catalogo 2 Edicin Premio Nacional Pintura Joven Torrevieja

  • Published on
    06-Jun-2015

  • View
    1.342

  • Download
    6

DESCRIPTION

Dedicado a Marta Brito este Catalogo 2 Edicin del Premio Nacional de Pintura Joven Ciudad de Torrevieja. Me gusta tal y como aparece en el catalogo y como todos mis amigos los pintores conocen.. en Goglee, sale como primer apunte este catalogo: gracias Marta, bibliotecaria en la Biblioteca Insular de Las Palmas de Gran Canaria, personita que aport mucho en este 2 premio, no slo lo que de manera oficial se dice en los agradecimientos junto al jurado, sino de forma personal por su apoyo, ayuda y mucho ms..., gracias MARTA.

Transcript

Catlogo:

Premio Nacional de Pintura Jven Ciudad de TorreviejaSEGUNDA EDICIN

Textos:Sala de Exposiciones Vista Alegre Paseo Vista Alegre, esq. Concepcin - 03181 Torrevieja (Alicante) Informacin: Instituto Municipal de Cultura. Departamento de Salas de Exposiciones c/. Clemente Goslvez, s/n (Teatro Municipal) Telf. 96 670 68 38 - ext. 4 mail: imc.emilio@torreviejacultural.com Edita Excmo. Ayuntamiento de TorreviejaConcejala de Juventud

Presentacin:D. Pedro Hernndez Mateo Alcalde de Torrevieja

Prlogo:D. Jos Manuel Pizana Boj Delegado de Juventud

Estudios: Arte emergente: 42 propuestas de arte contemporaneoEmilio Clemares Director Departamento Salas de Exposiciones

El arte de los jvenesFernando Alvira Banzo Presidente Asoc. Nacional Crticos de Arte

Artistas:Alcalde - Presidente: Excmo. D. Pedro Hernndez Mateo Delegado de Juventud: D. Jos Manuel Pizana Boj Coordinacin Departamento de Salas de Exposiciones del I.M.C. Joaqun Chapaprieta Torregrosa D. Emilio Clemares Lozano Composicin y Maquetacin: Imprenta BuadesEugenio Rivas Herencia Silvia Mrquez Lern Jorge Gonzlez Gallud Adran M. de la Encarnacin Aina Albo Puigserver Albert Sesma Lpez Alexander Leal Cid Alexandre Segu Ruiz lvaro Jan Lpez Andr Ester Meneses Andrs Gil Wittke Antonio Palazn Molina Carlos Mondria Daz Carmen Bastida Gmez Cristbal Prez Garca Daniel Galvn Pollatos Diana Lozano Gmez Eduardo Alsasua Garca Emilio Fornieles Rodrguez Enrique Sena Peydro Estefana Urrutia Carboneras Francisco Vera Muoz Hermes Boj Ruiz Inma Feminia Israel Nicols Torres Javier Martnez Pino Javier Palacios Rodrguez M ngeles Peir beda M Paz Pelln Snchez Manuel Castillero Ramrez Marina Puche Fabuel Nono Garca Olga M Parra Peinado Pablo Bellot Garca Rafa Morata Morcillo Rosana Martos Sitcha Rubn Martnez Riera Santiago Torralba Prez Tina Gonzlez Mrquez Toms Mendoza Arraco Torregar Vctor Garca Villalgordo

EXCMO. AYUNTAMIENTO DE TORREVIEJA Concejala de Juventud Concejala de Cultura

Premio Nacional de Pintura Joven Ciudad de TorreviejaSEGUNDA EDICIN 2008

Mayo - Junio 2008 Sala de Exposiciones Vista Alegre

EXCMO. AYUNTAMIENTO DE TORREVIEJA

4

Textos

PresentacinPedro Hernndez MateoALCALDE DE TORREVIEJA

En su segunda edicin, el Premio Nacional de Pintura Joven Ciudad de Torrevieja se consolida con un nivel indiscutible y una importante participacin. Es as como desde las Concejalas de Juventud y Cultura se apuesta una vez ms por los jvenes artistas, contribuyendo a la difusin y promocin de sus obras. Sin duda elemento esencial de este Premio es la labor del Jurado, constituido por veteranos de reconocido prestigio en el mundo del arte, que aportan sabidura y experiencia a la hora de valorar los trabajos participantes. Obras de gran calidad artstica, donde la tcnica y la expresividad plstica se funden en armona para hacernos llegar los sentimientos ms sinceros de jvenes con mucho futuro por delante. Deca Pablo Picasso que La calidad de un pintor depende de la cantidad de pasado que lleve consigo y estos artistas demuestran que hay ya mucha experiencia en sus pinceles y que el nivel de sus trabajos va ms all de la perfeccin de la tcnica, algunos de ellos avalados por premios y reconocimientos que hacen de ellos jvenes valores del mundo del arte. Quisiera, junto con mi agradecimiento al Jurado y mi felicitacin por su difcil tarea, felicitar de una manera especial a los premiados, ya que ellos han marcado el alto nivel de esta nueva edicin, y les animo a que sigan trabajando como hasta ahora, transmitindonos desde sus obras, la realidad que les es prxima desde su especial modo de entender el mundo. Y para terminar, desear a todos los visitantes de la exposicin que disfruten con todos sus sentidos de esta muestra, joven e intensa, en la seguridad de que en ella vivirn mltiples sentimientos y sensaciones.

5

6

PrlogoJos Manuel Pizana BojDELEGADO DE JUVENTUD DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE TORREVIEJA

Como Delegado de Juventud del Ayuntamiento de Torrevieja, y en este mi primer ao al frente de la Concejala, me llenan de alegra los resultados obtenidos en esta segunda edicin del Premio Nacional de Pintura Joven Ciudad de Torrevieja. Si el ao pasado el Premio arrancaba con un objetivo claro, como era ayudar a los artistas jvenes en la difusin de su obra, en esta segunda edicin hemos consolidado el planteamiento inicial. La muestra que contiene este catlogo, y que puede ser disfrutada por todos durante los meses de Mayo y Junio en la Sala de Exposiciones Vistalegre, nos da una idea de la gran calidad de las obras presentadas a este Premio Nacional de Pintura. Se dan cita estilos muy variados y diferentes en la exposicin, pero lo ms importante es el denominador comn de todas las obras: la juventud. Torrevieja demuestra, con iniciativas como el Premio Nacional de Pintura Joven y las posterior exposiciones que est de lado de las inquietudes de los jvenes, que colabora en el desarrollo de su trabajo y su iniciativa, y que ofrece formas de mostrar su arte a jvenes de todo el pas. Es de destacar los resultados obtenidos por los artistas torrevejenses, puesto que un importante porcentaje de las obras seleccionadas pertenece a artistas locales. Eso es fruto del trabajo realizado desde la base, con los ms pequeos, forjando un espritu propio en los pintores locales, que hoy podemos ver reejado en esta exposicin. Por ltimo no me queda ms que dar las gracias a todos aquellos que han participado de manera activa en esta segunda edicin. A los artistas por sus obras, al jurado por el difcil cometido de seleccionar las mismas, al personal tanto de Juventud como del Departamento de Salas de Exposiciones, y a Marta Brito, difusora del premio en la red, por su implicacin para que hoy podamos presenciar esta magnica muestra de arte. Mayo 20087

8

Arte emergente: 42 propuestas de Arte ContemporaneoEmilio Clemares LozanoDIRECTOR MUNICIPAL DE EXPOSICIONES COMISARIO DE LA EXPOSICIN

