el_p_rrafo (1)ascasel_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdaasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo slide 0

el_p_rrafo (1)ascasel_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdaasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo

  • Published on
    01-Feb-2016

  • View
    216

  • Download
    0

DESCRIPTION

el_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdaeel_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdal_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasdael_p_rrafo (1)ascasasda

Transcript

EL PRRAFO SUMARIO I. Concepto y definicinII. Componentes y caractersticasIII. Mtodos de ordenacin de ideasIV. Mtodos para su desarrolloV. ClasificacinConceptualmente el prrafo es una estructura de varias oraciones que van unidas para transmitir un mensaje.Est formado por una idea central o asunto fundamental. Las oraciones que amplan el asunto se denominan oraciones de apoyo.Se considera como la ms extensa unidad de informacin que puede recibir la mente de un lector sin un cambio de direccin.Es la unidad estructural del texto porque ocupa la jerarqua ms alta de la expresin escrita.I. ConceptoDefinicinConceptualFormalEs un conjunto de oraciones que tratan de un mismo tema.Es cada una de las divisiones de un escrito. Limitado por la sangra, se inicia con letra mayscula y finaliza con punto y aparte. MODELO DE LA ESTRUCTURA DEL PRRAFO ....SANGRAPUNTO Y APARTEPrrafo 2Prrafo 1Cmo redactar un prrafo?Debes haber seleccionado y delimitado el tema inters en el tema suficiente material accesible y disponible Elaborar un plan de trabajoDeterminar la idea central o tesis del prrafo.Identificar temas principales y secundarios. Presentar ideas claras y bien organizadasReflexionar sobre lo que se sabe acerca de del tema mediante la formulacin de preguntas.Hacer lista de palabras o frases relacionadas con el tema.El prrafo introductorioElaboracin del texto1) Prrafo inicial Establece finalidadclasificacinplanteamiento del tema: Oracin tesisPunto de agarre: estrategias para interesar al lector Motivacin Impresionar Sorprender Revelar un secreto Mediante preguntas. ancdotasPrrafo de desarrollo (1 varios) Considera:Desarrolla el objetivo, el tema y el modo de elaboracin del textoForma el cuerpo del escritoDesarrollo de subtemas e ideas de apoyoSeleccin de los mtodos de desarrollo que se utilizarn: cronolgico, espacial, causal 3) Prrafo final: cierreConcluye, resume o cierra la lnea de pensamiento del escritor (a)Frmulas que pueden utilizarsereafirmar la tesisrecapitular las ideas principalespresentar conclusiones o soluciones, si aplica Caractersticas para lograr la efectividadCaractersticas de la estructuraUN BUEN PRRAFOCLARIDADCONCISINPRECISINCORRECCININTEGRIDADUNIDADCOHERENCIAVARIEDADDESARROLLOESTRUCTURACLASIFICACINOracin tesisOraciones de apoyoOrdenacin de las ideasCronolgica Causal Espacial Comparacin Gradacin de ideas ContrastedetallesdatosdefinicinalusionesancdotasejemplosrazonesNarrativoDescriptivoExpositivoArgumentativoLos elementos de transicinII. COMPONENTES Y CARACTERSTICAS oracin tesis o temtica conclusin enlaces o transicionesComponentescuerpo1) Estructura del prrafoOracin tesis La tesis del escrito comunica al lector el asunto fundamental del escrito. Supone un compromiso que el escritor contrae al comenzar a escribir. Saber sobre qu escribiremos (tema) no basta, necesitamos saber qu queremos transmitir al receptor. Esta oracin nos da sentido de direccin y propsito al discurso.La tesis es la oracin gua, es la ideas que sirve de aglutinante para todas las dems. Debe presentar el contenido del prrafo y anunciar el pensamiento que se va a desarrollar sin ofrecer