Contam i Nacion Visual

  • Published on
    05-Aug-2015

  • View
    9

  • Download
    1

Transcript

[ SEGURIDAD VIAL ]

Contaminacin Visual

La gran cantidad de letreros y marquesinas que existen hoy en la va pblicapueden ser sumamente atractivos. Pero, sabe usted de qu manera afecta esto a la conduccin segura? En esta nota encontrar un anlisis al respecto.

4]

Contaminacin visual es el cambio o desequilibrio en el paisaje, ya sea natural o artificial, que afecta las condiciones de vida y las funciones vitales de los seres vivientes.

Cuntas veces le pas ir circulando por una avenida y al buscar un cartel indicador de una interseccin lo primero que pudo ver fueron carteles publicitarios? La contaminacin visual no goza por estos das de la misma reputacin que tiene, para la ecologa, la contaminacin del aire a travs de los gases, pero es tan grave como esta ltima. La Repblica Argentina presenta hoy un alto ndice de accidentes de trnsito y, si bien el estado de los caminos no deja de tener incumbencia en el tema, el factor humano es, en definitiva, el principal responsable de los accidentes. Si el conductor pudiera dejar de lado las distracciones mientras conduce, las cifras de accidentes seran mucho menores. Segn estudios realizados en CESVI, las distracciones son la primera causa de accidentes graves ocurridos en nuestro pas. En este sentido, la superpoblacin de carteles publicitarios que hay en determinados puntos de la va pblica se traduce en un alto grado de distraccin para los conductores; en primer lugar, por el efecto de dispersin en la atencin que provocan y, en segundo lugar, porque muchas veces interfieren con las seales de trnsito. El sentido de la vista es el que tiene mayor incidencia en la percepcin del entorno. Al producirse una especie de "estrs visual" por un cambio o desequilibrio en el paisaje, las reacciones psicofsicas del hombre se ven alteradas.6]

vimiento, luz y tamao capturan la atencin de peatones y automovilistas por igual, aumentando el riesgo de accidentes. Curvas y cruces de rutas ocultos e incluso rboles colocados en un paisaje mal planificado tambin cuentan. Por la noche, los carteles luminosos hacen de las suyas haciendo difcil de distinguir a las luces de los semforos y las seales reflectivas. La conduccin segura tiene tres principios fundamentales que son el reconocimiento del riesgo, el conocimiento de la maniobra adecuada y la accin en el momento indicado. Cuanto ms rpidamente el conductor reconozca el riesgo, por ejemplo un cruce peligroso o una seal de PARE, ms rpido se generar la reaccin sobre los comandos del vehculo. Durante la conduccin, las personas reciben una gran cantidad de informacin y los ojos son los encargados de acercarle casi el noventa por ciento de esos datos.[ Todo vale para llamar la atencin, incluso los avisos iluminados en las cabinas de telfonos. ]

CARTELES CALLEJEROS El contenido visual de este tipo de mensaje publicitario resulta extremadamente atractivo y, por ende, produce un alto ndice de distraccin. Diseo, color, mo-

[ Las paradas de colectivos tipo refugio han perdido su carcter, transformndose en luminosas pantallas publicitarias. ]

Un problema mundialEl problema no slo es de la Argentina. El publicista mexicano, Ral Sampayo, agobiado por el peso del uso indiscriminado de algunos medios en su pas, piensa que una estrategia adecuada y una creatividad atinada no requieren de tcticas "montoneras" que atropellan a los consumidores. Plantea una reduccin de la cantidad de anuncios, stos seran entonces ms onerosos, en sitios ms adecuados al ser los anunciantes ms selectivos en sus medios, y los consumidores polarizaran su atencin ms eficazmente con un menor aturdimiento mental. El arquitecto y docente especializado en urbanstica, Thomas Sprechmann, estima que la publicidad debe desarrollarse en base a reglas de juego racionales y urbansticamente viables, como el caso de Japn. Si bien ese pas tiene un desarrollo urbanstico explosivo y difcil de controlar, tambin posee sofisticadas reglas de juego para la publicidad en la calle.

Queda claro que cuanta mayor cantidad de informacin haya en la va pblica, mayor ser el grado de dificultad que los conductores tendrn para discernir qu tipo de informacin es necesaria para conducir de manera segura. Prueba de esto es circular por la avenida Corrientes, por ejemplo, una postal de marquesinas iluminadas, letreros y publicidades que compiten directamente en tamao y ubicacin con las seales de trnsito, dejndolas reducidas muchas veces a la mnima expresin. La Ley de Trnsito N24.449 y el Decreto 779/95 que la reglamenta tienen en su artculo 26 un apartado especial para la publicidad en la va pblica: Salvo las seales de trnsito y obras de la estructura vial, todos los dems carteles, luces, obras y leyendas, sin excepciones, slo podrn tener la siguiente ubicacin respecto de la va pblica: en la zona urbana, pueden es[ En algunos casos, la publicidad llega a prohibirse al comprobar su incidencia en accidentes de trnsito. ]

[ Los carteles con mujeres semidesnudas son una constante. ]

[7

Contaminacin visual

[ Publicidad en carteles indicadores de calles. La Ley de Trnsito los prohbe, pero seguramente alguna excepcin los habilita. ]

Por Instituto FLENI Lic. Liliana Sabe - Jefe de Neuropsicologa y Rehabilitacin Cognitiva y del Lenguaje. MN: 3832 MP: 2324 Lic. Sol Nesta - Neuropsicloga. MN: 36585/MP: 93585 Lic. Florencia Draksler - Neuropsicloga MP: 571

