El telfono mvil como herramienta educativa: el M-Learning

  • Published on
    07-Jun-2015

  • View
    25.431

  • Download
    0

DESCRIPTION

El uso en los sistemas educativos de pequeos dispositivos mviles, ms conocido como M-Learning, es un tema que est levantando gran expectacin e inters. Hoy en da se estn llevando a cabo interesantes iniciativas y proyectos de investigacin para conocer las posibilidades que ofrece este nuevo mtodo de enseanza-aprendizaje. Sin ninguna duda, el telfono mvil es la tecnologa porttil por excelencia. Por este motivo, el M-Learning est tomando esta plataforma como referencia para el desarrollo de sus proyectos de formacin.

Transcript

52

C O M U N I C A C I N

Y

P E D A G O G A

ltimas Tendencias

El telfono mvil como herramienta educativa: el M-LearningJ a u m e Vi l a R o s a s *

Repaso a iniciativas y proyectos de investigacin para conocer las posibilidades que ofrece el uso en los sistemas educativos de pequeos dispositivos mviles.

INTRODUCCINs una realidad el hecho que la telefona mvil ha adelantado a la fija en nmero de terminales. Ms de 1.500 millones de personas la utilizan y se estima que, para finales de 2009, esta cifra ascienda hasta los 2.500. Los usuarios definen este sistema de comunicacin como el cordn umbilical que los mantiene conectados con el mundo exterior y les proporciona informacin vital para su da a da. Que el mvil tiene un uso para el ocio es algo incuestionable, al igual que es, en las nuevas generaciones, donde ms est influyendo e introduciendo nuevos hbitos comunicativos. La telefona mvil es la tecnologa ms usada por los espaoles. Ms del 80% de los jvenes, a partir de los 15 aos, posee un telfono mvil. Con el paso del tiempo, no slo aumenta este porcentaje, sino que disminuye la edad en la que lo poseen por primera vez. En concreto, segn el Instituto Nacional de Estadstica (http://www. ine.es), 1,1 millones de nios, de entre 10 y 14 aos, tenan en Espaa un mvil en el primer trimestre de 2005. Por otro lado, un estudio del Instituto de la Juventud (http://www.injuve.es) revela que los jvenes usan ms el telfono que los mayores: el 92,4%, entre 18 y 24 aos, tiene mvil, frente el 70,9% de las personas entre 45 y 54 aos, y el 32% de los mayores de 65. En cuanto al uso de este sistema de comunicacin, los especialistas distinguen tres etapas diferen-

E

ciadas: los ms pequeos, lo usan para sus juegos como si fuera una consola; los mayores de 14 aos, empiezan a utilizarlo, en primera instancia, para intercomunicarse a travs de mensajes de texto SMS (Short Message Service) y, ms tarde en una ltima fase, los jvenes pasan a utilizar el mvil en su clsico modo de voz. Desde que la telefona mvil irrumpi en Espaa, por el ao 1990, las cosas han cambiado mucho. Ahora ya no slo llamamos con el mvil, sino que jugamos, escuchamos msica, hacemos fotos, consultamos el correo electrnico, leemos el peridico, etc. Llegados a este punto debemos plantearnos una cuestin: puede el sector educativo beneficiarse de algn modo del gran impacto de esta tecnologa? A lo largo de este artculo intentaremos dar respuesta a este interrogante. El telfono mvil est en manos de la ya denominada como Generacin del Pulgar , cuya principal actividad es el estudio. Se ha constatado que el mvil es ya el principal motivo de distraccin de los alumnos en las aulas. En determinados casos, como en algunas Comunidades Autnomas o en los centros educativos de Italia, se ha prohibido al alumnado el uso de los mviles en clase. Sin embargo, muchos expertos en didctica y nuevas tecnologas no consideran muy acertada esta medida, pues son de la opinin que la telefona mvil forma parte de nuestra realidad y no debemos dar la espalda a las posibilidades educativas que nos brinda. En este sentido, la comisaria europea para la Sociedad de la Informacin y los Medios de Comunicacin, Viviane Reding,1

