Ao 2. No. 2. Diciembre de 2007. Revista No.3

  • Published on
    31-Jul-2015

  • View
    36

  • Download
    12

DESCRIPTION

Blasones Guantnamo, Cuba

Transcript

BLASONES GuantnamoAo 2, No. 2 Diciembre de 2007. Anuario econmico, social y cultural.

Publicacin de la Asamblea Provincial del Poder Popular de Guantnamo

YARGELIS SAVIGNE Campeona Mundial de Atletismo, en la especialidad de triple salto. Osaka, Japn. 2007

BLASONES GuantnamoAo 2, No. 2, Diciembre de 2007 Anuario econmico, social y cultural Publicacin de la Asamblea Provincial del Poder Popular de Guantnamo

SUMARIOPalabras de presentacin /2 Defensa

/3 /4 /6

Gestin del Consejo de la Administracin Provincial. 2007 Coordinadora general DrC. Nancy Acosta Hernndez Consejo editorial Lic. Wilfredo de Jess Campos Crem Lic. Mireya Pieiro Ortigosa Lic. Risell Parra Fontanilles Fotos Alejandro Louit Correa Jos Rosabal Prez Leonel Escalona Furones Archivos del Centro de Informacin y Documentacin Musical Rafael Inciarte Ilustraciones Alberto Ortz Matos Diseo Luis Daniel Garca Morn (AnonimoCorpus) El Desarrollo Local en Guantnamo: un reto permanente Galera. Programa de Desarrollo Local Proceso eleccionario

/8 /12

/11

La baha de Guantnamo y el camino de la guerra El acta de La Confianza

/17 /19

El Che en Guantnamo?

La magia de lo autntico. Presencia y aportes de Guantnamo al panorama musical cubano /21 Guantnamo: un nuevo enfoque para el desarrollo sostenible Produccin agropecuaria

/24

/26 /27 /29 /29

La colaboracin internacional en la provincia Guantnamo nica Guantanamera a Guantnamo

Una nueva produccin de El Mar y la Montaa Correspondencia Calle Ahogados e/ 0 y Norte, Guantnamo, Cuba CP: 95 00 e-mail: blasones@guantanamo.co.cu http://www.blasones.guantanamo.co.cu Guantnamo, la ciudad y su memoria

/30

BLASONES Guantnamo

C

Palabras de presentacinLic. Rissell Parra Fontanilles

uando el escritor Nikos Kazantzaki, en un dilogo con el clebre pintor El Greco, le pide que lo oriente en su existencia, ste le responde: Llega hasta donde puedas. Pero no satisfecho, vuelve a preguntarle lo mismo, la respuesta no se hace esperar: Llega, entonces, hasta donde no puedas. De este modo queda definida la clave de toda empresa humana: conocer, de algn modo, el perfil futuro al cual se apuesta, incluyendo la construccin de la memoria de un pueblo a travs de la escritura en parcelas diversas como la economa, la sociedad y todas aquellas acciones culturales en su diapasn ms extenso y sustancial. En BLASONES se exponen cifras, logros y resultados medibles del Programa de Desarrollo Local; textos que iluminan nuevos captulos del quehacer histrico de estas tierras, as como la presencia de figuras relevantes y documentos imprescindibles que reconstruyen con mayor nitidez el pasado, sin descontar aquellas huellas que devienen en autnticos legados de Guantnamo a la Patria toda. La revista es un muestrario de los mejores blasones de la provincia y retablo significativo de las improntas dejadas por los guantanameros a los nuevos tiempos.

DEFENSA

L

Recorrido por la Comunidad Ullao Nuevo

Inauguracin de la Sala de Video Ullao Nuevo

a preparacin de la economa para la defensa avanza y se consolida, al concretarse los planes aprobados para el acondicionamiento ingeniero del Teatro de Operaciones Militares. A pesar de las afectaciones producidas por las lluvias, se sobrecumple el trabajo de mantenimiento, excavacin y revestimiento de los tneles populares, destacndose en estas labores los municipios Guantnamo, Baracoa y Niceto Prez. En la etapa se desarroll el ejercicio Meteoro 2007, con buenos resultados. Dentro del programa de preparacin para la defensa se realiz en la provincia el Consejo Militar del Ejrcito Oriental, en el marco del cual fueron inauguradas importantes obras sociales en comunidades comprendidas dentro de la Zona de Alta Sensibilidad para la Defensa. Fue decisivo el papel desempeado por el Grupo Econmico y Social del Consejo de Defensa, y sus diferentes subgrupos, en el cumplimiento de las misiones para mitigar los efectos de las intensas lluvias, evitando daos mayores a la poblacin y la economa.

