ESTUDIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DEL MONASTERIO DE ?· Estudio Histórico Artístico del Monasterio de…

  • Published on
    02-Oct-2018

  • View
    213

  • Download
    0

Transcript

  • 379Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    Estudio Histrico Artstico del Monasterio deSan Salvador de Bergondo en la Edad Media

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ*

    1. EL MONASTERIO EN LAS FUENTES ESCRITAS (SS. XII-XV).El monasterio de San Salvador de Bergondo (A Corua)1 , dependiente de la dicesis

    de Santiago, se enclava en plena comarcade As Marias dos Condes.

    Aunque no son numerosos lostestimonios documentales que permitendescifrar con claridad la historia de esteedificio, en el perodo comprendido entre lossiglos XII al XV, es la propia fbrica de laiglesia la que aporta mayor nmero de datos,as como la enorme tradicin monacal quehubo en toda la extensin del territorio deAs Marias, lo que permite completar eldiscurso histrico de este conjunto. Espreciso tener en cuenta la importancia

    * Sonia Fernndez Prez es Licenciada en Historia del Arte por la Univ. de Santiago yactualmente realiza su Tesis Doctoral sobre la Orden de los Hospitalarios en Galicia. Esteartculo forma parte del Proyecto de Investigacin PGIDT99PX21001A: Corpus deIconografa Medieval III dirigido por el Prof. Manuel A. Castieiras Gonzlez, y constituyeparte de un informe realizado para la Direccin Xeral de Patrimonio bajo el ttulo deEstudio Histrico-Artstico del Monasterio y la iglesia de San Salvador de Bergondo (ss.XII-XV).

    1 Vase a continuacin la bibliografa especfica existente hasta ahora referente al Monasterio SanSalvador de Bergondo en poca medieval: CAAMAO MARTNEZ, J.M.: Contribucin al estudio delGtico en Galicia. Valladolid, 1961, pp. 167-169. CARR ALDAO, E.: Geografa General del Reinode Galicia. Barcelona, 1920. Tomo I, pp. 849-853. CASTILLO, A. del: Inventario Monumental yArtstico de Galicia. A Corua, 1987, pp. 62-63. Idem. Iglesias antiguas de Galicia. El Monasterio deBergondo, en B.R.A.G., n 90, tomo VIII, A Corua, 1915, pp. 133-138. Ibdem. La interesanteiglesia romnica del antiguo monasterio de Bergondo, en Anuario Brigantino, n III, Betanzos, 1951.Pp. 112-115. CHAMOSO LAMAS, M.: Galicia. Volumen II de La Espaa Romnica. Madrid, 1980,p. 499. FERNNDEZ-GAGO VARELA, C.: Monasterio de San Salvador de Bergondo (La Corua),Abrente, n 11 y 12, A Corua, 1979-80, pp. 81-90. LAREDO VERDEJO, X.L.: Galicia Enteira. TomoVII. A Corua. As Marias. Ferrol. Vigo, 1990, p. 106. S BRAVO, H. de: El Monacato en Galicia.Tomo I, A Corua, 1972, pp. 271-275.

    SumarioRevisin del estado de la cuestin del Monasterio de San Salvador de Bergondo durante la pocamedieval, y anlisis de su vinculacin con el Romnico de As Marias a travs de un estudio artsticocomparativo con otros ejemplos coetneos.

    AbstractReview of the state of the question of the Monastery of San Salvador de Bergondo during theMedieval period, and an analysis of its link with the Romanic style in As Marias through an artisticstudy in comparison with other examples of the same period.

    Fig. 1. Portada Occidental.

  • 380Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    secular que han tenido los monasterios y eremitorios en toda la comarca Betanceira2, y larelacin que stos sostuvieron con los grandes seores3. As se pueden destacar, ademsdel central de este trabajo, otros ejemplos que tambin forman parte importante en lahistoria medieval de la antigua provincia de Betanzos; tales son los casos de conjuntos4como: Santo Estevo de Piadela, Santa Mara das Donas, San Martio de Bandoxa5, SanSalvador de Cs6 o Santa Aia de Espenuca.

    Se tiene constancia de que el monasterio perteneci a la Orden Benedictina, aunque nose tiene la certeza de que as fuera desde su fundacin, lo que es seguro es que en el ao1218 ya perteneca a dicha Orden, tal y como lo confirma una Donacin del Rey Alfonso IXal Abad Munio de Bergondo en la que aparece citado como: monaster Sancti Salvatoresde Bergondo ordini Sancti benedicti compostellani diocesis7 , con lo que se puedeafirmar con certeza que a principios del XIII San Salvador ya constitua una casaperteneciente a esta Orden.

    Resulta muy problemtico datar con exactitud la fundacin del Monasterio de Bergondo,ya que la primera referencia documental conservada que se conoce, se fecha en el ao1138. Se trata de un Privilegio concedido por el Rey Alfonso VII al monasterio, que por lotanto ya deba existir en este momento, de ah la concesin del privilegio por parte delmonarca8 . Adems, Carr Aldao cita otro documento del mismo ao, donde a 9 de Octubre,el Abbas Recendus de Burgundio, aparece confirmando una donacin hecha por el Condedon Bermudo de Traba a su hija Urraca del Monasterio de Cascas de Betanzos9 .

    Tan slo unos aos ms tarde, entre 1143 y 1149, se lleva a cabo una concordia entreel Abad Anselmo de Bergondo y el Arzobispo Pedro Helas de Santiago, acerca de losderechos de pesca que el monasterio posea en el cercano ro Mandeo, adems del cobrode Portazgo de la sal y el pescado para consumo del monasterio y sus vasallos, tal y comolo recoge Hiplito de Sa Bravo10 . El pleito haba surgido a causa de la oposicin de losMerinos del Arzobispo Compostelano, a que los vasallos del monasterio pescasen endicho ro del que alegaban ciertos derechos de propiedad, en contra de lo que habadispuesto el Rey Alfonso en el privilegio de 1138, antes citado. Del mismo modo ocurracon lo relativo a las salinas de la ra. stas, que haban sido construidas por los monjes,aunque dentro de un territorio que perteneca a la Sede de Santiago, van a ser reclamadaspor los beneficios que estaban aportando.

    2 Para la historia de la citada comarca ver: MARTNEZ SANTISO, M.: Historia de la ciudad deBetanzos. Tomo 1. Betanzos, 1892.3 Parte de esta problemtica fue analizada por GARCA ORO, J.: Betanzos y las Marias, disputasjurisdiccionales en el siglo XV en Anuario Brigantino, n 16. Betanzos, 1993, pp. 33-47.4 Una visin general del tema la ofrece: CARDESO LIARES, J.: Luces y Sombras del Arte en asMarias dos Frades. A Corua, 1993.5 Ver CASTILLO LPEZ, A.: San Martn de Bandoja, Boletn de la Real Academia Galega(B.R.A.G.), XII. A Corua, 1920, pp. 47-48.6 Para el caso concreto de Cs, vase: SALGADO RODRGUEZ, J.: Apuntes Histricos sobre algunosmonasterios de la Orden de San Benito en la Dicesis de Santiago de Galicia. San Salvador de Cines.Tomo I, 1879, p. 384.7 Este documento aparece ntegro en el Apndice Documental de este trabajo con el nmero 1, al igualque todas las referencias del mismo.8 Confrontar esta informacin con REG. S, El monacato, I, pg. 221. O con LUCAS LVAREZ, M.:El Archivo del Monasterio de San Martio de Fra o Pinario de Santiago de Compostela. Tomo II,Seminario de Estudios Galegos. Santiago, 1999. p. 889.9 Ver CARR ALDAO, E. Op. cit. Tomo I, p. 848.10 Cfr. REG. S, Op. cit. Tomo I,. p. 221.

  • 381Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    Es interesante la existencia de untestamento, datado en el ao 119911 deUrraca Fernndez, hija de Fernando Prezde Traba, en el que sta dona: adBurgundium marcan I, medium ad fratreset medium ad opus ecclessiae12 , es decir,que deja a los frailes media marca y para laobra de la iglesia otra media. Este tipo dedonaciones, en las que se reparten losingresos entre los monjes y la obra deledificio, son muy habituales, prueba de elloes un texto que se recoge en el Libro V delCdice Calixtino, en el que se puede leertextualmente:

    Tiene adems esta iglesia siguiendo,segn es la tradicin, la serie y denominacinde los 72 discpulos de Cristo, 72 cannigosque siguen la regla de San Isidoro, doctor de la iglesia espaola. Entre ellos se reparten porsemanas las ofrendas del altar de Santiago. Se dan al primero las de la primera semana, alsegundo las de la segunda, al tercero las de la tercera y as sucesivamente hasta el ltimo. Cadadomingo, segn cuentan, se dividen las ofrendas en tres partes, la primera de las cuales las recibeel cannigo de turno. Los dos tercios restantes se vuelven a dividir en tres partes; una parasustento de los cannigos, otra para la fbrica de la baslica y la tercera para el obispo13 .

    Esto permite hablar de que en estos aos se est rematando la obra de la iglesia, quecomo se ver posteriormente se inicia en el tercer cuarto del siglo XII, aunque no se puededesdear la idea de que aluda tambin a obras relativas a dependencias del conjuntomonasterial, del cual actualmente no se conserva nada de su fbrica medieval.

    La pujanza y desarrollo del monasterio debi seguir durante el siglo XIII, ya que va acontinuar teniendo de su parte el beneplcito de la monarqua, tal y como se atestigua enun documento de 1256, en el que Alfonso X acoge al monasterio para defenderlo demanos de Seores Feudales que queran ampliar su seoro a travs de las donacionesque reciban estos monjes benedictinos14 . Una de estas donaciones es convenienteresaltarla porque fue realizada por el monarca Alfonso IX el 15 de abril de 1218 al abadMunio y a sus monjes, en ella les cede todo cuanto le perteneca a la Corona dentro delcoto del propio monasterio, adems de las feligresas de San Vicente de Moruxo y SanMartio de Dans15 .

    Fig. 2. Vista de la portada occidental de laiglesia de Cambre.

    11 Documento citado por LPEZ FERREIRO, A.: Galicia Histrica. Tomo I, Santiago, 1901,documento XX.12 Cfr. con CASTILLO A. del: La interesante iglesia..., Betanzos, 1951, p. 113.13 Este texto ha sido extrado del Cdice Calixtino, libro V, cap. X, p. 85 de la edicin de Milln Bravo

    Lozano, Sahagn. 1991.14 Ver MARTNEZ SANTISO, M. : Historia de Betanzos. Tomo I, Betanzos, 1892, p. 221.15 Este documento aparece transcrito en el Apndice Documental correspondindose con el nmero

    1 de este trabajo, asimismo se presentan todos los datos relativos al mismo. Actualmente se conservaen el Archivo Histrico Nacional de Madrid, Seccin Clero, Bergondo, c. 489/9, una copia en perg. delao 1515.

  • 382Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    La buena marcha del monasterio persiste a lo largo de del siglo XIII y XIV, tal y comolo verifican las numerosas donaciones de las que sigue siendo objeto. Se tiene constancia,por ejemplo, de una confirmacin de privilegios por parte del Rey Enrique II del 12 deseptiembre del ao 1371. En sta se reafirma lo estipulado por Alfonso IX y por el resto demonarcas que lo antecedieron en el trono, por medio de una carta otorgada en las Cortesde Toro16. Y de otra confirmacin de privilegios, del 6 de Agosto de 1371 (Burgos), en lacual el monarca Juan I confirma al monasterio todos los privilegios concedidos por susantepasados17 .

    Pero no todos los datos histricos conservados referentes al monasterio de Bergondoson tan claros, algunos de ellos resultan en gran medida controvertidos y difciles dedemostrar. Sin duda, el ms significativo es la noticia que da P. Yepes18 en su Crnica,acerca de un incendio acaecido en Bergondo en el ao 1338, que sera el causante de ladestruccin de gran parte del monasterio, archivo y biblioteca incluidos. As recoge lanoticia:

    San Salvador de Vergondo es un monasterio y priorato de San Martn que tiene su asientoen las marinas de Betanzos, que otros llaman de los Frailes, y tiene tal nombre; as por tener losmonjes de San Benito en ella cinco monasterios (con ser bien poco el territorio, que no pasa detres leguas), o segn, como otros quieren, por Nuestra Seora, del templo e iglesia que fue de loscomendadores templarios, la cual estaba de esta parte del puente del Burgo, una legua ms acde La Corua, los cuales eran seores de gran parte de las Marinas. Aqu, pues, en lo msoriental de ellas, como una legua de Betanzos, est este monasterio, de cuya fundacin no sesabe cosa cierta; la gente de la tierra dice que fue su fundador Gmez Prez Oboo, un caballeroa quien pusieron este apellido por haber sido un hombre de gran valor y bueno para la Repblicay Reino de Galicia. A l atribuyen el edificio de la Puente de Eume, que es una de las mayoresque hay en Espaa, y otra que llaman la Puente del Puerco, con gran nmero de iglesias quefueron fabricadas por su Orden. En todos sus edificios pona un jabal por insignia; y as losnaturales, en viendo algn jabal en alguna obra, luego dicen que es fbrica de don Gmez Prezel Bueno, y porque en el templo de San Salvador de Vergondo tiene puesto un jabal por armas,estn resueltos en que es obra de aquel caballero. Pero supuesto que no se sabe el ao de sufundacin determinadamente, importa poco que demos a ste o aqul fundador y patrn. Loque se entiende de cierto es que era una buena abada y que tena un coto y jurisdiccin civil ycriminal, que, aunque no es muy grande, es rico por ser la tierra muy frtil, hasta que el ao demil y trescientos y setenta el rey D. Sancho se la quit y di a la ciudad de Betanzos. Habiendosido un noble monasterio, hay poca memoria de l y de los sucesos que en l acontecieron,porque en la era de mil y trescientos y setenta y seis, por el mes de mayo, se quem la casa ycon ella las escrituras; ahora slo se muestra una provisin del rey don Juan, dada por el ao demil y cuatrocientos y veinte y ocho, de la cual solamente consta (as a bulto) que condes ycondesas, reyes y reinas, de que el rey don Juan vena (que as lo dice aquel papel) fueron susbienechores. A esta ocasin manda el rey a los encomenderos que desembarguen la hacienda yencomiendas que algunos caballeros tenan, porque en unas Cortes que se tuvieron en Soria se

    16 Original conservado en el Archivo Histrico Nacional de Madrid, Seccin Clero, Bergondo, Sellos,c. 20/14. Orig, gt. cursiva, sello de plomo pendiente.17 Copias de este documento se conservan en los siguientes archivos: AAS, San Martn, 1, Tumbo,nm. 113, copia simple. Y en el AHDS, San Martn, c. 34, (Tumbo XVI), M. 94/6, f. 278r.- Ibid., c. 2,IPA, fol. 145v. (Caj. 2, B, Q.9, P3).18 YEPES, Fr. A.: Crnica General de la Orden de San Benito de Valladolid. Valladolid, 1610-1619.Tomo II, pg. 68.