Es difcil comentar en una pequea resea tantos aspectos que deberan de resaltarse en un catlogo, que en el fondo es lo que queda tras la exposicin, pues sta es algo efmero en el tiempo, y lo que realmente perdura es el catlogo, a modo de un diario grco e impreso de todo un complejo proyecto, que surgi hace un ao con la realizacin de la Primera Edicin de este Premio Nacional de Pintura Joven Ciudad de Torrevieja y que se ha consolidado este ao, por el respaldo y el apoyo, no slo de un jurado de prestigio, sino tambien por la calidad enorme de las obras presentadas. En primer lugar, me gustara sealar que en arte la palabra joven, muchas veces se confunde con pintura vlida, de calidad.., y se marcan criterios que ponen en duda la validez de este trmino.., as dnde empieza el criterio para hablar de arte joven?.., en la edad, evidentemente este es un mero aspecto burocrtico/administrativo que marca la ley, pero la idea que surgi junto con la creacin de este premio: era y es apostar por aquello que en Arte llamamos Valores Emergentes, es decir artstas que ya poseen una trayectoria denida, avalada por obras, premios, currculum, estudios, etc.., artstas que pueden denir el futuro del panorama plstico espaol, aunque lgicamente , muchas veces, como en este caso, no estn representados la totalidad de las tendencias, por la sencilla razn de que lmites como la capacidad de la sala de exposiciones hace inviable la eleccin de algunas obras. En segundo lugar tambin me gustara destacar la dicultad que supone el propio diseo expositivo, es decir como llevar a cabo un exposicin, donde las obras al ser colgadas en sala no distorsionen, se respeten unas piezas a otras, respiren y parezcan naturales los propios recorridos que el visitante realiza a lo largo de los paos de la sala?. Este ao hemos optado por criterios dispares que van desde la armona cromtica, donde vemos la obra de Andrs Gil Wittke, de una rotundez por la apuesta de una obra que est a medio camino entre la pintura y la escultura, un trabajo con materiales que buscan resaltar las texturas, lo matrico, a travs de juegos/puzzles que encajan con geometras y el hierro como una referencia clara al hormign forjado que dene muchos de nuestros9

paisajes urbanos.., frente a esta pieza, aparecen obras que siguen esa misma paleta cromtica, pero totalmente gurativas, y sin embargo existe la armona, marcada por negros, grises y blancos, de tal forma que estas obras no rompen ese equilibrio: las piezas de Dani Galvn, M Paz Pellin y Carlos Mondria, todas ellas piezas con un claro componente existencialista y metafsico, que insisto no distorsionan esa armona cromtica que dene ese espacio. Por otro lado, en otro pao, aparecen las obras de Alexander Segu o Rafa Morata..., ste ltimo, supone un cambio radical en su trabajo anterior visto en Torrevieja: estos artstas citados se denen por la inclusin en su trabajo de nuevos materiales ms contemporneos, como el metacrilato y la utilizacin de texturas dentro de una concepcin abstracta y geomtrica de las piezas. Siguiendo este recorrido, aparece un espacio de pared dedicado a la evolucin en el paisaje desde una guracin ms clsica, como la desarrollada por Cristbal Prez que recuerda al trabajo del maestro Antonio Lpez, con una utilizacin maravillosa de la luz cenital, pasando por paisajes mas simplicados en formas y volmenes y con ms carga matrica como es el caso de Fran Vera Muoz y acabar con una clara apuesta por la inclusin del diseo y la grafa informtica como es el caso de la obra de Antonio Palazn El surrealismo..., o mejor, la pintura con ms carga metafsica y la pintura fantstica, la encontramos en la obra de Toms Arrac, Quique Sena o el torrevejense Israel Nicols Destacar por ltimo, aquellas obras dispares en estilo, iconografas y carga conceptual, pero todas ellas de una enorme calidad en la ejecucin tcnica, la observamos en el hiperrealismo fantstico de Eduardo Alsasua, o las obras que contrastan vistas enfrentadas entre s: la contundencia del azul cobalto en la obra de Olga Parra frente a lo etreo y la calidad de la obra de Nono Garca donde la tcnica le permite con una escasa utilizacin de medios una gran belleza formal, que recuerda obras de Laffon o la escuela de su paisano Pedro Cano. Otras obras son sorprendentes por la factura en el dibujo y la suavidad cromtica en la calidez del amarillo: hablamos de la pieza que nos trae la Madrilea Estefana Urrutia, obra de gran equilibrio compositivo; y frente a sta la contundencia cromtica y la luz de Victor Garca Villalgordo, donde el dominio de la tcnica le permite cambiar el estilo visto en obras anteriores, donde el dibujo dominaba su trabajo, y donde modelaba con la pintura.., as, la obra que presenta en esta edicin,10

destaca por un abandono de la tirana del dibujo, para centrarse ms en conseguir a travs de una factura ms suelta y un apoyo ms en el color y el dominio de la luz una obra de innegables referencias a la escuela de Sorolla y toda la pintura valenciana, obra que por su temtica de carcter local tendr, y creo no equivocarme un rotundo xito, y que por su formato merece un sitio privilegiado en la sala. Tambin la perfeccin tcnica, la vemos en el dptico de Rosana Martos Sitcha, donde las ceras de colores sobre una textura difcil como es la madera consigue sorprender dentro de un estilo muy personal. Obras de gran formato de rostros, de guracin de corte ms anglosajn encontramos las obras de Torregar o Marina Puche. -americana-, la

Es de destacar obras con un claro referente a como se trabaja la pintura llamada rpida, aunque este concepto haya que aclararlo, pues qu hacan los grandes impresionistas sino realizar cuadro la mayora de las veces en sesiones de un da, era eso pintura rpida?., lo importante no es tiempo de ejecucin de una obra sino la calidad y la tcnica empleada.., est tipo de obras se basan en una tcnica depurada donde la simplicacin a geometras, a volmenes puros, la simplicacin del paisaje.., generalmente urbano implica tambien un profundo conocimiento de la perspectiva y la realizacin de los puntos de fuga y la luz.., a eso muchas veces se aaden colages, cargas matricas, etc.., de tal forma que se debe de tener tcnica, luego una visin personal de ese espacio a plasmar en un lienzo o tabla y saber reconstruir una realidad partiendo de la nada: construir una realidad para ms tarde intervenir en ese espacio reconstruyendo a travs de hacer que la percepcin engae a la realidad.., esto lo hace muy bien Adrian Monparlier o Manuel Castillero, parten de la pintura rpida pero , slo eso, sta es un arranque para trabajar obras perfectamente ejecutadas. Otras referencias clsicas que podemos encontrar sera la obra de Andr Ester, con una clara esttica a Balthus en aunque no en el tema, pues ste centra su obra en la denuncia social: la violencia domstica; la guracin americana aparece de la mano de la obra e Javier Palacios y la abstraccin lrica en la obra de Rubn Martnez. Por ltimo, el pao central, lo ocupan las obra ganadoras en esta segunda edicin: la contundencia del desnudo de Eugenio Rivas, donde las iconografas cristianas pasadas por el tamiz de la11

contemporaneidad, siguen marcando su trabajo, -aunque esta vez abandona el pan de oro y el dibujo-, y presenta un sorprendente estudio anatmico, de claras proporcionas clsicas. Frente a el, la solidez de la abstraccin geomtrica, limpia..., la fuerza del amarillo y duros perles marcados por la contundencia del negro absoluto de Silvia Lern. Termino con Jorge Gonzlez Gallud, artista que a pesar de su juventud, posee un dominio de la tcnica tan importante que puede permitirse unos niveles de creatividad y valenta asombrosos, donde adems -como viene siendo ya sello en su trabajo-, juega con la grafa, en este caso a travs del propio ttulo de la obra que le da cierto guio irnico a la pieza.

