El privilegio de servir.pdf

  • Published on
    21-Oct-2015

  • View
    1.215

  • Download
    29

DESCRIPTION

"El Privilegio de Servir", por Marcelino Sojo.Segunda revisin.

Transcript

  • El privilegio de Servir

    Dres. M&M Sojo

    Nueva Generacin

  • ContenidoIntroduccin 7

    Semana 1 - Da 1Mi desafo es Servir 11

    Semana 1 - Da 2Mi llamado es Servir 15

    Semana 1 - Da 3Servir por Obediencia 19

    Semana 1 - Da 4Jose: Ejemplo de Obediencia 23

    Semana 1 - Da 5El sistema faranico te impide servir 27

    Semana 1 - Da 6Y Dios prosper a las parteras 31

    Semana 1 - Da 7El propsito del llamado es Servir. 35

    Semana 2 - Da 1El Servir es el ejemplo de Jesucristo. 39

    Semana 2 - Da 2Sirviendo a la gente a travs de sus dificultades 43

  • Semana 2 - Da 3Servir activa la respuesta divina 47

    Semana 2 - Da 4Servir profundamente trae recompensa. 53

    Semana 2 - Da 5Servir a Dios trae grandes privilegios. 57

    Semana 2 - Da 6El espritu de servicio de Bernab. 61

    Semana 2 - Da 7Jess me llama a servir. 65

    Semana 3 - Da 1Bernab, ungido para consolidar. 67

    Semana 3 - Da 2Llamados bajo el poder de la misericordia 71

    Semana 3 - Da 3Llamados a ministrar la paz 75

    Semana 3 - Da 4Llamados a ministrar Luz 79

    Semana 3 - Da 5Sirviendo en cualquier circunstancia 83

  • Semana 3 - Da 6Dar es mejor que recibir 87

    Semana 3 - Da 7Sirviendo libres de afn 91

    Semana 4 - Da 1Jess, el mayor servidor 95

    Semana 4 - Da 2Una cultura del servicio equivocada 99

    Semana 4 - Da 3Si amamos, lo demostramos sirviendo 101

    Semana 4 - Da 4Nada ni nadie nos impedir servir 105

    Semana 4 - Da 5Los sentimientos obstaculizan el servir 109

    Semana 4 - Da 6Dios recompensa a Ana 113

    Semana 4 - Da 7Servir con fidelidad traer recompensa 119Dios recompensa la fidelidad 123

  • 7IntroduccinAntes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jess que su hora haba

    llegado para que pasase de este mundo al Padre, como haba amado a los suyos que estaban en el mundo, los am hasta el fin. Y cuando cenaban, como el diablo ya haba puesto en el corazn de Judas Iscariote, hijo de Simn, que le entregase, sabiendo Jess que el Padre le haba dado todas las cosas en las tnanos, y que haba salido de Dios, y a Dios iba, se levant de la cena, y se quit su manto, y tomando una toalla, se la ci. Luego puso agua en un lebrillo, y comenz a lavar los pies de los discpulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceido. Entonces vino a Simn Pedro; y Pedro le dijo:- Seor, t me lavas los pies?- Respondi Jess y le dijo: Lo que yo hago, tti no lo comprendes ahora; mas lo entenders despus. Pedro le dijo: No me lavars los pies jams Jess le respondi:- Si no te lavare, no tendrs parte conmigo.- Le dijo Simn Pedro: -Seor, no slo mis pies, sino tambin

    las manos y la cabeza.

    Jess le dijo:- El que est lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues est todo limpio; y vosotros limpios estis, aunque no todos.- Porque saba quin le iba a entregar; por eso dijo:- No estis limpios todos.- As que, despus que les hubo lavado los pies, tom su manto, volvi a la mesa, y les dijo: Sabis lo que os he hecho? Vosotros me llamis Maestro, y Seor; y decs bien, porque lo soy. Pues si yo, el Seor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros tambin debis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo

    os he hecho, vosotros tambin hagis. Juan 13: I-15

    La leccin ms poderosa que se encuentra en la Palabra de Dios, con respecto al servir, est representada en esta gran leccin de Juan 13. Jess le lav los pies a sus discpulos, y les ense cul es la actitud, que debe haber en nuestros cora-zones para con nuestro prjimo.

    Hay algo profundamente impresionante que hizo Jess: El Seor, el Dios Todopoderoso, se quit el manto, tom la toalla, y comenz a hacer lo que ha-can los esclavos a la puerta de la entrada de las casas antes de comer. Como Cristo vio que sus discpulos no se lavaron los pies, ni hicieron nada por servir, l mismo les demostr que la grandeza verdadera est en servir, y que esto no es

  • 8Marcelino Sojo

    una humillacin, sino un verdadero privilegio y clave de la verdadera grandeza.

    La verdadera grandeza es servir

    Hubo tambin entre ellos una discusin sobre quin de ellos sera el moyor. Pero l les dijo: Los reyes de las naciones se enseorean de ellos, y los que sobre ellas enen autoridad son llqmados bienhechores; pero no as vosotros, sino que el mayor entre uosotros sea como eI ms joven, y el que dirige, como el que sirue, pues, cul es mayor, el que se sienta a la mesa o el que sirve? No es el que se sienta a la mesa? Pero yo estoy

    entre uosotros como el que sirve. Lucas 22:24-27

    S que el eterno Dios te ha escogido para algo muy grande y sobrenatural en este mundo. Es necosario que entiendas que Dios te honrar y bendecir, pero no sigas la comiente de este mundo. Concntrate en servir a Dios y demustralo con tu prjimo. Tu verdadera gtandezano est en lo que hagan por ti, si no en lo que t puedas hacer por los dems.

    El que sirve llevara mucho fruto

    De cierto, de cierto os digo que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo, pero si muere, lleva frutos. El que ama su vida, la perder; y el que odia su vida en este mundo, por vida eterna la guardar. Si alguno me sirve, sgame; y donde yo est, alli tambien estar mi servidor. Si algun ome sirve, mi Padre lo honrar. Juan 12:24-26

    Al ser humano le gusta que le sirvan, pero servir es un proceso de muerte al yo . Cuando alguien sirve ser honrado por Jess porque cristianismo maduro y profundo es servir.

  • 9El Privilegio de Servir

    Servir a Dios traer honra

    Si alguno me sirve, mi Padre lo honrar.

    Se ha activado la gloria de Dios sobre tu vida; eres salvo. Dios est contigo; quiero que impactes los cielos. Sirve a Dios con todo tu corazn, con todas tus fuerzas, y con toda tu fe. Dedcate a la obra del Seor. Siempre hay alguien que te necesita.

    Jess le diio a Pedro: Lo que yo hago no lo entiendes ahora, pero lo entenders despus.

    Ha llegado tu hora de pasar al nivel de la verdadera grandeza. Es tiempo de servir. No es cuestin de lo que alguien pueda hacer por ti, sino de lo que t puedas hacer con tu profundo y sincero servicio a Dios, por otras personas.

    Dr. M Sojo

  • 10

  • 11

    Semana 1 - Da 1

    Mi desafo es ServirServir a Dios es el privilegio ms grande del mundo

    Tambin el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendi

    todo lo que tena, y la compr. Mat 13:45-46

    Introduccin

    No existe ninguna persona entre el cielo y la tierra, en la historia bblica, que haya determinado servirle a Dios, y hubiera quedado sin recompensa. Todas las personas que han servido a Dios, han tenido una recompensa grande y sobre-natural. Hoy da, es necesario hacer una transformacin del pensamiento, en lo que significa el privilegio de servir. Servir a Dios es el privilegio ms grande del mundo.

    Verdad profunda

    Toda persona que se involucra de todo corazn en servir a Dios, y lo hace con eficacia, plena confianza, y fe, nunca quedar sin recompensa.

    El ejemplo del mercader

    El reino de los cielos es semejante a un mercader...

  • 12

    Marcelino Sojo

    Cuando Jesucristo pone de ejernplo a ese negociante de perlas, es para que entiendas que debes ser ms inteligente que este hombre de negocios. Es nece-sario ver la obra de Dios como el privilegio ms grande del rnundo. Entiende que cuando t das el todo por la obra de Dios, te traer recompensas extraordi-narias.

    La perla

    La Palabra de Vida de la predicacin del bendito evangelio del Reino de Dios, es la perla ms preciosa que hay. Y es necesario no tener en poco este gran pri-vilegio de la bendita predicacin del evangelio. Cuando nosotros vemos las bue-nas nuevas de Cristo como la mejor perla, honraremos a Dios, y le serviremos con todo nuestro coruzn.

    Hasta que encontr la perla preciosa.

    Cuando este mercader experto en perlas, descubri que haba una perla me-jor que todas las que l conoca, la valor, la honr, y crey de todo corazn que deba dedicarse a esta perla. Entre todas las cosas que t has logrado en esta vida, lo ms extraordinario y precioso es seruir a Dios portando la perla precio-sa; sta es la predicacin del Evangelio.

    Vendi todo lo que tenia

    Este negociante, puso el servir a Dios como el privilegio ms grande del mun-do. Hay personas que tienen un llamado, pero ponen muchas excusas para de-dicarse a servirle a Dios. En cambio, este negociante fue muy sabio: t se dio cuenta que servir a Dios es el privilegio ms grande del mundo.

  • 13

    El Privilegio de Servir

    Todo sacrificio tiene recompensa gloriosa

    Si alguno me sirviere, mi Padre le honrar. Juan 12:26b

    Cada vez que una persona se determina a servirle a Dios, el Eteno lo recom-pensa en grande. Dios, en mltiples ocasiones, presenta la predicacin del evan-gelio, como un negocio; ua via, la obra, o la cosecha. Y siempre Jesucristo dijo que quien se entrega a servirle sera recompensado. Servir a Dios es el privilegio ms grande del mundo.

    No pongas ninguna excusa para servir a Dios

    Conforme a la guianza de sus mentores(as), dedcate de todo corazn a ser-virle a Dios, y el Padre te recompensar. Ocpate, y sirve de inmediato en la congregacin y el ministerio que le cubre. Organiza tu vida, e invierte tu tiempo en honrar esta perla. Servir a Dios es el privilegio ms grande del mundo, y lo ms glorioso es que trae recompensa.

    Oracin proftica

    Dios Todopoderoso, propongo en mi cotazn servirte y honrar la bendita perla de la predicacin del evangelio. ste es el mejor negocio. Y el Padre

    siempre tendr para m la mejor recompensa.

  • 14

  • 15

    Semana 1 - Da 2

    Mi llamado es Servir

    Entonces Mara dijo: He aqu la sierva del Seor; hgase conmigo conforme a tu palabra. Y el ngel se fue de su presencia. Lucas 1:38

    Introduccin

    As como el ngel se le apareci a Mara, hacindole un poderoso llamado a servir, Dios est llamndote a servir, y enva a su mensajero a decirte que t ests predestinado para cumplir un propsito Divino. El Todopoderoso andaba buscando un instrumento, hasta que lo encontr. Mara dispuso toda su vida, inclusive amiesgando su dignidad, con tal de responder al llamado divino, y obedecer sin cuestionarlo.

    Verdad profunda

    Cuando Dios nos llama a servir siempre es a travs de una palabra profetica tan profunda y poderosa que muchas veces no tiene sentido, pero es asunto de creerle a Dios y veremos la gloria de Dios.

    El sorprendente llamados a Servir

    Al sexto mes el ngel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varn que se llamaba Jos, de la casa de David; y el nombre de la virgen era Mara. Y entrando el ngel en donde ella estaba, dijo: Salve, muy favorecida! El Seor es contigo; bendita t entre las mujeres. Mas ella,

  • 16

    Marcelino Sojo

    cuando le vio, se turb por sus palabras, y pensaba qu salutacin sera sta. Entonces el ngel le dijo: Mara, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirs en tu vientre, y dars a luz un hijo, y llamars su nombre JESS. ste ser grande, y ser llamado Hijo del Altsimo; y el Seor Dios le dar el trono de David su padre; y reinar sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendr fin. Entonces Mara dijo al ngel: Cmo ser esto? pues no conozco varn. Respondiendo el ngel, le dijo: El Espritu Santo vendr sobre ti, y el poder del Altsimo te cubrir con su sombra; por lo cual tambin el Santo Ser que nacer, ser llamado Hijo de Dios.

    Lucas 1:26-35

    Dios envi a un ngel, que estaba en su presencia, para indicarle a Mara la visin del ministerio, y su llamado a servir. Definitivamente, muchas veces Dios nos sorprende, y nos indica cosas que nunca pasaron por nuestra mente. Mara estaba totalmente sorprendida, debido al desafo divino a servir.

    Todo bajo el control del Espritu Santo

    El Espritu Santo vendr sobre ti, y el poder del Altsimo te cubrir con su sombra;

    Cada vez que Dios llama a alguien a selvir, no lo lrace contando con la fuerza y capacidad de la persona; siempre est indicndole que todo se lograr con la fuerzay cobertura sobrenatural del Espritu Santo. El glorioso Consolador, el que conoce cada detalle de tu vida, siempre te est cubriendo con su sombra. Y el poder del Altsimo te tr aer la fuer za para en frent ar cada situacin.

    No es tu proyecto, es el proyecto de Dios

    Y ahora, concebirs en tu vientre, y dars a luz un hijo, y llamars su nombre JESS. ste ser grande, y ser llamado Hijo del Altsimo; y el Seor Dios le dar el trono de David su padre; y reinar sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendr fin.

  • 17

    El Privilegio de Servir

    Lucas 1:31-33

    Dios ha puesto sus ojos en ti, para desarrollar su proyecto. Pone la visin, y sta se llama Jess, es decir salvacin. El llamado que Dios te ha hecho para ser-vit, est estrictamente ligado a la salvacin de las almas; el llamado no es para otra cosa. Dios tena sus planes que haba preparado desde antes de la fundacin del mundo, y necesitaba un instrumento que le sirviera. Por eso, le present su proyecto a Mara; Dios le dijo 1o que quera hacer, la llam, y sta obedeci.

    Mara no le puso ninguna condicin a Dios

    El omnipotente llamado divino para Mara, fue preciso, directo, y radical: El ngel le diio: -Y ahora, concebirs en tu vientre.- A pesar de que no entenda esas palabras, propuso en su corazn aceptarlas, sin cuestionarlas.

    Tu llamado es a Servir

    Mara dijo:- Yo soy la sierva del Seor; hgase en m conforme a su palabra.-

    Estas palabras son la determinacin de alguien que est radicalmente dispues-to a servir con todo su corazn, aunque no entienda nada. Permteme decirte: S que Dios te est llamando. Hay un propsito etemo dispuesto por el plan de Dios. El Eterno te ha predestinado, as como escogi a Mara, para un propsito glo-rioso. No nos queda ningn otro camino, sino obedecer a la voz de Dios; obe-decer el glorioso llamado que el Eterno est poniendo sobre tu vida.

    Soy la esclava de Dios

    Estas palabras son de alguien decidido. Mara saba que servir a Dios es el privilegio ms grande del mundo. Nunca te quedes dentro del montn; decide servirle a Dios, y vers la gloria del Creador en tu vida.

  • 18

    Marcelino Sojo

    Servir es un privilegio

    Bendita eres entre todas las mujeres...

    No existe ningn privilegio, entre el cielo y la tiema, ms poderoso que servir-le a Dios. Srvele sin cuestionarlo.

    El mismo Dios que llam a Mara, hoy te est llaman-do a ti. Dios mismo honr la disposicin de Mara a seruir. Hoy, el Supremo te est llamando; l te presenta sus planes, y sus propsitos. El reto es a servir; y todo aquel que le obedezca, ser honrado por Dios: Jesucristo dijo: Si alguno me sirve, mi Padre le honrar.

    Declaracin proftica

    Dios Todopoderoso, hoy determino, con todo mi corazn, obedecer el glorioso llamado divino, sin cuestionar nada.

    S que el llamado divino es grande y sobrenatural. Es extraordinario y glorioso, aunque no entienda nada.

    Hoy determino, con todo mi corazn, servifte desde ahora y para siempre. As como Mara te obedeci, hoy determino obedecefte. En el nombre de Jess,

    amn.

  • 19

    Semana 1 - Da 3

    Servir por Obediencia

    Entonces Mara dijo: He aqu la sierva del Seor; hgase conmigo conforme a tu palabra...

    Hoy t debes decir tambin, al escuchar la voz del Padre que te est llamando: Dios todopoderoso hgase en m conforme a tu voluntad.

    Verdad Profunda

    Uno de los grandes enemigos de toda persona llamada a servir, es su YO. Por obediencia, t eres desafiado(a) a nunca cuestionar a Dios. Nuestro desafo es a obedecer.

    EI Yo es uno de los grandes enemigos para Servir a Dios

    Por lo general, Dios te llama, y te dice cosas que no entiendes con su mente. Cho-can tu yo, y tu propia voluntad; tus apetitos y tus deseos. Pero tu desafo es obede-cer. Nunca te olvides que Mara era una virgen, y que en la condicin de seorita ya comprometida, sera un escndalo familiar y religioso salir embarazada de otro. Pareciera que Dios nos lleva la cotrtraria con el fin de quebrantar nuestro ego.

