Construyendo Autonoma Nro. 2

  • Published on
    04-Jan-2017

  • View
    213

  • Download
    0

Transcript

  • Tenemos el grato placer de presentar el segundo volumen de la serie Construyendo Autonoma, que incluye importantes documentos de autores intelectuales ampliamente reconocidos. Nos referimos a los doctores Jorge Asbn Rojas, Alejandra Barbery Zanutti, Mario Serrate Ruz y Juan Carlos Urenda Daz, como tambin a la historiadora Paula Pea Hasbn. A todos ellos nuestro profundo agradecimiento y gratitud.

    Esperamos que la difusin de la presente publicacin coadyuve al conocimiento y debate democrtico de temas tan actuales referidos a la Reforma Constitucional y Autonoma, al igual que la Asamblea Constituyente. En este sentido, nuestro propsito es apoyar a la construccin de un Estado social y democrtico, que sea ms solidario, ms equitativo y respetuoso de los designios de los pueblos, como el mandato del referndum autonmico del 2 de julio pasado.

    De este modo, estamos persuadidos que cumplimos el firme propsito de hacer autonoma al andar, que es el smbolo de la gestin prefectural del seor Agr. Rubn Costas Aguilera.

    Santa Cruz, 1 de diciembre de 2006

    Dr. Carlos Dabdoub ArrienSECRETARIO DEPARTAMENTAL

    AUTONOMA, DESCENTRALIZACIN Y DESARROLLO DEMOCRTICO

  • INDICE

    LA AUTONOMA DESDE SANTA CRUZ.5Paula Pea Hasbn

    SIETE PREJUICIOS QUE SUFREN LASAUTONOMAS DEPARTAMENTALES11Juan Carlos Urenda Daz

    DERECHO A LA LIBRE DETERMINACIN YREFERNDUM VINCULANTE POR LA AUTONOMA...15Carlos Dabdoub Arrien

    MEMORIA DE LA LEY ESPECIAL DE CONVOCATORIA A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE.......20Alejandra Barbery Zanutti

    EL REFERNDUM AUTONMICO Y LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE................31Juan Carlos Urenda Daz

    REFERNDUM POR AUTONOMA DEPARTAMENTAL:ALCANCES E IMPLICACIONES......34Jorge Asbn Rojas

    AUTONOMA, UN MANDATO DE CUATRO DEPARTAMENTOS DE BOLIVIA....48Mario Serrate Ruz

    2

  • LA AUTONOMA DESDE SANTA CRUZ

    INTRODUCCIN

    Para quienes conocen la historia de Santa Cruz no resulta raro que una propuesta de autonoma haya surgido desde este departamento. Y no es precisamente, por lo que se manifiesta en la prensa nacional o internacional: Santa Cruz quiere autonoma, por que hoy es la primera economa del pas y sus elites buscan adems del poder econmico, dividir el pas, la lucha por la autonoma forma parte del desarrollo histrico del departamento.

    El movimiento cruceo de los ltimos meses ha sido tildado, con mismos eptetos, que fueron tildados los movimientos cruceos en el pasado. Por ello considero importante, una breve revisin de los momentos ms importantes de la historia crucea en relacin a las demandas de autonoma o descentralizacin que han sido propuestas desde esta parte de Bolivia.

    EL FEDERALISMO

    Desde el inicio, las sociedades independientes en Amrica Latina, tuvieron como ideologa predominante la de las Repblicas liberales y dentro de ese marco estuvo presente el antagonismo entre los centralistas y federales.El modelo espaol, de las ltimas dcadas coloniales haba sido de un centralismo absoluto, lo que hizo que muchos de los revolucionarios identifiquen la independencia con una repblica federal. Tanto que el federalismo se impone en algunas de las nuevas naciones.

    El federalismo latinoamericano, tiene su origen en el sentimiento autonmico colonial, producto de una prctica tambin autonmica, como fueron los cabildos coloniales. Este sentimiento autonmico se desarroll con mayor o menor intensidad de acuerdo a las diferentes realidades histricas y geogrficas de cada una de la regiones, adems de la rivalidad existente entre las provincias y la capital de cada uno de los pases.

    En la recin formada Bolivia, hubo demandas federalistas, aunque fueron minoritarias. La Constitucin de 1826, opto por un rgimen Unitario, concentrado, general y uno. A partir de 1826, las otras diez constituciones del siglo XIX, recalcaban el carcter unitario de la Repblica boliviana.

    Los estudios sobre el federalismo en el siglo XIX, son escasos, tanto en el mbito histrico como en el jurdico. En la Asamblea Constituyente de 1871, se debati el tema y en la votacin los unitarios obtuvieron 32 votos y los federales 20. Fue Cochabamba el departamento que lider la lucha federal en esa Asamblea, frente al unitarismo liderado por el departamento de La Paz. Algunos autores como Jos LuisRoca, sostienen, que el triunfo del federalismo hubiese sido el debilitamiento de La Paz, en su papel hegemnico. (2001, 125)

    3

  • En Santa Cruz, las ideas federales se debatan desde la dcada del sesenta del siglo XIX. Tristn Roca, uno de los cruceos ms prominentes, introdujo la temtica en Santa Cruz y tuvo algunos discpulos entre ellos Andrs Ibez. La derrota del federalismo en 1871 y el decreto de librecambio de 1872 -que afectaba directamente a economa crucea, que no tena posibilidades de competir con los productos chilenos y peruanos- fueron las causas inmediatas para que se desarrolle un fuerte movimiento federalista en Santa Cruz, liderado por Andrs Ibez y su Club Igualitario.

    Entre 1875 y 1876, Andrs Ibez se enfrent al gobierno central, en varias ocasiones y despus de estar preso y liberado por un motn entre los soldados, fue nombrado prefecto el 2 de octubre de 1876, por el pueblo. Ms de 725 personas firmaron ese nombramiento y documento se conoce como Acta del Pueblo. Ibez, consideraba que, la pobreza de Santa Cruz se deba a la tirnica forma de gobierno unitario. En diciembre de ese mismo ao, Ibez proclam una Junta de Gobierno Federal y esto provoc que el presidente Daza enve al Ejrcito Nacional, en mayo de 1877, fusilaron a Ibez y sus seguidores en la frontera con el Brasil.

    En 1891, se dio en Santa Cruz otro movimiento federal, conocido como la revolucin de Los Domingos. Este movimiento, tambin estuvo enmarcado dentro de una grave crisis econmica que viva Santa Cruz, por la prdida del mercado andino y por migracin miles de hombres hacia el Noreste para la explotacin de la goma elstica. El levantamiento de Los Domingos cre una Junta de gobierno Federal, tena un pequeo ejrcito y logr imprimir su propia moneda. Este movimiento fue reprimido por el Ejrcito Nacional enviado por el presidente Arce, y sus principales lderes fueron al exilio y a prisin.

    La llamada Guerra Federal de 1898, encontr en Santa Cruz adeptos a la causa federal, quienes se desencantaron tan pronto los paceos ,que haban proclamado el Estado Federal de La Paz y a su gobernador, decidieron en la Asamblea, votar por el unitarismo y desechar cualquier idea federal. Los federales, que solo eran liberales, gobernaron el pas desde ese momento no dudaron en cambiar territorio por dinero para modernizar el pas (Tratado de Petrpolis, 1903 y Tratado con Chile 1904). La modernizacin signific la construccin de una red ferrocarrilera que vinculaba a las principales ciudades del occidente entre ellas y con los puertos del Ocano Pacfico.

    LA DESCENTRALIZACIN

    La construccin de una va frrea que una el Oriente con el Occidente, era un anhelo manifiesto de los cruceos. No solo de la intelectualidad sino de las grandes mayoras. Las dos primeras dcadas del siglo pasado estuvieron marcadas por la lucha por el ferrocarril. Un ejemplo, es el clebre Memorndum al Congreso y la Nacin enviado por la Sociedad de Estudios Geogrficos e Histricos, en 1904.

    A partir de los aos veinte, se crearon dos partidos polticos cruceos, el Orientalista y el Regionalista. Ambos planteaban en sus programas la necesidad de una descentralizacin administrativa y financiera para los departamentos de Bolivia. Fueron estos partidos que realizaron varios levantamientos en pos de sus demandas.

    4

  • En 1924, un levantamiento propiciado por ambos partidos y denominado Ferrocarril o Nada, exiga la construccin del ferrocarril y la descentralizacin, fue acusado de separatismo y nuevamente el Ejrcito Nacional, dirigido por el alemn Hans Kundt reprimi a los revolucionarios, expatrindolos y declarndolos traidores a la Patria.

    El movimiento descentralizador qued paralizado con el estallido de la Guerra del Chaco. Durante la misma, el separatismo cruceo fue utilizado como propaganda por el gobierno nacional. Al finalizar la Guerra, Germn Busch y Froiln Calleja Castro, dos leyendas de la Guerra, demostraron al pas, la entrega crucea por la causa nacional.

    En1936, el Coronel Froiln Calleja Castro, realiz un levantamiento, apoyado por la Legin de ex Combatientes (LEC), exigiendo al gobierno central, la descentralizacin poltica y administrativa. El levantamiento fue reprimido, pero permiti que nuevamente surjan propuestas de descentralizacin, que se organizaran en diferentes frentes y partidos para participar de la Asamblea Constituyente de 1938. Santa Cruz y el bloque Oriente apoyo la descentralizacin en el debate, pero nuevamente en la votacin triunf el centralismo con 44 votos, frente a los 35 de los descentralizadores.

    En las Constituciones del 45 y del 61, no se toc el tema de la descentralizacin, y en la de 1967 se incluye en el texto constitucional el trmino Gobierno departamental, a propuesta de la bancada de Santa Cruz.

    1. El Comit Pro Santa Cruz:

    El CPSC, fundado en 1950, con el objetivo de defender los intereses cruceos, tuvo fuertes enfrentamientos con el gobierno en los aos 1957 al 1959, conocidos como luchas cvicas, que buscaban el pago de la regalas petroleras. En 1959, el Comit fue forzado a cerrar sus puertas y en 1965, pudo volver a reestructurarse. A partir de ese momento se convirti un ente que aglutina a la institucionalidad en su conjunto, desde empresarios, universitarios, vecinos, obreros, estudiantes, campesinos e indgenas.

    Entre 1965 a 1982, las posibilidades de accin del Comit Cvico estaban limitadas por los regmenes dictatoriales, aunque se produjo un paro cvico en 1981, contra la decisin del gobierno de Garca Meza de crear el ingenio de San Buenaventura. Con la vuelta a ala democracia en 1982, se reinici el debate sobre la necesidad de descentralizar el pas. Y toda la dcada de los ochenta est marcada por una seguidilla de seminarios departamentales y nacionales que trataban ste tema y las necesidades de reformar la constitucin a favor de la descentralizacin.

    En 1986, Juan Carlos Urenda public su libro, Autonomas Departamentales, aunque no logr introducir en el debate descentralizador, la temtica de las autonomas. Carlos Dabdoub, public Descentralizacin Ya! y Carlos Hugo Molina, plantea la necesidad de la descentralizacin a partir de la municipalizacin de la administracin.

    5

  • Desde 1882 hasta 1995, el CPSC, organiz al menos un Paro cvico anula exigiendo la descentralizacin administrativa y poltica del pas. Finalmente, en 1995 se dicta la ley de Descentralizacin, que segn los especialistas es una descentralizacin ineficiente y un retroceso en la temtica de los gobiernos departamentales, ya que en la reforma a la Constitucin de 1994, se elimina del texto constitucional el trmino: gobierno departamental y las posibilidades de crear los gobiernos intermedios.

    LA AUTONOMA

    En febrero de 2001, sali a la luz pblica el Memorando del Movimiento Autonomista Nacin Camba. En este documento, el MACN, planteaba la necesidad de convertir a Santa Cruz en una regin autnoma y de crear un nuevo Pacto con el Estado boliviano, en el que se reconozca el derecho de autodeterminacin de los pueblos. La autonoma planteada por la Nacin Camba, haca referencia al respeto de la diversidad cultural boliviana y la creacin de regiones autnomas.

    Las respuestas a la peticin de autonoma de la MANC, fueron variadas desde el apoyo, hasta el rechazo total por considerarlas racistas. El CPSC, no responde al MANC, segua con un discurso relativo a profundizar la descentralizacin y dej el tema de autonoma de lado.

    En febrero de 2003, cuando Rubn Costas se convierte en el nuevo presidente del CPSC, asume la bandera de la Autonoma como propia y su gestin se orienta a la consecucin de la misma. Entre junio y octubre de 2003, ms de veinte instituciones cruceas: universidad publicas y privadas, CPSC, organizaciones productivas, empresarios, obreros, fabriles, CAINCO, pequeos industriales, colegios de profesionales, vecinos, defensores del medio ambiente y otras, debaten la situacin delpas y del departamento y, el 1 de octubre publicaron un manifiesto en el que se pretenda orientalizar Bolivia, implementar el modelo cruceo productivo en todo el pas. Para ello la refundacin del pas era una condicin necesaria.

    Con esta publicacin se inicia la crisis de octubre de 2003, que finaliza con la salida del presidente Snchez de Lozada, el da 17 y la asuncin de Carlos Mesa como nuevo presidente de Bolivia. Durante octubre, la dirigencia crucea cambi de posicin y decidi liderar los cambios en el pas, cuestionando el poder de la elite pacea, que ha gobernado el pas en los ltimos 180 aos. A partir de ese momento la propuesta autonmica cobr ms importancia y se instal en el debate diario.

    En febrero del 2004 el CPSC cre una comisin para desarrollar una propuesta autonmica para el pas y contrata a un consultor, Mario Galindo, que junto con Juan Carlos Urenda comenzaron a trabajar los escenarios de la autonoma. En mayo y junio de el mismo aos, se difundi el proyecto entre los otros comits cvicos nacionales, teniendo gran apoyo. En junio de 2004, el gobierno y en especial Ricardo Paz Ballivin inici una campaa de desprestigio de la propuesta crucea. El 22 de junio se lleva a cabo un Cabildo que congrega a ms de cien mil ciudadanos, que exigen Autonoma y la necesidad de llamar a un Referndum Autonmico vinculante departamental para definir el tema de las autonomas, ante la negativa del gobierno central.

    6

  • 1. Firmas pro Referndum

    En julio de 2004, el CPSC y la institucionalidad crucea, plantean la necesidad de realizar un Referndum, a travs de la iniciativa legislativa ciudadana, prevista en la constitucin, desde su reforma en febrero de 2004. En septiembre se inicia la recoleccin de firmas, en libros con la siguiente pregunta:

    Est de acuerdo en que se convoque un referndum nacional vinculante departamentalmente y que defina y establezca la constitucin en el pas de las autonomas departamentales con transferencia efectiva de competencias y atribuciones, las mismas que tendrn por objeto, en sus jurisdiccin territorial, disponer libremente de sus recursos, elegir a sus autoridades y darse su propia administracin con el fin d mejorar la calidad de vida de los habitantes de cada departamento y del pas, en conformidad a las atribuciones que otorga la pueblo el artculo 4 de la Constitucin Poltica del Estado?

    El 11 de noviembre se realiz un paro cvico de 24 horas exigiendo al gobierno un referndum autonmico como condicin previa para la Asamblea Constituyente.

    2. Consejo Pre Autonmico

    Ante el silencio del gobierno, el CPSC decidi formar un Consejo Pre - Autonmico, conformado por expertos, de cada sector, en el tema de autonomas, para desarrollar la propuesta autonmica del CPSC. El 16 de diciembre de 2004, el Consejo Pre Autonmico, comienza a trabajar, tanto en la propuesta autonmica como en el seguimiento a las firmas pro referndum y la difusin de las ideas autonmicas en el departamento.

    3. La crisis de enero de 2005

    El 30 de diciembre de 2004, el gobierno central, dicta un decreto subiendo el precio de los combustibles, 10% a la gasolina y 23% a diesel, provoca la reaccin de los cruceos, que consideran que el decreto que afecta especialmente la economa crucea, basada en el diesel como combustible.

    El ao 2005, se inici con un paro de transporte y la subida del precio del pasaje. A este paro se le sum, una huelga de vecinos que exiga a la Superintendencia de Transporte que no avale el precio del pasaje en 2 y 1 bolivianos.

    El CPSC y las instituciones deciden apoyar las marchas contra el decreto. Una marcha del 05 de enero fue reprimida por el prefecto del Departamento.El 07 de enero, el Consejo Departamental decide apoyar al movimiento ciudadano, dejando solo al Prefecto del departamento. El 09 de enero, en su discurso el presidente de la Repblica, acusa que el movimiento cruceo quiere preservar no solo el orden liberal sino sus intereses particulares esta afirmacin estuvo vista como un intento de enfrentar a Santa Cruz con el resto del pas y a los sectores internamente.

    7

  • Lejos de lograr el enfrentamiento interno, los sectores se cohesionaron ms. El 11 y 12 de enero hubo un paro cvico de 48 horas. Al final del paro se exigi Autonoma, y se advirti que se tomara las instituciones pblicas en Santa Cruz.Las huelgas de los vecinos se masificaron, se unieron los universitarios y el 17 de enero entran en huelga, los cvicos, los empresarios, los campesinos, los indgenas y las autoridades de la universidad pblica.

    A partir del 18 de enero se tomaron las instituciones del gobierno central: Impuestos Internos, Senasir, Direccin Departamental del Trabajo, Palacio Prefectural, Aduana, Grandes Contribuyente. Se abrieron piquetes de huelga en todas las instituciones: en la Alcalda los concejales, en la Prefectura los consejeros. Se realizaban marchas diarias, las Subprefecturas en las Provincias fueron tambin tomadas, y los Comits Cvicos Provinciales ingresaron en huelga.

    El 21 de enero una gran marcha, plantea la necesidad de llamar a un gran cabildo, de elegir gobernador y de proclamar la autonoma. Esa misma tarde los la FUL toma la Prefectura y el Prefecto debe abandonar su despacho y trabajar en el Servicio Nacional de Caminos, institucin que no haba tomada.