  • 383Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    haba ordenado que los monasterios cuyos fundadores hubiesen sido reyes o antecesores deellos, se les desembarguen las haciendas que los caballeros tenan usurpadas. Comenzse a unireste monasterio a San Martn de Santiago por fray Pedro de Njera, reformador, ao de mil yquinientos, por autoridad apostlica; pero no se expidieron los despachos ni se puso en ejecucinlo que estaba ordenado por algunas demandas y respuestas que hubo por parte de fray Juan deManzaneda, ltimo abad de San Salvador. Pero renunciando ste el ao de mil y quinientos ynueve en manos del abad de San Martn, fray Arias de la Rosa, se concluy esta anexin ydespus la confirm el Papa Len X, ao de mil y quinientos y diez y siete19.

    Sorprende de esta informacin que en toda la documentacin conservada, -que aunquese trate seguramente de una nfima parte del total, es bastante numerosa-, en ningnmomento se alude a este suceso o a circunstancias que deriven del mismo, algo queparece chocante ya que supondra, sin ninguna duda, una gran desgracia que tendraimportantes y graves repercusiones, no slo en lo que a la vida monstica se refiere, sinotambin a la vida de todas aquellas personas vinculadas con el cenobio (feligreses,artesanos, o campesinos que tuvieran aforadas propiedades monasteriales, tal y como loatestiguan la copiosa cantidad de Documentos de Foro conservados20 ). No cabe dudaque, como se demostrar posteriormente, la iglesia de Bergondo sufri importantestransformaciones entre los siglos XIV y XV, bajo el ms que probable patrocinio de Fernn

    Fig. 3.- Detalle de la portada occidental de Bergondo.

    19 Ver nota anterior.20 Cfr. con LUCAS LVAREZ, M. Op. cit. pp. 883-907. Donde recoge un total de 150 documentos

    y en su mayor parte se trata de documentos de foro del monasterio. Se conservan principalmente en elArchivo Histrico Diocesano y en el Archivo Histrico Universitario de Santiago.21 En 1351, Pedro I dispensa de la yantar al monasterio de Bergondo, tal y como lo confirma un

    documento conservado en AHD, San Martn, 32 (Tumbo XIII), M. 20/15, f.14v.

  • 384Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    Prez de Andrade, pero tal vez este dato no sea definitivo para demostrar la existencia detal incendio, ya que estaramos hablando de un destrozo casi completo del edificio en losaos 30, y de que no se tomaran medidas de rehabilitacin hasta casi setenta aos mstarde, cuestin que no parece muy probable, ya que, qu habra pasado con la comunidadtodo este tiempo?, cmo es que la dispensa de Pedro I21 o la confirmacin de privilegiosde Enrique II del ao 1371 no se hacen referencia a este incidente?; sin duda, estaspreguntas alejan la posibilidad ofrecida por P. Yepes del citado suceso, y con toda seguridadla reforma llevada a cabo por los Andrade sea motivada por un cambio en el gustoconstructivo, paso del Romnico al mundo Gtico, muy vinculado con los Andrade sipensamos en las obras promovidas por esta familia en la ciudad de Betanzos a finales delsiglo XIV: Santa Mara de Azogue o El Convento de San Francisco.

    Pero las relaciones entre Fernn Prez de Andrade y el Monasterio de Bergondo nosiempre fueron tan generosas. Quiz el dato que se aporta a continuacin justifique elpatrocinio de la nueva cubierta de la iglesia; puesto que se sabe de ciertos litigios entre elAbad del Monasterio y el citado Andrade, que siempre quiso impedir que se ejerciesen losderechos jurisdiccionales que posean en Bergondo. Dato que se confirma a travs de laReal Cdula del Rey D. Juan I para el desembargo de bienes, fechado en Medina delCampo, era 1418, ao de 1380, a 3 de diciembre22 , en la que el monarca solicita al citadoAndrade, que deje libre al monasterio de Bergondo y su coto y tres cuartas partes de SanVicenzo de Moruxo, que ocupaba indebidamente y cuanto tena a ttulo de encomienda23

    Sin lugar a dudas los abusos y excesos de poder debieron de seguir, ya que en el ao1386 el Coto Monasterial deja de ser cabeza de la jurisdiccin de su mismo nombre,perdiendo de esta manera el Abad, los derechos jurisdiccionales del territorio del monasterio,con lo que se demuestra el tremendo poder que ostentaban los Seores Feudales de laComarca.

    Todos estos conflictos entre nobleza y clero, sin duda finalizan a partir del ao 1509,fecha en la que se incorpora el monasterio a la Reforma promovida por Fr. Rodrigo deValencia y Fr. Pedro de Njera en tiempos de los Reyes Catlicos, a partir de 1493, quesupone la incorporacin de San Martn Pinario a la Orden de San Benito de Valladolid, y asu vez la anexin del resto de monasterios masculinos gallegos a esta Abada Compostelana.El ltimo abad de este monasterio ser Fr. Juan de Manzaneda, que depone su cargo en lacitada fecha de 150924, tras una serie de recursos, apelaciones y demandas a la Santa Sede,que se inician por parte del citado de Fr. Pedro de Njera en torno al ao 1500 y queterminan obligando a dicho Abad a la renuncia ante el Abad de San Martn Pinario que eraen aquel momento, Fr. Arias de la Rocha. As se confirma a travs de una Bula Papal deLen X datada en el ao 151725.

    22 Documento conservado en AAS, San Martn, 1, Tumbo, nm. 114, copia simple. Y en AHD, SanMartn, 32 (Tumbo XIII), M. 20/14, f. 14v.- Ibid. c. 2, IPA, I, f. 145v; Ibid., 3, III, f. 139r. (Caj.2, B,Q.9, P.4). Adems lo citan BUJN RODRGUEZ, M.M.: Catlogo Archivstico del Monasterio deBenedictinas de San Payo de Antealtares. Consorcio de Santiago de Compostela, 1999. Pg. 295. YLUCAS LVAREZ, M. Op. cit. p. 884.23 Tal y como lo transcribe LUCAS LVAREZ, M. Op. cit. p. 884.24 Documento conservado en el AHD, San Martn, c. 2, IPA, I, fol. 13v-14r. (Caj. 3, C, P.12), en elcual Fr. Juan de Manzaneda renuncia a su cargo en favor del abad de San Martn, que nombra a fr. Juande Cibrin abad de Bergondo.25 Cfr. con SA BRAVO, H. Op. cit. Tomo 1, pp. 271-276.

  • 385Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    Con este sometimiento, el monasterio adquiere el carcter de Priorato que persistehasta los tiempos de la exclaustracin. Esta dependencia supone, sin duda, el principio delfin para el monasterio y para su comunidad, ya que provoca la disminucin del nmero demonjes y la preocupacin no por el propio monasterio, sino por la Abada de la cualdepende, lo que da lugar al decaimiento y posterior abandono del edificio.

    El conjunto fue declarado Monumento Histrico-Artstico el 17 de Agosto de 197326 .

    2. LA ARQUITECTURA DEL MONASTERIO DE BERGONDO.En este apartado lo que se propone es un estudio y anlisis pormenorizado del conjunto

    monasterial de Bergondo, a travs de su arquitectura. Para ello, se establecen dos grandesapartados: la Iglesia del Salvador y la Capilla de Santa Catalina, en los cuales, se indaga enla historia del monumento a travs de los elementos que lo constituyen; para ello, ademsde una aproximacin arquitectnica a cada edificio, tambin se van analizar todos aquelloselementos decorativos que presentan; porque en arquitectura, es necesaria una visinconjunta de ambas partes para obtener una mayor composicin de lugar sobre el mismo.

    No es fcil datar con exactitud la fbrica de las distintas intervenciones llevadas a caboen el conjunto, pero se pueden establecer dos grandes Etapas Constructivas bastanteclaras:

    1) En primer lugar, una primera intervencin correspondiente al levantamiento de lacabecera (bsides), la construccin de la parte baja de las naves, y la puerta occidental,que habra que datar en la segunda mitad del siglo XII -entre 1150 y 1180, si se toma comoreferencia la Iglesia de Santa Mara de Cambre27 , con la que presentar numerosos

    Fig. 4.- Vista general de la cabecera de Bergondo.

    26 Se trata del Decreto 2.641, que sali publicado en el B.O.E. de 24 de Octubre de 1973, en el que seestablece que queda inventariado con el nmero 2251000391600000.27 De la numerosa bibliografa referente a la Iglesia de Cambre destacar especialmente algunos de los

    estudios realizados por VILA DAVILA, M.: La iglesia romnica de Cambre. Cambre, 1986. Idem:Modelos y copia como criterio para la determinacin de campaas constructivas: el caso de SantaMara de Cambre. Actas del V Congreso Espaol de Historiadores del Arte, 1988.

  • 386Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    paralelismos-. Adems, esta fecha podra estar verificada si es cierto lo expuesto en elapartado de la Fachada Occidental acerca de una posible inscripcin que sealara el ao1167, que aunque no sea una datacin viable para el remate de esta fase, s podra aludir auna posible consagracin del edificio. Este tipo de inscripciones eran muy habituales, nohay ms que recordar el caso de los dinteles Prtico de la Gloria de la CatedralCompostelana28 o casos que se podran definir como ms rurales como el tmpano de lafachada occidental de la Iglesia de Santo Tom de Serantes29 (Ourense), en la cual aparecela era de 1208 (ao 1170), cronologa que no se corresponde con la factura del edificio, porlo que debe aludir al momento de la consagracin del mismo.

    2) Y una segunda campaa mucho ms tarda, entre fines del XIV y principios del XV,cuyo promotor sera posiblemente Fernn Prez de Andrade, tal y como lo atestigua laantefija del tejado, el cual llevara a cabo el aumento de altura del edificio, junto con losarcos fajones y formeros, los capiteles de la nave central, el rosetn del testero, la partealta de la fachada occidental y los contrafuertes de los muros norte, sur y oeste.

    2.1. La Iglesia de San Salvador de Bergondo en los siglos XII al XVEste conjunto arquitectnico ofrece a grandes rasgos, una estructura tpicamente

    romnica, lo que se pone de manifiesto, entre otros aspectos, en el modelo planta de tipobasilical con tres bsides semicirculares y tres naves divididas en cuatro tramos concubierta de madera a dos aguas y un transepto que no se presenta destacado ni en plantani en altura. Ofrece la habitual orientacin litrgica de forma que la zona del bside se sitahacia el este, quedando la fachada principal en el oeste.

    El tipo de planta empleado no es de los ms frecuentes en Galicia, aunque se trata comose podr comprobar de un modelo tpicamente Romnico. De los ejemplos de esta tipologaconservados en la provincia de A Corua, casi todos se concentran en un marco geogrficobastante prximo. As podemos destacar edificios como: San Martio de Xubia30 (Concellode Narn) su cronologa se establece alrededor del ao 1190, aunque el edificio seguirsufriendo intervenciones durante el siglo XIII; Santiago do Burgo31 (Cambre) las referenciasdocumentales datan la cabecera entre 1160 y 1180; Santiago de A Corua32 cuya fbricava desde finales del siglo XII hasta avanzado el XV; Santo Tom de Monteagudo33 (Arteixo)

    28 As fue expuesto en su da por MORALEJO LVAREZ, S.: El 1 de Abril de 1188. Marco histricoy contexto litrgico en la obra del Prtico de la Gloria. El Prtico de la Gloria. Msica, Arte yPensamiento. Santiago, 1988, pp. 16-3329 Sobre la iglesia de Serantes vase: PITA ANDRADE, J.M.: La iglesia romnica de Santo Tom deSerantes en Cuadernos de Estudios Gallegos, n II, 7 (1947), pp. 377-339. CHAMOSO LAMAS, M.:Galicia Romnica. Madrid, 1989, pp. 406-413. DELGADO GMEZ, J.: El tmpano de Serantes(Orense) quiz un unicum en la iconografa romnica. Boletn Auriense, X, 1980, pp. 73-89.30 Para el caso concreto de Xubia vase: PITA ANDRADE, J.: La iglesia romnica de San Martn deJubia, Cuaderno de Estudios Gallegos, I, 2, 1944, pp. 227-236. FERNNDEZ GAGO VARELA, C.:La iglesia de San Martn de Xubia (La Corua) y su restauracin, Abrente, 7, A Corua, 1975, pp. 69-72.31 Vase: CASTILLO LPEZ, A.: Burgo de Faro. Sus iglesias antiguas: Santiago del Burgo y NuestraSeora del Templo en B.R.A.G. Tomo VIII, A Corua, 1914, pp. 222-230.32 Este edificio fue ampliamente estudiado por BARRAL RIVADULLA, D.: La Corua en los siglosXIII al XV. Historia y configuracin urbana de una villa de realengo en la Galicia medieval. ACorua, 1998. Especial atencin al apartado 1 del captulo III, pp. 160-210.33 Vase SORALUCE BLOND, J.R.: Arquitectura Romnica de La Corua: Faro, Marias, Eume. ACorua, 1983, pp. 36-37.

