Ciudades jardines y Ciudades lineales

  • Published on
    07-Jan-2017

  • View
    225

  • Download
    10

Transcript

  • Ciudades jardines y

    Ciudades lineales

  • CIUDADES JARDINES Y

    CIUDADES LINEALES

    CONFERENCIA

    ORGANIZADA POR EL CONGRESO DE LAS CIENCIAS

    Y DADA EN EL ATENEO DE MADRID EL 20 DE JUNIO DE 1913

    POR

    D. Hilarin Gonzlez del Castillo

    MADRID IMPRENTA DE LA CIUDAD LINEAL

    ADMINISTRACIN: LAGASCA, 6 1913

  • CIUDADES-JARDINES Y CIUDADES LINEALES

    CONFERENCIA

    Para que el hombre lleve una vida digna y justa, le hace falta una familia, le hace falta una casa y le hace falta una ciudad. Son mu- chos aquellos que carecen de la verdadera familia; son raros aque- llos que tienen verdaderamente su casa; son excepcionales aquellos que pertenecen una ciudad realmente digna de este nombre.

    G. BENOIT-LEVY. No es posible hacer humanidad, sociedad ni patria, sin hacer

    antes hombres. Lo primero es afirmarse fsicamente sobre la tie- rra... Quin da valor, quin concede importancia los millares de nios enterrados? Quin se preocupa por las viviendas antihigi- nicas y las fbricas, los talleres, las escuelas, focos de toda in- feccin? Hay quien se preocupa de la defraudacin metlica, de la riqueza oculta, de las contribuciones eludidas, y nadie da impor- tancia esa continua defraudacin de vidas humanas, esa mer- ma constante de la verdadera riqueza nacional.

    JACINTO BENAVENTE SEORAS, SEORES:

    Hace pocas semanas que, invitados por el Instituto de Reformas Sociales y Nacional de Previsin, dieron dos conferencias en el Ateneo de Madrid acerca de ciudades-jardines los Sres. Thompson y Aldridge, Presidente y Secretario de una Sociedad que se propone construir en los alrededores de LondresRuislip Villageuna ciudad-jardn.

    El Sr. Azcrate, Presidente del Instituto de Reformas Sociales, dijo que se haba invi- tado dichos seores que vinieran Madrid para que con sus conferencias ilustraran la opinin de dicho Instituto acerca de este problema tan interesantsimo de la reforma de la ciudad y la reforma de la habitacin, problema que en Inglaterra es materia de muchos es- tudios por parte de los hombres de ciencia, de muchas disposiciones legislativas por parte de los hombres de gobierno y de muchas tentativas y empresas por parte de la iniciativa industrial.

    Como la Ciudad-jardn se est generalizando mucho, no slo en Inglaterra, su pas de origen, sino en los dems pases adelantadosEstados Unidos, Francia, Blgica, etc., y como ltimamente se ha constituido en Barcelona la Sociedad cvica La Ciudad Jardn, he credo yo que con ocasin de este Congreso de las Ciencias de Madrid, sera de in- ters poner en parangn la Ciudad-jardn inglesa con un sistema de construccin de ciu- dades, genuinamente espaol: con la Ciudad Lineal que D. Arturo Soria y Mata predic hace aos y que la Compaa Madrilea de Urbanizacin est haciendo por va de ensayo las puertas de Madrid.

    Con absoluta imparcialidad, con nobles ansias de hallar la verdad, buscando lo mejor, yo pretendo, con esta conferencia, describir la ciudad-jardn en teora y algunas ciudades jardines ya hechas empezadas realizar; explicar la teora de la Ciudad Lineal y describir la Ciudad Lineal barriada las puertas de Madrid, poniendo enfrente ciudades-jardines y ciudades lineales, para que los hombres de ciencia de este Congreso y cuantos se inte- resan por este trascendental problema de reformar la vida reformando la casa y reformando la va pblica, puedan comparar y juzgar (1).

    (1) Para la teora de la ciudad-jardn y para la descripcin de las ciudades-jardines de Port Sunlight y de Bourn- ville, me valgo de la interesante obra de G. Benoit-Lvy La Cit Jardn. Para el proyecto de ciudad-jardin de Ruislip Manor, me valgo de las conferencias dadas en el Ateneo de Madrid el 15 y 16 de mayo de este ao por los seores Thompson y Aldrdge (vase La Ciudad Lineal de 20 de mayo) y de los programas y prospectos de propaganda de la Compaa Ruislip Manor Cottage Society Ltd.

    3

  • TEORA DE LA CIUDAD-JARDN

    Qu es la Ciudad-Jardn? Nos lo va decir su mismo inventor Mr. Ebenezer Howard, autor del libro Maana.

    Partiendo del hecho incontestable de la despoblacin de los campos y el exceso de po- blacin en las ciudades, Mr. Howard, nos dice:

    Puesto que todo el mundo se dirige la ciudad es que efectivamente la vida urbana presenta grandes ventajas. Pero si por otro lado la mortalidad, la morbilidad y la crimina- lidad son tan grandes en la ciudad, es tambin innegable que sta presenta grandes incon- venientes. Para tener un centro de vida perfecta, es preciso crear nuevas ciudades en las que se encuentren, sin sus inconvenientes, todas las ventajas de las antiguas ciudades. Si la vida del ciudadano la vida del campesino son en s mismas imperfectas incompletas, la vida integral, la existencia ideal, ser la del ciudadano-campesino y la ciudad de la felicidad no puede ser otra que la ciudad campia, es decir la garden-city la ciudad jardn

    La Ciudad-jardn es la vez la la ciudad de la salud y la ciudad del placer. La ciudad de la salud, por estar construida segn las leyes de la higiene. La ciudad del

    placer, porque en ella los ciudadanos gozan de todos los beneficios de la asociacin. En ella no habr ni music-hall ni public-house, es decir, ni tabernas ni casas de mal vivir. Pero la ciudad tendr sus fiestas, sus reuniones, sus conciertos, etc. Por la cooperacin, el precio de los artculos ser accesible todos. Por una distribucin cientfica y arm- nica de los empleos, el trabajo sera distrado y se hallar retribuido equitativamente.

    FORMA DE LA CIUDAD-JARDN.La ciudad-jardn est compuesta de una serie de crculos concntricos formados por las barriadas de edificios y las vas pblicas de la nueva urbe.

    El crculo central es una gran plaza- jardn de 166 metros de dimetro y cinco acres de extensin unos 20.000 metros cuadradosque for- ma la gran plaza p- blica de la ciudad, algo as como el ago- ra para los griegos el forum para los ro- manos. En esta gran plaza se construirn edificios de inters general: la Biblioteca pblica, el Hospital, el Museo de Bellas Artes, el Town Hall Casas Consistoriales, el Saln de Concier- tos y el Teatro. De- trs de estos edificios, y por consiguiente t o d o a l r e d ed o r d e l a

    Una seccin de la garden city p l a z a c e n t r a l , v i e n e u n a g r a n e x t e n s i n

    de terreno de 350 metros de anchura, plantado de rboles y formando el Parque cen- tral de la ciudad.

    4

  • De la plaza central de 166 metros de dimetro partirn seis grandes vas radiales en forma de estrella, que sern bulevares de anchura uniforme, de 33 metros, que irn mo- rir al crculo final lmite de la ciudad-jardn.

    En sucesivos crculos concntricos vendrn la primera, la segunda, la tercera, etc., ave- nida, de diferente anchura, pero ninguna menor de 25 metros. En el centro de la ciudad habr una gran avenida de 100 metros de anchura, ms adornada que las dems, con cam- pos de recreo, macizos de jardn, estatuas y monumentos, etc.

    Cada serie de edificios estar aislada de la inmediata por dos bandas de vegetacin. Los edificios pblicos y los de inters general, Bancos, Oficinas, Correos, Mercados, etc- tera, estarn lo ms cerca posible del centro. Vendrn luego las casas particulares. Despus las tiendas y talleres, y por ltimo, las grandes fbricas, los depsitos de mercaderas, et- ctera. Se prohibir edificar dentro de la ciudad ms de cierto nmero de casas en deter- minada extensin de terreno. Al extremo de la ciudad inmediata una de las seis gran- des vas radiales que arrancan de la plaza central, se hallar la estacin del ferrocarril que ponga en comunicacin la Garden City con el resto de la nacin. Howard no dice nada en su teora de la Ciudad-Jardn de los medios de comunicacin interurbanos.

    Teoria de la ciudad-jardn segn Howard

    La Ciudad-jardn debe hallarse aislada de todo otro centro urbano por campos y bos- ques, cuya superficie, con relacin la de la ciudad-jardn, deber ser cinco seis veces mayor. Los campos que rodeen una ciudad-jardn estarn dedicados praderas comuna- les, asilos para nios y para enfermos, sanatorios, escuelas industriales, granjas agrco- las, casas de labor, campos de cultivo, etc.

    La Ciudad-jardn debe ser de extensin limitada y de poblacin limitada. La ciudad- jardn, propiamente dicha, no debe, en ningn caso, ocupar ms de 400 hectreas, ni ha- llarse habitada por ms de 30.000 personas. La superficie total de la ciudad-jardn y de los campos que la aislen de todo otro centro urbano ser de 2.000 hectreas.

    Esto en cuanto la estructura arquitectnica de la ciudad. RGIMEN ADMINISTRATIVO.En cuanto su organizacin administrativa, Mr. Howard nos

    dice con candorosa ingenuidad que de la ciudad-jardn sern excluidos los polticos. Los consejeros municipales se ocuparn de los intereses pblicos, y la gestin de la ciudad-jardn, semejanza de lo que ocurre con una gran casa de comercio, estar en manos de un Comit de gerentes. The board of management Consejo municipal har los planos de conjunto,re- partir las subvenciones que haya que dar, vigilar por la armona de la vida de la ciudad, etc.

    5

  • Los mercados estarn bajo un rgimen de semi-municipalizacin concesin. Las pana- deras,.las carniceras, las tiendas al menudeo, pertenecern Sociedades cooperativas. Las industrias sern autnomas, pero agrupadas en gremios para que ejerzan un esfuerzo comn.

