Caso Una Nueva Vida Para Mi Coche

  • Published on
    03-Dec-2015

  • View
    1

  • Download
    0

DESCRIPTION

1 Case Study: Una nueva vida para mi coche1 Aproximación al caso La escasez de recursos naturales, el aumento de los niveles de contaminación y el coste de la energía…

Transcript

1 Case Study: Una nueva vida para mi coche1 Aproximación al caso La escasez de recursos naturales, el aumento de los niveles de contaminación y el coste de la energía son algunos de los problemas que comprometen el futuro del planeta. Como consecuencia, los poderes públicos elaboran normas y políticas que afectan directamente a las empresas y a los consumidores. El siguiente caso permite cómo algunos elementos del entorno medioambiental desembocan en actuaciones gubernamentales y acaban repercutiendo en el mercado. Mi coche nuevo Muchos jóvenes ansían cumplir los dieciocho años para obtener el permiso de conducción de automóvil y hacerse con un coche. Algunos heredan un vehículo familiar, otros adquieren uno de segunda mano y los más afortunados se hacen con un coche nuevo. En cualquier caso, el primer coche representa la novedad y un anhelo de cambio de vida, que conduce a su ocupante a un nuevo mundo de libertad y autonomía, si bien también implica asumir más responsabilidades. Adquirir un vehículo, cualquiera que éste sea, implica hacerse cargo de todos los gastos que genera. Una de las primeras responsabilidades es inscribir el vehículo en el registro pertinente, algo indispensable para recibir, anualmente y sin demora, el aviso de pago del impuesto de circulación. El importe, además, debe hacerse efectivo en los plazos que determinan las autoridades competentes. Para circular con el vehículo es imprescindible contratar una póliza de seguros. La tarifa oscila en función de las características del vehículo, del sexo y la edad del conductor, así como de las prestaciones que se adhieren a la misma. Sea como fuere, el seguro es otro de los gastos que deben afrontarse para poder desplazarse con el vehículo. 1 Oliver Olivera, B. (2006). “Una nueva vida para mi coche”. En Rodríguez Ardura, I. (Coord.), Principios y estrategias de marketing. Barcelona: UOC. 2 La lista de gastos que derivan de la posesión de un automóvil no acaba aquí, sino que prosigue con las revisiones del mantenimiento, las reparaciones inesperadas, la inspección técnica del vehículo (ITV) y el siempre valioso combustible. Todos estos gastos suman un importe elevado, que los conductores soportan con paciencia. Incluso parece no importarles en exceso, por cuanto el placer y las prestaciones que obtienen a cambio les compensan de ello. La realidad es que a la compra del primer automóvil le suele suceder la compra del segundo, del tercero, etc. Cada propietario es diferente y tienen una manera determinada de pensar sobre cuándo y cómo dar fin a su vehículo. Algunos conductores estiman que la vida útil de su coche es de cuatro años y argumentan que con la primera ITV llega el momento de venderlo y comprar uno nuevo. Otros están seguros de que la vida del automóvil se mide a partir de los kilómetros rodados. Algunos propietarios, en cambio, no se deshacen de su coche hasta que un mecánico se lo sugiere. El parque automovilístico español Según los datos de la Dirección General de Tráfico publicados en su anuario estadístico del año 2012, más del 19,5% de los vehículos españoles lleva más de 15 años de antigüedad. Todos ellos deben someterse a una inspección técnica anual, por la que se garantiza que el vehículo reúne las condiciones técnicas necesarias para circular y se asegura el correcto funcionamiento mecánico y de los elementos básicos de seguridad. De todos modos, la normativa referente a circulación y seguridad vial se va modificando para adaptar a las condiciones cambiantes que se van sucediendo. Los turismos son los vehículos más matriculados en España. La evolución del volumen de ventas de turismos está relacionada con el ciclo económico, la capacidad de compra del mercado y la oferta de los fabricantes. Tras los turismos, los vehículos más matriculados son los camiones y las furgonetas, indispensables para el transporte de mercancías por carretera. Desde 1998, en el apartado de “otros vehículos”, también se incluyen las cifras de matriculación de los microcoches, con capacidad para dos ocupantes y con la potencia y la cilindrada de un ciclomotor. Los vehículos no van al cielo Cuando un vehículo deja de tener utilidad para su propietario, las opciones que a éste se le presentan son más bien escasas. Si el automóvil está en buen estado, puede venderlo a terceros, pero si esta solución no es posible, el destino sólo es uno: el desguace. En determinadas ocasiones, algunos propietarios han optado por abandonar su automóvil en algún paraje poco transitado. Esta elección merece muchas críticas, a la vez que genera un importante perjuicio al medioambiente, dado que, evidentemente, se trata de un residuo que no se degrada. Además, también se incurre en el desaprovechamiento de recursos que, de no haberse abandonado el vehículo, se habían reciclado para otros usos. De la misma manera, los cementerios de coches deben su nombre al paisaje que los caracteriza: un amasijo de hierros amontonados sin orden ni concierto. 