  • 387Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    o Santa Mara de Mezonzo34 (Vilasantar),ambas con una cronologa en torno a losprimeros aos del siglo XIII. Se puedeconsiderar este modelo de planta basilical,como de temprana presencia en territoriogallego, pues la iglesia de San Martio deMondoedo35 construida entre la ltimadcada del siglo XI y el primer tercio del sigloXII, ya presenta una disposicin semejante.Esta tipologa suele vincularse en la mayorparte de los casos con iglesias de origenmonacal y pertenecientes a la OrdenBenedictina, tal y como ocurre en el caso deBergondo. (vase fig. 5)

    Las naves se presentan compartimen-tadas en cuatro tramos por medio de pilaresde seccin cuadriforme al cual se adosancuatro columnas, una por cada cara, que secorresponden con cada uno de los puntoscardinales. Cada tramo de la nave central,supera en anchura en casi el doble, a laanchura de las naves laterales. Este tipo de soporte cruciforme tan complejo sorprendeque no sostenga una cubierta abovedada, por lo que la complejidad del edificio en plantano se corresponde con el alzado, que es muy sencillo. Este recurso es habitual en obras delRomnico Gallego y as aparece en el caso de Santa Mara de Acibeiro36 -iglesia fechadaa finales del XII y principios del XIII- o en un ejemplo mucho ms prximo temporal ygeogrficamente como es San Martio de Xubia, que presenta el mismo tipo de pilar y unacubierta de madera a dos aguas.

    En los muros laterales se adosan un total de ocho semicolumnas, cuatro por cadalienzo mural, que tienen correspondencia al exterior con los contrafuertes. Esto quedapatente sobre todo en el muro norte, ya que en el del lado sur, se han realizado tal nmerode intervenciones que esta estructuracin y disposicin casi no se aprecia. Es precisoadvertir llegado este punto, que existe una pequea diferencia de nivel entre las columnasadosadas del muro norte con respecto a las del lienzo sur, detalle que se observa en elinicio de las mismas, en este ltimo es preciso la presencia de un podio sobre el cual secolocan las basas de las semicolumnas adosadas al muro, cuya altura va a oscilar entre los43 cm. de la ms baja, hasta los 48 cm de la mayor.

    Fig. 5.- Planta de San Salvador de Bergondo.

    34 Sobre este edificio ver: LOSADA, M.: La iglesia de Santa Mara de Mezonzo, B.R.A.G., VIII,1914, pp. 12-15. CASTILLO LPEZ, A.: Santa Mara de Mezonzo, Abrente, 1. A Corua, 1969,pp. 63-66. FERNNDEZ GAGO VARELA, C.: Restauracin de la Iglesia de Santa Mara de Mezonzo(Vilasantar, A Corua). Abrente, 5, A Corua, 1973, pp. 31-33.35 De la amplia bibliografa existente vase especialmente: CASTIEIRAS GONZLEZ, M.A.: La

    actividad artstica en la antigua provincia de Mondoedo: del Prerromnico al Romnico, EstudiosMindonienses, n 15. Mondoedo, 1999, pp. 287-342.36 Para el caso de Santa Mara de Acibeiro vase: YZQUIERDO PERRN, R.: Arte Medieval. Tomo II.

    A Corua, 1993, pp. 409-412.

  • 388Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    La iglesia del monasterio de Bergondo est provista de tres portadas, destacando laoccidental frente a las otras dos, tanto en elementos de decoracin como en dimensiones,el anlisis de las mismas no corresponde a este apartado, pero es preciso mencionar laposibilidad de que la situacin original de la portada del lienzo sur, no hubiera sido lamisma que en la actualidad y se encontrase situada en el segundo tramo (empezando acontar desde el bside), por lo que se enclavara justo enfrente a la portada norte hechoque, sin duda sera ms adecuado a la primitiva fbrica romnica, ya que esta situacinsuele ser la ms habitual. Tan slo hay que pensar en las portadas norte y sur de laCatedral de Santiago.

    El edificio est construido por medio de un aparejo de sillera de piedra caliza, bastanteirregular y donde destacan adems de zonas hechas a base de mampostera, la presenciade un importante nmero de engatillados, lo que sin lugar a dudas nos habla deintervenciones posteriores en los lienzos murales.

    La techumbre del edificio se realiza mediante un entramado de madera que cubre lastres naves, que al exterior se manifiesta en un techo a dos aguas. Es frecuente que enedificios de la 2 mitad del XII, se emplee un nico tejado para las tres naves; solucindenominada Hallen-Kirche o iglesia saln, que posiblemente est tomada de las catedralesgallegas ms antiguas: Santiago de Compostela, Lugo y Tuy37 . En el interior, el peso deeste entramado se descarga en cuatro arcos fajones doblados dispuestos en la navecentral, que a su vez se refuerzan por medio de los arcos formeros, tambin doblados, quese disponen de manera longitudinal a la nave, y que marcan la separacin entre ellas. Lalabor de sujecin de la cubierta se va a culminar con los arcos fajones (igualmente doblados)de las naves laterales, que trasladan las presiones a los contrafuertes que se encuentranen el exterior y que se corresponden al interior con las semicolumnas adosadas a losmuros y con los pilares centrales. Todos los arcos de descarga (formeros y fajones) son dedirectriz apuntada, lo que indica que su realizacin es posterior a la de la primitiva iglesia,llevada a cabo a finales del siglo XIV o quiz principios del XV, por la familia Prez deAndrade, tal y como lo atestigua la presencia de un porco bravo sosteniendo una cruzgriega en la antefija Este de la nave (vase fig. 13).

    El motivo del jabal se considera como un signo de identidad de la familia Andrade,porque aunque no forma parte del escudo de armas de la misma, si lo form del primitivoemblema del linaje, de ah que se vincule con esta familia. Se pueden recordar numerososejemplos que demuestran este hecho: Sepulcro de Fernn Prez de Andrade en SanFrancisco de Betanzos38 (vase fig. 14) o la antefija de esta misma iglesia, o el caso de tresiglesias lucenses estudiadas por Marta Prez39 : San Pablo de Riobarba y Santa Mara deCabanas (Concello de O Vicedo) y San Pantalen de Cabanas (en el Concello de Ourol). Setrata de tres iglesias datadas a finales del siglo XIV, que presentan el motivo del jabal y enlas cuales se prueba su vinculacin y patrocinio por parte de Fernn Prez de Andrade,

    37 Esta hiptesis ya la ha apuntado YZQUIERDO PERRN, en: Arte Medieval I, perteneciente alProyecto Hrcules de Arte, A Corua, 1993.38 Cfr. con NEZ RODRGUEZ, M.: La idea de inmortalidad en la Escultura Gallega. Ourense,1985. Especialmente el captulo III. IDEM: El Sarcfago de Fernn Prez de Andrade en San Franciscode Betanzos como expresin de una individualidad y una poca Bracara Augusta, 1981. pp. 79-80 y397 y ss.39 Ver PREZ, M.: La vinculacin de Fernn Prez de Andrade con tres iglesias lucenses en AnuarioBrigantino, n 18, Betanzos, 1995. pp. 227-232.

  • 389Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    por lo que este dato podra servir en Bergondo para datar una intervencin en la parte altadel edificio y quiz tambin en la Capilla de Santa Catalina, que para algunos autores es labase que confirma la noticia que daba P. Yepes acerca del incendio de 1338. Pero quiz setrata en este caso de una reforma impulsada por el nuevo gusto imperante a partir de finesdel XIV y principios del XV (Gtico), o como pago a los numerosos conflictos que existanentre Bergondo y la familia Andrade.

    Los bsides se encuentran en un plano superior al resto de la nave, los separa undesnivel total de dos pequeos escalones situados bajo el arco de medio punto dobladode acceso de los mismos, destacando el de acceso a la Capilla Mayor, por encontrarse suarco externo moldurado, mientras que el interior se apoya sobre dos columnas entregasque flaquean el bside, ambas con figuracin en sus capiteles. Este recurso de la diferenciade altura en el interior del propio edificio, en muchos casos, no es algo que se relacioneestrictamente con irregularidades del terreno, sino que es un elemento justificado por lasimbologa religiosa, ya que el bside es el lugar que se halla ms prximo a la divinidad,de ah que se site en un status superior. Adems, en la liturgia medieval los ministros dela iglesia seguan la misa desde el presbiterio, y ellos eran las personas ms cercanas aDios, ya que estaban en un nivel superior al del pueblo y que mejor manera de representarloque colocndose a mayor altura.

    La cubierta de los bsides se realiza por medio de un primer tramo recto cubierto conbveda de can, mientras que el espacio semicircular se cubre con una de cuarto deesfera.

    Esta diferencia de nivel entre la nave y los bsides permite que se site sobre el arcotriunfal de acceso al bside central un pequeo rosetn, que adems de proporcionarmayor luminosidad al interior del edificio y de reforzar por tanto la simbologa arquitectnica

    Fig. 6.- Vista de la Porta Sur de Bergondo.

  • 390Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    del mismo, porque no se debe olvidar que la luz representa a la divinidad tal y como serelata en el Evangelio segn San Juan, que comenta: Exista la luz verdadera, que con suvenida a este mundo, ilumina a todo hombre40 . Este rosetn presenta una tracera contendencia a las formas florales en la que se disponen en torno a un centro circular, un totalde seis ptalos elpticos, generando la impresin de una forma estrellada, que bien podrarepresentar el Sello de Salomn o Estrella de David41 , vinculada de forma muy estrechacon la Familia Andrade. Un motivo similar se encuentra en un rosetn situado en el testerode la cercana iglesia de San Martio de Tiobre (Betanzos), obra llevada a cabo a mediadosdel siglo XII (cuyo rosetn hay que datarlo con posterioridad, probablemente ya en elsiglo XIV, y que tambin mantuvo relaciones con la citada familia). En el caso concreto deBergondo hay que hablar de que una tracera rehecha posteriormente, probablemente enalguna de las reformas llevadas a cabo en poca contempornea. Quiz en ella se seguanlas formas primitivas, porque actualmente por su aspecto y estado de conservacin resultapoco probable que sea la obra inicial42 , aunque si se estaran empleando modelos reales,que vendran a reforzar la idea de mostrar a los Andrade como patrocinadores; esta reformasolo afectara por tanto al interior de rosetn, nunca a las molduras exteriores. En lo que serefiere a la parte ms externa del vano, se caracteriza por contener una serie de molduras yboceles concntricos, que habra que poner en estrecha relacin con las ventanas de losbsides, ya que son muy similares, con lo que quedara demostrado la presencia de esteelemento en el edificio ya en la fbrica primitiva.

    La existencia de este pequeo rosetn, como se demostrar posteriormente, ayuda aafianzar la teora de la presencia de otro de mayor tamao, justo en frente, en la portadaoccidental, como si se tratase de un espejo. Esto es comn en numerosas iglesias gallegas,es significativo el caso de San Xon de Portomarn43 en la provincia de Lugo.

    Esta idea presentada de edificio-espejo se sigue observando a travs de laconcordancia entre elementos del interior y del exterior, va a ser una constante en toda laobra con lo que se est originando un efecto unificador de todo el edificio, logrando as lacreacin de un ritmo constructivo que dota al conjunto de una gran armona. Se puedecitar en este sentido el hecho de que la portada occidental refleje al exterior la presencia detres naves en el interior del edificio. Este efecto de transparencia tambin se observa enlos muros laterales, sobre todo en el norte, que no ha sufrido tantas intervenciones comoel lado sur, que alberga en la actualidad la Sacrista y parte de las dependencias delmonasterio, y que sin lugar a dudas, incluira en poca medieval el primitivo claustro. Aspor tanto, se observa una perfecta concordancia entre los contrafuertes exteriores y lassemicolumnas adosadas del interior, o la presencia de tres bsides semicirculares, con

    40 Fragmento extrado del Evangelio segn San Juan, (1,9-10). Esta idea de Cristo-Lu, se desarrolla alo largo de todo el prlogo del citado Evangelio (1,1-18). Es preciso recordar que este concepto seretoma en el mundo Gtico con mayor auge y ser este perodo, sin lugar a dudas, el culmen del impulsoesta ideologa donde lo fundamental es la bsqueda de la luz en grado sumo.41 Este tema se desarrollar con mayor detenimiento en el apartado 4. de este artculo, que secorresponde con el estudio de los sepulcros, porque el conservado en el bside presenta este mismomotivo.42 Esta hiptesis de que la tracera no sea realmente medieval ya la apunt en su da CAAMAOMARTNEZ, J.M. Op. cit. p. 169.43 Sobre Portomarn es significativo el estudio monogrfico realizado por OCAA EIROA, J.: SanXon de Portomarn. Santiago, 1986.

  • 391Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    mayor desarrollo del central,tanto en altura como en anchura,y que tendrn una perfectaconcordancia con lo que nosencontraremos al penetrar en eledificio.