    Dominando todas las relaciones econmicas de la Garden City habr el sistema de lo- cal option vasta liga social de compradores, formada por todos los habitantes de la ciu- dad, evitndose as la existencia de infinidad de tiendas que se hacen una competencia ruinosa y procurndose precios bajos en las compras de las mercancas, salarios elevados y equitativos para el obrero productor y mercancas bien fabricadas. Gracias una acer- tada distribucin de los elementos, de las fuerzas y de las riquezas, no habr en la Gar- den City ni exceso de poblacin, ni exceso de trabajo, ni exceso de produccin. Todo el mundo vivir, trabajar y consumir de una manera equitativa y normal. En la ciudad-jar- dn todo el mundo ser dichoso''.

    Mr. Howard ha calculado que los habitantes de la ciudad-jardn pagaran solamente 50 pesetas anuales de contribuciones y de alquiler del suelo. En cuanto la comida no ha- br que comprar legumbres, porque las huertas de cada casa producirn lo suficiente para sus dueos. El pan ser muy barato, porque el trigo ser suministrado por los agricultores establecidos en los campos vecinos. La carne ser fresca y barata, porque los animales que la provean sern criados en los prados comunales.

    Tal es en teora la ciudad-jardn, la ciudad atractiva, la ciudad de la felicidad; que to- dos estos nombres le da Mr. Howard.

    Las doctrinas de Mr. Howard encontraron un gran apoyo en la opinin pblica inglesa, en el Gobierno, en el Parlamento, en los Municipios, entre los industriales y en la Prensa, y gracias este apoyo se fund, poco tiempo despus de la publicacin del libro Maana, la Garden City Association para llevar la prctica estas doctrinas, indudablemente ins- piradas en muy buenos deseos de construir ciudades ms tranquilas, ms sanas, ms eco- nmicas que los actuales grandes centros de poblacin.

    Veamos ahora algunas de las llamadas ciudades-jardines hechas en Inglaterra, que por cierto no se han ajustado ni la estructura arquitectnica ni la organizacin administra- tiva preconizadas por Howard.

    LA CIUDAD-JARDN DE PORT SUNLIGHT HISTORIA.Port Sunlight es la ciudad-jardn de los hermanos Lever, fabricantes de ja-

    bn. He aqu la historia de dicha ciudad: Al ampliar sus negocios en 1887, Mr. Lever pens hacer una ciudad industrial, con ha-

    bitaciones sanas que le suministraran y le conservaran obreros fuertes para la fbrica y que a la vez sirviera de reclamo gigantesco su empresa. Para ello compr terreno en la ribe- ra y desembocadura del ro Mersey, media hora de Liverpool, pagndolo razn de 1,25 pesetas el metro cuadrado. Traz la ciudad, determinando la parte correspondiente la fbrica y la correspondiente habitaciones, y construy las primeras barriadas obreras. En 1895, resultando insuficiente la extensin adquirida, compr ms terreno, que tuvo que pagar 6,25 el metro cuadrado. Las tierras haban ms que cuadruplicado en trece aos.

    DESCRIPCIN.En 1904 cuando la describe Mr. Benoit-Levy, Port Sunlight ocupaba una extensin de 92 hectreas56 para casas y 36 para fbricas y talleresy estaba ocupada por 3.000 personas, todos empleados parientes de empleados de la casa Lever Brothers.

    Port Sunligthnos dice Benoit-Levy, gran entusiasta de este sistema de arquitectura de ciudadeses la ciudad-jardn en miniatura y forma un modelo perfecto de lo que ser la obra en grande.

    Las casas estn construidas por grupos de ocho cuando ms, y no hay un grupo que sea igual otro, pues lo que constituye el encanto principal de Port Sunlight es la varie- dad de edificios y el paisaje que les sirve de marco.

    6

  • Las calles tienen como mnimum siete metros y veces llegan 12 en la calzada arroyo. Las aceras tienen de tres cuatro metros. De casa casa, enfrente, en la misma calle, hay veces 30 metros.

    Una calle de Port Sunlight

    Delante de cada casa, un pequeo jardn de seis siete metros ai que no tienen derecho tos habitantes de las casas; los jardineros de los hermanos Lever sostienen y cuidan dichos jardines. Detrs de cada casa los allotment gardens, terrenos divididos en parcelas y con- vertidos en huertas que cultivan y explotan los habitantes de cada casa inmediata.

    Una calle de Port Sunlight en Invierno durante una nevada 7

  • Las casas son propiedad del patrn que no consiente su adquisicin por los obreros, los cuales pagan una renta semanal que vara de cuatro ocho pesetas.

    Hay dos clases de casas. Los cottages y los parlor houses, ambas de dos pisos. Los cottages tienen en el piso bajo: cocina, salita, bao y despacho, y en el piso alto tres alco- bas. Los parlor houses, tienen una habitacin ms en el piso inferior y otra en el superior.

    Cottages de Fort Sunlight que forman parte de un grupo de ocho casas

    Por todas partes arbolado y vegetacin en praderas y bosquecillos, en pendientes cubiertas de hierba, en jardines, etc.

    Los parques pblicos ocupan una superficie de 10 hectreas sea algo ms de la d- cima parte de la superficie total de la ciudad.

    EDIFICIOS PBLICOS.Como edificios pblicos instituciones de inters general, Port Sunlight tiene: restaurants comunes, unos para hombres otros para mujeres; almacenes cooperativos; Cajas de Ahorros, unas en combinacin con la Caja Postal del gobierno, otras organizadas por los patronos, quienes, con el fin de fomentar el ahorro de sus obreros, admiten imposiciones al 4 por 100 de inters; Penny schools Caja de Ahorros de cntimos para los nios de las escuelas; Sociedades de socorros mutuos para mdico, botica y fune- ral, Sociedades de recreo, de natacin, de ciclistas, de criket, foot-ball, etc.; un Men's social club casino de hombres; un club de mujeres, con cursos de canto, de higiene, de corte, msica, etc.

    Adems de estas instituciones fundadas por la asociacin privada, los hermanos Lever han establecido y sostienen sus expensas, un gimnasio pblico, Caja de pensiones para la vejez, un Auditorium en el que organizan fiestas y diversiones pblicas; exposiciones de horticultura, de flores, de animales de corral, de culinaria, etc. Han fundado y sostienen escuelas frbelianas, institutos tcnicos y otra porcin de establecimientos de inters gene- ral, exclusivamente en beneficio de los obreros y de sus familias.

    LA FBRICA.Los talleresthe Works se hallan al extremo de la ciudad; son vastos, bien ventilados, muy limpios y forman un modelo en el que deben inspirarse los grandes industriales de los dems pases.

    En cuanto al rgimen administrativo es un rgimen esencialmente autocrtico y Mr. Le- ver es el dueo absoluto de su dominio. Port Sunlight no es ms que una propiedad privada muy bien regida.

    Benoit-Levy resume sus impresiones acerca de Port Sunlight diciendo que despus 8

  • de visitar otros centros industriales de Inglaterra, ante la aparicin de Port Sunligth le parece uno salir de ciudades infernales y entrar en los jardines del Edn; que queda uno encantado, despus de haber visto tantas cosas feas, sucias y miserables, al recibir una im- presin de belleza y de perfecta armona, y que all, en la casa, en la fbrica y en la calle, el obrero conserva siempre su dignidad de hombre y vive vida de hombre.

    LA CIUDAD JARDN DE BOURNVILLE

    La Garden City de Bournville, en las inmediaciones de Birminghan, es obra de Mr. Cad- bury, fabricante de chocolates, el cual la fund principalmente con fines filantrpicos, con el deseo de favorecer la condicin de sus empleados y obreros, y de procurar y estimular la vuelta los campos. Para ello empez por adquirir un acre de terreno40 reasen el que construy 78 casas, que vendi sus obreros miembros de la Friend's Society, Sociedad de Amigos, pero viendo que los compradores, en lugar de conservar las fincas adquiridas, las revendieron en cuanto aumentaron de valor, y deseando Mr. Cadbury ha- bitantes estables, cambi de sistema, y adquiriendo dos acres ms, los parcel, construy en ellos 143 casas y las di en censo por noventa y nueve aos. Tampoco este sistema le di resultado, pues como dice Mr. Benoit-Lvy, con l no era bastante dueo de sus arrendatarios y Mr. Cadbury quera ser dueo absoluto de la ciudad que l fundara y

    Jardincillos en medio de una avenidaBournville

    orientarla hacia el futuro que l soaba. Entonces decidi que las nuevas casas que se edi- ficaran seran alquiladas y por semanas.

    En 14 de diciembre de 1900 Mr. Cadbury constituy un Trust de la Aldea de Bournvi- lle, especie de fundacin filantrpica regida por un Consejo de Administracin formado por Mr. Cadbury, su mujer y sus dos hijos. El objeto de este trust essegn el acta de funda- cinel mejoramiento de la clase obrera por la construccin de una ciudad-jardn de ca- sas sanas, con espacios libres y jardines. La dcima parte del terreno de la ciudad, sin com-

    9

  • prender las calles ni vas pblicas, debe estar destinado parques y campos de recreos. Las casas no deben ocupar ms de la cuarta parte del terreno en que se hallen edificadas. Los alquileres deben ser baratos, en armona con los salarios de la clase obrera. El terreno ocupado por fbricas y talleres nunca ser superior la dcimaquinta parte de la superficie total de la ciudad. Los fundadores sus derecho-habientesactuales sucesoresdeben facilitar la creacin de todos los servicios municipales: transportes, hospitales, escuelas, la- vaderos, teatros, suministro de luz, etc. Est terminantemente prohibido permitir que se es- tablezca en dicha ciudad ninguna fbrica ni tienda de vinos, cerveza bebidas espirituosas, peroaade el acta de fundacinsi todos los administradoresTrusteesestn confor- mes y lo dicen por escrito, podrn consentirse esos establecimientos y las ganancias que den se destinarn mejorar las condiciones de la ciudad. El fundador, Mr. Cadbury, entreg la fundacin, al constituirse sta, 148 hectreas de terrenos, valoradas en 4.500.000 pesetas.

