Estudio de 1 Pedro 2 (9-10)

  • Published on
    03-Mar-2016

  • View
    19

  • Download
    0

DESCRIPTION

estudio biblico

Transcript

Estudios de 1 Pedro

Ps Alex Donnelly

UN PUEBLO ESPECIALTEXTO 1 Pedro 2:9-10

Introduccin

Aunque Pedro dirigi esta carta a creyentes gentiles, l mismo era judo. Por eso, no es de sorprenderse que su vocabulario est lleno de palabras y conceptos provenientes del Antiguo Testamento (ver 1 Ped 1:1-2, 10-12, 15-16, 18-20, etc.). Notamos esto en el pasaje que nos toca estudiar ahora, donde Pedro toma palabras y conceptos, que originalmente fueron usados de Israel, y los aplica a la Iglesia de los gentiles. Por qu lo hace? Porque quiere animar y alentar a los creyentes del primer siglo, que estaban sufriendo mucho por el evangelio.En estos dos versos, Pedro hace referencia a tres cosas, en relacin con la Iglesia de Cristo, de la cual sus lectores eran miembros:i. El Privilegio de ser Parte de la Iglesia.

ii. La Naturaleza de la Iglesia.

iii. El Propsito de la Iglesia.

1. EL PRIVILEGIO DE SER PARTE DE LA IGLESIA (v.10)Pedro escribe a personas que estaban sufriendo por su fe en Cristo (1 Ped 1:6-7; 2:19; etc.); su propsito es animarles. Una manera en que lo hace es recordndoles el gran privilegio de ser cristianos; de ser parte de la Iglesia de Cristo. En el v.10, Pedro resalta dos grandes cosas que haban ocurrido a las personas a quienes escribe:a. Experimentaron la Misericordia de Dios (v.10b)Antes de conocer al Seor, estas personas vivan en el pecado (1 Ped 1:14; 4:3; etc.). Estuvieron bajo el justo juicio de Dios (Rom 1:18ss), y lo nico que les esperaba era la ira del Seor. Sin embargo, un da todo esto cambi: alcanzaron la misericordia de Dios. Dios tuvo compasin de ellos. Su gracia se manifest en sus vidas. Fueron llamados a salir de las tinieblas del pecado, para vivir en la luz admirable del evangelio (v.9b; ver Col 1:13). Cmo ocurri esto?

i. Escucharon el evangelio (ver 1 Ped 1:12)ii. Fueron convencidos de sus pecadosel resultado de la obra del Espritu Santo en sus corazones.iii. Recibieron fe en Cristoun don de Dios, por la gracia del Seor (Efe 2:8; 1 Ped 1:5-7).iv. Experimentaron el perdn de los pecados(1 Ped 1:19)Qu tremenda misericordia! Pedro la describe en 1 Ped 1:3-5. Aplicacin: Como creyentes, nos hara bien meditar sobre nuestras vidas, recordar lo que ramos

antes de conocer al Seor, y como somos ahora, luego de conocerlo. Debemos

reflexionar sobre toda la misericordia que Dios nos ha mostrado a lo largo de los aos.

b. Llegaron a Ser el Pueblo de Dios (v.10a)La obra de Dios en estos creyentes no solo result en una salvacin personal, sino que Dios al mismo tiempo los llam para formar un pueblo aquel grupo de personas que haban gozado la misma experiencia de la salvacin.Antes de conocer al Seor, estas personas pertenecan a cierta raza y cultura. Se les poda llamar, pueblo de Pontus, etc. (1 Ped 1:1). Sin embargo, en trminos espirituales, no tenan identidad alguna; estaban sin Dios, y sin esperanza en este mundo. Por eso Pedro dice de ellos: vosotros que en otro tiempo no erais pueblo (v.10a). El vocabulario que Pedro usa viene del Antiguo Testamento. En el libro de Oseas, leemos que por haber cometido apostasa espiritual, Dios lleg a decir de Israel: Ustedes no son mi pueblo (Os 1:9-10) Lo mismo era cierto de las personas a quienes Pedro escribi esta carta. Como seres humanos, fueron creados a imagen y semejanza de Dios. Conformaban el pueblo de Dios por creacin. Sin embargo, por haberse vuelto al pecado, y habiendo dado las espaldas a Dios, estas personas perdieron el derecho de ser considerados pueblo de Dios.Sin embargo, al igual que ocurri con Israel en el Antiguo Testamento, las personas a quienes Pedro escribe llegaron a ser considerados, pueblo de Dios (ver Os 2:23). Al usar dicha frase de los creyentes gentiles, Pedro tiene en mente varios de los privilegios que Israel goz, como pueblo de Dios, durante el xodo, y cuando se establecieron en la Tierra Prometida. Estos privilegios incluyeron:i. Vivir bajo el cuidado de Dios