12

El arte de los jvenesFernando AlviraPRESIDENTE DE ASOCIACIN ESPAOLA DE CRTICOS DE ARTE

Crtica joven Present una breve comunicacin en el XI Congreso de la Asociacin Espaola de Crticos de Arte, celebrado en La Corua en junio de 2005, dentro de la mesa redonda sobre La crtica de arte ante los retos del futuro, moderada por Pedro Sancritval. Conclua armando que como crtico de arte en diversos medios de mi entorno (Diario del Alto Aragn, Heraldo de Aragn, Heraldo de Huesca) he percibido siempre la necesidad de un tipo de crtica que sirva a quien se acerca por primera vez al mundo del arte, contemporneo o no. A lo largo de las sesiones del citado Congreso de la AECA, se manifestaron algunos de los participantes sobre la necesidad de educar al ciudadano en su aproximacin al conocimiento del arte. Entre otros, Wifredo Rincn lo haca, en la ponencia inaugural, recordando algunas ancdotas en torno a la exposicin de Velzquez en el museo del Prado. Julin Prez Pez clamaba por llegar a un buen uso de la palabra en la primera de las mesas redondas del congreso, para lo que resultaba precisa una actitud formativa. Se mencionaban en los debates la escasa formacin de base, la necesidad de articular estrategias para que el pblico sienta el arte como algo propio. Un reto permanente de futuro a corto, medio y largo plazo para la crtica consiste, en mi opinin, en lograr un espacio para la iniciacin en el arte, a travs de una crtica joven, de quienes se aproximan por primera vez al mismo. No contradice la necesidad manifestada por otros de los intervinientes en el XI Congreso en el sentido que glosa perfectamente la famosa frase latina ad maiora nati sumus (hemos nacido para mayores asuntos): debe de existir una crtica selecta, preocupada por el desarrollo de un estilo literario propio y diferenciador. Muchas veces nos preguntamos para qu sirve el arte. Conclu mi intervencin en aquella ocasin suscribiendo las palabras Rosa Olivares: el arte es simplemente una parte de la vida, de lo que somos, de cmo nos denimos y como nos signicamos eliminar su estudio no elimina el arte, que tal vez no sirva para nada, pero sin el que el hombre es sin duda un poco menos hombre sapiens (Olivares, Rosa (2005). Para qu sirve el arte (editorial) EXIT Express, n 15. Madrid.) Arte joven El planteamiento desde la crtica joven, aquella que pretende iniciar a los interesados en el13

conocimiento del arte, especialmente del que se est practicando en cada momento, abre un posible camino a la hora de delimitar el concepto de arte joven. Que podra ser denido, por ejemplo, como aquel realizado por quienes se enfrentan por vez primera a su prctica, con independencia de la edad. Dado que es posible que haya quien decida que cada vez que se plantea la prctica artstica, lo haga como si esa fuera la primera vez. Algo que estamos acostumbrados a constatar en las trayectoria de muchos de los artistas cuyas vidas y obras conforman los grandes compendios de la historia del arte. No solo del contemporneo, sino de cualquier arte. Goya no es solo el joven de los cartones para tapices que deslumbra en la corte. Es tambin un pintor joven cuando abre los ojos a la tremenda realidad de los desastres de la guerra o cuando, con independencia de su edad, retrata a las jvenes nobles con una delicadeza exquisita, o caricaturiza a la realeza con una brillantez expresiva que puede rivalizar con cualquiera de los mejores abstractos del pasado siglo XX. Es joven cuando pinta a tortazos las paredes de la Quinta, cuando graba con trazos de elegancia evidente los toros de Burdeos, o cuando retrata a la lechera (a la que trata posiblemente como la ltima de sus nobles amigas). Picasso es un joven en Ciencia y Caridad porque tiene pocos aos, pero lo es en Las Seoritas de Avi, en el Guernica y en cualquiera de sus pinturas, de sus dibujos, esculturas o cermicas. Porque ser joven no es solo una cuestin de edad. Es un asunto de toma posicin ante las realidades que se van ofreciendo al artista con el paso de los aos, Una realidad que, por ocio, el pintor convierte en arte, que tal vez no sirva para nada pero que nos hace, sin duda, ms hombres sapiens. Me deca frecuentemente mi padre que la juventud es una enfermedad que se pasa con los aos. Pero cada da estoy ms convencido de que, para algunos practicantes del arte, esa enfermedad goza de la peculiaridad de convertirse en crnica, bendita enfermedad, por su decisin constante de planicar la obra que afrontan como si de la primera vez se tratara. Esa es la verdadera juventud del arte a la que creo debemos invitar a quienes, por su edad, participan en las convocatorias de los premios de arte joven. Como esta segunda edicin del que ha promovido el Ayuntamiento de Torrevieja que ha contado en su jurado con dos de los pintores esencialmente jvenes dentro del panorama del arte contemporneo espaol. Desde planteamientos diferentes y soluciones formalmente diversas en su enfrentamiento a la prctica de la pintura, Antonio Lpez y Juan Genovs son dos buenos ejemplos de lo que podra ser denido como arte joven. El que se enfrenta a la realidad de la pintura sin tener para nada en cuenta cuestiones de edad. Huesca- Torrevieja, Abril de 2008.14

PremiadosPREMIO NACIONAL

Eugenio Rivas HerenciaMENCIN DE HONOR NACIONAL

Silvia Mrquez LernMENCIN DE HONOR LOCAL

Jorge Gonzlez Gallud

SeleccionadosAdran M. de la Encarnacin Aina Albo Puigserver Albert Sesma Lpez Alexander Leal Cid Alexandre Segu Ruiz lvaro Jan Lpez Andr Ester Meneses Andrs Gil Wittke Antonio Palazn Molina Carlos Mondria Daz Carmen Bastida Gmez Cristbal Prez Garca Daniel Galvn Pollatos Diana Lozano Gmez Eduardo Alsasua Garca Emilio Fornieles Rodrguez Enrique Sena Peydro Estefana Urrutia Carboneras Francisco Vera Muoz Hermes Boj Ruiz Inma Feminia Israel Nicols Torres Javier Martnez Pino Javier Palacios Rodrguez M ngeles Peir beda M Paz Pelln Snchez Manuel Castillero Ramrez Marina Puche Fabuel Nono Garca Olga M Parra Peinado Pablo Bellot Garca Rafa Morata Morcillo Rosana Martos Sitcha Rubn Martnez Riera Santiago Torralba Prez Tina Gonzlez Mrquez Toms Mendoza Arraco Torregar Vctor Garca Villalgordo

15

Eugenio Rivas HerenciaPuente Genil (Crdoba)

Siameses195 x 162 cms.

leo / tela Ao 2007-2008

Dios ha muerto, el sujeto ha muerto y yo Ante la ausencia de un dios exiliado y un ser humano a las puertas de la rendicin absoluta, no me encuentro nada bien. nos atrevemos a mostrarnos optimistas. Pues, La exclusiva del ser humano es crear, y la ms si alguna vez buscamos nuestra esencia ms elevada creacin ser la que realice la supre- all de lo que somos, hoy sabemos que somos ma originalidad, que es la dignidad humana; lo que estamos siendo en busca de aquello que dignicar, hacer que algo se haga digno, es la queremos ser. creacin mxima dice Jos Antonio Marina. As, la inteligencia ms poderosa ser aquella que con mayor ecacia realice ese proyecto nuestro de una dignidad feliz.

16

Premio Nacional

17

Silvia Mrquez LernValencia

Caja parece, caja no es160 x 160 cms.

Tcnica mixta / tela Ao 2008

S

ilvia trabaja dentro una lnea que, a rasgos generales, conocemos como abstraccin geomtrica clsica, si bien esta artista, no slo ha fundamentado la obra en la rotundidad de los planos cromticos, sino que tambin ha intentado -y logrado perfectamente-, el concepto de las tres dimensiones en el arte, de ah quizs su titulo con cierta referencia al engao..., as, la sensacin de profundidad se consigue por esos profundos intersticios en negro situados entre los dos grandes

planos/geometras en amarillo. Es una obra de gran pulcritud y limpia en ejecucin. El cuadro por lo dicho es interesantes destaca sobre todo la limpieza de la pieza que gracias a la utilizacin de texturas, limpieza de volmenes y conseguida profundidad genera una gran escultura matrica de gran rotundidad. Emilio Clemares Lozano

18

Mencin de Honor Nacional

19

Jorge Gonzlez GalludTorrevieja (Alicante)

Gaviota de irritable colon115 x 70 cms.

