pblico-privado y, en especial, entre una en-tidad financiera y una administracin local?Nuestra colaboracin con la Diputacin de Barcelona hasido perfecta en todos los aspectos. Es un ejemplo de loque en biologa se denomina simbiosis, un beneficio mu-tuo. Por otra parte, pienso que la iniciativa privada en be-neficio pblico es una buena frmula que toma lo mejor detodos los modelos: la potencia, la agilidad y el convenci-miento de la iniciativa privada y la armona de lo pblico.Tenemos muchos ejemplos de ello, como la fundacin BillGates, dedicada a la infancia. Existen muchos puntos decoincidencia simbitica con las iniciativas pblicas. Cier-tos proyectos culturales o de investigacin dependen mu-cho de la iniciativa de personas visionarias. Y una personaque ha podido generar riqueza como su empresa puedetener este aspecto visionario tan importante en el mo-mento de tener buenas iniciativas privadas.

    Vivimos en un mundo paradjico en el que, entre otrascosas, el pas ms avanzado cientficamente es el me-nos respetuoso con el medio. El cambio poltico quese ha producido afectar al planeta en este mbito?Toda la euforia a raz de la victoria de Barack Obama viene,

    Nuestra colaboracin con la Diputacin de Barcelona esun ejemplo de lo que en biologa se denomina simbiosis

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 22

  • Diputacin de Barcelona | 23

    en parte, de aqu. Se espera una manera cientfica de ac-tuar. Si yo tengo una creencia, un modelo, una ideologaA y la realidad me dice no A, existen dos maneras deenfrentarse a la incoherencia: una es afirmar que la natu-raleza se equivoca; la otra, la cientfica, es admitir que larazn tiene la evidencia experimental y yo tengo que cam-biar mi manera de pensar. Incluso la crisis econmica sesustenta en esto: exista la hiptesis de que el mercado se controlaba solo. Podemos concluir que es necesa-rio cambiar la hiptesis, pero tambin podemos decir quees un error, que no se puede destruir una idea que ha per-durado sesenta aos y que la naturaleza ya se encargarde volver a encajar con la idea. Esto sera una actua-cin no cientfica. Afortunadamente, la opinin ms generales la cientfica. Y por primera vez ha sido global. Existe uncomponente higinico en estos errores si se interpretancientficamente, no como una creencia. Afortunadamente,el mundo est evolucionando hacia un comportamientocientfico.

    Cree que la ciencia y la educacin medioambiental sedeben trabajar desde la administracin local o que esuna responsabilidad que la supera?Es una opinin personal, pero creo mucho en la educa-cin local con vocacin universal. Y no slo me refiero ala educacin ambiental, sino en general. Creo que la edu-cacin necesita ms estmulos de los que tiene, los alum-nos no salen suficientemente de la escuela, se deberaconversar mucho ms; la comprensin se impone y no sedeja que la persona pueda descubrir por s misma. No se puede hacer educacin ambiental universal sin unapoyo local. Est claro que existen conceptos universales,pero los autnticos estmulos se encuentran cuando salesde tu casa y ves la montaa o el bosque que tienes mscerca. Los mejores estmulos vienen de la realidad y siem-pre son locales. La universalidad, las normas, la teora eslo que nos permite conectar un caso con el otro. Para te-ner autnticos estmulos a favor del medio ambiente, losmunicipios y las escuelas deben practicar la inmersin enla naturaleza. Se debe pasear por el entorno y con este co-nocimiento local se puede llegar a un conocimiento uni-versal y valorar y percibir las cualidades de otros lugares.Un museo de la ciencia en Npoles no es necesario que

    sea igual que el de Barcelona. La ciencia s que es lamisma, y con ejemplos y paradigmas de all puedes ex-plicar la ciencia universal.

    Cree que un da habr cosmocaixes locales?Es una tendencia que ya se est dando. Hace poco, el al-calde de Sant Celoni me coment que quera crear un mu-seo sobre el bosque. Es una idea magnfica! Pronto sereivindicarn estos museos, como por ejemplo un teatroo un campo deportivo. Es un equipamiento bsico de estesiglo, un lugar de encuentro para discutir problemas co-munes. Su medida depende de la concentracin urbana,pero la especificidad da para interesar tanto al forasterocomo al autctono. Enric Monn i Camps

    Para Wagensberg, existe un componente higinico en estos errores si seinterpretan cientficamente, no como creencia

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 23

  • 24 | Diputacin de Barcelona

    CIUDADANAEl uso y la gestin del tiempo, un derecho de la ciudadana

    Foto

    graf

    as:

    Arc

    hivo

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 24

  • Diputacin de Barcelona | 25

    La modificacin de las estructuras familiares, cam-bios en el mbito laboral o la incorporacin de lasnuevas tecnologas de la informacin, entre otras,han puesto de relieve el desequilibrio entre los trestiempos de las personas: el personal, el laboral y elfamiliar. Cambios sociales que han aumentado ladesincronizacin horaria de nuestra vida coti-diana, donde el espacio entre el trabajo, la familia yel ocio ha quedado desdibujado. Es por ello que losGobiernos Locales han querido ponerse manos a laobra impulsando y gestionando lo que se conocecomo Polticas de los Nuevos Usos del Tiempo.

    Si en los aos 70 la generalizacin en el acceso de las mu-jeres al mercado de trabajo remunerado provoc un cam-bio en la organizacin vital de las personas y las familias,ahora en los inicios del siglo XXI son las nuevas tecnologasde la informacin y la comunicacin, entre otros factores,las que nos obligan a replantear la gestin de nuestro

    tiempo. Es necesario el liderazgo poltico y trabajardesde la proximidad, afirma la diputada de Igualdad yCiudadana de la Diputacin de Barcelona y regidora deUsos del Tiempo del Ayuntamiento de Barcelona, Imma Mo-raleda.

    Por otra parte, debemos tener en cuenta que nuestras ciu-dades estn pensadas con la lgica del siglo XX, una lgicamuy diferente de la actual. Tenemos un esquema antiguode ciudad que debemos romper, tal como apunta la re-gidora de Bienestar y Ciudadana del Ayuntamiento de SantBoi de Llobregat, Llusa Moret. Tenemos que repensarlasen funcin de las necesidades de la ciudadana y no alrevs. Y es que cada vez ms valoramos tener los ser-vicios cerca, afirma Imma Moraleda. En este contexto decambios sociales, contina Moraleda, el tiempo debemosentenderlo como una oportunidad que tenemos que sa-ber gestionar y no como un recurso finito. Y por lo tanto,como un derecho de la ciudadana, dado que todas laspersonas tenemos que poder escoger libremente cmoqueremos organizar y vivir nuestro tiempo.