Cerebro, atencin y estmulosUna de las habilidades cognitivas ms relevantes para el manejo de vehculos es la atencin. Es por ello que los mltiples estmulos visuales y auditivos que los automovilistas enfrentan en la va pblica pueden interferir en su habilidad para la conduccin. La atencin es un mecanismo central cuya funcin primordial es controlar y orientar la actividad consciente del organismo de acuerdo con un objetivo determinado. Su regulacin puede ser endgena (voluntaria, generada por el propio individuo) o exgena (dependiente de los estmulos externos que la atraen automticamente hacia una localizacin). Al conducir, la persona asigna voluntariamente sus recursos atencionales hacia la ruta o camino (atencin endgena) logrando as una ptima preparacin para responder a cualquier situacin de riesgo que en cualquier momento pudiese generarse. El cerebro est preparado para responder a estmulos novedosos como si fuera una respuesta de defensa, captando nuestra atencin a un nivel de mximo alerta. Si los estmulos externos al camino son excitantes o con cambios repetidos imprimiendo una sensacin de movimiento, resulta ms difcil el proceso de desenganche que debe realizar el cerebro para volver al estmulo de base que sera la conduccin del vehculo. La superpoblacin de carteles publicitarios en la va pblica, que muchas veces interfieren con las seales de trnsito, orientan la atencin exgena del conductor hacia ellos, con lo cual sta se reparte entre lo ms relevante y lo ms irrelevante para la seguridad, disminuyendo automticamente el alerta ante cualquier peligro inminente y por ende la capacidad de reaccin, ya que la atencin gobierna tanto los procesos de adquisicin de informacin a travs de los sistemas sensoriales, como los de bsqueda de informacin en la memoria o de seleccin de respuestas motoras. De esto se deduce que la sobreabundacia de publicidades en la va pblica genera potenciales focos de distraccin que desvan la atencin del conductor en forma constante. Especialmente, cuando se les agregan elementos para hacerlas cada vez ms llamativas, con lo cual el riesgo es an mayor.

tar sobre la acera y calzada. En este ltimo caso, slo por arriba de las seales del trnsito, obras viales y de iluminacin. (...) En ningn caso se podrn utilizar como soporte los rboles, ni los elementos ya existentes de sealizacin, alumbrado, transmisin de energa y dems obras de arte de la va. Cabe preguntarse, entonces, por qu los carteles de sealizacin de calles y avenidas tienen sponsors de distintas marcas? O por qu motivo gran parte de los carteles publicitarios en la va pblica se encuentra por debajo de la lnea de los semforos (lmite terico para su ubicacin)? Por otra parte, la ley prohbe la publicidad sobre la acera en los bordes de calzada, en zona de detencin del autotransporte pblico de pasajeros, con lo cual[ No se lo iban a perder! Tambin hay lugar para publicidad en carteles de recorridos de colectivos. ]

8]

Cmo afecta a nuestra salud la contaminacin visual? Estrs - Dolor de cabeza - Distracciones peligrosas Accidentes de trnsito - Problemas ecolgicos.

Por Ing. Gustavo Brambatti Jefe de Seguridad Vial de CESVI ARGENTINA

Distracciones al volantequeda claramente en evidencia la ubicacin perjudicial que tienen los carteles publicitarios colocados en los descansos de paradas de colectivos. Existe una gran cantidad de publicidad en la va pblica que no presenta ningn tipo de anormalidad de tipo legal, pero que debera replantearse desde el punto de vista del sentido comn. Un vehculo que transita a 100 km/h recorre 28 metros por segundo, es decir, que una distraccin al mirar un cartel publicitario podra derivar en un accidente fatal. La ley dice que la ubicacin de la publicidad en zonas rurales, autopistas o semiautopistas debe estar fuera de la zona de seguridad, excepto los anuncios de trabajos en ella y la colocacin del emblema del ente realizador del sealamiento. En primer lugar, cabra preguntarse qu se entiende por zona de seguridad, pero tambin sera un buen ejercicio de sensatez preguntarse si los carteles publicitarios con mujeres semidesnudas en avenidas y autopistas no constituyen un factor importante en la desviacin de la atencin.Leandro Gutirrez crashtest-revista@cesvi.com.ar

Las seales de trnsito constituyen un cdigo de referencia conocido (o por lo menos que debera serlo) por todos los conductores. Por lo tanto, su reconocimiento es inmediato y la decodificacin de su significado es prcticamente intuitiva. Por esto, el cdigo no puede modificarse, ni en su contenido ni en sus colores. Por el contrario, las publicidades son lo opuesto. Y constituyen elementos que distraen la conduccin. Muchas veces, como es el caso de las publicidades con textos en movimientos u objetos dinmicos que obligan al conductor a seguir su movilidad o a seguir una historia, capta absolutamente su atencin y el riesgo es muy alto, ya que los segundos se transforman en metros que recorre el vehculo con el conductor a ciegas. En otros casos la distraccin slo es parcial y el conductor percibe el entorno con su visin perifrica, perdiendo slo una parte de su atencin hacia la ruta, el chequeo de espejos o la visualizacin del tablero de instrumentos. Si en ese instante se generase alguna situacin de riesgo, el conductor hara poco o nada para tratar de evitarlo, ya que no contara con el espacio de tiempo suficiente para poder procesar la informacin que le permita resolver esta situacin. Y, en las ciudades, donde el trnsito circula con menos espacios, el peligro se potencia.