    El 24 de enero se levant la huelga en el CPSC y el 25 de enero se anuncia que el Gral. Soruco de la Polica Nacional, sera enjuiciado por haber visitado a sus amigos cvicos durante la huelga, lo que provoca la indignacin general. El 26 de enero el Prefecto renuncia, y el 27 de enero el gobierno anuncia: que bajar el precio del diesel, que llamar a eleccin de prefectos y promete un referndum autonmico. Ese mismo da, los colonizadores de San Julin y Yapacan deciden bloquear apoyando al gobierno con el objetivo de que no lleguen de las provincias al cabildo.

    A pesar del ofrecimiento del gobierno, se lleva a cabo el Cabildo con 300.000 personas, que hicieron una fiesta de la autonoma. El Cabildo aprueba la creacin se una Asamblea Provisional Autonmica, formada por 23 consejeros departamentales, 22 diputados, 3 senadores, 56 presidentes de concejos municipales y 4 representantes tnicos. Esta Asamblea debera negociar la transferencia de las competencias a los gobiernos departamentales. El Cabildo dio plazo hasta el 10 de abril para llamar Referndum y a la eleccin de prefectos.

    El 18 de febrero, el CPSC, entreg oficialmente las firmas recolectadas a la Corte Nacional Electoral. Se recolectaron 498. 039 firmas, se observaron en Santa Cruz 43.804 y se entregaron a la CNE 454.635 firmas. La Corte dio su visto bueno y pas la Congreso Nacional, que debi inmediatamente aprobar la iniciativa legislativa ciudadana y llamar un Referndum, se lo hizo un ao despus.

    Lo dems es bien conocido, nos queda ahora, votar por el SI.

    Paula Pea Hasbn

    8

  • SIETE PREJUICIOS QUE SUFREN LAS AUTONOMAS DEPARTAMENTALES

    El debate sobre las autonomas no ha llegado, lamentablemente, al nivel del anlisis de propuestas, salvo en espacios muy restringidos, limitados a los intelectuales que han efectuado propuestas sobre el tema. Por lo general, especialmente en el occidente boliviano, los detractores de las autonomas se basan en los prejuicios callejeros existentes sobre esta forma de Estado. Este artculo encara esos prejuicios en el entendido que prejuicio es la accin de juzgar sin tener cabal conocimiento de las cosas y ello conduce solo a desencuentros. He aqu los ms comunes.

    1. Los autonomistas son separatistas

    Este es probablemente el prejuicio ms comn y pernicioso por cuanto pretende revelar que bajo el barniz de las autonomas se esconde un plan perverso para desmembrar la Repblica. La propuesta de las autonomas no difiere conceptualmente de los modelos implantados en Italia, Espaa, Francia, Reino Unido, Colombia, Uruguay, Paraguay y Per. Ninguno de esos pases se ha desmembrado o balcanizado.La nica propuesta relativa a la independencia de Santa Cruz es la publicada por el Dr. Carlos Valverde Barbery denominada La Nacin de la Llanura. Al margen de esa propuesta, no existe en el Norte, Oriente y Sur de Bolivia otra propuesta seria de esa naturaleza. Ni siquiera la propuesta de la Nacin Camba tiene una formulacin independentista.

    En mi calidad de responsable de la Comisin de Reforma Constitucional del Consejo Pre Autonmico de Santa Cruz que recientemente elabor la propuesta de reforma constitucional del captulo referido al Estado Autonmico (publicada in extensa en el Juguete Rabioso 10-23 julio 2005)) tuve la posibilidad de trabajar con decenas de personas interesadas en la temtica y nunca escuch una propuesta o sugerencia seria relativa a la independencia de Santa Cruz.

    La idea de la independencia empieza a cobrar inters en la medida que aumenta la frustracin en la implementacin legal, constitucional y legtima de las autonomas departamentales. La propuesta crucea se ha enmarcado estrictamente en los cnones constitucionales (la autoconvocatoria a referndum fue una respuesta legtima a la negativa del Congreso a cumplir su obligacin constitucional). En la medida que Bolivia y sus poderes pblicos persistan tozudamente en desoir el clamor popular relativo a las autonomas, en esa misma proporcin por la va de la frustracin, no de la propuesta- crecern las voces simplificadoras de la separacin de regiones.

    2. La autonoma es una propuesta de la oligarqua crucea

    Al margen de que quien conoce bien Santa Cruz sabe que ah no existen oligarquas en el sentido cabal del trmino, este prejuicio es un absurdo total por cuanto la propuesta autonmica encarna una profundizacin sin precedentes de la democracia, lo que resulta antioligrquico por antonomasia, ya que implica eleccin directa de asamblestas y del gobernador del departamento. Pero al margen de ese aspecto formal del diseo de representacin, las manifestaciones de voluntad popular favorables

    9

  • a las autonomas estn reflejadas en las cerca de 500.000 firmas obtenidas para convocar a referndum nacional (de acuerdo a ley bastaban como 280.000) que corresponden a un poco ms del 80% de la totalidad del padrn electoral del Departamento de Santa Cruz que tiene 600.000 registrados. Por otra parte, las cerca de 350.000 personas que concurrieron al Cristo en enero de este ao (sin el apoyo de los transportistas o cerca de 5000 micros que pudieran haber ayudado a unas 100.000 personas a hacerse presentes) constituye la concentracin popular ms importante de la historia de Bolivia.

    Asimismo, el camino para llegar a las autonomas responde a una estrategia de ingeniera constitucional en base a los institutos constitucionales de deliberacin soberana, como son la iniciativa legislativa ciudadana, el referndum y la asamblea constituyente. Pero los prejuiciosos quieren ver firmas compradas y cabildos con personas acarreadas por la oligarqua crucea. Entonces, si la oligarqua crucea controla semejante manifestacin de voluntad, as como los sufragios en los que se basa la autonoma-, resultara que la oligarqua controla las manifestaciones democrticas y, por lo tanto, el debate debiera circunscribirse a considerar la viabilidad del sistema democrtico en si.

    La propuesta de autonoma nace de las elites intelectuales -como todas las propuestas, sean estas de izquierda o derecha- pero no persigue generar privilegios para un determinado sector. En sntesis, las autonomas departamentales son una propuesta que intenta profundizar la democracia y mejorar la administracin pblica del pas, lo que, por su propia naturaleza, es contrario a perseguir la concesin de privilegios de clase u otros. Confiamos en que las autonomas sabrn hacer respetar el estado de derecho contra todos aquellos que, en su territorio, lo infrinjan, sean estos campesinos, obreros, empresarios, intelectuales o polticos, es decir, sin discriminacin de ninguna clase.

    3. El referndum pretende anular la asamblea constituyente.

    Este prejuicio ignora completamente la normativa constitucional. El Referndum por las autonomas departamentales nace en el cumplimiento del artculo cuarto de la Constitucin, instituido en la reforma constitucional de febrero del 2004, que transform la democracia boliviana de representativa en participativa, que establece que el pueblo delibera y gobierna a travs de tres institutos: la iniciativa legislativa ciudadana (las 500.000 firmas), el referndum (convocado mediante Resolucin Camaral para el 14 de Julio) y la Asamblea Constituyente (convocada por Ley para la misma fecha).

    El referndum autonmico no tiene sentido sin una reforma constitucional de la magnitud que pretende la asamblea constituyente. Dicho referndum per se no puede instituir un rgimen autonmico. Ms bien, en su calidad de formador del poder constituyente y de vehculo de deliberacin y gobierno del pueblo de conformidad al artculo cuarto de la Constitucin, pretende darle a la asamblea constituyente una lnea de manifestacin de la voluntad popular de los departamentos, a efecto de que dicha asamblea no distorsione esa voluntad popular expresada en firmas y cabildos. El referndum no puede imponer un determinado texto constitucional a la asamblea constituyente. Simplemente pretende asegurar que la voluntad de los departamentos sea respetada. Por ello, la vinculatoriedad departamental constituye un aspecto esencial de la propuesta.

    10

  • Oponerse al referndum vinculante es oponerse al precepto constitucional que establece las condiciones de la democracia participativa boliviana. Los contrarios a las autonomas debieran limitarse a hacer campaa por el NO en el desarrollo de dicho referndum, de manera que si en su departamento gana el NO su departamento se queda como est.

    4. Santa Cruz quiere apropiarse de sus recursos naturales.

    La propuesta de autonomas departamentales ( Separando la paja del trigo Juan Carlos Urenda, 30.000 ejemplares en La Razn y El Nuevo Da, auspiciado por ILDIS, FULIDED, y la arriba referida propuesta de reforma constitucional del Consejo Preautonmico de Santa Cruz) coinciden en establecer que la legislacin bsica sobre los recursos naturales ser una competencia exclusiva del gobierno central. Ese es el texto de la propuesta y los dems son manoseos callejeros burdos.

    La propuesta jams ha considerado darle propiedad de los recursos hidrocarburiferos al departamento donde se encuentran los pozos. De ah que la propuesta del dcimo departamento del Chaco es inconsistente con un diseo autonmico de inters nacional porque privilegia conceptualmente- a aquellos territorios que tienen pozos y/o reservas hidrocarburferas y, en esa lnea, solo saldra beneficiado el departamento de Tarija, poseedor de aproximadamente el 80% de las reservas hidrocarburferas del pas.

    La constante referencia a que las 500.000 firmas se refieren a disponer libremente sus recursos y que ello equivaldra a manejar soberanamente todos los recursos ubicados dentro del departamento, est interpretada fuera de contexto, pues esos recursos son los que, en la propuesta, estn listados como competencias exclusivas del departamento, donde no figuran los recursos naturales.

    5. Santa Cruz le debe su desarrollo a la minera, por lo tanto es injusta su pretensin autonomista.

    Claro, una vez que la minera de Oruro y Potos hicieron rico a Santa Cruz, ahora los ingratos se quieren ir. Falso, ni Santa Cruz debe su desarrollo a la minera ni se est yendo a ninguna parte.

    Ms bien, de acuerdo a un reciente estudio CEBEC/CAINCO Santa Cruz es el departamento que ms contribuye a Bolivia. Recauda (en millones de dlares), 617 en impuestos nacionales, aranceles aduaneros y regalas (las regalas totalizan solo el 3.8% de ese monto) y recibe a cambio del Estado solo 168, sea el 26.6% de lo que recauda, es decir que hace una contribucin neta al pas de 458 millones de dlares. Asimismo, el aporte cruceo al PIB es del 30.63%; genera el 62% de las divisas del pas; exporta el 50.7% del total exportado y recibe el 47.6% de la inversin extranjera en Bolivia. La ecuacin es, entonces, ms bien a la inversa: desde hace ya bastante tiempo, Santa Cruz sostiene en gran medida la administracin pblica boliviana.

    11

  • Pero asumamos que fuera cierto que debemos nuestro desarrollo a la minera: sera ese acaso un argumento suficiente para oponerse a las autonomas departamentales?.

    6. Si las autonomas municipal y universitaria no funcionan, tampoco la autonoma departamental servir.

    Quienes sostienen este prejuicio confunden el diseo del modelo con la gestin. Las autonomas universitarias o municipales no son malas per se. Los que son ineficientes son sus funcionarios, y no hay que olvidar que, lamentablemente, esos funcionarios ineptos estn ah gracias a nuestro voto.

    Es probable que si los gobernantes elegidos para los gobiernos autnomos son malos, las autonomas tampoco funcionarn. Pero no ser una consecuencia del sistema autonmico en s.

    7. Las autonomas departamentales marginarn a los municipios.

    Eso no suceder, porque proponemos la aplicacin del concepto desubsidiariedad para la adjudicacin de competencias. Esto significa que habr que darle a los municipios la mayor cantidad de atribuciones posibles, porque el municipio es la autoridad gubernamental que est ms cerca del pueblo. Slo aquello que no pueda manejar el gobierno municipal ser transferido al gobierno departamental. Proponemos la profundizacin de la Ley de Participacin Popular, a la que consideramos buena y bsica. Ningn municipio va a recibir un centavo menos de lo que recibe ahora.

    Juan Carlos Urenda Daz1

    1 Es Master en Derecho por Harvard University, Master en Comercio y Banca Internacional por The American Univiersity y abogado por la UAGRM. Desde hace quince aos es Director del estudio jurdico Urenda Abogados Sociedad Civil. Miembro de la Asociacin Internacional de Abogados (IBA) y de la Asociacin de Abogados de Nueva York (NYBA) y del Colegio de Abogados de Santa Cruz. Es Presidente de la Academia Boliviana de Estudios Constitucionales y miembro del Consejo Preautonmico de Santa Cruz y responsable de la Comisin de Reforma Constitucional y Estatuto de Gobierno Departamental de dicho Consejo. Es rbitro del Colegio de Abogados de Santa Cruz y de CAINCO y miembro de la Academia Crucea de Letras. Ha sido recientemente designado como miembro del Consejo Nacional Preconstituyente y Preautonmico.

    Ha sido abogado asociado del Estudio Jurdico Sullivan & Cromwell de Nueva York, profesor de Derecho Corporativo de la Universidad Catlica Boliviana, conferencista en la Maestra de Derecho Constitucional de la Universidad Andina Simn Bolvar y Miembro del Consejo Ciudadano para la Reforma Constitucional 2001-2002.

    Es autor de los libros Separando la paja del trigo 2005; Autonomas Departamentales, 1ra edicin 1987, 2da edicin, 2003; A contrapelo, 2003; Descentralizacin Administrativa, conceptos fundamentales y anlisis, 1991; La descentralizacin deficiente, 1996.

    12

  • DERECHO A LA LIBRE DETERMINACIN Y REFERNDUM VINCULANTE POR LA AUTONOMA

    El derecho a la libre determinacin es, en s misma, un derecho humano y un requisito previo para el pleno disfrute de otros derechos humanos, que aparece plasmado de forma destacada en el Artculo I de la Carta de las Naciones Unidas y reconocido tambin en otros acuerdos universales y regionales (Acta Final de Helsinki de 1975; Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Polticos y Pacto Internacional sobre Derechos Econmicos Sociales y Culturales, que entraron en vigor en 1976, etc.). Tambin ha sido ratificado por la Corte Internacional de Justicia en el caso Namibia, Sahara Occidental y Timol Oriental. En consecuencia, la libre determinacin no es slo parte integral de la legislacin de los Derechos Humanos, sino que tambin es una condicin fundamental para disfrutar de otros derechos humanos y libertades fundamentales, sean civiles, polticas, econmicas, sociales o culturales.

    Aunque el derecho de los individuos a la libre determinacin ya no se cuestiona, el de los pueblos provoca polmica, sobre todo cuando se cree que puede amenazar la integridad territorial de los estados. Sin embargo, en la reunin de Budapest en 1991, convocada por la UNESCO, los expertos coincidieron que este derecho no est limitado a los pueblos sometidos al yugo colonial en el pasado y que el respeto hacia los derechos de los pueblos es una condicin indispensable para disfrutar de todos los derechos humanos....

    Quines son los titulares de la libre determinacin?. Genricamente son todos los pueblos. Si bien pueblo puede precisarse de varias maneras, en 1989 la UNESCO elabor una definicin ms detallada con el propsito de identificar a los titulares del derecho a la libre determinacin, usando los conceptos de Michael Kirby, quien define a pueblo como un grupo de seres humanos individuales que tienen en comn todos o algunos de los siguientes elementos: a) tradicin histrica comn; b) identidad racial o tnica; c) homogeneidad cultural; d) unidad lingstica; e) afinidad religiosa o ideolgica; f) conexin territorial; g) vida econmica comn. Los expertos de la UNESCO afirmaron, adems que el grupo como un todo debe tener la voluntad de que le identifiquen como un pueblo o la conciencia de ser un pueblo.

    Por otro lado, en foros internacionales, como los de la UNESCO, hay quienes diferencian entre derecho a la libre determinacin externa e interna. La primera (que algunos describen como libre determinacin plena) es el derecho de un pueblo a decidir su estatus poltico y su posicin en la comunidad internacional con respecto a otros estados, incluyendo el derecho a separarse del estado existente del que forma parte el grupo en cuestin, y a crear un nuevo estado independiente.

    En cambio, se entiende por libre determinacin interna la democracia participativa: es el derecho que tiene toda la poblacin de un estado a decidir la forma de gobierno y la identidad de los gobernantes y el derecho de un grupo de poblacin dentro del estado a participar en la toma de decisiones en el mbito estatal. La libre determinacin interna puede implicar tambin el derecho a ejercer la autonoma cultural, lingstica, religiosa o (territorial) o poltica dentro de las fronteras del estado existente. En consecuencia, es importante destacar que reivindicar la libre determinacin no

    13

  • implica necesariamente reivindicaciones de secesin; de hecho, generalmente se limitan a demandas de derechos que se han de ejercitar dentro de las fronteras de los estados existentes.

    Expertos del derecho internacional tienden, cada vez ms, a interpretar la libre determinacin de forma que incluya formas de gobierno, autonoma, y otras soluciones dentro del marco estatal. Muchas de las soluciones de autogobierno y autonoma aplicadas dentro de los estados, tales como la relativas a Groenlandia, los Innuit (Canad), los Kuna Yala (Panam) y otros casos [...], son prueba de una prctica estatal en evolucin que incluye estas formas dentro de la libre determinacin.

    La Conferencia Internacional realizada en Barcelona (21-27 de noviembre de 1998) sobre el derecho a la libre determinacin, tuvo como objetivo explorar nuevas formas de aplicar el derecho a la libre determinacin de manera que contribuya a la prevencin de conflictos. En el mensaje de Federico Mayor, Director General de la UNESCO, organizadora de este cnclave, dej en claro los siguientes conceptos:

    1.- Existe el deseo universal de los individuos y comunidades de una mayor participacin poltica.

    2.- Se debe garantizar un desarrollo sin obstculos de las identidades de las comunidades dentro del contexto de una economa y una red de comunicacin global. El derecho a la libre determinacin debe incluir derechos culturales, lingsticos y comunicativos, as como sociales, econmicos y polticos.

    3.- El derecho a la libre determinacin es una contribucin especfica a una mayor cultura de la paz. Si queremos que la estabilidad poltica y la paz estn presentes en todos los rincones del mundo, debemos progresar en nuestro respeto por las identidades culturales y polticas de los pueblos.