C O M U N I C A C I N

Y

P E D A G O G A

53

ha comentado que los telfonos mviles forman parte de la vida diaria, no solamente para lo adultos sino tambin para los adolescentes y, cada vez ms, para los nios pequeos. El uso del telfono y de otros dispositivos mviles se ha extendido hasta tal punto que la Unin Europea ha decidido potenciar sistemas de enseanza-aprendizaje a travs de estas tecnologas. Partiendo de este planteamiento se han puesto en marcha varias iniciativas como el programa MLearning desarrollado por la Agencia para el Aprendizaje y el Desarrollo de Habilidades (http://www.lsda. org.uk).

EL M-LEARNINGEl desarrollo tecnolgico que tuvo lugar en los aos 80 cambi la naturaleza de la educacin a distancia. Diversos conceptos describen este fenmeno a medida que van sucedindose las diferentes innovaciones tecnolgicas: enseanza apoyada por ordenador (EAO), multimedia educativo, tele-educacin, enseanza basada en entorno Web, aprendizaje electrnico (E-Learning), etc. El gran impacto que hoy en da tienen las tecnologas y dispositivos mviles en nuestra sociedad tambin est modificando los hbitos educativos. Los avances en materia tecnolgica de las ltimas dcadas estn haciendo posible el desarrollo de mtodos de estudio ms dinmicos, completos e interactivos. Como hemos comentado, en este contexto surgi el E-Learning. Las Nuevas Tecnologas de la Informacin e Internet han permitido que los estudiantes tengan acceso a cursos interactivos y multimedia en formato Web, creando un tipo de formacin denominada just in time, una educacin dnde y cundo el usuario la necesite. El E-Learning es un sistema en continua mejora y se est adaptando a los nuevos dispositivos mviles dando lugar a lo que ya se conoce como Mobile Learning (M-Learning) o Aprendizaje Mvil. Segn reflejan distintos informes, la principal barrera del E-Learning, para los usuarios, es la falta de tiempo. Esto puede superarse gracias a la implantacin en el sistema educativo de los gadgets electrnicos. El grado de penetracin de la telefona mvil en Espaa pone al Mobile Learning en una posicin de ventaja frente otros mtodos educativos. El M-Learning es una nueva tendencia en la formacin online, es la forma de llevar el E-Learning a los dispositivos mviles que usamos de forma habitual. Son varias las tecnologas que pueden usarse para ofrecer mayores opciones de acceso a la educacin, as como mejorar su flexibilidad. Podemos citar desde los ordenadores personales, los lap-top (ordenadores porttiles), las agendas personales digitales (PDA), los Tablet PC (ordenadores a medio camino entre un lap-top y una PDA en los que se puede escribir a travs de una pantalla tctil), los telfonos mviles, los reproductores de MP3 con funciones avanzadas como los Ipods, los sistemas de posicin georeferenciada (GPS), entre otros. Los usuarios de estas tecnologas buscan contenidos just in time, just for me que se ajusten de forma muy concreta a su perfil, que puedan utilizarse en el momento en el que, l o ella, elija y que sean lo suficientemente breves y manejables. Esto nos presenta el M-Learning como un mtodo educaM-Learning Project (http://www.m-learning.org).

tivo que promueve el cambio de un aula centrada en el docente a un aprendizaje de carcter totalmente prctico. Segn los expertos, este mtodo educativo es apropiado para aprender destrezas de resolucin de problemas y puede facilitar la experimentacin e investigacin. En cuanto a los contenidos que se estn desarrollando para estos nuevos dispositivos, stos suelen estar concebidos como un complemento para la formacin que se imparte tanto de forma presencial como online. Se ha constatado que el M-Learning es especialmente til para cursos muy especializados, breves y orientados a dar una respuesta muy rpida a unas necesidades muy concretas.