detalles.Oracin tesisLa tesis no necesita presentarse explcitamente, (se expresa clara y concretamente) puede aparecer implcita en el escrito, es decir est sugerida y hay que inferirla de la lectura. La tesis puede ser una opinin, una afirmacin o negacin, un juicio, ... La tesis se compone de:Un sujeto concreto: de qu o de quin se hablaUna actitud del emisor: cmo enfocar el asuntoUn(os) lmite(s): elementos delimitadores EjemploLa contaminacin ambiental aument alarmantemente en Ciudad Mxico durante a ltima dcada.La contaminacin ambientalCiudad Mxicoltima dcadaalarmantemente Lejos, muy lejos, estoy de despreciar la inteligencia o al que por dedicarse al cultivo del intelecto ha venido a llamarse intelectual. Un pueblo que desprecia a sus a sus intelectuales ofrece un espectculo tan torpe como el del hombre que desprecia su propia cabeza, cosa que se da con bastante frecuencia, aunque no sea fcil de entender. Pero as es, y as procede todo aquel que a la hora de ponerse a pensar, en vez de funcionar con el cerebro, que para eso fue instalado, piensa con cualquier otra vscera menos apta para ese alto y necesario menester. Hay quienes piensan con el corazn, y todo lo resuelven a corazonadas. En vez de ideas, tienen palpitaciones, y cualquier momento difcil, en vez de provocarles un pensamiento, lo ms que les provoca una taquicardia. Hay quienes piensan con el estmago. Este rgano, no hay que dudarlo, es bastante influyente, y su influjo ha sido decisivo en muchos momentos trascendentales de la historia. Pero no conviene confundir el espritu con los jugos gstricos Salvador TiO. TesisO. ApoyoO. ApoyoO. Apoyo2) Caractersticas de la estructura del prrafoDesarrollar el prrafo en torno de una sola idea o tema.Enlazar y organizar de las ideas en secuencias lgicas, ilacin de las ideas con unidad de sentidoImpedir la monotona en la sintaxis y la fatiga del lector. Fabricar estructuras dinmicas, atractivas al lector. Al redactar un buen prrafo debemos3) lograr la efectividad medianteclaridadconcisinprecisincorreccinintegridadClaridad: significa que lo expresado no ofrece duda ni confusin al lector.Concisin: consiste en emplear justamente las palabras necesarias para expresar nuestras ideas.Precisin: implica el uso de datos especficos y lxico con el sentido apropiado o concreto.Integridad: es transmitir toda la informacin necesaria y de forma honesta.Correccin: significa que el escrito est libre de errores, ya de ndole gramatical, de contenido o de tono apropiado. 4) Ordenacin de las Ideas IMPORTACIADE LAS IDEAS (ENUMERATIVO)COMPARACIN YCONTRASTEMtodos para ordenar las ideasCronolgica: utiliza elementos y secuencias temporales, se apoya en los hechos. Sea asocia con la narracin.Espacial: se apoya en elementos espaciales y en estado de reposo. Se asocia con la descripcin.Causal: plantea la causa y explica las consecuencias.Gradacin de ideas: se organizan las ideas adjudicndole un lugar de importancia en el texto.5. Comparacin y contraste: exposicin de similitudes y diferencias entre las ideas.Un prrafo puede ordenarse internamente siguiendouno o varios de los siguientes mtodos de ordenacin.Mtodos de ordenacinCRONOLGICOCRONOLGICOLa Bella Durmiente cierra los ojos pero no duerme.Est esperando al Prncipe. Y cuando lo oye acercarse simula un sueo todava ms profundo. Nadie se lo ha dicho pero ella lo sabe. Sabe que ningn prncipe pasa junto a una mujer que tenga los ojos bien abiertos. La bella durmiente y el prncipe Marco Denevi, ArgentinaHace unos aos, -no importa cuntos exactamente-, teniendo poco o ningn dinero en el bolsillo y nada en particular que me interesara en tierra, pens enirme a navegar un poco por ah, para ver la parte acutica del