    En Bournville como en Port Sunlight hay calles anchasel arroyo calzada de 13 metros, las aceras de tres, macizos de arbustos y flores delante de cada casa, de unos cin-

    Una calle de Bournvile

    co metros -; jardines que estn bien cultivados; muchos parques y espacios libres. En to- das partes los mismos principios: aire, luz, espacio, nada de hacinamiento de personas ni de animales. Cada familia ocupa una casa. Cada casa tiene, por lo menos, tres veces ms terreno libre que terreno construido.

    Los cottages son de dos pisos y construidos por grupos de dos. De 537 casas, 78 pertenecen en propiedad los que las habitan; 143 se hallan arrenda-

    das por noventa y nueve aos y 316 alquiladas por semana un precio que, en general, vara de 7 10 pesetas.

    Hay tambin en Bournvile asociaciones de inters pblico como en Fort Sunlight: restaurants comunes, casas de retiro para la vejez, cajas de previsin, federaciones depor- tivas, gimnasios, clubs, cajas de ahorro que dan el 4 por 100, sociedades cooperativas, asociaciones hortcolas, etc.

    Juzgando esta ciudad, dice Mr. Benoit Lvy que en Bournville se falsean los principios de la verdadera Garden Cityya hemos visto que en Port Sunligth han sido tambin fal- seados. En la ciudad-jardn ideal predicada por Howard, lo que la comunidad produce,

    10

  • el aumento de valor que tienen los terrenos y el incremento de la riqueza que se crea por el trabajo de todos, debe ir la misma comunidad productora, mientras que en Bournville, donde al obrero de ahora no se le permite ser propietario de una casa, el incremento de valor de la propiedad va parar persona distinta del obrero; va al patrono, que ha creado y que sostiene la ciudad, es decir, la fundacin hecha por Mr. Cadbury. Sin embargo, aade Mr. Benoit-Lvy, Bournville es una ciudad-modelo desde el punto de vista esttico, sanitario y moral. Mientras en los distritos vecinos la mortalidad es de 18,6 y de 11,2 por 1.000, la mortalidad en Bournville es de 8 por 1.000. Hay en esta ciudad salarios justos y equitativos, un trabajo razonable, casas sanas, confortables, alegres y veces baratas; ca-

    11

    Uno de los tipos de casas de Bournville

    Grupo de casas y cruce de calles en Bournville

  • renda de casas pblicas, tabernas y bars y una poblacin activa ocupada en cultivar su jardn. Si en algunos aspectos la obra es an incompleta, si en muchas cosas se separa del tipo de la ciudad-jardn de Mr. Howard, podemos considerarla como verdadera ciudad-jar- dn, como ciudad buena digna de imitacin.

    CIUDAD-JARDN DE RUISLIP MANOR

    Al amparo de la Hotising and Town Planning Act de 1909, en virtud de la propaganda que en Inglaterra se est haciendo de las ciudades-jardines y teniendo en cuenta la gran

    necesidad que hay de reformar la habi- tacin y la ciudad, sobre todo en capita- les como Londres, se ha constituido re- cientemente en aquella ciudad la Ruislip Manor Cottage Society Ltd., que ha sido declarada de utilidad pblica y la que se conceden grandes facilidades para la adquisicin de terrenos y dinero suminis- trado por la Direccin de obras pblicas al 3 y medio por 100 (1).

    La citada Compaa annima, puesta de acuerdo con el Municipio adonde va desarrollar sus operaciones, trata de urba- nizar en forma de ciudad-jardn, 520 hec- treas de terreno en las inmediaciones de Londres, con el que se hallar en comuni- cacin por ferrocarrilmuchos trenes dia- rios y cuarenta minutos de tiempo. La Compaa quiere hacer una ciudad-jardn no en forma de barriada obrera, ni para una sociedad industrial determinada, sino para todas las clases sociales, constru- yendo casas de obreros, casas para la clase media y hoteles de lujo.

    Ruislip Manor piensa resolver el pro- blema importantsimo de la locomocin como en general lo resuelven las ciuda- des-jardines inglesas: situndose en la proximidad de una va frrea ya existen- te procurando me la compaa de fe- rrocarriles que pertenezca la va frrea

    Rulslip Manor Estate como era al tomar posesin la ms prxima, abran nuevas estaciones Compaa que se propone hacer all una ciudad-jardn que faciliten el acceso diferentes puntos de dicha ciudad-jardn. Nada se dice de tranvas interurbanos ni de tranvas de comunicacin con la capital vecina; tranvas que tienen sobre el ferrocarril la ventaja de la baratura, de la mayor frecuencia, de la mayor comodidad y de detenerse en cualquier parte voluntad del viajero.

    (1) El folleto-programa de Ruislip Manor Cottage Society Ltd. dice asi: The cost of the firs tscheme will be about 30.000 pounds, ofwhich two thirds will be obtained from the Public Works Loan Board, under section 4 of the Housing and Town Planning Act 1909, leaving 10.000 pounds to be obtained from other sources. El coste de la primera parte del proyecto ser de unas 30.000 libras esterlinas, de cuya suma dos terceras partes sern obtenidas del Departamento de Prstamos de Obras Pblicas, de conformidad con la seccin 4.a del Acta de Construccin de Trazado de ciudades de 1909, quedando 10.000 libras esterlinas para ser obtenidas por otros conductos.

    12

  • Por creer que as se obtiene ms baratura en la construccin, las casas se edificarn por grupos de dos, de cuatro, de 12 y hasta de 14.

    El importante proyecto de propiedad que comprende 520 hectreas en Ruislip-Manor, Londres, entra ahora en su ltima fase, en cooperacin con los proyectos del Municipio y abarca ya una superficie de 2.400 hectreas.

    Como este doble proyecto comprende todas las materias, explotacin y procedimientos prcticos, tcnicos y administrativos que le conciernen en su carcter ingls, la puesta en prctica de la ley puede apreciarse por la descripcin del proyecto de Ruislip-Northwood,

    como sigue: 1. Un plano escala de 1/2500 que muestra con colores diferentes en las limitacio-

    nes, el empleo que estn afectas las diversas partes del terreno. 2. Reglamento designado condiciones generales que particulariza la manera de

    disponer las calles, edificios, espacios libres, objetos de inters histrico de belleza na- tural, canalizaciones, desages, alumbrado, suministro de agua, tiendas, limitacin de co- lonias obreras, etc.

    Antes que el Municipio hubiera levantado el plano municipal, los propietarios de Ruis- lip-Manor haban abierto un concurso de arquitectos fin de obtener el mejor plan de ur- banizacin para tal territorio. Hubo 62 concursantes y el premio fu concedido Mr. Sontar que es actualmente el arqui- tecto de la Sociedad. Este plan es la base del municipal para las cercanas y alrede- dores del dominio Ruislip-Manor que ocupa el centro industrial de Ruislip- Northwood.

    Los tcnicos y funcionarios municipa- les, elaboraron su plan y reglamentos en colaboracin con el proyecto Ruislip-Ma- nor, publicndolo despus.

    Se hicieron tres informaciones pbli- cas por el Local Government Board y tras varias conferencias con los pro- pietarios de los terrenos, quienes han hecho oposicin por siete veces al plan y los reglamentos, el proyecto fu casi adoptado en la ltima informacin el 18 de abril de 1913, presentando 10 propie- tarios, de los 201 que formaban la tota- lidad, algunas objeciones, siendo la ma- yor parte de ellas arregladas amistosa- mente.

    En el plano aparece una nueva esta- cin de ferrocarril en el centro del do- minio Ruislip Manor, con nuevas rutas perfeccionadas que ponen en comunica- cin el dominio con las otras seis esta- ciones, as como con las ciudades y pue- blos vecinos y con Londres.

    Se ha convenido dejar siempre hasta Plano de Ruislip Manor Estate tal como quedar despus 30 metros entre la fachada de las edifica- de urbanizado ciones, y adems el espacio entre el sitio del edificio y la calle camino deber estar cubierto de csped y rboles.

    La clusula ms importante es la que limita el nmero de edificios sobre superficie de- 13

  • terminada y la altura y condiciones de estos edificios sin ninguna compensacin para los propietarios, cuando el grado de esta limitacin se juzga equitativo por el Local Govern- ment Board.

    Todo el distrito ha sido dividido en grupos de zonas manzanas de casas afectas las diferentes clases de construcciones, siendo la distribucin como sigue:

    Viviendas privadas, 2.300 hectreas. Locales de comercio, 100 hectreas, y Fbricas, 45 hectreas.

    Plano de una de las barriadas de Ruislip Manor

    El nmero mximo de casas que pueden construirse por hectrea para cualquier distri- to se fija en 30 por cada unidad de terreno de dos hectreas, en las proporciones siguientes:

    524 hectreas pueden ocuparse razn de 10 casas por hectrea. 265 razn de 15. 800 razn de 20, y

    Grupo de tres cottages en Windmill Way.Ruislip 14

  • 872 razn de 30. Esta relacin es el mximum, como tambin es el mximum para 4.000 metros cuadra-

    dos, 20 casas. La anchura normal de las calles ser de 12 metros y las existentes se ampliarn hasta

    dichas dimensiones, pero en los terrenos utilizados solamente para aproximarse los gru- pos de casas, los caminos pueden variar en razn de: 6 metros de anchura por una longi- tud de 100 metros; 7,50 metros de anchura por una longitud de 200 metros, y 9 metros de

    Un grupo de doce casas,en Manor Way

    anchura para una longitud de 400 metros. Las calles principales tendrn una anchura de 20 25 metros.

    Los edificios empleados para tiendas negocios podrn ocupar la mitad de la superfi- cie del lote, y las casas para habitar slo podrn ocupar un tercio un cuarto de la super- ficie del lote que pertenezcan.

    Ninguna casa para habitar debe exceder en altura de 18 metros y en las zonas donde se permita la construccin de 30 casas ms, stas no podrn tener ms de dos pisos.