3 El 70% de los elementos de los que se componen los vehículos fuera de uso son piezas de hierro, el 5% son metales no férricos, y el 25% restante son materias variadas, entre las que destaca el plástico. A su vez, las chapas son las piezas de hierro predominantes, seguidas del acero y las piezas de forja mecanizadas, y las piezas de fundición. Entre los metales no férricos predomina el aluminio. La mayoría de los materiales pueden ser reciclados o reutilizados para otros fines, pero para ello es imprescindible que los vehículos sean depositados en centros especializados, adecuadamente habilitados para tales efectos. El Plan Nacional de Vehículos al final de su Vida Útil La Dirección General de Tráfico considera que el parque automovilístico español es relativamente viejo, a pesar de que anualmente quedan en desuso alrededor de un millón de vehículos. El fin de todos ellos puede ser respetuoso con el medio ambiente gracias al Plan Nacional de Vehículos, que se puso en marcha a finales del año 2001 y por el que se animaba al cumplimiento de las nuevas exigencias de la normativa española y europea. Este plan establece que los vehículos fuera de uso han de ser considerados como un conjunto de residuos por descontaminar. Como objetivo se propuso conseguir que en el año 2006 el 80% del grueso de los vehículos fabricados después de 1980 y que estuviesen fuera de uso fueran reutilizados y reciclados. Para ello se estableció la creación de una red de centros autorizados de recepción y descontaminación (CARD), en los que se depositan los vehículos, y que asumen los procedimientos de descontaminación, reutilización y reciclaje de éstos. Por último, el plan pretendía la creación y gestión de una base de datos sobre los vehículos fuera de uso, que integrará en un inventario nacional de residuos. Descontaminar y reciclar un vehículo El proceso de descontaminación, reciclaje y valoración del automóvil fuera de uso fue uno de los ejes principales del plan elaborado por la Secretaría de Medio Ambiente. Como quiera que exista una gran variedad de marcas y modelos, y cada uno de ellos presenta unas características específicas, se contempla el desarrollo general del proceso pero no así su aplicación concreta. A pesar de ello, existen dificultades para llevarlo a la práctica debidas a la escasa posibilidad de mecanización. La primera operación que se practica a un vehículo consiste en perforar todos sus recipientes. Se vacía el cárter, el radiador, los depósitos de líquido de la dirección, los frenos, la suspensión, el embrague, el depósito de combustible, el del limpiador de cristales y el de la batería, entre otros. Cada uno de los fluidos obtenidos es sometido a un proceso de reciclaje o de eliminación acorde con sus características. Los aceites, por ejemplo, se refinan y se reutilizan en empresas petroquímicas. El siguiente paso es la extracción de los conjuntos mecánicos y el motor. Si están en buen estado, se limpian y se preparan para utilizarlos como recambio para otro automóvil de la misma marca y modelo. En caso de que no se puedan reutilizar, se tratan como chatarra y se destinan a la fundición para producir otros elementos. Cuando el motor y los demás componentes mecánicos son destinados a un nuevo uso, se realiza una 4 valoración de los mismos, para la que se tiene en cuenta el desgaste que han sufrido las piezas. En cambio, si se destinan a la fundición, su precio de venta se determina a partir del peso y el tipo de material. Posteriormente, se extrae el relleno de los asientos, el techo y las contrapuertas. Habitualmente estos elementos están elaborados con espumas de poliuretano, que se extraen, se desmenuzan y se trituran. Existen, además, plantas específicas que someten las espumas a un proceso especial por el que se obtienen aceites aptos para usos petroquímicos. El plástico de los parabrisas y las lunas se tritura para fundirlo y obtener un material apto para la fabricación de vidrio de color. Nuevamente, la reutilización recae en manos de terceros, de modo