Aprendre a perdonar 3

  • Published on
    15-Mar-2016

  • View
    212

  • Download
    0

DESCRIPTION

Com ho podem resoldre ?

Transcript

  • ES-16 DE OCTUBRE DEL 2010

    26

    ciente ynunca estabancontentos conmigo,asegura.Cuandoelmalhumorentraba enescena,o se iniciabaunadiscusin,Clara terminabaporconvertirse enel chivo expiatorio. Senta queera la responsablede la felicidaddemispadres,conesa.Encuanto termin la carreradeDerecholapresin acumulada estall, yClaradecidimar-charsede casa. Crea que si sala de esadinmicamesentiramejor. Perono fue as. La rabia acu-muladay el dolornodesaparecan, y afectabana sumanerade relacionarse con losdems.Despusdeunaode independencia, durante el quemantuvouna relacin con suspadres basada enmonos-labos, algo cambi en su interior. Nopodams,quera dejar de estar enfadada, arma.

    Enesemomento, comprendique la culpade sumalestarno la tenan suspadres, sinoquehabitabaen su interior. Medi cuentadequepodapasarmela vida guardando rencor amispadres, castign-dolos conmi indiferencia, pero esonomeharams feliz. Ladistancia le ayuda comprenderquepoda construir la vidaquequera o seguir res-ponsabilizandoa suspadresde sumalestar. Lesperdoncuandocomprend que todo loquehabanhechoeraporque considerabandeverdadqueeralomejorparam, arma.Ahorahabla conellos amenudo. Estn contentosde tenermeen suvida yyode tenerles en lama, asegura.Yesque cuandocomprendemosquenuestroparticular agresor noactu deesemodopormaldad, sino a causade suignorancia o su inconsciencia, podemosdejar caer

    el pesode la ofensa.

    Enfrentarse a la traicinEl verdaderoperdnes transformador.Noenvano, la raz griegade lapalabra signicacambiar y alterar.Cuandoperdonamos,nos liberamosdelrencor acumuladoy

    dejamosque cicatricennuestrasheridas.Deestemodo liberamosunacuentapendiente, unadeudaque sehageneradoentrenosotros ynuestroofen-sor.Deah queperdonar seaunaoportunidaddelimpiar emocionalmentenuestropresente, aunquela ofensaquearrastramoshaya afectadonuestropasado.

    JuanCastillo, qumicode30aos, vivi enprimerapersona loquedenecomoun tpicode lasrelaciones. Sunovia se acost con sumejor amigo.CuandoaJuan le contaron lo sucedido, sinti elagudomordiscode la traicin. Nome lopodacreer, arma.Enunprimermomento le inva-di la ira y cerr las puertasde suvida a esasdospersonas. Noquera verlosni sabernadadeellos.Ambos le buscabany lepedanque losperdonase,juntos ypor separado.Al parecer, sehabanena-morado. PeroJuanno lesdio tregua. Losdosmehaban fallado.Desde entonces, sehizo adicto a ladesconanza.

    Durante losdos aos siguientes, fue incapazdemanteneruna relacinestable. Noconsegua es-tar conunachica sinpensar que iba a engaarme,arma.El recuerdode la traicinde suexpareja leacompaabaencadanueva cita y el tiemponome-joraba la situacin.El rencor sehaba instaladoensucoraznynodejaba espaciopara el amor. Algoenmi interior sehaba roto, conesa.

    Sin embargo, el caprichosodestino le aguarda-baunanueva sorpresa.Unanochedeverano seencontr con suexpareja y su tambinexmejoramigo.Caminaban juntos, de lamano, y charlabancmplicemente.No le vieron. Enesemomentomedi cuentade la inutilidaddel resentimientoquehaba acumulado, arma.Elloshabanpasadopgina, peroJuan segua sufriendo.Lehabantraicionado, pero era lmismoel que se estabacastigando, negndose la oportunidaddeconar yconstruir unanueva relacin. Fueentonces cuandocomprendiqueel perdnnocambiara la vidade sus ex, peropoda transformar la suya. Paraperdonarlesnonecesit estar ante ellos, fueunadecisin interna, arma.Yconcluye: Ahora vivosin rencor y conmenosmiedoaquemehieran, soymsmaduroyms libre.