    Grupo de 14 casas de la ciudad-jardn Ruislip-ManorWindmill Way

    Cada casa para habitar debe contener por lo menos un espacio de 13,50 metros cbicos de aire por habitante.

    En este proyecto se han previsto 15 espacios pblicos comprendiendo en ellos una faja de terreno de tres kilmetros de longitud y un kilmetro de anchura y que constan de dos campos comunes, un terreno para golf y un lago.

    La sociedad Ruislip-Manor da al Municipio cuarenta hectreas de terreno, compren- diendo en ellas 24 para deportes, con un hermoso paseo lo largo del ro Pinn y dos cam- pos de recreo situados al Norte y al Sur de la nueva estacin de la va frrea.

    15

  • Los rboles en las alturas de Copse Wood y de Park Wood se conservarn en una extensin de 40 hectreas. No se tolerarn las exhibiciones de carteles que puedan desfigu- rar la belleza natural del paisaje, ni se consentir ningn comercio que ofenda encierre peligro en los sitios reservados para casas habitables.

    Toda construccin hecha en contravencin al proyecto podr demolerse por el Muni- cipio y todo propietario que se crea lesionado en sus intereses por la obra del proyecto, podr recurrir al Local Government Board cuya decisin ser firme (1).

    C I U D A D E S - J A R D I N E S MUERTAS

    Estas ciudades-jardines personales tienen el peligro de desaparecer en cuanto desapa- rece la personalidad que las ha fundado. La ciudad es un organismo que necesita, para vivir, un inters social que sirva de poderoso vnculo de unin entre sus habitantes. Cuan- do este inters social falta, sea por ignorancia, sea por egosmos, sea por luchas y odios de unas clases con otras, sea por lo que sea, la ciudad desaparece arrastra una vida lnguida

    As ha sucedido en Amrica con la gran Pullman City. Fund esta ciudad en 1880 el clebre y emprendedor industrial Mr. Pullman, fabrican-

    te de carruajes de lujo para los ferrocarriles de los Estados Unidos. Para ello destin un capital inicial de 16 millones de dllarsunos 90 millones de pesetasy una extensin de 300 acres de terreno situado 15 kilmetros de Chicago, entre los lagos Calumet y Michi- gan. Ingenieros, arquitectos y jardineros artistas, trazaron la ciudad, concebida muy en grande por la imaginacin de un norteamericano rico; construyeron barriadas de casas y las rodearon de vegetacin con hermosos parques y jardines pblicos y privados.

    La ciudad tena prticos-arcadas de estilo clsico; teatros, salones y lugares de reunin, hermosas escuelas, etc. Los habitantes no eran propietarios de las casas que ocupaban, sino inquilinos, pagando una renta que variaba de 20 500 pesetas mensuales. No tenan contribucin alguna que pagar y todos los servicios pblicosalumbrado, educacin, lim- pieza de las calles, alcantarillado, conservacin de parques y jardines pblicos, etc.eran absolutamente gratuitos. En septiembre de 1884 la ciudad contaba con 8.513 habitantes. En 1894 tena 14.000. Peronos dice Mr. Benoit-Lvyla poblacin no haba recibido la educacin suficientetan necesaria los pueblos como los individuospara conservarse y desenvolverse. La ciudad haba sido construida demasiado lujosamente, pero nada prc- ticamente. Sus habitantes se hallaban en una condicin anloga la de esos nios mima- dos y extremadamente ricos, que faltos de educacin, la muerte de sus padres se en- cuentran en el mayor desamparo.

    Muere pocos aos despus Mr. Pullman, el fundador idealista, y consecuencia de di- ferencias entre los habitantes de la ciudadque quieren ser propietarios de la casa y de un pedazo de terrenoy de la Compaa, que no quiere obreros propietarios sino inquili- nos, estalla una huelga formidable que di por resultado la intervencin de los tribunales, los cuales sentenciaron que, con arreglo la legislacin de Illinois, una compaa industrial no puede ser explotadora de bienes inmuebles.

    As muri, apenas nacida, la Pullman City, que en Amrica quera ser un modelo de ciudad-jardn. Mr. Benoit-Levy, que la visit en 1904, nos dice de ella:

    Yo me paseaba por las calles y tena la impresin de caminar por una ciudad muerta. Nadie fuera de casa; el teatro cerrado, los lugares de reunin vacos, los prticos desier- tos. La ciudad modelo subsista, pero slo la buena disposicin de las calles, el plan ar- monioso del conjunto podan revelar las intenciones del fundador. La ciudad modelo ha-

    (1) Conferencia dada por los seores Thompson y Aldridge en el Ateneo de Madrid los das 15 y 16 de Mayo.

    16

  • ba desaparecido moralmente. La ciudad modelo estaba muerta por ausencia de vida so- cial, por la misma imprevisin de sus primeros creadores (1).

    Qu suceder con las ciudades-jardines industriales de Port Sunlight y de Bournville el da que las grandes fbricas de que dependen, sufran, por causas econmicas polticas sociales, una grave crisis consecuencia de la cual quizs tengan que desaparecer di- chas fbricas? Qu suceder cuando los sucesores de Mr. Cadbury de los hermanos Lever, no quieran no puedan participar de los sentimientos filantrpicos de estos gene- rosos fundadores de hermosas barriadas obreras?

    Veamos ahora lo que es la Ciudad Lineal en teora y lo que es en la realidad la primera Ciudad Lineal espaola.

    TEORA DE LA CIUDAD LINEAL

    En teora la Ciudad Lineal es una zona de terrenos de 500 2.000 metros de anchura y de extensin indefinida. Terrenos en su origen escasamente productivos, faltos de agua y de vegetacin, sin vas frreas, sin pobladores, y transformados, enriquecidos, colonizados y urbanizados de la siguiente manera:

    La calle principal de 40 metros de ancha est dividida en la primera barriada por seis filas de rboles que determinan un paseo central de 14 metros, dos paseos contiguos ste de 3, otros dos paseos de 4 y dos caminos carreteros de 6, segn expresa el grabado

    En el centro de esa faja de terreno se traza una calle central que sirva de eje la pro- yectada Ciudad Lineal; derecha izquierda calles transversales en ngulo recto con la principal, de longitud uniforme variable, segn las condiciones del terreno; por ltimo, dos calles posteriores, una cada lado de la calle principal, marcando el lmite de anchura de la Ciudad Lineal. Entre calle y calle manzanas de terreno divididas en parcelas, que for- men solares en los que construir edificios independientes que no puedan ocupar ms de una quinta parte de la superficie total, para estar rodeados de espacio libre, adornado y sa- neado por rboles y vegetacin.

    La calle central de la Ciudad Lineal ser de extensin indefinida y de anchura uniforme; de 40, de 60, de 100 metros, segn quiera hacerla la Sociedad constructora. Formar una amplia avenida, modelo de higiene, modelo de urbanizacin, modelo de comodidades,

    (1) G. Benoit-Levy. Cites-jardins d'Amrique pg. 288. 17

  • de gusto esttico, de acertada organizacin de todos los servicios urbanos. Tendr varias hileras de rboles, macizos y jardines, bancos y asientos pblicos; tendr andenes bien pa- vimentados, convenientemente separados para peatones, para animales y para vehculos; tendr doble cudruple lnea de tranvas elctricos que transporten rpida, frecuente y econmicamente, personas y mercancas; tendr alumbrado elctrico, agua abundante ca- nalizada, telfono, telgrafo, kioscos de vigilancia, de aseo y de asistencia pblica, etc. (1).

    Las calles transversales sern de 20 40 metros. Las calles posteriores, las que determinen el lmite de anchura de la Ciudad Lineal, ten-

    drn de 10 2 0 m e t r o s .

    Pero todas p r i n c i p a l , t r a n s v e r s a - l e s y p o s t e - r i o r e s s e - r n c a l l e s con arbola- do abundan- te que sanee y embellez- ca; todas con agua canali- zada, con te- lfono, ban- cos y kios- cos de vi- gilancia y aseo; todas b i e n pavi- mentadas.

    De trecho en trecho, y para romper la uniformidad de una calle de anchura igual en todo su trayecto, la calle central, al cruzarse con algunas calles transversales, formar anchas y artsticas plazascirculares, elpticas poligonales caprichosas plazoletas, adornadas unas y otras con fuentes decorativas, con platabandas y jardines, con monumentos conmemora- tivos, con estatuas obeliscos.

    Cada 300 metros en calle principal esquina calle transversal, habr kioscos de dos pi- sos y stano, destinados diferentes servicios urbanos de uso pblico, pues sern la vez kioscos higinicosretretes y lavabos pblicos, puestos de polica y vigilancia, locutorio de telfonos de que pueda hacer uso el pblico pagando una cuota nfima por cada ser- vicio, casetas de espera y estaciones para viajeros del tranva. Servirn tambin para avi- sos en caso de incendio de accidentes y desgracias, asistencia enfermos en los primeros momentos, etc.

    El servicio de telfonos en la Ciudad Lineal ser lo ms barato posible, instalado en la mayora de las casas y en todos los citados kioscos pblicos, para que se generalice este

    (1) El que quiera formarse una idea de lo que es la calle central calle-eje de una Ciudad Lineal ideal, no tiene ms que representarse nuestro Paseo de la Castellana de Madrid. As, tan hermosa, tan amplia, tan admirablemente trazada, con mucho arbolado, con pequeos jardincillos aqu y all, con paseos bien conservados, con anchos andenes para toda clase de vehculos; rota de vez en cuando su uniformidad con espaciosas plazas como la de Coln, la del Obelisco etc., con monumentos tan artsticos como el de Castelar y fuentes tan decorativas como la Cibeles, debe ser la calle principal de una Ciudad Lineal. Pero los edificios en ella construidos, diferencia de lo que sucede en dicho Paseo de la Castellana, deben ser todos independientes, todos de cuatro fachadas, ocupando lo sumo la quinta par- te de la superficie y hallndose las otras cuatro quintas destinadas jardines, praderas y arbolado.