    En este sentido, esta Conferencia expres que gran parte de los conflictos armados que han hecho estragos en todo el mundo a lo largo de este siglo, as como la gran mayora de los que surgieron desde el final de la Guerra Fra y continan hoy, se centra en la bsqueda de la libre determinacin por parte de los pueblos, sea o no de forma explcita. Segn uno de los participantes de la conferencia, 50 de los conflictos que existen en el mundo hoy en da estn relacionados con el antagonismo entre reivindicaciones de libre determinacin y soberana estatal, concluyendo mayoritariamente que en la mayora de los casos, no es la afirmacin de las reivindicaciones por parte de las comunidades oprimidas, sino la denegacin de la libre determinacin por parte de las autoridades estatales lo que provoca conflictos armados.

    Sin embargo, la conferencia de Barcelona dej bien en claro que en todas las regiones del mundo, los conflictos se convierten en violentos por el deseo de los gobiernos estatales de un control total, por un lado, y por las reivindicaciones de libre determinacin (en sentido amplio) de los pueblos, minoras u otras comunidades, por otro lado. Cuando los gobiernos reconocen y respetan el derecho a la libre determinacin, los pueblos pueden ejercerlo de un modo pacfico. Cuando los gobiernos optan por hacer uso de la fuerza para aplastar o prevenir este movimiento, o cuando pretenden imponer polticas de asimilacin, contra el deseo del pueblo, las demandas se polarizan y, normalmente, surge el conflicto armado. Los Tamil, por ejemplo, no buscaban la independencia y no

    14

  • utilizaron la violencia durante los aos 70, pero la negativa del gobierno a aceptar la expresin igualitaria de su identidad distintiva llev a una confrontacin armada y a una guerra de secesin.

    La declaracin de Viena (1993) apoya tambin la libre determinacin de los pueblos, sin que ello pretenda quebrantar o menoscabar total o parcialmente la integridad territorial o la unidad poltica de Estados soberanos e independientes que se conduzcan de conformidad con el principio de la igualdad de derechos y de la libre determinacin de los pueblos.... La misma declaracin expresa: Esto significa que un estado que oprime, destruye o explota deliberadamente a un pueblo o comunidad en lugar de protegerlo o representar sus intereses no tiene derecho legtimo a invocar el principio de integridad territorial contra ese pueblo o comunidad. Un estado que viola gravemente sus obligaciones fundamentales con sus ciudadanos pierde la legitimidad de gobernarlos. Esto tambin es aplicable en relacin con la obligaciones del estado respecto a un pueblo o comunidad distinta situada dentro de sus fronteras.

    Las conclusiones del encuentro de Barcelona fueron las siguientes:

    1.- El principio y derecho fundamental a la libre determinacin de todos los pueblos est slidamente establecido en el derecho internacional, incluyendo la ley de derechos humanos, y debe ser aplicado equitativa y universalmente.

    2.- La aplicacin pacfica del derecho a la libre determinacin en su sentido ms amplio es una contribucin clave a la prevencin y resolucin de conflictos, especialmente de los que implican intereses opuestos de estados y pueblos existentes, incluyendo pueblos indgenas y comunidades minoritarias. En este punto, es importante entender la libre determinacin como un proceso continuado de eleccin para garantizar la seguridad humana y satisfacer las necesidades humanas con un amplio espectro de posibles resultados y expresiones adaptadas a las diversas situaciones en particular. stas pueden ser, entre otras, garantas de seguridad cultural, formas de autogobierno y autonoma, autogestin econmica, participacin efectiva a nivel internacional, derechos sobre la tierra y capacidad de proteger el medio natural [...].

    3.- La libre determinacin se alcanza mediante procesos completamente participativos y democrticos en los que tomen parte las personas que buscan el ejercicio de la libre determinacin, incluyendo el referndum cuando sea necesario. La prevencin efectiva del conflicto debe ser proactiva y requiere la accin inmediata y comprometida. Esto es esencial para evitar que cualquier actor relevante, ya sea los gobiernos, organizaciones internacionales y otras, individuos y corporaciones, lleven a cabo acciones que impidan el ejercicio de derecho a la libre determinacin, tales como la agresin y manipulacin demogrficas, la asimilacin cultural y la destruccin del medio natural importante para la supervivencia de los pueblos.

    4.- El desarrollo de un sentimiento universal de respeto por la diversidad cultural y nacional, as como una mayor comprensin de la libre determinacin, son esenciales para el impulso de la paz en todos los lugares del mundo. Para fomentar esta cultura de la libre determinacin, debe prestarse especial atencin al papel, potencialmente positivo, de los medios de comunicacin y al desarrollo

    15

  • de una educacin de la libre determinacin y su inclusin en la educacin para los derechos humanos.

    Adems, aqu se estableci que el ejercicio de la libre determinacin requiere, por su propia naturaleza, la expresin de la voluntad del pueblo. La celebracin de un referndum para determinar la voluntad del pueblo en relacin con un cambio de estatus y otras cuestiones es un acto propio de la libre determinacin aceptado.

    Los participantes de la Conferencia crean realmente que una mayor aceptacin de la libre determinacin en su sentido ms amplio, como un derecho que se puede ejercer por medios democrticos y a travs del dilogo y que no requiere la desmembracin del estado en la mayora de los casos, podra contribuir significativamente a la prevencin y resolucin de conflictos. Esto precisa el desarrollo de una cultura de la libre determinacin, siendo considerada sta como un proceso necesario y positivo de la emancipacin humana y un corolario de la democracia, en que la gente tiene una mayor responsabilidad respecto a la comunidad. Asimismo, la nocin tradicional de nacin-estado necesita una transformacin. La soberana ya no puede ser entendida como una prerrogativa exclusiva de las autoridades centrales de un estado, sino, ms bien, como un conjunto de funciones que se pueden ejercer de la mejor manera en los diferentes niveles de la sociedad, segn la naturaleza de las decisiones que han de adoptarse y el modo ms apropiado de ejecutarlas.

    Si a los fundamentos jurdicos y acuerdos internacionales mencionados anteriormente de los cuales es signataria Bolivia, sumamos el recuerdo histrico sobre la postergacin de las aspiraciones para cambiar el modelo estatal centralista, tales como la falsa guerra federal de finales del siglo XIX, donde al final de cuentas slo se buscaba trasladar el poder de Sucre a La Paz; el referndum de 1931, cuando el pueblo vot a favor de la descentralizacin, pero que el veto del presidente Salamanca la neg; el retroceso del proceso descentralizador al modificar el texto de la Constitucin de 1967 en su rgimen interior por la nueva Carta Magna de 1994, y adems se plantea el ejercicio del poder constituyente mediante la participacin directa del pueblo como efectivo titular de la soberana, tal es el caso del referndum contemplado en la actual Constitucin, aadido a una posible mayora de constituyentes que votara por una autonoma departamental muy limitada, entonces nada ms justo un referndum departamental vinculante sobre autonoma, previo al inicio de labores de la prxima Asamblea Constituyente. De este modo, cada departamento en uso del derecho de determinacin a travs del voto democrtico decidi su futuro. Ahora slo falta acatar la voluntad popular.

    V. PALABRAS FINALES

    Santa Cruz hace ms de 400 aos vot para afirmar la lucha por la autonoma histrica de nuestros pueblos, porque entiende que no se puede conseguir armona en las diferentes partes de un todo, sino se funda el orden en cada una de ellas. Adems, este derecho ser el punto de arranque que dar valor y entereza a Bolivia. Bien s que no bastar un decreto o la sancin de una ley, para crear la libertad autonomista de un da para otro, porque toda libertad es obra del tiempo, el resto es concientizacin. Por eso, quisiramos que la vida social y civilizada saliese de la capital de todos los departamentos para desparramarse por todo el pas, tomase asiento en las ciudades menores y las

    16

  • descentralizar el poder, para entregrselo a su legtimo dueo: el pueblo!. Esto pide Santa Cruz para toda Bolivia, siendo paradjico que todava algunos llamen a esto separatismo, fascismo o chauvismo, o cuando menos regionalismo.

    Y si por defender la Autonoma departamental, municipal o universitaria se nos acusara de romnticos, contestaramos con Dostoiesvki que El corazn es lo importante. Si se nos dijera que afirmamos un mito, an as responderamos que somos creencia. Si se nos reiterara que la autonoma es una bandera de lucha, afirmaramos parafraseando a Ortega y Gasset, que somos hroes, combatimos siempre por algo lejano.... Y si la objecin fuera que estamos detrs de un sueo, expresaramos que el hombre es un mendigo cuando piensa y un rey cuando suea. Y si se insistiera en esto ltimo, pensaramos tal vez que puede ser un sueo... pero de hombres libres2

    Carlos Dabdoub Arrien**

    Santa Cruz de la Sierra, 28 de julio de 2005.

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    2 Carlos Dabdoub Arrien. Discurso en el acto de posesin como Presidente del Comit pro Santa Cruz. 26 de febrero de 1986.

    ** Mdico y Doctor en Medicina en la Universidad Nacional de La Plata (Argentina), con especialidad en Neurociruga. Diplomado en Altos Estudios Nacionales; Educacin Superior; Gerencia en Salud. Ejerci los cargos de: Secretario General y Vicepresidente del Colegio Mdico de Santa Cruz. Vicepresidente y Presidente del Comit pro Santa Cruz. Diputado Nacional por Santa Cruz. Presidente de la Comisin de Desarrollo regional y Descentralizacin de la H. Cmara de Diputados. Concejal electo del Municipio de Santa Cruz. Ministro de Salud. Presidente de la Organizacin Iberoamericana de Seguridad Social. Director del Hospital Universitario Japons. Presidente de la Sociedad Boliviana de Neurocirujanos. Presidente del Captulo de Neurociruga Peditrica de la Federacin Latinoamericana de Neurociruga (FLANC). Oficial Mayor de Desarrollo Humano del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra. Presidente del Directorio Local de Salud (DILOS) del Municipio de Santa Cruz. Docente Titular de la Universidad Catlica Boliviana. Miembro del Equipo de Anlisis de la Pastoral Social de la Iglesia Catlica (PASOC). Miembro fundador del Movimiento Autonomista Nacin Camba. Miembro del Consejo Preautonmico elegido por el Comit pro Santa Cruz. Actualmente, es Secretario Departamental de Autonoma, Descentralizacin y Desarrollo Democrtico del Gobierno Prefectural de Santa Cruz.

    17

  • El Consenso Nacional

    MEMORIA DE LA LEY ESPECIAL DE CONVOCATORIAA LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE*

    Da 1. Mircoles

    Fue un da clave. Demarc el nacimiento de un proyecto, de ley, llamado a ser la matriz que materializara una aspiracin nacional: la realizacin de la Asamblea Constituyente.

    El debate y el tratamiento de un documento base, y, la convergencia y aceptacin de la diversidad, en un sentido ampliofue el primer reto de los gobernantes (de quin gan oficialmente las elecciones nacionales y del opositor en la contienda electoral, que no es mayora, empero, tambin gobierna).

    Los legisladores bolivianos fueron llamados a sesionar en forma extraordinaria, ese mircoles. El anuncio fue hecho pblico 48 horas antes y el encuentro tendra lugar a las tres de la tarde.

    El objetivo, el gran desafo para el nuevo gobierno, era lograr consensuar el proyecto de ley, redactado por la Comisin de Constitucin a la cabeza del senador del MAS, Antonio Peredo Leigue.

    Peredo entreg en un acto simblico el documento base para el tratamiento de la Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente, en manos del vicepresidente lvaro Garca Linera, dicindole:

    Seor Presidente3 en manos de usted y del plenario del Congreso Nacional est la aprobacin de esta norma.4

    Los ojos del pueblo boliviano estaban puestos en el Congreso, en el desafo que ste deba encarar; tanto el oficialismo como la oposicin, en el gran objetivo nacional, hacer realidad la Constituyente.

    El Congreso Nacional dio una primera seal positiva a los cambios estructurales, porque la Asamblea Constituyente no es una agenda en particular, sino una agenda de todo el pueblo

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    3 lvaro Garca Linera funga como presidente interino de Bolivia4 Remtase a las Fuentes citadas al final del documento

    18

  • boliviano. Inicialmente mucho se cuestion el proyecto del Poder Ejecutivo, sin embargo, se procesaron ms de 25 proyectos de ley, tanto de las regiones, como de los comits cvicos, organizaciones sindicales e indgenas y a estas alturas ya se cuenta con el informe que present la Comisin Mixta de Constitucin5, sostena el presidente del Senado, Santos Ramrez, aqul da.

    Santos Ramrez, al igual que varios de sus partidarios, celebraba la prueba de fuego que con buen pie parecan haber iniciado los representantes nacionales en el Congreso. Todo pareca indicar que el proyecto de ley gozaba de un consenso comn en su mayor parte.

    La aceptacin del proyecto de la ley especial, tena tambin, la anuencia de las organizaciones sociales, organizaciones cvicas e institucionales; la percepcin general era de una real presencia de todas las regiones de Bolivia.

    El Poder Legislativo, en un momento de trascendencia, deba legislar la adopcin de un mecanismo democrtico, constituido en una asamblea deliberante con prerrogativa constituyente. El poder Legislativo, entregara a travs de la Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente, una de sus funciones naturales: la funcin constituyente, a dicha convencin.

    A partir de ese momento, y mientras dure la deliberacin de la Asamblea Constituyente.El Poder Legislativo estaba haciendo historia, al dar nacimiento a travs de una ley especial a la Constituyente; ejerca una funcin fundamental en la vida constitucional y poltica del Estado, la funcin pre-constituyente.

    Da 2. Jueves

    El escenario del debate y anlisis del proyecto de ley, estaba en manos de congresistas del Movimiento al Socialismo (MAS), Poder Democrtico Social (Podemos), Unidad Nacional (UN) y el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).

    Un punto de acuerdo comn, era lograr el consenso de todas las partes, la aceptacin global, que garantizara, que la medida legal que se pretenda adoptar, tuviera fuerza y validez legtima, nacida con la esperanza lase, aspiracin social de hacer Bien Comn.

    El Presidente de la Cmara de Senadores, Santos Ramrez Valverde, afirmaba categricamente:

    el Movimiento al Socialismo (MAS) est empeado en conseguir los 2/3 de votos para la aprobacin del Proyecto de Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente, basados en

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    5 Idem.

    19

  • el consenso ya obtenido en 24 de los 28 artculos propuestos por la Comisin Mixta de Constitucin6.

    An no exista una convergencia de visiones en el Poder Legislativo, es decir, de demandas y necesidades de todas las regiones, reflejadas en una nica agenda nacional.

    El Poder Legislativo, es el llamado a crear las leyes en el Estado y que, aqullas sean creadas respetando los principios:

    la accin del Estado debe ser el reflejo de la voluntad general, yla norma jurdica debe ser el reflejo de la realidad social, debe surgir de las necesidades y demandas sociales.

    Entre los temas sobre los que no se lograba un consenso total, estaba el sistema de representacin y participacin para la aprobacin de las resoluciones aplicadas por la Asamblea Constituyente.

    Un hecho que suceda afuera, tras las puertas del Congreso nacional, era el apostamiento progresivo de personas. Quines eran?

    Representantes del denominado Estado Mayor del Pueblo, compuestos por organizaciones sociales, campesinas e indgenas, que protagonizaron en la Plaza Murillo, en La Paz, un mitin exigiendo al Congreso Nacional celeridad para una pronta aprobacin de la Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente.

    El ex - senador suplente del MAS, dirigente campesino, Romn Loayza encabez aquella movilizacin y proclam, un plazo de 48 horas para la aprobacin y puesta en vigencia de la norma jurdica. De lo contrario comenzaran las acciones de protesta.

    El dirigente adverta que las organizaciones sociales se encontraban alerta para identificar a los parlamentarios que se opusieran a la realizacin de la Constituyente; con quienes el Estado Mayor - saldara cuentas en sus circunscripciones7.

    En el occidente del pas, en un porcentaje interesante, se ubican organizaciones y sectores sociales, afines y en muchos de los casos, aliadas al partido de gobierno.

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    6 Idem.7 Idem

    20

  • El denominado Estado Mayor, haba sido conformado para iniciar la vigilia por la Constituyente, deca el partidario del MAS, Hugo Moldiz.

    Exista cierta atmsfera de tensin que se pona en evidencia, en las declaraciones de unos y otros, de los que formaban parte del proceso. Adems de las presiones externas. Sobre qu?

    Sobre la tarea delicada que ocupaban las deliberaciones en el Congreso Nacional.

    Una de ellas:

    El presidente Evo Morales, haba sealado pblicamente la fecha del 06 de agosto de 2006, como el da en que la Asamblea Constituyente sera instalada e iniciara sus funciones; es decir, la redaccin, sea con reforma parcial o reforma total, de una nueva Constitucin para el pas.El presidente Morales, haba asumido un compromiso con los bolivianos.

    Si bien el proyecto de ley gozaba de aceptacin en su gran mayora, an no se llegaba a acuerdos sobre determinados puntos; lo cual motiv la realizacin de una reunin de jefes de las distintas fuerzas polticas8 que gozaban de representacin parlamentaria, junto a los presidentes de las brigadas departamentales.

    La reunin tuvo lugar en las oficinas de la Vicepresidencia, puesto que lvaro Garca Linera tena un liderazgo cuasi-natural en lograr el desafo histrico que afrontaba el Poder Legislativo. El vicepresidente fue reconocido por los medios de comunicacin, analistas y ciudadana en general, como el artfice y autor del gran consenso nacional, que lograra das ms tarde.

    Garca Linera se convirti en el gobernante que acoga las distintas propuestas y visiones de los representantes de todas las regiones del pas, manifiestas en el Congreso Nacional; facilitando el dilogo entre todas las partes.

    En relacin a ello, el presidente Evo Morales deca que apostaba a que la reunin de jefes de bancada, de representantes de las brigadas parlamentarias con el vicepresidente lvaro Garca y los presidentes de Senadores, Santos Ramrez, y de Diputados, Edmundo Novillo, conseguiran allanar problemas y garantizara avances en ese desafo9.

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    8 Entre las fuerzas polticas con representacin parlamentaria estaban, adems del partido de gobierno MAS, PODEMOS (Poder Democrtico Social), UN (Unidad Nacional), MNR (Movimiento Nacional Revolucionario), junto a sus jefes nacionales, por el MAS, el vicepresidente lvaro Garca Linera. Por PODEMOS, Jorge Quiroga Ramrez. Por UN, Samuel Doria Medina.9 Idem.