Bolgrafo Bic / papel de grabado Ao 2008

C

uando paseo, no lo hago como lo haca antes, voy buscando incesablemente alguna accin, algn obteto o cualquier cosa que me llame la atencin y con la que me identique.Cuando duermo, no lo hago como lo haca antes, sufro un constante bombardeo de ideas, imgenes, posibles obras, etc. Padezco el imsomnio del pintor e incluso cuando sueo lo hago con la pintura. Creo que he pasado ese tiempo de cuarentena en el que uno no tiene muy claro qu es y quin es

para salir victorioso de esa enfermedad que es la falta de vocacin. Me siento afortunado de tener una ilusin y una nueva meta en la que pensar para sobrevivir a la monotona diaria y sta es la pintura. En cuanto a mi obra, tengo poco que decir: La teatralidad de lo cotidiano, lo orgnico en contraposicin con lo articial, lo real y lo c ticio, el humor y lo repugnante, son conceptos con los que vivo y con los que vivimos todos y yo slo los rescato y pongo de maniesto.

20

Mencin de Honor Local

21

Adrin M. de la EncarnacinAlacus (Valencia)

City Urban Relax180 x 180 cms.

Tcnica mixta / tabla. Ao 2008

Este es el motivo que me ocupa. Poder pintar estos paisajes en un lienzo, es un latido que me impulsa, casi una necesidad de plasmar, mediante recursos que estn delante de nuestros ojos, lugares a veces distantes... a veces cercanos, con el plpito de la soledad o con el coSeguramente es difcil encontrar estos parajes rreoso andar de la multitud. en nuestro tiempo, un tiempo lleno de estrs y prisas, de anuncios y de imprevistos, lleno En ocasiones estos mundos ya estn inventade ajetreo, donde la era humana, irrumpe en dos y simplemente es necesario cambiar algn matiz o poner algn cartel, otras veces ese lutodos lados y se apodera de todo. gar hay que inventarlo y las luces, las sombras A pesar de ello, siempre se pueden encontrar y los edicios no se sabe si son verdad o ilusin parasos articiales, donde poderse perder y ... pero no importa... seguramente esa ilusin disfrutar. Estos lugares siempre han existido es lo que hace a esta quimera ms atractiva. en los libros, los cuentos, en pelculas, incluso Lo ms interesante es que cada uno podamos en la imaginacin o porque no, en un cuadro. seguir construyendo nuestros parasos articiales para poder disfrutar en ellos. Siempre buscando un lugar tranquilo donde descansar, un camino lleno de colores y armonas con sedosas texturas, que nuestros ojos puedean degustar.22

H

23

Aina Albo PuigserverMallorca

Sense DubtesDptico, 120 x 120 cms.

Tcnica mixta. Ao 2008

as actividades y decisiones aparentemente insignicantes de la vida diaria a veces, encierran consciente o inconscientemente, otras decisiones que afectan a problemas o hechos mucho ms relevantes. En ocasiones, cuando el miedo y la duda paralizan, solo queda cerrar los ojos y actuar an a riesgo de errar, sense dubtes, sin dudas. Fotografa y pintura se unen en esta obra para reejar en un acto, tan aparentemente cotidiano como clavar un clavo, dos realidades. Por un lado la realidad que se ve, la que es evidente e irreexiva, la que la fotografa ms casera

L

y no profesional retrata tan bien, y por otro lado la realidad que no se ve, la que se esconde entre las imgenes, bajo veladuras de cera y pintura. A pesar de la postura hiertica de los pies, la imagen est cargada de movimiento emocional y fsico. Ni la accin, ni la posicin, ni el personaje, son fruto de la casualidad. Se trata de un acto agresivo y constructivo al mismo tiempo, que est enfrentado a una posicin de pasiva desesperacin. Las representaciones adquieren fuerza al tratarse de un dptico, juntas pero separadas, como dos caras de la misma moneda. Aina Albo Puigserver

24

25

Albert Sesma LpezCorella (Navarra)

Los dos soles170 x 150 cms.

leo / tela. Ao 2008

a composicin nos muestra dos guras realizadas en distintos momentos del da, por lo que en ellos se producen dos diferentes sombras propias y arrojadas. El au-

L

tor Albert Sesma a registrado esa diferencia en una combinacin de sombras tonales acordes entre s para que en realidad, esa diferencia no se aprecie en la entera composicin.

26

27

Alexander Leal CidLloret de Mar (Girona)

(Beati pauperes spiritu). El enigma del bufn Sebastin de Morra.106 x 81 cms.

Temple de huevo y leo. (Mtodo antiguo / tela) Ao 2007

a pintura as como el arte en general es adems de creacin el fruto abnegado de los ancestros, hombres laboriosos e iluminados que aprendieron tambin de sus antecesores.

L

Las vertientes de una obra nueva, contemporanea y muy personal, con las de una tcnica puramente tradicional , mstica, casi alqumica, y que intento ejecutar de la forma mas honesta posible

Bajo la inuencia de la tecnica de los maes- Y es que a veces la iluminacion tambin se tros del renacimiento y barroco me propongo acompaa del conocimiento. conjugar en un equilibrio, que no tiene porqu ser precsamente opuesto. Alexander Leal Cid

28

29

Alexandre Segu RuizPego (Alicante)

S/T1545 x 82 cms.

Metacrilato, acrlico y ensamblajes Ao 2008

L

No busco ningn esbozo que me gue, ni pretendo narrar ninguna historia, cuando pinto no pienso racionalmente, evito ser narrativo. El proceso en s mismo me obliga y me hace reconducir esquemas sobre estructuras pictricas que van establecindose en ocasiones por azar, en ocasiones intencionadamente. No me pongo lmite con los materiales, cualquier objeto puede llegar a formar parte del cuadro, simplemente dejo que sea la intuicin y el subconsciente los que guen la praxis. Los residuos del cuadro de ayer son tiles para el cuadro de hoy. Cuando busco el encuentro intento concentrarme y valorar cada objeto. Escoger elementos que tengan una autonoma esttica propia, aunque sean de rechazo. Un objeto de a pie cmo pueda ser un trozo de tela o de madera empieza a adquirir valor cuando lleva un tiempo pasando de cuadro en cuadro, y as es como los elementos van absorbiendo un carcter esttico autnomo y nico fruto del trabajo continuo y del contacto continuado con la pintura. De este modo establezco un paralelismo con la vida, con ese continum vitae que rige el da a da de todos los individuos y que hace30

que cada individuo sea nico y al mismo tiempo que forme parte de un todo. Lo mismo pasa con una piedra, con un animal, o con las texturas naturales que se forman en los tejados de las casas, que son cambiantes, que son efmeras. La naturaleza cada da crea y destruye efectos con la materia que estn en el cielo, en las tazas de caf o en las libretas de los nios, y que tienen un valor esttico propio. Utilizo mecanismos propios de la pintura gestual, de la pintura de accin, action painting, y del expresionismo abstracto, pero slo como inicio, los hechos que van sucedindose guardan una relacin directa con la cotidianidad. La ventana queda abierta a cualquier posibilidad. El cuadro, todava entendido como tal, puede ser violado por cualquier intervencin que pueda provenir de la calle, de un ecopark, o de la pincelada ms na. En una poca en qu casi todo es posible las normas y prejuicios estticos slo son desechos que se desprenden de los dogmas. Creo que cualquier esttica es vlida si realmente va acompaada de una profunda reexin.