ii. Disfrutar la provisin de Dios

iii. Experimentar la direccin de Dios

iv. Deleitarse con el compaerismo de DiosTodos estos son los privilegios que las personas que conforman el pueblo de Dios pueden gozar. Qu tremendo privilegio para estos creyentes gentiles (muchos de ellos pobres o esclavos)! Qu aliento para ellos leer estas palabras del apstol Pedro!La segunda cosa que Pedro describe en estos versos es:

2. LA NATURALEZA DE LA IGLESIA (v.9a)Hoy en da muchas personas hablan de la Iglesia, como si fuese simplemente una institucin humana. Aun ms triste es cuando lderes de la Iglesia se comportan como si el pueblo de Dios fuese una entidad poltica, para ser manipulada a su antojo y conveniencia personal. Es urgente que prestemos atencin a lo que Pedro dice acerca de la Iglesia. Ella es:a. Un Linaje EscogidoLa palabra, linaje, (griego, genos) significa un grupo de personas que estn vinculadas por nacimiento. El pueblo de Israel era del linaje de Abraham (ver Hch 13:26), y los judos se sentan muy orgullosos de ello (Lucas 3:8; Juan 8:39).

Cada miembro de la Iglesia tambin pertenece a un linaje; al linaje del Espritu Santo, porque es l quien engendra, en el nuevo nacimiento. Por eso nos llamamos hermanos, y conformamos un pueblo; el pueblo de Dios. Nacidos, como dice Juan, no de sangre, o por la voluntad del hombre, sino de Dios (Juan 1:12-13). El pueblo de Israel era el pueblo de Dios, porque Dios los haba escogido de todas las naciones (ver Deut 7:6; 10:15). Lo mismo es cierto de los creyentes. Hemos nacido de nuevo, e integramos la Iglesia, por la eleccin de Dios. Esto fue lo que Pedro enfatiz al inicio de la carta (1 Ped 1:2).

b. Un Real SacerdocioCuando Dios rescat a Israel de Egipto, y los llev a la Tierra Prometida, estableci un sacerdocio. Inicialmente, toda la nacin iba a ser un reino de sacerdotes (ver x 19:6); pero luego, Dios nombr a Aarn como cabeza del sacerdocio. Aarn era de la tribu de Lev; la monarqua vino de la tribu de Jud. En el Antiguo Testamento no hubo un real sacerdocio. Esto solo se dio en el Nuevo Testamento.

Cada creyente es hijo del Rey; somos llamados a reinar con Cristo (Apo 1:6; 5:10). Al mismo tiempo, somos llamados a ser sacerdotes. Tenemos el derecho de entrar en el Lugar Santo (el cielo), para servir a Dios, adorarle, e interceder por otros (ver Heb 10:19). Por lo tanto, la Iglesia en su conjunto es un real sacerdocio. Qu increble privilegio!c. Una Nacin SantaIsrael era una nacin. Los judos tenan un parentesco tnico, y compartan una cultura. Sus costumbres y creencias eran bsicamente iguales, y estaban unidos por medio de estructuras civiles. Cada hijo de Abraham se senta parte de un grupo mayor la nacin de Israel. Y era una nacin santa; santa, en el sentido de estar separado de las dems naciones. Tambin deban ser santos en su comportamiento.Todas estas caractersticas Pedro aplica a la Iglesia. La Iglesia, aun cuando sta era conformada por gentiles de diversos trasfondos culturales, era una sola nacin. El Espritu Santo produce en cada creyente un conjunto de creencias y valores, que los une en un solo cuerpo, llamado Iglesia; somos una nacin espiritual.