    21

  • Al finalizar aquella reunin, al salir, los comentarios de quienes acaban de integrar el encuentro eran alentadores.

    El diputado Ivan Canelas, declaraba todos estn de acuerdo, todos estamos hablando de manera muy positiva, cordial, en ese camino vamos a encontrar todas las soluciones a todas las diferencias que pudieran existir10.

    Igualmente, el Senador de Poder Democrtico Social (Podemos), Oscar Ortiz Antelo, miembro de la primera fuerza poltica de oposicin, manifestaba que exista toda la disposicin para realizar la Asamblea Constituyente, tambin los acuerdos deban incluir el Referndum Autonmico, sin embargo, destacaba que rega un buen ambiente de discusin para superar los puntos ms difciles11.

    El senador de Unidad Nacional, Jos Villavicencio manifestaba, en relacin al escenario ptimo de discusin: este ambiente ha dado mucha confianza a los parlamentarios que se pusieron de acuerdo en varios puntos, lo que muestra que los problemas regionales se estn superando12.

    El consenso general del proyecto de ley, brindaba confianza, porque representaba un marco de seguridad comn para todos, aseguraba la participacin de las minoras, sin imposiciones de mayoras circunstanciales. Se buscaba conseguir un escenario de concertacin suficiente entre todos los actores13.

    Mario Cosso Cortez14, Prefecto de Tarija, sostena: despus de la Asamblea Constituyente tiene que garantizarse que Bolivia seguir siendo una sola, que sus riquezas beneficiarn a los bolivianos y que las conquistas regionales, en trminos de regalas, se preserven a favor de los departamentos productores. Es fundamental lograr un consenso en el Congreso Nacional y as llegar a la Asamblea Constituyente fortalecidos y no divididos.

    Las organizaciones cvicas de Santa Cruz y Tarija, junto a sus brigadas parlamentarias fueron concluyentes al plantear la demanda de sus regiones, la ms importante: la implementacin de un rgimen autonmico en los Departamentos que as lo decidan a travs de un Referndum.Al pregn de tratarse de aspiraciones legtimas, irrenunciables y no negociables.

    La preocupacin de parte de las organizaciones cvicas de Tarija que las demandas fueran desconocidas por el gobernante; fue expresada en una carta enviada al segundo mandatario.

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    10 Idem.11 Idem.12 Idem.13 Mario Cosso Cortez. Prefecto de Tarija14 Mario Cosso Cortez. Prefecto de Tarija

    22

  • Le pedan al vicepresidente lvaro Garca Linera y al MAS15, emprender un proceso en el cual se viabilicen los acuerdos necesarios para aprobar la nueva ley fundamental.

    La carta tambin haca referencia a temas de la agenda nacional, sobre los cuales tambin manifestaban intranquilidad, como el respeto al territorio, al patrimonio, la vigencia cierta - de las autonomas departamentales a travs de un referndumvinculante, el respeto de las regalas petroleras.

    Los dos procesos la realizacin de la Asamblea Constituyente y el Referndum vinculante para la Autonoma de los Departamentos -, eran parte central de la agenda poltica del Gobierno, y una de las promesas en las que Morales centr su campaa poltica durante el sufragio nacional en el 2005, a travs del cual accedi a la presidencia.

    Horas antes del inicio de la sesin del Congreso, el presidente de la Repblica, Evo Morales, declaraba y aseguraba que l y su gobierno, estaban abiertos al dilogo, en el tema del proyecto de ley de la Constituyente, as tambin en la realizacin de la consulta popular autonmica.

    Fue el vicepresidente Garca Linera, el que dio el mensaje que los bolivianos esperaban: existan puntos de encuentro para el consenso nacional.

    En conferencia de prensa, dio a conocer que se haba acordado concertar que, la Constituyente no interferira en el funcionamiento de los poderes constituidos, que debera aprobar por dos tercios de sus votos sus resoluciones y que se convocara a un referndum para aprobar la nueva Constitucin Poltica del Estado16.

    Entre los acuerdos asumidos por representantes de los dos poderes del Estado (Ejecutivo y legislativo); estaba el de incrementar el nmero de miembros de la Asamblea Constituyente a 255, su distribucin sera de 3 por circunscripciones (3x70=210) y 5 por cada departamento (5x9=45), haciendo un total de 255 miembros para la Asamblea Constituyente.

    En aqul entonces el vicepresidente expres su confianza en cerrar el debate sobre ese punto e iniciar de forma inmediata el debate y anlisis del Referndum Autonmico. En este tema, como en la Asamblea Constituyente existe la plena disposicin del Poder Ejecutivo en concretar acuerdos, pues est firmemente convencido de la importancia de este proceso democrtico17, sostuvo Garca.

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    15 El MAS es el partido de gobierno y mantiene sobre l, una presencia activa.16 Idem.17 Idem.

    23

  • "Tiene que haber referndum autonmico, y que las preguntas incluyan: lo vinculante o no, (). Las caractersticas de la pregunta tienen que ser punto del dilogo que vamos a iniciar con las brigadas parlamentarias y con los representantes sociales"18, sostena a los bolivianos a travs de los medios de prensa. El vicepresidente de la Repblica, aseguraba que slo faltaban detalles para llegar a un consenso final.

    Da 4. Sbado

    Despus de los acuerdos definidos, quedaba en discusin, el carcter "vinculante" del Referndum Autonmico.

    Para el Gobierno, sta propuesta poda crear divisin en el pas, mientras que para los Comit Cvico de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, deba realizarse y respetar el derecho a la autonoma a la que aspiraban y demandaban los departamentos.Pedan se respete que el Referndum Autonmico sea vinculante a nivel departamental.

    El vicepresidente de la Repblica, lvaro Garca Linera, inform que la pregunta de Santa Cruz sobre la consulta autonmica era lnea de partida del debate, pero consideraba que junto a otras iniciativas se deba forjar una propuesta comn.Sostena que el tipo de autonoma estara en manos de la Asamblea Constituyente.

    Una vez operada la construccin del consenso nacional para la aprobacin de lo que significaban 2 proyectos de leyes que daran inicio a la edificacin de un nuevo modelo de pas; los miembros del congreso, en unanimidad procedieron a la correccin del texto, tanto de la Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente y del Referndum hacia las Autonomas departamentales.

    El consenso nacional al cual se haba llegado, garantizaba la realizacin de ambos.

    Se espera que este sbado todos los parlamentarios acudan al plenario del Congreso con la disposicin de aprobar tanto la Ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente y el Referndum Autonmico, tal como demandan los departamentos. Se debe dejar en claro que con la propuesta de Santa Cruz el debate se ha enriquecido y se espera que esta flexibilidad sea una buena seal para el resto de los sectores del pas, aseguraba el vicepresidente.

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    La demanda de autonoma19 departamental era un pedido que apuntal el departamento de Santa Cruz, respaldada por 500 mil firmas de bolivianos, adems contaba con el apoyo de los

    18 Idem.

    24

  • departamentos de Tarija, Beni y Pando. Gozaba de simpata la propuesta autonmica en una significativa cuota de la poblacin boliviana, en el resto del pas.

    El principal partido de oposicin, Poder Democrtico Social (Podemos), requiri al gobierno de Morales y a su tienda poltica el Movimiento al Socialismo (MAS), tomar en cuenta el pedido de autonoma.Aqul no poda ser excluido de la nueva Constitucin Poltica del Estado, pues era parte fundamental de la configuracin y diseo de un nuevo modelo de Estado, conforme a las realidades nacionales.

    El sbado 04 de marzo, el Congreso Nacional sancion por unanimidad la Ley Especial. En una sesin calificada de histrica, el Parlamento nacional aprob los 31 artculos de la Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente20, as como los 8 artculos del proyecto de Ley de Convocatoria al Referndum Nacional Vinculante21.

    Entre las modificaciones que se realizaron al proyecto de ley, estaba el determinar en la Ley Especial, que La Asamblea Constituyente aplicara de manera progresiva la puesta en vigencia de la nueva Constitucin Poltica del Estado22.

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    Los resultados del consenso nacional logrado en el Congreso de la Repblica fueron traducidos en la Ley marco de la Constituyente y del referndum por las Autonomas departamentales:

    19 La Corte Nacional Electoral certific al Congreso Nacional, el 05 de abril de 2005, que los cvicos cruceos cumplieron con los requisitos establecidos en la Ley del Referndum para convocar a una consulta popular sobre autonomas regionales y solicit a ese poder del Estado que proceda a autorizar este mecanismo constitucional.El artculo 5 de la Ley Marco del Referndum instrua que la consulta popular podr realizarse a iniciativa del Poder Ejecutivo, el Congreso Nacional, con la aprobacin de las dos terceras partes de sus miembros presentes, y por Iniciativa Popular. En el caso del Referndum sobre autonomas corresponda a una Iniciativa Popular.Por disposicin de la Ley Marco del Referndum, promulgada el 16 de junio de 2004, compete al Congreso la aprobacin por dos tercios de votos de sus miembros presentes la iniciativa institucional para la convocatoria a una consulta popular.Tanto el Ejecutivo como el Legislativo pueden recurrir a esa prerrogativa slo una vez en un periodo constitucional de cinco aos.En cuanto a su frecuencia, la ley establece que en Circunscripcin Nacional se podr realizar un Referndum por cada una de las iniciativas en cada periodo constitucional.En Circunscripciones Departamentales y Municipales se podr realizar un Referndum por Periodo Constitucional y no podr realizarse ninguna modalidad de consulta popular, durante los 120 das anteriores y posteriores a las elecciones Nacional o Municipales, respectivamente.20 Ley de la Repblica de Bolivia - No. 3364.21 Ley de la Repblica de Bolivia - No. 3365.22 Artculo 29, Ley 3364.

    25

  • Las elecciones de constituyentes y el referndum autonmico se llevaran a efecto simultneamente en la fecha sealada: el 2 de julio del presente ao.

    La sede de la Asamblea sera Sucre.

    Los asamblestas electos seran posesionados el 6 de agosto de 2006.

    El trabajo de la Asamblea Constituyente no interfera el funcionamiento de los Poderes del Estado y tendra un ao de funcionamiento como mximo.

    La Asamblea debera aprobar por dos tercios de votos sus resoluciones yse convocara a un referndum popular para aprobar la nueva Constitucin23.

    Podran postularse para ser electos como constituyentes, todos los jvenes de 18 aos edad, cumplidos hasta el 2 de julio del presente del 2006.

    No habra suplentes, slo titulares y ante la falta de uno por razones de muerte u otras, ser sustituido por el siguiente ms votado.

    En el curso de pocos das, se dio curso a la aprobacin de dos leyes de particular significado histrico para el pas24, deca el presidente del Senado, Santos Ramrez.

    Adems de la pregunta, dicha ley establece, en su artculo 1, que el referndum, "como manifestacin directa de la soberana y voluntad popular, tendr mandato vinculante para los miembros de la Asamblea Constituyente, aquellos departamentos qu, a travs del presente referndum, lo aprobaran por simple mayora de votos accederan al rgimen de autonomas departamentales inmediatamente despus de la promulgacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado", mantena el vicepresidente lvaro garca Linera.

    La poblacin nacional, aceptaba y celebraba, junto a la oposicin, las organizaciones sociales, institucionales y cvicas; el papel que haba desempeado el vicepresidente.

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    El senador Oscar Ortiz Antelo del frente poltico de oposicin, destac la labor y la flexibilidad que haba existido haciendo referencia al rol de Garca Linera - de aceptar el cambio de varios

    23 Joaqun V. Gonzlez, citado por Adolfo Gabino Ziulu. Derecho Constitucional. Tomo II. El Poder y las Garantas Constitucionales. Segn es el progreso de las instituciones polticas de las instituciones polticas, as son los sistemas ideados para sancionar las reformas constitucionales.El ms perfecto, como ms prximo a la verdad democrtica, es el llamado del referndum, que consiste en reservarse el pueblo el derecho de aprobar o iniciar las layes leyes que discutan y voten las asambleas deliberantes.24 Idem.

    26

  • artculos en los proyectos de ley, no solamente en cuanto al nmero de constituyentes, sino en una serie de aspectos que permitieron encontrar consenso.

    Lo mismo el senador Fernando Messmer, de PODEMOS, quien deca que la eliminacin de las desconfianzas y la superacin de las dudas permiti la aprobacin de las leyes en un tiempo rcord para el Congreso Nacional.Tras la conclusin positiva, despus de ms de 96 horas de discusiones, que culmin en una gran celebracin nacional, presidida por el primer mandatario y que daba cuenta a los bolivianos del consenso nacional.

    Garca Linera, declaraba:

    Una vez ms prevaleci el espritu de Patria, de Nacin por encima de las filiaciones partidarias las que fueron subordinadas a los intereses del conjunto de los bolivianos.Creo que Bolivia se siente orgullosa con un Congreso que con dificultades va comenzando a responder las exigencias de su pueblo, afirmaba el vicepresidente.

    lvaro Garca Linera manifestaba que esas dos nuevas leyes, cambiaran la Constitucin, y tambin el rumbo de los 9 departamentos de Bolivia.

    Cumplimos con parte de nuestro programa gubernamental25, deca el presidente Evo Morales, al asegurar que esa accin (el consenso), era el inicio para el proceso de cambio que pidieron los bolivianos.

    El diputado cruceo, Antonio Franco, jefe de la Brigada departamental, sobre la Constituyente y sus integrantes, deca: es importante que la Asamblea Constituyente tenga amplios poderes, pero que ello no significa necesariamente que los poderes sean ilimitados, sino el objetivo es que los asamblestas trabajen en el diseo de un nuevo pas, donde se compatibilicen ideas y criterios que contribuyan a este proceso.

    Da 05.Lunes 06 de marzo.

    Esa fue la fecha con la cul se sell la sancin y promulgacin de las leyes que daban respuesta a aspiraciones nacionales. Medidas jurdicas que surgieron de un amplio consenso democrtico. El

    OC T U B R E , 2 0 0 6 .

    cierre de un captulo positivo en los anaqueles de la historia poltica de Bolivia, no slo por el logro de un gran acuerdo nacional, sino tambin que el hecho daba cuenta del reto que haba superado el

    25 Idem.

    27

  • Poder Legislativo, convirtindose en un legislador pre-constituyente, al habilitar los cimientos para edificar un nuevo modelo de Estado, al amparo, desde su gesta a la luz del espritu democrtico.

    El presidente Morales, expresaba en su discurso:

    Una nueva satisfaccin, una nueva alegra para el pueblo boliviano, y sobre todo reconozco, reconocer, respeto y respetar esa vocacin democrtica del pueblo boliviano expresada el da 18 de diciembre del ao pasado. Gracias a esa vocacin democrtica estamos cambiando nuestra historia, nuestra Bolivia26.

    Fuente Principal:El Diario. De la ciudad de La Paz. Hemeroteca. http://www.eldiario.net

    Fuentes Complementarias:Algunas reflexiones acerca de la institucionalidad democrtica y el diseo institucional de 1999. Venezuela.Argenis S. Urdaneta G. Centro de Estudios Polticos y Administrativos, Universidad de Carabobo. PROVINCIA. Nmero Especial 2005.pp. 249-281Libro, titulado "Asamblea Constituyente en Bolivia, Simulacin". Andrs Trrez. Prepar un simulacro de Asamblea con el objetivo de versi es posible que los bolivianos se entiendan entre s.La poca. http://www.la-epoca.com/.http://www.lafogata.org/06latino/latino3/bol_10-1.htmDiario: Los Tiempos. www.lostiempos.com

    Mara Alejandra Barbery Zanutti*

    *Abogada. Especialidad en Derecho Constitucional, Universidad Complutense de Madrid. Diplomado en Integracin Econmica y Comercio Internacional, UTEPSA y Universidad La Sapienza de Roma. Diplomado en Integracin, Procesos de Descentralizacin del Estado y Autonomas, UTEPSA Universidad La Sapienza de Roma Ilustre Colegio de Abogados de Santa Cruz. Miembro de la Federacin Internacional de Abogados FIA. Catedrtica de Derecho Constitucional y Ciencia Poltica. UTEPSA. Directora Acadmica del Ilustre Colegio de Abogados de Santa Cruz.

    26 DISCURSO DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, EVO MORALES AYMA, EN LA PROMULGACION DE LA LEY DE CONVOCATORIA A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE Y REFERENDUM AUTONOMICO. La Paz, 06 de marzo de 2006. Fuente: ABI.

    28

    http://www.eldiario.net/

  • EL REFERENDUM AUTONOMICO Y LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE

    La ingeniera constitucional del referndum autonmico consisti en la utilizacin de los institutos que transformaron en participativa (y ya no meramente representativa) la democracia boliviana: iniciativa legislativa ciudadana, referndum y asamblea constituyente, incorporados en el artculo 4 de la reforma constitucional de 2004 con el siguiente texto:

    El pueblo delibera y gobierna por medio de sus representantes y mediante la Asamblea Constituyente, la iniciativa Legislativa Ciudadana y el Referndum, establecidos por la Constitucin y normados por Ley.

    El proceso se inici con la utilizacin directa del instituto constitucional de la iniciativa legislativa ciudadana, que obtuvo el apoyo de aproximadamente 500.000 firmas. El texto, con firmas certificadas en nmero suficiente por la Corte Nacional Electoral, fue el siguiente:

    comparecieron los ciudadanos.para solicitar la apertura del presente libro de recoleccin de firmas con el objeto de que a travs de la iniciativa legislativa ciudadana se pida al Congreso Nacional se convoque a un REFERENDUM NACIONAL VINCULANTE DEPARTAMENTALMENTE Y QUE DEFINA Y ESTABLEZCA LA CONSTITUCION EN EL PAIS DE AUTONOMIAS DEPARTAMENTALES con transferencia efectiva de competencias y atribuciones, las mismas que tendrn por objeto, en su jurisdiccin territorial, disponer libremente de sus recursos, elegir a sus autoridades y darse su propia administracin, con el fin de mejorar la calidad de vida de los habitantes de cada departamento y del pas, todo de conformidad con las atribuciones que otorga al pueblo el articulo cuarto de la Constitucin Poltica del Estado.