31

lvaro Jan LpezElche (Alicante)

Q no caiga! (Hipoteque Club)120 x 130 cms.

Transferencia y resina de acetato de polivinilo al agua / tablero Ao 2008

N

ada puede ser mas interesante que el Todo lo demas no me interesa debido a su traproceso, la modulacion de la imagen, dicion, historia y de mas. el contexto original de hoy en dia, la esencia de la pintura (composicion).

32

33

Andr Ester MenesesAltea (Alicante)

Sin vuelta a tras100 x 100 cms.

leo / lienzo Ao 2008

sta obra denuncia la violencia de gnero. El dspota de pie, la mujer tendida en el suelo con la nariz ensangrentada; una situacin que puede no ser tan ajena. Los elementos referentes al hogar, como las pantuas o las medias de andar por casa, hablan

E

de cmo lo cotidiano se puede convertir en un escenario del abuso. La puerta cerrada, la llave fuera del alcance de la mujer: su casa se convierte en su prisin. En este caso en concreto he querido insinuar una violacin que simboliza un trato roto, sin amor ni concilio.

34

35

Andrs Gil WittkeTorrevieja (Alicante)

Estructura n 22190 x 197 cms.

Hormign, poliestireno extrusionado y hierro. Ao 2008

[]

anejar lo que ya se sabe, detenerse en la evidencia, extraer del contexto para replantear el modo de observar. No convertir lo cotidiano en producto artstico, sino convertir lo cotidiano en materia de creacin. El gris, el color de la calle, la contaminacin, el registro, la textura, la geometra y el caos la ciudad, el dia a dia, y es el hormign quien homogeniza de algn modo nuestro paisaje mas cercano, quien se encarga de regir el ujo de viandantes y vehculos, quien organiza nuestra forma de vivir, de mirar e incluso de pensar, es el protagonista indiscutible de nuestro modo de vida. [] La mezcla de cemento, arena y agua es la base de nuestra civilizacin tal y como la conocemos hoy en dia desde que la introdujeran los romanos. Los cimientos, los pilares, los planchs es un material tan comn y al que estamos tan habituados en la arquitectura e incluso en las monumentales esculturas, que nuestra visin de conjunto y contexto no nos permite detenernos a admirar el registro y su riqueza, como se impregna36

M

de atmsferas y colores, los xidos anaranjados penetrando en esa supercie porosa o los verdes y negros de la cara norte producidos por la humedad. No se trata de utilizar el hormign como arquitectura o como escultura, sino en descontextualizarlo para visualizar otras propiedades, convertir el material mas til y utilizado en un material intil, solo como recurso plstico, conseguir pasar de desapercibido a valorado y apreciado por su naturaleza y simbologa. Combinar el estado de dos materiales extrados de la tierra (cemento y arena) que al mezclarlos con agua sufren una metamorfosis hacia un elemento slido sin necesidad de otro soporte que el mismo. [] La reconduccin hacia una alfabetizacin visual pasa por la concienciacin de los conceptos bsicos que nos rodean diariamente como el mdulo y la repeticin, la lnea y el plano, la geometra y el caos [] Extracto del escrito Composicin y disposicin 2008 Andrs Gil Wittke

37

Antonio Palazn MolinaCieza (Murcia)

A ras de suelo III160 x 120 cms.

Acrlico / tabla Ao 2008

ara m la pintura es la manera de plasmar mi interior desde el motivo en que me baso, es mi forma de expresin, mis recuerdos, mi forma de ver ese motivo el cual trato de darle vida aunque no la tenga, una vida de sensaciones haca el espectador el cual tiene que recoger esas sensaciones y terminar la obra, jugando con las posibilidades que me dan la composicin, el color y los movimientos. La expresin de un motivo que en la vida cotidiana pasa desapercibido a los ojos de la gente que va de un lado haca otro a un paso ligero y que no percibe las sensaciones que puede percibir una artista. Me llena de vida sacar a ese objeto, paisaje, motivo, desapercibido y darle vida, as como darle la importancia que tiene en esta vida o que puede llegar a tener por medio del arte.38

P

La pintura en general la concibo como una expresin de pintura de una persona desde su interior al exterior y en esta funcin para m la mayor importancia la tienen luces y sombras, sin stos dos elementos poco podramos hacer o expresar dentro de la pintura, la mayor satisfaccin sera reejar de una manera especial, la importancia de la luz dentro de la obra. As como el pintor alicantino Miguel Angel Esteve deca, que los motivos en que se basa, dejan de ser exclusivamente temas y pasan a convertirse en sus condentes, as adquieren realmente su verdadera y total dimensin plstica, de lo que estoy totalmente de acuerdo.

39

Carlos Mondria DazCieza (Murcia)

Javi en mi habitacin162 x 114 cms.

leo / tabla Ao 2008

C

ada uno camina con sus inquietudes, con sus dudas, est hecho de un material personal tan diverso... Intento respetar todo trabajo sincero, valorar las equivocaciones honestas y huir de ocurrencias oportunistas. Debemos ser ricos en co-

nocimientos, en experiencias, en exigencia y me interesa que esta actividad de lo pictrico merezca validez propia y se sacuda elementos secundarios para saber cuanto sabemos de nosotros.

Que si el espejo sufre, es porque la vieja imagen est viva J.Hierro

40

41

Carmen Bastida GmezLomas del Ram - Los Alczares (Murcia)

Sombras120 x 100 cms.

Acrlico Ao 2008

S

iento especial inters por las texturas, las tramas, los colores, el grosor y todas aquellas caractersticas que la tela puede ofrecernos en su estado natural. La tela, que tantas veces a servido de soporte a la pintura, ahora adquiere un papel protagonista en

la obra, ya no es la pintura la cubre la tela sino la tela la que cubre la pintura y ofrecindole la transparencia adecuada dejamos entrever o insinuar lo que se esconde debajo; de este modo, la pintura sigue estando presente pero en SILENCIO.

42

43

Cristbal Prez GarcaAlora (Mlaga)

Panormica de Caravaca120 x 180 cms.

leo / tabla Ao 2008

C

ada creador, observa el entorno que nos rodea a travs de un prisma depurador que le hace percibir sensaciones que el resto de personas puede dejar pasar desapercibido. l contempla la realidad cambiante con sus formas efmeras. Nada permanece igual que hace un mes, un da o un segundo. Pero nada cambia con la misma intensidad. Cambian las personas, sus percepciones y sus sentimientos, cambian los objetos, de lozanos a ajados, cambian las ciudades, de naturaleza muerta a viva. Todo cambia, y de qu manera?...

tiduras. Aunque no sea cierto del todo eso de que la gente nunca cambia, puede que haya algo de razn en ello. El arte, atemporal, fugaz, inslito, innovador, busca recrearse en nuevas formas, sutiles, bruscas, confusas, siempre en continuo movimiento y cambio. Las formas interminables de las ciudades, los perles miscelneos de los pueblos se trasforman antes de que nadie pueda siquiera imaginarse el repentino trazo emergente en el horizonte.

Es el hombre el que cambia la forma de maniNacemos y nos educan dentro de una cultura festarse el arte o es el arte el que se maniesta y unas tradiciones, de las cuales no podremos y cambia al hombre? desprendernos a lo largo de nuestra vida y las llevaremos en la maleta o rasgadas en las ves44

45

Daniel Galvn PollatosValencia

S/T. Dptico150 x 180 cms.

leo / tabla entelada Ao 2008

C

Algo sucede y, desde el momento en su mirada y situndolo fuera de escena; estn que empieza a suceder, nada puede expectantes ante lo azaroso de su existencia, ante su fragilidad frente a la casualidad. volver a ser lo mismo. P.Auster. La trama se desarrolla en un espacio en el que contrastan elementos bidimensionales con diferentes atmsferas que envuelven a la gura en una especie de aura, una nebulosa que acenta la intensidad de las guras, su soledad, su introspeccin.