    Perdonarse aunomismoEnltima instancia, per-donar signicadarnos la oportunidaddeavanzary evolucionar.No implica queestemosde acuerdocon loquepas, ni que lo aprobemos.Tampocose tratade restar importancia a aquel hechoquemarcnuestra vida, ni dedarle la raznaquienprovocesa situacin. Simplemente suponedejarde ladoaquellos pensamientosnegativos quenoscausandolor, tristezao enfado, ynos limitanennuestroda ada.

    Tal comoarma la coachydoctora enCienciasde laEducacinMeritxellObiols, perdonar esapostar poruna salida constructiva anuestros con-ictos.Y el primerpasopara lograrlo es aplicarestapremisa a la luchaque, enmuchasocasiones,mantenemosconnosotrosmismos.Aprender aperdonarnosnoesuncamino fcil, pero suponeel iniciodel verdadero amoryde la autnticalibertad.

    Si aspiramos aponerpaz ennuestro interior, esfundamental que aprendamosa aceptarnos talcomosomos.Yesopasapor desprendernosdela imagendistorsionadaque con los aoshemosconstruidodenosotrosmismos, permitindonosnuestra racinde limitaciones, defectos y errores,apuntaObiols. Slo cuando somos capacesdever,aceptar yperdonar lomenosbrillantedenosotrosmismosnosdamos laposibilidadde reconectarconnuestrobienestar y equilibrio interiores.

    Alnyal cabo, perdonarnos signica aceptar queno somosperfectos, que estamosenuncaminodeaprendizaje llamadovida yqueel nico error queexiste esnoaprenderde los errores. Esteprocesopasapor cuestionar el condicionamientoquehemos recibido, que tiende apenalizar el error ensmismo, asocindolo conel fracaso y laderro-ta, armaObiols. Esonos lleva anegaruocultarnuestras equivocaciones, lo que impideque lasresolvamos.As, vamos arrastrndolas a travsdeltiempo, lo que repercutemuynegativamente sobrenuestra autoestima.Adems, esta actitud afectaanuestras interacciones con losdems, en cual-quier entorno.Yesque, cmovamos aperdonaraotros lo queno somos capacesdeperdonarnos anosotrosmismos?

    Llegados a estepunto, es esencial comprenderque,comocualquier otromsculo, el perdn requierede entrenamiento.Ynohaymejor gimnasioquenuestrapropia vida. Pormsquenos cuestedereconocer, los agraviosdel pasadocondicionannuestropresente y limitannuestro futuro.Deahla importanciadepreguntarnos si estamos enpaz con todas las personasque formanpartedenuestro entornoafectivo. Si no es as, vale la penacuestionarnos: qunos impideperdonar?s

    PERDONARSIGNIFICAAVANZARYDEJARDELADOLOQUENOSCAUSATRISTEZA

    libre,mientras que tsigues encerrado all.Por lo general, noscuesta perdonar porqueconsideramos que es unregalo inmerecido quehacemos a quien nos haagraviado. Solemos creerque perdonar a quien nosha hecho algomalo esun acto de debilidad. Y amenudo, nuestro orgullo ynuestro ego se alan paraque lo concedamos sloa quien se ha disculpadopreviamente. Sin embar-go, quin sale ganandocuando perdonamos? Lapersona que nos ofendise sentirms omenosaliviada, pero nosotrosnos liberaremos de unanociva carga emocionalquemuchas veces nos im-pide avanzar en nuestras

    relaciones y en nuestravida.Perdonar supone aban-donar el resentimiento, elrencor y el odio. Es, sin du-da, un acto de fortaleza ymagnanimidad: elmejorregalo que podemos ha-cernos. Tal como sostieneel refranero popular, siquieres sentirte satisfechopor un instante, vngate.Pero si lo que anhelas esconocer y cultivar una fe-licidad plena y duradera,aprende a perdonar.

    1610 APRENDER A PERDONAR.indd 261610 APRENDER A PERDONAR.indd 26 11/10/2010 14:01:5811/10/2010 14:01:58