    Es preciso sealar, llegadoeste punto, que en lo que serefiere al alzado de los muros,norte, sur y oeste, principalmente,se van a apreciar numerosasreferencias que hablan, sin lugara dudas, de intervencionesposteriores en la mayor parte deledificio; as por ejemplo no puedepasar desapercibida la pocapresencia de vanos que ofrece elconjunto edilicio, ninguno en elmuro norte y tan slo dos en el muro sur. Sin olvidar que la mayor parte de ellos son merassaeteras por las que casi no penetra la luz. Es ms que probable que, por lo tanto, el edificiomedieval contara con mayor nmero de vanos, quiz con uno por cada tramo de las naves,que iran situados entre los contrafuertes, para no alterar el sistema de contrarresto depresiones. En lo relativo al muro occidental, como se apuntar posteriormente, quiz habraque hablar de la presencia de un rosetn a la altura del actual coro de madera.

    Es la zona de la cabecera, pues, la que conserva en mayor medida la identidad primitivadel conjunto As, por ejemplo, los bsides s que conservan su sistema de iluminacinoriginario, que presenta en el bside central, por ser de mayores dimensiones, tres saeterasde doble derrame, decoradas por medio de una serie de molduras, al igual que en losbsides laterales, que tan slo presentarn un vano cada uno, siendo ste ligeramentems pequeo que los anteriores. Este tipo de ventana se encuentra tambin en otrosejemplos de Galicia como es el caso de San Miguel de Breamo44 -obra fechada en torno a1187- o Santa Mara de Cambre -con una cronologa similar, aunque sus obras seprolongan hasta principios del XIII-, sta ltima, como veremos, presentar un gran nmerode paralelismos en lo que se refiere a la decoracin de algunos capiteles y a la posibleconfiguracin de la primitiva fachada occidental. Este tipo de vano decorado conbaquetones (molduras semicirculares) tambin aparece en el macizo occidental de la Criptade la Catedral Compostelana, en la cual un baquetn continuo conforma todos susvanos.

    Todas las ventanas de la cabecera se sitan entre un total de ocho pilastras de seccincuadrangular, que se adosan al muro, repartindose cuatro en la Capilla Mayor y dos porcada Capilla lateral. Este tipo de soporte puede llamar la atencin porque lo habitual es quese siten en el exterior de los bsides un nmero indeterminado de columnas adosadas al

    Fig. 7.- Capitel del lado norte del bside central deBergondo.

    44 De la bibliografa especfica existente sealar algunos ejemplos como: CASTILLO LPEZ, A.:San Miguel de Breamo B.R.A.G. II, A Corua, 1909, pp. 272-276. BASANTA BARRO, J.M.: SanMiguel de Breamo, Mundo Gallego, 11-12, 1959, pp. 3-4.

  • 392Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    muro. No sorprende su presenciaen Bergondo, ya que ellos van aafianzar aun ms la relacinexistente entre este edificio y laiglesia de Santa Mara deCambre45 , con la que presentaelementos comunes en muchosde sus aspectos. (vase fig. 4)

    Este mismo soporte tambintiene presencia en el muroexterior del testero en lnea conlos extremos del bside central.Esto resulta fundamental, puestoque habla de un cambio llevadoa cabo en ese muro. En el, serefleja la primitiva altura de latechumbre, que llegara hasta elremate de ese pilar, con lo quesu aspecto sera parecido al quepresenta actualmente lacabecera de San Martio de Xubia46 , en donde aparece en similar disposicin este tipo decontrafuerte. De este modo, es evidente que la intervencin llevada a cabo entre los siglosXIV y XV, lo que pretenda era dar mayor altura al edificio, adems de otorgarle unapersonalidad ms acorde con el gusto artstico de la Edad Media tarda.

    Cada uno de los bsides presenta un pequeo tejadillo que lo cubre, el cual estsostenido por una serie de aleros decorados que cargan sobre canecillos. Los aleros sonde dos tipos, segn la decoracin que presentan, el del bside central tiene una serie debilletes dispuestos al tresbolillo que lo recorren en su totalidad; mientras que en losbsides menores la forma empleada es un motivo de zig-zag.

    Los canecillos se colocan siguiendo una pauta numrica, en el bside central sedisponen un total de nueve, tres por cada lienzo mural, que como se vea anteriormente segenera por la situacin de las pilastras; y en los bsides menores cuatro en cada uno, quese sitan nuevamente entra los soportes adosados al muro.

    En cuanto al tipo de canecillos son todos de voluta, menos uno que es de proa debarco -situado en el extremo derecho del bside del Evangelio-. Este tipo de canecillo envoluta aparece nuevamente en la fachada occidental situado sobre la puerta y podra serparte de un desaparecido quitalluvias. En cuanto al de proa de barco, se repite en grannmero en el alero del muro sur de la iglesia y en el de la capilla de Santa Catalina.

    En el interior, los bsides, mantienen ese carcter austero decorativo, sobre todo loslaterales. Las ventanas por dentro presentan la misma decoracin de molduras que se veaal exterior. nicamente rompe esa monotona, el cimacio de los capiteles que se prolongapor todo el permetro de los bsides y que presenta una moldura en nacela, que es comna los tres bsides.

    45 Para la bibliografa especfica me remito a lo expuesto en la nota 26.46 Me remito a la bibliografa citada en la nota 29.

    Fig. 8.- Capitel de la nave de la iglesia deSanta M de Cambre.

  • 393Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    Los laterales, ms sencillos, presentanun arco de ingreso de medio punto dobladoque se apoya en sendos pares de columnasadosadas, de basas ticas que presentangarras en sus ngulos y cuyos capiteles sedecoran exclusivamente con elementosvegetales. De los cuatro capiteles, trespresentan una tipologa comn, dos hilerasde hojas lobuladas, que se vuelven haciafuera y que algunas de ellas albergan en suinterior una serie de bolas, todos ellos muysemejantes a los que decoran el segundotramo de la nave central de Santa Mara deCambre, o a los que se representan en iglesias betanceiras como: San Martio de Bravio47(capitel norte del bside triunfal) o Santiago de Reboredo48 (capitel norte del arco triunfal),y que remiten a las formas empleadas en el deambulatorio de la Catedral Compostelana49 .El otro modelo de capitel presenta una nica hilera de hojas ms estilizadas, que tambinse vuelven sobre s mismas, albergando en su interior bolas, pero con la diferencia de quese decoran las hojas con un grueso perlado. Este modelo de capitel tiene un origen semejantea los anteriores, por lo que aparece en este caso, en una de las capillas absidiales de laIglesia de Cambre.

    En cambio, en el bside central, los dos capiteles que sostienen el arco triunfal deacceso, que ahora presenta como decoracin una moldura tallada en nacela, s poseendecoracin figurada. En ambos casos exclusivamente de tipo animal. El situado en el ladoizquierdo (mirando de frente al bside), presenta cuatro animales que podran ser leones,dos en la cara principal enfrentados -tipo herldico- y que enganchan sus bocasrespectivamente, y uno por cada lado menor, que se representan montando en cada unode los animales centrales, mordiendo lo que posiblemente es la cola de ambos.

    Este modelo de capitel se repite exactamente en uno del segundo tramo de la navecentral de Cambre - campaa fechada entre 1141 y 1161-, su factura es casi idntica por loque es posible que hayan salido del mismo taller. (Vanse figs. 7 y 8 respectivamente)

    Y lo mismo va a suceder con el situado en el lado derecho, que se decora otra vez concuatro animales, que ahora se sitan erguidos y espalda con espalda, tomando nuevamentecomo modelo un ejemplo de Cambre (tercer tramo de la nave central), pero con una ligeradiferencia, y es que en Bergondo se suprimen las tres figuras humanas que existen enCambre (dos en los ngulos y la restante en el centro de la cesta del capitel), sustituyndosepor decoracin de bolas. (Vanse figs. 9 y 10)

    Este tipo de decoracin de animales enfrentados tambin es habitual en el edificiocatedralicio compostelano, sobre todo hay importantes similitudes con un capitel de la

    47 Cfr. con el artculo de CARRILLO LISTA, M. P.: Analogas entre dos iglesias romnicas de lacomarca de Betanzos, Anuario Brigantino, n 18. Betanzos, 1995, pp. 201-206.48 Vase nota anterior.49 Para la problemtica de los capiteles de la Catedral Compostelana me remito a DEMILIO, J.:

    Tradicin local y aportaciones forneas en la escultura romnica tarda: Compostela, Lugo y Carrinen Actas del Simposio Internacional sobre O Prtico da Gloria e a Arte do seu tempo. Santiago, 1998pp. 83-102.

    Fig. 9.- Capitel del lado sur del bside centralde Bergondo.

  • 394Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    girola el n 18550 , situado entre las primitivas Capillas de San Pedro y de San Andrs51 .ste se correspondera con la segunda campaa constructiva llevada a cabo entre laltima dcada del siglo XI y el ao 111252 .

    Este tipo de representacin se asocia fundamentalmente a luchas entre el bien y el mal,o representaciones de los pecados, por lo que se alude directamente a una enseanza a losfieles53 .

    El bside central tambin presentar otras diferencias con los que lo flanquean, por unlado la presencia de una imposta moldurada que lo recorre en un nivel inferior a los vanos,y que tambin se repite de manera perpendicular, a la altura de la separacin entre el tramorecto y el semicircular. Esta imposta aparece cortada en dos lugares puntuales, ambos enlo que se corresponde con el tramo del bside. A la derecha, porque actualmente existeuna puerta que comunica este altar mayor con el del lado de la Epstola. Y a la izquierda,porque en algn momento se decidi colocar en el presbiterio un sepulcro -que seranalizado posteriormente-, y que originariamente no pudo estar ah.

    Lo que s es probable, es la autenticidad de una pequea hornacina que se conserva enel muro norte del bside del Evangelio. Se trata de un pequeo vano con arco apuntado,de la que quedan restos de otra similar (se conserva parte del apuntamiento del arco) en elmuro sur de la capilla mayor. Ambas se localizaran en el presbiterio y su funcin podrahaber sido la custodia de alguna reliquia.

    El bside de la Epstola ha sufrido otra importante intervencin que lo deforma en granmedida, se trata de la presencia de una puerta de acceso a la capilla de Santa Catalina, quese abri no hace muchos aos.

    Si pasamos a las naves, van a presentar grandes cambios con respecto a lo visto en lacabecera. Esto se debe, fundamentalmente, a la aludida reforma que sufri el edificio en elXIV y XV. Este hecho va a condicionar los elementos decorativos de la misma, sobre todolo referente a los capiteles. Se pueden establecer dos grandes grupos: en primer lugar losque presentan decoracin animal y humana situados, todos ellos, en los capiteles quesostienen los arcos fajones de la nave central. Y en segundo lugar los que presentanmotivos vegetales, en algunos casos casi geomtricos, que seran el resto de capiteles deledificio.

    En lo referente a la primera tipologa, llaman especialmente la atencin los situados enel primer tramo de la nave central. El de la derecha presenta en la cara principal un personajearrodillado, con los brazos en alto, con los que sostiene por el cuello a dos animales dedifcil identificacin, que se sitan en el ngulo del capitel, mientras que tras ellos aparecensendas figuras humanas arrodilladas, que los agarran por las largas colas. La disposicinde las piernas de los personajes remite claramente a experiencias Gticas, ya que la posicin

    50 Esta numeracin se corresponde con la realizada por DURLIAT, M. en su obra: La SculptureRomane de la route de Saint-Jacques de Conques Compostelle. Mont de Marsan, 1990, p. 207.51 Sobre la identificacin de las primitivas capillas de la Catedral de Santiago vase: MORALEJO, S.:Notas para unha revisin da obra de K. J. Konant. Santiago, 1983.52 Para dicha datacin he seguido las teoras aportadas por MORALEJO, S. Op. cit. (1983), pp. 221y ss.53 Este valor negativo del len aparece definido en REVILLA, F.: Diccionario de Iconografa.Madrid, 1990, pp. 174 y 224. Donde se alude a la necesidad de la muerte del hombre viejo (elpecador), tras cuyo evento quien penetre en el interior del templo ser un hombre nuevo regeneradoque camina hacia su Salvacin.

  • 395Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    que adquieren las piernas dobladas nos aproxima a ejemplos betanceiros como es el casodel tmpano de la puerta norte de la iglesia de Santa Mara de Azogue -se da para esta obrauna cronologa de 1380 a 139054 -, que presenta una Psicostasis (peso de las almas), en lacual la representacin del difunto se arrodilla empleando la misma solucin que se observaen Bergondo, lo mismo que en la portada occidental de la Iglesia de San Nicols de Cs,obra de cronologa similar y geogrficamente muy prxima. (Vanse figs. 11 y 12)

    El capitel de enfrente se decora en la cara mayor con dos animales que entrecruzan susenormes cuellos, que podran ser dragones, en la cara Oeste con otro animal idntico y enel lado Este, con una figura arrodillada que sujeta a los animales, ya que como se entrelazan,todos ellos estn unidos entre s. La idea vuelve a ser la misma que en el capitel anterior,podra tratarse de una iconografa relativa al triunfo del Bien sobre el Mal, para lo cual esnecesario llevar una vida alejada del pecado, con lo que se tratara de advertir a los fielessobre la necesidad de ser piadosos55 .

    Sobre los cimacios de sendos capiteles se disponen sendas figurillas de bulto, al ladosur una imagen femenina que se identifica con la Virgen Mara, y en el lado norte, larepresentacin de un ngel, San Gabriel. Se est representando, sin lugar a dudas, unaAnunciacin. Debido a su situacin y a su estado de conservacin es difcil describir losatributos que lleva cada una de las imgenes. La Virgen porta en su mano izquierda, lo que

    Fig. 10.- Capitel de la nave de Santa M de Cambre.