    Se establece que la firma de los ciudadanos en este libro de consulta constituye su expresin de voluntad, deseo, aspiracin y aceptacin para la constitucin e implementacin de los gobiernos departamentales autnomos en Bolivia.

    Como se observa, lo que se persegua con la iniciativa legislativa ciudadana era la utilizacin del instituto del referndum de manera que el resultado tenga un doble carcter vinculante: uno, hacia la asamblea constituyente, en el sentido de darle un mandato emanado de la soberana popular expresada en las urnas del referndum, que consideramos de una cualidad democrtica superior a la que detenta asamblea constituyente por tratarse de una democracia directa de un hombre un voto, versus la representacin delegada de la asamblea constituyente.

    El segundo carcter vinculante de las firmas consisti en que los resultados del referndum fueran tabulados y aplicados por departamento una vez sancionada la nueva Constitucin, de manera que los departamentos que voten favorablemente en forma mayoritaria en el referndum, accedan en forma inmediata al sistema autonmico -

    29

  • implantado en la nueva constitucin-, y los que voten en contra, se quedan unitarios centralizados hasta lograr su acceso al estatus autonmico mediante nuevos referndums. As se aplican los principios de voluntariedad y de asimetra o Estado Asimtrico.

    El 7 de marzo de 2006, el presidente promulg la Ley No. 3365 denominada Ley de convocatoria a referndum nacional vinculante a la asamblea constituyente para las autonomas departamentales cuyas caractersticas principales estn establecidas en los siguientes artculos:

    ARTICULO 1. Objeto.En aplicacin del Art. 4 de la Constitucin Poltica del Estado, la presente ley tiene como objeto convocar al referndum nacional vinculante a la asamblea constituyente para las autonomas departamentales, en cumplimiento a los requisitos y condiciones establecidos por ley.

    ARTICULO 2. Carcter vinculante.El presente referndum, como manifestacin directa de la soberana y voluntad popular, tendr mandato vinculante para los miembros de la asamblea constituyente. Aquellos departamentos que, a travs del presente referndum, lo aprobaran por simple mayora de votos, accedern al rgimen de autonomas departamentales inmediatamente despus de la promulgacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado.

    Articulo 4. Pregunta.La pregunta a realizar en el referndum nacional vinculante a la asamblea constituyente, ser la siguiente:Esta usted de acuerdo, en el marco de la unidad nacional, en dar a la asamblea constituyente el mandato vinculante para establecer un rgimen de autonoma departamental, aplicable inmediatamente despus de la promulgacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado en los departamentos donde este referndum tenga mayora, de manera que sus autoridades sean elegidas directamente por los ciudadanos y reciban del estado nacional competencias ejecutivas, atribuciones normativas administrativas y los recursos econmico-financieros que les asigne la nueva Constitucin Poltica del Estado y las leyes?.

    Articulo 5. Resultado del referndum.Los resultados del referndum nacional vinculante a la asamblea constituyente, sern adoptados por simple mayora de votos validos. Los departamentos que as lo aprueben accedern a las autonomas departamentales, una vez promulgada la nueva Constitucin Poltica del Estado.

    Las caractersticas principales del mandato de este referndum hacia la Asamblea Constituyente son las siguientes:

    30

  • a. Es un referndum constitucional, no legal, es decir, dirigido a cambiar la Constitucin y no una ley. Por lo tanto, la Ley del Referndum, diseada para el referndum legal, no aplicaba al caso en su aspecto conceptual.

    b. Tiene doble carcter vinculante, de conformidad con la iniciativa legislativa ciudadana -del referndum hacia la asamblea y, de la nueva Constitucin sancionada por la asamblea hacia los departamentos- y se cumple en los artculos dos y cinco arriba transcritos.

    c. Permite que los departamentos que aprueben el referndum por simple mayora, accedan al rgimen de autonomas departamentales inmediatamente despus de la promulgacin de la Constitucin Poltica del Estado. Por lo tanto, en caso que el referndum nacional resulte negativo a nivel nacional y positivo en uno o ms departamentos, la asamblea deber establecer un rgimen autonmico para aquellos departamentos que hubieran votado favorablemente, dejando un procedimiento expreso para aquellos departamentos que, en el futuro, quisieran acceder tambin al estatus de departamento autnomo.

    d. No le impone un texto determinado a la asamblea constituyente. Sin embargo, le da un mandato conceptual -de soberano a soberano- con relacin a los elementos bsicos mnimos que deber contener el Estado Autonmico. La pregunta establece el piso mnimo, no el techo mximo, al que deber sujetarse la asamblea, ya que, si fuera este ltimo, los asamblestas no tendran la libertad de redactar un texto de la amplitud necesaria para transformar el Estado boliviano en uno autonmico, que implica un tratamiento que es transversal a toda la Constitucin.

    e. Establece los elementos bsicos que deber tener el Estado Autonmico, a saber: 1. Deber efectuarse una transferencia efectiva de competencias. Esto es, deber elaborarse un catlogo de competencias para cada nivel de gobierno: nacional, departamental y municipal. 2. Deber transferirse a favor de los departamentos recursos econmico financieros. 3. Debern transferirse, asimismo, a favor de los departamentos autnomos, competencias ejecutivas, administrativas y normativas, es decir, los elementos esenciales que componen un Estado Autonmico.

    f. Establece transferencias de competencias legislativas a favor de los departamentos, contrariamente a lo que sugiere la maliciosa o equvoca afirmacin de que las autonomas departamentales no podran ser implementadas por cuanto el texto del referndum no se refiere especficamente a las competencias legislativas. Es necesario aclarar que el concepto autonomas viene de dos vocablos griegos: auto que significa propio y nomos que significa ley, lo que quiere decir ley propia, de manera que el concepto de rgimen autonomas departamentales inserto en la pregunta, es mas que suficiente para establecer que los departamentos tendrn la facultad de dictar sus propias normas. Norma es el concepto genrico que, por supuesto, incluye ley o legislacin.

    Juan Carlos Urenda Daz

    31

  • REFERNDUM POR AUTONOMA DEPARTAMENTAL: ALCANCES E IMPLICACIONES

    El proceso de participacin que implica un referndum puede ser abordado desde distintas perspectivas: poltica, sociolgica, electoral y otras, la presente aproximacin busca precisar los alcances e implicaciones normativas del mismo.

    I. Antecedentes del referndum por autonomas.-

    La demanda por autonoma departamental en Bolivia data de muchos aos atrs, sin embargo los cabildos abiertos realizados el 22 de junio del 2004 y el 28 de enero del 2005 en el Departamento de Santa Cruz, en los que participaron alrededor de ciento cincuenta mil y trescientas cincuenta mil personas respectivamente, constituyen dos momentos histricos muy importantes en la evolucin de la misma, pues en ellos, la demanda por autonoma se manifest vivamente en las calles, masificndose y generando una conciencia ciudadana ms amplia sobre el tema. Se estructuraron instancias para que elaboren y propongan un proyecto de reforma constitucional para crear las autonomas departamentales y a su vez promueva en todo el pas el conocimiento y difusin de las mismas, adems se logr establecer las bases para llevar adelante la iniciativa sobre el referndum por autonomas departamentales.

    En el marco de las once tareas en alusin al 11% de las regalas- decididas en el Cabildo del 22 de junio del 2004, la convocatoria a un referndum por autonomas departamentales tuvo una importancia capital, porque inici el proceso de socializacin y formalizacin de esta demanda, adems en el marco de lo decidido en esa oportunidad, el Presidente del Comit Pro Santa Cruz, el 17 de diciembre del 2004, design un Consejo Preautonmico compuesto por veinticuatro ciudadanos, instancia tcnica cuyo objeto fue elaborar una propuesta de reforma constitucional para crear los gobiernos departamentales autnomos.

    En el Cabildo del 28 de enero del 2005, el Comit ratific la necesidad de realizar todos los esfuerzos para que se efecte un referndum por autonomas departamentales a la brevedad posible y adems, cre la Asamblea Provisional Autonmica integrada por autoridades que surgieron del voto popular: todos los legisladores del Departamento de Santa Cruz, as como alcaldes y concejales de los municipios que integran el mismo. Entre las funciones asignadas a este nuevo ente, pueden citarse: la difusin del modelo de autonoma que se propone para todos los departamentos de Bolivia; seguimiento al proceso de convocatoria del referndum nacional vinculante por departamento sobre autonomas, a fin de asegurar su realizacin; recopilacin de los diferentes proyectos y trabajos sobre autonoma, con la finalidad de contar con los insumos necesarios para la elaboracin del proyecto de Estatuto Autonmico del Departamento de Santa Cruz y otros.

    Los cabildos antes referidos, constituyeron segn expresin de los medios de comunicacin- la manifestacin ciudadana ms numerosa realizada desde la fundacin de la Repblica; jurdicamente se puede afirmar que los mismos constituyen manifestaciones ciudadanas surgidas en ejercicio de los derechos de reunin y expresin contenidos en el artculo 7 incisos b) y c) de la Constitucin

    32

  • Poltica del Estado, y como tales representan demandas o expresiones de los ciudadanos para orientar a los funcionarios pblicos, pero carecen de fuerza vinculante hacia los mismos y hacia la Asamblea Constituyente. Es decir, son indicadores de una demanda compartida, pero requieren materializarse en una decisin jurdica a travs de alguno de los mecanismos de participacin ciudadana contemplados en el ordenamiento. En ese contexto, hay que recordar que a travs de la reforma constitucional de 13 de abril de 2004 realizada mediante la Ley No. 2650, el artculo 4 de la Constitucin Poltica del Estado fue

    modificado sustancialmente, dado que se sustituy el contenido que dispona: El pueblo no delibera ni gobierna sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por ley por el siguiente: El pueblo delibera y gobierna por medio de sus representantes y mediante la Asamblea Constituyente, la iniciativa legislativa ciudadana y el referndum., es decir, se elimin la prohibicin de deliberacin directa del pueblo, al retirarse el trmino no y se incorpor la iniciativa legislativa ciudadana y el referndum entre otros institutos de participacin directa de la ciudadana. El alcance y sentido de esta reforma fue explicada por el Tribunal Constitucional, al resolver la demanda planteada contra el decreto supremo que convocaba al referndum del gas; en la sentencia constitucional No. 69/2004 de 14 de julio del 2004, expres que luego de la reforma de 2004 el orden constitucional boliviano tuvo un cambio profundo en lo concerniente al rgimen democrtico, ya que a partir de esa fecha la participacin ciudadana no se agotaba en el derecho al voto, sino que otros institutos como el referndum y la iniciativa popular que constituyen mecanismos de una democracia participativa fueron incorporados al orden jurdico nacional, constituyendo entonces la participacin poltica un derecho poltico fundamental y por tanto de aplicacin directa, esto es, no requiere la existencia de una ley para ser ejercido. Asimismo, hay que recordar que las demandas por profundizar el orden democrtico en el nivel departamental, tuvieron un nuevo hito con la decisin del Presidente Carlos D. Mesa Gisbert, de aprobar el decreto supremo No. 27988 de 28 de enero del 2005, a travs del cual expres que en uso de la potestad constitucional reconocida por el artculo 109 de la Constitucin Poltica del Estado, de nombrar a los Prefectos de los Departamentos, determin que dicha designacin recaera en la persona que obtenga ms votos en una eleccin departamental, por lo que convoc a eleccin para la seleccin de prefectos. Norma que fue impugnada ante el Tribunal Constitucional, habiendo declarado esta instancia jurisdiccional constitucional el mismo, a travs de la sentencia constitucional No. 0075/2005 de13 de octubre del 2005.La eleccin popular de prefectos, si bien implica una mayor profundizacin de la democracia -dado que permite que los ciudadanos se expresen decidiendo quin debe ser el Prefecto en su departamento- tuvo y an tiene el grave inconveniente de que la estructura jurdica de competencias del Prefecto y del Consejo Departamental no se modific y continua respondiendo a una frmula centralizada, en consecuencia, existe incongruencia entre una autoridad cuya legitimidad tiene origen en el voto popular y por el otro existe una ausencia total de un marco de competencias propias. En la evolucin por obtener una decisin directa de la ciudadana en relacin a la necesidad incorporar las autonomas departamentales en la Constitucin Poltica del Estado, sera capital la gestin del Comit Pro Santa Cruz, el cual a travs de su entonces- Vicepresidente Dr. Germn Antelo, al realizar la apertura de libros para recabar firmas con el objeto de exigir al Legislativo que

    33

  • convoque a un referndum sobre autonomas departamentales. Los libros con los cuales se solicit la adhesin llevaban consignado el siguiente contenido:

    con el objeto de que a travs de la iniciativa legislativa ciudadana se pida al Congreso Nacional se convoque a un referndum nacional vinculante departamentalmente y que defina y establezca la constitucin en el pas de autonomas departamentales con transferencia efectiva de competencias y atribuciones, las mismas que tendrn por objeto, en su jurisdiccin territorial, disponer libremente de sus recursos, elegir a sus autoridades y darse su propia administracin, con el fin de mejorar la calidad de vida de los habitantes de cada departamento y del pas, todo de conformidad con las atribuciones que otorga al pueblo el articulo cuarto de la Constitucin Poltica del Estado.

    Se establece que la firma de los ciudadanos en este libro de consulta constituye su expresin de voluntad, deseo, aspiracin y aceptacin para laconstitucin e implementacin de los gobiernos departamentales autnomos en Bolivia.

    Luego de obtenerse el respaldo de ms de cuatrocientas mil adhesiones y para que las mismas sean verificadas conforme a ley, se remitieron los libros conteniendo la iniciativa y las firmas a la Corte Nacional Electoral. Esta instancia pblica, una vez realiz el respectivo proceso de verificacin la remiti al Presidente del Honorable Congreso Nacional el 4 de abril del 2005, expresando que la misma haba cumplido las exigencias correspondientes, por lo que el Congreso deba elaborar la convocatoria al referndum por autonomas departamentales.

    El Legislativo no logr consenso para emitir la convocatoria, por lo que frente a los reclamos y medidas de presin de quienes llevaron adelante dicha iniciativa, el Presidente de la Repblica a travs del decreto supremo No. 28195 de 02 de junio del 2005, dispuso:

    Artculo 2.- Referndum autonmico.

    I. Convocar a la ciudadana a Referndum Nacional vinculante sobre el rgimen de autonomasel da domingo 16 de octubre del 2005, en las condiciones que establezca el Congreso Nacional, sobre la base de la iniciativa popular realizada en Santa Cruz.

    II. El resultado del Referndum Nacional sobre el rgimen de autonomas es vinculante para laAsamblea Constituyente.

    Como se observa, el decreto nicamente fijaba la fecha para la realizacin del referndum, intentando as motivar al Legislativo para que establezca las condiciones del mismo, en base a la iniciativa popular de Santa Cruz. Naturalmente, ello implicaba que mientras el Legislativo no estableciera la modalidad y condiciones en las que se realizara dicho referndum, la fecha fijada careca de sentido. El Legislativo Nacional, el 05 de julio del 2005 emiti la resolucin congresal No. 26/2004-2005 que en su artculo nico expresaba: Fijar como fecha de realizacin del

    34

  • referndum autonmico, el primer domingo del mes de julio del 2006, debiendo sujetarse su convocatoria al procedimiento establecido por la Ley Marco del Referndum. Estableciendo as una fecha posterior, a la fijada en el decreto antes referido y adems encuadraba el referndum por autonomas departamentales dentro de la Ley Marco del Referndum.Un da despus o sea el 6 de julio del 2005, se aprob la Ley 3089 de reforma constitucional, a travs de la cual se determin que en los casos de sucesin presidencial, cuando dicho cargo sea asumido por el Presidente de la Corte Suprema, ste deber convocar a una eleccin general, esto es, tanto para Presidente de la Repblica, como para Senadores y Diputados y no solamente de Presidente y Vicepresidente como estableca la Constitucin Poltica del Estado antes de la reforma; en aplicacin de dicho contenido normativo se formaliz la convocatoria a nuevas elecciones generales.

    Luego de una postergacin generada por la necesidad de cumplir con el artculo 60 de la Constitucin Poltica del Estado, relativo a la redistribucin de diputados por departamento conforme al ltimo censo, el 18 de diciembre del 2005 se efectu la eleccin, oportunidad en la que el Movimiento al Socialismo (MAS) obtuvo ms del cincuenta por ciento de la votacin y por tanto, su candidato Evo Morales fue investido Presidente para el perodo 2005-2010.En los primeros meses del nuevo gobierno, el legislativo aprob la Ley 3365 de 06 de marzo del 2006 o Ley del referndum por autonomas departamentales y fij el 02 de julio del 2006 como fecha de realizacin del mismo.

    II. La pregunta contenida en la Ley del referndum por autonomas.-

    La Ley 3365 de 06 de marzo del 2006 o Ley del referndum por autonomas departamentales, constituye la norma jurdica expresamente dictada para normar dicho proceso, su contenido puede sintetizarse as: En el artculo 1, denominado objetivo se establece el marco normativo en el cual se enmarca la misma, hacindose referencia al artculo 4 de la Constitucin Poltica del Estado; el artculo 2 seala que la consulta tendr carcter vinculante para los departamentos que as lo aprueben por simple mayora de voto, y tambin ser vinculante para la Asamblea Constituyente, expresandoadems que la entrada en vigencia de las autonomas se realizar cuando se apruebe la reforma a la Constitucin Poltica del Estado; el artculo 3 fija la fecha en la cual se realizara el referndum: el 2 de julio del 2006; el artculo 4 de la misma contiene la pregunta sobre la cual los ciudadanos deban expresarse, sealando textualmente:

    Est Ud. de acuerdo en el marco de la unidad nacional en dar a la Asamblea Constituyente el mandato vinculante para establecer un rgimen de autonomas departamentales, aplicable inmediatamente despus de la promulgacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado, en los departamentos donde este referndum tenga mayora, de manera que sus autoridades sean elegidas directamente por los ciudadanos y reciban del Estado competencias ejecutivas, atribuciones normativas, administrativas y los recursos econmicos financieros que les asigne la nueva Constitucin Poltica del Estado y las leyes.?