    Y por qu tenemos que entender el tiempo como un de-recho de la ciudadana? Pues, porque, en primer lugar,los datos demuestran que el tiempo se ha convertidoen un bien escaso. Y esta escasez es un factor de discri -minacin social para las personas que no pueden dis-poner de l. En segundo lugar, porque en democracialos recursos se deben distribuir entre la ciudadana. Ysi el tiempo es un bien escaso, que contribuye al bie-nestar de las personas y a la cohesin social, debemosbuscar frmulas para redistribuirlo. Y finalmente, por-

    Imma Moraleda: El tiempo tenemos queentenderlo como una oportunidad que debemos saber gestionar y no como un recurso finito

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 25

  • que no tener tiempo propio es contrario a la igualdadde oportunidades, concluye Moraleda.

    Gestin pblica del tiempoPor lo tanto, la gestin del tiempo de forma equilibrada es

    fundamental para la calidad de vida de la ciudadana. Poreste motivo, es necesario que todos los municipios, pe-queos y grandes, tengan la oportunidad de desarrollar po-lticas del tiempo. Uno de ellos es Olvan, municipio de tanslo 900 habitantes situado en la comarca de El Bergued,

    26 | Diputacin de Barcelona

    Los pasados 4 y 5 de febrero Barcelona acogi la JornadaEuropea Hacia dnde va nuestro tiempo? Escenarios de fu-turo, organizada por el rea de Igualdad y Ciudadana de laDiputacin de Barcelona y la Regidura de Usos del Tiempodel Ayuntamiento de Barcelona. Un encuentro que se enmarcen los trabajos iniciados en el ao 2006 con la celebracin delI Congreso Internacional de Polticas de Tiempo. Ahora, conla organizacin de esta Jornada Europea se di un paso msall y, por una parte, se reflexion sobre cules son los retosde futuro de los usos sociales del tiempo; y por otra, se quisohacer operativa y liderar una Red Europea de Ciudades deUsos del Tiempo, como respuesta a una de las principalesconclusiones surgidas del I Congreso.

    La jornada Hacia dnde va nuestro tiempo? cont con laparticipacin de una representacin acadmica, poltica yciudadana, para compartir diversas perspectivas sobre lastransformaciones del tiempo social. As mismo, el encuen-tro ofreci un espacio de reflexin sobre la evolucin deltiempo cotidiano en Europa y, en especial, analiz el tiempode trabajo y la armonizacin de la vida laboral, familiar y per-sonal, y las repercusiones sobre la organizacin del tiempoen las ciudades y metrpolis europeas. S. B.

    Hacia dnde va nuestro tiempo? Escenarios de futuro

    La gestin del tiempo de forma equilibrada es fundamental para la calidad de vida de la ciudadana

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:22 Pgina 26

  • Diputacin de Barcelona | 27

    con una iniciativa cultural pionera en Catalua, Olvaneja.Un concurso de fotografa slow que pretenda que losparticipantes pudiesen ver todo lo que les rodea contranquilidad, afirma su alcaldesa, Judit Carreras. As, en-tre los puntos del declogo del concurso podramos en-contrar: haz la foto sin prisa, hoy no digas no tengotiempo, o disfruta de todo el da.

    En este contexto, se puede afirmar que las polticas deltiempo han entrado con fuerza en las agendas pbli-cas, porque el uso del tiempo no es neutro, incide di-rectamente en la estructura social y, por lo tanto, te-nemos que hacer polticas de gestin de los usos deltiempo si queremos mejorar la calidad de vida de laspersonas, afirma Moraleda. Una gestin en la que te-nemos que implicar a la sociedad civil, a los agenteseconmicos y sociales. Es un trabajo de todos, ase-gura la regidora de Polticas de Gnero y Usos del Tiempodel Ayuntamiento de Terrassa, Fabiola Gil. Para la regidoraLlusa Moret, lo que queremos es generar un debatecon la ciudadana. Nuestro papel, el del ayuntamiento,es abrir el debate, potenciar la participacin y estable-cer un liderazgo compartido con todos los rganos.As, municipios como Terrassa o Sant Boi de Llobregat es-tn trabajando y desarrollando programas e iniciativas quedesembocarn en un Pacto por el Tiempo.

    Y para dar respuesta a ello, la Diputacin de Barcelona, atravs del rea de Igualdad y Ciudadana, cuenta desde2005 con la Red de Ciudades y Pueblos para los NuevosUsos del Tiempo, con ms de una treintena de municipiosadheridos. Una Red que pretende favorecer el intercambiode informacin y experiencias entre los gobiernos localesy abordar, en definitiva, la gestin del tiempo para mejorarla calidad de vida de la ciudadana. Susana Burgos

    Hacer ciudad no es slo una cuestin espacial. El tiempose est convirtiendo en una variable urbana. Los modelosurbanos influyen en los horarios y en los tiempos de las per-sonas que vivimos en las ciudades. Hasta el punto de quehay esquemas territoriales ms o menos consumidores detiempo cotidiano. El territorio siempre ha estado relacio-nado con el tiempo. Por una parte, el tiempo largo, que mo-dela los paisajes y la memoria colectiva. Y por otra, eltiempo cotidiano, el del trabajo, el de la familia, el del ocio,el de los desplazamientos. Por este motivo, la gestin deltiempo depende de la organizacin de los territorios.

    Una organizacin que deriva, entre otras cosas, de los me-dios de transporte, de la ubicacin de los servicios, losequipamientos y los puestos de trabajo, de las densidadesurbanas, de la dispersin territorial. Y tambin de los hora-rios comerciales y escolares, de las jornadas laborales, delos tiempos de desplazamiento y de ocio. El tiempo y el te-rritorio son los grandes vectores que enmarcan nuestra vidacotidiana y, con ella, la vida de la ciudad. A la pregunta decunto tiempo dedico y en qu horario, hay que su-marle en qu lugar: en el barrio donde vivo o en el queviven los abuelos, al lado de casa o del trabajo Y la res-puesta depende no slo del gnero, la edad y el grupo so-cial, sino tambin de la tipologa urbana y de la parte de laciudad donde se vive. De hecho, la centralidad y la perife-ria se pueden definir segn los usos sociales del tiempo.