Participantes en el Consejo Militar del Ejrcito Oriental

Recorrido por la comunidad Hatibonico

Con la defensa no se juega!, orient el Comandante en Jefe y reafirm una vez ms hace solo unos das: Para nosotros, como tantas veces he dicho, evitar la guerra equivale a ganarla, pero para ganarla evitndola hay que derramar mucho sudor e invertir no pocos recursos.Ral Castro Ruz, 26 de Julio 2007 Recorrido por la comunidad Hatibonico Reinauguracin consultorio del mdico y la enfermera de la familia. Uveral

BLASONES Guantnamo

D

Gestin del Consejo de la Administracin Provincial. 2007Ing. Orlando Torres Reyes, Secretario del Consejo de la Administracin Provincial

urante el ao 2007 el Consejo de la Administracin Provincial ha trabajado bajo circunstancias muy difciles, si se tienen en cuenta las limitaciones de recursos que afectan a importantes sectores como el transporte, el comercio, la construccin, las industrias y los viales. Debemos agregar las dos etapas de intensas lluvias que agudizaron la situacin de los viales, plantaciones agrcolas, viviendas y otros servicios bsicos para la poblacin. No obstante se aprecian resultados relevantes en la recuperacin y ejecucin de los principales programas estratgicos. En la Ejecucin del Presupuesto se observa de manera global una evolucin satisfactoria, toda vez que el dficit en operaciones corrientes se ejecuta al 59.3 % de lo asignado, por debajo de las expectativas normales para la etapa. El total de ingresos representa el 92. % del presupuesto anual, con un crecimiento del 4.8 % (24.2 millones de pesos ms respecto a igual etapa del ao anterior). Resultan determinantes los ingresos cedidos que se comportan al 94. % (72.6 % ms que el ao 2006) que representan 97.4 MMP, de ellos 57.5 MMP por concepto de impuesto sobre la fuerza de trabajo en las unidades presupuestadas. La Produccin Mercantil alcanza 6.0 MMP y presenta un crecimiento de 6.7 %. Las entidades de subordinacin nacional cumplen al 05,0 % sus planes y crecen en 4, %, mientras que las locales llegan al 4,0 % del plan y aumentan un 22,6 % con relacin a igual perodo del 2006. El Programa de Salud incrementa sus capacidades y nuevos servicios, entre ellos la puesta en marcha del Policlnico Norte Emilio Daudinot, en la ciudad de Guantnamo; la sala de rehabilitacin del policlnico El Turey y la instalacin de 2 mdulos de electroterapia; se trabaja para la terminacin y puesta en marcha de una nueva unidad oftalmolgica con Excimer Lser, la instalacin de un nuevo Tomgrafo en el Hospital General Docente de Baracoa, as como el Centro Municipal de Gentica del mismo municipio y el policlnico de Manuel Tames. El Programa Educacional prest especial atencin a los aseguramientos del curso escolar, la transportacin de los recursos materiales y docentes, el

proceso inversionista que garantizara la continuidad de los estudios en las diferentes enseanzas y la merienda escolar. Durante el ao se adoptaron medidas tendentes a mejorar las condiciones de vida y trabajo de alumnos y profesores de los centros internos, entre ellas la instalacin de telfonos, la entrega de 7 autos para los centros internos de Niceto Prez, servicios de gas licuado, mejoramiento de las instalaciones elctricas del IPUEC Humberto Valds, completamiento del personal de salud, impermeabilizacin de las escuelas internas IPUEC Vctor Patsaievt y Emilio Hernndez, este ltimo en fase de conclusin. Se trabaja en el mejoramiento de los accesos a las escuelas Eduardo Saborit y Emilio Hernndez. La entrega de un mdulo completo de implementos deportivos a cada uno de los centros internos del municipio Niceto Prez, la adquisicin de refrigeradores para las enfermeras, 2 freezer, 4 equipos de msica y en proceso de traslado para la provincia de 6 equipos de audio y 6 de msica, adquiridos a travs de un proyecto de colaboracin internacional, sobresalen entre la principales realizaciones de la etapa. El Programa Cultural logra fortalecer el sistema institucional de la cultura a favor de la promocin, proteccin y defensa del patrimonio cultural, la estimulacin de la creacin artstica y literaria y la contribucin al desarrollo sociocultural de la provincia. Los eventos y festivales continan perfeccionndose cualitativamente y entre ellos se destacan: la Cruzada Teatral GuantnamoBaracoa, la Feria Internacional del Libro, el Festival de Tros, Cubadisco 2007, el Saln de pequeo formato de Artes Plsticas, el Festival de Cine de Montaa, el Cruzada Teatral Guantnamo Baracoa. Festival de Cine Infantil Fiesta para un Prncipe Enano, la Jornada de la Literatura y Artes Plsticas Regino E. Boti, la Fiesta la Guantanamera, el Tercer Encuentro de Tumba Francesa, el Festival Boleros de Oro, la Jornada de la Cancin Poltica 4 de Agosto, el Premio Guamo y la Jornada de Msica de Concierto Pepe Gallart. Los Programas de la Batalla de Ideas, liderados por el Consejo de la Administracin Provincial muestran una mayor organizacin del proceso