    Vive en plena obediencia y te ir bien

    No puedes cuestionar a Dios, cuando 1 te est llamando. No vivas para ha-cer 1o que tu propia voluntad te dice. El furico camino que te conviene es el

  • 20

    Marcelino Sojo

    de obedecer a Dios, sin cuestionarlo. T necesitas aprender obediencia porque aun Jesucristo mismo aprendi obediencia. Jess nunca hizo su propia voluntad mientras estaba en esta tierra; sino que obedeci, en todo, cada palabra que el Padre le indicaba.

    La obediencia es el nico camino al xito

    Hay muchas personas que se dejan impresionar por la concupiscencia tempo-ral de la vida, Por lo general, cada vez que Dios te llama, Satans te ofrece algo pana distraerte, y para que no le prestes atencin al glorioso llamado divino. Hoy, como apstol, te quiero decir algo: Es necesario que entiendas, que el ca-ptulo final de tu vida est escrito por la mano de Dios; y la nica manera de que t experimentes el camino del xito es obedeciendo plenamente al Dios TodoPoderoso.

    Nadie que no se entregue a obedecer plenamente a Dios sin cuestionar nada, podr experimentar la plenitud del xito, en la predestinacin del propsito de Dios para su vida.

    Hay cosas que te pueden ofrecer que aparentemente son mas importantes que lo que lo que Dios te ofrece; pero s sabio, y no te dejes engaar. El llamado de Dios es el privilegio ms importante que existe entre el cielo y la tierra. El ojo humano ve lo temporal; el ojo de Dios ve lo que permanece para siempre.

    Llvale la contraria a tus propios apetitos

    Por lo general, existen muchas cosas que t, en forma personal, quieres hacer; pero le digo de todo corazn, que lo mejor es obedecer a Dios. Nunca cambies el servir a Dios por cualquier planteamiento temporal de la Tierra. Te conviene obedecer a Dios en todo.

    Si t sabes que Dios te est enviando a hacer algo, y su cuerpo no quiere, obe-dece a Dios sin restricciones y siempre le ir bien. No hay mayor paz para vues-tros corazones, que obedecer lo que Dios quiere que hagamos. Nunca te dejes engaar, aunque su cuerpo te este indicando lo contrario; slo el camino de la

  • 21

    El Privilegio de Servir

    obediencia produce paz y descanso para nuestras vidas.

    Morir a nuestra propia voluntad

    Cuando el Seor estaba enseando la oracin del Padre Nuestro, una de esas pa-labras fue, hgase tu voluntad en la tierra como en el cielo; y despus de esta palabra, dijo, el pan nuestro de cada da, dnoslo hoy. Eso implica que existe una relacin entre la obediencia y el cumplimiento de las promesas bblicas de prosperidad. Fjate que no dice, dame pan, y despus te obedecer; dice, aydame a hacer tu voluntad, y luego dame el pan. Entend que muchas personas no alcanzan la plenitud de la bendicin de Dios, slo por la desobediencia. Primero obedece, dice Dios, y despus te prospero.

    Obedecer sirviendo es lo primero

    Si de veras obedeces al Seor tu Dios, y pones en prctica todos sus mandamientos que yo te ordeno hoy, entonces el Seor te pondr por

    encima de todos los pueblos de la tierra. Deuteronomio 28:1 (DHH)

    Cuando Dios te llama a servir, es porque tiene un plan extraordinario y glo-rioso en la tierra. Nadie te pagar mejor que lo que Dios te ofrece. Es imperativo obedecer; en la medida que t hagas su voluntad, luego viene la exaltacin.

    El camino ms glorioso, en la visin del ministerio, es el camino de servir a Dios. Servir a Dios es el privilegio ms grande del mundo. Si obedeces y le sir-ves, el Seor te pondr por encima de todos los pueblos del mundo. Ya todo est escrito por la mano de Dios, pero el desafo es a servir.

    Consejo apostlico final

    Hay muchas cosas que te pueden ofrecer en esta vida; pero realmente, el me-jor camino para experimentar la gloria de Dios, es obedecer al gran llamado que tenemos para servirle a Dios. Si t le sirves a Dios, como Jos y Mara, el Padre le honrar ati,y a tu familia.

  • 22

    Marcelino Sojo

    Declaracin proftica

    Dios Todopoderoso, s que me ests llamando a hacer cosas extraordinarias. Entiendo que son tus planes, y t conoces la verdad de nuestro futuro.

    Por 1o tanto, hoy me propongo, con todo mi corazn, servirte, en fe y en plena obediencia, sin cuestionar nada. S que todo est vinculado a algo

    grande que ver. Te obedecer por encima de todo; te obedecer, por encima de mi cuerpo, por

    encima de mi mente;por encima delarazn y de los sentidos, te obedecer. S que nac para cumplir tu visin en la tierra; hgase tu voluntad, y nunca

    lamia. En el nombre de Jess, amn.

  • 23

    Semana 1 - Da 4

    Jose: Ejemplo de Obediencia

    El nacimiento de Jesucristo fue as: Estando desposada Mara su madre con Jos, antes que se juntasen, se hall que haba concebido del Espritu Santo. Jos su marido, como era justo, y no quera infamarla, quiso dejarla secretamente. Y pensando l en esto, he aqu un ngel del Seor le apareci en sueos y le dijo: Jos, hijo de David, no temas recibir a Mara tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espritu Santo es. Y dar a luz un hijo, y llamars su nombre JESS,

    porque l salvar a su pueblo de sus pecados. Mateo 1:18-21

    Introduccin

    Jos es una de las revelaciones ms extraordinarias de servir a Dios, que exis-ten en la Palabra de Dios. Cuando se enter que su comprometida estaba em-barazada de otro, no quiso escandalizarla, sino que determin dejarla secreta-mente. Jos su marido, como era justo, y no quera infamarla, quiso dejarla secretamente. Mateo 1:19. Aunque Jos tuvo urla guerra mental, determin no hacer un escndalo, sino ser prudente con lo que no entenda. Y Dios le revel su llamado a servir por su visin.

    Verdad profunda

    Dios le revel a Jos que el xito comienza cuando primero le damos priori-dad a lo de Dios, y luego a nuestros propios intereses. Todo recin casado quiere estar con su esposa; pero Dios se le adelant a Jos, le embaraz a la mujer, y ste tuvo que obedecer.

  • 24

    Marcelino Sojo

    Venciendo la batalla de la mente

    T no puedes comer de sus sentidos. La experiencia que estaba viviendo Jos, era como lo peor que le puede ocurrir a cualquier novio comprometido. Sin embargo, la Biblia dice que Jos oy la voz de Dios, y estuvo dispuesto a servir. Es necesario obedecer a Dios, quebrantando la interpretacin de la mente. A Jos le llegaron muchos pensamientos, pero la Biblia dice que este hombre era justo, y haba determinado servir a Dios.

    Quebrantando el Yo

    Cada vez que Dios te llama con propsito, es necesario enterrar al yo. Jos derrot el orgullo masculino. No fue fcil enterarse de que su mujer estaba em-barazada de otro. Dios vio que su corazn era justo, es decir temeroso de Dios. El Todopoderoso envi su ngel, y habl con Jos:

    Y pensando l en esto, he aqu un ngel del Seor le apareci en sueos y le dijo: Jos, hijo de David, no temas recibir a Mara tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espritu Santo es. Mateo 1:20

    Jos recibi su llamado a servir a la visin de Dios en este momento. Dios le dijo, primero ser mi visin; primero nacer mi hijo. Primero lo mo, y des-pus lo tuyo. Entender esto es uno de los mejores caminos para experimentar el xito de servir a Dios. Dios primero nos quebranta el yo, y el orgullo; morimos a nuestros propios deseos, y cumplimos con el plan de Dios. Luego se activa todo nuestro xito. Si en algo Dios desafi a Jos, fue dicindole, dedcate a lo mo, que yo me encargar de lo tuyo.

    Dedicado solo a servir

    Y despertando Jos del sueo, hizo como el ngel del Seor le haba mandado, y recibi a su mujer. Pero no la conoci hasta que dio a luz a

    su hijo primognito; y le puso por nombre JESS. Mateo 1:24-25

  • 25

    El Privilegio de Servir

    Esto que dice este versculo pareciera fcil, pero se necesita carcter y valenta en el llamado a servir. Jos tuvo que dejar de pensar negativo; tuvo que dedicar-se, en obediencia, a atender a Mara. Se convirti en su enfermero privado, por-que, aunque era su esposa, no la poda tocar como mujer, hasta que naci Jess

    Y dio a luz a su hijo primognito, y lo envolvi en paales, y lo acost en un pesebre, porque no haba lugar para ellos en el mesn. Haba pastores en la misma regin, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebao. Y he aqu, se les present un ngel del Seor, y la gloria del Seor los rode de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ngel les dijo: No temis; porque he aqu os doy nuevas de gran gozo, que ser para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la

    ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Seor. Lucas 2:7-11

    Jos fue quien envolvi al nio en paales. Esto implica un lder que, diligen-temente, haca su trabajo de servir. Es imposible que te dediques a servir a Dios, y que el Eterno no te recompense en grande. A m me llama profundamente la atencin la determinacin de Jos en servir a Dios. A pesar de que Jos se en-frent a una gran incomodidad, porque no hubo lugar en el mesn, propuso en su corazn hacer el trabajo; determin vencer la tristeza, la soledad, el desprecio y la inexperiencia, porque Jos no era partero, era carpintero.

    Pero la determinacin de servir, le dio fuerzas para salvar a la criatura y a su madre, y Dios recompens ese esfuerzo.

    La recompensa al llamado

    Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. Y al entrar en la casa, vieron al nio con su madre Mara, y postrndose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y

    mirra. Mateo 2:10-11

    Dios envi a los reyes, con todas las finanzas necesarias, para bende-cirlos econmicamente, de modo que no tuviesen ninguna necesidad. Servir a Dios es el mejor privilegio que existe entre cielo y tierra. Jos lo arriesg

  • 26

    Marcelino Sojo

    todo, por la obra Dios, y le activ los camellos. Toda persona que se dedica a la obra de Dios ser recompensada.

    Declaracin proftica

    Dios Todopoderoso, a esta hora, en el nombre de Jesucristo, me propongo, con todo mi corazn, a obedecerte y hacer todo lo que t quieras. As como Jos tuvo el carcter de dominar la batalla de la mente, hoy acepto el desafo de

    hacer tu voluntad con todo mi corazn. Determino hacer tu voluntad, y serte fiel. Quiero servirte con todo mi corazn, desde ahora y para siempre. En el

    nombre de Jess, amn.

  • 27

    Semana 1 - Da 5

    El sistema faranico te impide servir

    El sistema faranico no quiere que t sirvas a Dios.

    Verdad Profunda

    El sistema faranico no quiere que sirvas, ni honres a Dios; porque los espri-tus inmundos saben que servir a Dios trae la mejor recompensa entre los cielos y la tierra.

    Y los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel con dureza, y amargaron su vida con dura servidumbre, en hacer barro y ladrillo, y en toda labor del campo y en todo su servicio, al cual los obligaban con rigor. Y habl el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fa, y les dijo: Cuando asistis a las hebreas en sus partos, y veis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva. Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mand el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los nios. 18 Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: Por qu habis hecho esto, que habis preservado la vida a los nios? Y las parteras respondieron a Faran: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas. Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplic y se fortaleci en gran manera. Y por haber las parteras temido a Dios, l prosper sus familias. Entonces Faran mand a todo su pueblo, diciendo: Echad al ro a todo hijo que nazca, y a toda hija preservad la vida. xodo 1:13-

    22

  • 28

    Marcelino Sojo

    Introduccin

    Esa fue la experiencia de opresin y manipulacin que tuvieron que enfrentar las parteras Sifra y Fa. Sin embargo, las parteras sirvieron a Dios para preser-var la vida de los hijos de Israel. Existe una realidad espiritual que se llama el sistema faranico; enemigo de los que quieren servir a Dios. Dios quiere que te involucres en el llamado de la salvacin de los hijos de propsito.

    Qu es el sistema faranico?

    Es una potestad de carcter espiritual, que tiene la misin de amedrentar a los llamados de servir con propsito, en el ministerio. El propsito de esta fuer-za diablica es no permitir que existan personas comprometidas en el servicio a Dios, y que no obedezcan al santo llamado divino de servir con eficacia. El sistema faranico es un sistema de opresin diablica y de manipulacin. Este sistema roba el tiempo, la visin, la revelacin, el temor a Jehov, y hasta ofrece cosas para que se ocupen las personas llamadas a servir en cualquier otra cosa que no sea la obra.

    El sistema faranico opera de muchas maneras; siempre en contra del per-fecto propsito de Dios. Faran les dio una orden a las parteras, que no deja-ran nacer a los nios varones. La misin era destruir el propsito libertador del pueblo. Los espritus inmundos saben que este es el tiempo del nacimiento de los Moiss; de los Josu, y de vidas que sern usadas por Dios, para que su gloria salvadora se manifieste en este tiempo.

    El trabajo de las parteras es estar conectadas Con el Espritu Santo

    Toda persona llamada a consolidar vidas, necesita estar conectada totalmente al glorioso Espritu Santo. La conexin divina te protege, para que nunca escu-ches la voz amenazante del espritu diablico.

    Y habl el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las

  • 29

    El Privilegio de Servir

    cuales se llamaba Sifra, y otra Fa, y les dijo: Cuando asistis a las hebreas en sus partos, y veis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija,

    entonces viva. xodo. 1:15-16.

    La voz de Faran es la voz del diablo, que no le conviene que las almas se sal-ven; sobre todo las vidas de propsito. Faran no quiere que nazcan libertado-res. Dios te usar a ti para preservar vidas con destino.

    La voz del Espritu Santo dice:

    Dios te est llamando para usarte como instrumento para que nazca Moiss, Josu, Pablo, Mara y Esther. Puedo ver en el espritu que este es el tiempo de nacimiento de nuevas criaturas, y Dios quiere que seamos preservadores de vi-das. El llamado ms grande es lograr que otros conozcan al altsimo y sabio Dios.

    Las parteras no obedecieron a Faran

    Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mand el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los nios. Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: Por qu habis hecho esto, que habis preservado la vida a los nios? Y las parteras respondieron a Faran: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas. xodo 1:17-19

    Slo alguien ungido por el Espritu Santo determina arriesgar su vida, y no le hace caso a Faran. Las parteras temieron a Dios; entendieron que Dios era ms grande que Faran.

    Todo llamado con propsito tiene retos que enfrentar. Pero si ponemos nues-tras fuerzas en Dios, lograremos obedecer al llamado divino. Esto trae la recom-pensa del cielo.

  • 30

    Marcelino Sojo

    Declaracin de fe

    Dios Todopoderoso, en el nombre de nuestro Seor Jesucristo, determino, con todo mi corazn, creer tu voz y obedecerte. Rompo con el espritu de temor y con la maldicin del amedrentamiento. Padre nuestro determino servirte,

    porque s que hacer tu voluntad trae recompensa eterna.

  • 31

    Semana 1 - Da 6

    Y Dios prosper a las parteras

    Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplic y se fortaleci en gran manera. Y por haber las parteras temido a Dios, l

    prosper sus familias. xodo 1:20-21

    Introduccin

    Cuando alguien determina servir a Dios, el Eterno siempre le recompensar. No solamente a ti, sino tambin a tu familia. Existe una profunda relacin b-blica entre las personas que determinaron obedecerle a Dios, y la prosperidad genuina. A travs de todos los tiempos, Dios ha prosperado a los que se atreven a obedecer.

    Verdad profunda

    Cuando alguien lo arriesga todo, aun su vida y su reputacin, nunca ser des-amparado por Dios; ni l ni su familia.

    Las parteras

    Estas dos mujeres, Sifra y Fa, determinaron llevarle la contraria al sistema opresivo y manipulador, entendiendo que lo ms extraordinario que existe en-tre el cielo y la tierra es obedecer a Dios, sirvindole. La tierra estaba en ese entonces dominada por el imperio de Egipto. Llevarle la contraria a un Faran, era arriesgar su vida. Es necesario hacer lo que hicieron las parteras. Una de las mentiras que ms plantea el diablo en el sistema de opresin, es que servir a

  • 32

    Marcelino Sojo

    Dios nos roba la oportunidad de prosperar; eso es totalmente falso. Las parteras determinaron servirle a Dios, atendiendo a los nios israelitas, e impidiendo que murieran. Esto es extraordinariamente glorioso, porque su espritu valiente y de servicio hizo que alcanzaran el favor de Dios.

    Dios favoreci a las parteras

    Qu cantidad de maravillas hizo Dios con estas mujeres! Fueron tan-tas que la Biblia ni las registra, pero estas mujeres nunca se enferma-ron; tuvieron plena libertad econmica; y Dios las libr de la muer-te y del lazo del Faran. Estas mujeres avanzaron con la vida de Dios. El favor de Dios es el mximo privilegio que existe entre el cielo y la tierra. El que tiene el favor de Dios 1o tiene todo. Esta palabra que dice ac, fueron las mismas palabra que el ngel le dijo a Mara: Muy favorecida. Fueron las mis-mas palabras sobre la reina Esther; el favor de Dios la alcanz para hacer lo que nadie ms poda hacer. Cuando alguien alcanza el favor del Altsimo, su vida nunca ms ser la misma.

    Dios prosper a sus familias

    Lo mejor que te puede pasar es que tu familia est bendecida, y sin ninguna necesidad. Segn la Palabra de Dios, este es el camino que Dios le ha preparado a toda persona que determina servirle a Dios con firmeza, y de todo corazn. Servir a Dios es el privilegio ms grande que existe en el mundo.