    La gestin de la ciudad es tambin una gestin del tiempo,y los ajustes territoriales son, al mismo tiempo, una cues-tin de ajustes temporales. La calidad de vida de los ciu-dadanos est relacionada con los tiempos. Y el tiempo esuno de los recursos ms escasos.

    Punto de vista

    Tiempo y ciudad *

    Carme Miralles-GuaschProfesora de Geografa urbana. UAB

    * Una reflexin ms extensa se public el da 23 de noviembre de 2008 en La Vanguardia, en la seccin de Temas a debate.

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 27

  • 28 | Diputacin de Barcelona

    La importancia del capital social. Reflexiones y propuestas para lageneracin de capital social

    INNOVACINLOCAL

    Foto

    : Arc

    hivo

    Desde principios de la dcada de los aos noventa y a causa delas repercusiones creadas por el estudio de Robert Putnam(1993) sobre las regiones italianas, el capital social se ha situadoen el centro de inters de una parte importante de la comuni-dad acadmica y de las instituciones pblicas. La enorme rele-vancia alcanzada por la teora del capital social se explica porlas externalidades positivas detectadas (mejora del rendimientoinstitucional y desarrollo econmico) en las sociedades con unaconfiguracin rica y estable de capital social.

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 28

  • Diputacin de Barcelona | 29

    Qu es el capital social? Siguiendo la definicin de Putnam, el capital social se refierea aquellos aspectos de las sociedades, como las redes, lasnormas1 y la confianza, que facilitan la accin colectiva, me-diante la existencia de expectativas de cooperacin de losindividuos para el beneficio mutuo y la persecucin de bie-nes pblicos. Estas pautas cooperativas acaban incidiendopositivamente en el bienestar social global para la mejora enel rendimiento institucional2 que se produce por el aumentode los incentivos dirigidos a mejorarlo, y por el efecto sobrela calidad democrtica y el desarrollo econmico de las so-ciedades que supone la participacin asociativa de los ciu-dadanos como consecuencia de la reduccin de los costesde transaccin.3

    A pesar de la existencia de diferentes definiciones del con-cepto de capital social, todas mantienen nexos comunes queradican en considerar que tanto las redes sociales como elgrado de confianza son dos componentes clave del capitalsocial:4

    A) El primer componente son las redes sociales, en las quese incluye la pertenencia y la participacin en redes forma-les agrupadas en torno a las asociaciones voluntarias, ascomo tambin la familia y las redes informales, como el grupode amigos y el crculo de conocidos. La participacin en estetipo de redes aporta recursos, conocimientos e informacina los individuos que pueden ser vitales para la consecucinde determinados objetivos individuales y colectivos. Con-cretamente, la participacin en asociaciones hace crecer lossentimientos de eficacia poltica y de solidaridad entre los in-

    dividuos y facilita la defensa de intereses compartidos. Ade-ms, la existencia de una red asociativa densa tambin tieneun efecto positivo en la participacin poltica a causa de lapercepcin de la democracia que crea entre los participan-tes como consecuencia de la generacin de virtudes cvi-cas.5

    En el momento de medir este componente disponemos dedos indicadores. Por una parte, Putnam (1993) otorgaba unarelevancia especial a la densidad del tejido asociativo exis-tente en las sociedades con el siguiente indicador:

    Sin embargo, este indicador presenta algunos problemas, yaque nicamente se pueden detectar aquellas asociacionesque estn inscritas en algn tipo de registro oficial y no ofreceninguna informacin sobre la participacin ciudadana en es-tas asociaciones.

    Y por otra, una alternativa o complemento para estudiar estecomponente consiste en utilizar el indicador de asociacio-nismo individual mediante la realizacin de encuestas a ciu-dadanos:

    El capital social se refiere a aquellos aspectosde las sociedades, como las redes, las normasy la confianza, que facilitan la accin colectiva

    1. Por normas nos referimos a las pautas compartidas de comportamiento que posibilitan la convivencia entre los miembros de una sociedad. 2. Para un anlisis ms detallado, consltese PUTMAN (1993), Making Democracy Work: civic traditions in modern Italy, Princeton University Press, Princeton (traduccin cata-lana: PUTMAN (2000), Per a fer que la democrcia funcioni. La importncia del capital social, Editorial Proa) y HERREROS (2005), Capital social y gobierno democrtico, FundacinAlternativas. 3. Para un anlisis ms detallado, consltese FUKUYAMA (1995), Trust: The social virtues and the creation of prosperity, Nova York, Free Press. Un ejemplo de anlisis de la con-tribucin positiva del capital social al desarrollo econmico es Fundacin BBVA (2007), El capital social en las comunidades autnomas y provincias, Cuadernos de divulgacin:Capital y crecimiento, nm. 4.4. En este sentido, la visin de Putnam sobre la importancia de un tejido asociativo fuerte para producir un mejor gobierno de las instituciones democrticas es heredada delas tesis defendidas por DE TOCQUEVILLE (1835), La democracia en Amrica, Alianza Editorial, reimpresin de 2002. Adems, es necesario mencionar que como el capital social serefiere a recursos relacionados con las redes sociales, stos no pueden ser medidos fcilmente. 5. Algunos autores sealan que las asociaciones voluntarias actan como escuelas de democracia y crean un mayor grado de inters por los asuntos pblicos y ciudadanosms cvicos. Para verlo con detalle, consltese J. COHEN y J. ROGERS (ed.) (1995), Secondary Associations and Democratic Governance, Associations and Democracy, Londres, Verso. 6. Una lista de organizaciones que pueden servir de ejemplo es la utilizada en la primera oleada de la Encuesta Social Europea (2002-2003), que se puede consultar enhttp://ess.nsd.uib.no/. Una lista ms exhaustiva de asociaciones voluntarias fue utilizada en el estudio 2450 (marzo 2002) del Centro de Investigaciones Sociolgicas. La utiliza-cin de una lista exhaustiva de asociaciones mejora de una manera significativa la calidad de los datos ya que sirve para recordarlas.

    A.1) Cantidad de asociaciones voluntarias por cada1.000 habitantes.

    A.2) De los grupos de asociaciones siguientes, si ac-tualmente es miembro o est afiliado a: un club depor-tivo o una asociacin de actividades de ocio al aire libre/ una asociacin con finalidades culturales o de ocio /un sindicato...6

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 29

  • 30 | Diputacin de Barcelona

    Conocer el grado de implicacin con el tejido asociativo, pre-guntando sobre si se participa en actividades internas de lasasociaciones y en cules, y preguntando la frecuencia deesta actividad, ayuda a dibujar mejor la red formal de la quese dispone. Respecto al resto de redes, tambin aporta in-formacin interesante el hecho de conocer el tipo de relacin(familiares, amigos, compaeros de trabajo...) que se tienecon sus miembros, as como la frecuencia con que se man-tienen los contactos.