El argumento que ota en torno a los cuadros es el tema del individuo, su memoria, sus contradicciones; todas las pinturas constituyen un todo y componen un dilogo, una narracin que cuenta aspectos de la condicin humana. Observan, esperan, buscan algo o ya lo han encontrado, inquietan al espectador evitando

46

47

Diana Lozano GmezValencia

S/T120 x 120 cms.

Tcnica mixta / tabla Ao 2008

is trabajos se basan en el jue- Solo espero con cada obra que mi creatividad go, mediante la pintura y otros crezca, sin olvidar nunca que cada soporte es materiales como el papel de un juego periodico,revistas.cualquier material del que obtenga colores para poder trabajar construyendo y deconstruyendo en el soporte.

M

48

49

Eduardo Alsasua GarcaVitoria - Gasteiz (lava)

Tatuyn114 x 162 cms.

leo / lienzo Ao 2008

e considero un pintor realista, no slo entendido como un estilo sino como una actitud que se materializa en la pintura.

lo surreal se entremezclan diferentes elementos, produciendo cierta incertidumbre. En este caso podran denominarse como restos arqueolgicos que generan los Mass-Media, trastocando el paisaje natural y creando no Realizo una mirada directa y casi obsesiva a la lugares. Mquinas con presencia escultrica realidad. Desde las degradaciones suaves a las y de dudosa utilidad, cuya sosticada imagen texturas y calidades ms complejas. entra en conicto con la realidad ms cercana, crendonos mltiples interrogantes. La obra Tatuyn forma parte de mi ltima produccin: Paisajes en los que sin llegar a

M

50

51

Emilio Fornieles RodrguezLepe (Huelva)

Urban landscape183 x 120 cms.

Plstica /madera Ao 2008

El retrato colectivo de los callejeros. Personas que ofrecen o no, que venden o no, que mendigan, que suplican, que muestran y transmiten a obra urban landscape es la primera o ni tan siquiera eso; otros que dramatizan, de la serie urbans landscapes. otros que actan, diversidad de individuos, multiculturalidad. Un ttulo irnico que centra su atencin en el Una reexin. retrato de personas asiduas al paisaje urbano, a hbitats cotidianos y que, con frecuencia, pasan inadvertidas a nuestra atencin.

La esencia

L

La tcnica

Una representacin urbana subjetiva en la que se excluye la arquitectura, el ambiente y la composicin buscando la interactividad con el espectador a travs de la indeterminacin del espacio.

La obra est realizada con una reducida paleta cromtica (3 colores primarios, blanco y negro) de pintura plstica de paramento interior de vivienda sobre un soporte rgido de madera reciclada.52

53

Enrique Sena PeydroValencia

En la esquina116 x 81 cms.

leo / lienzo Ao 2008

mi cabeza acude una imagen que voy modelando pincelada tras pincelada, dejndome llevar por un instinto que responde a un sentimiento, un estado de nimo. La imagen va tomando cuerpo y, con esto, su propia expresin, una gura pensativa, como perdida en un espacio vaco, sola.

A

Intento adecuar todos los elementos formales a tal n, una esquina y en medio, una persona cabizbaja paradjicamente iluminada, elementos gurativos que facilitan la conexin con el espectador y refuerzan su empata, una mirada sensible hacia el otro.

54

55

Estefana Urrutia CarbonerasMadrid

Paz100 x 150 cms.

Grato y leo / tabla Ao 2008

N

i rastro de mis viejos juguetes, mi madre los tir todos. Encontr uno, que poda ser cualquiera y de cualquiera. El peluche que todos tuvimos nos recuerda que pas el tiempo, vuelve para contar que se fueron las risas alocadas y los sueos imposibles. Te sigue calmando como cuando lo abrazabas con fuerza, entre sollozos, deseando con todas tus ganas que cobrara vida. Cobijo, abrazo el, escondite. Serrat sonaba los domingos por la tarde en mi casa. Hoy con sus canciones vuelvo a aquellas

tardes de plancha y ftbol. A la edad de los peluches y las pataletas. El pan con mantequilla y azcar, el parche en el ojo vago. Desnudos grises, la memoria nos trae sus colores, los sonidos de las pulseras que chocan aunque midamos el doble, somos an ms pequeos.

56

57

Francisco Vera MuozCrdoba

Puente del Arenal170 x 110 cms.

Tcnica mixta / tabla Ao 2008

i pintura se encuentra dentro del mbito gurativo y realista. sta en concreto forma parte de una serie de paisajes de ttulo con poca luz, y como su nombre indica se reejan paisajes y lugares a la ltima luz del da, en das nubladosEl porque realizo en este momentos paisajes con estas caractersticas no lo sabra explicar claramente, si puedo decir que hay algo en ellos y en su ambientacin y atmsfera que me atraen de manera especial, y no solo eso, sino que siento la necesidad de llevarlos a la pintura, y para m, es ese motivo ms que suciente para hacerlos de este modo. Se puede decir que me

M

lleva en cierto modo la emocin que un determinado lugar me trasmite. En el aspecto tcnico, utilizo generalmente como materiales, acrlico y leo, aunque tambin me ayudan a conseguir lo que quiero y a dar rasgos expresivos, el carbn y el grato. El formato de estos paisajes suele ser grande, ya que as me lo sugiere el mismo tema. Se trata de paisajes de mi entorno generalmente, y lugares que conozco, ya que hasta ahora me es importante haber estado en un determinado lugar, para expresar ms fcilmente lo que all vi, y lo que ese lugar me trasmiti.

58

59

Hermes Boj RuizTorrevieja (Alicante)

A qu juegas?168 x 132 cms.

leo / lienzo Ao 2008

l tema de la guerra y sus motivos son tan amplios como su historia. Sin embargo ha sido una constante que largos discursos hayan disimulado lo que al nal se reduce a unos instintos animales desatados a grandes escalas. Instintos como la territorialidad y los intereses, grandes protagonistas en una persona y en un pas, por los que siempre

E

se ha luchado, y muchas veces a precio de personas muertas. Y qu intereses puede tener el que ms tiene? () En este cuadro intento dejar claro cul es ese comportamiento.

60

61

Inma FemenaValencia

S/T195 x 100 cms.

Tcnica mixta Ao 2007

nas dejan entreverse con adiciones de notas cromticas,... Pintura que no quiere ser otra cosa que pintura. Ella misma nos inuye anmicamente sugiriendo sensaciones momentneas, percepciones que solamente se pueden La pintura hace ver al espectador una idea im- percibir en el cuadro en s; la pintura. posible de ser apreciada en una descripcin verbal, pues es complicado que llegue a expre- De ah surge esta obra, como un intento de sarse de la misma manera que la propia pin- trasladarnos astutamente hacia el umbral inexplorado de la mirada (desconocido e intura. alcanzable mediante cualquier otra forma de Esta pintura es para observarla y dejarse arras- expresin), para ensearnos mejor desde all, a trar por sus ancdotas. Se observan atmsfe- conocer otras experiencias visuales e interpreras, campos de colores, expresiones, manchas, tar otros arriesgados signicados plsticos. pinceladas, leves variaciones tonales que apeAl plantearse describir y hacer un anlisis de la obra en palabras, resulta difcil adecuarlas a lo que se desprende de la pintura.

E

62

63

Israel Nicols TorresTorrevieja (Alicante)

S/T80 x 100 cms.

Tmpera / lienzo Ao 2008

veces amar es renunciar, es decir adios, es abrirte el alma para dejar volar los fantasmas que se aferran, que encerramos entre rejas, son espectros, duendes en pena que caminan en pendiente hasta

A

la cima de nuestra razon, a lo mas alto del subconsciente y all, de pie, sobre nuestras cabezas le abren la puerta a los que mas queremos y los hacemos libresy nos hacemos libres.