    54 Para la iglesia de Santa Mara do Azogue (Betanzos) vase: FERNNDEZ RODRGUEZ, B.: Eltema de la Anunciacin en el templo parroquial de Santa Mara do Azougue (Betanzos), en AnuarioBrigantino, n 21, Betanzos, 1998. pp. 343.353.55 Esta idea retoma lo expuesto en la nota 52.

  • 396Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    parece ser un libro, y lleva su mano derecha al pecho, lo que refleja su sorpresa en elmomento que recibe la noticia de su prximo alumbramiento56 . Mientras el Arcngel muestralas alas extendidas y junta ambas manos sobre el pecho. Esta escena cuenta con un grandesarrollo en la Comarca Brigantina57 y est especialmente relacionado con la figura deFernn Prez de Andrade, porque como afirma C. Manso, la plasmacin de este tema seconstituye en uno de los sellos distintivos de las obras financiadas por este noble58 . Deesta forma la presencia de esta escena en Bergondo refuerza la ms que probable posibilidadde patrocinio de Prez de Andrade en la construccin de la parte alta de la iglesia. No sedebe olvidar la importancia que daban los Andrade a la figura de la Virgen, tal y como lodemuestra la presencia en su escudo del lema Ave Mara Gratia Plena: as aparece por

    Fig. 11.- Capitel del primer tramo de la nave del muro sur de Bergondo.

    56 La narracin Bblica acerca de la Anunciacin de Mara, se recoge en el Evangelio segn San Lucas:1, 26-38. ...al sexto mes fue enviado por Dios el ngel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a unavirgen desposada con un hombre, llamado Jos, de la casa de David; el nombre de la virgen era Mara.Y entrando donde ella estaba dijo: Algrate llena de gracia, el Seor est contigo. Ella se conturb porestas palabras y discurra que significara aquel saludo. El ngel dijo: no temas, Mara, porque hashallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz a un hijo a quien pondrs pornombre Jess. El ser grande y ser llamado hijo del Altsimo, y el Seor Dios le dar el trono de David,su padre; reinar sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendr fin. Mara le respondi alngel Cmo ser esto, puesto que no conozco varn?. El ngel le respondi: el Espritu Santovendr sobre ti y el poder del Altsimo te cubrir con su sombra; por eso el que ha de nacer ser santoy ser llamado Hijo de Dios. Mira, tambin Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y estees ya el sexto mes de aquella estril, porque ninguna cosa es imposible para Dios. Dijo Mara: He aqula esclava del Seor; hgase en mi segn tu palabra. Y el ngel dejndola se fue.57 Cfr. Con FERNNDEZ RODRGUEZ, B.: Op. cit. (1998), p. 347. Y con MANSO PORTO, C.: ArteGtico en Galicia: los Dominicos. A Corua, 1993. Tomo I, p. 254. En la cual se hace hincapi en laabundancia de representaciones con el tema de la Anunciacin, destacando los ejemplos de las iglesiasde Santa Mara, Santiago y San Francisco de Betanzos y San Salvador de Cines, todas ellas en un reamuy prxima al Monasterio de Bergondo.58 Ver MANSO PORTO, C.: A Arte Gtica en Galicia Arte. Arte Medieval. T. XII, A Corua, 1996.Pgs 346 y 368.

  • 397Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    ejemplo en el Sepulcro de Fernn Prez de Andrade59 en el Convento de San Francisco deBetanzos. La escena de la Anunciacin aparece estrechamente relacionada con esta noblefamilia no slo por el lema de su escudo, sino tambin por la presencia de esta representacinen aquellas iglesias patrocinadas por ellos, ejemplos significativos son: Santa Mara deAzogue o el Convento de San Francisco de Betanzos60, en los que se repite en numerosasocasiones esta motivo iconogrfico. Tanto la Virgen Mara como el Arcngel San Gabrieleran empleados como mediadores en las ltimas voluntades del difunto61, de ah que serepresente con cierta asiduidad en los sepulcros -tal y como ocurre en el enterramientoconservado en el bside mayor de Bergondo, que se ver posteriormente-, o en iglesias ycapillas con vocacin funeraria, como sucede en los dos ejemplos citados anteriormente.

    Los capiteles de la nave central que sostienen el segundo arco fajn, presentan ambosuna serie de representaciones animales de compleja identificacin, que aparecen colocadoscon las patas hacia arriba, recorriendo toda la cesta del capitel. Seguramente el programaiconogrfico persiste en la idea de alejarse del pecado para conseguir la Salvacin. Unmotivo muy semejante aparece representado en la puerta sur de San Francisco de Betanzos.

    Es preciso sealar que los capiteles del tercer tramo de la nave central no pertenecena la fbrica gtica, sin duda fueron realizados a mediados de este siglo, tras la completadestruccin de la fachada occidental por culpa de un rayo.

    La segunda tipologa de capiteles est constituida por los que poseen decoracinvegetal, situados en las naves de la iglesia. stos son bastante similares entre s y tienenmucho que ver con los descritos anteriormente que se encontraban en los bsides menores.Destacan los de grandes hojas vueltas con tosco perlado, con infinidad de variaciones:con bolas, sin ellas, con dos filas de hojas, con una sola, etc... Su filiacin ya fue sealadaanteriormente por lo que estos ejemplos no van aportar ningn elemento nuevo, tan sloen lo que se refiere al grado de geometrizacin de algunos de ellos. Dado que, las hojas,aqu, pierden casi por completo su carcter orgnico.

    Otro elemento constructivo que presentar decoracin son algunas de las basas. Denuevo, al igual que las de los bsides son de tipo tico, la mayora decoradas con bolas ygarras en sus ngulos. Destacan algunos ejemplos que presentan los lados decorados;dos son dignas de mencin: la que sostiene en el muro norte la tercera semicolumna(empezando siempre a contar por la nave) y la oeste del tercer pilar del lado izquierdo de lanave central. Ambas, se decoran con una serie de puntas de diamante y rombos en loslados, y en el cimacio aparece una especie de sogueado o trenzado, muy en consonanciacon ejemplos de basas situadas en el pilar NO del crucero de Santa Mara de Cambre,

    59 Es muy numerosa la bibliografa existente en referencia a los Andrade, para el tema que nos ocupavase NEZ RODRGUEZ, M.: El sepulcro de Fernn Prez de Andrade como expresin de unaindividualidad y de una poca en Bracara Augusta, vol. XXXV, 1981.60 Este inters por representar la Anunciacin en obras brigantinas vinculadas con Fernn Prez de

    Andrade fue estudiado por FRAGA SAMPEDRO, D.: San Francisco de Betanzos: nuevas aportacionesa su programa iconogrfico, en Anuario Brigantino, n 18, Betanzos, 1995. Pgs. 207-226. Y porFERNNDEZ RODRGUEZ, B. en el artculo citado en la nota 26.61 La escultura funeraria y los temas representados en la misma, han sido estudiados en profundidad

    por NEZ RODRGUEZ, M.: Op. cit. 1985, para este caso concreto vase especialmente el cap. III.Tambin encontramos referencias al tema de la Anunciacin en BARRAL RIVADULLA, D.: AveMara Gratia Plena. La Anunciacin en la poca gtica a travs de los ejemplos Corueses, en Rutasde Romnico, n XVI, 1988, pp. 153 y ss.

  • 398Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    persiste nuevamente la posibilidad de que el taller que trabaja en Bergondo conoce lasobras realizadas en este edificio.

    2.2. La Capilla de Santa Catalina.Unida al bside del lado derecho (Epstola) aparece esta pequea construccin de

    planta rectangular, actualmente con funcin de panten de la familia Aldao, que hastahace poco tiempo era la Sacrista de la Iglesia, de ah la comunicacin con el bside.

    Es necesario citar un documento conservado en el Archivo Histrico Diocesano deSantiago62 , es un testamento de un tal Lorenzo Paez de Bregondo, que tras su muertemanda que dejen al:

    monasterio de santa Mara de Bregondo todas las heredades, cassas y cassales cuanto a elloperteneciese que el tenia en Beenzas, feligresia de santiago de bregondo y con lo que rentaren lehagan una capilla en la dicha iglesia.

    Todo esto firmado a 20 de marzo de 1400, siendo Notario Alonso Yanes. El extractotranscrito podra hacer pensar que se est aludiendo al origen de esta capilla, porque noexiste ninguna prueba de la existencia de este monasterio de Santa Mara en Bergondo,por lo que se debe tratar del de El Salvador. Sin embargo, en ella, se observan numerosassimilitudes con otras iglesias realizadas bajo el mecenazgo de Fernn Prez de Andrade(San Francisco y Santa Mara de Azogue, Betanzos), lo cual no deja duda sobre su presenciaen la construccin de la misma, lo que lleva a fechar la construccin en las primerasdcadas del siglo XV.

    En origen esta capilla no tuvo acceso desde la iglesia y su entrada tena que realizarsepor el muro occidental zona del claustro (hoy en da esto no es posible porque se hansituado en l una serie de nichos). En ella se sabe que haba una puerta de vano apuntado,sostenido por un par de columnas con capiteles figurados, de la que actualmente slo seconoce su existencia por la bibliografa de principios de siglo63 . Actualmente la Capilla,tambin tiene un acceso en el muro sur, pero de nuevo se trata de una obra contempornea.

    De planta rectangular y construida con sillares irregulares, muy en la lnea de lo vistoen el templo, se cubre por medio de una bveda de crucera con la clave algo descentradade su eje, con lo que hay que pensar en algn tipo de reforma en la misma. Los nervios dela bveda presentan un perfil triangular, que se remata por medio de un delgado filete;stos se sostienen sobre unas delgadas columnillas acodilladas, cuyos capiteles (vasedibujo 1 para situar en planta los capiteles) se decoran dos a dos, es decir, los del ladoEste, presentan ambos decoracin animal (nmeros 1 y 3), y los del muro Oeste, cabezashumanas (mascarones) (nmeros 2 y 4). En cuanto a los de la zona del Altar, se caracterizanpor ofrecer dos parejas de animales afrontados, los del lado izquierdo (n 3), en mejorestado de conservacin, permiten identificar a una pareja de dragones de largos cuellosentrelazados; la constante es la presencia de formas sinuosas, generadas a partir de loscuellos y colas de los animales. Su compaero (n 1), por su erosin, no permite identificarel tipo de animal, pero su aspecto resulta muy similar al anterior.

    Los capiteles restantes (muro oeste), presentan en su cesta sendos mascarones, el dellado derecho (n 2) presenta una enorme cabeza en el ngulo y dos cuerpos que parecen

    62 Seccin San Martn, 32 (Tumbo XIII), M. 20/9, fol. 12v-13r.63 Cfr. CASTILLO, A. del: Iglesias antiguas de Galicia..., 1915, p. 136. Y CARR ALDAO, E. Op.cit. Tomo I, p. 852.

  • 399Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    ser de aves, tal vez se est representando unas harpas que comparten la misma cabeza.Enfrente otro mascarn que son dos cabezas unidas por los pmulos (n 4), que presentaun nivel de erosin bastante importante. Esta representacin bifaz es muy similar a la quese encuentra en otras dos iglesias relacionadas con Bergondo por el patronazgo de FernnPrez de Andrade. En la Iglesia Parroquial de Santiago de Betanzos se puede apreciar unafigura de doble rostro en una mnsula de la cabecera (principios del siglo XV), y en elcapitel del lado derecho del bside sur de la iglesia de Santa Mara de Azogue64 (1380-1390). Esta imagen se identifica como Jano Bifronte, dios romano representado con dosrostros contrapuestos en la misma cabeza, mirando simultneamente delante y atrs. Dioscuyo carcter vigilante se entenda aplicado siempre segn la ambivalencia que era surasgo principal: interior y exterior, pro y contra, Bien y Mal, principio y fin65 . Precisamenteesta ambivalencia entre principio y fin es la que da el significado de la pieza en estos casosconcretos, y lo que permite establecer claramente una relacin iconogrfica y defuncionalidad entre Santa Mara de Azogue y la Capilla de Bergondo. En la primerarepresentara el mes de enero (principio y fin del ao), formando parte de un ciclo querepresenta los meses como metfora del camino de la vida humana, lo que junto a lasrepresentaciones animalsticas alusivas al pecado, completara el mensaje de transitoriedad

    Fig. 12.- Capitel del presbiterio de Santa Mara do Azougue (Betanzos).

    64 Este tema del Jano Bifronte de Santa Mara de Azogue fue estudiado en profundidad porCASTIEIRAS GONZLEZ, M.A.: El desfile de los meses de Santa Mara do Azougue en AnuarioBrigantino, n 16, A Corua, 1993, pp. 177-196.65 Esta identificacin de Jano con el principio y el fin, fue desarrollada por CASTIEIRAS GONZLEZ,

    M.A.: Gennaio y Giano bifronte: dalle anni januae allinterno domestico (secoli XII-XIII) enProspettiva, 66, 1992, pp. 53-62.

  • 400Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    y defensa de la virtud propias para un espacio con finesfunerarios. Similar representacin de Jano como enero,aludiendo a la transitoriedad y representacionesanimalsticas, se encuentran tambin en Santa Catalina, loque lleva a pensar en un mensaje iconogrfico comn, ascomo en una misma finalidad funeraria.