Y somos una nacin santa. Cada creyente es llamado a salir del mundo, y a vivir en forma diferente de l. Esto es lo que Pedro ya ha inculcado en los lectores (ver 1 Ped 1:14-15), y lo seguir repitiendo a lo largo de esta carta (ver 1 Ped 2:11-12; 3:16; 4:1-5; etc.). Esta separacin ha de manifestarse en un comportamiento diferente a los valores del mundo. Cada creyente debe vivir en santidad.

d. Un Pueblo AdquiridoEn el Antiguo Testamento, el pueblo de Israel perteneca a Dios; la nacin era Su posesin una suerte de herencia (ver Deut 4:20; 1 Rey 8:51). En Deut 32:9, Moiss expresa esta verdad en la siguiente manera, Porque la porcin de Jehov es su pueblo; Jacob la heredad que le toc.

Lo que el Antiguo Testamento afirma, acerca de Israel, Pedro ahora lo afirma de la Iglesia. Ella es un conjunto de personas que pertenecen a Dios. Sus vidas son para l. Aunque la RV traduce, pueblo adquirido por Dios, el texto en griego dice, simplemente, un pueblo para posesin. La palabra que Pedro usa es peripoiesis. En Efe 1:14, esta palabra es traducida, posesin adquirida. La NVI traduce este texto, pueblo que pertenece a Dios, mientras que la BDLA es ms literal: pueblo adquirido para posesin de Dios (las palabras en cursiva no estn en el texto en griego).Aunque Pedro no habla de la manera en que Dios obtuvo posesin de la Iglesia, a la luz de la enseanza del resto del Nuevo Testamento, podemos decir que fue por medio de la eleccin del Padre, la redencin del Hijo, y la regeneracin del Espritu Santo. Somos posesin de Dios, porque la Trinidad ha obrado para lograrlo. Eso otorga a la Iglesia un tremendo valor.A la luz de todo esto, cuando inconcebible es que la Iglesia sea considerada como una simple institucin humana, para ser manipulada polticamente al antojo de sus lderes. Necesitamos valorar ms la Iglesia de Cristo.3. EL PROPSITO DE LA IGLESIA (v.9b)Es por dems decir, que si la Trinidad ha obrado para establecer la Iglesia, ella debe tener un propsito especial en los planes de Dios. Cul sera ese propsito? Pedro es bastante claro. Dios obr en la vida de los creyentes a quienes Pedro escribe, para que anunciis las virtudes de aquel que os llam de las tinieblas a su luz admirable. Dios hizo una tremenda obra, al salvarlos; ahora su responsabilidad, es declarar las virtudes de Aquel que los salv.Qu son estas virtudes? La palabra en griego (arete) se podra traducir excelencia (ver 2 Ped 1:3). Las excelencias de Dios incluyen Su sabidura, Su amor, Su poder y Su justicia. Todas estas virtudes se manifiestan en el plan de Dios para la salvacin en Cristo. Quin mejor que el creyente para declarar estas cosas! Una de las grandes responsabilidades de la Iglesia en general, y de cada creyente en particular, es conocer bien los atributos de Dios, para poder proclamarlas a los cuatro vientos. El mundo necesita conocer a Dios, y la Iglesia es uno de los instrumentos para lograr ello.

Cmo debe la Iglesia proclamar estas virtudes divinas? En tres maneras:

i. Por medio de la predicacin del evangelio.

ii. Por medio de la enseanza de la Palabra de Dios.

iii. Por medio de vidas transformadas, y el testimonio de la Iglesia.

Aunque en este pasaje Pedro est hablando de una responsabilidad que la Iglesia tiene, y que ella debe cumplir a cabalidad, en Efe 3:10-11, Pablo habla de otra manera en que la Iglesia sirve para anunciar las virtudes de Dios. En ese pasaje, Pablo est describiendo la manera en que Dios utiliza la misma existencia de la Iglesia para declarar la tremenda sabidura de Dios, ante toda autoridad y poder espiritual. Y Pablo enfatiza que este es el propsito eterno de Dios.ConclusinPara los creyentes gentiles del primer siglo, a quienes Pedro escribe la carta, estas palabras seguramente fueron de tremendo aliento y motivacin. En medio de su sufrimiento, y en medio del rechazo del mundo que los rodeaba, era hermoso saber que en planes eternos de Dios, sus vidas tenan gran importancia.

Las palabras, por Dios, no son parte del texto original. Han sido aadidas a la traduccin, para que el texto sea ms comprensible.

En 1 Tes 5:9 y 2 Tes 2:14, la palabra ha sido traducida, alcanzar, pero realmente significa obtener o poseer. Pablo emplea la misma palabra en Tito 2:14, y la RV traduce, purificar para s un pueblo propio.

PAGE 51

Recommended

View more >