    B) El segundo componente de este concepto es la confianzasocial, es decir, una actitud que refleja la expectativa sobreel comportamiento de los otros individuos y se configura apartir de la interaccin reiterada en el tiempo con los otros.El establecimiento de altos ndices de confianza social incideen la creacin y el mantenimiento de un comportamiento ca-racterizado por pautas de cooperacin entre los miembrosde una determinada sociedad. Adems, la reiteracin de loscomportamientos cooperativos, basados en la confianza so-cial, acta como un elemento desincentivador de los com-portamientos free-riders, clsicos de los bienes colectivos.

    Los datos sobre este segundo elemento se consiguen, otravez, mediante el instrumento de las encuestas. Con la finali-dad de distinguir entre la confianza particularizada y la con-fianza generalizada o social que existe hacia el conjunto depersonas, la formulacin de la pregunta acostumbra a ser lasiguiente:7

    Es necesario comentar que estos dos factores mencionadosestn relacionados, interactan entre s, se refuerzan mu-

    tuamente y crean un crculo virtuoso, que aumenta la canti-dad y calidad de los recursos de los individuos involucradosy genera capital social y beneficios para el conjunto de la so-ciedad. Respecto a la manera de medir el capital social, lautilizacin simultnea de los dos indicadores mencionadoses la opcin ms recomendable por el mayor grado de in-formacin que nos proporciona. Incluso diversos autores hanutilizado estos diversos componentes para construir un n-dice de capital social.8

    Favorecer la generacin de capital social A continuacin se sealan algunas propuestas de actuacinque pueden ser traducidas en polticas pblicas y que tienenla finalidad de incrementar el volumen de capital social exis-tente en las sociedades. Sin embargo, la presencia de de-terminados aspectos culturales (como la confianza) aadecomplejidad a las polticas orientadas a su creacin y requiereactuaciones a largo plazo para poder consolidar los cambiosculturales.

    Estas polticas pblicas pueden ser llevadas a cabo en granparte desde el mbito local, aunque la naturaleza de algunaspropuestas y la necesidad de aportar diferentes tipos de re-cursos hacen necesaria la implicacin y la colaboracin coninstituciones de otros mbitos. Adems, la generacin de ca-pital social debe ser considerada de manera transversal porlos diversos departamentos institucionales y afectar al con-junto de polticas que es necesario implementar.

    Propuestas orientadas a la red asociativa. Este primerconjunto de actuaciones van dirigidas a apoyar la creacinde un tejido asociativo denso, as como a fomentar la impli-cacin ciudadana con este tipo de redes. Actuaciones con-cretas: 1. Apoyo directo a la creacin de asociaciones, as como asu supervivencia temporal mediante: - Establecimiento de oficinas de apoyo en los trmites quese han de llevar a cabo.

    7. Para un anlisis ms detallado sobre la confianza, consltese E. M. USLANER (2002), The Moral Foundations of Trust, Cambridge University Press.8. Ejemplos de investigaciones con un ndice de capital social se pueden consultar en PUTMAN (2000); A. ALESINA y E. FERRARA (2000), Participation in Heterogeneous Commu-nities, Quarterly Journal of Economics 115, nm. 3, p. 207-234; P. NORRIS (2002), Democratic Phoenix. Reinventing Political Activism, Cambridge University Press, p. 137-167,y A. C. BROOKS (2005), Does Social Capital Make You Generous?, Social Science Quarterly, nm. 86, p. 1-15.

    B.1) Dira que, en general, se puede confiar en la ma-yora de la gente o que uno no es suficientemente pru-dente en el trato con los otros? Por favor, site su res-puesta en una escala del 0 al 10, donde el 0 significa queuno nunca es suficientemente prudente y el 10 signi-fica que se puede confiar en la mayora de la gente.

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 30

  • Diputacin de Barcelona | 31

    - Establecimiento de lneas de ayudas econmicas (subven-ciones, crditos) que ayuden a cubrir las necesidades bsi-cas de funcionamiento. - Apoyo a la creacin de nuevas organizaciones que incen-tive la creacin de una red asociativa heterognea respectoa los objetivos de las asociaciones para conseguir una me-jor representacin de la disparidad de intereses existentesen las sociedades. 2. Apoyo indirecto a la dinamizacin de sus actividades me-diante la cesin de espacios municipales (infraestructuras).3. Incentivacin de un rol dinmico y activo de las asocia-ciones en el da a da del municipio mediante el estableci-miento de acuerdos de colaboracin permanentes y/o pun-tuales en determinados aspectos de la gestin municipal. 4. Establecimiento de jornadas ciudadanas peridicas conla finalidad de explicar al conjunto de la poblacin los dife-rentes trabajos y la aportacin del tejido asociativo a la rea-lidad municipal. 5. Realizacin de acciones para incentivar el mayor nmeroposible de ciudadanos a formar parte activa de estas redesde asociaciones. Es necesario buscar el establecimiento deun conjunto de incentivos selectivos para apoyar a aquellosciudadanos y ciudadanas que tengan un rol activo en el te-jido asociativo.

    Teniendo presente la desigual capacidad de acceso de los di-ferentes segmentos sociales a los factores que componen el

    capital social, al trabajar para mitigar o compensar los or-genes de estas desigualdades.9 Diversos estudios han de-mostrado que el grado de implicacin en el tejido asociativo(as como el grado de confianza) vara segn el gnero, el ni-vel de estudios y el nivel de recursos econmicos.10 Se ten-dran que llevar a cabo acciones de discriminacin positivaorientadas a promocionar una mayor participacin en la redasociativa entre los grupos sociales que estn en una situa-cin menos favorecida.11

    Aspectos institucionales. La introduccin de mecanismosde participacin ciudadana mejorara la conexin entre el po-der poltico y la ciudadana. Mediante la utilizacin de estosmecanismos, se intenta conseguir que los ciudadanos ten-gan un rol poltico activo en el mbito local. La introduccinde estos mecanismos como complemento de la democraciarepresentativa dibuja un sistema poltico en el que se debencombinar las instituciones polticas representativas,12 queaseguren el funcionamiento diario del sistema, con los me-canismos de participacin ciudadana13 mediante los cualeslos ciudadanos puedan hacer or su voz e influir en las deci-siones polticas.14