    35

  • El artculo 5 de la norma reitera que la decisin para la implementacin de las autonomas ser por departamento, requerir simple mayora de voto y ser vinculante a la Asamblea Constituyente; el artculo 6 encarga la administracin de referndum a la Corte Nacional Electoral; el artculo 7 determina que aquella instancia emita los resultados nacionales y departamentales y que el Poder Ejecutivo asigne los recursos correspondientes; finalmente el artculo 8 habilita a la Corte Nacional Electoral a regular la propaganda.Entrando al anlisis de la Ley del referndum por autonomas departamentales, hay que destacar el valor jurdicamente superior del artculo 4 o con mayor precisin de la pregunta all establecida, frente al resto del articulado o contenido de aquella, dado que por un lado la pregunta constituye el objeto de la ley y por ello la ciudadana se expresar aprobndola o rechazndola, ello le otorga una jerarqua jurdica diferenciada, pues ser una decisin aprobada en forma directa por el titular de la soberana, esto es, por el pueblo. Este es un aspecto jurdico muy relevante para comprender luego el alcance y sentido del resto del contenido de la Ley. Entre los aspectos ms importantes de la pregunta antes citada, pueden detallarse los siguientes:

    II. 1. La Decisin Nacional:

    El artculo 1 de la Constitucin Poltica del Estado expresa en su inciso primero que Bolivia es una Repblica Unitaria, a partir de dicho contenido normativo no es posible que un departamento, dos o ms puedan efectuar un referndum sobre autonomas sin contar primero con una decisin nacional que -como expresin del carcter unitario del Estado determine el alcance y sentido del mismo-. Este aspecto de primer orden, fue absuelto por el Legislativo Nacional, que luego de evaluar las manifestaciones y reclamos de diferentes sectores e instituciones y considerando que el pas deba avanzar hacia una decisin formal de la ciudadana sobre la pertinencia o no de incorporar las autonomas departamentales en la Constitucin Poltica del Estado, dict la Ley 3365 de 06 de marzo del 2006 o Ley del referndum por autonomas departamentales, que es una norma nacional o -si se quiere la decisin nacional- que materializa la voluntad de todo el pas de realizar una consulta sobre la incorporacin o no de las autonomas departamentales.La Ley 3365 de 06 de marzo del 2006 es una norma general emitida por los representantes de todos los bolivianos, tiene la virtud de reconocer la necesidad de construir un Estado de autonomas, constituye entonces el instrumento normativo que expresa la visin nacional y que determina que los sujetos para adoptar o rechazar esa decisin son los ciudadanos.

    II. 2. Espacio territorial de las autonomas: el departamento.

    En lo que respecta el mbito o espacio territorial en que debern aplicarse las autonomas, en la pregunta se expresa textualmente: para establecer un rgimen de autonomas departamentales y en otra parte de la misma se afirma: en los departamentos donde este referndum tenga mayora. estos dos contenidos tienen el alcance jurdico de precisar que el mbito territorial en el que se aplicarn las autonomas ser el departamento; ello implica que el espacio territorial de las mismas son los departamentos al da de la consulta el 02 de julio del 2006; por lo que es evidente que en los departamentos que gan el s, inexcusablemente debe implementarse un rgimen autonmico respetando los lmites geogrficos que ese departamento posea a esa fecha. Ese contenido implica tambin que no es posible crear con posteridad al 02 de julio del 2006, otro u

    36

  • otros departamentos, por lo menos all donde gan el s, dado que ello significara violentar la voluntad popular expresada en el referndum en sentido de que el departamento en su integridad y no otro, ni parte de l- deba ser autnomo.

    En otro orden, la eleccin del modelo de autonomas departamentales implica tambin que sta se ha impuesto sobre otras modalidades de distribucin del gobierno que se encontraban en el debate y que no fueron consultadas a la ciudadana, como pueden ser las regionales, indgenas, etc. o cualquier otra que puede disearse en el futuro que como las anteriores -por no haberse consultado a la ciudadana- se encuentran en un rango absolutamente inferior de legitimidad que las autonomas departamentales. Esto no quiere decir, que no es posible incorporar otras formas de autonomas; pero debe hacerse en el marco y bajo el abrigo de las autonomas departamentales, salvo naturalmente las autonomas municipales y las universitarias, las cuales deben ser respetadas porque constituan parte del orden constitucional y sobre ellas no se realiz ninguna consulta ciudadana. En consecuencia, la pregunta delimita el territorio donde pretende que se reconozca un gobierno autnomo: el departamento, por lo que en lo espacial, la misma fija el lmite actual de cada uno de los departamentos como el espacio fsico dentro del cual debe reconocerse la autonoma.

    II. 3. El mbito de la decisin y sus implicaciones.

    La pregunta contemplada en la Ley expresamente seala el rgimen de autonomas departamentales ser aplicable inmediatamente despus de la promulgacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado, en los departamentos donde este referndum tenga mayora, es decir, si se considera como se ha sealado precedentemente que la pregunta contenida en la Ley constituye el objeto de la misma y es sobre ella que se expresa la ciudadana, es evidente que sta es categrica al afirmar que se otorgar autonoma una vez promulgada la nueva Constitucin Poltica del Estado a los departamentos donde ste referndum tenga mayora.

    En el artculo 2 de la misma norma que lleva por ttulo carcter vinculante, se expresa: . aquellos departamentos que, a travs del presente referndum, aprobarn por simple mayora de votos, accedern al rgimen de autonomas departamentales inmediatamente despus de la promulgacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado.

    El artculo 5 que titula Resultado y que por tanto fija el modo en que debern computarse los resultados del referndum, expresamente dispone: Los resultados del referndum nacional vinculante a la Asamblea Constituyente sern adoptados por simple mayora de votos vlidos. Los departamentos que as lo aprueben accedern a las autonomas departamentales una vez promulgada la nueva Constitucin Poltica del Estado. Es evidente de lo transcrito, que la Ley del Referndum dispone en forma expresa que la decisin de cada uno de los departamentos que votaron mayoritariamente por el s, obtendrn un rgimen de autonoma departamental, contenido que se encuentra reiterado varias veces en la misma norma y la nica condicin adicional es de carcter temporal, ya que ello se producir cuando se apruebe la nueva Constitucin Poltica del Estado.

    37

  • La Ley del referndum por autonoma departamentales, utiliza la expresin unidad nacional en los siguientes contenidos: al inicio de la pregunta del referndum aparece dentro del siguiente contexto:

    Esta usted de acuerdo en el marco de la unidad nacional, en dar a la Asamblea Constituyente. Aqu, la referencia a la unidad nacional no est relacionada con los efectos de la decisin del referndum en cada uno de los departamentos, sino a la necesidad de que todo el proceso de autonomas departamentales se desarrolle sin fragmentar ni dividir el pas, situacin que es absolutamente respetada en un proceso autonmico, porque quien reclama autonoma reconoce que es parte de una entidad superior -en este caso Bolivia- y naturalmente es dentro de ella que busca obtener autonoma.

    La expresin referndum nacional aparece en el artculo 3 titulado fecha de realizacin y textualmente seala: El referndum nacional se realizar el 02 de julio del 2006, simultneamente a la eleccin de los miembros de la Asamblea Constituyente. Este artculo fija nicamente la fecha de realizacin del referndum y alude a lo nacional en sentido de que el mismo se realizar en toda Bolivia, como efectivamente aconteci, al haberse efectuado el mismo en los nueve departamentos, pero nada dice ni expresa sobre el cmputo y los efectos de la consulta.

    Tambin en el artculo 5 de la misma norma se hace alusin al referndum nacional, al determinarse: Los resultados del referndum nacional vinculante a la Asamblea Constituyente sern adoptados por simple mayora de votos vlidos. Los departamentos que as lo aprueben accedern a las autonomas departamentales una vez promulgada la nueva Constitucin Poltica del Estado. Es evidente que la Ley del referndum por autonomas departamentales precisa que el referndum debe realizarse en todo Bolivia, esto es, en los nueve departamentos, pero como seala el mismo artculo 5 en la segunda parte: Los departamentos que as lo aprueben accedern a las autonomas departamentales una vez promulgada la nueva Constitucin Poltica del Estado. Es evidente que esta norma distingue entre un acto que debe efectuarse en los nueve departamentos, esto es, a nivel nacional y el modo en que se computarn los resultados del mismo: por departamento.

    En el artculo 6, que lleva por ttulo Administracin, expresa: La Corte Nacional Electoral, tendr a su cargo la organizacin y ejecucin del referndum y escrutar y declarar los resultados del mismo a nivel nacional y departamental conforme a lo dispuesto por el Cdigo Electoral. El primer aspecto a resaltar aqu es que el artculo en cuestin se refiere a la administracin del proceso, el cual conforme a las Constitucin y las leyes especficas como el Cdigo Electoral, corresponde a la Corte Nacional Electoral; en lo que respecta a la expresin que dicha instancia declarar los resultados () a nivel nacional y departamental, conviene precisar que el objeto de esa frase no es definir la modalidad de cmputo de los resultados, sino regular un aspecto operativo del referndum: la administracin. El artculo 6 tambin afirma que la Corte Nacional Electoral debe actuar conforme al Cdigo Electoral, obligndose as a relacionar el contenido antes referido de la Ley del Referndum con el Cdigo Electoral. Esta norma en su artculo 1 que lleva por ttulo: Alcance legal, expresa: El presente cdigo norma el procedimiento, desarrollo, vigilancia y control del proceso electoral para la formacin del Poder Legislativo, eleccin del Presidente y Vicepresidente de la Repblica, de los Gobiernos Municipales y la realizacin del referndum, estableciendo as en forma expresa los alcances de dicho cuerpo legal que no es otro que regular el procedimiento, desarrollo, vigilancia y control, trminos stos que estn referidos al

    38

  • proceso electoral. Hay que destacar, que esta norma no regula el cmputo de resultado, ni atribuye a ningn rgano atribuciones para definir efectos o alcances de ninguno de esos procesos electorales o de participacin ciudadana. En el contexto normativo antes referido, es evidente que el sentido del trmino nacional, contenido en el artculo 6 de la Ley por el referndum autonmico, est referido al hecho de que el referndum se realiz en todo Bolivia y en consecuencia existetcticamente un resultado nacional; hay que precisar que al mismo no se le reconoce ni otorga ningn efecto jurdico, como en cambio s acontece con el resultado departamental.

    La pregunta que constituye el objeto del referndum y que como se ha observado expresamente reconoce que la decisin de cada departamento definir el status autnomo o no del mismo, est adems expresamente ratificada en la misma norma a travs de los artculos 2 y 5. Unido a ello, se observa que la Ley del referndum por autonomas departamentales en ninguna parte, ni siquiera implcitamente, seala que la decisin de los departamentos que voten por el s para acceder a la autonoma, requiere una aprobacin mayoritaria del mismo en toda Bolivia, de all que una interpretacin que pretenda el cumplimiento de una exigencia no solo no prevista en la ley, sino adems contraria al contenido expreso e inequvoco de los artculos 2, 4 y 5, que disponen que el departamento en el que el s obtenga mayora, acceder a la autonoma una vez sea aprobada la nueva Constitucin Poltica del Estado, no tiene asidero alguno.

    Hay que destacar que el entendimiento de que cada departamento decida voluntariamente por el s o no en el referndum, sin relacin con el resultado nacional, guarda adems plena armona con la precisin realizada al analizar el sentido y alcances de la Ley 3365 de 06 de marzo del 2006, ya que la misma como tal constituye la decisin nacional que consider necesario que el pas avance en direccin de las autonomas departamentales y a partir de all ya no es necesario nuevamente la voluntad nacional, pues sta decidi habilitar a cada uno de los departamentos para que adopte la decisin que convenga a los intereses del mismo.

    II. 4. El contenido mnimo de la autonoma.

    La pregunta contemplada en el artculo 4 de la Ley 3365 de 06 de marzo del 2006, utiliza la expresin autonoma para referirse al objeto de la consulta y posteriormente describe mnimamente el alcance de dicho trmino, al afirmar:

    .. de manera que sus autoridades sean elegidas directamente por los ciudadanos y reciban del Estado competencias ejecutivas, atribuciones normativas, administrativas y los recursos econmicos financieros que les asigne la nueva Constitucin Poltica del Estado y las leyes.

    El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Espaola expresa que autonoma es: la potestad que dentro de un Estado tienen municipios, provincias, regiones u otras entidades, para regirse mediante normas y rganos de gobierno propios. Y el Diccionario Enciclopdico de Derecho Usual de Guillermo Cabanellas, expresa que es el ...estado del pueblo o territorio que, sin gozar de libertad absoluta, disfruta del derecho de dirigir sus asuntos, segn leyes propias. En consecuencia, cuando se utiliza el trmino autonoma necesariamente se alude: al reconocimiento a

    39

  • un espacio territorial determinado de la capacidad para tener su propio gobierno, con competencias propias y por tanto con capacidad para realizar la gestin conforme a sus determinaciones.Si se analiza el contenido de la pregunta, se tiene que la expresin y reciban del Estado competencias, permite constatar que a partir del reconocimiento del carcter unitario del Estado boliviano y la concentracin de las competencias pblicas en el nivel nacional de gobierno que ello conlleva, la incorporacin de las autonomas departamentales significar la transferencia efectiva de competencias y atribuciones a favor del nuevo nivel de gobierno; naturalmente debe entenderse que las competencias y atribuciones que se transfieren deben responder al mbito y naturaleza del carcter departamental del gobierno autnomo.

    La expresin y reciban del Estado competencias... adems de lo expuesto, implica que en la Constitucin Poltica del Estado se deben detallar las competencias asignadas al gobierno departamental autnomo, esto es, requiere que las mismas sean definidas en forma expresa en la Constitucin Poltica del Estado; se podra afirmar entonces que busca que la distribucin de competencias entre el gobierno nacional, departamental y municipal se halle consignada en dicha norma.

    Ello se explica tanto por las exigencias propias de una distribucin funcional de las competencias, cuyo ncleo o competencias bsicas debe consignarse en la Constitucin Poltica del Estado, como por el hecho de que la creacin de instituciones sin un contenido constitucional expreso, suele dar lugar que a travs de leyes las mismas queden disminuidas sustancialmente y lo que es ms grave, a veces vacas. As ha sucedido por ejemplo en los ltimos aos con el nivel municipal de gobierno, que si bien est reconocido en la Constitucin Poltica del Estado, como entidad autnoma, la misma norma establece en el artculo 205: La Ley determina la organizacin y atribuciones del Gobierno Municipal, habilitndose entonces a sta norma jurdica, para determinar las atribuciones del Gobierno Municipal, permisin constitucional que ha llevado a que las competencias ms importantes del municipio, como por ejemplo la referida a la regulacin del transporte urbano dentro de su jurisdiccin, sea asignada a un ente nacional, como es la Superintendencia Nacional de Transporte.

    La pregunta en anlisis identifica la naturaleza de las competencias que le sern asignadas al gobierno departamental autnomo a travs de los trminos: ejecutivas, normativas y administrativasal referirse .reciban del Estado competencias ejecutivas, atribuciones normativas, administrativas. En lo que concierne a la funcin ejecutiva y administrativa, significa que el nuevo Ejecutivo departamental tendr plena potestad para dirigir la gestin poltica del gobierno departamental autnomo, materializar las decisiones del Consejo o Asamblea Departamental y definir y dirigir a todos los funcionarios bajo su cargo. En lo que concierne al trmino normativas, no han faltado quienes expresan que el mismo desnaturaliza una verdadera autonoma; entre otros, el estudioso Franz Barrios Zbelza aborda as el tema en su obra Propuesta autonmica de Santa Cruz. Balance de fortaleza y debilidades. Alegando que normar implica una simple competencia de carcter reglamentario de modo tal que el Consejo o Asamblea departamental carecera de una potestad legislativa. Esta interpretacin parte de una lectura restrictiva del trmino normativo, adems de excluirla del contexto en el que se encuentra, dado que si la pregunta del referndum busca definir la instauracin de rgimen de autonomas departamentales y el termino autonoma -como se ha precisado precedentemente- contiene en s

    40

  • mismo la funcin legislativa, no puede luego ignorarse este alcance porque significara negarla. Es decir, no es posible instaurar una autonoma sin competencias legislativas, entonces restringir el trmino normar a un sentido reglamentario, resulta una interpretacin que cercena el alcance natural de dicho trmino y adems la excluye del contexto en el que se plantea la pregunta, normar en el contexto en que se encuentra, implica que el Consejo o Asamblea Departamental tiene funciones legislativas en el mbito de las competencias, porque justamente este es un elemento inexcusable de un rgimen autonmico. Otro aspecto muy importante de la creacin de los gobiernos departamentales autnomos, lo otorga la expresin: elegir a sus autoridades, que implica que tanto el Prefecto o Gobernador, como los Consejeros o Asamblestas Departamentales, debern ser electos por voto popular, es decir que en aplicacin del principio democrtico que informa la Constitucin Poltica vigente, sern todos y cada uno de los ciudadanos quienes mediante su voto, elijan a las autoridades, profundizndose as la participacin poltica ciudadana y por tanto el sistema democrtico en su conjunto, este aspecto que hoy se ha materializado a travs de la eleccin para la seleccin de prefectos, permite observar que quienes alegan que la autonoma servira para imponer la voluntad de ciertos grupos, desconocen absolutamente los supuestos elementales en los que se asienta la misma y su carcter sustancialmente democrtico.La pregunta del referndum contiene tambin una referencia expresa a que en la normativa que regule dicho nivel de gobierno deben contemplarse los recursos econmicos financieros esto es, el Gobierno Departamental contar con ingresos econmicos propios, incluyndose entre otros, la cooparticipacin que posea o pueda poseer en impuestos nacionales, regalas, tributos departamentales y en suma, todos aquellos ingresos propios que le permitan contar con los recursos para cumplir sus atribuciones, recursos que en aplicacin del concepto de autonoma deben disponerse y administrarse exclusivamente por el gobierno autnomo, conforme a las necesidades y prioridades de sus rganos de gobierno.

    Efectivamente, la pregunta no contiene el detalle de cada una de las atribuciones que debiera asignarse al Gobierno Departamental autnomo, este aspecto responde a diversas razones, cuyo anlisis no corresponde a ste trabajo, sin embargo cabe sealar que el Consejo Preautonmico del Comit Pro Santa Cruz present el 14 de junio del 2005 una propuesta expresa y detallada de las reformas constitucionales necesarias para instaurar el rgimen autonmico departamental, la misma que fue ampliamente difundida en todo el pas; tambin se public una separata en el semanario El Juguete rabioso, de 10 de julio del 2005 y Franz Xavier Barrios Suvelza realiz en diciembre del mismo ao, un interesante y profundo anlisis de la misma, en su obra: Propuesta autonmica de Santa Cruz. Balance de fortaleza y debilidades. publicado por el ILDIS y Plural.