64

65

Javier Martnez PinoCieza (Murcia)

S/T100 x 70 cms.

Acrlico / papel Ao 2008

n un momento determinado de la historia pasamos a ser humanos. Pasamos a considerar un insulto que alguien te diga animal. Un da levantamos la cabeza creyndonos seres superiores. Desde ese da miramos al resto altivamente, por encima del hombro. Nos desvinculamos del mundo pensando que nuestra voluntad prevalece sobre todo lo dems.

E

En denitiva tenemos la mirada inquisitiva, frontal y gorgoneica de un predador. Nos lo comemos todo y creamos destruyendo, pero nuestro poder resulta atractivo. Somos como una ameba. Pero una ameba llena de prejuicios.

66

67

Javier Palacios RodrguezJerez de la Frontera (Cdiz)

Dos nias160 x 113 cms.

leo / tabla Ao 2008

l ansia por estar continuamente presente. Deformacin, alargamiento, y la verdad; fondos ambiguos, ambientes tensos y un color adiestrado pero con pronta vocacin a lo estridente, son caractersticas sinceras de su manera de ver, de entender las cosas.

E

de ningn ideal. La gura humana es el cuerpo de cada uno de nosotros, reejo y objeto de nuestros aciertos y errores, accesible o no, desconocido, familiar, codiciado.

Toda representacin es presente y toda contemplacin as debiera ser, y es eso lo que ms atrae de sus cuadros. Lucha por estar presente Carga la paleta, parte de un punto y tramo a en todo momento con sinceridad y atencin, tramo intenta sacar la realidad que hoy cono- sin marginar equvocos o dudas. ce y vive. El cuerpo ya no es objeto ni reejo

68

69

M ngeles Peir bedaCanals (Valencia)

Silencio122 x 122 cms.

Tcnica mixta. Tela y acrlico Ao 2008

S

iento especial inters por las texturas, las tramas, los colores, el grosor y todas aquellas caractersticas que la tela puede ofrecernos en su estado natural. La tela, que tantas veces a servido de soporte a la pintura, ahora adquiere un papel protagonista en

la obra, ya no es la pintura la cubre la tela sino la tela la que cubre la pintura y ofrecindole la transparencia adecuada dejamos entrever o insinuar lo que se esconde debajo; de este modo, la pintura sigue estando presente pero en SILENCIO.

70

71

M Paz Pelln SnchezTorrevieja (Alicante)

Retrato del hombre-muro122 x 122 cms.

Tela / acrlico Ao 2007

ntent ir ms all de lo que yo era y me encontr un muro por sorpresa, casi sin proponrmelo. Sobre ese muro se levanta silencioso un rostro que a travs de la textura se convierte en cosa, en materia originaria, en

I

tierra quise ir ms all de la piedra, la frontera, el muro pero no supe porque yo no era ms que aquello, un lmite al mundo. No pude ir ms all.

72

73

Manuel Castillero RamrezCrdoba

Ronda tejares180 x 110 cms.

Tcnica mixta, leo y acrlico Ao 2007

lguien me dijo una vez que entre las muchas clases de amor que existen estaba el amor por lo cotidiano. Con el paso del tiempo he llegado a comprender y disfrutar de esa clase de amor, que por cierto es uno de los que, con poco, mas llenan y me explico; Me gusta pasear por mi ciudad, sobre todo en mayo. Lo hago de forma indiscriminada e inadvertida. Comienzo por la zona de la Axerquia y sin darme cuenta acabo en las Tendillas. Las calles te conducen sin hacer as-

A

pavientos de un lugar a otro y cuando an no has terminado de saborear el frescor de uno de sus patios ya estas delante de un escaparate del centro rodeado peatones presurosos. Para m todo eso forma parte de la cotidianeidad de la vida. De ese amor surge la necesidad de pintar sus calles y gentes. Me considero afortunado porque es una necesidad que tengo la suerte de poder satisfacer.

74

75

Marina Puche FabuelValencia

Corrientes Blancas. Amparo.140 x 120 cms.

leo / tabla Ao 2006n mi obra observamos rostros de mujeres emergiendo del agua, mujeres representadas en su juventud, en la or de la vida, su carnosidad, sus poros de la piel respirando, su belleza. Sin embargo estos rostros aparecen cubiertos por agua, mujeres relajadas, con los ojos cerrados, llevndonos hacia un retraimiento interior, ausencia de vida.

E

Mi pobre musa, ay! qu tienes este da? Pueblan tus vacuos ojos las visiones nocturnas Y alternndose veo reejarse en tu tez El concepto de retrato, se ha desvinculado totalmente de su La locura y el pnico, fros y taciturnos. concepcin clsica, puesto que pese a reconocer al individuo, Charles Baudelaire esto es un aspecto secundario, la intencin no es retratar al

vida diaria, repercutirn en nuestra alma, nuestro mundo interior, desestabilizando el estado de meditacin, enturbiando las aguas o por el contrario provocando un estado de calma, agua quieta y transparente. Renacer, despertar del agua para conectar con el aire, con la vida. Como un nio que ha estado resguardado en el interior de su madre y despierta a una nueva vida de contacto humano.

individuo y su personalidad, sino expresar el concepto de El agua es un elemento que puede aparecer transparente y retraimiento, na lnea divide entre el momento lgido de la turbia, movida por nuestros pensamientos en constante agi- vida, frente a la condicin humana nal. tacin, representando las alteraciones de nuestra mente y alma provocadas por nuestros sentimientos. Por el contrario Formalmente existe contraste entre fondo y gura delimipuede ser agua calmada y clara, mente relajada, estado de tado por el agua puesto que utilizo lenguajes diferentes. El leo permite que el rostro descubierto se caracterice por un reexin al que todo ser humano aspira. La obra es una metfora que reeja el momento de conexin tratamiento descriptivo y detallado de toda la supercie de entre estos dos mundos que estn directamente cohesiona- la piel, representando la carnosidad y toda la variedad de matices que un rostro puede ofrecer, eliminando el clsico dos. ideal de belleza. Por el contrario la supercie cubierta por La asimilacin de nuestras experiencias en nuestra cotidia- el agua aparece con un tratamiento mucho ms suavizado, nidad, la percepcin de las situaciones y las relaciones en la fundiendo los tonos y creando sutiles transparencias.76

77

Nono GarcaMula (Murcia)

Cubiertos162 x 80 cms.

Tcnica mixta / lienzo Ao 2008

os vasos de cristal transparente se ordenan como al azar sobre el lienzo, creando una sensacin de huida, de perdida en la vista que se vaca de agua, de cristal, de aire contenido en ellos y se llena de algo in-

L

descriptible: puede que el cuadro nos llene de tiempo, de memoria dispuesta, de vacos necesarios sobre los que hacer nuestras propias lneas paralelas. ()

(De un texto de Pedro Garca Martnez sobre mi trabajo)

78

79

Olga M Parra PeinadoTorrevieja (Alicante)

Tranquilulitat90 x 150 cms.

leo / tabla Ao 2008

C

oncepcin mgica de ser reconocido, recordado, el doble, una egie, el alma, el perl de un fantasma, un sueo; momento irrecuperable del azar.

80

81

Pablo Bellot GarcaSan Vicente (Alicante)

Yo my best friend_mini yo invasin195 x 130 cms.

Acrilico, tinta china y lapiz / lienzo Ao 2008

esasosiegos burlones del caos y la desazn. El mundo del Mini Yo es una maraa de personajes protagonistas de sus propias historias, amargas e hirientes a la vez que chistosas, que en esencia recrean el

D

reejo de todo individuo, sus miedos, sus deseos, sus pesadillas. El universo del Mini Yo es el mundo de la tragiparida, mundo mas real que el propio mundo idealizado de la normalidad.