    Entre los efectos de esta nueva manera de entender y de re-gular la poltica, en el mbito local, destaca el aumento en lalegitimidad de las decisiones y la creacin de capital social.Estos efectos se explican por el aumento de la confianza

    Foto

    : sc

    ar F

    erre

    r/A

    go2

    9. Y, por lo tanto, al conjunto de recursos y beneficios que aporta el fenmeno del capital social.10. Se aprecia que las mujeres, la poblacin con menor nivel educativo y aquellos que disponen de menores recursos econmicos acostumbran a tener menor grado de ac-ceso a los factores del capital social.11. En el caso cataln, se ha observado que el colectivo de origen extranjero presenta ndices inferiores de conexin con las redes formales y, por lo tanto, tambin debe-ran beneficiarse de estas acciones. Para consultar este anlisis, vase J. SAN MARTN (2008), Les condicions de vida de la poblaci immigrada a Catalunya, Fundaci JaumeBofill Institut dEstudis Regionals i Metropolitans de Barcelona, Editorial Mediterrnia.12. Las cuales deben funcionar siguiendo los principios de transparencia, publicidad, legalidad e igualdad para mejorar el grado de confianza ciudadana en las institucionesy el sistema poltico.13. Porque actan como canales de comunicacin entre las lites polticas y la ciudadana. Para un anlisis ms detallado de los mecanismos de participacin, consltese J. FONT y I. BLANCO (2003), Polis, la ciutat participativa. Participar en els municipis: Qui, com i per qu?, Papers de Participaci Ciutadana, nm. 9, Diputaci de Barcelona.14. Esta complementariedad entre los actores de la esfera poltica y la red asociativa debe basarse en una especie de equilibrio imperfecto en el que las instituciones re-presentativas de la esfera poltica conservan una preeminencia en la direccin de todos estos procesos a causa de su mayor capacidad de representacin ciudadana.

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 31

  • 32 | Diputacin de Barcelona

    como producto de la continua interaccin y por el reforza-miento de los mecanismos de cooperacin y colaboracinentre los ciudadanos para la defensa de intereses comunesy de bienes pblicos.15

    La existencia de diferentes tipos de mecanismos de partici-pacin (sectoriales, generales, de corta o larga duracin) conuna base diferente de participantes (de base colectiva con grupos y asociaciones y/o de tipo individual), as comoel uso de las nuevas tecnologas de la comunicacin, puedeasegurar una mayor representatividad de estos mecanismos,una mayor capacidad de inclusin ciudadana y la genera-cin de una cultura poltica ms democrtica y participativa.Paralelamente a estos mecanismos de participacin ciuda-dana, los poderes pblicos deben establecer canales direc-tos, accesibles y estables mediante los cuales se puedan comunicar con sus ciudadanos y desde los que los ciuda-danos puedan hacer llegar sus propuestas, crticas y /o re-comendaciones.

    Aspectos culturales. Este tercer conjunto de propuestas sedirigen al aspecto cultural del capital social, es decir, la con-fianza social. Las actuaciones y los mecanismos que se men-cionan brevemente a continuacin no estn, en algunos ca-sos, estrictamente focalizados en el mbito local: 1. Los poderes pblicos deben velar por el correcto cumpli-miento social y poltico de las leyes y las normas para au-mentar los ndices de confianza de los ciudadanos. Los prin-cipios de transparencia, mxima publicidad y difusin entrela ciudadana, legalidad e igualdad deben vertebrar el fun-cionamiento de las instituciones polticas. 2. Diversos estudios sealan la existencia de una relacin en-tre el grado de desigualdad de recursos econmicos que tie-nen los ciudadanos y el grado de confianza social.16 Por lotanto, llevar a trmino polticas efectivas de redistribucin derecursos que consigan reducir la desigualdad es otro instru-mento para contribuir a la creacin de capital social. En estemismo sentido, polticas activas ms amplias y diversas delucha contra la exclusin social tambin son necesarias. 3. El nivel educativo est relacionado con los recursos de

    Eustat ha llevado a cabo durante el ltimo trimestre de 2007y a lo largo de 2008, una encuesta especfica sobre capitalsocial que pretende completar su esquema actual de indi-cadores sociales y, a la vez, responder a una demanda cadavez ms intensa de informacin sobre la materia en el m-bito vasco. No estamos pensando slo en recopilar una listaamplia de indicadores, sino tambin en seleccionar los sig-nificativos, descubrir las dimensiones que realmente haytras el concepto de capital social, sus relaciones y analizarsu distribucin en el espacio y entre los diferentes grupossociales. La elaboracin de ndices sintticos y la estima-cin econmica de su peso cierran el crculo de los ambi-ciosos objetivos que nos hemos planteado desde Eustat.

    El capital social se convierte en un recurso que puede per-tenecer tanto a los individuos como a los grupos o a las ins-tituciones y pases, que se crea cuando se est inserto enredes personales y grupales (o se dispone de stas) en lasque se interacta activamente sobre la base de normas yvalores que se interpretan en un ambiente de confianza. En-tendemos la nocin de recurso como un activo econmicoy social que puede impulsar el desarrollo econmico, perotambin el bienestar personal y social. En esta medida sepuede o se debe invertir y se puede depreciar. Las dimen-siones que analiza la encuesta de capital social realizadason seis: Tres nucleares (redes sociales, confianza y reci-procidad, y participacin y cooperacin), y tres asociadas:informacin y comunicacin, cohesin en inclusin social,y contexto (felicidad personal, salud subjetiva, redes de tra-bajo y residencia y movilidad). Adems, se incluye lo quepodramos llamar una sptima dimensin, que recoge lasvariables sociales nucleares (sexo, nacionalidad, cambiosde vivienda, situacin familiar, relacin con la actividad, etc.).La encuesta, adems, es de respuesta obligatoria.

    Punto de vista

    Encuesta de capital social en Euskadi

    Josu Iradi ArrietaDirector general del Euskal Estatistika Erakundea- Instituto Vasco de Estadstica-Eustat

    15. La relacin entre capital social y participacin poltica es compleja, ya que estnrelacionados entre s y se influyen mutuamente.16. A mayor grado de desigualdad se constatan grados ms bajos de confianza.