    Sorprende en gran medida el tamao de estoscapiteles, que parecen demasiado pequeos para sostenerel cimacio que los corona, lo que propicia una sensacinde que estos elementos fueron montados casi a la fuerza; adems la clave de la bveda, deun material diferente al de los nervios, por su situacin desviada de la original, podraaludir a intervenciones posteriores no documentadas. Esta clave decora su botn, conformas que recuerdan a los rayos del sol, decoracin que de nuevo vincula esta capillacon Santa Mara de Azogue, pues en la clave de la bveda del bside sur aparece el mismoornamento lo que recalca la presencia de una misma persona realizando las labores depatrocinio. Este motivo tambin se encuentra de la clave de la Cripta del Prtico de laGloria, lo que puede estar relacionado con el gusto Neo-mateano66 que surge a finalesdel XIV y principios del XV, que se aprecia en las ya citadas iglesias de Azogue o SanFrancisco.

    Las basas de las citadas columnillas, se encuentran todas ellas bastante erosionadas,por lo que resulta complicado precisar sus elementos decorativos. Entre ellos se aprecianunos pequeos rectngulos rematas en gotas, que se disponen en cada una de las carasde la basa, que sin ninguna duda recuerdan a basas como las del interior de la iglesia deSanta Mara de Azogue. Este dato viene a reforzar, nuevamente, la teora de la posiblefiliacin entre el taller que trabaja en Bergondo y el que lo estaba haciendo en Betanzos.

    Al exterior presenta una cubierta a dos aguas sostenida por una serie de canecillosentre los que destacan aquellos que presentan rostros humanos, aunque tambin los haydel tipo de proa de barco. Hay que destacar especialmente los figurados, ya que podratratarse del retrato de los promotores del conjunto, del mismo modo que aparece en otrasobras promocionadas por la familia Andrade. Tal es el caso de San Francisco de Betanzos,donde aparecen sendos mascarones en dos basas de la portada occidental y que seasocian a sus promotores, o el de la Iglesia de Santiago de A Corua que presenta canecillosde factura similar en su cabecera67 . (Vanse figs. 15 y 16)

    Coronando el tejado a ambos lados se sitan dos cruces griegas antefijas, que rematanen formas vegetales, muy en consonancia con lo visto en la cruz antefija de la iglesia, loque alude a un taller comn para ambos casos.

    Esta capilla nicamente conserva un vano original, el cual es muy similar a los de losbsides ya que se decora con el mismo tipo de molduras, aunque ahora sus dimensionesvan a ser mayores.

    Dibujo 1.- Esquema de laplanta de la capilla de Santa

    Catalina.

    66 La pervivencia del estilo mateano en poca Gtica, fue estudiado con profundidad por MORALEJOLVAREZ, S.: Escultura Gtica en Galicia (1200-1350). Resumen Tesis Doctoral, Santiago, 1975. Ytambin por MANSO PORTO, C.: Op. cit. 1993.67 Cfr. con BARRAL RIVADULLA, D.: La Corua en los siglos XIII al XV. Historia y configuracinurbana de una Villa de realengo en la Galicia Medieval. A Corua, 1997, pp. 179-181.

  • 401Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    La funcin funeraria de la Capilla queda perfectamente configurada con lasrepresentaciones animalsticas y el Jano Bifronte, pero para remarcar aun ms esta funcin,la Capilla est dedicada a Santa Catalina, aludiendo as a la figura del mrtir, el cual con lafortaleza de su fe, completa el mensaje que advierte al fiel sobre el camino que debe seguirpara alcanzar el Paraso en el fin de los das. Similar lectura, tiene la portada norte de laColegiata de Santa Mara del Campo de A Corua68, donde ya no la advocacin, sino larepresentacin del martirio de Santa Catalina, indica al espectador sobre la necesidad de laFe y de llevar una vida piadosa para alcanzar la Gloria.

    Queda por tanto, perfectamente clarificado, el carcter funerario de esta capilla, por loque no sera de extraar, que los dos sepulcros que actualmente se encuentran en laiglesia, se situasen en los muros de este recinto, culminando as este espacio litrgico.

    3. LAS FACHADAS ROMNICAS DE BERGONDO.Es preciso incidir nuevamente en la importancia que debi de tener el Monasterio de

    San Salvador de Bergondo, porque no es habitual que un monasterio en origen rural,posea tres portadas en su iglesia, ya que el modelo ms habitual se reduce a dos: laoccidental (la ms importante porque es la que permite el acceso a la iglesia de las personasajenas al monasterio) y la puerta sur (que por regla general estaba comunicada con elclaustro del monasterio, y era la que empleaban los monjes para asistir a los oficios).

    3.1. La Fachada OccidentalSe trata, sin duda alguna, del acceso principal al edificio, por lo tanto, ser la que goce

    de mayor presencia, no slo en cuanto a dimensiones, sino tambin en lo relativo a losmotivos de ornamentacin. Esta fachada ha sufrido importantes transformaciones con el

    Fig. 13.- Cruz antefija de Bergondo.

    68 Vase BARRAL RIVADULLA, D.: Op. cit. 1997, pp. 238-239.

  • 402Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    paso del tiempo, la de mayor envergadurasin duda fue la llevada a cabo tras la cadadel rayo en la dcada de los cincuenta, quedestroz casi todo el frente del edificio.

    La portada principal de Bergondo se abreentre dos contrafuertes centrales, que sonlos que marcan el ordenamiento de la misma,ya que condicionan la situacin de loselementos que la configuran. Estos dospilares, de importante seccin cuadrangular,tienen un remate escalonado muycaracterstico, que es preciso datarlo en lacampaa llevada a cabo entre el ltimo terciodel XIV y principios del XV. Este rasgo tanGtico tambin se aprecia en loscontrafuertes presentes en los muroslaterales, con lo que se mantiene ese ritmoarmnico de la construccin. Este elemento no es algo novedoso, ya se haba empleadoen otras iglesias de Betanzos vinculadas con los Andrade como San Francisco de Betanzos-1387- o Santa Mara de Azogue -1380 y 1390-. (Vase fig. 1)

    Volviendo a la fachada, ambos pilares probablemente estaran flanqueados por otros(de menor altura por causa de la pendiente del tejado), es decir, que en total seran cuatroaunque actualmente tan slo se conservan tres de ellos, faltara el correspondiente alngulo SO, en el que actualmente se dispone el acceso al Monasterio, la desaparicin deeste elemento, muy posiblemente, hay que datarla en poca Moderna, cuando se lleva acabo la ampliacin del conjunto monstico. Este dato es importante, porque la presenciade cuatro contrafuertes en la portada, lo que logra es la divisin de la misma en tres calles,que permiten la constatacin de la presencia de tres naves en el interior del templo. Seretoma de nuevo, en este punto, la teora que se viene siguiendo acerca del edificioespejo, que aparece aqu, nuevamente reforzada. Adems, por si no fuera suficiente, loscontrafuertes centrales van a poseer correspondencia interior con dos semicolumnas quese adosan al muro; mientras que los laterales, actualmente uno slo, se corresponderancon los muros de cierre norte y sur.

    En los cuerpos laterales se observa una ausencia total de decoracin, tan slo sedisponen un total de tres vanos, dos en lo que corresponde a la nave del Evangelio, y unoen la de la Epstola. Al exterior estas ventanas presentan una forma rectangular sin ningntipo de decoracin; lo que sorprende es que dos de ellas, las situadas ms prximas alsuelo, en el interior presentan un aspecto diferente, ya que se trata de dos vanos de mediopunto. Este dato puede arrojar luz acerca de la posible configuracin primitiva de la portada,ya que permite hablar de la supuesta existencia de sendas ventanas, quiz decoradas, muyen la lnea de lo que aparece en la Fachada Occidental de Cambre, y que en este caso no sehan conservado.

    La calle central, que alberga el portal de acceso, es de considerable altura y a lo largodel muro se aprecian las intervenciones llevadas a cabo, tal y como lo atestigua la presenciade un escalonamiento de los sillares en la zona ms prxima al ngulo SO, o la diferencia de

    Fig. 14.- Antefija de San Francisco (Betanzos).

  • 403Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    altura en las propias arquivoltas, signo evidente de que se ha perdido parte de la fbricaoriginal.

    La entrada, que se presenta ligeramente abocinada, est flanqueada por dos pares decolumnas de basas tricas con molduras de seccin circular, bastante erosionadas, quesostienen unos fustes de granito esbeltos, y cuyos capiteles ofrecen una decoracinvegetal bastante sumaria. Estos capiteles presentan todos una tipologa muy similar. As,los dos capiteles del lado izquierdo, y el ms interno del lado derecho, perteneceran algrupo de los de tres niveles de decoracin, y el restante (exterior del lado derecho),presentara nicamente dos filas de hojas.

    Ambos motivos son muy habituales en la decoracin de iglesias Romnicas del sigloXII y XIII, presentando diferentes tipos de factura que van desde la geometrizacin msabsoluta hasta el naturalismo desmedido. Es muy posible que Bergondo copie este modelo,al igual que ocurra en el caso de los capiteles de los bsides y en casos puntuales de lasnaves, de alguno de los existentes en el segundo tramo de la Iglesia de Cambre campaafechada entre 1141 y 1161-, los cuales presentan una estructura muy semejante, aunquerealizados por una mano ms hbil. Este tipo de capiteles son comunes en Galicia, yprobablemente tienen su punto de partida en piezas llevadas a cabo para el transepto y lagirola de la Catedral Compostelana -se corresponden con la segunda campaa constructivaentre 1093 y 1140-. Este modelo tuvo gran difusin por toda la geografa gallega, lo queprovoc la perdida de pericia a la hora de realizar los mismos motivos, o la reinterpretacinde los mismos, de ah que haya de un motivo en origen comn, diversas variaciones.

    Sobre los capiteles se dispone un cimacio que se prolonga ms all del arco quegeneran las arquivoltas y que, nicamente, presenta como decoracin una pequea incisinque lo recorre en sentido horizontal a lo largo de toda la pieza. Sobre l, se disponen lasdos arquivoltas de medio punto, una por cada columna, y una chambrana externa que lasenmarca. La primera de las arquivoltas, la ms interna, es la que presenta un mejor estadode conservacin. Se decora la arista por medio de ajedrezado, motivo que ya apareca enel alero del bside central, aunque en este caso ser de menores proporciones, esta solucintambin aparece en la chambrana externa de Santa Mara de Cambre: la exterior, se decora

    Fig. 15.- Exterior de la capilla de Santa Catalina, de Bergondo.

  • 404Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    con billetes dispuestos al tresbolillo69 . Este motivo ya se viene empleando desde lasprimeras experiencias del Romnico. Adems, es un elemento decorativo que de empleaen diferentes elementos constructivos del edificio: cimacios de capiteles (as se conservapor ejemplo en San Martio de Mondoedo70 fechada entre 1071 y 1110), en impostas querecorren por ejemplo el interior del edificio (tal es el caso la Catedral de Santiago, obra quese inicia en 1075 y en 1211 cuando se termina, sigue empleando este motivo), en basas decolumnas (es significativa una conservada en la fachada de la iglesia de Hospital do Incioen la provincia de Lugo, fechado en torno al primer tercio del siglo XIII), en molduras derosetones (como en la Colegiata de Santa Mara do Sar en Santiago, de fines del XII yprincipios del XIII), o como motivo de un canecillo (como en el caso de algunos de lo quesostienen el quitalluvias de San Xon de Portomarn, 1200-1220). Todos esto casos, einfinidad de ellos ms, de cronologas y situaciones diversas, permiten hablar de lapersistencia y evolucin de este motivo decorativo en el Romnico Gallego, ya que persiste,aunque con ligeras evoluciones, al paso del tiempo. (Vase fig. 2)

    Los problemas en la fachada oeste de Bergondo van a surgir a partir de este momento,ya que los elementos restantes a analizar son los que mayor nmero de transformacioneshan sufrido, por lo que se dificulta en gran medida su estudio. En primer lugar, hay quereferirse a la segunda de las arquivoltas, la ms externa del conjunto, situada entre lachambrana y la primera de las arquivoltas. Su estado de conservacin es bastante precario,sobre todo en lo que se refiere a la rosca del arco. De los pocos elementos conservados,parece que tendra en la arista una decoracin de ajedrezado similar a la vista anteriormente.Lo que ocurre es que este motivo se complementara con lo que parece ser una lnea queva creando toda una serie de formas cuadrangulares, como las almenas de un castillo, queposiblemente recorreran la parte ms externa del arco, pero que actualmente tan slo seobservan en la primera dovela del lado derecho, ya que en el resto de la arquivolta faltantodas estas placas. El intrads de la arquivolta tambin presenta motivos de ornamentacin,aunque en este caso, la identificacin resulta ms compleja. Las zonas que mejor seconservan son las de los extremos, y ambas ofrecen motivos diferentes la una de la otra.(Vase fig. 3)

    En el lado derecho se observa en primer lugar una especie de rectngulos en relieve,que albergan en su interior como pequeos taquitos cuadrados, a continuacin una finalnea incisa con formas ondulantes, y partir de ah, y hasta la clave del arco, lo que podanser una especie de flores de cuatrilobuladas en forma de cruz en aspa. Este motivo tambinse representa en la tercera dovela del arco, empezando por el lado izquierdo, mientras queen las dos anteriores se repite la especie de rectngulo en relieve, en este caso conmotivos de bolas en su interior. El estado actual de la pieza no permite una clara visin delo que pudo haber sido en su da esta arquivolta. Sorprende, por ejemplo, la afirmacin quehace Vaamonde Lores acerca de esto:

    La iglesia actual, que es la primitiva, fu construda en 1167, como consta en una inscripcinque se halla en una de las arquivoltas de la puerta principal, cuya inscripcin y otras que hay enlos arcos de la misma puerta, fueron repicadas no hace muchos aos, resultando al presentepoco legibles71 .