    II.5. Jerarqua normativa del referndum por autonoma.

    El incluir las autonomas departamentales al orden jurdico boliviano requiere necesariamente de la modificacin de la Constitucin Poltica del Estado y ello est reconocido en la propia pregunta contenida en la Ley 3365 de 06 de marzo del 2006, dado que all se afirma .un rgimen de autonomas departamentales, aplicable inmediatamente despus de la promulgacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado; expresando as aspectos muy relevantes en relacin a la jerarqua del referndum por autonomas departamentales.

    41

  • El artculo 4 inciso I) de la Constitucin Poltica del Estado vigente, textualmente expresa:

    El pueblo delibera y gobierna por medio de sus representantes y mediante la Asamblea Constituyente, la iniciativa Legislativa Ciudadana y el Referndum, establecidos por la Constitucin y normados por ley.

    El artculo antes citado reconoce el instituto del referndum sin restriccin alguna, esto es, a travs del mismo pueden consultarse normas de jerarqua constituyente (cuando se refieren a la aprobacin de una constitucin), constitucional (si se atiende a la revisin o reforma de la constitucin) o legislativa (si concierne a leyes). Entonces, dada la jerarqua normativa de la Constitucin, sta era la nica norma que eventualmente poda establecer un lmite al nivel de las normas que eventualmente podran consultarse a travs del referndum y no lo hizo. Es justamente atendiendo a ello, que el artculo 1 de la Ley del referndum sobre autonomas departamentales, expresa que la misma surge en aplicacin del artculo 4 de la Constitucin Poltica del Estado. Lo expuesto precedentemente encuentra justificacin tambin en el derecho comparado, la Constitucin de Portugal en el inciso 3) del artculo 118 reconoce el referndum constitucional, pero excluye su uso sobre determinados contenidos de la Constitucin Poltica del Estado, al expresar: Estn excluidas del mbito del referndum, especialmente las modificaciones a la Constitucin, las materias previstas en los artculos 164 y 167. La Constitucin de Colombia en su artculo 170 reconoce nicamente el referndum de rango legislativo.

    Volviendo al anlisis, lo expuesto permite explicar por qu la resolucin congresal No. 26/2004-2005 de 05 de julio del 2005 que en su artculo nico expres: Fijar como fecha de realizacin del referndum autonmico, el primer domingo del mes de julio del 2006, debiendo sujetarse su convocatoria al procedimiento establecido por la Ley Marco del Referndum, si bien no precisaba exactamente la modalidad del cmputo de los resultados y se refera bsicamente al procedimiento de ejecucin contenido en la Ley Marco del Referndum, gener una confusin grave, dado que llev a la conclusin de que el referndum sobre autonomas departamentales deba realizarse cumpliendo la Ley Marco del Referndum o Ley 2769 de 06 de julio del 2004, cuando en realidad esta norma nicamente regula los referndum de carcter legal, pues no otra cosa implica que en el artculo 9 de dicha ley, se asigne al Tribunal Constitucional competencia para verificar si la iniciativa es constitucional o no, lo que significa que dicha norma regula los referndum de contenido infraconstitucional, por lo que pretender luego que los efectos que esta norma prev alcancen al referndum del 02 de julio del 2006, es desconocer el rango normativo de la pregunta sobre autonomas e ignorar que por esa razn, dicha consulta ha sido reglado por una norma propia como es la Ley 3365 de 06 de marzo del 2006 o Ley del referndum por autonomas departamentales.

    Absueltos esos aspectos, conviene ahora precisar la fuerza vinculante que tiene la decisin del referndum sobre autonomas departamentales respecto de la Asamblea Constituyente, pero con carcter previo a ello, es necesario identificar la naturaleza de esta, pues es muy frecuente la afirmacin de que la misma es soberana, plenipotenciaria y por tanto no esta sujeta a ninguna norma o decisin que no emerge de ella misma. La Asamblea Constituyente establecida en el artculo 232 de la Constitucin Poltica del Estado tiene asignada la potestad de reforma total de la Constitucin Poltica del Estado; a pesar que el trmino reforma segn el Diccionario de la Real Academia de la

    42

  • Lengua Espaola implica aquello que se propone, proyecta o ejecuta como innovacin o mejora de algo y en el mbito jurdico reformar es sinnimo de modificar, cambiar, reparar y reponer, por lo que literalmente podra concluirse que la Asamblea Constituyente tiene potestad para actualizar toda la Constitucin en oposicin a la reforma parcial, esto es, de una parte de la Constitucin que se tiene asignada al rgano Reformador.

    Esta conclusin que se basa en los espacios fsicos o espaciales que ocuparan los cambios, es decir cambio total o cambio parcial, resulta insostenible desde una perspectiva jurdica, ya que una reforma parcial tambin puede abordar todo el texto, en tanto y cuanto no sustituya o cambie los supuestos ideolgicos en que una Constitucin Poltica se asiente; a travs de la reforma parcial se puede actualizar o modificar formalmente toda la Constitucin, mientras que el slo hecho de sustituir, esto es de eliminar los derechos y garantas pregonados por un Estado determinado, como por ejemplo: la dignidad, igualdad, libertades, pluralismo, propiedad privada, etc. supone una reforma total de la Constitucin Poltica del Estado, ya que ello supondra nuevos o diferentes derechos para los ciudadanos.

    A partir de esas diferencias, es evidente que la Asamblea Constituyente estatuida en el artculo 232 de la Constitucin Poltica actual tiene potestad para redactar una nueva Constitucin Poltica del Estado. Lo expuesto permite tambin absolver el complejo tema de calificacin como originaria de la Asamblea Constituyente Boliviana, y es que la aparente distincin entre originaria o derivada no tiene sustento alguno -a pesar de su frecuente uso en la doctrina- porque quienes hacen esa clasificacin no analizan las competencias asignadas a la Asamblea Constituyente, sino que se refieren a un hecho anterior a la misma, esto es, si se dicta por primera vez una Constitucin o surge luego de una revolucin, alegan que ser originaria y si se halla inserta en una norma expresan que ser derivada. En verdad, estos aspectos no hacen ni conciernen a la potestad de la Asamblea Constituyente y menos puede afirmarse racionalmente que es necesaria una revolucin es decir una ruptura violenta del orden establecido, para asignar potestad de redactar una nueva Constitucin a una Asamblea, las mismas que tampoco tienen por mandato fundar pases, su funcin es redactar una constitucin, esto es, establecer los derechos fundamentales, principios y valores de convivencia de una sociedad y la estructura de gobierno. Entonces el elemento clave es identificar si la Asamblea Constituyente, tiene competencia para crear una nueva Constitucin Poltica del Estado, resultando indiferente que provenga de una revolucin o de una norma jurdica; es ms, no existe Asamblea Constituyente que no est regulada por una norma jurdica, sea un decreto, resolucin, ley o como quiera llamarse a la norma que le da origen, dado que la Asamblea Constituyente requiere para formalizarse de un acto de convocatoria previo y ello necesariamente debe estar contenido en una norma, la misma que establecer mnimamente los siguientes aspectos: las requisitos de elegibilidad de los candidatos, el sistema electoral, el rgano que administrar la eleccin, el lugar de la cesin y naturalmente, la competencia que se le asigna a la misma. As por ejemplo al fundarse la Repblica de Bolivia para constituir la Asamblea Constituyente que aprobara la nueva Constitucin fue necesario regular su conformacin a travs de los decretos del 9 de febrero y de 26 de noviembre de 1825, dictados por el Mariscal Antonio Jos de Sucre y Simn Bolvar, respectivamente.Sin embargo y este es otro elemento importante, el que se reconozca a la Asamblea Constituyente de Bolivia una capacidad para crear una nueva Constitucin, no puede llevar a interpretaciones arbitrarias como aquellas expresadas por el propio Presidente de la Repblica, en el diario La Prensa del da martes 30 de mayo del 2006 (pagina 2a), en sentido de que la Asamblea Constituyente en ejercicio de esa potestad superior que se le reconoce, puede destituir a las autoridades judiciales,

    43

  • legislativas o ejecutivas e incluso administrar el pas. Como se tiene explicado, a la Asamblea Constituyente le est asignado la redaccin de un nuevo texto constitucional y la misma norma le asigna esa atribucin, esto es la Constitucin Poltica del Estado, tambin atribuye la funcin de administracin al Ejecutivo, de Legislar al Parlamento y de Juzgar a los Jueces, entonces asignar a la Asamblea Constituyente otras tareas ajenas a la redaccin del nuevo texto constitucional, significara no solo ignorar la funcin regular de una Asamblea Constituyente, sino desconocer la norma que la cre y bajo esa premisa, entonces se niega la existencia misma de la propia Asamblea Constituyente, dado que negada la norma, se niegan los entes creados por ella.

    Aclarado esos aspectos, corresponde precisar que la Asamblea Constituyente es, como su nombre lo indica, un conjunto de representantes o sea una asamblea (en el caso actual 255 miembros), los cuales tienen por delegacin del soberano, del pueblo o del Poder Constituyente la funcin de redactar una nueva Constitucin Poltica del Estado, siendo por tanto la Asamblea un ente representativo del Poder Constituyente, est y estar siempre sujeto a la decisin del mismo y ello explica por ejemplo que en la Ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente se haya establecido en el artculo 26 que la Constitucin Poltica que apruebe la Asamblea Constituyente, podr ser aprobada o rechazada por un referndum ciudadano. Es decir, el trabajo de la Asamblea Constituyente es realizado por mandato del pueblo, por lo que eventualmente ste puede rechazarlo.

    La diferencia esencial entre el titular de la soberana y sus representantes (asamblestas) antes explicada, es la que permiti que la Ley del referndum por autonomas establezca el deber jurdico o la vinculacin de los representantes de la Asamblea Constituyente de cumplir con la voluntad de cada uno de los departamentos que votaron por el si en el referndum del 02 de julio del 2006 o sea de los departamentos de Beni, Pando, Tarija y Santa Cruz, conforme a los resultados oficiales emitidos por la Corte Nacional Electoral:

    Respuesta por departamento

    SI NO Validos Blancos Nulos Emitidos

    Chuquisaca 59,55737.768%98,135

    62.232%157,692100% 9,951 8,391 176,034

    La Paz 256,66426.556%709,84873.444%

    966,512100% 33,205 32,108 1,031,825

    Cochabamba 194,46136.965%331,60063.035%

    526,061100% 19,957 21,791 567,809

    Oruro 39,48624.518%

    121,56475.482%

    161,050100% 7,796 6,013 174,859

    Potos 51,88626.88%141,14173.12%

    193,027100% 15,694 12,002 220,723

    Tarija 82,97260.799%53,498

    39.201%136,470100% 6,999 5,077 148,546

    Santa Cruz 466,82671.114%189,62228.886%

    656,448100% 19,957 15,782 692,187

    44

  • Beni 74,05973.833%26,247

    26.167%100,306100% 3,369 2,107 105,782

    Pando 11,40157.689%8,362

    42.311%19,763100% 440 356 20,559

    III. Conclusin.

    La decisin ciudadana expresada en el referndum por autonomas departamentales ha sido regida por una ley de la Repblica, los alcances y contenido de la misma se han explicado precedentemente y ahora al haberse efectuado el mismo ha precluido cualquier posibilitad de impugnarlo. Como se ha referido precedentemente, una decisin ciudadana realizada a travs del referndum implica la expresin del titular de la soberana o del Poder Constituyente, por lo que dicha decisin tiene un valor jurdico superior a las leyes y a las decisiones de una Asamblea Constituyente que no es otra cosa que un ente representativo y por tanto no es titular de la soberana. En ese contexto resulta, extremadamente delicado que en un pas como Bolivia, muy proclive en calificar como manifestacin del pueblo y generosamente dotar de legitimidad a toda marcha, bloqueo y cuanta manifestacin espontnea ocurra, ms all de que las mismas se efecten incluso fuera del marco jurdico vigente y de que quienes las realicen no representen ninguna mayora ni departamental ni nacional legalmente comprobada, se pretenda luego como esta sucediendo con algunos asamblestas- desconocer la voluntad popular expresada en el estricto marco del orden jurdico vigente, con las formas y contenidos propios de un Estado de Derecho.

    Jorge Asbuni

    45

  • AUTONOMIA, UN MANDATO DE CUATRO DEPARTAMENTOS DE BOLIVIA

    1 CONSIDERACIONES NECESARIAS

    Fue un planteamiento del MAS y otras agrupaciones de esa tendencia, las que propusieron con mayor fuerza la necesidad de una ASAMBLEA CONSTITUYENTE, segn ellos, para refundar Bolivia. La agenda bsica propuesta, fue la nacionalizacin de los hidrocarburos, nacionalizacin de las tierras o un nuevo reparto, la inclusin social, Estado laico y las autonomas indgenas.Santa Cruz propone a travs del Comit pro Santa Cruz un planteamiento central y nico, el de las AUTONOMAS DEPARTAMENTALES.

    Santa Cruz, jams se opuso ni se opone al planteamiento del MAS, simplemente postula a que estos se traten dentro de las autonomas departamentales o por lo menos tomndolas en cuenta como referencia legal.

    Dentro de los clculos elementales de xito de su planteamiento, el Comit Cruceo se da perfecta cuenta que la Asamblea Constituyente, por la composicin geogrfica del voto en Bolivia no le brinda seguridades de xito, esta es la razn por la que se lanza a la lucha en busca de la realizacin de un REFERENDUM NACIONAL VINCULANTE DEPARTAMENTALMENTE, como camino expedito previo y legal, para lograr su planteamiento autonomista.

    El tiempo fue el encargado en demostrar, que el planteamiento autonomista del MAS, Morales y Garca, en su campaa presidencial, era falso, ya que cuando toc votar en el referndum, hicieron campaa masiva POR EL NO, en contra del SI PARA LAS AUTONOMAS DEPARTAMENTALES.

    2 QU HACER PARA CONSOLIDAR E INCLUIR EN LA NUEVA CONSTITUCIN LAS AUTONOMAS DEPARTAMENTALES

    2.1.- LOS RESULTADOS

    Pasadas las elecciones del 2 de julio del ao 2006, los resultados son categricos, el SI AUTONMICO gan en Santa Cruz 71.2%, Tarija 61%, Beni 73.9% y Pando 57.7%.; el NO CENTRALISTA, gano en Chuquisaca con el 62.2, en La Paz con el 73.4%, en Cochabamba con el 63%, en Potos con el 73.1% y en Oruro con el 75.5%. Debe quedar claro que en el Referndum no se vot a escala nacional por una Bolivia con Departamentos Autonmicos, sino que se dio la potestad a cada Departamento por separado, de votar y definir se queran ser, o no ser Autnomos.

    Si el pas se manejara dentro de un Estado de Derecho o auto capacidad de dictar leyes y hacerlas cumplir, el plebiscito pasado bastara para que las autonomas departamentales donde gano el s, sean introducidas en la Constitucin Poltica del Estado, pero todos sabemos que el actual gobierno har todo lo que este a su alcance, o por negarnos a fardo cerrado las autonomas departamentales

    46

  • ( la tesis de la negacin ), o lo peor y lo mas probable, aceptar autonomas de nombre sin contenido autnomo ( la tesis de la simulacin y el engao).

    2.2.- EL CONFLICTO

    Este se presenta, cuando el gobierno y la cpula del MAS, han declarado y han definido posicin pblicamente, en sentido que el resultado del referndum ser sometido al criterio de la Asamblea Constituyente, para que defina QUE CLASE DE AUTONOMIA QUEREMOS. Semejante estupidez y arbitrariedad, significa nada ms y nada menos que el desconocimiento y atropello al referndum y a la C.P.E.

    2.3. EL REFERNDUM TIENE PRIORIDAD Y DERECHO PREFERENTE SOBRE LA CONSTITUYENTE PORQUE SU MANDATO ES SIN INTERMEDIARIOS, IMPERATIVO E IRREVOCALBE

    Indica el Art. 3 de la Ley No 3364 de 6/03/06 llamada Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente: Se denomina Asamblea Constituyente, a la reunin de representantes constituyentes elegidos mediante el voto universal, directo y secreto.

    Es independiente y ejerce la soberana del pueblo. No depende ni esta sometida a los poderes constituidos y tiene como nica finalidad la reforma total de la Constitucin Poltica del Estado. La Ley No 3365 de fecha 6/03/06 de Convocatoria a Referndum Nacional Vinculante a la Asamblea Constituyente para las Autonomas Departamentales, dispone en su Art. 2.- (Carcter Vinculante). El presente Referndum, como manifestacin directa de la soberana y voluntad popular, tendr Mandato Vinculante para los miembros de la Asamblea Constituyente. Aquellos Departamentos que, a travs del presente Referndum, lo aprobaran por simple mayora de votos, accedern al rgimen de las Autonomas Departamentales inmediatamente despus de la promulgacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado.

    En concordancia con lo expuesto, el Art. 4 de la Constitucin, indica que el pueblo delibera y gobierna por medio de sus representantes y mediante la Asamblea Constituyente, la Iniciativa Legislativa y el Referndum establecidos por esta Constitucin y normados por ley.

    La Ley de convocatoria al Referndum ya analizada, no fue un regalo ni concesin del Presidente Morales, fue el cumplimiento de una obligacin legal ineludible, toda vez que el Comit Cvico Cruceo en cumplimiento del Art. 6 (1) de la LEY DEL REFERNDUM dictada en fecha 6 de julio del 2004 por el Presidente Don Carlos Meza, abri Libros Notariales con la descripcin del contenido u objeto del Referndum, y cumpli con demasa con el requisito de recoleccin de firmas mucho ms all del mnimo exigido por la ley, del 6% de los Inscritos en el Padrn Electoral. (Junto 500.000 firmas).

    El Referndum pasado fue un acto y un hecho jurdico, por medio del cual se puso en consideracin del pueblo soberano, para su aprobacin o rechazo a travs del voto popular, la

    47

  • sntesis y la esencia del contenido de las futuras Autonomas Departamentales.