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 32

  • Diputacin de Barcelona | 33

    que disponen los ciudadanos y, por lo tanto, las polticas edu-cativas son otro recurso para generar capital social. Las pro-puestas son: - Polticas educativas orientadas al hecho de que los ciuda-danos alcancen niveles educativos superiores.17 Estas pol-tica se pueden concretar en la creacin de incentivos efec-tivos para incentivar la educacin posobligatoria y una mayorinversin en educacin que tenga efectos positivos en la re-duccin del fracaso escolar. Algunos autores defienden la in-troduccin del voluntariado social dentro de los estudios obli-gatorios. - Polticas pblicas dirigidas al conjunto de la ciudadana en-caminadas a educar, transmitir y/o poner en prctica valorescvicos.18 En este sentido, la preparacin de talleres y cursosdonde se expliquen las instituciones y las reglas de funcio-namiento del sistema democrtico y donde los participantespuedan discutir cuestiones polticas tendran un efecto po-sitivo sobre su grado de conocimiento del sistema poltico ysobre virtudes cvicas conectadas al capital social.19

    4. Disear actuaciones pblicas, culturales o deportivas quesirvan de punto de encuentro a los diferentes grupos socia-les. Esta interaccin hara disminuir el desconocimiento en-tre ellos y crecer el grado de confianza. 5. Desarrollar un urbanismo que respete el tipo de ciudadcompacta, evitando el mayor grado de aislamiento social quese acostumbra a dar en las ciudades difusas. En definitiva, la relacin entre el capital social y la mejora eco-nmica e institucional justifica los esfuerzos para llevar acabo actuaciones diversas que promuevan los comporta-mientos cvicos y cooperativos entre la ciudadana. Como ladiversidad de propuestas de actuacin hace visible, la crea-cin de capital social desde las instituciones requiere algu-nas polticas concretas, un tratamiento transversal y unaorientacin a largo plazo a causa del componente cultural deeste concepto. Josep San Martin i Morant (profesor del De-partamento de Ciencia Poltica de la UAB y miembro del Ins-titut de Govern i Poltiques Pbliques [IGOP]).

    PARA SABER MS

    Making Democracy Work: civictraditions in modern Italy

    PUTMAN, Robert D. (1993)Princeton University Press. Traduccin ca-talana: PUTMAN (2000). Per a fer que la de-mocrcia funcioni. La importncia del capi-tal social. Proa.

    La mayor o menor extensin de las pautas de comporta-miento cvico y cooperativo entre los miembros de las so-ciedades es una herramienta clave para entender el gradode bienestar econmico y el funcionamiento de las institu-ciones representativas de aquella sociedad. sta es la ideabsica defendida por Putnam en esta investigacin sobreel capital social en Italia y responsable de la gran cantidadde literatura y atencin que esta teora ha recibido desdeel mbito acadmico e institucional. En la traduccin ca-talana, la edicin est presentada por Carles Boix e intro-duce algunas de las reacciones y puntos crticos que estaobra suscit en el mbito acadmico.

    El quinto elemento: el capital social de las co-munidades autnomas. Su impacto sobre elfuncionamiento del sistema poltico autonmicoMOTA, F.; SUBIRATS, J. (2000). Revista Espaola de Ciencia Poltica. Vol. 1, nm. 2, p. 123-158

    Bowling alone: The Collapse and Revival ofAmerican CommunityPUTMAN, R. D. (2007). Nova York: Simon and Schuster

    Monogrfic sobre capital social. HERREROS, F; FRANCISCO, A. DE (COMP.) (2001). Autores: COLEMAN, BORDIEU, PUTNAM, LEVI, TAYLOR, STOLLE yHERREROS/CRIADO, Zona Abierta, nm. 94/95

    Capital social y organizaciones no lucrativas enEspaa. El caso de las ONGDMARCUELLO SERVS, C. (COORD.) (2007). Fundaci BBVA

    17. Este argumento se basa en la confirmacin emprica de que a mayor nivel edu-cativo se detecta una mayor participacin en las redes y, por lo tanto, una mayor ca-pacidad de generacin de capital social.18. Como ya se est haciendo durante la etapa de educacin secundaria obligatoria(ESO) con la asignatura Educacin por la ciudadana.19. Una defensa de esta educacin cvica se puede consultar en B. BARBER (2006),Pasin por la democracia, Editorial Almuzara.

    Pueden adquirir estas publicaciones en la Librera de la Diputacin

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 17/4/09 13:18 Pgina 33

  • 34 | Diputacin de Barcelona

    BUENAS PRCTICAS

    El ejemplo de la Red de Televisiones Locales, COMRdio y lamalla.cat

    Foto

    graf

    as:

    Ann

    a Ji

    mn

    ez /

    Aza

    pre

    ss

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 34

  • Diputacin de Barcelona | 35

    Un aniversario siempre es una buena noticia, pero si,en unos momentos de crisis como los actuales, ha-blamos de comunicacin local, todava lo es ms. Porello vale la pena subrayar que este ao la Red de Te-levisiones Locales (en cataln, Xarxa de TelevisionsLocals, XTVL) y el peridico digital lamalla.cat cum-plen diez aos, y que COMRdio pronto cumplirquince. Su creacin naci de la demanda de los mu-nicipios y del mismo sector, y de la respuesta dadapor la Diputacin de Barcelona, institucin que siem-pre ha credo en la comunicacin de proximidad y quelidera estos servicios.

    En sus inicios, tanto las radios como las televisiones localesvivieron una cierta situacin de alegalidad. La Ley de la co-municacin audiovisual certific definitivamente que todoslos ayuntamientos tienen derecho a tener una emisora mu-nicipal y a participar consorciadamente en un servicio de te-levisin local. As, ahora la legislacin reconoce la existenciade operadores pblicos locales y los diferencia de los ope-radores privados.

    Desde la Diputacin de Barcelona se vio, desde un buen prin-cipio, que los ciudadanos tienen el derecho a estar informa-dos de lo que pasa en su entorno ms prximo y, por ello, seha trabajado y se trabaja a favor de la comunicacin local. Elhito ms destacado del calendario es la tradicional velada delos Premios de la Comunicacin Local que la Diputacin daa los mejores trabajos del ao.

    Pero la comunicacin local ha cambiado mucho desde laaparicin de las primeras emisoras de radio a finales de losaos setenta, donde la ilusin y el amateurismo sustituan lascarencias propias de un inicio con ms voluntad que profe-sionalidad. Ahora, la tecnologa permite una televisin y unaradio de proximidad con menos costes econmicos. Muchasiniciativas periodsticas locales empezaron como una aven-tura incierta que se mova entre el espritu cvico, la vocacinprofesional y el servicio a la comunidad. Ahora esto ha cam-biado. Los grandes peridicos locales y comarcales, las ra-dios municipales y las televisiones locales se han consoli-dado, existen webs municipales de reconocida calidad y se

    est efectuando un cambio trascendental en el mbito de latelevisin, con la puesta en funcionamiento de la televisindigital terrestre (TDT).