    18

  • invento mucho ms de lo que hoy se halla y para sacar de l todas las ventajas de que es susceptible y que no se sacan en la mayor parte de las ciudades actuales.

    Las tierras comprendidas entre todas esas calles, formarn manzanas, generalmente de forma rectangular trapezoidal, que tendrn de 100 300 metros de fachada la calle- principal y de 100 1.000 calle transversal. En dichas manzanas el terreno ser dividido en lotesninguno de los cuales tendr menos de 400 metros cuadrados, los cuales sern vendidos plazos largos, hasta de 20 aos, los particulares, que podrn disponer libre- mente del terreno una vez pagado el primer plazo. En estos lotes la construccin de todos los edificios, pblicos privados, lujosos modestos, para fines industriales para casas

    CIUDAD LINEAL.Vista parcial de la vaquera de D. Alonso Saavedra, en la calle de Mara Lombillo, manzana 90 habitables, estar sometida restricciones que limitando el derecho de propiedad indivi- dual en inters general, estableciendo servidumbres perpetuas de todas las fincas, impedi- rn que la codicia de unos cuantos trafique con las necesidades de todos; impedirn que la propiedad territorial urbana se halle monopolizada en unas cuantas personas que leden un valor ficticio y la hagan aumentar escandalosamente de precio, impedirn que una explotacin injusta y desconsiderada contribuya construir viviendas antihiginicas, in-

    19

    TEORA DE LAS CIUDADES LINEALES Ejemplo de una ciudad lineal enlazando dos

    ciudades aglomeradas, sea una Ciudad Li- neal moderna uniendo dos ciudades puntos antiguas.

  • cmodas, tristes y carsimas, como suele ser la generalidad de las casas de vecindad en que actualmente vive la clase media y la clase obrera de nuestras grandes capitales. En los solares de la Ciudad Lineal ideal no se puede edificar ms que cierta distancia de la ca- lle ( cinco metros de la lnea de fachada en calle principal transversal, tres en calle posterior). Los edificios de la Ciudad Lineal no podrn pasar de tres pisos y de determi- nada altura en armona con la anchura de la calle y con la extensin del terreno que ocupen. En la Ciudad Lineal slo podr ser edificada una quinta parte de la superficie del terreno de cada finca, para que de este modo las casas sean todas ellas independientes, para que tengan cuatro fachadas, para que se hallen rodeadas de arbolado, de huertas, de jardines, de campos de recreo, de espacio libre, de sol abundante, de aire puro.

    Salida por el tranva del Este (Puerta del Sol-Ventas) 0,20 pesetas. Donde termina el tranva de Madrid; empieza el tranva de la Ciudad Lineal, pasando por la carretera de Aragn (2.100 metros), la calle principal de la Ciudad Lineal, de 40 metros de anchura y 5.000 metros de longitud, Chamartn de la Rosa y carretera de Francia (Tetun de las Victorias), hasta llegar Cuatro Caminos. Recorrido total del tranva de la Ciudad Lineal: 11.063 metros. Precio: 0,25 pe- setas para el pblico en general; 0,10 para los accionistas de la Compaa Madrilea de Urbanizacin y compradores de terrenos casas de la Ciudad Lineal.

    Desde Cuatro Caminos se regresa la Puerta del Sol por el tranva de la calle de Hortaleza por el de la calle de Fuencarral.

    Distancia total de re- corrido; 18.563 metros.

    Precio: 0,55 0,40 ptas.

    PLANO DEL VIAJE DESDE LA PUERTA DEL SOL LA CIUDAD LINEAL Y REGRESO.

    20

  • Y esto no para unos pocos, sino para todas las clases sociales, todas amigablemente mezcladas, sin que se hallen separadas unas de otras por diferentes barrios de la ciudad por diferentes pisos de la casa. Ricos, clase media y proletariado, vivirn unidos, entre- mezclados, en la Ciudad Lineal; unos instalados en casas ms ricas que otros; unos con grandes palacios, otros con sencillas viviendas; unas casas con parques y jardines, en los que haya fuentes decorativas y estatuas muy artsticas; otras, con pequeas huertas en que se cultiven hortalizas, en que se cren y se exploten anmales domsticos, en que se atienda ms la produccin de riqueza que la decoracin y al recreo. Pero todosricos, clase media y clase obrera, en el verdadero hogar domstico, en casa propia, en casa indepen- diente y sana, de cuatro fachadas, rodeada de arbolado, con aire puro, con sol libre, con mucho espacio; en casa con telfono inmediata un telfono pblico barato; en casa con agua abundante para el riego de la finca y para las necesidades domsticas; en casa con cuarto de bao, con luz, calor y fuerza elctrica. La Ciudad Lineal, tiene como frmula de urbanizacin, la siguiente: Para cada familia una casa; en cada casa una huerta y un jardn.

    Fuera ya de esa faja de terreno que constituya la Ciudad Lineal propiamente dicha, inmediatas ella, para aprovecharse de su poblacin numerosa, de sus muchas necesida- des consumidoras, de sus medios de locomocin y de transporte, del telfono y telgrafo, del agua abundante canalizada; en suma, para utilizar los elementos de trabajo y civiliza- cin all acumulados, vendrn las colonias agrcolas, las extensas huertas y campos de cultivo, las dehesas, las casas de labor, las torres catalanas, las masas aragonesas, las ba- rracas valencianas, los hrreos asturianos. Vendrn los montes bien plantados de arbolado y los cotos bien poblados de caza. Vendrn las minas y canteras debidamente explotadas. Vendrn, por ltimo, los importantes establecimientos industriales de todas clases, con fbricas grandes, con talleres amplios, con barriadas de casas y pabellones independientes para empleados y obreros (1), crendose as por todas partes mucha riqueza producida por un incesante y sabio trabajar, desterrndose muchas de las molestias y las amarguras que se sufren en las fbricas actuales, generalmente estrechas, tristes, malsanas, donde el obrero, vctima de un trabajo rudo, penoso y mal retribuido, es, segn Henry George, de una condicin inferior la del salvaje (2).

    La Ciudad Lineal es, pues, sistema de arquitectura de ciudades y sistema de coloniza- cin de campos, y puede adoptar una estas tres formas:

    PRIMERA.Barriada de ensanche de grandes capitales, en cuyo caso debe hacerse como un gran anillo que circunde la ciudad vieja y que haga alrededor de ella barrios nuevos, completamente originales, formados por agrupacin artstica higinica de casas y hoteles independientes rodeados de vegetacin. Esa es la forma adoptada por la Ciu- dad Lineal madrilea.

    (1) En los grandes establecimientos Industriales, en las ricas fbricas y en las explotaciones mineras que haya Inmediatas la Ciudad Lineal propiamente dicha, es donde tendran aplicacin adecuada las ciudades-jardines in- glesas que con un carcter predominante de agrupaciones industriales bien organizadas, se estn generalizando de algunos aos esta parte en el extranjero y entre las que merecen citarse: la de Port Stinlight en las inmediaciones de Liverpool, construida por Lever Brothers Lld para su fbrica de jabn; la de la Casa Cadbury, fabricante de cho- colates en Bournville, cerca de Birminghan; la de la Casa Krupp, fabricante de caones en Alemania, y otras varias. Estas grandes fundaciones, admirables como barriadas obreras, son defectuosas incompletas como frmula nueva de arquitectura de ciudades para toda clase de personas.

    (2) Tan msera y desvalida es hoy la condicin de la inmensa mayora de las clases trabajadoras, que puede con justicia reputarse ms infeliz que la condicin del salvaje... Nadie que abra los ojos los hechos puede negar que en las entraas de nuestra civilizacin hay clases numerosas con las que el ltimo de los salvajes no se cambiara. Estoy convencido de que si al asomarnos, al umbral de la vida hubiramos de elegir entre la existencia de un habi- tante de la tierra de Fuego, un negro indgena de Australia un esquimal del Crculo rtico, entre las clases infe- riores de un pas civilizado como Inglaterra, sera infinitamente mejor elegir la suerte del salvaje... Subid los es- calones de una de esas monstruosas casas de vecindad donde los desvalidos se amontonan; penetrad en cualquiera de esos infiernos; cerrad la puerta de esos cubiles sin ventilacin y sin luz, y en las tinieblas, reflexionad un instan- te lo que ser la vida en tal sitio...

    21

  • SEGUNDA.Barriada de unin entre dos ciudades ya existentes, hacindose en este caso, en lnea recta para cortar distancias entre ambas ciudades, en caprichosa lnea curva, para seguir los accidentes del terreno para utilizar facilidades en la adquisicin de tierras.

    TERCERA.Colonizacin y repoblacin de campos desiertos torpemente cultivados y explotados, en cuyo caso la Ciudad Lineal se extiende por la campia para poblarla, para cultivar y explotar en grande las tierras, para aprovechar el curso de los ros y los saltos de agua, para explotar minas y canteras, para subir montaas acercarse sitios pinto- rescos, para extenderse como una lindsima barriada lo largo del litoral, etc., etc.

    LA CIUDAD LINEAL POR EL LITORAL

    Como un ejemplo de lo que puede ser esta tercera forma de Ciudad Lineal, colonizadora y repobladora de campos desiertos, he aqu una vista que representa una barriada de hote- les en la playa de Villanueva y Geltr,

    Ejemplo de una calle de ciudad lineal lo largo del litoral (1)

    Este hermoso trozo de playa urbanizada constituye un ejemplo muy elocuente de lo que podra ser una Ciudad Lineal lo largo de la costa de nuestro potico, encantador, hermo- ssimo mar Mediterrneo. Prolongad, prolongad indefinidamente en caprichossima lnea curva esa ancha y lindsima calle playera. Haced que paralela ella, 300, 500, 1.000 metros la derecha, corra otra calle de 60 metros de anchura que sirva de eje esa zona de terreno, y paralela sta, igual distancia, haced otra calle posterior calle-lmite. Construid en esa calle central una doble lnea de tranvas elctricos cmodos, econmicos, frecuentes. Haced calles transversales que desde la calle central vayan, por una parte, morir en la playa, por otra, penetrar en el interior. Los campos comprendidos entre esas calles, divididlos en pequeas suertes de terrenos vendidos plazos largos; construid en ellos casas independientes que ocupen lo sumo la quinta parte de la superficie total de cada lote y que estn rodeadas de vegetacin. Y as tendrais una Ciudad Lineal marina, soberbia, esplndida de riqueza y de hermosura; una ciudad ideal superior, muy superior

    (1) La adjunta vista representa una barriada de hoteles construidos por la Junta del Asilo Amparo de Santa Luca en la playa de Villanueva y Geltr (Barcelona).