mundo. Es un modo que tengo de echar fuera la melancola. Herman Merville Mtodos de ordenacinESPACIALESPACIALEl violonchelo es, como el violn, un instrumento de cuerda. Su forma es similar y ambos se tocan con ayuda de una varilla o arco. Estos dos instrumentos se diferencian por su tamao y su sonido. El violn es pequeo y su sonido es suave y agudo, mientras que el violonchelo es grande y de tonalidad muy grave. Contexto espacial de un objeto El pueblo tena una plaza grande, la Plaza Mayor, a uno de cuyos lados estaba la Casa de la Ciudad, hermoso palacio plateresco, con seis balcones de gran vuelo, un tico y un escudo redondo sobre el arco de la entrada. En medio de la plaza haba una fuente con su abrevadero.Las casas de la plaza tenan soportales, cuyo suelo hallbase dos o tres pies ms alto que el centro de la misma; en el fondo de los arcos vease alguna que otra tiendecilla estrecha Contexto espacial de un lugarMtodos de ordenacinIMPORTANCIA DE IDEAS O ENUMERATIVOVarias generaciones de estudiosos se han sentido fascinados por cuatro asombrosos paralelismos que existen entre las antiguas culturas de China y del Mxico precolombino: las ceremoniasdestinadas a propiciar la lluvia,la cermica trpode, el uso del jadecomo elemento funerario y las tcnicaspara fabricar papel.Para confeccionar una buena fritura es necesario seguir determinadas reglas que exponemos a continuacin. En primer lugar, conviene disponer de Materias grasas en abundancia, en casocontrario los alimentos no slo se impregnarn de ella, sino que tomarn un tono blanquecino Sumamente desagradable a la vista. En segundo lugar, es importante tener en cuenta la temperatura de coccin en que va a efectuarse la fritura. Finalmente, la temperatura de la fritura habr de ajustarse al tamao del alimento.IMPORTANCIA DE IDEAS O ENUMERATIVOMtodos de ordenacinCOMPARACIN Y CONTRASTECOMPARACIN YCONTRASTELas danzas puertorriqueascompuestas por Manuel G. Tavrez y Juan Morel Campos son muydiferentes entre s. Las de Tavrez, subjetivas, lricas, revelan slo su alma individual. Las de Morel Campos, de ms alto aliento, parecen recogery lanzar, conjuntamente, todo el latido de un pecho que no ha podido ser amado y toda la angustia de un pueblo que no conoca la libertad. La danza puertorriquea, Jos A. BalseiroLa caa de azcar y el tabaco son todocontraste. Dirase que una rivalidad lasanima y separa desde su cuna. Una esplanta gramnea y la otra es planta solancea. La una brota de retoo, el otrode simiente, aqulla de grandes trozos de tallo con nudos que se enrazan y ste deminsculas semillas que germinan. La unatiene la riqueza en el tallo y no en sus hojas, las cuales se arrojan; el otro valepor su follaje, no por su tallo, que se desprecia. La caa de azcar vive en el campo por largos aos, la mata de tabacoslo breves meses. Aqulla ama la lluviacada del cielo; ste el ardor nacido dela tierra.Causal En una sociedad como la nuestra pocos pueden sentirse a salvo del estrs. [Efecto] La vida cotidiana, competitiva y exigente, nos mantiene en un estado de alerta casi constante. [1 causa] El ruido, la velocidad y la agresividad son otros factores decisivos. [2 causa]Poco despus de la conquista de Mxico, la caa de azcar se comenz a cultivar y procesar en esta regin. [1 causa] Adems, muchos emigrantes europeos abandonaron las islas del Caribe para hacer fortuna en tierra firme, donde los beneficios potenciales eran mayores. [2 causa] Por todo ello, la produccin de azcar en el Caribe sufri el relativo estancamiento de la regin producido inmediatamente despus de la conquista de Mxico. [Efecto] Efecto CausasCausas EfectoMtodos de desarrolloDEFINICIONESDATOSDETALLESDESARROLLOPORMEDIO DEEn un prrafo puede