que el Centro de Recepción y Descontaminación actúa como mero gestor de estos residuos. Los parachoques también se trituran para facilitar su transporte hasta la planta de reciclado, donde se convierten en materia prima con la que fabricar nuevas piezas de plástico. Las carrocerías se prensan hasta transformarlas en chapas que, a su vez, se trituran y se funden en las acerías, donde se fabrican piezas de acero, o se destinan a otras fábricas como materia prima. La aplicación de estas directrices supone la desaparición de muchos desguaces, incapaces de cumplir con la nueva normativa, mientras que otros se plantean cambiar sustancialmente. Sin duda, las grandes pilas de chapas y neumáticos sólo serán un recuerdo nostálgico en un futuro próximo y sus usos alternativos proliferarán de una manera provechosa para sus gestores. En Menorca, el problema paisajístico y medioambiental que suponían los neumáticos está resuelto por tradición, ya que se reutilizan para fabricar el calzado típico de esta isla: las abarcas. En tiempos remotos, los campesinos utilizaban los neumáticos viejos para confeccionar la suela de sus sandalias. Con el paso del tiempo ha mejorado el proceso de elaboración y su diseño. Actualmente se pueden adquirir abarcas de colores, con bordados y hebillas. La imaginación es el único límite para los zapateros que mantienen este estandarte menorquín. Los principales afectados: los desguaces El Plan Nacional de Vehículos al Final de su Vida Útil determina que aquellos desguaces que no cumplan la nueva normativa deben desaparecer. El mismo texto también 5 contempla, en sus líneas de actuación, de los plazos en los que se deben construir los nuevos centros de recepción y descontaminación de vehículos. También se fija el tiempo en el que se han de adaptar las instalaciones de desguace existentes y el plazo en el que se deben recuperar ambientalmente los emplazamientos de los desguaces censurados. Finalmente, se prevén las ayudas económicas que se destinarán para aplicar las actuaciones que han de llevarse a cabo. Una parte de la financiación se destina a programas de investigación y desarrollo para mejorar la reutilización. Ante estos cambios, los desguazadores españoles no puedes sino reaccionar. Algunos son conscientes de que no conseguirán cumplir las condiciones necesarias para la reconversión y planean su desaparición, mientras que otros se apresuran a adaptarse a los nuevos requerimientos. Sin embargo, la nueva normativa suscita una reacción positiva en la sociedad, que ve con agrado la desaparición de los cementerios de coches. La percepción de desorden y de dejadez, que acompañaba insistentemente la imagen de los desguaces, les restaba posibilidades de negocio. En cambio, los nuevos centros de recepción y descontaminación se configuran como gestores eficientes de los vehículos fuera de uso y como distribuidores de recambios utilizados. Para atraer a los clientes se sirven de diferentes mensajes basados en el precio y la calidad. El precio es el factor más atractivo de la oferta. Dado que se trata de piezas utilizadas que proceden de vehículos fuera de uso, tienen un coste muy inferior al que representa fabricarlas, de modo que el precio de venta es muy competitivo. En algunos casos, la diferencia con el precio de un recambio nuevo puede llegar a ser del 80%, pero habitualmente se sitúa entre el 40% y el 60%. Estas diferencias se deben a que algunas piezas, marcas y modelos son más solicitados o más difíciles de conseguir que otros. Para infundir más confianza, muchos desguaces han incorporado garantías de hasta un año de duración en algunas piezas, mientras que otros no incluyen tan posibilidad. Algunos desguaces, tras preparar los recambios para su venta, los envasan al vacío, con el fin de protegerlos del polvo y de los golpes. De esta manera mejoran su presentación en las estanterías y evitan los desperfectos causados por las manipulaciones de los clientes al comprobar el estado de la mercancía. Otra muestra de su adaptación a las nuevas condiciones del mercado es su introducción en Internet, donde se presentan al público y ofrecen productos. Los desguaces también se adaptan a las necesidades de los clientes en materia de distribución, pues posibilitan la compra a distancia por teléfono o Internet, y se hacen cargo del transporte de los recambios. Si la distancia es corta, el mismo desguace realiza las tareas de distribución física. En caso contrario, se procede al envío del material mediante una empresa de transporte y el coste se repercute en el cliente. Los modos de pago también precisan una actualización. Para poder hacer viable el pago a distancia, los desguaces colaboran directamente con las mismas entidades financieras que posibilitan el desembolso con tarjeta de crédito. Todas estas iniciativas son consecuencia de una clara intención de cumplir la normativa vigente y de competir eficientemente en un entorno en evolución. Las exigencias de los clientes se compensan con la voluntad de los nuevos desguaces por adoptar procesos de comercialización más competitivos y respetuosos con el medio ambiente. 