    El nico camino para una familia bendecida

    El nico camino para tener una familia bendecida es la ruta del servicio. Dios quiere que no solo t ests bien, sino que tambin tu familia este bien. Cuando estas mujeres determinaron de todo corazn servirle a Dios, l prosper sus familias. La obediencia y el servicio a Dios activan la uncin de prosperidad

  • 33

    El Privilegio de Servir

    Acontecer que si oyeres atentamente la voz de Jehov tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, tambin Jehov tu Dios te exaltar sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrn sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarn, si oyeres la voz de Jehov tu Dios. Bendito sers t en la ciudad, y bendito t en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cra de tus vacas y los rebaos de tus ovejas. Benditas sern tu canasta y tu artesa de amasar. Bendito sers en tu entrar, y bendito en tu salir. Jehov derrotar a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrn contra ti, y por siete caminos huirn de delante de ti. Jehov te enviar su bendicin sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecir en la tierra que Jehov tu Dios te da. Te confirmar Jehov por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehov tu Dios, y anduvieres en sus caminos. Y vern todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehov es invocado sobre ti, y te temern. Y te har Jehov sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el pas que Jehov jur a tus padres que te haba de dar. Te abrir Jehov su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestars a muchas naciones, y t no pedirs prestado.

    Deuteronomio 28:1-12

    A travs de todos los tiempos, todas las personas que determinan obedecer a Dios de todo corazn, siempre el Eterno les ha prosperado materialmente. Exis-te una relacin muy profunda entre pobreza y desobediencia; entre obedien-cia y prosperidad. En la medida que nosotros le creemos a Dios, y no le pone-mos ninguna condicin, la buena mano de Dios nos alcanza con prosperidad. Una de las problemticas ms duras que sufre la tierra es pobreza, hambre y enfermedad. T derrotas esas tres problemticas, cuando determinas, de todo corazn, servir a Dios. Servir a Dios es el mejor negocio del mundo.

  • 34

    Marcelino Sojo

    Declaracin proftica

    Dios Todopoderoso, en el nombre de nuestro Seor Jesucristo, hoy hago el pacto de servirte con todo mi corazn. S que honrarte a ti Padre bueno, y

    hacer tu voluntad es el mejor privilegio. Renuncio al temor y a la inseguridad. Declaro que me dedicar, de da y de noche, a honrarte con todo mi corazn, por causa de tu obra, en el nombre de Jess. S que yo y mi familia seremos

    prosperados por tu amor. Amn.

  • 35

    El Privilegio de Servir

    Semana 1 - Da 7

    El propsito del llamado es Servir.Si alguno me sirve mi padre le honrar

    Definitivamente, uno de los llamados ms importantes que Dios est hacien-do a sus hijos hoy, es el llamado a servir; a ti te conviene, como hijo e hija de Dios. Es necesario que le des prioridad a la bsqueda de Dios, y a servirle d todo corazn. Servir a Dios es el privilegio ms grande del mundo.

    Verdad profunda

    Nunca se puede ver el servir a Dios como una carga tormentosa, sino como un privilegio que trae recompensa extraordinaria.

    Jess Ense Acerca Del Privilegio De Servir.

    Entre las enseanzas ms extraordinarias que ministr nuestro Seor Jesucristo, est la del privilegi de servir. Jess lo demostr con su ejemplo; nos ense que hacer la voluntad de Dios es lo ms importante entre el cielo y la tierra.

    Entre tanto, los discpulos le rogaban, diciendo: Rab, come. l les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabis. Entonces los discpulos decan unos a otros: Le habr trado alguien de comer? Jess les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envi, y

    que acabe su obra. Juan 4:31-34

    En este captulo cuatro del evangelio segn San Juan, Jess estaba ministran-

  • 36

    Marcelino Sojo

    do a la mujer samaritana, y los discpulos se haban ido a la ciudad a comprar alimentos. No obstante, el espritu de Servicio de Jess le haca ver la visin de la salvacin de las almas, por encima de sus necesidades fsicas, incluyendo el hambre y el cansancio fsico. Jess dijo: Mi comida es hacer la voluntad del que me envi, y que acabe su obra. Para Jess, lo ms importante era cumplir con los planes del Todopoderoso creador del universo, que lo haba enviado a ser-virle a esta mujer, para sacarla del error y la perdicin.

    Todo aquel que sirve recibe recompensa

    Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega. Juan 4:36

    Jess dijo que el que siega recibe salario. Pero est hablando del obrero que sirve recogiendo la cosecha, y haciendo lo que al Padre le gusta, que es la sal-vacin de las vidas. Tenemos que cambiar la forma de ver el servicio a Dios. Es preciso que entiendas que cuando t inviertes amor, tiempo, dinero y todo tipo de esfuerzos y sacrificios por la obra de Dios, es imposible que no seas recom-pensado. El que siega, es decir el que sirve, recibe salario del Padre, el Seor de la cosecha. Jess 1o dijo bien claro: Si alguno me sirve, mi Padre lo honrar. Para que el que cosecha, se goce con el que siembra.

    Servir a Dios es el perfecto camino a la recompensa

    El eterno Dios abre los cielos sobre toda aquella persona que le sirve con fir-meza y decisin. T tienes que ser valiente, y ser fiel al Dios Todopoderoso, porque el que el Eterno te recompensar.

    Vence los ataques y apetitos personales

    A los discpulos los distrajo el hambre... Ninguna situacin de carcter fsico personal ser nunca, ms importante que la obra de Dios. Jesucristo le dijo a

  • 37

    El Privilegio de Servir

    Satans en la tentacin:

    Entonces Jess fue llevado por el Espritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y despus de haber ayunado cuarenta das y cuarenta noches, tuvo hambre. Y vino a l el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. l respondi y dijo: Escrito est: No slo de pan vivir el hombre, sino de toda palabra que

    sale de la boca de Dios. Mateo 4:1-4

    Por lo general, Satans trata de distraer a las personas llamadas por el Todopoderoso, de modo que pierdan el tiempo en lo temporal. Es necesario nunca permitir que ninguna necesidad fsica, ni aun las presiones ms seve-ras de nuestro cuerpo, ni el sentimiento, nos distraigan de nuestro llamado a servir. Jess dijo, no slo de pan vivir el hombre; esto es que cuando t es-ts conectado en obediencia al propsito de Dios, siempre te ir bien; y aun-que vivas momentos fuertes y tensos en esta tierra, siempre resultars exitoso. No te olvides que Jess ense que el obrero es digno de su salario. Toda perso-na que le sirva a Dios, el Eterno le honrar. Esto es una gran bendicin.

    Declaracin De Fe

    Dios Todopoderoso, entiendo que servirte es el privilegio ms grande, glorioso y maravilloso del mundo. Determino honrarte con todo mi corazn.

    Aydame, Seor; que ni mi concupiscencia o apetitos o deseos transitorios me distraigan, en el nombre de Jess. Me levanto en fe, en obediencia, y en espritu de servicio para honrarte, mi Dios. En el nombre de Jess. Amn.

  • 38

  • 39

    Semana 2 - Da 1

    El Servir es el ejemplo de Jesucristo.No he venido para ser servido, sino para servir...

    Verdad profunda

    Entender que lo ms grande y glorioso que podamos hacer en esta tierra es servir a Dios, ayudando a nuestro prjimo. Esta es la verdadera vocacin por lo cual Dios nos llam.

    Introduccin

    El mximo ejemplo de servir lo demostr nuestro Seor Jesucristo, con su humildad, paciencia, perseverancia y dedicacin para con esta confundida hu-manidad. Jesucristo, siendo Dios, nunca se aferr del ser igual a Dios, para des-preciar a los humanos. Persever, soport con amor, y sirvi sin amargura de corazn. Por el contrario, derram su corazn con tal de salvarnos. Nosotros, al igual que Jess, debemos hacer lo mismo.

    Confrontando la cultura eglatra

    Todos tenemos una batalla con una cultura eglatra. Nos gusta que nos sir-van. Jess, siendo Dios, rompi esa maldicin de cultura eglatra, y declar que l no vino a ser servido, sino para servir.

  • 40

    Marcelino Sojo

    Por qu Cristo hace este planteamiento?

    Jess nos est enseando, porque conoce los valores de la corriente humanis-ta. l sabe que necesitamos personas compasivas y llenas de amor. Cuando l te salva de la eterna condenacin, quiere que seas agradecido y ayudes a salvar a otros.

    Servir trae recompensa, pero nosotros no servimos para que nos sirvan.

    Definitivamente, toda persona que se dedique a servir a Dios tiene su recom-pensa. Sin embargo, nosotros no servimos por lo que Dios nos da, sino por amor, y porque millones de personas necesitan el auxilio divino. Nosotros tam-bin estbamos perdidos.

    Lo he dicho un sinnmero de veces: El que le sirve a Dios, ser recompensado aqu en la tierra. Pero no se puede comparar con nada; la mayor recompensa es la que l nos dar en la eternidad, por servirle con todo el corazn.

    No he venido para ser servido, sino para servir

    Nuestro reto debe ser ayudar a las personas. Esa es la visin de Jess, y debe ser tu visin: Ayudar, servir y socorrer a las personas. Decidir servir, hace que seamos verdaderos discpulos de Cristo.

    Conclusin

    Esta palabra dicha por nuestro Seor Jesucristo, nos indica que quien se de-dica a servir a Dios es honrado, y es un verdadero discpulo. Oro a Dios que l mismo te revele el privilegio de servir, al estilo de Jess.

  • 41

    El Privilegio de Servir

    Oracin Proftica

    Dios Todopoderoso, quiero seguir de todo corazn el ejemplo de mi Seor Jesucristo. Quiero servir, servir y servir ms. Quiero hacerlo, no por lo que me des, sino por lo que me diste. Quiero hacerlo, porque me salvaste, y no tengo

    con qu pagarte tanto amor y tanta misericordia. Amn.

  • 42

  • 43

    Semana 2 - Da 2

    Sirviendo a la gente a travs de sus dificultades

    Dios te llama a servir a travs de los problemas de la gente

    Pero l, queriendo justificarse a s mismo, dijo a Jess: Y quin es mi prjimo? Respondiendo Jess, dijo: Un hombre descenda de Jerusaln a Jeric, y cay en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hirindole, se fueron, dejndole medio muerto. Aconteci que descendi un sacerdote por aquel camino, y vindole, pas de largo. Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y vindole, pas de largo. Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de l, y vindole, fue movido a misericordia; y acercndose, vend sus heridas, echndoles aceite y vino; y ponindole en su cabalgadura, lo llev al mesn, y cuid de l. Otro da al partir, sac dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cudamele; y todo lo que gastes de ms, yo te lo pagar cuando regrese. Quin, pues, de estos tres te parece que fue el prjimo del que cay en manos de los ladrones? l dijo: El que us de misericordia con l. Entonces Jess le dijo: Ve, y

    haz t lo mismo. Lucas 10:29-37

    Verdad profunda

    Los problemas y dificultades que tienen las personas que Dios te pone en tu diario andar son la oportunidad para que sirvas a Dios, y los liberes, los bendi-gas y los sanes.

  • 44

    Marcelino Sojo

    Introduccin

    Dios nos llama, a travs de los problemas de la gente. La compasin nos da la oportunidad de sembrar en el Reino de Dios, nuestro tiempo, dinero y amor. As recogeremos fruto que salta para vida eterna. La actitud del sacerdote y el levita, que no atendieron a la oveja herida, es la prueba de que se puede decir y creer en Dios, pero con un corazn endurecido. La actitud del samaritano, es la actitud correcta de alguien que conoce a Dios.

    Un hombre vena de Jerusaln a Jeric

    Este hombre que vena de Jerusaln, era un alma sedienta, que andaba bus-cado de Dios; y le sucedi lo que a miles les pasa cuando determinan adorar a Dios: Sufren muchas presiones del enemigo, y muchos no encuentran ayuda. Esta persona vena de adorar, pero estando solo, fue atacado por los ladrones.

    Quines son los ladrones?

    Los ladrones son espritus malos que quieren destruir a toda persona que quiera buscar a Dios. Cuando alguien comienza a buscar a Dios, como este hombre, es necesario que no se deje solo. As como los bebs recin nacidos necesitan ser protegidos, los creyentes nuevos que vienen a adorar, necesitan a servidores que los consoliden.

    La actitud del Sacerdote

    El ministro lo vio herido en el camino, pas de largo y no lo atendi; le falt compasin y amor. La verdadera prueba de que tenemos a Dios es nuestro co-razn, no es lo mucho que digamos; sino lo que hagamos con las personas que Dios nos pone cerca. Nuestro servicio al prjimo habla de nuestra verdadera fe.

  • 45

    El Privilegio de Servir

    La Actitud Del Levita

    Los levitas son ministros en el templo, pero tambin andaban distrados. Se-guramente sus mente estaba tan ocupada en otras cosas, que ni vieron que te-nan al frente a un hombre herido, y lo pasaron por alto.

    El samaritano: Ejemplo de servidor

    El samaritano de esta historia vio al hombre herido, y actu rpidamen-te. Fue movido a misericordia, y acercndose, vend sus heridas, echndoles aceite y vino; ponindole en su cabalgadura, Jo llev al mesn, y cuid de l. Otro da al partir, sac dos denarios, y pag por l sus deudas. Esta es la verda-dera actitud de un servidor. Nosotros demostramos que amamos a Dios, cuan-do le servimos a nuestro prjimo.

    Jess dijo: Ve y haz t lo mismo

    Esta palabra tiene una gran revelacin: Verdaderamente nuestro gran lla-mado y desafo, es a servir a Dios, ayudando a las personas a ser libres de la opresin del maligno. Demuestra que amas a Dios, y ayuda a las personas. S ese samaritano que ayuda a las personas, y sers recompensado por Dios. Ora a Dios, dame un corazn sensible.

    Oracin proftica

    Dios Todopoderoso, en el nombre de nuestro Seor Jesucristo, te pido que me des la sensibilidad para servirte con todo mi corazn. No permitas que mi

    corazn se endurezca, sino que pueda entender que t me ests llamando, a travs de las crisis y los problemas de las personas.

    Permite que pueda ser como ese samaritano, que demostr que te amaba, ayudando a este hombre herido. Hazme sensible; te lo pido en el nombre de

    Jess. Amn.

  • 46

  • 47

    Semana 2 - Da 3

    Servir activa la respuesta divinaServir Asegura Que Viene El Auxilio Divino En Tiempos

    Difciles

    En el mes primero, que es el mes de Nisn, en el ao duodcimo del rey Asuero, fue echada Pur, esto es, la suerte, delante de Amn, suerte para cada da y cada mes del ao; y sali el mes duodcimo, que es el mes de Adar. Y dijo Amn al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir. Si place al rey, decrete que sean destruidos; y yo pesar diez mil talentos de plata a los que manejan la hacienda, para que sean trados a los tesoros del rey. Entonces el rey quit el anillo de su mano, y lo dio a Amn hijo de Hamedata agagueo, enemigo de los judos, y le dijo: La plata que ofreces sea para ti, y asimismo el pueblo, para que hagas de l lo que bien te pareciere. Entonces fueron llamados los escribanos del rey en el mes primero, al da trece del mismo, y fue escrito conforme a todo lo que mand Amn, a los strapas del rey, a los capitanes que estaban sobre cada provincia y a los prncipes de cada pueblo, a cada provincia segn su escritura, y a cada pueblo segn su lengua; en nombre del rey Asuero fue escrito, y sellado con el anillo del rey. Y fueron enviadas cartas por medio de correos a todas las provincias del rey, con la orden de destruir, matar y exterminar a todos los judos, jvenes y ancianos, nios y mujeres, en un mismo da, en el da trece del mes duodcimo, que es el mes de Adar, y de apoderarse de sus bienes. La copia del escrito que se dio por mandamiento en cada provincia fue publicada a todos los pueblos, a fin de que estuviesen listos para aquel da. Y salieron los correos prontamente por mandato del rey, y el

  • 48

    Marcelino Sojo

    edicto fue dado en Susa capital del reino. Y el rey y Amn se sentaron a beber; pero la ciudad de Susa estaba conmovida. Ester 3:7-15

    Entonces dijo Mardoqueo que respondiesen a Ester: No pienses que escapars en la casa del rey ms que cualquier otro judo. Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberacin vendr de alguna otra parte para los judos; mas t y la casa de tu padre pereceris. Y quin sabe si para esta hora has llegado al reino? Ester

    4:13-14

    Verdad Profunda

    Existen momentos en la vida que Dios cuenta con nosotros para que seamos obedientes a su Palabra, y nos dejemos usar con el Espritu Santo en la obra de Dios. Y as como la reina Ester, nos dejemos usar por Dios. Hoy te toca a

    ti; adelante!

    Es tu hora de servir

    En este tiempo difcil que estaba viviendo el pueblo de Israel, bajo una situa-cin de cautiverio, Dios le dio la oportunidad a un hombre llamado Mardoqueo, y una seorita llamada Ester. Ellos deban escoger si deseaban ser instrumentos de Dios para salvar al pueblo de Israel de un plan perverso del enemigo, o no. Ya el enemigo tena la sentencia de muerte para todos los judos. Y fue all, cuando Dios le dio la oportunidad a Mardoqueo y a la reina Ester de impedir que ese decreto perverso se ejecutase. Asimismo, hoy da hay muchos movimientos de maldad en contra de lo bueno y del plan Dios para la tierra; por eso es necesario tomar autoridad. Entender que a pesar de todos los planes del maligno, es im-perante que auxilio y socorro salga de algn lugar. Djate usar por Dios en esta hora, porque le toca a ti.