EXPERIENCIASSin ninguna duda, el telfono mvil es la tecnologa porttil por excelencia. Por este motivo, el MLearning est tomando esta plataforma como referencia para el desarrollo de sus proyectos de formacin. El uso del mvil se ha extendido tanto, y su uso es tan frecuente, que la Unin Europea ha decidido potenciar sistemas de aprendizaje fundamentados en las posibilidades que ofrece esta tecnologa. Desde el programa M-Learning de la Agencia para el Aprendizaje y el Desarrollo de Habilidades (LSDA) se estn diseando productos educativos dirigidos a jvenes de entre 16 y 24 aos. Los temas suelen ser muy cortos, sencillos y giles, muy interactivos y exprimen al mximo los recursos multimedia que integran estos dispositivos mviles. Entre la coleccin de sistemas ideados hasta el momento destaca la recepcin de mensajes de texto (SMS) con juegos de resolucin de operaciones matemticas y de preguntas/respuestas sobre diversos contenidos pedaggicos. Los ejercicios pueden aumentar progresivamente su dificultad en funcin de la capacidad tecnolgica del terminal. Cabe destacar que, actualmente, estn en fase de desarrollo microportales que, en un futuro prximo, permitirn una comunicacin con un profesor virtual que orientar al alumnado sugirindole unos determinados ejercicios en funcin de sus necesidades y, adems, dar acceso a diferentes materiales y servicios complementarios. Relacionado con el M-Learning se ha llevado a cabo una experiencia a nivel europeo llamada M-

54

C O M U N I C A C I N

Y

P E D A G O G A

Learning Project (http://www.m-learning.org) que ha demostrado que los telfonos mviles pueden llegar a ser herramientas tiles y efectivas para fomentar el estudio. El proyecto comenz en septiembre de 2001. Se present a 250 jvenes, de entre 16 y 24 aos, de Suecia, Gran Bretaa e Italia diferentes dispositivos porttiles programados con juegos y materiales educativos con los que tuvieron que interactuar. Al finalizar este estudio, el 80% de los participantes consider que estas aplicaciones podan ayudarlos a mejorar su nivel de lectura, ortografa y matemticas. Los resultados fueron significativamente relevantes en aquel sector de jvenes que, inicialmente, se haban descrito como Menos hbiles. Adems, el grupo de estudio destac que este sistema de aprendizaje les permita aprender de manera independiente y a su propio ritmo favoreciendo su concentracin y mejorando la confianza en s mismos. Una de las principales conclusiones que se obtuvo de este estudio es que el aprendizaje a travs de dispositivos mviles puede incorporar al sistema educativo aquellas personas que fracasaron con los mtodos educativos tradicionales. El profesor francs Philippe Steger, galardonado en 2003 con el E-Learning Award (http://elearningawards.eun.org), que premia los proyectos de educacin por la Red, ha creado un sistema que permite a los alumnos repasar sus lecciones acadmicas a travs de sus mviles. Mediante un terminal mvil se accede a la pgina Wapeduc (http://www.wapeduc. net). All debemos seleccionar la materia y los contenidos que se desean repasar. Quienes acceden a estos recursos pueden efectuar un breve test para medir sus conocimientos previos o bien acceder directamente a un resumen de cada curso. El equipo de Wapeduc est formado por cincuenta profesores que producen contenidos de diferentes reas curriculares en francs e ingls. Est previsto que, en breve, se generen las primeras propuestas educativas en lengua castellana. En un principio se intent ofrecer este servicio educativo de manera gratuita para evitar diferencias sociales entre el alumnado en relacin al acceso a la educacin, pero despus de un tiempo, los responsables del proyecto se percataron de que los derechos de autor de quienes crean los contenidos del portal deban ser remunerados, por lo que se estableci una tarifa mnima de dos euros mensuales a descontar de la factura o del saldo del telfono mvil. En esta lnea, en la Universidad de Mlaga (http://

www.uma.es), los profesores de Turismo Antonio Fernndez Morales y Mara Cruz Mayorga Toledano han creado unos micromdulos didcticos para telfonos mviles basados en tecnologa inalmbrica Wap . Estos entornos educativos complementan la formacin del aula presencial y de los contenidos del aula virtual disponibles va Internet. A nivel formal comparten un mismo diseo, caracterizado por su simplicidad, pero ofrecen recursos especficos para cada materia que van desde tests, grficos animados, glosarios, etc.2