6 Cuestiones para la reflexión y el debate  De la misma manera que los desguaces han reaccionado ante el Plan Nacional de Vehículos al Final de su Vida Útil, ¿qué otros negocios pueden verse afectados por esta norma? ¿de qué modo les afecta el plan?  ¿Qué iniciativas pueden llevar a cabo los negocios señalados como reacción ante la nueva normativa?  ¿Qué otros aspectos del entorno pueden afectar en el futuro al negocio de los desguaces? ¿Cómo pueden reaccionar ante los retos y oportunidades que se les presentan? Enlaces de interés  Ambientum Ambientum es el primer portal de medio ambiente para empresas. Facilita información sobre la legislación y la jurisprudencia, y proporciona a los usuarios una revista electrónica, enlaces y recursos en la materia, entre otros. URL: http://www.ambientum.com  Banco Central Europeo El Banco Central Europeo recoge en su sede publicaciones del FMI (Fondo Monetario Internacional), del IME (instituto Monetario Europeo) y otras propias. También proporciona estadísticas, la mayoría de ellas económicas, y enlaces con los bancos centrales de los países de la Unión Europea, entre otros recursos. URL: http://www.ecb.int  Banco de España El Banco de España actualiza diariamente boletines estadísticos e indicadores económicos. Dispone de secciones estadísticas, de publicaciones y de enlaces con recursos procedentes de otros bancos centrales, instituciones europeas, la Administración española y otros servidores estadísticos. URL: http://www.bde.es  Directorios y buscadores Los directorios de algunos servicios de búsqueda, como Google y Yahoo!, tienen secciones específicas con fuentes de información demográfica, socioeconómica, medioambiental, etc. También permiten realizar consultas en sus bases de datos. URL: http://directory.google.com URL: http://yahoo.com  EEA (Agencia Europea del Medio ambiente) La Agencia Europea del Medio Ambiente se ocupa de los diferentes ámbitos medioambientales y proporciona indicadores, publicaciones y enlaces para los distintos sectores y áreas de actividad económica. URL: http://www.eea.eu.int 7  EUROSTAT Este servicio de información estadística de la Unión Europea aborda un amplio número de cuestiones económicas, sociales y tecnológicas de los Estados miembros. También recoge enlaces con otros organismos e instituciones europeas e internacionales y dispone de bases de datos y diferentes estudios. URL: http://europa.eu.int/comm/eurostat  FMI (Fondo Monetario Internacional) En la sede de este organismo se recogen publicaciones, enlaces con información de los países miembros, datos financieros, económicos y fiscales, etc. URL: http://www.imf.org  Fundación Entorno La fundación Entorno trabaja para la protección y la conservación del medio ambiente, y en su sitio web presenta una serie de programas ambientales, así como un fondo documental, un directorio de empresas e información variada sobre aspectos legales ambientales. URL: http://www.fundacionentorno.org  INE (Instituto Nacional de Estadística) El Instituto Nacional de Estadística proporciona información demográfica, económica y social sobre la población y las empresas españolas, así como un amplio número de enlaces con otras fuentes de información de todo el mundo. Es especialmente útil la consulta de la base de datos TEMPUS. URL: http://www.ine.es  OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico) El sitio web de la OCDE incluye enlaces relacionados con temas sociales, económicos, ambientales, etc., además de estadísticas y documentación de los países integrantes de este organismo. URL: www.oecd.org  ONU (Organización de las Naciones Unidas) La página web de la ONU dispone de un centro de documentación, de bases de datos, de una sección de publicaciones y de enlaces con organismos e instituciones internacionales que abordan diferentes temáticas. URL: http://www.un.org  UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) La UNESCO dispone de un instituto estadístico en el que se pueden encontrar publicaciones, bases de datos e indicadores de diferentes países y regiones sobre materias de educación, cultura, medio ambiente, ciencias sociales, etc. URL: http://www.unesco.org  US Census Bureau