  • 49

    El Privilegio de Servir

    La accin de fe de Ester

    Aconteci que al tercer da se visti Ester su vestido real, y entr en el patio interior de la casa del rey, enfrente del aposento del rey; y estaba el rey sentado en su trono en el aposento real, enfrente de la puerta del aposento. Y cuando vio a la reina Ester que estaba en el patio, ella obtuvo gracia ante sus ojos; y el rey extendi a Ester el cetro de oro que tena en la mano. Entonces vino Ester y toc la punta del cetro. Dijo el rey: Qu tienes, reina Ester, y cul es tu peticin? Hasta la mitad del reino se te dar. Y Ester dijo: Si place al rey, vengan hoy el rey y Amn al banquete que he preparado para el rey. Respondi el rey: Daos prisa, llamad a Amn, para hacer lo que Ester ha dicho. Vino, pues, el rey con Amn al banquete que Ester dispuso. Y dijo el rey a Ester en el banquete, mientras beban vino: Cul es tu peticin, y te ser otorgada? Cul es tu demanda? Aunque sea la mitad del reino, te ser concedida. Entonces respondi Ester y dijo: Mi peticin y mi demanda es esta: Si he hallado gracia ante los ojos del rey, y si place al rey otorgar mi peticin y conceder mi demanda, que venga el rey con Amn a otro banquete que les preparar; y maana har conforme a lo que el rey ha

    mandado. Ester 5:1-8

    En la cultura de ese entonces, las personas no podan interrumpir al rey, por-que la orden era que murieran. Es decir, ni aun la reina lo poda interrumpir, a menos que el Rey le extendiese el cetro de oro. La reina saba que tena que in-terceder por los judos, los hijos de Israel estaban a punto de ser eliminados de la tierra por el maligno Amn. No obstante, la reina entr al terreno prohibido, por su anhelo de servir a Dios, inclusive arriesgando su vida. Por su visin de servir a Dios, saba que era su momento. Mardoqueo se lo haba dicho:

    Entonces dijo Mardoqueo que respondiesen a Ester: No pienses que escapars en la casa del rey ms que cualquier otro judo. Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberacin vendr de alguna otra parte para los judos; mas t y la casa de tu padre pereceris. Y quin sabe si para esta hora has llegado al reino?.

    Ester 4:13-14

  • 50

    Marcelino Sojo

    Dios recompensa tu servir

    La reina Ester, por obediencia a Dios, avanz en fe; en vez de morir, el rey le extendi el cetro de oro y le dijo: Hasta la mitad de mi reino te lo dar a ti, todo lo que pidas te lo dar. Definitivamente, todo el que se arriesga por servir a Dios, ser recompensado milagrosamente.

    Fue, pues, el rey con Amn al banquete de la reina Ester. Y en el segundo da, mientras beban vino, dijo el rey a Ester: Cul es tu peticin, reina Ester, y te ser concedida? Cul es tu demanda? Aunque sea la mitad del reino, te ser otorgada. Entonces la reina Ester respondi y dijo: Oh rey, si he hallado gracia en tus ojos, y si al rey place, same dada mi vida por mi peticin, y mi pueblo por mi demanda. Porque hemos sido vendidos, yo y mi pueblo, para ser destruidos, para ser muertos y exterminados. Si para siervos y siervas furamos vendidos, me callara; pero nuestra muerte sera para el rey un dao irreparable. Respondi el rey Asuero, y dijo a la reina Ester: Quin es, y dnde est, el que ha ensoberbecido su corazn para hacer esto? Ester dijo: El enemigo y adversario es este malvado Amn. Entonces se turb Amn delante del rey y de la reina. Luego el rey se levant del banquete, encendido en ira, y se fue al huerto del palacio; y se qued Amn para suplicarle a la reina Ester por su vida; porque vio que estaba resuelto para l el mal de parte del rey. Despus el rey volvi del huerto del palacio al aposento del banquete, y Amn haba cado sobre el lecho en que estaba Ester. Entonces dijo el rey: Querrs tambin violar a la reina en mi propia casa? Al proferir el rey esta palabra, le cubrieron el rostro a Amn. Y dijo Harbona, uno de los eunucos que servan al rey: He aqu en casa de Amn la horca de cincuenta codos de altura que hizo Amn para Mardoqueo, el cual haba hablado bien por el rey. Entonces el rey dijo: Colgadlo en ella. As colgaron a Amn en la horca que l haba hecho preparar para Mardoqueo; y se apacigu la ira del rey.

    Ester 7: 1-10

    Los enemigos del pueblo de Dios fueron avergonzados. En esta enseanza, todo lo que estaba planeado en contra del pueblo de Dios, le sucedi a Amn y a los enemigos de Israel. A ellos les vino todo lo que haban planeado contra Israel. Cuando t decides servirle a Dios, el Eterno Dios le honrar. Dios pros-

  • 51

    El Privilegio de Servir

    per a Mardoqueo, y a la reina Ester, por su disposicin de servir.

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre de Jesucristo, declaro que nada me amedrentar. Hoy, tomo autoridad, en el nombre de Jess, para servir a Dios y a su pueblo sin cuestionar nada. Declaro, con todo mi corazn, que soy el

    instrumento de Dios, de este momento, para impedir que Amn (el enemigo) destruya a las ovejas de Dios.

  • 52

  • 53

    Semana 2 - Da 4

    Servir profundamente trae recompensa.

    Verdad Profunda

    Para que Dios continuar su meta de darle al pueblo de Israel una tierra don-de fluyera leche y miel, tena que hacerlo con un hombre dispuesto; ese servi-dor fue Josu. Este joven, durante cuarenta aos, le fue fiel a Dios y a Moiss. Cuando lleg la hora de la conquista, l fue la persona escogida por Dios para introducir a Israel en la tierra de Canan.

    Lectura bblica

    Aconteci despus de la muerte de Moiss siervo de Jehov, que Jehov habl a Josu hijo de Nun, servidor de Moiss, diciendo: Mi siervo Moiss ha muerto; ahora, pues, levntate y pasa este Jordn, t y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. Yo os he entregado, como lo haba dicho a Moiss, todo lugar que pisare la

    planta de vuestro pie. Josu 1:1-3.

    Josu: La grandeza de servir

    Dios puso sus ojos en bendecir a Josu. por su sed y profun-do deseo de servir al lado de Moiss, nunca se quej. Pas cuaren-ta aos escuchando a un pueblo que se quejaba de Dios, y de su l-der. Sin embargo, Dios puso sus ojos en Josu, por su fidelidad. Una de las cosas que muchas veces pasan por nuestra mente es la desespera-

  • 54

    Marcelino Sojo

    cin; porque se espera una recompensa inmediata. En Josu, verlos ese ejemplo de perseverancia. Josu, con firmeza, fuerza y perseverancia, siempre estuvo al lado de Moiss; no se quej. Siempre obedeci, y el Eterno lo bendijo en todo. Josu fue presentado como de los grandes de la historia, por su conviccin de servir sin quejarse, y sin protestar nada al lado de su lder Moiss.

    Servir con fidelidad en los momentos de presin

    Entonces toda la congregacin grit, y dio voces; y el pueblo llor aquella noche. Y se quejaron contra Moiss y contra Aarn todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: Ojal muriramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojal muriramos! Y por qu nos trae Jehov a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros nios sean por presa? No nos sera mejor volvernos a Egipto? Y decan el uno al otro: Designemos un capitn, y volvmonos a Egipto. Entonces Moiss y Aarn se postraron sobre sus rostros delante de toda la multitud de la congregacin de los hijos de Israel. Y Josu hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que haban reconocido la tierra, rompieron sus vestidos, y hablaron a toda la congregacin de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. Si Jehov se agradare de nosotros, l nos llevar a esta tierra, y nos la entregar; tierra que fluye leche y miel. Por tanto, no seis rebeldes contra Jehov, ni temis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado

    de ellos, y con nosotros est Jehov; no los temis. Nmeros 14:1-9

    Josu fue enviado con once personas ms, a reconocer la tierra de Canan. La mayora de sus compaeros dudaron de la palabra, excepto Caleb. Josu deter-min serle fiel a su Palabra, de tal manera que arriesg su vida. Estuvo dispuesto a morir, con tal de serle fiel a lo que Dios haba dicho por su lder Moiss.

    Este nivel de fidelidad y de compromiso, Dios lo tom en cuenta a la hora de ponerlo como sucesor de Moiss. El Seor honr a Josu por su fidelidad.

  • 55

    El Privilegio de Servir

    Despus que muri Moiss

    Dios no es injusto. Tu trabajo no es cuando viene tu exaltacin. Tu traba-jo es servir con firmeza, porque la recompensa grande vendr a ti. Hay algo que es necesario superar: Murmurar mientras hacemos la obra del Seor. Hagamos todo con amor y sin murmuracin. Dios nos est observando. El Eterno te recompensar; no puedes esperar la recompensa de los hombres. Es necesario que nos reeduquemos, y que le sirvamos a Dios, sabiendo que a su tiempo tendremos la gran recompensa divina. Cuando muri Moiss, Dios llam a otro; ese otro fue el servidor fiel, Josu.

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre de Jess, te pido de todo corazn que me des el carcter, la firmeza, la fuerza y la fe para perseverar; sirvindote con todo mi corazn. Hazme como Josu, que te fue fiel en todo. Determino, con todo mi corazn, serte fiel. Hoy hago pacto contigo para servirte. Sea lo que sea, lo har con amor, perseverancia y fe; porque s que ver tu recompensa gloriosa, en los prximos das, meses y aos. En el nombre de Jess, amn.

  • 56

  • 57

    Semana 2 - Da 5

    Servir a Dios trae grandes privilegios.

    Verdad Profunda

    Cuando lleg la hora de repartir las tierras, una vez que Israel estaba en la tie-rra de Canan, Josu le dio la mejor parte a Caleb; porque todo el tiempo, l fue fiel a Dios, y a Moiss. La fidelidad en servir siempre trae recompensa.

    Y los hijos de Jud vinieron a Josu en Gilgal; y Caleb, hijo de Jefone cenezeo, le dijo: T sabes lo que Jehov dijo a Moiss, varn de Dios, en Cades-barnea, tocante a m y a ti. Yo era de edad de cuarenta aos cuando Moiss siervo de Jehov me envi de Cades-barnea a reconocer la tierra; y yo le traje noticias como lo senta en mi corazn. Y mis hermanos, los que haban subido conmigo, hicieron desfallecer el corazn del pueblo; pero yo cumpl siguiendo a Jehov mi Dios. Entonces Moiss jur diciendo: Ciertamente la tierra que holl tu pie ser para ti, y para tus hijos en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo a Jehov mi Dios. Ahora bien, Jehov me ha hecho vivir, como l dijo, estos cuarenta y cinco aos, desde el tiempo que Jehov habl estas palabras a Moiss, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aqu, hoy soy de edad de ochenta y cinco aos. Todava estoy tan fuerte como el da que Moiss me envi; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar. Dame, pues, ahora este monte, del cual habl Jehov aquel da; porque t oste en aquel da que los anaceos estn all, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Quiz Jehov estar conmigo, y los echar, como Jehov ha dicho. Josu entonces le bendijo, y dio a Caleb hijo de Jefone a Hebrn

    por heredad. Josu 14:6-13.

  • 58

    Marcelino Sojo

    Introduccin

    Determina servir a Dios con todo tu corazn, con toda tu alma, con toda tu mente, y con todo tus fuerzas. Jams permitas que las circunstancias extremas llenen tu corazn de amargura, y llegues a pensar que Dios es injusto. Tu desa-fo es servir. Asimismo, la vida de Caleb es un verdadero ejemplo de lo que sig-nifica servir a Dios, con todo el corazn. Este joven fue el compaero de Josu, que tuvo la capacidad de creer que la tierra de Canan era de ellos. Caleb pis cuando tena cuarenta aos las cuevas de Hebrn, y Moiss le dijo a Caleb: El territorio que pisaste es tuyo; y Caleb crey la palabra del siervo de Dios.

    Luego se dedic a servir a Dios. Pasaron cuarenta aos, y ste persever sin cuestionar nada, sabiendo que Dios es bueno. Todo lo que haca era para la glo-ria de Dios, y saba que la Palabra se cumplira.

    Verdad Profunda

    Todo aquel que sirve a Dios en fe, recibe su recompensa en grande.

    Caleb Se Sacrific por Servir

    Entonces toda la congregacin grit, y dio voces; y el pueblo llor aquella noche. Y se quejaron contra Moiss y contra Aarn todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: !!Ojal muriramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojal muriramos! Y por qu nos trae Jehov a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros nios sean por presa? No nos sera mejor volvernos a Egipto? Y decan el uno al otro: Designemos un capitn, y volvmonos a Egipto. Entonces Moiss y Aarn se postraron sobre sus rostros delante de toda la multitud de la congregacin de los hijos de Israel. Y Josu hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que haban reconocido la tierra, rompieron sus vestidos, y hablaron a toda la congregacin de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. Si Jehov se agradare de nosotros, l nos

  • 59

    El Privilegio de Servir

    llevar a esta tierra, y nos la entregar; tierra que fluye leche y miel. Por tanto, no seis rebeldes contra Jehov, ni temis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado

    de ellos, y con nosotros est Jehov; no los temis. Nmeros 14:1-9.

    Cuando Moiss envi a los espas a reconocer la tierra de Canan, ellos fueron en obediencia, no dudando, a pesar de los gigantes. Caleb le crey a Dios, junto a su amigo Josu. Era tanta su pasin por esto, que cuando el pueblo comenz a criticar y a decir que eso era imposible; rompieron sus vestiduras en seal de protesta. Se expusieron a ser apedreados por el pueblo, de modo que arriesga-ron su vida, slo por servir a Dios.

    Dios Vio Su Fe Y Su Corazn

    Cuando t siembras fidelidad en servir, el Eterno te da una recompensa eter-na. Esa actitud de Josu y Caleb, de servir sin importarle lo que hicieran o di-jeran los dems, dispuestos hasta a perder la vida, fue un verdadero reto de fe. Dios ve tu corazn del servidor, y terminar recompensandote en grande.

    Caleb Sirvi Soando Con La Palabra Proftica

    Ahora bien, Jehov me ha hecho vivir, como l dijo, estos cuarenta y cinco aos, desde el tiempo que Jehov habl estas palabras a Moiss, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aqu, hoy soy de edad de ochenta y cinco aos. Todava estoy tan fuerte como el da que Moiss me envi; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar. Dame, pues, ahora este monte, del cual habl Jehov aquel da; porque t oste en aquel da que los anaceos estn all, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Quiz Jehov estar conmigo, y los echar, como Jehov ha dicho. Josu entonces le bendijo, y dio a Caleb hijo de Jefone a Hebrn por heredad.

    Josu 14:10-13

    Caleb pas cuarenta y cinco aos pensando que servir tena recompensa. A Caleb le gustaron mucho las cuevas de Hebrn, y se mantuvo firme; nunca se

  • 60

    Marcelino Sojo

    quej. Se mantena pensando que servir trae recompensa. Nunca dud de Dios; no dud de Moiss, ni de Josu. Se mantuvo creyendo, hasta que lleg el mo-mento.

    Con confianza y con seguridad, se le abrieron las cataratas de los cielos. Dios le dio uno de los lugares ms privilegiados que existen en el planeta tierra: Las Cuevas de Hebrn; all estn los restos de todos los patriarcas. All fue ungido David como rey de Israel. Este lugar representa un epicentro mundial del go-bierno de Dios. Hebrn es la recompensa por servir.

    Todava Tengo Fuerzas

    Esta expresin, todava tengo fuerzas, es una gran revelacin. Definitiva-mente, el eterno Dios, creador de los cielos y de la tierra, da a toda persona que sirve la salud fsica para que pueda disfrutar su recompensa.

    Oracin

    Dios Todopoderoso, determino, con todas mis fuerzas, y con todo mi corazn, servir desde hoy y para siempre. Todos los das de mi vida te seguir. Creo en ti; creo her tu Palabra; creo en tu amor; y creo en tu verdad.

    Gracias, porque as como recompensaste a Caleb, s que tambin a m me recompensars.

    Determino, con todo mi corazn, servir sin cuestionar nada, desde ahora y para Siempre. Amn.

  • 61

    El Privilegio de Servir

    Semana 2 - Da 6

    El espritu de servicio de Bernab.Entonces Jos, a quien los apstoles pusieron por sobrenombre

    Bernab (que traducido es, Hijo de consolacin), levita, natural de Chipre, como tena una heredad, la vendi y trajo el precio y lo puso a

    los pies de los apstoles. Hechos 4:36-37

    Introduccin

    Al principio, cuando Dios nos llama a servir, muchas veces nos pide que deje-mos algo como, prueba de nuestra fe. Algo te est pidiendo Dios, como prueba de tu fe y tu obediencia. Recuerda que cuando nosotros obedecemos, siempre Dios nos da mucho ms de lo que nosotros ofrendamos. Este fue el caso de Jos, a quien los apstoles le llamaron Bernab (hijo de consolacin). l vendi su heredad, y la dio para la iglesia. Fue tanto lo que Dios le dio a este varn de fe, que lleg a ser uno de los lideres ms famosos y prominentes de la iglesia pri-mitiva.