    Las radios municipales y las televisiones locales han contadodesde siempre con el apoyo de la Diputacin de Barcelona.As, el Consorcio de Comunicacin Local (CCL) ha sido uninstrumento til para reforzar las emisoras locales de radio.Habla por s sola la cifra de ms de un centenar de emisorasconsorciadas con COMRdio, que ya se acerca a sus quinceaos de funcionamiento ininterrumpido. Con este objetivotambin trabajan el peridico digital lamalla.cat y la Red deTelevisiones Locales (XTVL), integrada por unas sesenta te-levisiones, y que ya se ha consolidado como un instrumentode intercambio y colaboracin con las televisiones locales.

    Televisin en red La XTVL se constituy en 1999 para dar apoyo a las televi-siones locales. Su funcionamiento se basa en la producciny el intercambio de contenidos entre las televisiones localesadheridas. Y en el mismo ao 1999 naci lamalla.cat comoun portal informativo para difundir, en cataln, las noticias dembito local. La XTVL y lamalla.cat son los servicios para lacomunicacin de proximidad de la Red Audiovisual Local (encataln, Xarxa Audiovisual Local, XAL), empresa pblica de-pendiente de la Diputacin de Barcelona.

    La constitucin de la Red fue fruto de una larga reflexin dela Federaci Pro-Legalitzaci de Televisions Locals de Cata-lunya, nacida en 1984 en Cardedeu. El tiempo y la experien-cia diaria hicieron ineludible la necesidad de la cooperaciny el intercambio de servicios entre las televisiones. Pero erannecesarios ms recursos econmicos y se haca indispen-sable un aliado institucional. Los intentos con la Generalitat,a pesar de la insistencia, haban sido infructuosos. En cam-bio, la Diputacin de Barcelona haba mantenido un soporteexterno suficientemente claro y por ello se erigi en el so-cio natural de una iniciativa como sta.

    As, el 22 de febrero de 1999 empezaba a funcionar el Cir-cuito de Televisiones Locales, el antecedente de la actualXTVL. Las televisiones pioneras fueron BTV, Gav TV, Vila-decans TV, TV de Matar, Granollers TV, Canal Terrassa y Ca-

    La XTVL y lamalla.cat son los servicios para la comunicacin de proximidad de la Red Audiovisual Local (XAL)

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 35

  • 36 | Diputacin de Barcelona

    nal 50 de Sabadell. Pronto se aadieron ms televisiones. Yen junio de 2002 el Circuito se converta definitivamente enla XTVL, un nombre que identificaba mejor la estructura, por-que la Red es una estructura reticular que conecta diversospuntos entre s.

    Hoy la Red hace una oferta de contenidos de inters pblicocentrada en programas divulgativos, de entretenimiento, in-formativos y culturales, ya sean programas de intercambio ocoproducciones entre medios, de producciones de produc-toras externas o de la explotacin de contenidos propios.Tambin ofrece el servicio de contenidos informativos XN,que trabaja bajo un modelo singular de agencia informativade aportacin mutua y recproca de noticias y contenidos au-diovisuales entre las entidades adheridas y la redaccin cen-tral. Aporta una media de 50 noticias diarias, 18.000 anua-les, de las que ms de un tercio han sido producidas por lasmismas televisiones. Todo ello, con un protocolo de trabajoinnovador, inspirado en la optimizacin de recursos, que haservido de ejemplo para la implantacin de otras televisiones.

    lamalla.catEl peridico digital lamalla.cat sirve noticias durante las 24horas, con actualizacin permanente y en tiempo real, y de-dica una atencin especial al mundo local. Como medio deinformacin pblica, sus misiones son ofrecer credibilidadinformativa, reflejar la pluralidad y la diversidad de la socie-

    dad catalana, poner especial atencin en la informacin lo-cal y de servicio pblico, y cooperar con iniciativas localesde comunicacin en el mbito digital.

    Lamalla.cat inici en el ao 2007 una nueva etapa, reforzandolas noticias de proximidad. Actualmente, es el nico mediodigital de referencia en toda Catalua con canales de infor-macin local diferenciados. Bajo el nombre genrico de In-folocal, despliega nueve canales: Barcelona Metropolitana,Barcelona Comarques, Catalunya Central, Camp de Tarra-gona, Terres de lEbre, Girona, Lleida, Alt Pirineu y Aran. Elperidico digital dispone de una redaccin propia, pero tam-bin se nutre de la produccin informativa de la agencia denoticias XN y de los contenidos producidos por los serviciosinformativos de COMRdio.

    COMRdioHace casi quince aos, la Diputacin de Barcelona, desde suconvencimiento de que los medios locales son una pieza fun-damental para el desarrollo de una sociedad libre, plural yparticipativa, apoy el nacimiento de una frmula radiofnicaque da servicio a ms de un centenar de emisoras munici-pales. A la vez, COMRdio llega a los oyentes de toda Cata-lua con una programacin donde la informacin local es elprincipal referente. COMRdio tiene un modelo que cuentainformativamente con los materiales elaborados por las emi-soras consorciadas; que apuesta por la descentralizacin

    COMRdio apuesta por la descentralizacinconcertada de la produccin y propone elacceso a los contenidos de las emisoras en red

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 36

  • Diputacin de Barcelona | 37

    concertada de la produccin, con la realizacin de programasdesde diversos centros emisores (Badalona, Matar, Vila-franca del Peneds, lHospitalet, etc.) y que propone el ac-ceso a los contenidos de las emisoras en red a travs de lanueva programacin sindicada estrenada esta temporada. Distribuye casi 15.000 horas anuales de programacin origi-nal en las emisoras consorciadas a travs del satlite. Estoscontenidos tambin llegan a los oyentes a travs de la fre-cuencia modulada (91.0 FM) y de onda media (882 OM),donde se emite una programacin diferente para contribuira la integracin de las personas recin llegadas.

    Diferentes Qu hace diferentes a la XTVL, la COM y lamalla.cat? Deentrada, la condicin de servicio pblico y la atencin almunicipalismo, de lo que se deriva una mirada preferentea la informacin local. As mismo, existen otros motivos:la descentralizacin de la produccin, el equilibrio territo-rial, la participacin de los medios adheridos, la recipro-cidad y la dinamizacin del sector audiovisual.