Otra interesante iniciativa es la llevada a cabo por MOBIlearn (http://www.mobilearn.org), un proyecto cofinanciado por la Comisin Europea y la National Science Foundation de EE.UU. que aglutina varias universidades y compaas de telecomunicaciones de Australia, Europa y Estados Unidos. Su objetivo consiste en el diseo de contenidos y una arquitectura de referencia que permita integrar los dispositivos mviles en entornos virtuales de enseanza/aprendizaje. Como estamos viendo, el Aprendizaje Mvil va adquiriendo cada vez ms fuerza. No es de extraar que las principales compaas relacionadas con la telefona mvil se estn apuntando al M-Learning. As, Ericsson, Nokia, Vodafone, DoCoMo, Motorola o Deustche Telekom disponen ya de equipos que estn desarrollando programas formativos pensados especficamente para ser impartidos desde un telfono mvil. En nuestro pas, Telefnica Mviles Espaa (http://www.movistar.es) ha implantado un sistema de aprendizaje mediante el mvil y otros dispositivos inalmbricos entre los miembros de toda su plantilla. En total se han creado 16 cursos que presentan dos modalidades, una reducida para telfono mvil y otra completa para agenda electrnica u ordenador. Entre los cursos que se ofrecen destacan temticas como Concienciacin en Seguridad, Hablar en pblico, Introduccin al Marketing, Negociacin y gestin de conflictos, Tcnicas de ventas, Habilidades para la comunicacin telefnica, etc. Son tales las posibilidades del Aprendizaje Mvil que la Universidad Europea de Madrid (http://corporativo.uem.es) ha empezado a implantar dentro de su oferta formativa el MLearning de Telefnica Mviles.

TRABAJEMOS EL CONCEPTO DEL M-LEARNINGEs interesante informarse y conocer de primera mano los ltimos avances tecnolgicos e intentar buscar sus posibilidades pedaggicas. Pero lo que realmente puede ser til es saber la opinin de los alumnos, esos chicos y chicas que estn en continuo contacto con estas tecnologas, que las han hecho suyas y que, en el fondo, son los que deciden si el aprendizaje mediante estos dispositivos es un mtodo apropiado o no. Seguidamente presentamos una propuesta de sugerencias didcticas para que los docentes introduzcan este tema en su grupo clase. De esta forma se fomentar una reflexin conjunta sobre las diferentes posibilidades que ofrece el Aprendizaje Mvil. Destacamos que las sugerencias que se plantean estn pensadas para se aplicadas en segundo ciclo de la ESO y en alumnos de Bachillerato.

MOBIlearn Project (http://www.mobilearn.org).

C O M U N I C A C I N

Y

P E D A G O G A

55

TRABAJAR CON M-LEARNINGPara empezar el docente puede preguntar a su grupo clase qu es lo que puede significar el concepto M-Learning, han odo antes esta palabra?, la M que precede a Learning, qu puede significar? Conocen otras palabras escritas de forma similar? Cules son? El profesor, a partir de las aportaciones de su alumnado puede ir guindolos hasta que den con la respuesta correcta. Una vez hayan descifrado su significado pueden realizarse las siguientes actividades: - Define los siguientes conceptos: enseanza tradicional, enseanza apoyada por ordenador (EAO), multimedia educativo, tele-educacin, enseanza basada en un entorno Web, aprendizaje electrnico (E-Learning). Tras averiguar qu son cada uno de estos mtodos de enseanza-aprendizaje responder: cul de ellos elegiras para tu formacin? Por qu? - Qu entiendes por Aprendizaje Mvil? Construye una definicin de forma conjunta con el resto de compaeros de clase. - Qu tecnologas de la comunicacin permiten llevar a cabo el Aprendizaje Mvil? Agruparos en equipos de trabajo y construid un cuadro de doble entrada en el que situis, en la izquierda, los diferentes sistemas tecnolgicos y, en la derecha, los aspectos en que pueden ser tiles para impartir un contenido educativo concreto. - Qu habilidades se requieren para utilizar estos dispositivos mviles? Enumralas. Qu sector o sectores de la poblacin podrn asumir mejor este nuevo sistema educativo y cules tendrn ms dificultades? Por qu? - Traducir la frase: Just in time, just for me y relacionarla con el M-Learning. - Qu barreras puede encontrar la difusin de este nuevo mtodo educativo? Indicar las ventajas e inconvenientes a nivel tcnico y didctico. - Sern realmente efectivos los programas M-Learning? Reflexiona sobre ello.