    Verdad profunda

    Cuando Dios nos quiere dar algo grande, nos pide algo a cambio. Y cuando nos pide, es porque lo que nos entregar nunca se podr comparar con lo que sacrificamos.

    El Primero Del Montn

    Cuando se desat el avivamiento de la iglesia primitiva, eran miles los que es-taban creyendo en Dios. Haba personas de todos los pases, pueblos y naciona-lidades. Haba ricos y pobres. Venan de todas las culturas y colores. Dios movi

  • 62

    Marcelino Sojo

    a un hombre, que era originario de Chipre, a entregar el dinero de su heredad, para ponerlo a los pies de los apstoles. Dios y los apstoles vieron cuando este hombre hizo esto, y le pusieron por nombre Bernab; es decir hijo de consola-cin. Su decisin de fe lo llev a ser uno de los grandes de la iglesia primitiva.

    Dios Honr Su Disposicin De Servir

    Bernab impact a los apstoles, y a Dios mismo, ya que cuando este vio el movimiento de crecimiento tan fuerte de la iglesia primitiva, entendi que ne-cesitaba servir a Dios con su tiempo y finanzas; luego, Dios lo puso en alto. En la medida que t estudies la Palabra de Dios, te dars cuenta de que siempre habr alguien que se sacrifique por la obra, para que otros salgan adelante. En caso del apstol Pablo, Dios puso a un Bernab, para su firmeza en el camino del Supremo.

    Bernab Fue Ungido Por Su Disposicin De Servir

    Los apstoles le cambiaron el nombre a este Jos, por Bernab. El nombre que le pusieron los apstoles, fue en funcin de la uncin de Dios manifestada para ese tiempo. Su nombre significa hijo de la consolacin. A partir de ese mo-mento, la funcin de Bernab fue consolidar, y ser el mentor e instrumento de Dios para levantar otros lderes en la obra.

    Por su fe y su espritu de servicio, Dios le dio la honra de ayudar al apstol Pablo, en sus primeros pasos de la vida cristiana. Tambin ayud a Juan Marcos, el escritor del Evangelio segn San Marcos. Ese privilegio, Dios slo se lo dio a alguien servidor.

  • 63

    El Privilegio de Servir

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre de Jesucristo tu hijo, te pido, con todo mi corazn, que me des el carcter para no afianzarme en las cosas temporales de esta tierra; y reconocer que lo ms glorioso e importante entre el cielo y la

    tierra, es servirte.Aydame a tener la fuerza, as como Bernab, que sembr el dinero de su

    herencia en la obra, y t lo recompensaste, dndole un ministerio mundial; es decir, una herencia eterna.

  • 64

  • 65

    Semana 2 - Da 7

    Jess me llama a servir.

    Verdad profunda

    Jess, en su primer discipulado, le ministr a sus discpulos la visin de servir con amor por los dems, y le dio profunda prioridad a esto.

    Compasin por las personas

    Viendo la multitud, subi al monte; y sentndose, vinieron a l sus discpulos. Y abriendo su boca les enseaba, diciendo: Mateo 5:1-2

    Jess, en los primeros das de su ministerio, mostr su misin en esta tierra de servir a las personas, sembrando la paz y la esperan-za. En el sermn de la montaa, llama a los discpulos, y los empieza a for-mar, de modo que stos recibieran la revelacin de servir en el Reino. Les da el Reino, a los que tengan el anhelo profundo de servir

    Bienaventurados los pobres en espritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Mateo 5:3

    Profundo Anhelo Por Dios

    La primera bienaventuranza es algo extraordinario. Si tienes un profundo anhelo por bendecir a otros, Dios te dar una gran re-compensa. La Palabra dice que se te dar el Reino de los Cielos. Esto es una gran revelacin: Segn la profundidad de tu an-helo, ser la magnitud de la recompensa divina que te llegar. A los que sirven a Dios orando por otros, Dios les responde.

  • 66

    Marcelino Sojo

    Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirn consolacin. Mateo 5:4

    Cuando inviertes tu tiempo en orar por tu prjimo, recibirs consolacin. Es necesario que te dediques a clamar a Dios en oracin. As recibirs las grandes bendiciones del cielo.

    Clama a m, y yo te responder, y te ensear cosas grandes y ocultas que t no conoces. Jeremas 33:3

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre de Jess, te pido de todo corazn que me des el carcter, la firmeza, la fuerza y la fe en perseverar, sirviendote con todo

    mi corazn, as como Josu, que te fue fiel en todo. Determino, con todo mi corazn, serte fiel. Hoy hago pacto contigo en servirte. Sea lo que sea, lo har con amor, perseverancia y fe, porque s que ver tu recompensa gloriosa en

    los prximos das, meses y aos. En el nombre de Jess, amn.

  • 67

    Semana 3 - Da 1

    Bernab, ungido para consolidar.El buen consolidador.

    En aquellos das unos profetas descendieron de Jerusaln a Antioqua. Y levantndose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espritu, que vendra una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedi en tiempo de Claudio. Entonces los discpulos, cada uno conforme a lo que tena, determinaron enviar socorro a los hermanos que habitaban en Judea; lo cual en efecto hicieron, envindolo a los ancianos por mano de Bernab y de Saulo.

    Hechos 11:27-30

    Verdad profunda

    El servir a Dios de todo corazn y con lo que tenemos hace posi-ble que Dios abra sus tesoros y riquezas espirituales a nuestro favor. Bernab arriesg su dignidad por proteger a Pablo.

    Pero Saulo mucho ms se esforzaba, y confunda a los judos que moraban en Damasco, demostrando que Jess era el Cristo. Pasados muchos das, los judos resolvieron en consejo matarle; pero sus asechanzas llegaron a conocimiento de Saulo. Y ellos guardaban las puertas de da y de noche para matarle. Entonces los discpulos, tomndole de noche, le bajaron por el muro, descolgndole en una canasta. Cuando lleg a Jerusaln, trataba de juntarse con los discpulos; pero todos le tenan miedo, no creyendo que fuese discpulo.

    Hechos 9:22-26

  • 68

    Marcelino Sojo

    Bernab lo tom a su cargo y lo llev a los Apstoles

    Entonces Bernab, tomndole, lo trajo a los apstoles, y les cont cmo Saulo haba visto en el camino al Seor, el cual le haba hablado, y cmo en Damasco haba hablado valerosamente en el nombre de

    Jess. Hechos 9:27

    Introduccin

    Bernab era un hombre dirigido profundamente por el Espritu Santo. No se nos puede olvidar que los apstoles le llamaron hijo de la consolacin. Fue en esa uncin que Bernab comenz a operar. Se convirti en un servidor en Cristo, para proteger a los creyentes nuevos. A tal punto lleg la capacidad pro-ftica de Bernab, que l estaba con Pablo recin convertido, mientras los aps-toles le tenan miedo a Pablo. Bernab intercedi ante los apstoles y maestros de Antioqua, para que entendieran que Dios haba transformado la vida de Pablo extraordinariamente. Este es el espritu de un mentor.

    Verdad profunda

    A todos, Dios nos enva con la misin de servirle a alguien para que no mue-ra.

    La importancia de Bernab en la vida de Saulo

    Definitivamente, como Pablo haba llevado una vida contraria a la iglesia de Jesucristo, no todo el mundo crea en l. Haba que tener discernimiento de espritus, para saber que Dios lo haba impactado en el camino. No todos cre-yeron en l. Pero Bernab, recibi a este hombre en el espritu. Sabiendo que lo queran matar,lo tom y lo recibi; nunca lo dej solo. Por dems, se lo llev a Jerusaln.

  • 69

    El Privilegio de Servir

    Bernab Lo Protegi Del Rechazo

    Bernab determin arriesgar su ministerio y su carrera, por proteger a Saulo de Tarso. Primero, protegindolo de la muerte; y segundo, intercediendo ante el presbiterio apostlico de Jerusaln, debido a que por su vida anterior los cristia-nos dudaban de su verdadera conversin. Bernab, aplicando el don de conso-lidador, le explic a los apstoles, y al resto del pueblo, que Pablo haba tenido una experiencia sobrenatural con Dios. Por lo tanto, era correcto que lo acepta-ran. Esto le trajo otra recompensa a Bernab, por su espritu de servidor.

    El Espritu Santo lo escogi

    Haba entonces en la iglesia que estaba en Antioqua, profetas y maestros: Bernab, Simn el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manan el que se haba criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo. Ministrando stos al Seor, y ayunando, dijo el Espritu Santo: Apartadme a Bernab y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los

    despidieron. Hechos 13:1-3

    T no puedes olvidarte que eran miles y miles los convertidos impactados por la iglesia primitiva. Eran muchos los maestros y los profetas que haba en la iglesia de Antioquia. Haba un mover sobrenatural. Los profetas representaban las personas con discernimiento de espritus y revelacin, para conocer el mo-ver de Dios, y el espritu de la gente. Haba tambin maestros, es decir instruc-tores especiales, quienes podan discernir que vean quienes estaban preparados para salir al ministerio. Ese ambiente era controlado por el Espritu de Dios. El ministerio proftico y de maestro, provocaban un balance para que las decisio-nes fueran equilibradas. El Espritu Santo dijo, apartadme a Bernab y a Saulo, porque los he escogido para mi obra.

    Haba muchos, pero Dios slo escogi como compaero de Pablo a Bernab, por su espritu de servicio. De ah en adelante, encontrars la participacin ac-tiva, dentro del movimiento de la iglesia primitiva, a Bernab. Te recomiendo, estimado lector, que suees con servir. Inclyete en los negocios de Dios. Invo-lcrate en ayudar a la gente. Sirve en la iglesia. Sirve en el ministerio; porque as

  • 70

    Marcelino Sojo

    tambin sers honrado por el Espritu Santo.

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre de Jesucristo, quiero que me des la capacidad proftica para ser obediente al Espritu Santo. Amn.

  • 71

    Semana 3 - Da 2

    Llamados bajo el poder de la misericordia

    Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarn misericordia. Mateo 5:7

    Introduccin

    Hay un asunto importante, que Dios toma muy en cuen-ta, y es nuestra actitud con las personas que tienen problemas. El mundo est lleno de egosmo; los seres humanos sin la revelacin de servir a Dios, andan tras su propia concupiscencia. En el sermn de la montaa, Jess ensea que existe un secreto para siempre estar cubierto por la misericordia de Dios; y es servir a los dems.

    Verdad Profunda

    Nosotros demostramos que realmente amamos a Dios, cuando, de todo cora-zn, servimos a los dems en medio de sus problemas.

    El Privilegio De Tener Un Corazn Misericordioso

    Cuando una persona tiene un corazn misericordioso, demuestra que ha vencido el egosmo, la soberbia, el orgullo y la altivez de espritu. Existe una tendencia, en los seres humanos, en que cada quien pien-sa primero en s mismo. Nosotros debemos entender, que cuan-do presentamos el mensaje de la paz con amor, es una ofrenda a Dios. La Escritura te dice que el que le da al pobre, le presta a Dios. Este versculo est

  • 72

    Marcelino Sojo

    hablando de servir al prjimo; es decir, tener un corazn misericordioso para llevar el mensaje.

    Ellos Alcanzarn...

    Existe un almacn infinito de triunfo, xito, cobertura, y prospe-ridad, que se le abre a toda persona que sirve, sin cuestionar nada. Muchos de los problemas que tiene la gente, son por una actitud egos-ta. Esto hace que se le cierre el almacn de las grandes bendiciones de Dios. La expresin ellos alcanzarn misericordia, es que el almacn de la gracia de Dios est totalmente abierto, a favor de todos aquellos que estn dispuestos a servir.

    Por aos, el enemigo ha engaado a millones de personas que slo piensan en s mismos, con tal de que no descubran el secreto del privilegio de servir. Es necesario que el Espritu Santo abra tu entendimiento, para que entiendas que cada vez que le sirves a Dios, ayudando a tu prjimo, l pone a tu disposicin el almacn de sus infinitas bendiciones.

    El Poder De La Misericordia

    Cuando alguien alcanza la misericordia de Dios, piensa en el ojo omnipotente del Todopoderoso que vigila su vida, y le protege de todo mal. Alcanzar la mi-sericordia de Dios, es estar seguro de que cuando a otros les vaya mal, a ti te ir bien.

    Alcanzar la misericordia de Dios, es como abrir una cuenta de ahorros, que no slo le proteger a ti, sino a su simiente, y al resto de tus generaciones. Estar bajo la misericordia de Dios, es rer mientras otros lloran; es celebrar, mientras otros estn de luto; es comer, mientras otros tienen hambre, y es disfrutar tu familia, mientras otros estn presos por su egosmo.

    La revelacin de Jess es sumamente impresionante, cuando dijo: Bien-aventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarn misericordia. Pdele a Dios que te libre de la maldicin del egosmo, y puedas servir con amor

  • 73

    El Privilegio de Servir

    a tu prjimo; as comenzars a disfrutar de las bendiciones del Padre. Al servir a otras personas, ests actuando con misericordia, y por lo tanto le ests sirvien-do a Dios.

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre del Seor Jesucristo, hazme una persona mansa, humilde y con un corazn misericordioso; listo para servir a la gente. Quiero comenzar a abrir una cuenta en el banco celestial de tu misericordia.

    Dame la templanza, el carcter, la firmeza,la perseverancia y la fe, para servir sin cuestionar. Hazme una persona misericordiosa; quiero ser diferente.

    Aydame a entender, que cada vez que le sirvo a mi prjimo, t me ests cubriendo con tus ojos de amor y misericordia. Lbrame de excusas con

    el tiempo. Aydame a administrar mi vida, de tal manera que pueda involucrarme en tu obra, ayudando a los dems.

    Tengo la seguridad, que desarrollando la misericordia a favor de mi prjimo, siempre tu cobertura de amor me alcanzar.

    En el nombre de Jess, amn.

  • 74

  • 75

    Semana 3 - Da 3

    Llamados a ministrar la pazBienaventurados los pacificadores, porque ellos sern llamados hijos

    de Dios. Bienaventurados los que padecen persecucin por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Mateo 5:9-10

    Introduccin

    Las verdadera crisis mundial no es falta de dinero, de carro, o de una casa, sino la falta de paz.

    El egosmo, no deja al ser humano ver que cerca de l, hay alguien ms que lo necesita. Nosotros fuimos diseados para ayudarnos los unos a los otros; y aun-que esto genere incomodidad o persecucin, es imperante perseverar, porque de esa manera somos vistos como verdaderos hijos de Dios.

    Verdad Profunda

    Los verdaderos problemas de los seres humanos son por falta de paz. Dios anda buscando a alguien que se deje usar, sembrando su semilla, de modo que millones sean transformados.

    Crisis de familia

    Las familias estn divididas. La guerra es continua y latente. Hay crisis en los matrimonios, crisis en las relaciones de padres e hijos, crisis con el resto de los familiares, pleitos y contiendas por todas partes. Dios quiere que t seas su ins-trumento.

  • 76

    Marcelino Sojo

    La problemtica central de la gente es por la falta de paz. Dios te salv, y te ha dado su paz. El quiere que t seas portador de paz; aunque muchas veces esto genera resistencia y persecucin, debes perseverar llevando la palabra de paz. Si alguien te rechaza, se es el que ms te necesita.

    Los hogares necesitan paz

    Jesucristo ense que cuando entres a una casa, la primera pala-bra que debes decir es SHALOM. Esta palabra es tan extraordina-ria, que es suficiente para impactar los aires en un lugar de conflicto. Solamente que tu presencia vaya a un hogar y declare que la paz,de Dios llega a ese lugar; es suficiente para derribar potestades de conflicto.

    Recuerda: Jesucristo dijo que si en ese hogar existe un hijo de paz, la paz reposar en esa casa. Quiero que pienses ahora mismo en miles de hogares en conflicto y tormento, y que Dios te ha llamado como su ins-trumento, para que declares la paz, y esas vidas sean transformadas. Resiste la persecucin del enemigo

    El mundo espiritual, es decir los demonios, se molesta si t tomas la determi-nacin de ser embajador de la paz; es que la obra del enemigo es matar, robar y destruir.

    Los verdaderos conflictos que tienen a las personas atormentadas, estn vin-culados al tormento que se vive en SUS CASAS.

    Tu presencia, declarando paz en la gente, va a transformar esos hogares. Exis-ten espritus perversos y malignos, que tratan de levantarse con persecucin y calumnia, para tratar de amedrentar tu llamado de servicio.

    Es necesario que observes y honren a Dios, porque servir a Dios, con el men-saje de paz y sin dejarte amedrentar, te garantizar que las puertas de los cielos siempre estarn abiertas a tu favor.

  • 77

    El Privilegio de Servir

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre del Seor Jesucristo, acepto el reto de servir a la gente como embajador de la paz.

    Declaro que no me dejar amedrentar. Me levanto en fe, y en el poder de tu palabra. Eterno Creador, dame el carcter de perseverar, ayudando a la

    gente.Dame la firmeza de estar en pie, socorriendo al mi prjimo. Aydame, Dios Todopoderoso, te pido, de todo corazn, que donde haya problema, yo pueda ministrar tu paz. Permteme servirte, sin complejo de temor, ni miedo. En el

    nombre de Jess, amn.

    Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardn es grande en los cielos;

    porque as persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

    Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, con qu ser salada? No sirve ms para nada, sino para ser echada fuera y

    hollada por los hombres. Mateo 5:11-13

  • 78

  • 79

    Semana 3 - Da 4

    Llamados a ministrar LuzVosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte

    no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que estn en casa. As alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que est en los cielos.