    22

  • cuantas ciudades-jardines se hayan hecho puedan hacer en Inglaterra, la del cielo brumo- so y triste, la del sol empaado, la del clima duro.

    Qu empresa tan magna de reconstitucin econmica nacional, qu obra ms fecunda y la vez qu tentadora y qu fcil de hacer, una Ciudad Lineal gigantesca de centenares y centenares de kilmetros que, arrancando de Barcelona la industrial, la innovadora, la enamorada con pasin del campo, corriera todo lo largo del litoral levantino, por entre bosques de naranjos, de limoneros, de palmeras, de granados y de almendros; que pasara por Tarragona, que atravesara el Ebro en su desembocadura y se aprovechara de las aguas de este ro para regar grandes extensiones de terreno; que colonizara las llanuras de Cas- telln de la Plana; que llegara la rica, la artstica, la hermossima Valencia y se exten- diera por aquella fertilsima encantadora vega, siempre cuajada de flores; que fuera Ali- cante, la del clima ideal, donde la Ciudad Lineal sera un inmenso sanatorio para turistas, para enfermos y convalecientes; que atravesara el antiguo reino de Murcia, donde la labo- riosidad de sus hijos, las excelencias del clima y la fertilidad de aquellas huertas podran contribuir hacer una gran Ciudad Lineal agrcola; que se aproximara Cartagena, que llegara Almera, la que no h mucho clamaba los Poderes pblicos en demanda de pan, de trabajo, de obras pblicas que suprimieran la miseria y evitaran la espantosa y desesperada emigracin que sufre aquella provincia (1); que recorriera luego el litoral an- daluz y llegara Mlaga la encantadora, la sin rival, la chispeante de gracia y de belleza, la embriagadora por su cielo esplndido y pursimo, por su sol fecundante y abrasador, donde podra hacerse una ciudad invernal rival de Niza. Y continuando esa Ciudad Lineal costera se llegara las puertas mismas de Gibraltar, ensear los soberbios ingleses cmo se hacen ciudades que tienen ms de jardn que de urbe, aprovechndose de los en- cantos de la Naturaleza, tan rica, tan hermosa, tan variada en nuestra Espaa!

    Con este proyecto de Ciudad Lineal gigantesca empezado realizar, cuntos emigran- tes que ahora huyen de Espaa lo desconocido, seran en poco tiempo propietarios de una casa, de una huerta y de un jardn! Cuntos capitales que se van la Argentina, Suiza, Inglaterra, que duermen improductivos en las cuentas corrientes de los Bancos, que obtienen muy mdico inters en papel del Estado, obtendran mayores beneficios, la vez que aumentaban la riqueza general de Espaa! Cuntas enfermedades y cuntos crmenes que la miseria engendra, desapareceran con la riqueza y el bienestar producidos por el trabajo honrado y bien retribuido!

    En lugar de las minsculas luchas de partido y banderas de campanario en que est empeada una gran parte de la Espaa de hoy, qu hermosa sera una lucha de emulacin entre diferentes provincias, que estimulara el amor propio regional, para que cada regin emprendiera su Ciudad Lineal, trabajando por que la regin vecina no la sobrepasara en espritu emprendedor ni en gusto esttico, todas ellas sometidas un plan uniforme, todas apoyadas por el Estado con protecciones justas, todas trabajando por conquistar y en- sanchar el territorio nacional!

    (1) Vase La Ciudad Lineal de 20 de noviembre de 1912.

    23

  • CIU

    DA

    D L

    INE

    AL

    .Prim

    era barriada de 5.200 metros de longitud desde la carretera de A

    ragn hasta el pinar de Cham

    artn

  • LA CIUDAD LINEAL M A D R I L E A

    Hasta aqu la teora de la Ciudad Lineal. Hasta aqu lo que podra ser la Ciudad Lineal bien aplicada en toda Espaa.

    En la realidad, la primera Ciudad Lineal es un proyecto de barriada de 50 kilmetros de extensin y de 460 metros de anchura alrededor de Madrid, que unir entre s los pueblos ' de Fuencarral, Viclvaro, Vallecas, Villaverde, Carabanchel y Pozuelo. De esos 50 kilme- tros se ha iniciado y est ya bastante adelantada la primera barriada de 5.200 metros, la que arrancando de la carretera de Aragn, siete kilmetros de la Puerta del Sol, va hasta el hermossimo pinar de Chamartn. Con una calle central de 40 metros de anchura, con calles transversales de 15 y 20 metros, con calles posteriores de 10, con fincas indepen- dientes en que viven todas las clases sociales, sin separacin de barrios; fincas que no ocu- pan ms de la quinta parte del terreno, que tienen cuatro fachadas, que estn rodeadas de vegetacin y arbolado, desde las que se gozan veces muy deliciosas vistas sobre la sie- rra del Guadarrama y en las que siempre se disfruta un aire muy oxigenado y muy puro. Algunas de estas casas son tan lindas, tan cmodas, tan artsticas, como podis juzgar por las siguientes vistas.

    Finca de la manzana 90 Finca La Quinta, manzana 83

    25

  • Un hotel de la manzana 88

    Manzana 75.Interior de una finca que dos aos antes era un erial improductivo

    26

  • Finca-Angelita Sagrario, manzana 89 Finca Mi Cabaa, manzana 74

    Trozo de calle principal, manzana 97

  • Trozo de la calle principal entre las manzanas 75 y 76

    No me detendr ms en la descripcin de la Ciudad Lineal barriada las puertas de Ma- drid, porque todos los que me escuchis podis verla. Yo os recomiendo que la veis, y no solamente con los ojos de la cara sino tambin con los ojos de la inteligencia, estudindo- la detenidamente, comparndola con los terrenos limtrofes, ridos, desamparados, tristes y pobres; recorriendo sus calles transversales y posteriores, viendo la inmensa labor de parcelacin de solares, de movimiento de tierras, de plantacin de arbolado, de canaliza- cin de aguas, de tendido de cables y carriles, etc., all hecha. Yo os recomiendo que estu- diis imparcialmente la fecundidad que en s encierra esta gran empresa de transforma- cin de los alrededores de Madrid, que viene resolver muchos problemas de urbaniza- cin planteados en nuestra capital. Yo os recomiendo, por ltimo, que subis por la calle principal de la Ciudad Lineal hasta el pinar de Chamartn, para extasiaros en las bellezas

    CIUDAD LINEAL.Pinar de Chamartn desde la medianera con la Ciudad Lineal en la calle de Cirajas

    28

  • del paisaje, para admirar y contemplar en las lejanas del horizonte, la encantadora sierra del Guadarrama y para no repetir la vulgaridad, muy corriente, de que Madrid carece de pintorescos alrededores.

    Y si veis defectos en la Ciudad Lineal barriada, que la va no es an doble en toda la anchura de la calle principal, que los lotes no estn todos cercados, que las calles no estn todas explanadas, que an hay extensiones que tienen ms de pramo que de jardn defectos todos facilsimamente corregiblesms que la Compaa fundadora y explo- tadora de dicha barriada, que incesantemente trabaja por mejorarla, achacad esos defec- tos la torpeza y al egosmo de algunos particulares, la codicia de algunos propietarios de tierras, la apata del Estado y de los organismos oficiales que an no han credo conve- niente ni justo favorecer esta gran empresa de ampliacin de la capital de Espaa, de me- jora de la provincia de Madrid, de regeneracin econmica nacional.

    Ya habis visto lo que son las ciudades-jardines inglesas y lo que son las ciudades- lineales espaolas.

    Yo, apasionado por la Ciudad Lineal, no he de hacer comparaciones que podran pare- cer parciales interesadas.

    Comparadlas vosotros todos, hombres de ciencia. Comparadlas, vosotros los mdicos, preocupados de la higiene pblica y de la higiene privada. Comparadlas, vosotros los ar- quitectos ingenieros, que sabis planear grandes obras pblicas, que sabis canalizar ros, que sabis repoblar montes, que sabis construir edificios, cmodos y artsticos y vas pblicas que resuelvan el problema de la locomocin, fcil, barata y desahogada. Compa- radla, vosotros los que os preocupis de la condicin del obrero y sabis que es de justicia para ellos, de conveniencia para todos, transformarlo en propietario de un pedazo de terreno y hacerlo pequeo agricultor. Comparadlas, vosotros los que conocis las obras magistrales de Fermn Caballero, de Costa, de Tolstoi, de Vandervelde, de H. George y de Mline. Comparadlas, vosotros los polticos de buena fe, los socilogos que os pre- ocupis de las grandes plagas sociales: de la emigracin, del alcoholismo, de la criminali- dad, de la incultura, de la prostitucin, de la tuberculosis, de las luchas sociales, de la mi- seria.

    Un distinguido mdico de Cartagena, visitando por primera vez nuestra Ciudad Lineal, viendo la potentsima virtualidad que encierra, comprendiendo la grandsima transforma- cin que supone para la vida de nuestra capital, dijo con mezcla de entusiasmo y de des- aliento: Los madrileos no saben lo que tienen con la Ciudad Lineal.

    Y yo, ampliando el pensamiento de ese mdico os digo: Espaa no sabe an lo que tiene con la Ciudad Lineal. Ya lo sabr. Quizs espera para saberlo que se lo digan los extranjeros (1).