    69 Vase VILA DAVILA, M.: Op. cit. 1986. p. 57.70 Vase CASTIEIRAS GONZLEZ, M.A..: Op. cit. 1999, pp. 298-306.71 Cfr. VAAMONDE LORES, C.: Coleccin de documentos Gallegos de la Real Academia Gallega.Tomo III, A Corua, 1969. p. 58, nota 1.

  • 405Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    Esta noticia sorprende en primer lugarporque ningn otro autor menciona estaposibilidad, y por otro, porque la situacinde la supuesta inscripcin no es la mshabitual, ya que normalmente se disponenen el tmpano. Pero Vaamonde cuenta en sufavor, que su pueblo natal es San Juan deOuces (1867), parroquia muy prxima aBergondo, por lo que le permitira conocerde primera mano este edificio y los cambiosque en l se diesen. Adems A. del Castillo,en 1915, habla de:

    Las consecuencias de una desgraciada reforma que no slo lleg a alterar las archivoltas dedicha portada sin que lleg a suprimir, por el afn de innovar, una tpica espadaa levantada la derecha y un hermoso rosetn que iluminaba la iglesia en las horas de la tarde72 .Esta hiptesis, de dar por cierta la inscripcin de 1167, se podra corresponder con la

    Consagracin de la misma, pero no con el remate de las obras, que tuvo que ser posterior,quiz ya en los primeros aos del siglo XIII.

    Es complicado rebatir por completo esta afirmacin ya que actualmente la arquivoltaen cuestin no arroja luz sobre este tema, ni en el sentido de corroborar la posible presenciade dicha inscripcin, ni en el de desdearla por completo.

    La chambrana que rodea el conjunto de la puerta tambin carece de la mayor parte desus elementos decorativos. En ella nuevamente las partes mejor conservadas son las delos lados. Los motivos que presentan no ofrecen tanta duda, se trata de una variante deajedrezado situada en el ngulo de la chambrana. Se diferencia del anterior por presentarun pequeo bocel que recorrera la arista del arco, y a cada lado del mismo se sitanpequeos billetes enfrentados. Sera sta, por tanto, una de las variantes antes citadas delmotivo de ajedrezado.

    Albergan en su interior (chambrana y arquivoltas) un tmpano semicircular sostenidopor un par de mochetas de gran tamao. Ambos elementos (mochetas y tmpano), aunquepuedan parecer de la obra romnica, no lo son, con lo que formaran parte de obrasposteriores. El tmpano llama la atencin por presentar como decoracin un festn dearquitos de medio punto, muy similar al que presenta la puerta sur de este edificio, que eneste caso s se trata del original. Las diferencias entre ambos son llamativas, ya que elfestn de la portada sur presenta mayor profundidad en los arcos, que adems se decorancon una incisin que les otorga el aspecto de arcos doblados.

    Es probable que el primitivo tmpano occidental se perdiese, y para poder sustituirlo,se opta por poner otro con elementos decorativos acordes con el estilo de la portada. Lomismo ocurre con las mochetas, que presentan un gran relieve y cuyas formas geomtricasno corresponden a ninguna figuracin concreta.

    En un nivel superior a la puerta se observan indicios de lo que pudo ser un quitalluvias.Actualmente, tan slo conserva una mnsula prxima al pilar derecho. Esta mnsula detipo voluta, servira de apoyo al citado quitalluvias que recorrera la calle central de un

    Fig. 16.- Detalle de las basas de San Franciscode Betanzos (portada occidental).

    72 Ver CASTILLO, A. del: Iglesias antiguas de Galicia..., 1915, p. 135.

  • 406Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    pilar a otro. Esta solucin es similar a la de la portada occidental de Cambre, aunque parael caso concreto de Bergondo, quiz tenemos que hablar de que tanto el quitalluvias comoel rosetn -que ya citaba anteriormente A. del Castillo- son de una etapa constructivaposterior a la de la puerta en s, es decir, que perteneceran tal vez a la intervencin datadaentre los ltimos aos del XIV y principios del XV, en el momento que se lleva a cabo laconstruccin de los arcos apuntados del interior de la iglesia, el rosetn del testero, loscontrafuertes de los muros norte, sur y de la fachada occidental.

    El desaparecido rosetn, del que desconocemos su morfologa, aunque por proximidady por afinidad artstica pudo tener semejanzas con alguno de los existentes en el Conventode San Francisco de Betanzos, o con el de Santa Mara de Cambre. ste, hara pareja conel visto en el testero, con lo que reforzara ste ltimo la presencia de su homnimo,viniendo a confirmar as, la idea de que la fachada del edificio permitiera conocer laconfiguracin de todo el conjunto.

    Se puede deducir, de lo visto hasta el momento, que los avatares sufridos por la iglesiade San Salvador se ponen de manifiesto en cada una de las partes del edificio, y no iba aser menos la portada que refleja en gran medida las cicatrices de una existencia llena detransformaciones.

    3.2. Las Fachadas Menores (Norte y Sur).En lo relativo a las denominadas fachadas menores, ocurre de nuevo una constante

    que se viene repitiendo a lo largo de toda la obra: se encuentran bastante alteradas conrespecto a lo que de lo que debieron ser en origen, sobre todo la del muro norte.

    Ambas presentan un vano constituido en base a un arco de medio punto ligeramenteperaltado. La sur, como ya se afirm anteriormente, es probable que se encuentre desplazadade su situacin primitiva, que sera en el segundo tramo de la nave, justo enfrente a la dela cara norte. (Vase fig. 6)

    Hasta hace relativamente poco tiempo, ambos accesos se encontraban tapiados73 yslo se saba de su existencia por la presencia de las dovelas del arco de medio punto delvano, que se podan observar en la configuracin del muro. Adems, el mismo autor, A.del Castillo, habla de que ambas portadas estaban configuradas por unas arquivoltas dearquitos semejantes a los conservados actualmente en el vano sur.

    Esta afirmacin ayuda a confirmar la idea de que la actual portada norte tan sloconserva intacta la estructura del vano, con lo que ese tmpano que presenta una cruz condos grandes crculos al final de cada uno de los brazos menores, es un obra que nada tieneque ver con la primitiva portada. Adems, la configuracin de la pieza que alberga eltmpano no es propia de una fbrica medieval.

    En la puerta sur ocurre otro tanto, aunque en este caso s se conserva la arquivolta dearquitos de medio punto que menciona A. del Castillo. El vano es similar al anterior y conel tmpano vuelve a ocurrir que se trata de un aadido posterior. Adems, este tmpanopresenta una factura muy similar al de la portada occidental, por lo que podran haber sidorealizados en una misma intervencin. Es factible, que este acceso sur fuera la comunicacinde la iglesia con el claustro del monasterio medieval, y seguramente, no tuviera en suantigua configuracin ningn tmpano y se tratara de una solucin parecida a lo que se

    73 As lo constata A. del CASTILLO en su artculo: Iglesias antiguas de Galicia..., 1915, p. 135.

  • 407Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    encuentra en la Puerta Sur de la Catedral deOurense74 que se fecha en torno al ao 1200,o al de la entrada al Monasterio en SantaCristina de Ribas de Sil75 obra de finales delXII y principios del XIII, en los cuales elperfil de la puerta presenta una serie dearquitos, en ambos casos con mayordecoracin que en Bergondo.

    De nuevo, las desafortunadasintervenciones realizadas en el edificio,privan al conjunto de la imagen con la cualfue diseado, y dificultan su comprensinen la actualidad, ya que se trata deintervenciones agresivas y que no permitenla fcil distincin entre lo original y loaadido.

    4. EL PANTEN DEL MONASTERIO DEBERGONDO.

    Se tiene constancia documental acerca de la gran cantidad de restos funerarios queexistan en la iglesia de Bergondo. Lo que ocurre es que las diferentes intervenciones enel mismo y una Orden del Obispo Medauro, auxiliar de Arzobispo de Santiago, en la cualmanda borrar y deshacer aquellas que perteneciesen a personas en descubierto con laiglesia76 , provoca que hoy en da tan slo se conserven restos de tres sepulturas en elinterior del edificio, las cuales como se ver, pueden pertenecer a ms de tres sepulcrosdiferentes.

    - El mejor sepulcro conservado en la iglesia de Bergondo se encuentra actualmente enel muro norte de la Capilla Mayor (vase fig. 17). Se trata de un enterramiento de lucillosituado en el muro norte del bside central. Como se apunt anteriormente su situacinoriginal no debi ser esta, sino en uno de los muros de la Capilla de Santa Catalina. Estesepulcro de planta rectangular presenta un arcosolio apuntado con las roscas que loconforman decoradas. La rosca ms externa contiene una serie de pomas que recorren porcompleto la moldura; la siguiente una serie de cabezas de clavo y la tercera una serie dedovelas entre las cuales destacan las de los extremos, donde aparecen las imgenes dedos monjes que portan sendos libros en su mano derecha. Ambos personajes estnparticipando de las exequias del difunto leyendo las ltimas oraciones, tal y como pareceen muchos de los ejemplos de sepulcros de San Francisco de Betanzos77 . En la clave del

    Fig. 17.- Sepulcro del bside central deBergondo, muro norte.

    74 Para la sur de la Catedral Ourensana vase: YZQUIERDO PERRN, R., GONZLEZ GARCA yHERVELLA VZQUEZ: La catedral de Orense. Orense, 1993, pp. 36-38. Y MORALEJO LVAREZ,S.: Marcolfo, el Espinario, Priapo: un testimonio iconogrfico gallego en I Reunin Gallega deEstudios Clsicos, Santiago de Compostela, 1981, pp. 331-355.75 Para el Monasterio de Santa Cristina vase: YZQUIERDO PERRN, R.: Op. cit. 1993 (tomo II),

    pp. Y BARRIOCANAL LPEZ, Y.: El Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil. Ourense, 1990.76 Cfr. Con CASTILLO, A: del: Iglesias antiguas de Galicia..., 1915, p. 137.77 As lo afirma NEZ RODRGUEZ, M. Op. cit. 1985. p. 63.

  • 408Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    arco aparece un ngel con cartela en el ladoizquierdo (Arcngel San Gabriel), y a su ladouna Virgen Mara78 , que presenta unadisposicin muy similar a la vista en la partealta de la nave central, apoya su manoderecha en el pecho y en la izquierda portaun libro. Es fcil de identificar la escenacomo una Anunciacin, que ya fue analizadoen profundidad anteriormente. El resto dedovelas resultan algo problemticas. Son untotal de cuatro y tres de ellas no parecen seroriginales. El motivo que albergan todas ellasson parejas de palmetas carnosas sobre dosmolduras talladas en nacela que se colocanafrontadas. La afirmacin sobre la dudosaautenticidad de tres de ellas se debe a que elresto del conjunto podemos ponerlo en estrecha relacin con un sepulcro conservado enSan Francisco de Betanzos79 , correspondiente a un Caballero de la Familia Andrade situadoen el cuarto tramo del muro de la nave en el lado del Evangelio (vase fig. 18). Este hechopermite establecer una posible filiacin en cuanto al taller que trabaj en ambos, que, si noes el mismo, sin duda conoce las frmulas que se estn empleando en ese momento. Perodichas tres dovelas presentan diferentes formas y tamao, adems de poseer unas hojasdemasiado estilizadas que no se corresponden con las anteriores, y es muy probable quefueran realizadas en una etapa de reconstruccin de la iglesia, quiz por la prdida de lasoriginales se decidi poner stas y completar as el arco, que sin duda habra perdidoalguna de sus piezas.

    En cuanto a la imagen de la yacija, se identifica con la representacin de un Abad delMonasterio por el tipo de atributos que porta. Viste hbito talar y en sus manos lleva unbculo rematado en rosca en la izquierda y un libro cerrado con herrajes profusamentedecorados en la derecha. Reposa su cabeza sobre dos almohadas ricamente decoradascon motivos casi arabescos, de entrelazos y formas geomtricas. Un detalle de la superiorva a llamar poderosamente la atencin, es que aparece representado a la derecha deldifunto un motivo que puede ser el Sello de Salomn o Estrella de David. Este elemento sesuele identificar como una perfecta combinacin de los cuatro elementos: el tringulo conel pico para hacia arriba es el fuego y el aire, y el tringulo con la punta hacia abajo,representa la tierra y el agua; por lo que se relaciona con algo protector, como si se tratasede un amuleto. Lo que sorprende es que esta decoracin era utilizada en infinidad derepresentaciones relacionadas con los Andrade. As aparece en el pomo de la espada delSepulcro de Fernn Prez de Andrade o en una de las ventanas del muro sur de la iglesiade Santa Mara de Azogue, por lo que se tiende a considerar como un distintivo propio de

    Fig. 18.- Sepulcro del transepto de la iglesia deSan Francisco de Betanzos.

    78 Para el tema de la Anunciacin me remito a lo expuesto anteriormente al tratar el tema de laAnunciacin conservada en la nave central, vanse notas 55 y 56.79 Cfr.con CHAMOSO LAMAS, M.: Escultura funeraria en Galicia. Ourense, 1979. Es interesantesobre todo el captulo dedicado a la escultura funeraria de la ciudad de Betanzos, ya que aparecen ciertosparalelismos que permiten una posible datacin de los ejemplos de Bergondo.