    La abrumadora aprobacin en 4 departamentos del contenido del Referndum, significa para los Constituyentes un mandato inexcusable, obligatorio e imperativo, con carcter definido e inmodificable, para que inserten en la Constitucin las Autonomas Departamentales, de acuerdo al texto de la pregunta aprobada por los Departamentos beneficiarios con la Autonoma.

    El Poder Constituyente es el pueblo mismo, quien a travs del ejercicio democrtico, por la va del plebiscito en el caso Boliviano, defini de una parte va referndum las autonomas en cuatro departamentos y el (no) en cinco, lo que significa que cuatro departamentos deben ser autnomos y cinco no, los delegados constituyentes tienen la obligacin de cumplir este mandato.

    Lo aprobado en el referndum no puede ser revisado, negado ni alterado por los constituyentes, pues los mandatarios (delegados constituyentes), No tienen capacidad de modificar lo mandado DIRECTAMENTE por su mandante (el pueblo soberano)

    La Asamblea Constituyente, tiene poderes suficientes para reformar en parte o cambiar en todo a la Constitucin, pero NO ES SOBERANA, PUES EL UNICO SOBERANO ES EL PUEBLO. La Revolucin Americana, en su declaratoria de independencia de 4 de julio de 1776 y en la Constitucin Americana de 1787, dejan sentado que el poder emana del pueblo soberano y no del soberano Rey o de un parlamento extranjero, a quienes han desconocido. Su artculo 2, dispone: Cada estado conservar su soberana, libertad e independencia, as como todo poder, jurisdiccin y derecho que esta Confederacin no haya delegado expresamente en los estados reunidos en Congreso. Igualmente ocurre en la Revolucin Francesa de 1789 y la Declaracin Universal de los Derechos del Hombre, que indica en su Art. 3. El principio de toda soberana reside esencialmente en la nacin. Ningn cuerpo, ningn individuo puede ejercer autoridad que no emane expresamente de ella. Sieys, plantea: La nacin existe ante todo y es el origen de todo .Su voluntad es siempre legal; es la ley misma. Antes de ella, por encima de ella, no hay mas que el derecho natural. Todos estos principios fueron recogidos en la Constitucin Francesa de 1791.

    Juan Jacobo Rousseau, en su tratado El Contrato Social pg. 32 indica: Digo, pues, que no siendo la soberana ms que el ejercicio de la voluntad general, jams puede enajenarse, y que el soberano, que no es ms que un ser colectivo, no puede ser representado ms que por s mismo; el poder puede muy bien trasmitirse, pero no la voluntad.

    Dentro de estos conceptos, el pueblo ha dado poder a los constituyentes, para que respetando su voluntad expresada por un acto de democracia directa sin intermediarios (EL REFERNDUM), SE OTORGUE AUTONOMA A LOS DEPARTAMENTOS QUE VOTARN POR EL S.

    Al respecto Marcelo Varnoux Gary, en una publicacin de la Asociacin Boliviana de Ciencias Polticas, titulada Asamblea Constituyente y Referndum: Visiones y Percepciones del Poder Soberano, en la pg. 25 refirindose al Referndum vinculante, indica: que supone que el convocante (o sea el gobierno) est obligado a respetar la decisin mayoritaria de los convocados. Y aade: Una de las particularidades del Referndum es que genera ganadores absolutos y

    48

  • perdedores absolutos, sin posibilidad de trminos medios.

    Esta realidad del acatamiento al dueo del poder o sea el pueblo, esta ratificada en el Art. 2 de la Constitucin Poltica del Estado, que seala: La soberana reside en el pueblo; es inalienable e imprescriptible.

    El planteamiento de las autonomas, cambiara radicalmente las estructuras obsoletas y arcaicas del Estado Boliviano, por que modificar las relaciones entre el pueblo, el territorio y la soberana, por su contenido y profundidad afectara a la forma del Estado Boliviano, mientras que lo propuesto por el gobierno y el MAS, como ya lo tenemos indicado solo se refieren a la formacin de los rganos del Estado, sus poderes y relaciones, rgimen interno, manteniendo sus estructura centralista y unitaria, afectar solo la forma de gobierno. El planteamiento de las autonomas es innovador, moderno y revolucionario, el del gobierno es tradicionalista y reaccionario, como el de la descristianizacin de Bolivia y la vuelta a las creencias ancestrales aimaras y csmicas.

    3.- DE CMO HACER EFECTIVO EL REFERNDUM VINCULANTE

    El Referndum es la voluntad soberana del pueblo expresada en el voto, por S quera o No quera Autonoma para el Departamento donde sufrago, lo que significa que es el imperio jurisdiccional que tiene el pueblo, de mandar que se ejecuten las Autonomas en los departamentos en que gano el S, dado el caso que no existe ningn orden jurdico que limite la voluntad real y soberana de los pueblos.

    3.1.- DE CMO CUMPLIR EL MANDATO AUTONMICO Y VINCULANTE

    El objeto del Referndum Nacional Vinculante Departamentalmente, como dicen los Libros de las quinientas mil firmas, es conseguir para los departamentos donde gano el S, autonomas departamentales, textual: Con transferencia efectiva de competencias y atribuciones, las mismas que tendrn por objeto, en su jurisdiccin territorial, disponer libremente de sus recursos, elegir a sus autoridades y darse su propia administracin, con el fin de mejorar la calidad del vida de los habitantes de cada departamento y del pas.

    Esta pregunta que de conformidad al Art. 1287 del Cd. Civil, a la Ley del Notariado y la Ley de Organizacin Judicial, tiene valor de de documento pblico, por haber sido notariada y luego procesada junto a las firmas de solicitud de Referndum, ante las autoridades llamadas por Ley, por lo que debi ser la pregunta obligada de la Ley de Convocatoria al Referndum, el parlamento ni nadie tenia facultad para cambiarla, sin embargo en un acto de falsificacin y suplantacin material e ideolgica penada por ley fue cambiada en la Ley de Convocatoria al Referndum. Esta fue la pregunta del Referndum: Esta usted de acuerdo en el marco de la unidad nacional, en dar a la Asamblea Constituyente el mandato vinculante, para establecer un rgimen de Autonoma Departamental, aplicable inmediatamente despus de la promulgacin de la nueva Constitucin Poltica de Estado en los departamentos donde este Referndum tenga mayora, de manera que sus autoridades sean elegidas directamente por los ciudadanos y reciban del Estado Nacional competencias ejecutivas, atribuciones normativas administrativas y los recursos econmico-

    49

  • financieros que les asigne la nueva Constitucin Poltica del Estado y las Leyes?.

    Los puntos de coincidencia entre el objeto del referndum de los libros de las quinientas mil firmas y el objeto estampado en la pregunta de la Ley del Referndum, mandan autonomas departamentales, con el siguiente contenido mnimo:

    1. PRESERVAR EL TERRITORIO DEPARTAMENTAL . (Los cambios estn en letras cursivas)Las Autonomas se deben desarrollar dentro del mbito del Departamento (Jurisdiccin Departamental) por tanto se tiene que preservar su integridad territorial, donde se desarrollaran las nuevas competencias o atribuciones del Gobierno Departamental.

    Cambios propuestos en la nueva Constitucin.

    Articulo 59. Son atribuciones del poder legislativo:

    (Se modifica el numeral 18 quedando redactado de la siguiente forma)18 (Nuevo numeral) El poder legislativo, la constituyente, el congreso o alguna de las cmaras, ni ninguna autoridad, podr constituir nuevos departamentos, ningn nuevo departamento podr formarse, dentro de los limites o territorio de otro departamento, ni un departamento constituirse mediante la reunin de dos o mas departamentos o partes de estos, sin el expreso consentimiento unnime del consejo o asamblea departamental al que pertenece.Las nuevas provincias, cantones, secciones y municipios, sern creados por los gobiernos departamentales autonmicos de conformidad a lo dispuesto en sus correspondientes estatutos.

    2. LA NUEVA DISTRIBUCIN DEL PODER. (Los cambios estn realizados con letras cursivas).

    2.1) Construir una Bolivia moderna solidariamente unida como Nacin y Polticamente descentralizada como Estado, donde el gobierno se distribuya en forma democrtica y autnoma en los 9 departamentos, provincias, Secciones y Cantones, .con atribuciones y competencias: Para disponer libremente de sus recursos propios y asignados, elegir a sus autoridades y darse su propia administracinCambios propuestos en la nueva Constitucin.

    Articulo 1. (Se modifica el inc. 1 y se agrega el numeral 3)

    I. Bolivia, libre, independiente, soberana, multitnica y pluricultural constituida en Republica Unitaria (se cambia la palabra unitaria, por descentralizada), adopta para su gobierno la forma democrtica representativa y participativa, fundada en la unin y la solidaridad de todos los bolivianos.

    50

  • II. Es un Estado Social y Democrtico de Derecho que sostiene como valores superiores de su ordenamiento jurdico, la libertad, la igualdad y la justicia.

    III. Bolivia se constituye en un estado descentralizado, con autonomas: polticas, administrativas, econmicas y solidarias, en los departamentos que as lo decidan.

    Articulo 85. (Se le agrega lo siguiente con letras cursivas)

    El poder ejecutivo se ejerce por el Presidente de la Republica conjuntamente con los Ministros de Estado, Los prefectos de l0s departamentos y dems autoridades establecidas por ley.

    Articulo 96.

    Son atribuciones del Presidente de la Repblica:

    Se suprime el numeral 24. quedando en su lugar el numeral 25.24 (este numeral queda suprimido ocupando su lugar el numeral 25)25 (Nuevo numeral 24) interponer el recurso abstracto y remedial, hacer las impugnaciones y formular las consultas ante el Tribunal Constitucional previstas en las atribuciones 1, 3 y 8 del artculo 120 de esta Constitucin.

    Articulo 108. (Nuevo Art.)

    El territorio de la repblica se divide polticamente, en departamentos, provincias secciones de provincias y cantones.Los departamentos, que as lo resuelvan mediante referndum vinculante, en su territorio, gozaran de autonomas: para disponer libremente de sus recursos, elegir a sus autoridades y darse su propia administracinLas autonomas departamentales, desarrollaran sus actividades bajo el principio de solidaridad, a fin de establecer un equilibrio econmico entre los diferentes departamentos, provincias secciones de provincias y cantones del pas.

    Articulo 109. (Nuevo Art. 109)

    I. En lo poltico administrativo, el gobierno departamental, estar a cargo de los prefectos y viceprefectos, quienes sern elegidos por un periodo de 5 aos, por mayora absoluta de votos de los ciudadanos que vivan en el departamento. en caso de que ninguna de las formulas llegue a la mayora absoluta, se aplicara una segunda vuelta electoral, igual que a la eleccin del presidente y vicepresidente de la Repblica.

    51

  • II. El poder legislativo departamental, estar constituido por una asamblea, compuesta por los senadores y diputados nacionales elegidos en el departamento, los mismos que seccionaran y desarrollaran sus atribuciones legislativas y de fiscalizacin en los periodos de receso o descanso del poder legislativo nacional.

    Articulo 110 (Nuevo Art. 110)

    Los Gobiernos Departamentales autnomos, desarrollarn sus actividades de acuerdo a los dispuesto en la constitucin y sus estatutos correspondientes.El estatuto autonmico departamental ser elaborado y aprobado en primera instancia por el poder legislativo departamental, despus ser elevado al poder legislativo nacional, para su tramitacin y aprobacin como ley de la republica.El estatuto se constituye en la norma fundamental de cada departamento autnomo, y contendr como mnimo:

    1. La estructura y organizacin de su gobierno departamental.

    2. El funcionamiento institucional del autogobierno.

    3. Sus atribuciones y competencias en materia de tecnologa, educacin, cultura, deportes, salud, sanidad, higiene y turismo.

    4. Sus atribuciones y competencia en materia de seguridad ciudadana y rgimen interno y carcelario.

    5. Sus atribuciones y competencias en la preservacin de las riquezas naturales renovables y no renovables del departamento.

    6. Sus atribuciones en la conservacin del medio ambiente.

    7. Sus competencias y atribuciones en materia, de tenencia de la tierra y en las actividades agrcolas, ganaderas, pisccolas y forestales departamentales.

    8. Sus competencias y atribuciones, en el aprovechamiento, manejo, control, fiscalizacin y uso de los recursos hdricos del departamento.

    9. Sus competencias y atribuciones en materias de carretera troncales y secundarias, ferrocarriles, transporte, puertos, aeropuertos y comunicaciones del departamento.

    52

  • 10. Sus competencias y atribuciones en materia de infraestructura y obras pblicas.

    11. Sus competencias y atribuciones en materia de industria, artesanas, finanzas, banca o intermediacin financiera y comercio.

    12. Sus competencias y atribuciones en materia de la autonoma fiscal, regalas, impuestos, tasas y tributos en general, que correspondan al departamento.

    13. Sus competencias y atribuciones en materia de generacin de empleo, fomento y crecimiento econmico del departamento.

    Articulo 165. (Nuevo Art.)

    Las tierras son del dominio originario de la nacin y corresponde al estado a travs, de las autoridades competentes de cada departamento autonmico, su preservacin productiva y sostenible, su distribucin, reagrupamiento y redistribucin de la propiedad agraria, conforme a las necesidades econmico-sociales y de desarrollo rural.

    Articulo 216. (Se modifica el Art. 216)

    Las fuerzas de la Polica Nacional dependen del presidente de la Republica por intermedio del Ministerio de Gobierno.

    (La nueva redaccin). las fuerzas de la polica, en lo nacional dependen del presidente de la Repblica y en lo departamental de los prefectos de departamento.

    3. NUEVA DISTRIBUCION DE RECURSOS ECONOMICOS. (Los cambios estn realizados con letras cursivas).

    3.1) Los Impuestos Nacionales recaudados por los Departamentos sern distribuidos de la siguiente manera: Gobierno Nacional (33%), Gobierno Departamental (32%), Gobiernos municipales (20%), Universidades Publicas (5%) y Fondo de Compensacin (Principio de Solidaridad) (10%). Con esta nueva propuesta los ingresos para los Departamentos se incrementaran en ms del doble.Cambios propuestos en la nueva Constitucin.

    Articulo 146. (Se agrega al numeral I, lo siguiente)

    1. Las rentas del Estado se dividen en nacionales, departamentales y municipales, y se invertirn independientemente por sus tesoros conforme a sus respectivos presupuestos, y en relacin con el plan general de desarrollo econmico y social del

    53

  • pas.

    2. (Parte que se agrega) Los impuestos nacionales recaudados en cada departamento, sern distribuidos de la siguiente forma. 33% con destino al nivel nacional, 32% nivel departamental, 20% nivel municipal, 5% nivel universitario y 10% fondo de compensacin departamental (focad) (a favor de los departamentos de menores ingresos). las alcaldas dispondrn de estos recursos en cada departamento, en forma proporcional a la poblacin de cada seccin municipal. los estatutos departamentales establecern la proporcin y manejos de estos recursos, en conformidad con este artculo.

    3. La Ley clasificara los ingresos nacionales, departamentales y municipales.

    4. Los recursos departamentales, municipales, judiciales y universitarios, recaudados por oficinas dependientes del Tesoro Nacional, no sern centralizados en dicho Tesoro.

    5. El Poder Ejecutivo determinara las normas destinadas ala elaboracin y presentacin de los proyectos de presupuestos de todo el sector pblico.

    4. NUEVA DISTRIBUCION DE OPORTUNIDADES QUE MEJOREN LA CALIDAD DE VIDA DE LOS HABITANTES.

    (Los cambios estn realizados con letras cursivas).

    4.1) Ser obligacin del Estado crear las condiciones econmicas que hagan viables a los desocupados y trabajadores, acceder a la propiedad privada de los medios de produccin.

    4.2) Todas las conquistas sociales de las etnias, campesinos, trabajadores y pueblo, sern garantizadas.

    Cambios propuestos en la nueva Constitucin.

    Articulo 135. (Se agrega al Art. 135 lo siguiente)

    Todas las empresas establecidas para explotacin, aprovechamiento o negocios en el pas, se consideran nacionales y estarn sometidas a la soberana, a las leyes y a las autoridades de la Republica.

    (Parte que se agrega) El patrimonio de la Nocin en forma independiente de sus propietarios, esta constituido, por todos los bienes que en ella existen.

    54

  • Se reconoce la propiedad privada, cooperativa, mixta, estatal y publica, siendo obligacin del estado, crear las condiciones econmicas que hagan viable a los desocupados y trabajadores, acceder a la propiedad de los medios de produccin.

    Es obligacin del estado impulsar: la modernizacin, competitividad, productividad, consumo y exportacin de la produccin nacional.

    Mario Serrate Ruiz27

    27Cruceo. Abogado en ejercicio con especialidad en Derecho Pblico Poltico ExMinistro, en las carteras de Educacin y de Justicia

    55

  • i Doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid-Espaa; Master en Derecho Comparado por el Instituto de Derecho Comparado de Madrid y Licenciado en Ciencias Jurdicas por la Universidad Gabriel Ren Moreno de Santa Cruz-Bolivia.Actualmente es Presidente de la Academia Boliviana de Estudios Constitucionales, Vicepresidente del Consejo Tcnico del Centro de Conciliacin y Arbitraje de la Cmara de Industria, Comercio y Servicios de Santa Cruz (CAINCO, Miembro del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional y Miembro del Consejo Asesor del Anuario Iberoamericano de Justicia Constitucional del Centro de Estudios Constitucionales de Madrid.Ha sido miembro del Consejo Nacional Preconstituyente y Preautonmico 2006 y miembro del Consejo Ciudadano para la Reforma Constitucional de 2001. Es autor entre obras de: Asamblea constituyente y Reforma Constitucional en Bolivia. ABEC, Santa Cruz, 2005, Las constituciones de Bolivia. Actualizacin de la obra de Ciro Felix Trigo. La Paz, Presidencia del Congreso Nacional, 2004, El recurso directo de nulidad en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Santa Cruz, ABEC, 2003, Control Constitucional en Bolivia: Evolucin y Perspectivas. Santa Cruz, UPSA/El Pas, 1999; Derecho Constitucional General. Santa Cruz, UPSA/EL Pas, 1996