Aprendizajes en contextos o situaciones consideradas mviles en los que los alumnos interactan con diferentes dispositivos inalmbricos. Aprendizajes dentro de una sociedad cambiante, mvil. En este sentido, los desarrollos tecnolgicos en el mbito de los sistemas de comunicacin permite dar respuesta a las necesidades educativas de una sociedad y unas instituciones cada vez ms flexibles y dinmicas. Las diferentes experiencias llevadas a cabo en este sector han demostrado que el Aprendizaje Mvil es realmente efectivo en: Aprendizajes basados en la resolucin de problemas y mejora de determinadas habilidades. Aprendizajes al aire libre o para trabajos de campo. Aprendizajes en instituciones culturales. En estos entornos se ha demostrado que las tecnologas multimedia e inalmbricas son una eficaz herramienta, ya que proporcionan al usuario informacin de inters en funcin del lugar en el que se encuentre. Reciclaje profesional. A lo largo de este artculo hemos presentado diferentes ejemplos e informaciones que muestran cmo la mejora de los dispositivos mviles permite un nuevo enfoque educativo ms dinmico, directo, flexible y en sintona con las caractersticas de los alumnos del siglo XXI. Con el Aprendizaje Mvil, las personas pasan de ser simples receptores pasivos de contenidos a ser unos participantes creativos y en permanente comunicacin dentro del proceso de enseanza-aprendizaje. No es simple teora, ni ciencia ficcin, sino una nueva tendencia en la formacin online y presencial que empieza a dar sus primeros pasos y que no se limita nica y exclusivamente a las empresas del sector. La Sociedad de la Informacin avanza a pasos agigantados y ahora es el momento del M-Learning. Qu aceptacin tendr? Slo el tiempo puede responder a esta pregunta, pero si su xito dependiese del grado de implantacin de las tecnologas mviles, ste sera rotundo.Notas: 1.- Generacin del Pulgar (The Thumb Generation). Segn el estudio On mobile, realizado por Sadie Plant, directora de la Unidad de Investigacin de Cultura Ciberntica de la Universidad de Warwick, Canad, los jvenes que crecen manipulando telfonos mviles y consolas de videojuegos cambian la forma clsica de uso de los dedos: de los ndices pasan a los pulgares para enviar correos electrnicos, marcar teclas y utilizar joysticks u otros dispositivos similares. 2.- Wireless Application Protocol o WAP es el protocolo de aplicaciones inalmbricas que permite navegar por Internet a travs de un telfono mvil, pudiendo acceder a contenidos y servicios creados especficamente para esta clase de dispositivos electrnicos.

EN RESUMENEstamos inmersos en una sociedad en la que los desarrollos tecnolgicos modifican nuestros hbitos y, como es previsible, la forma como aprendemos tambin se ha visto influenciada por todas estas innovaciones. Si las personas cambiamos, los mtodos y formas de enseanza-aprendizaje han de evolucionar de forma paralela. La aparicin del M-Learning responde a esta situacin y engloba diferentes conceptos: Aprendizajes en los que se utiliza tecnologas porttiles.

* Jaume Vila Rosas. Editor multimedia y licenciado en Pedagoga por la Universidad Autnoma de Barcelona (UAB). E-mail: jauvil@hotmail.com