    Mateo 5:14-16

    Introduccin

    En el mundo, somos bombardeados, segundo a segundo, con malas noticias. Cuando lees la prensa, escuchas la radio, o ves la televisin, ms del 90% de lo que recibimos, son malas noticias.

    Cuando vas en el autobs, en el metro o en la calle, la conversacin que se es-cucha es de tinieblas. El ser humano est siendo bombardeado continuamente por la oscuridad. Estas malas noticias crean generaciones inseguras y atemori-zadas.

    Cuando Dios dice que eres la luz del mundo, es porque te llam como un mensajero, que sacar a la gente de las tinieblas, a la luz admirable en Cristo.

    Verdad profunda

    La Palabra que Dios te ha dado, tiene la antorcha que sacar a las personas que te rodean, de las tinieblas a luz.

  • 80

    Marcelino Sojo

    T eres la luz

    Cuando hablas diferente a los dems, t eres la luz. Cuando actas y das ejem-plo contrario a la rutina de dolor y ansiedad que hay en los seres humanos, t eres la luz. Cuando dices que hay esperanza para el hogar cado y destruido, t eres la luz. Cuando alguien se est divorciando y dices que hay esperanza; t eres la luz.

    Cuando determinas en tu corazn ayudar a la madre que sufre, t eres la luz. Cuando intervienes en el dolor de la gente, y siembras vida, t eres la luz. Cuan-do Dios pens en ti, pens que t eras la luz; es decir, t haces la diferencia. Entre los humanos que cados, t eres la luz.

    Crisis en el mundo

    Problemas, problemas Y ms problemas; es lo que viven las personas, por fal-ta de luz. Realmente, las personas sin Dios, no son felices; nunca te dejes en-gaar. Lo que la gente llama felicidad, no es felicidad, porque todos andan con mscaras.

    Hay millones que estn confundidos, en tinieblas de dolor y ansiedad. Los seres humanos se pierden en la droga, los vicios y los desrdenes sexuales, por las tinieblas y el dolor en que ests en su corazn. Ellos necesitan la palabra de esperanza. La presencia de las tinieblas est en todas partes. Pero t eres la luz. Jess est contigo.

    Nunca te avergences de servir como lmpara que alumbra

    Si alguien se burla de ti porque antes te drogabas y ahora no lo haces, no te avergences de Dios. Si alguien se burla de ti, porque has determinado respetar tu hogar, tu cnyuge y tus hijos; no te avergences.

    Si alguien se burla de ti, porque honrars a tu padre y a tu madre, no te aver-

  • 81

    El Privilegio de Servir

    gences.

    La humanidad ha hecho, en las tinieblas, a lo malo lo llame bueno y a lo bue-no lo llame malo. Por lo tanto, tu reto es no dejarte infectar por la nube de men-tiras con que se mueve este mundo.

    Alumbra, presenta la verdad, y srvele a Dios y a tu prjimo, siendo la diferen-cia donde quiera que te encuentres.

    Oracin

    Dios Todopoderoso tu Palabra dice, que tu quieres que tu luz brille en m, a favor de los dems.

    En el nombre de nuestro Seor Jess, me levanto por el poder de tu Palabra, y en fe para creer que tu luz vive en mi, y que soy la diferencia en todo sitio

    donde me encuentre.Declaro que mi lmpara est encendida, para libertar al cautivo, romper

    cadenas, y ministrar paz y felicidad.A travs de tu gracia, opera en m para sacar de las tinieblas a esta

    humanidad en el nombre de Jess. Amn.

  • 82

  • 83

    Semana 3 - Da 5

    Sirviendo en cualquier circunstancia

    Osteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vulvele tambin la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la tnica, djale tambin la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con l dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehses.

    Mateo 5:38-42

    Verdad profunda

    Cuando conocemos a Cristo, ya no vivimos por apariencia; vivimos sirviendo a Dios, con lo ms profundo de nuestro espritu. Servimos a Dios y a nuestro prjimo, de todo corazn, con amor y con fe.

    Introduccin

    La determinacin de servir a Dios, debe imponerse sobre toda si-tuacin, an por encima de los abusos de algunas personas. Si hay situaciones contrarias, estamos en el camino correcto. Jess ense- que nunca sirvamos con una actitud de amargura, ni resentimiento. Disponte a vencer las condiciones ms duras o contrarias. Seamos capaces de vencer, hasta nuestro propio yo. As seremos recompensados por Dios.

  • 84

    Marcelino Sojo

    Nunca ojo por ojo.

    En el mundo, hay millones de personas llenas de dolor en su corazn, y siempre, en medio de cualquier cosa desagradable, estn listos para vengarse,

    y pagar mal por mal. T no debes ser as; eres de la nueva generacin, modelo para las naciones

    de la tierra. T formas parte del grupo de los portadores de esperanza, representas la escuela de Jess. Si alguien le hace mal, responde con bien.

    Deja Que Dios Sea Tu Abogado.

    Si alguno quiere ponerte en pleito, y quitarte la tnica, dale tambin la capa. Muchas veces ganamos ms cuando otros son los que contienden, y nosotros estamos en paz.

    Las personas que tienen el espritu de servicio, evitan las contiendas y los pleitos. Una de las muestras de que no hay sabidura de Dios, es la maldicin de las contiendas. Sirve a Dios y a las personas, en paz y amor. Cuando tengas que hablar, hazlo en paz; y si es preciso callar, mucho mejor.

    Deja que Dios te recompense.

    Si alguno quiere poner carga por una milla ve con el dos.

    A veces, nos encontramos con personas que son abusadoras, pero nunca dejes de hacer el bien. Dios ve todo. Sirve a pesar de las cosas negativas que veas. Sir-ve, y no permitas que tu corazn se llene de amargura.

    Al que te pida, dale.

    Frecuentemente, Dios te har subir de nivel, retndote a dar ms de ti. Te en-contrars en situaciones donde sers retado a dar. Nunca dejes de hacerlo. Dios est contigo; l siempre te multiplicar. El es tu provisin; constantemente te

  • 85

    El Privilegio de Servir

    multiplicar.

    Porque ms bienaventurado es dar, que recibir.

    Oracin Proftica

    Dios Todopoderoso, no permitas que los ambientes hostiles y contrarios, me roben la pasin de servir.

    Supremo Dios, lbrame de que mi corazn se endurezca, y hazme una persona profundamente servidora, Para tu gloria Y tu honra.

    Aydame a servirte. No permitas que por nada del mundo pierda la visin de servirte.

    En el nombre de Jess, amn.

  • 86

  • 87

    Semana 3 - Da 6

    Dar es mejor que recibir

    Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendris recompensa de vuestro Padre

    que est en los cielos.

    Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipcritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

    Mas cuando t des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo

    secreto te recompensar en pblico. Mateo 6:1-4

    Introduccin

    Una de las grandes maldiciones con que el egosmo marc a la hu-manidad, es que por naturalezas, todos queremos solo buscar nues-tro propio beneficio. Esta visin egosta ha robado el privilegio de dar. Existen expresiones tan profundas y tan gloriosas con respecto al dar, que el apstol Pablo dijo: Ms bienaventurado es dar, que recibir.

    Hoy te quiero ayudar; te quiero ensear en el nombre de Jess esta verdad: Cuando ests sirviendo a Dios, nunca perders; al contrario, todo el tiempo ga-nars.

    Verdad profunda

    Cuando aprendes el secreto sobrenatural y extraordinario, que hay en dar tu servicio, tu tiempo, tu dinero, y tu amor a la gente; entonces; descubrirs los

  • 88

    Marcelino Sojo

    tesoros ms extraordinarios que existen en el almacn de Dios para ti.

    El Problema De La Religin

    Las ministraciones religiosas que durante aos recibimos, nos enseaban que dar a Dios no era un privilegio; por el contrario, si dbamos algo haba una acti-tud le lstima, y muchas veces de irrespeto para Dios.

    Definitivamente, no haba una conciencia de lo grande y extraordinario que ocurre, cuando damos a nuestro Padre. Te quiero hablar de dar, no desde el punto de vista de una limosna, de la miseria, o de los conceptos que por aos has recibido. Te quiero ayudar a que entiendas el poder y la grandeza de dar. Re-nunciando as a todo falso concepto, a partir de hoy, nos levantamos en el poder de la Palabra, para comenzar un tiempo nuevo. Tus bendiciones no tendrn l-mite, por conocer el privilegio de dar.

    Dar Te Conecta Con El Infinito Almacn De Dios

    Piensa que dar es la llave que te abre las compuertas de unas cataratas. Por lo general, cuando Dios te quiere dar algo grande, te pide algo tambin. El ejemplo lo recibimos de Abraham. En medio de su necesidad, Dios le pidi pactos de diezmos y ofrendas.

    No mires el dar a Dios como una carga; piensa en grande. Piensa que tienes una llave. Repite y di, tengo una llave, y la utilizar para abrir la compuerta de los cielos, de tal manera que nunca tenga miseria.

    El Secreto De Las Compuertas

    En el libro de Malaquas, Dios le dijo al pueblo que respetaba el privilegio de dar: Probadme en esto; les quiero demostrar mi poder. No quiero lo ciego, lo manco, lo mudo, o 1o mediocre. Quiero la excelencia, porque te voy abrir las compuertas de los cielos, y voy a derramar bendicin sobre ti, hasta que sobrea-

  • 89

    El Privilegio de Servir

    bunde.

    Jess Ense El Dar

    Lo que Jess quiso decir en este texto, es que nunca consideres el dar a Dios como una carga; considralo un privilegio.

    Aunque no recibas alabanza de los hombres, puedes tener la seguridad que el Dios eterno, que te da el privilegio de dar, siempre le recompensar.

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre de Jess, s que cuando doy para ti, no es una carga; es una bendicin. Te pido las fuerzas, la fortaleza, y la templanza, para que no deje que ningn momento o circunstancia me robe la bendicin

    y el privilegio de dar para ti.Aydame a sembrar, para poder cosechar. Sembrar en tu obra, sembrar

    tiempo, sembrar amor, y sembrar paz.Aydame a entender el secreto de servirte siempre, porque tengo la seguridad

    que todo lo que doy, se me multiplica. En el nombre de Jess, amn.

  • 90

  • 91

    Semana 3 - Da 7

    Sirviendo libres de afnNinguno puede servir a dos seores; porque o aborrecer al uno y

    amar al otro, o estimar al uno y menospreciar al otro. No podis servir a Dios y a las riquezas.

    Por tanto os digo: No os afanis por vuestra vida, qu habis de comer o qu habis de beber; ni por vuestro cuerpo, qu habis de vestir. No es la vida ms que el alimento, y el cuerpo ms que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. No valis vosotros mucho ms que ellas? Y quin de vosotros podr, por mucho que se afane, aadir a su

    estatura un codo?

    Y por el vestido, por qu os afanis? Considerad los lirios del campo, cmo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomn con toda su gloria se visti as como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y maana se echa en el horno, Dios la viste as, no

    har mucho ms a vosotros, hombres de poca fe?

    No os afanis, pues, diciendo: Qu comeremos, o qu beberemos, o qu vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas

    cosas os sern aadidas. Mateo 6:24-33

    Introduccin

    Muchas veces, los seres humanos, se confunden en prestar atencin ms a lo temporal, que a lo verdadero. Esto se manifiesta, a travs de la maldicin del afn. El afn es una operacin satnica que roba la visin.

    Nunca puedes confundir lo terrenal de esta vida, con lo verdadero, que es

  • 92

    Marcelino Sojo

    lo eterno. Jess, en este gran pasaje, nos ensea que hay valores nunca puedes descuidar.

    Verdad profunda

    Servir a Dios sin afn ni ansiedad, te mantendr bajo la cobertura de reposo, sabidura y amor. Podrs vivir la vida, disfrutando con Dios y con tu familia.

    Rompiendo la maldicin del afn

    Jess dijo que el cuerpo vale ms que el vestido, y que la vida ms que el ali-mento.

    Cuando los seres humanos descuidan la verdadera vida espiritual, y maltratan su cuerpo, slo pensando en qu comeremos o vestiremos, revela que existe fal-ta de confianza en el poder de Dios.

    Cuando entiendes que eres hijo o hija de Dios, te proyectas diferente, y le das prioridad a lo verdadero.

    Hay dos, cosas que tienes que cuidar: La vida de Dios que hay en ti, y tu cuer-po fsico, en el cual opera Dios. Podras tratar de hacer muchas cosas, o tener el deseo de lograr muchas cosas, pero nunca podrs experimentar la paz, y la felicidad, a menos que renuncies a la maldicin del afn. Necesitamos aprender a vivir. Necesitamos aprender a descansar en Dios. Necesitas entender que el Todopoderoso est en control de su vida, y que conoce y sabe la ms mnima de todas tus necesidades.

    Desarrollando la confianza para servir

    Jesucristo dijo: Mira las aves del cielo que no siembran, ni siegan y no re-cogen en granero y vuestro padre celestial las alimenta. Luego pregunt, no valis vosotros mucho ms que ellos? Esto significa que la crisis verdadera de

  • 93

    El Privilegio de Servir

    los seres humanos, es falta de confianza en Dios. No puedes dejar lo ms impor-tante, por lo temporal.

    Las aves de los cielos no siembran, y no almacenan semilla, pero viven con-fiando en Dios; y l suple todas sus necesidades, conforme a sus riquezas en gloria.

    Te exhorto, en el nombre de Jess, no te quejes por nada del mundo. Deja de servir a Dios, pensando en que Dios te dejar abandonado. Te recomiendo que administres bien tu tiempo.

    Cumple a Dios; srvele de todo corazn. Ayuda a la gente; e involcrate en la obra. Sigue las instrucciones de sus mentores.

    Nunca digas que no vas a servir al Supremo, porque no tienes tiempo. Arris-gate a involcrate en la obra. As vers que nunca tendrs falta de ningn bien.

    Busca Primeramente

    Te quiero recordar, estimado amigo, que hay cosas que son primero, y otras les siguen. La vida que Dios te ha dado, y el tesoro de su bendita Palabra, es ms extraordinaria que comer y cuidar el cuerpo que Dios te ha dado.

    Ser un portador de vida, es ms importante que el vestido. Dale prioridad a Dios, y a la vida que l te ha dado. Has sido llamado para servir.

    En ti hay vida; esa vida utilzala para bendecir a otros. Eso es lo que significa buscar primeramente el reino de Dios, y su justicia. Es servir a Dios, ayudando a la gente, y presentando el mensaje de esperanza.

    Cuando te propones a hacer ms el trabajo del cielo, Jess dijo que todas las dems cosa sern aadidas. Los que le sirven a Dios, nunca tendrn falta de ningn bien. Podrn tener una prueba momentnea, pero no significa que todo el tiempo ser as.

    Si Dios cuida las aves y, las protege, puedes estar seguro que te proteger a ti, con ms fuerzas. Lo ms glorioso y ms inteligente que t puedes hacer es involucrarte con Dios y su Palabra. Experimenta el privilegio de servir a Dios sin afn o ansiedad, sabiendo que l tiene el control de tu vida, y suple todas tus

  • 94

    Marcelino Sojo

    necesidades.

    Oracin

    Di: Dios Todopoderoso, en el nombre de Jess, te pido perdn, porque estaba desubicado. Le haba dado prioridad a otras cosas.

    Seor Jess hago un pacto de confiar en ti con toda mi alma, fuerza y corazn. Tengo la seguridad de que si me involucro en lo que a ti te gusta, t

    siempre suplirs todo, conforme a tus riquezas en gloria.Lbrame de excusas; lbrame de argumentos. Aydame a desarrollar la fe, y a organizar mi tiempo, para servirte con todo mi corazn. En el nombre de

    Jess, amn.

  • 95

    Semana 4 - Da 1

    Jess, el mayor servidorAntes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jess que su hora haba

    llegado para que pasase de este mundo al Padre, como haba amado a los suyos que estaban en el mundo, los am hasta el fin. Y cuando cenaban, como el diablo ya haba puesto en el corazn de Judas Iscariote, hijo de Simn, que le entregase, sabiendo Jess que el Padre le haba dado todas las cosas en las manos, y que haba salido de Dios, y a Dios iba, se levant de la cena, y se quit su manto, y tomando una toalla, se la ci. Luego puso agua en un lebrillo, y comenz a lavar los pies de los discpulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceido. Entonces vino a Simn Pedro; y Pedro le dijo: Seor, t me lavas los pies? Respondi Jess y le dijo: Lo que yo hago, t no lo comprendes ahora; mas lo entenders despus. Pedro le dijo: No me lavars los pies jams. Jess le respondi: Si no te lavare, no tendrs parte conmigo. Le dijo Simn Pedro: Seor, no slo mis pies, sino tambin las manos y la cabeza. Jess le dijo: El que est lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues est todo limpio; y vosotros limpios estis, aunque no todos. Porque saba quin le iba a entregar; por eso dijo: No estis limpios todos. As que, despus que les hubo lavado los pies, tom su manto, volvi a la mesa, y les dijo: Sabis lo que os he hecho? Vosotros me llamis Maestro, y Seor; y decs bien, porque lo soy. Pues si yo, el Seor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros tambin debis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros tambin hagis.

    Juan 13:1-15

    Introduccin

    El ser humano, desde su nacimiento, trae una concupiscencia egosta. Est programado, desde sus primeros aos de su vida, con los deseos de ser grande.