dominar un mtodo de desarrollo o pueden emplearse varios por igual. Dependiendo del tipo de prrafo y el objetivo unos mtodos sern ms apropiados que otros.Elaboracin por medio de detallesSe especifican o enumeran partes, caractersticas, procedimientos Mtodo para desarrollar una idea central en un prrafo descriptivoLas tarntulas son araas que pertenecen al sub-orden Mygalomarfae. stas se caracterizan por tener quelceros paraxiales, dos pares de sacos pulmonares y usualmente, cuatro hileras de conductos Elaboracin por medio de datos Se centra en las ideas planteadas y en la recopilacin de informacin.Las fuentes son la materia prima del dato.Los portugueses en el Brasil, despus de San Vicente, fundan hacia 1534 la ciudad de Olinda, cerca de la cual surge despus Recife de Olinda; en 1549 fundan San Salvador de Baha, destinada a capital de la colonia; en 1554 los jesuitas establecen el colegio de San Paulo en torno del cual se forma la ciudad de su nombre. En 1717 se le otorga a la colonia nombre de virreinato; la capital es Baha hasta 1763, luego pasar a ser la capital Ro de Janeiro. Actualmente la capital es Brasilia.Elaboracin por medio de definicionesSe utiliza para precisar el sentido de la idea central. Requiere de un alto grado de abstraccin y generalizacin.La anfibologa es una ambigedad en la estructura gramatical. Generalmente se encuentra en la construccin de la oracin. No radica en los trminos mismos sino en su colocacin en la frase. El significado es confuso debido a la manera descuidada en que se combinan las palabras. A menudo se trata de adverbios mal colocados o de clusulas relativas fuera de lugar. La oracin: En esa tienda se venden camas para nios de hierro es un ejemplo de anfibologa. Anfibologa, 300 millones y tElaboracin por medio de ejemplosSe recurre a lo particular y concreto para fundamentar la idea central. Ayudan a ilustrar y a mostrar.Los lderes eficaces tambin exhiben las conductas que quieren promover en los miembros de su equipo. Lee Lacocca trabajaba muchas horas y redujo su propio sueldo a un dlar por ao durante la crisis financiera de Chrysler. Richard Knowlton, Presidente de Hormel, en la poca en que pugnaban por salir adelante despus de una huelga de un ao, se neg a aceptar los aumentos que le ofreci la Junta Directiva de la empresa.Elaboracin por medio de ancdotaLa sucesin de ancdotas: se relatan acontecimientos, procesos, hechos Se distingue en prrafos narrativos.La ambulancia se llev a Pablo Neruda hacia Santiago. En la ruta, tuvo que sortear barreras de la polica y controles militares. El da 23 de septiembre de 1973, muri en la Clnica Santa Mara. Mientras agonizaba, su casa de la capital en una falda del cerro San Cristbal fue saqueada, los vidrios fueron destrozados, y el agua de las caeras abiertas produjo una inundacin. Lo velaron entre los escombros. La noche de primavera estaba fra, y quienes guardaron el fretro, bebieron sucesivas tazas de caf hasta el amanecer. Hacia las tres de la maana, se sum a la ceremonia una muchacha de negro, que haba burlado el toque de queda arrastrndose por el cerro. Al da siguiente hubo un sol discreto.El cartero de Neruda (fragmento), Antonio SkrmetaClasificacin de prrafosNarrativosDescriptivosExpositivos ArgumentativosClasificar los prrafos segn el propsito del escrito nos ayuda a evitar problemas comunes en la redaccin: ambigedad, vaguedad o excesiva generalizacin de las ideas.Tipos de prrafosEl prrafo narrativoEjemplo: La primera vez que la vi caminaba cabizbaja, como buscando un trazo, una huella. Iba ligero. Cruz la planicie donde estaban levantando unas casas. Pasaron dos das hasta que volv a verla. No se acerc a la casa porque les tena miedo a los gatos. Era tmida. Prefiri quedarse en el balcn del vecino. All pasaba hambre, pues solo le daban leche ocasionalmente.El prrafo descriptivoEjemplo: La casa donde me emplearon estaba llena de muebles, cuadros, estatuillas, helechos con columnas de mrmol, pero esos adornos no lograban ocultar el musgo que creca en las caeras, las paredes manchadas de humedad, el polvo de los aos acumulado bajo las camas y detrs de los armarios. Todo me pareca sucio.