  • 409Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    este linaje80 . Esta informacin hace pensar en la posibilidad de que el Abad no identificadode Bergondo pueda haber pertenecido a esta familia. Revisando la documentacinconservada tan slo se puede albergar una pequea posibilidad. En dos documentos semenciona un Abad de Bergondo de nombre Fernn Prez que pudo ser un descendientede este linaje: aparece datado entre 1383 y 138981 . Se trata de una carta de donacin y dosde foro en las que se menciona a este Abad, del cual no aparece ninguna otra referencia.Aunque no se trata de un dato determinante podra ser una posibilidad debido a que porcronologa la obra bien podra pertenecer a los ltimos aos del XIV y principios del XV.Esta hiptesis podra ir ms all y establecer una relacin entre la realizacin de estesepulcro y la construccin de la Capilla de Santa Catalina, la cual podra ser fruto de unaposible fundacin relacionada con los Andrade, que bien podra estar justificada por laconstruccin de un enterramiento para uno de los miembros de la familia.

    - Un segundo enterramiento se encuentra en el muro sur de la nave a la altura delsegundo tramo, donde deba localizarse la primitiva puerta de acceso al claustro. Esnuevamente otro sepulcro en lucillo formado por yacija rectangular y arcosolio apuntado.Se decora con el mismo tipo de motivos que en el caso anterior, a excepcin de que ste nopresenta la escena de la Anunciacin en la clave del arco. Es muy posible que este arcohiciera pareja con el anterior y formara parte de la capilla funeraria, por lo que su cronologasera similar, fines del XIV y principios del XV.

    Llama poderosamente la atencin en esta obra la tapa, que no se corresponde con elresto del conjunto, ni formalmente ni cronolgicamente. Se trata de una lauda en estolaque debi ser concebida para colocarse en el suelo. En ella nicamente se representa en ellado externo un par de escudos con una serie de bandas, un total de ocho, cuatro enresalte y otras cuatro excavadas. Y al lado interno una espada, cuya contemplacinactualmente es bastante dificultosa. Debi de ser la sepultura de un caballero. Una parecidase conserva actualmente en el Museo das Marias de Betanzos82 . Apareci en unaexcavacin realizada en los aos 1918-19 en los Jardines del Pasatiempo de la mismaciudad y fue redescubierta en el ao 1996 en el mismo lugar. Su cronologa es del ao 1462,y en este caso betanceiro un perro acompaa al escudo y la espada. Los escudos deambas piezas son muy parecidos. En el caso de la lauda del Pasatiempo, por su inscripcin,se sabe que perteneci a un tal Gunalvo Rodrgues83 , hecho que podra servir paraapuntar la posibilidad de que esta lauda de Bergondo perteneciese a un Caballero oHidalgo de una familia Rodrguez, lamentablemente la documentacin conservada y lapropia pieza, no ofrecen ms datos sobre la identificacin y datacin de la misma. No

    80 Cfr. Con el artculo de ZOLTAN, V.H.: Los Andrade: una bibliografa histrica en AnuarioBrigantino, n 14, Betanzos, 1991. Pgs. 167-184. Y con NEZ RODRGUEZ, M.: Op. cit. 1985. p.71. Nota 121: aun cuando constituya un prstamo desde el mundo judo (...), podra simbolizar la guay el favor divinos, el ejrcito celestial luchando contra las tinieblas. En definitiva, el hombreelegido.81 Se conservan en el Archivo Histrico Diocesano de Santiago 3 documentos que hace referencia a

    dicho Abad que son lo que permiten dar como referencia esta cronologa. Los documentos se encuentranen el fondo de San Martn (Tumbo XIII), M. 33/16, f. 123r. M. 34/6, f. 133r-v. Y M. 31/26, f. 109r-v. Han sido publicados por LUCAS LVAREZ, M.: Op. cit. 1999, tomo II, pp. 894-5.82 Ver ERIAS, A.: As laudas sepulcrais de San Francisco da Corua en Anuario Brigantino, n 21,

    Betanzos, 1999. Pg. 327.83 Vase nota anterior.

  • 410Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    obstante, se puede pensar en una obra realizada en la segunda mitad del siglo XV, sitenemos en cuenta su posible filiacin con el ejemplo aparecido en Betanzos.

    Esta pieza tambin presenta dos escudos labrados en la cara vertical del sepulcro, perostos no son originales ya que no forman parte de la pieza. Seguramente se situaron ah enel momento en que dicha lauda fue colocada en la nave.

    - El tercero de los ejemplos conservados es una tapa de enterramiento, que hoy en daest colocada de pie junto al sepulcro anterior. Es la pieza que ms datos aporta porqueconserva las armas del difunto: un cliz, una llave y una espada, adems mantiene parte deuna inscripcin en la que se puede leer el siguiente lema:

    D : F. : DOMATO : CAPELAN : DESTE : MOESTEIRO : E CR :APOSTOLICO : FEITA : A : D : M : CCCC : LXXII...Esto permite conocer la identidad del difunto, un capelln de Bergondo llamado

    posiblemente Francisco Domato y establecer una cronologa para el mismo, ao 1472. Lapericia del artesano que llev a cabo esta obra no era mucha, pues la pieza no presenta unestilo muy depurado y las representaciones est talladas en un bajorrelieve acusado. Elestado de conservacin de la obra no es bueno: la mitad inferior no conserva ni lema niimagen alguna.

    Esta tapa en origen debi estar en el pavimento de la iglesia y de ah su estado deconservacin.

    - Tambin se tiene constancia de la existencia de otras esculturas funerarias a travs dela bibliografa. A. del Castillo escribe lo siguiente:

    En casa del vecino del Outeiro, Jos Fernndez, est sirviendo de pila para el tojo unahermossima lpida de un Abad, publicada por m hace aos84 ; y en la de Manuel Pedreira deBergondio, se conserva otra que tiene en relieve una figura con bculo, cobijada bajo unahermosa arquitectura ojival y que no se conserva de la inscripcin ms que la palabra finou enbellsimos caracteres de la poca85

    De ambos ejemplos, actualmente, no se tiene noticia acerca de su paradero,probablemente sigan en manos privadas, lo que dificulta su recuperacin o quiz se hayanperdido para siempre.

    84 A. del CASTILLO se refiere a un artculo escrito en El Noroeste correspondiente al 16 de Febrerode 1905.85 CASTILLO, A. del: Iglesias antiguas de Galicia. Monasterio de Bergondo, A Corua, 1915, pg.138.

  • 411Anuario Brigantino 2000, n 23

    ESTUDIO HISTRICO ARTSTICO DEL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO EN LA E. M.

    5. APNDICE DOCUMENTAL.El documento que se presenta a continuacin ha sido extrado de VAAMONDE LORES, C.:

    Boletn de la Academia Gallega, Coleccin de Documentos Histricos, Tomo III. A Corua, 1969.Documento XVI (pp. 58-60).

    Documento 1Documento en el cual el Rey Don Alfonso IX hace donacin al monasterio de San Salvador de

    Bergondo, de todo lo que perteneca a la corona en las feligresas de San Martio de Dans y SanVicente de Moruxo. - Ao 1218, 15 de abril.

    El original se conserva en el Archivo Histrico Nacional de Madrid, Seccin Clero, Bergondo,c. 489/9. Es una copia del ao 1515.

    In Dei nomine ac ejus gratia amen. Notum sit omnibus tam presentibus quam futuris per hocscriptum firmisimum perpetuo valiturum quod ego Aldefonsus Dei gratia Rex legionis et galecie docanto grato animo et concedo pro remedio anime mee et animarum parentum meorum monasterSancti Salvatores de Bergondo ordini Sancti benedicti compostellani diocesis 86 et tibi muniomabbati eiusdem monasterii tuisque succesoribus ac conuentui eiusdem loci omnia que ego habeo ethabere debeo quocumque modo in cauto dicti monasterii sancti salvatoris videlicet in feligresiisSancti martini de daens 87 Sancti Vicentii de mururio88 per terminos que sequntur stabiles atquefixos silices per fontem de outeyro et quominus vadit per inter ambas cangas et inde ad queendarioantiquo et quomodo vadit versus penas que mare ingrederit sub queendario iam prefato et redit persupra dictum fontem de outeyro et vadit ad eremit sancti oihanis de herenio et inde redit ad petramnigram de monte froyle et postmodum vadit per dictum montem ad molindinus quod extat supralamas. Et postea dicti termini dimittunt aquas predictas et vadunt per terminus Ville de lamas queest eiusdem monasterii cum omnibus hereditatibus ac iuribus eiusdem et vadunt ad flum randulphiquod currit per subtus locum qui dicitur castro et inde vadit ad portum qui dicitur de meedelo etpostmodum currit versus aquam que venit de flumio quod vocatur mandeo et versus aliam aquamde flum de meende que aque dictorum flumiorum mare ingrediuntur et inde per medius eiusdemmaris vadunt ad penas de sub queendario super predicto 89 . Que feligresie prefate cum omnibus

    86 El monasterio de Bergondo encuntrase situado en la parroquia y Ayuntamiento del propio nombre.Desconcese su fundacin, pero ya exista en el ao 1138 segn lo acreditan en las escrituras queposeemos. La iglesia actual, que es la primitiva, fue construida en 1167 como consta de una inscripcinque se haya en una de las arquivoltas de la puerta principal, cuya inscripcin y otras que hay en los arcosde la misma puerta, fueron repicadas no hace muchos aos, resultando al presente poco legibles. El papaLen X, en 1517, a peticin del monasterio de San Martn, de Santiago, uni a ste perpetuamente, elde Bergondo, motivo por el cual tan antigua abada qued reducida a la categora de priorato. En 1835,en virtud de las leyes desamortizadoras, fueron extinguidas ambas casas religiosas.87 La parroquia de San Martn de Daens, de Dans, o de Ds, que todo es una misma cosa, no existe en

    la actualidad. Su iglesia, dedicada a San Marn, Obispo, hallbase edificada en el lugar de San Isidro, alsitio aun hoy llamado San Martio, muy prxima la monasterial de Bergondo. Dicha iglesia ya existaa comienzos de la dcima centuria, pues en el ao 910 se conoce una escritura por la que consta que unadevota seora llamada Godoigia le hizo donacin de dos pumares, uno en Marin (Mariniano, dice eldocumento) y otro en Morujo (Morobii). Los lugares de Marin y de Morujo estn cercanos alconvento de Bergondo. No sabemos cuando el referido templo se abati, pero aun viven personas querecuerdan sus ruinas. Lpez Ferreiro en su magna obra Historia de la Iglesia de Santiago de Compostela,tomo II, apndice nmero 29, publica la donacin de Doa Godoigia y dice caprichosamente que laiglesia de Dans (Adones) es la de Santiago de Ois, en el Ayuntamiento de Coirs.88 La parroquia de Morujo es filial de la de Bergondo. La iglesia rectoral, bello ejemplar romnico en

    perfecto estado de conservacin, fue demolida por el prroco hace unos cuarenta aos, edificndosesobre el mismo solar, otra nueva, por cierto bien pobre y antiesttica.89 Estos lmites los aclararemos mejor dndoles los nombres actuales. Desde la fuente del Outeiro

    llamada do Picho, siguiendo el curso del arroyo que forma, se baja por los lugares de Cangas y del ro

  • 412Anuario Brigantino 2000, n 23

    SONIA M. FERNNDEZ PREZ

    terminis hic scriptus volo que sint cautate et custodite omni modo. Ita que nullus baronequemaiorinibus neque aliquis alius cuiusqumque condicionis existat dictas feligresias neque prefatosterminos sit ausus iugredi neque ibidem aliquid exputere ullomodo. Et ita vobis facio de vestrisbonis oronibu confidendo et vimper cum in extremo indicio fuerum requisitus ista nuchi sintproficua ante dominum. Siquis igitur contra hoc factum meun ad irrunpendum venirepresumptseritant hanc cartas plus restituat et partie regie mille morabitum et totidem monasterio in penas solvat.Carta semper robur firmissimum obtinente facta carta apud cruniam mensis aprilis dies con pasce90 Era MCCLVI Quo die supradicto petro quarto existe compostellani archiepo. Roderico lucensiepo Pelagio mundoniensi epo Fernando auriensi epo Petro astoricensi epo Alfonso zamorensi epo.Ego Alfonsus Rex predictus hanc Kartam quam fieri iussi roboro et confirmo et signo meo comunio.Domino Isaaci Ferdinandite tenente Asturias legione benauentus zamoram et strematuram ipoexiste Signifero dni Regis Domino Roderici gomecii tenente montem rosus et montes nigrus Sarriamet trastamaram. Domino martino tenente limas et berzunciam et buesa. Petro Pet. Archidiaconosalmantino tenente cancillariam Signus domine Aldefonsi dei gratia Regis legionis. Et ego magr.michael notarius domini Regis pres. fui et de mandato suo scripvi et confirmaui Signoque meoroboraui. Magr. michael 91.

    Cangas (per inter ambas cangas), y despus de recibir las aguas de otros regatos, psase por la Fragachny por delante de la iglesia parroquial de Ouces hasta el lugar de Gandaro (queendario) donde se leincorporan otros arroyos ms importantes, desembocando luego en la playa de Gandario junto a laspeas denominadas da Bogueira; de aqu contina la demarcacin por la orilla del mar hacia el Pasaje delPedrido, Junqueras y Marin hasta Miodelo (meedelo); y subiendo por el ro que desagua en este puerto(ro llamado randulphi en el privilegio), se llega al lugar de Castro. Los trminos desde este punto al deorigen, o sea, a la fuente del Outeiro son tambin de fcil identificacin. El territorio as acotado es muyextenso, pues no slo comprende las actuales parroquias de Bergondo y Morujo, sino tambin granparte de las de Ouces, Lubre, Santa Marta y otras. El Rey Don Sancho IV, en 1286, quit este coto almonasterio de Bergondo y lo dio a la entonces villa de Betanzos.90 Da 15 de Abril.91 De una copia que poseemos. Publicmosla con las mismas incorrecciones y faltas que contiene.

Recommended

View more >