    Respecto a la descentralizacin de la produccin, desde laCOM, la XTVL y lamalla.cat se tiene claro que los medios lo-cales son los que conocen mejor la realidad del territorio. Enbuena parte se nutren de las informaciones elaboradas porlos medios locales y las distribuyen entre las radios consor-ciadas y las televisiones adheridas. Un modelo, por lo tanto,

    basado en la aportacin y la comparticin de contenidos queapuesta por el reequilibrio de las lgicas informativas y trans-mite una visin realmente plural del pas con la difusin decontenidos elaborados desde los medios locales radios,televisiones y peridicos digitales.

    Respecto a la participacin de los medios adheridos, msall de la aportacin de contenidos, su vinculacin les otorgaun papel activo en la toma de decisiones de las grandes l-neas de futuro, donde jornadas como Next o Infolocal son laexpresin de un trabajo conjunto a travs del que se de-muestra que la comunicacin de proximidad tambin aportavalor aadido propio a la realidad meditica del siglo XXI.

    Al mismo tiempo, la COM, la XTVL y lamalla.cat ponen a dis-posicin de los medios locales adheridos asesoramiento tc-nico, jurdico y formativo, y tambin recursos tecnolgicospara hacer efectiva la aportacin y la comparticin de con-tenidos, lo que hace que la reciprocidad sea una de las he-rramientas mejor valoradas. Finalmente, gracias a la pro-duccin de contenidos, se facilita una dinamizacin delsector audiovisual a travs de los diferentes programas deayudas que se distribuyen por todo el territorio. COMRdio,la Red de Televisiones Locales y lamalla.cat, tres ejemplos debuenas prcticas que demuestran el valor y la vigencia de lacomunicacin local en esta sociedad globalizada en que vi-vimos. Joan Cat

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 37

  • 38 | Diputacin de Barcelona

    INDICADORES MUNICIPALES Servicios Sociales de

    Atencin Domiciliaria

    La Oficina de Apoyo Tcnico a los Servicios Sociales y elServicio de Programacin iniciaron en el ao 2002 un Crculode Comparacin Intermunicipal de Servicios Sociales. En elao 2008 participaron 44 municipios de la provincia de Bar-celona, con la finalidad de medir, comparar y evaluar resul-tados, mediante unos indicadores comunes consensuados,formar un grupo de trabajo para intercambiar experiencias,e impulsar la mejora de los servicios a travs de la compa-racin entre municipios (benchmarking). El cuadro resumenmuestra una seleccin de los indicadores consensuados en

    el mbito de los Servicios Sociales de Atencin Domiciliaria(SSAD), su valor de referencia (en la parte superior), as comoel valor medio de los municipios participantes del ejercicio2007 (en la parte inferior). Los indicadores se han clasificadoen cuatro dimensiones de meta y se han agrupado segn losobjetivos genricos del SSAD. rea de Bienestar Social - Oficina de Apoyo Tcnico a losServicios Sociales (o.suporttss@diba.cat) rea de Hacienda y Recursos Internos Servicio de Pro-gramacin (s.programacio@diba.cat)

    General Servicio de Ayuda a Domicilio Servicio de Teleasistencia Domiciliaria

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 38

  • Diputacin de Barcelona | 39

    WEBS LIBROS

    La preparacin y la gestin de proyectoseuropeosColeccin: Documentos de Trabajo; Serie: Gobierno Local, 4

    21 x 29,7 cm; 80 pginas

    Esta obra quiere ser un instrumento prctico para laconcepcin, elaboracin, gestin y evaluacin deproyectos transnacionales, en particular aqullossusceptibles de financiacin por la UE. Escrita enclave local, pretende poner a disposicin de las ad-ministraciones locales una metodologa de trabajoque pueda serles de utilidad. El manual se estructuraa partir de las cuatro etapas de la vida de un proyecto(definicin, planificacin, ejecucin y cierre) e incluyetambin fichas y ejemplos para ilustrarlas y un glosa-rio con los trminos ms comunes utilizados en lagestin de proyectos transnacionales.

    Este libro trata de explicar la arquitectura modernistade la provincia de Barcelona, sin nimo de hacer uninventario, pero con la voluntad de mostrarla en todasu diversidad y, en algunos casos, traspasando los l-mites del movimiento, tanto desde el punto de vistaformal, como desde el punto de vista cronolgico. Ellibro se ordena en tres partes: franja del litoral, el ejedel Llobregat y las comarcas de la Depresin Central.

    Alternativas para navegar

    La accesibilidad en las pginas web debe pro-curar alternativas a la hora de navegar porellas. Una de estas alternativas consiste en lainterpretacin en voz alta del texto que se estvisualizando en la pantalla. El incremento dela capacidad de proceso de los ordenadoresy la proliferacin de la banda ancha en las co-municaciones permiten hacer la transcripcinde texto a voz sobre la marcha, y con una apa-riencia cada vez ms humanizada (todava haycamino por recorrer en este sentido). De estamanera se proporciona un acceso ms uni-versal a contenidos de tipo dinmico, de ac-tualidad. Se puede encontrar un ejemplo deello en la web del Ayuntamiento de Calella(www.calella.cat). Slo hay que entrar a cual-quier noticia que se encuentre en la portada,hacer clic sobre la flecha verde en la parte in-ferior derecha de la pantalla y dejar un poco detiempo para el proceso.

    Modernismo en torno a Barcelona. Arquitectura y paisajeRaquel Lacuesta y Xavier Gonzlez Torn24 x 29 cm; 448 pginas

    ESCPATE Terrassa industrial y modernistaCerca de Barcelona podemos encontrar muchos ejemplos de obras modernistas que losgrandes personajes de este movimiento difundieron por toda Catalua y, muy especial-

    mente, en las zonas prximas a la capital. En Terrassa, una de las ciudades catalanas y es-paolas ms representativas de la vanguardia de la revolucin industrial, el Modernismo seexpres no tan slo mediante la construccin de viviendas lujosas para las familias burgue-sas, sino tambin en edificios industriales y de servicios: fbricas, almacenes, tiendas o edi-ficios pblicos. Paseando por la ciudad, guiado por expertos especialistas, el visitante cono-cer el conjunto modernista ms completo del mundo aplicado a la arquitectura industrial.

    Aqu se pueden encontrar todos los datos: www.turismetotal.org/RutesModernistes/terrassa.asp?idi=C

    www.calella.cat

    Pueden adquirir estas publicaciones en la Librera de la Diputacin

    MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 17/4/09 13:19 Pgina 39

  • MaquetaDB39.qxp:MaquetaDB39 15/4/09 17:23 Pgina 40