  • 96

    Marcelino Sojo

    Lleva un programa peligroso que dice: Soy grande, porque me sirven. Esta es una forma de concupiscencia que existe normalmente en todos los seres humanos. Por eso, Jess les ense a sus discpulos, lo grande que es servir. Un da, andando con los discpulos en el camino, tom la oportunidad de ensear-les a servir.

    Verdad profunda

    La grandeza no es lo mucho que otros puedan hacer por ti, sino la capacidad que t tengas de poder servirles a los dems.

    La ceremonia del lavacro

    Lavar los pies, hace dos mil aos (es decir en el tiempo de Jess), era una fun-cin asignada slo para los esclavos. stos se paraban a la puerta de la entrada de toda casa, les lavaban los pies a los visitantes, y se los secaban con toallas. De esta manera, los asistentes podan tener reposo, y comer con tranquilidad.

    Como Jess entr con sus discpulos, y vio que ellos no le lavaron los pies, aprovech esta gran oportunidad de darles el ejemplo de cmo se debe operar en el Reino.

    En el Reino, la grandeza est en servir. Jess ense que hay que combatir la concupiscencia egosta; hay que luchar contra nuestros propios deseos. Jess rompi el ciclo egosta, cuando, siendo el Rey de Gloria, se quit el manto, tom una toalla, y comenz a hacer la labor que se supone que hicieran los esclavos.

    Se quit el manto

    Aquel mismo manto, por el cual fluy la virtud que san a la mujer del flujo de sangre, el manto en el cual flua la virtud de salud para todos, se lo quit para ensearnos a servir. Se quit el manto, que representa los dones y talentos.

    Dios quiere que no usemos, lo que l nos ha dado, para manipular y hacer que las personas nos sirvan a nosotros, y no nosotros a,ellos. Se quit el manto, para demostrarnos que entre ms Dios nos use, debe haber mayor conviccin en que

  • 97

    El Privilegio de Servir

    nuestro llamado es servir.

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre de Cristo Jess, te pido de todo corazn, que rompas la maldicin de concupiscencia del Yo, dndome la gracia para

    entender que la grandeza no est en que, alguien pueda hacer algo por m, sino en lo que yo pueda hacer por otros. Gracias por revelarme este tesoro. En

    el nombre de Jess, amn.

  • 98

  • 99

    Semana 4 - Da 2

    Una cultura del servicio equivocadaQuebrantando la maldicin de la cultura de servicio

    Cuando el apstol Pedro vio que Jess le iba a lavar los pies, de inmediato el espritu religioso hizo que dijera, no quiero que me laves los pies. As dicen millones de personas engaadas, cuando los descubren en su concupiscencia. Se sienten avergonzadas, porque se dan cuenta que ellos deban servir, y no ser servidos.

    Verdad profunda

    Cuando seas confrontado, y veas que tienes que aprender la leccin de servir, no argumentes; reconoce, humllate, aprende la leccin, y sirve.

    La hipocresa de Pedro

    Es necesario que nosotros entendamos que todos los apstoles incluyendo a Pedro, no haban entendido el modelo de gobierno que vena a instituir Jess. Proyectamos la grandeza, conforme a la poltica de esta tierra. Toda esa concu-piscencia,la trae toda persona sus genes, as como 12 discpulos del Seor. To-dava ni siquiera ellos haban entendido los profundos principios del evangelio del Reino, hasta ese da que fueron confrontados por el Seor Jess.

  • 100

    Marcelino Sojo

    La exhortacin de cristo a Pedro

    Cuando Jess le dijo, si no te dejas lavar los pies no tienes parte conmigo, dej de hablar en sentido natural, y comenz hablar en sentido espiritual. Toda persona que no entienda que tiene que renunciar a la cultura de este mundo, no podr experimentar de todas las bendiciones que Dios le tiene predestinadas.

    El extremismo de Pedro

    Pedro le dice, lvame las manos, la cara; lvame todo. Jess no le estaba di-ciendo que l estaba en pecado. Lo que quiso decir Jess, era que l tena un principio maldito, que chocaba contra el Reino. Por eso Jess le dijo, ests lim-pio de pecado; no tengo por qu limpiarte otra vez. Es decir, tu problema no es de salvacin, sino de cultura. Te estoy enseando que la grandeza en el Reino est en servir.

    Oracin

    Dios Todopoderoso, ahora s que soy salvo. Mi vida iba rumbo al infierno del pecado.

    Hoy, de todo corazn, renuncio a la maldicin de la cultura, y el egosmo falso. Con todo mi corazn te quiero servir, te quiero honrar, y te quiero

    adorar. Aydame; dame el carcter para ser diferente a los patrones engaosos de este mundo, de tal manera que te pueda servir con todo mi corazn, desde ahora

    y para siempre. En el nombre de Jess, amn.

  • 101

    Semana 4 - Da 3

    Si amamos, lo demostramos sirviendo

    Jess nos ensea los secretos de servir

    Si alguno me sirviere, mi Padre le honrar. Juan 12:26b Jess me indica que si le amo, lo demuestre sirviendo

    Pedro, me amas?... Entonces apacienta mis ovejas... Juan 21:15-17

    Introduccin

    Jess ense, en forma radical, que servir a Dios trae recompensa; aunque nosotros no servimos por lo que l nos vaya a dar, sino que por amor, respeto y reverencia. Sin embargo, est claro que Jess dijo que todo aquel que se involu-cra genuinamente en servir a Dios, ser recompensado por el Padre.

    Verdad profunda

    Servir a Dios, no solamente traer recompensas en el mundo espiritual, sino que tambin en esta tierra seremos bendecidos y prosperados; todo por el privi-legio de servir a Dios.

  • 102

    Marcelino Sojo

    A todo obrero se le paga

    Cuando Jess habl del movimiento de ganar almas, lo present como el due-o de una via que enva obreros a recoger la cosecha. En esto hay algo sor-prendente, porque a pesar de que nuestro servicio es por amor, Jess dijo que el obrero es digno de su salario. Ahora t tienes que tener claro, que no es el hom-bre que est comprometido contigo. El negocio de ganar almas es el privilegio ms grande al cual t has sido llamado.

    En la via hay almas del Seor a las que t tienes que servir

    Todos los das, el Seor te presentar personas a las cuales t debes ayudar. No puedes perder la oportunidad de estar involucrado en recoger la cosecha. No cometas el error de distraerse en cosas menos importantes; no pongas excu-sas de falta de tiempo o dinero.

    Cada una de las personas que recoges en el camino, es parte de la cosecha del Seor. Dios te da el privilegio de servir, ayudando a los dems; para de esa ma-nera establecerte en tu grandeza.

    Todo obrero de esta via ha sido recompensado

    Cuando t lees las Sagradas Escrituras, puedes notar Que Dios llama a hom-bres y mujeres, dndoles el privilegio de servir. Por lo general, Dios los llama en posiciones incmodas; y lo hace para probar su fe. Uno de los ejemplos es Jos, cuando iba nacer Jess. Jos se impuso, y Dios lo recompens.

    Hallars a un Abraham sin hijo, y a Rahab la ramera; y Dios los llam a servir. Encontrars a un apstol Pedro, que el Seor le dijo, prstame tu barca; y Dios lo transform de un hombre frustrado, a un predicador de xito. La lista es in-numerable, no cabran en un libro los ejemplos de aquellos que le responden a Dios. En aquel tiempo, fue la oportunidad de ellos; hoy es tu oportunidad.

  • 103

    El Privilegio de Servir

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el Nombre de Jess, dame el carcter y la fortaleza de entender que hoy es mi tiempo; de creer que hoy es mi tiempo. Hoy entiendo,

    que servirte, honrarte y adorarte es el privilegio ms grande de esta tierra. Aydame a no poner argumentos. Declaro que lo har, en el nombre de Jess,

    amn.

  • 104

  • 105

    Semana 4 - Da 4

    Nada ni nadie nos impedir servirNunca pongas pretextos en servir

    Partiendo l de all, hall a Eliseo hijo de Safat, que araba con doce yuntas delante de s, y l tena la ltima. Y pasando Elas por delante de l, ech sobre l su manto. Entonces dejando l los bueyes, vino corriendo en pos de Elas, y dijo: Te ruego que me dejes besar a mi padre y a mi madre, y luego te seguir. Y l le dijo: Ve, vuelve; qu te he hecho yo? Y se volvi, y tom un par de bueyes y los mat, y con el arado de los bueyes coci la carne, y la dio al pueblo para que comiesen. Despus se

    levant y fue tras Elas, y le serva. I Reyes 19:19-21

    Verdad profunda

    Cuando determinamos servirle a Dios el eterno prueba nuestro carcter.

    Introduccin

    La vida del profeta Eliseo es un ejemplo de servir, y ser sensible al llamado divino. Este joven, cuando supo que Dios lo estaba llamando a travs del profeta Elas, nunca dud, ni cuestion a Dios. No puso ninguna excusa, sino que de-termin, con todo su corazn, hacerlo con todas sus fuerzas.

    Nunca pongas un argumento, ni pongas excusas para servirle a Dios, cuando t sabes que es Dios, y no el hombre, el que te est llamando.

  • 106

    Marcelino Sojo

    Eliseo una persona muy ocupada

    Por lo general, cuando t lees las Sagradas Escrituras, vers que la mayora de los hombres que fueron llamados a servir, estaban ocupados haciendo algo. Y muchos estaban tan ocupados, que no les sobraba tiempo.

    En el caso de Eliseo, era un joven que trabajaba la tierra, sembraba y recoga, era una experto guiando las yuntas de bueyes. Estaba tan ocupado, que casi no tena tiempo para otra cosa. Pero Dios puso sus ojos en l, dndole el privilegio de servir.

    El manto de Elas

    La Escritura nos ensea que Elas ni siquiera le dirigi palabras a Eliseo; la revelacin dice que Elas solamente ech su manto.

    Esto tiene una revelacin profunda, porque el llamado a servir no est rela-cionado con las manipulaciones humanas; es una cobertura divina, que llega a nuestras vidas, llamndonos a entrar a una nueva estacin de la vida, en fun-cin de los negocios de la obra del Seor.

    Eliseo corri.

    Es un peligro cuestionar, el llamado a servir. Es extremista y sumamente pe-ligroso.

    La actitud que Eliseo refleja, con cul diligencia cuando l entendi que no era el hombre que lo estaba llamando, sino el Creador.

    Eliseo corri tras Elas a servirle, porque entendi que no era el hombre, sino Dios que lo haba escogido para cosas grandes. No te dejes adular, estimado lector. Servir no es del ser humano, sino de Dios. As como Eliseo comi, as tambin corre t al llamado, y comienza a servir.

  • 107

    El Privilegio de Servir

    Oracin.

    Dios Todopoderoso, en el nombre de Jess, puedo sentir en mi espritu que me ests llamado a servir.

    Lbrame de excusas; no permitas que nada me desenfoque, ni los anlisis humanos. Lbrame de interpretar conforme al entendimiento humano, o las

    circunstancias que me rodean. Hoy determino servir con todo mi corazn. Nada de lo que haga por tu obra,

    es una carga; es una bendicin. Todo esto te 1o pido en el nombre de Jess, amn.

  • 108

  • 109

    Semana 4 - Da 5

    Los sentimientos obstaculizan el servir

    Rompe las ligaduras sentimentales para servir.

    Introduccin

    Nunca permitas que las ligaduras sentimentales sean obstculos, ante el por-tentoso llamado que Dios est haciendo a servir.

    Por lo general, vienen muchas batallas a la mente, cuando Dios te est llaman-do para algo grande. Satans quiere poner argumentos en tu familia, sensacio-nes de abandono, y distintos pensamientos perversos.

    Te recomiendo que no te dejes manipular por el sentimentalismo. Recuerda que en el captulo final de la pelcula, debes saber que no solamente el Eterno te bendecir a ti, sino tambin a tu familia.

    Verdad profunda

    Es necesario que entiendas que todas las acciones profundas de Fe que t ha-gas, no maldicen tu familia, te van a bendecir.

  • 110

    Marcelino Sojo

    Eliseo rompi el arado del buey

    Eliseo saba que Dios lo estaba llamando a una estacin superior. Por tanto, hizo una accin proftica rompimiento. Esto es una accin profunda y extraor-dinaria.

    Es imposible que se pueda servir a Dios, y al mismo tiempo al sentimentalis-mo. Muchas veces, cuando Dios te est llamando, los primeros que se oponen son las personas ms cerca a ti. Si no tienes cuidado, puedes perder tu ben-dicin, despreciando la oportunidad de que la uncin proftica, del manto de gloria, cubra su vida; y que puedas estar entre los grandes hacedores de historia, del pueblo de Dios.

    Reparti comida

    En lugar de llorar, Eliseo celebr el llamado a seguir. No puedes ver el llamado que Dios te hace, como una prdida; al contrario, debes verlo como un privile-gio. Es bueno que la gente que te conoce, vea que la decisin que has hecho, es por servirle a Dios. Los que crean, y los que duden, tambin vern lo que Dios har contigo. Nunca veas el llamado como un fracaso; celbralo, y que se haga fiesta. Diles a tus familiares y amigos que tienes el privilegio de servir.

    Se despidi de madre y padre

    Para la cultura hebrea (es decir en el medio oriente), la relacin entre padre e hijos es tremendamente fuerte. Despus de Dios, los hijos son muy importan-tes. El ejemplo de Eliseo es radical: Saba que haba una voz ms poderosa que le estaba llamando; saba que era el Eterno que lo estaba buscando.

    En el medio de la fiesta, le dijo a su padre y a su madre: Me voy a dedicar a servir a Dios con toda mi alma. Papa y mama, no los abandonar. Mi vida entra en una cobertura de gloria. Voy a aceptar a ese profeta como mi padre, pero pueden tener la seguridad que esta recompensa no solo me bendecir a m, sino tambin a ustedes.

  • 111

    El Privilegio de Servir

    Dios recompensa la fidelidad en servir

    Despus hubo hambre en la tierra, adems de la primera hambre que hubo en los das de Abraham; y se fue Isaac a Abimelec rey de los filisteos, en Gerar. Y se le apareci Jehov, y le dijo: No desciendas a Egipto; habita en la tierra que yo te dir. Habita como forastero en esta tierra, y estar contigo, y te bendecir; porque a ti y a tu descendencia dar todas estas tierras, y confirmar el juramento que hice a Abraham tu padre. Multiplicar tu descendencia como las estrellas del cielo, y dar a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra sern benditas en tu simiente, por cuanto oy Abraham mi voz, y guard mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes.

    Habit, pues, Isaac en Gerar. Gnesis 26:1-6

    Oracin

    Dios Todopoderoso, En el nombre de nuestro Seor Jesucristo, hoy tomo la radical determinacin de servirte con todas mis fuerzas con toda mi alma y

    con todo mi corazn.Declaro, en el nombre de Jess, que no permitir que ninguna ligadura

    sentimental, ni siquiera la ms importante, la de mi padre o mi madre, me impidan servirte.

    Porque mi determinacin de servirte con todo mi corazn, me abrir las ventanas de los cielos. Tengo la seguridad que prosperar, y mi familia ser

    extraordinariamente bendecida.En el nombre de Jess, amn.

  • 112

  • 113

    Semana 4 - Da 6

    Dios recompensa a AnaY corriendo luego a El, dijo: Heme aqu; para qu me

    llamaste? Y El le dijo: Yo no he llamado; vuelve y acustate. Y l se volvi y se acost. Y Jehov volvi a llamar otra vez a Samuel. Y levantndose Samuel, vino a El y dijo: Heme aqu; para qu me has llamado? Y l dijo: Hijo mo, yo no he llamado; vuelve y acustate. Y Samuel no haba conocido an a Jehov, ni la palabra de Jehov le haba sido revelada. Jehov, pues, llam la tercera vez a Samuel. Y l se levant y vino a El, y dijo: Heme aqu; para qu me has llamado? Entonces entendi El que Jehov llamaba al joven. Y dijo El a Samuel: Ve y acustate; y si te llamare, dirs: Habla, Jehov, porque tu siervo oye. As se fue Samuel, y se acost en su lugar. Y vino Jehov y se par, y llam como las otras veces: Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye. Y Jehov dijo a Samuel: He aqu har yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiirn ambos odos. Aquel da yo cumplir contra El todas las cosas que he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin. Y le mostrar que yo juzgar su casa para siempre, por la iniquidad que l sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y l no los ha estorbado. Por tanto, yo he jurado a la casa de El que la iniquidad de la casa de El no ser expiada jams, ni con sacrificios ni con ofrendas. Y Samuel estuvo acostado hasta la maana, y abri las puertas de la casa de Jehov. Y Samuel tema descubrir la visin a El. Llamando, pues, El a Samuel, le dijo: Hijo mo, Samuel. Y l respondi: Heme aqu. Y El dijo: Qu es la palabra que te habl? Te ruego que no me la encubras; as te haga Dios y aun te aada, si me encubrieres palabra de todo lo que habl contigo. Y Samuel se lo manifest todo, sin encubrirle nada. Entonces l dijo: Jehov es; haga lo que bien le pareciere. Y Samuel creci, y Jehov estaba con l, y no dej caer a tierra ninguna de sus palabras. Y todo Israel, desde Dan hasta Beerseba, conoci que Samuel era fiel profeta de Jehov. Y Jehov volvi a aparecer en Silo; porque Jehov se manifest a Samuel en Silo por la palabra de Jehov.