82

83

Rafa Morata MorcilloXtiva (Valencia)

S/T165 x 150 cms.

Acrlico, ensamblaje (acetatos, telas y aluminio) Ao 2008

a obra de Rafa Morata atrae hacia ella el mundo, directo y palpable, sin metforas, y a golpes de inteligencia lo transforma en belleza. La tela de un lienzo usado, el regalo de un amigo o el fuerte color de un contenedor son sus herramientas. Los metacrilatos, que imprimen carcter a la estructura pictrica y permiten el juego de

L

materias y formas, se introducen de forma natural como contenedores y contenido. Es el proceso el mismo n de la obra. Las huellas en el camino no se borran, y crean un mapa de sensaciones que se sustenta por la composicin, en conti

Javier Palacios

84

85

Rosana Martos SitchaCartagena (Murcia)

me sobrecojo ante tiDptico, 160 x 160 cms.

Lpices de colores / madera Ao 2008 Me sumerjo en mis pensamientos e inmersa en el silencio de la soledad me invade el miedo, la tranquilidad, el fro, el calor, la locura Y t ests ah! sentimiento capaz de transformar en matices cada parte de m Una nota musical, cargada de miedo y fragilidad un destino y un difcil camino que escoger Negro miedomuerte penumbra susurro lejano que acaricia mis odos Sentimiento, que me desnudas ante la inmensidad que me rodea salpicas, como gotas de agua salada, cada uno de mis lienzos. Un camino que seguir un lugar donde llegar. Te alejas, y yo me dejo llevar Rosana Martos Sitcha (Sitcha)86

87

Rubn Martnez RieraOrba (Alicante)

El principi180 x 120 cms.

Tcnica mixta Ao 2005

L

a serie a la que pertenece esta obra pre- relectura del espacio habitado, siendo el resultende reexionar sobre el primer mo- tado atemporal de esa vivencia que descubre mento vivido en la ciudad. Supone una el recuerdo.

88

89

Santiago Torralba PrezCuenca

Vibracin VI180 x 120 x 5 cms.

Acrlico / tabla Ao 2008

S

antiago Torralba nos propone un espacio abierto, que no se interprete nicamente como recipiente sino como foco intenso de acontecimientos, como escenario de hechos efmeros. Utiliza la lnea como elemento constructivo y espacial para crear un recorrido, un lugar habitable para ideas, valores y sentimientos. Emplea un lenguaje geomtrico donde integra lo vaco y lo pleno, geometras blandas y duras. Estructuras que forman parte de un todo, donde todos los elementos generan una instalacin de aspecto uniforme e intimista. Acrlicos sobre tablas que subtitula vibracin pertenecientes al proyecto espacio de transito que forman grupos de piezas que interaccionan en un campo visual unido por lneas que recorren pared y suelo.

rastrea el trazado de lneas para descifrar su entramado. Nos presenta obras, como fragmentos repetitivos, como geometras gestuales que rechazan el ruido y recorren el espacio ocupndolo y desocupndolo. Elementos frgiles que se entrelazan de forma gil y minuciosa formando retculas que generan atmsferas inmateriales. Esttica sencilla en series y modulaciones de carcter potico, que son puerta a un mundo imaginario. Creacin de espacios como lugares de proyeccin del individuo. Cuadros fragmentados que provocan al vaco para que se revele, dejando hueco al pensamiento que deviene en emociones. Equilibrio de sucesos annimos que conforman piezas bsicas, con elementos comunes basados en la armona. Estancia de sueos, de recuerdos, de instantes vacos, de momentos

Su nalidad es atraer al espectador e introducirlo En denitiva santiago nos adentra en el vaco que en una atmsfera misteriosa, una llamada a la re- nos enfrenta al tiempo, al espacio y a nosotros misexin hacindolo partcipe con su mirada, que mos.90

91

Tina Gonzlez MrquezTorre Pacheco (Murcia)

La muerte del cisne120 x 160 cms.

Tcnica mixta Ao 2008

Obra contempornea realizada con tecnica mixta ( tinta china, acrilio, oleo....) con la utilizacin Pero, al nal, la vida renace, se eleva y se dona, cual de nuevos materiales como los hilos empleados globos compartidos para que otros nios puedan ambivalentemente para distanciarnos/protegernos seguir jugando, viviendo. y,a su vez, para amarrarnos a ella. Esta obra pertenece a una serie en las que la artista La Muerte del cisne es una visin personal del plasma su visin particular de temas de la vida y eterno tema la muerte, con toda su carga de injusti- la muerte, de siempre o de rabiosa actualidad: accicia y de absurdo. Surge de la experiencia personal, dentes de trco, los malos tratos, la mujer, el sexo, del dolor ante la muerte repentina y fortuita de una el amor, el deseo, la discriminacin, la manipulania cercana. La autora hace una reexin en torno cin... a cmo se pueden truncar todos los sueos, incluso de las personas que son capaces de crear o de bailar He aqu un llamamiento a ver las cosas desde dencual cisne que navega por este mar de asfalto que tro, aunque tenga que ser, como en este caso, a tranos quita la vida. vs de unos hilos de distancia: la vida entretejida, al

92

93

Toms Mendoza ArracoCartagena (Murcia)

El jugador empedernido130 x 130 cms.

leo / lienzo Ao 2008

L

a obra realizada a mediados del ao 2006 basa su contenido en la exahustiva explicacin de dos palabras tembo y cacki palabros de un dialecto paraguayo que se reeren a los organos sexuales masculinos y femeninos en la obra mi referencia metaforica

femenina es mostrada en la parte superior y la parte masculina en la inferior el cielo y el inerno cohabitan igualmente que la muerte y el nacimiento as. es una narracion del devenir mundano extrapolado a una interpretacin individual y subjetiva.

94

95

TorregarCeut (Murcia)

Retrato de Salvador II200 x 170 cms.

leo / Madera Ao 2008

sta obra forma parte de la serie Tempus Fugit integrada por cuadros de gran formato en los que se representan los rostros de distintos ancianos, forma parte de un trabajo de investigacin mucho mas amplio iniciado en el ao 2000. Desde entonces mi trabajo gira en torno al binomio retrato e

E

identidad, as he utilizado recursos como la sincdoque, la sobredimensin, la distorsin y el retrato sin rostro, para llevar a cabo una obra en la que la identidad del ser y todo lo que conlleva siempre esta presente de alguna u otra forma.

96

97

Vctor Garca VillalgordoTorrevieja (Alicante)

Las Rederas200 x 160 cms.

leo / lienzo Ao 2008

e esta pieza, sorprende la contundencia cromtica y la luz de donde el dominio de la tcnica le permite cambiar de esttica con facilidad, as en obras anteriores, el dibujo dominaba su trabajo, y donde modelaba como escultor que es, con la pintura, y con una paleta mucho ms apagada, frente a ese estilo la obra que presenta en esta edicin, presenta una pieza donde el abandono en la tirana del dibujo se abandona para concentrarse ms en conseguir a travs de una factura ms suelta y un apoyo ms en el color y el dominio de la luz, una obra de innegables

D

referencias a la escuela de Sorolla y toda la pintura valenciana. Obra, que por su temtica de carcter local tendr, y creo no equivocarme, un rotundo xito, que por su formato merece un sitio privilegiado en la sala. El artista bebe de mltiples fuentes y es innegable como el mismo me comento: cuando estaba iniciando esta pieza para la edicin de este ao, estaba bajo el inujo maravilloso de Sorolla, cuya exposicin acababa de ver en Valencia. Emilio Clemares Lozano

98

99

100

101

102

Obras ganadoras en el Premio Nacional de Pintura Jven Ciudad de TorreviejaSEGUNDA EDICIN 2008