    ( l ) Ya han empezado decrselo. La Ciudad Lineal fu presentada al Primer Congreso Cientfico Pan-Americano celebrado en Santiago de Chile en diciembre de 1908. El distinguido ingeniero civil Inspector General de arquitec- tura de aquel pas, D. Carlos Carvajal Miranda, present al efecto una extensa Memoria con el t t u l o de: Arqui- tectura racional de las futuras ciudades como solucin prctica del problema de la habitacin barata al alcance de todas las fortunas. Posteriormente, el seor Carvajal, asociado otros distinguidos arquitectos chilenos, ha traza- do un plan de reformas y ampliacin de Santiago de Chile, con una gran barriada alrededor de dicha capital, en forma de Ciudad Lineal. El Congreso Nacional, por medio de una Comisin especial, la Sociedad Central de arqui- tectos y el Consejo de Bellas Artes de Chile, han admitido dicho plan, que pronto ser iniciado con el concurso de grandes entidades financieras y con el aplauso general de la opinin pblica.

    (Vese La Ciudad Lineal de 20 de octubre de 1912). En el primer Congreso internacional del Arte de construir ciudades celebrado en Gante en julio de este ao, la

    Compaa Madrilea de Urbanizacin ha presentado una Memoria que lleva por ttulo La Ciudad Lineal como arqui-

    29

  • Como resumen de mi conferencia, y para terminarla, despus de agradecer vuestra benvola atencin, os dir:

    Aplaudamos sin reserva, con entusiasmo sincero, todo lo bueno que se haga en el ex- tranjero, en esta materia interesantsima de reformar la ciudad y de construir casas ms sanas, ms confortables y ms baratas. Aplaudamos de Inglaterra el espritu emprendedor, la cooperacin social, la proteccin oficial y las facilidades que el Estado y sus organismos dan las Compaas constructoras de barriadas higinicas (1). Aplaudamos las fundacio- nes filantrpicas de ciudades industriales como Port Sunlight y Bournville. Aplaudamos los nobles esfuerzos de Compaas como la Ruislip Manor Cottage Society Ltd. y el espritu propagandista de personas como los Sres. Thompson y Aldridge.

    Pero que esto no nos ciegue; que no nos lleve deprimir lo nuestro, lo de casa. Y lo de casa, por esta vezdigmoslo con orgullo, es lo mejor. La Ciudad Lineal es infi- nitamente superior la Ciudad-jardn. Es ms completa, es ms cientfica, es ms artstica, es ms justa, es ms rica. La Ciudad Lineal es una idea fecunda y hermossima que, bien realizada, extendida por todo el territorio espaol, ha de llevarnos una concepcin de la vida ms perfecta, una ciudad ms razonable, unos campos mejor explotados, una sociedad ms laboriosa, ms tranquila y ms feliz. Estudiadla.

    HE DICHO

    tectura nueva de ciudades. La Ciudad Lineal ha despertado la natural curiosidad de los sabios de todos los pases all congregados, al ver que aspira ser frmula anloga, pero ms perfeccionada, ms completa, de las ciudades jar- dines inglesas.

    En dicho Congreso se aprob por unanimidad una proposicin, en la que se pide que todas las ciudades llamadas desenvolverse rpidamente, en lugar de extenderse por barriadas caprichosas irregulares se extiendan conforme planes de conjunto previamente aprobados por las autoridades competentes y que para ello se organicen por los respectivas Municipios concursos de ideas para la solucin acertada de todos les problemas difciles de la urbaniza- cin. Como consecuencia de dicha proposicin, un distinguido arquitecto belga, Mr. Saintenoy, secretario de dicho Congreso y profesor de la Real Academia de Bellas Artes de Bruselas, ha solicitado que dicha memoria sea traducida al francs fin de que pueda ser fcilmente estudiada en Blgica y repartida cada uno de los 2.007 Municipios de aquel pas, para que stos vean si conviene hacer planes de extensin de las respectivas ciudades y villas conforme los principios de la Ciudad Lineal espaola.

    La Compaa Madrilea de Urbanizacin, accediendo gustosa este deseo, va traducir dicha memoria. Espera- mos que Blgica, que ha hecho ya un ensayo de ciudad-jardin del litoral en Le Zoute, cerca de Ostende, no tardar en hacer tambin un primer ensayo de Ciudad Lineal.

    (1) Lo verdaderamente admirable en Inglaterra, lo digno de imitacin en Espaa, es cmo el Estado y los organis- mos oficiales secundarios de aquella nacin, favorecen y secundan toda in ic iat iva particular de carcter econmico, cmo cooperan con el individuo con las sociedades privadas, para la realizacin de empresas de Inters general Asi las compaas constructoras de ciudades-jardines cuentan con la tutela eficaz del Estado, de los County councils y de los Municipal councils, que declaran las ciudades-jardines obras de utilidad pblica, que facilitan la adquisicin de tierras por medio de la expropiacin forzosa y que suministran dinero un inters mdico y plazos largos.

  • A P N D I C ES

    Como complemento de la conferencia anterior, continuacin copiamos los Principios fundamentales de la Ciudad Lineal ideal y las Conclusiones sometidas al estudio del Congreso de las Ciencias celebrado en Madrid en 15-20 junio de 1913:

    PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE LA CIUDAD LINEAL COMO ARQUITECTURA RACIONAL DE CIUDADES

    PRIMER PRINCIPIO FUNDAMENTAL LAS VAS FRREAS EJE DE LA CIUDAD LINEAL

    En toda urbe aglomeracin de viviendas, la primera necesidad es la de la locomocin; sta quedar bien satisfecha cuando la suma de los tiempos invertidos para ir de cada casa todas las dems, sea un mnimum, y como por medio de una va frrea, ferrocarril-tran- va, se satisface esta condicin, se deduce que la forma de las ciudades debe adaptarse la forma lineal del trazado de un ferrocarril.

    Las vias frreas juntamente con las canalizaciones paralelas de agua y electricidad, de- terminan el eje, modo de columna vertebral, de la calle principal de la Ciudad Lineal de 60 metros de anchura como mnimum, subdividida en varios andenes por cuatro seis filas de rboles.

    Calles transversales perpendiculares la principal, subdivididas en tres andenes por dos filas de rboles, de 20 metros de anchura, cuando menos, y de longitud variable uni- forme, segn las condiciones topogrficas de cada trazado, y segn tambin las dems condiciones de cada caso (de 100 1.000 metros cada lado de la calle principal), deter- minan las vrtebras del organismo ciudad, cuya forma homotticamente debe parecerse la de los vertebrados, diferencia de las viejas urbes y de las novsimas ciudades-jardines, cuyas formas reproducen las de los animales invertebrados.

    SEGUNDO PRINCIPIO FUNDAMENTAL

    LA REGULARIDAD DE LOS SOLARES CUADRADOS, RECTNGULOS Y TRAPECIOS

    CON PREFERENCIA CUALQUIER OTRA FORMA IRREGULAR

    La subdivisin de un terreno en solares irregulares es mucho ms cara que en solares rectangulares porque la longitud de las calles es mayor, porque la longitud de las tuberas de distribucin de agua es tambin mayor y hay ms complicacin en el servicio y en las piezas especiales y porque lo mismo acontece en las dems canalizaciones necesarias convenientes en una ciudad, y, por ltimo, porque todos los servicios municipales son ms complicados, molestos y ms caros en las calles estrechas y tortuosas que en las calles anchas y rectas.

    La vida en una ciudad-jardn-lineal de forma regular, de calles rectas y de solares rec- tangulares cuadrados es ms cmoda, adems de barata, que la vida en una ciudad-jar- dn de solares irregulares y de calles estrechas y tortuosas; entre otras cosas, porque se pierde ms tiempo en la locomocin, en el abasto de comestibles y, en general, en todos los movimientos de la vida urbana.

    31

  • TERCER PRINCIPIO FUNDAMENTAL

    INDEPENDENCIA Y SEPARACIN DE LAS CASAS ENTRE S

    Las manzanas de terreno edificar, formarn rectngulos trapecios de 100 500 metros de fachada la calle principal y de 100 1.000 calle transversal y se hallarn divididas en lotes solares, ninguno de los cuales tendr menos de 400 metros cuadrados.

    La Ciudad Lineal, tiene como frmula de urbanizacin aplicable en todas partes, la siguiente: Para cada familia una casa, en cada casa una huerta y un jardn.

    Es un error el creer que la construccin de los grupos de dos casas de varias casas

    con muros medianeros comunes es ms barata que la de las casas completamente sepa- radas unas de otras.

    La baratura, dado que la haya, en la construccin de la finca, desaparece en el uso de la misma ante el mayor coste del riesgo de incendio, del mal uso de las aguas del vecino, de los pleitos de medianera, de los ruidos, olores y molestias de varias clases ocasiona- das por los descuidos, malevolencias mala educacin de los vecinos adyacentes.

    De trecho en trecho, en la interseccin de la calle principal con algunas calles trans-

    versales, la gran va central calle eje de la Ciudad Lineal, formar pequeas plazoletas espaciosas, artsticas y suntuosas plazascirculares, elpticas poligonalesadornadas con jardines, con fuentes decorativas monumentos pblicos, rompindose con ellas la monotona de una gran va de anchura uniforme.

    Todas las calles de la Ciudad Linealprincipal y secundariastendrn plantacin abundante de arbolado y arbustos.

    Las plazas y plazoletas tendrn, adems, plantabandas, praderas y macizos de jardines.

    Todos los edificios de la Ciudad Lineal, pblicos privados, lujosos modestos, para fines industriales para ser habitados, no ocuparn nunca ms de la quinta parte del terre- no en que se hallen enclavados; todos tendrn retrete inodoro y cuarto de bao; todos se hallarn rodeados de terreno debidamente vado y destinado huerta, jardn, plan- tacin de arbolado praderas paseos.

    Las casas de la Ciudad Lineal, no tendrn ms de tres pisos.

    Toda finca de la Ciudad Lineal situada en calle principal, no podr ocupar menos de

    seis lotes de terreno (40 60 2.400 metros cuadrados). Los edificios construidos en dicha finca, se hallarn situados por lo menos cinco metrosde distancia de la lnea de fachada con la calle principal.