(Cont.) El prrafo descriptivoEjemplo:Esbelto, magro, musculoso y austero. Su afilada cabeza roja era la de un hidalgo altivo, caballeroso, justiciero y prudente. Agallas bermejas, delgada cresta de encendido color, ojos vivos y redondos, mirada fiera y perdonadora, acerado pico agudo, la cola haca un arco de plumas tornasoles. Su cuerpo de color caramelo avanzaba en el pecho audaz y duro.(Cont.) El prrafo descriptivoEjemplo:Mayagez cuando sonre es porque se disfraza de amarillo. Todas sus tardes llorarn aunque las gotas de lluvia no caigan sobre los techos de las casas. Aunque no las veas t y no las vea yo, este pueblo siempre me dir lo mismo porque su llanto es inagotable manantial de lgrimas.El prrafo expositivoEjemplo: La qumica analtica no suele ser un fin en s misma, sino parte de algo ms amplio, como el uso de resultados analticos para mantener o mejorar la salud en pacientes, controlar la concentracin de mercurio en los peces, regular la calidad de un producto, determinar el estado de una sntesis o indagar si existe vida en Marte o no. El anlisis qumico es la herramienta de medida de todos estos ejemplos y de muchos otros. El prrafo argumentativoEjemplo: En una charla reciente, ante estudiantes y padres de una escuela de Cupey, la escritora Magali Garca Ramis dijo algo muy cierto sobre el hbito de lectura. Dijo que mal podan los nios habituarse a leer en un hogar donde jams vean a sus padres con un libro en las manos. Sobre todo si, encima, notaban que a esos padres les iba bien en la vida. Irles bien, acoto yo, es tener un techo, un buen carro, y permitirse un cierto nmero de paseos. A los nios modernos, zombies en la computadora, nadie los conmina a leer. Muy pocos padres negocian con ellos para que se apliquen en la lectura de, por ejemplo, un buen libro de aventuras, y por ah engancharlos. Ese es otro de los grandes bulos de estos tiempos: no se puede obligar a los nios a que hagan algo. Si lee por iniciativa propia, perfecto, y si no quiere hacerlo, qu se le va a hacer. Pues bien: ninguno, de entrada, va a querer leer. Qu nio, que no se ha familiarizado an con los libros, va a preferir sentarse con uno de ellos en la falda, y esforzarse por imaginar los rostros y las situaciones, cuando tiene el pan comido y masticado de la televisin y los juegos electrnicos? Y el caso es que, si no leen, les ir mal en lo esencial. Quiz, con suerte, lleguen a manejar un carro de lujo. Pero carecern de mundo interior, de riqueza verbal, de ortografa. A lo mejor puede que se permita una ropita cara, pero sern arados. Y no hay carro ni ropas que compensen la tragedia de pasar por esta vida, nacer y morirse, inmersos en la bobada y la ignorancia.En resumenRecuerda que cada prrafo corresponde a una idea central. Es decir, un prrafo puede constar de una sola oracin, de cierta extensin, que contiene la idea central o tesis; o de varias oraciones, una de las cuales contiene la idea central del prrafo y las dems explican, desarrollan, justifican, amplan, etc. esa idea central u oracin tesis.La idea central o fundamental puede presentarse de forma implcita o explcita. Cuando esa idea se presenta implcitamente se le denomina idea central, cuando est explcitamente se la conoce como oracin tesis.