    I Samuel 3:5-21

  • 114

    Marcelino Sojo

    Verdad Profunda

    Ana fue un gran ejemplo de fidelidad y servicio y Dios la recompens de tal manera que es conocida para siempre como la mujer que abri brecha al mun-do proftico en tiempo de gran crisis ministerial en Israel

    Introduccin

    Samuel es el hijo de aquella mujer que se llamaba Ana, la cual era estril, y con un voto en el altar de fe logr su milagro. Ella hizo una promesa, que si le daba un hijo, lo dedicara todos los das de su vida, a servirle a Jehov. Este joven creci tanto en Dios, que se convirti en uno de los personajes mas extraordinarios en el mundo proftico, que ha pasado por esta tierra. Dios re-compenso a Ana por su determinacin de servirle.

    Samuel fue dedicado a servir a Dios.

    Despus que lo hubo destetado, lo llev consigo, con tres becerros, un efa de harina, y una vasija de vino, y lo trajo a la casa de Jehov en Silo; y el nio era pequeo. Y matando el becerro, trajeron el nio a El. Y ella dijo: !!Oh, seor mo! Vive tu alma, seor mo, yo soy aquella mujer que estuvo aqu junto a ti orando a Jehov. Por este nio oraba, y Jehov me dio lo que le ped. Yo, pues, lo dedico tambin a Jehov; todos los das que viva, ser de

    Jehov. Y ador all a Jehov. I Samuel 1:24-28

    Ana determin dedicar a su nico hijo, a servir a Dios. Esto era un extraor-dinario sacrificio. Sin embargo, Dios la recompens, no solamente dandole un hijo profeta, sino tambin dandole muchos ms hijos e hijas. La determinacin de Ana de llevar al templo lo nico que ella tena, le abri las ventanas de los cielos, el Eterno la recompens.

  • 115

    El Privilegio de Servir

    Dios le habl a Samuel

    El joven Samuel ministraba a Jehov en presencia de El; y la palabra de Jehov escaseaba en aquellos das; no haba visin con frecuencia. Y aconteci un da, que estando El acostado en su aposento, cuando sus ojos comenzaban a oscurecerse de modo que no poda ver, Samuel estaba durmiendo en el templo de Jehov, donde estaba el arca de Dios; y antes que la lmpara de Dios fuese apagada, Jehov llam a Samuel;

    y l respondi: Heme aqu. I Samuel 3:1-4

    Hoy da, estamos viviendo tiempos de retos. As como en los das del profeta Samuel, tambin en estos tiempos, se necesi-tan personas que oigan la voz de Dios, y digan, heme aqu. En aquellos das escaseaba la palabra de Dios, pero el joven Samuel ministraba en la casa de Jehov.

    Aunque la tierra estaba corrompida, porque escaseaba la Palabra de Jehov, haba alguien con sed de Dios que serva sin excusas; serva sin argumentos. No se detena por nada, no se quejaba, y saba que en medio del ambiente contra-rio, era forzoso servir a Dios. Ese era Samuel.

    Antes de que la lmpara de Dios fuese apagada

    Esto es una revelacin de Dios extraordinaria. Las palabras, antes de que la lmpara de Dios fuese apagada, Jehov llam a Samuel, significan mucho. Cuando ya estaban saliendo los rayos del Sol, Dios le habl a alguien que estaba determinado a servir, sin importarle nada. Por ese deseo de servir, Dios visita a Samuel.

    Tambin hay detalles que resaltan: El lder religioso no escuch la voz de Dios; slo alguien bajo pacto es visitado por Dios, en tiempos de Crisis, para sacar del dolor al pueblo de Israel.

  • 116

    Marcelino Sojo

    Dios us a Samuel en grande

    Y vino Jehov y se par, y llam como las otras veces: Samuel, Samuel! En-tonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye.

    Y vino Jehov y se par, y llam como las otras veces: Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye. Y Jehov dijo a Samuel: He aqu har yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiirn ambos odos. Aquel da yo cumplir contra El todas las cosas que he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin. Y le mostrar que yo juzgar su casa para siempre, por la iniquidad que l sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y l no los ha estorbado. Por tanto, yo he jurado a la casa de El que la iniquidad de la casa de El no ser expiada jams, ni con sacrificios ni con ofrendas. Y Samuel estuvo acostado hasta la maana, y abri las puertas de la casa de Jehov. Y Samuel tema descubrir la visin a El. Llamando, pues, El a Samuel, le dijo: Hijo mo, Samuel. Y l respondi: Heme aqu. Y El dijo: Qu es la palabra que te habl? Te ruego que no me la encubras; as te haga Dios y aun te aada, si me encubrieres palabra de todo lo que habl contigo. Y Samuel se lo manifest todo, sin encubrirle nada. Entonces l dijo: Jehov es; haga lo que bien le pareciere. Y Samuel creci, y Jehov estaba con l, y no dej caer a tierra ninguna de sus palabras. Y todo Israel, desde Dan hasta Beerseba, conoci que Samuel era fiel profeta de Jehov. Y Jehov volvi a aparecer en Silo; porque Jehov se manifest a Samuel en Silo por la palabra de Jehov.

    I Samuel 3:10-21

    Fueron aos de servir a Dios profundamente y con fidelidad, hasta el da en que el Eterno determin hacer publicar su recompensa. Dios abri las cataratas de los cielos sobre Israel, porque alguien determin servir a Dios con todo su corazn.

    Fue Samuel el vidente de Dios; el cual ungi a David como Rey de Israel. Co-menz la genealoga de los reyes descendientes de Isa hasta Cristo. As como Dios llam a Samuel, te est llamando a ti.

  • 117

    El Privilegio de Servir

    Oracin

    Dios Todopoderoso, en el nombre de nuestro Seor Jesucristo, me levanto en fe y en la palabra creyndote a ti con todo mi corazn.

    Por el poder de tu Palabra, creo que t, Padre celestial, me honrars, as como honraste a Samuel, y lo hiciste muy famoso. Hoy me levanto por la Palabra.

    Escuchar tu voz, y har todo lo que t quieras. Te digo, con todo mi corazn: Heme aqu; habla Dios que te oigo.

    Dime lo que quieras; aqu estoy para servirte. S que si honraste a Samuel, me bendecirs tambin a m. Te lo pido en el nombre de Jess, amn.

  • 118

  • 119

    Semana 4 - Da 7

    Servir con fidelidad traer recompensa

    Josu hijo de Nun envi desde Sitim dos espas secretamente, dicindoles: Andad, reconoced la tierra, y a Jeric. Y ellos fueron, y entraron en casa de una ramera que se llamaba Rahab, y posaron all. Y fue dado aviso al rey de Jeric, diciendo: He aqu que hombres de los hijos de Israel han venido aqu esta noche para espiar la tierra. Entonces el rey de Jeric envi a decir a Rahab: Saca a los hombres que han venido a ti, y han entrado a tu casa; porque han venido para espiar toda la tierra. Pero la mujer haba tomado a los dos hombres y los haba escondido; y dijo: Es verdad que unos hombres vinieron a m, pero no supe de dnde eran. Y cuando se iba a cerrar la puerta, siendo ya oscuro, esos hombres se salieron, y no s a dnde han ido; seguidlos aprisa, y los alcanzaris. Mas ella los haba hecho subir al terrado, y los haba escondido entre los manojos de lino que tena puestos en el terrado. Y los hombres fueron tras ellos por el camino del Jordn, hasta los vados; y la puerta fue cerrada despus que salieron los perseguidores. Antes que ellos se durmiesen, ella subi al terrado, y les dijo: S que Jehov os ha dado esta tierra; porque el temor de vosotros ha cado sobre nosotros, y todos los moradores del pas ya han desmayado por causa de vosotros. Porque hemos odo que Jehov hizo secar las aguas del Mar Rojo delante de vosotros cuando salisteis de Egipto, y lo que habis hecho a los dos reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordn, a Sehn y a Og, a los cuales habis destruido. Oyendo esto, ha desmayado nuestro corazn; ni ha quedado ms aliento en hombre alguno por causa de vosotros, porque Jehov vuestro Dios es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra. Os ruego pues, ahora, que me juris por Jehov, que como he hecho misericordia con vosotros, as la haris vosotros con la casa de mi padre, de lo cual me daris una seal segura; y que salvaris la vida a mi padre y a mi madre, a mis hermanos y hermanas, y a todo lo que es suyo; y que libraris nuestras vidas de la muerte. Ellos le respondieron: Nuestra vida responder por la vuestra, si no

  • 120

    Marcelino Sojo

    denunciareis este asunto nuestro; y cuando Jehov nos haya dado la tierra, nosotros haremos contigo misericordia y verdad. Entonces ella los hizo descender con una cuerda por la ventana; porque su casa estaba en el muro de la ciudad, y ella viva en el muro. Y les dijo: Marchaos al monte, para que los que fueron tras vosotros no os encuentren; y estad escondidos all tres das, hasta que los que os siguen hayan vuelto; y despus os iris por vuestro camino. Y ellos le dijeron: Nosotros quedaremos libres de este juramento con que nos has juramentado. He aqu, cuando nosotros entremos en la tierra, t atars este cordn de grana a la ventana por la cual nos descolgaste; y reunirn en tu casa a tu padre y a tu madre, a tus hermanos y a toda

    la familia de tu padre. Josu 2:1-18

    Mas Josu salv la vida a Rahab la ramera, y a la casa de su padre, y a todo lo que ella tena; y habit ella entre los israelitas hasta hoy, por cuanto escondi a los mensajeros que Josu haba enviado a reconocer a Jeric. En aquel tiempo hizo Josu un juramento, diciendo: Maldito delante de Jehov el hombre que se levantare y reedificare esta ciudad de Jeric. Sobre su primognito eche los cimientos de ella, y sobre su hijo menor asiente sus puertas. Estaba, pues, Jehov con Josu, y su nombre

    se divulg por toda la tierra. Josu 6:25-27

    Introduccin

    Rahab era una prostituta que determin servir a Dios, cuando los misioneros hebreos llegaron a Jeric para expiar la tierra de Canan. Y causa de su fe, Dios no solamente le salv la vida, sino que la coloc como parte de genealoga de Jesucristo.

    Verdad Profunda

    Arriesgar su vida por servir a Dios, asegura tu futuro por el resto de las gene-raciones.

  • 121

    El Privilegio de Servir

    Una prostituta entra al libro de los inmortales

    Por la fe Rahab la ramera no pereci juntamente con los desobedientes, habiendo recibido a los espas en paz. Hebreos 11:31

    En tiempos de juicio que venan a la tierra, esta mujer supo que los hi-jos de Israel que haban cruzado el Jordn tenan algo especial. Ella cre-y que este pueblo era el pueblo de Dios, y arriesg su vida hasta la muer-te, por meter a los espas hebreos en su casa. Esta mujer le crey a Dios, y l la puso en el saln de los inmortales de la fe de Hebreos captulo once. Hay muchas personas en la Biblia que hicieron cosas muy lindas para Dios, pero no todos estn nombrados en el captulo 11 de Hebreos. Dios la puso en alto para siempre, por cuanto determin servir a Dios con todo su corazn fuerza.

    Rahab en la genealoga de Cristo

    Libro de la genealoga de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham. Abraham engendr a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Jud y a sus hermanos. Jud engendr de Tamar a Fares y a Zara, Fares a Esrom, y Esrom a Aram. Aram engendr a Aminadab, Aminadab a Naasn, y Naasn a Salmn. Salmn engendr de Rahab a Booz, Booz engendr de Rut a Obed, y Obed a Isa. Isa engendr al Rey David, y el Rey David engendr a Salomn de la que fue mujer de Uras. Salomn engendr a Roboam, Roboam a Abas, y Abas a Asa. Asa engendr a Josafat, Josafat a Joram, y Joram a Uzas. Uzas engendr a Jotam, Jotam a Acaz, y Acaz a Ezequas. Ezequas engendr a Manass, Manass a Amn, y Amn a Josas. Josas engendr a Jeconas y a sus hermanos, en el tiempo de la deportacin a Babilonia. Despus de la deportacin a Babilonia, Jeconas engendr a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel. Zorobabel engendr a Abiud, Abiud a Eliaquim, y Eliaquim a Azor. Azor engendr a Sadoc, Sadoc a Aquim, y Aquim a Eliud. Eliud engendr a Eleazar, Eleazar a Matn, Matn a Jacob; y Jacob engendr a Jos, marido de Mara, de la cual naci Jess, llamado

    el Cristo. Mateo 1:1-6

  • 122

    Marcelino Sojo

    Sitio de importancia

    Es extremadamente sorprendente el sitio de privilegio que Dios le dio a Rahab, por haber determinado servir al pueblo de Dios. Ella en-tr en la genealoga de Cristo, por causa de su fe en servir a Dios. Te quiero decir algo: Tengo treinta aos de servir a Dios, pero esta leccin me motiva profundamente a servirle a Dios mu-cho ms. Saber que no existe mayor recompensa que servirle a Dios. El hecho que Dios puso a la ramera del pueblo de Jeric, en un sitio de honra, por su acto de servicio, me dice que no existe mayor privilegio entre el cielo y la tierra que servirle a Dios.

    Oracin

    Dios Todopoderoso, determino con todo mi corazn servirte desde ahora y para siempre.

    Si t, hace miles de aos, honraste a una prostituta, porque determin servirte arriesgando su vida, entonces no pondr ninguna excusa.

    Te servir, con todo mi corazn y te honrar, porque si la honraste a ella, s que tambin lo hars conmigo. Declaro esta palabra, en el nombre de Jess,

    amn

  • 123

    Dios recompensa la fidelidad

    Vino Jess a casa de Pedro, y vio a la suegra de ste postrada en cama, con fiebre. Y toc su mano, y la fiebre la dej; y ella se levant, y

    les serva. Mateo 8:14-15

    Introduccin

    Servir a Dios tiene recompensa. Dios no solamente est pen-diente de cada uno de nosotros, sino que el Todopoderoso cu-bre con su favor y su misericordia a nuestros familiares. Pedro fue sensible al Espritu Santo, cuando Jess le dijo: Srveme, porque des-de hoy te har pescador de hombres. Pareca un riesgo dejar su empresa de pesca, por seguir a Cristo. Lo cierto es que desde all en adelante, este hombre, por servir a Dios, fue recompensado.

    Verdad profunda

    Cuando determinamos servirle a Dios, se activa la uncin de sanidad divina para nosotros, y para nuestros familiares.

    La suegra enferma

    Definitivamente, no es una bendicin que nuestras suegras estn enfermas, porque esto trae angustia. En el caso de Pedro, era un peligro que la suegra no estuviese bien; porque si la suegra de Pedro estaba enferma, la esposa de Pedro iba a estar en angustia. Por supuesto, para Pedro esto sera un tormento. Pedro ya haba comenzado a servirle a Dios. Jess, viendo que esto sera un gran pro-blema para el siervo, san la suegra.

  • 124

    Marcelino Sojo

    Jess vino a casa de Pedro

    Hoy da, hay tantos chistes y dichos extraos con respecto a las suegras, que no son buenos. De las suegras no se debe hablar mal, ni jugando. Slo piense que usted tiene a ese hombre o a esa mujer como su pareja, porque esa suegra le trajo a este mundo. La suegra de Pedro que estaba enferma. Antes de seguir a Cristo, Pedro era un empresario, y por supuesto tena cmo cubrir cualquier necesidad y emergencia de su esposa, y de su familia. Por haber determinado servir a Dios, Jess fue a la casa de Pedro, y sano a su suegra de una fiebre ma-ligna. Servir a Dios activa la uncin de milagros sobre nuestros seres queridos.

    Ella se levant

    Servir a Dios activa un levantamiento sobre nuestros familiares. Todo aquel que determine servir a Dios, tendr una visitacin de Jess, el cual levantar a cada familiar que est cado, y que est con problemas. Siempre en nuestro hogar habr alguien que necesite auxilio del cielo, pero slo podemos ver la intervencin directa de Jess, cuando determinemos radical-mente servirle a Dios.

    Y les serva...

    Dios mostrar sus maravillas en tu hogar, de modo que toda tu familia le sirva a Dios. Hoy se ha activado una uncin so-brenatural de milagros. Toda tu familia ver la gloria de Dios. Declaro que por tu obediencia, los enfermos, los cados, y los que estn en vicios se levantarn; todo porque determinaste servirle a Dios. No sola-mente los jvenes servirn a Jess en tu familia, sino tambin los mayores. Declaro esta palabra de fe: Toda tu familia le servir a Dios.

  • 125

    El Privilegio de Servir

    Oracin

    Dios Todopoderoso, hoy, de todo corazn, determino servirte con toda mi fe, firmeza y determinacin. En el nombre de Jess, creo en esta hora, que es un gran privilegio servirte, y que se activar, a partir de este momento, un

    levantamiento de gloria sobre toda mi familia. Ahora mismo, donde se encuentre algn familiar mo con incomodidades,

    Dios le har milagros, en l, nombre de Jess. Declaro, por el Poder de la Palabra, que toda mi familia se levantar a

    servirle a Dios. Amn.

  • Centro Cristiano Nueva Generacin

    Av. Mara Zambrano esquina Calle La BohmeCP 29006, Pol. Ind. Alameda

    Mlaga, Espaa

    Tel: +34 952335287Email: info@nuevageneracion.es

    www.nuevageneracion.es

    Reuniones

    Miercoles y Viernes, 19:30hsDomingo, 18:30hs