    32

  • Toda finca situada en calle transversal, de la Ciudad Lineal, no podr ocupar menos de dos lotes de terreno (20 40 = 800 metros cuadrados) y los edificios en ella construidos se hallarn situados, por lo menos, tres metros de la lnea de fachada de la calle.

    Toda finca situada en la calle posterior de la Ciudad Lineal no podr ocupar menos de un lote de terreno (20 20 = 400 metros cuadrados).

    Los lotes solares de la Ciudad Lineal, debern ser vendidos particulares pagar en

    plazos largos de 20 ms aos.

    CUARTO PRINCIPIO FUNDAMENTAL

    LA TRIANGULACIN

    La nueva arquitectura racional de las ciudades higinicas no puede pasar del pensa- miento al plano y de ste la vida real, cristalizando en hechos visibles y tangibles, sin adaptarse al medio ambiente creado por la Geografa y por la Historia.

    El mejor modo de que puedan convivir las ciudades-puntos del pasado en que el valor del terreno desciende desde el centro los suburbios por curvas concntricas, con las ciu- dades lineales del porvenir, en que el valor del terreno desciende segn lneas paralelas al ferrocarril-tranva de la calle principal, es el de unir entre s las ciudades actuales, ciuda- des-puntos, por medio de ciudades lineales, formando as con el tiempo en cada pas una vasta red de triangulaciones en las que la superficie de cada tringulo urbano formado por los vrtices de las ciudades antiguas y los lados de las ciudades nuevas se dedicar las explotaciones agrcolas industriales.

    QUINTO PRINCIPIO FUNDAMENTAL

    LOS PUNTOS DIFCILES

    Para atravesar ros y montaas y salvar cuantas dificultades surjan en el trayecto, por la urbanizacin ya existente, por las Aduanas y por cuantas circunstancias sean dignas de consideracin y de respeto, la anchura de las ciudades lineales se reducir lo estricta- mente preciso para el paso de la va doble sencilla del ferrocarril-tranva en los puntos difciles del trayecto.

    Los ferrocarriles elevados y subterrneos se emplearn cuando no sea posible otra cosa mejor para la comunicacin de las ciudades lineales con el centro de las ciudades- puntos por ellas unidas.

    CONCLUSIONES

    I

    Las ciudades actuales, de calles estrechas, irregulares, malsanas, congestiona- das por exceso de trfico y deficiencias en los medios de locomocin y de trans- porte; de casas antihiginicas, ocupadas por excesivo nmero de personas; ciuda- des de vida cara, incmoda y agitada, que reproducen muchos de los defectos de las urbes antiguas, deben ser renovadas con nuevas ciudades, hechas confor- me un sistema de arquitectura racional, edificadas en sus inmediaciones pro- longadas en forma indefinida por el campo, sano, alegre y hermoso.

    33

  • II

    El campo solitario y abandonado de hoy, escasamente productivo y en ocasio- nes malsano, por falta de condiciones higinicas y de comodidades, debe ser me- jorado, saneado y enriquecido, llevando l los elementos de laboriosidad, de pro- greso y de bienestar material que la civilizacin ha ido acumulando en las ciudades: agua canalizada abundante, vas frreas econmicas, calles anchas y bien pavimen- tadas, electricidad (luz, fuerza y calor), telfono, telgrafo y viviendas espaciosas.

    III

    La CIUDAD LINEAL inventada por D. Arturo Soria y Mata, iniciada por la COM- PAA MADRILEA DE URBANIZACIN como barriada de ensanche de Madrid, siete kilmetros de la Puerta del Sol, desarrollada lo largo de una calle central servi- da por vas frreas, es frmula de arquitectura racional de ciudades que debe re- comendarse, tanto para el ensanche de las grandes capitales actuales, como para la fundacin de nuevas ciudades.

    IV

    La CIUDAD LINEAL extendida por el campo, derecha izquierda de una va f- rreatranvas elctricos, cmodos, frecuentes y baratosaprovechando el agua de los ros, canalizndolos en acequias y tuberas de distribucin, explotando mi- nas y canteras, repoblando de rboles los montes, extendiendo por todas partes una agricultura adelantada y poblando el campo de casas de fincas de labor y de establecimientos industriales, debe ser recomendada, como frmula razonable de colonizacin y repoblacin.

    V

    La CIUDAD LINEAL, como sistema de colonizacin y repoblacin debe ser recomen- dada para el trazado de ciudades coloniales, en pases de escasa densidad de habitantes y faltos de vas de comunicacin, como China y Canad; para tierras frtiles y despobladas, como las Pampas Argentinas, Ceiln, Filipinas, etc.; y para pases semisalvajes, atrasados incultos, y singularmente Marruecos que es preci- so conquistar la luz de la civilizacin llevando ellas, la vez que la fuerza de las armas, los elementos del progreso material.

    VI

    En nombre de los supremos intereses del arte, y atendiendo la convenien- cia de fomentar el turismo, como fuente de grandes ingresos para una nacin, el Estado y los respectivos Municipios deben dictar leyes que defiendan del vandalis- mo innovador las ciudades de recuerdos histricos y de carcter artstico, como Roma en Italia, como Brujas y Gante en Blgica, como Toledo, Granada y Crdoba en Espaa.

    El ensanche y reforma de dichas ciudades se har respetando de las mismas todo lo digno de conservacin y aadindoles en sus inmediaciones barriadas nuevas, construidas con arreglo nuevos principios urbanizadores.

    VII

    El Estado, las Diputaciones y los Municipios, deben dictar un cuerpo de dispo- siciones legales anlogo al Housing and Town Planning Act de Inglaterra1909,

    34

  • en que se fijen las reglas que deben someterse en lo futuro la ampliacin de las capitales existentes y la construccin de nuevas ciudades, el saneamiento de vi- viendas, la colonizacin y repoblacin de los campos, etctera.

    VIII

    Debe proclamarse como un ideal de urbanizacin realizable en todas partes y para todas las clases sociales, el siguiente principio: PARA CADA FAMILIA UNA CASA, EN CADA CASA UNA HUERTA Y UN JARDN.

    IX

    Las ciudades-jardines tal como las ha predicado Howard y tal como han sido hechas hasta ahora en Port-Sunlight, Cadbury, etc., son formas muy recomenda- bles de ciudades industriales, de barriadas obreras, que deben ser hechas en las inmediaciones de las grandes capitales en la proximidad de la zona urbanizada y colonizada por el sistema Ciudad Lineal.

    X

    Las ciudades lineales no deben en ningn caso formar ncleos de poblacin aislados sino que deben siempre hallarse en comunicacin directa, rpida, frecuen- te y econmica, con otras ciudades ya existentes. Para ello se procurar que el ancho de las vas frreas de la calle central de la ciudad lineal sea igual al de los tranvas de la ciudad inmediata y que se haga el enlace de unas vas con otras.

    XI

    Las Compaas Empresas constructoras y explotadoras de ciudades lineales debern dar los particulares la mayor facilidad posible para la adquisicin de los terrenos y de las casas en ellos construidas, concedindoles plazos largos para el pago de unos y otras, y pudiendo el comprador disponer del terreno desde que haya pagado el primer plazo.

    XII

    La CIUDAD LINEAL debe ser considerada como una nueva clase de obras pblicas de inters general, que debe ser emprendida por organismos oficialesEstado, Diputaciones Municipios por empresas particulares.

    XIII

    El Estado, teniendo en cuenta los fines que las ciudades lineales vienen cum- plir, los problemas que tratan de resolver, la riqueza que vienen crear y difundir entre todas las clases sociales, debe declarar la utilidad pblica de la CIUDAD LI- NEAL y una vez que hayan sido aprobados los planos, trazados, estatutos de la Compaa fundadora, etc., aplicar la misma los beneficios de la expropiacin for- zosa.para la adquisicin de la faja de terrenos necesarios para calles y manzanas (1).

    (1) Para calles y manzanas, no para calles solamente. Una ley de expropiacin forzosa que fuera aplicable nica- mente las calles de una futura Ciudad Lineal, por considerarlas vas pblicas que en su da reviertan al Estado, pero que no fuera aplicable las tierras que hayan de formar las manzanas de dicha ciudad lineal, por considerar que stas eran convertidas en solares de propiedad particular que en ningn caso han de reverter al Estado, no sera una ley equitativa, y en lugar de favorecer la construccin de ciudades lineales, la dificultara grandemente, dando

    35

  • las Compaas empresas constructoras de ciudades lineales una vez que sus planos y trazado hayan sido debidamente aprobados por la superioridad, de- ber hacrseles por la Administracin pblica, concesiones de tranvas y ferroca- rriles, de luz elctrica, de telfonos, de canalizacin y trada de aguas de aprove- chamiento y repoblacin de montes, de aprovechamiento de canteras, etc., para que con la debida explotacin de todos estos negociosque en su da revertern al Estado, la Provincia los Municipiosobtengan los ingresos necesarios para el desarrollo de sus importantsimos fines sociales.

    H. G. del Castillo. Madrid, junio de 1913.

    lugar exigencias injustas y ambiciones desmedidas en los dueos de terrenos colindantes con dichas calles. La ex- propiacin de tierras para construccin de calles de una ciudad lineal y la construccin de estas calles har aumentar extraordinariamente el valor d e l o s terrenos inmediatos las mismas. Ese plus-valor se deber exclusivamente al Estado, protector de la idea ciudad lineal, y la Compaa constructora de la empresa ciudad lineal. No se deber en lo ms mnimo los propietarios particulares. De esa plus-vala de las tierras deben, pues, beneficiarse nicamente el Estado y la Compaa constructora de la ciudad lineal. El Estado ( los organismos polticos protectores, la Pro- vincia los Municipios) se beneficiar con la reversin de esas tierras convertidas en vas de pblico aprovechamien- to y con la reversin de los servicios pblicos en las mismas instalados (concesiones de tranvas, aguas, telfonos luz, etc). La Compaa se beneficiar, indemnizndose adems de los grandes gastos que haya hecho para aumentar el valor de esas tierras y para convertir una parte de ellas en vas de inters pblico, con la adquisicin de tierras vecinas, que dividir en lotes y que revender los particulares.

    36