inversionista. La atencin, control y seguimiento prestado ha permitido que en la etapa se haya trabajado en obras, de las cuales han concluido y el resto se prev culminarlas antes de finalizar el ao. Como parte de la continuacin del Programa Energtico se inici la sustitucin de 50 767 refrigeradores, de un total de 82 76 previstos Grupo electrgenos de fuel oil. y fueron entregados 9 849 mdulos de coccin a familias de ncleos divididos. Se han instalado grupos electrgenos de emergencia en objetivos econmicos y sociales, 6 de ellos para mejorar el servicio elctrico a comunidades de montaa. Se inici la inversin del primer emplazamiento de Grupos Electrgenos de fuel-oil. Fueron asignados 58 mdulos elctricos para la elaboracin de pan, de los cuales 44 se encuentran funcionando. Para la medicin del viento en los municipios de San Antonio del Sur y Mais fueron instaladas estaciones anemomtricas. Han sido reparados 509 mil 69 efectos electrodomsticos, entregados en el marco de la revolucin energtica y la provincia cuenta con piezas y accesorios de repuesto, suficientes para mantener la vitalidad del programa. Se han acondicionado 7 talleres para la prestacin de los servicios de garanta y post garanta de estos equipos. El Programa de Viviendas contempla la construccin de 040 nuevas edificaciones de las cuales se han concluido slo 405 para el 26 % de cumplimiento. Las acciones de conservacin se cumplen al 85 % ( 54 de Construccin de nuevas viviendas. 962 planificadas), y

rehabilitacin de 045 de 985 previstas. En el periodo transcurrido el Programa de Transporte se ha caracterizado por un proceso de reanimacin que facilit detener el nivel de deterioro experimentado, y enfrentar tareas econmico sociales que permitieron el cumplimiento de los planes previstos. Se percibe una discreta Omnibus del servicio pblico de pasajeros. recuperacin, pero muy distante de satisfacer la creciente demanda y las insatisfacciones de nuestro pueblo. El Programa Deportivo ha puesto nfasis en el mejoramiento y reanimacin integral de las instalaciones deportivas, destacndose la edificacin de la nueva EIDE, obra cuyo ritmo de ejecucin se incrementa y debe comenzar a prestar servicios a finales del ao 2008. Recibe mantenimiento capital el Motel Deportivo para asimilar mayor nmero de eventos nacionales de alta calidad competitiva y facilitar mejores opciones de recreacin sana para el pueblo. Los 20 atletas que nos representaron en los XV Juegos Panamericanos efectuados en Ro de Janeiro, como parte de la delegacin cubana, alcanzaron 6 medallas: 8 de oro, 4 de plata y 4 de bronce, contribuyendo con este resultado a obtener el segundo lugar por pases. Estos resultados no hubiesen sido posibles sin la cohesin lograda en el funcionamiento del Consejo de la Administracin, que cont siempre con las ideas orientadoras del Partido, la decisiva participacin de las organizaciones polticas y de masas, las entidades administrativas, y nuestro noble y heroico Acto de inauguracin de la Feria Expo Guaso 2007. pueblo.

5

BLASONES Guantnamo

L

El Desarrollo Local en Guantnamo: un reto permanenteDrC. Nancy Acosta Hernndez, Vicepresidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

a desaparicin del campo socialista, la desintegracin de la URSS y el bloqueo norteamericano, entre otros factores, provocaron serios trastornos en el desenvolvimiento de la economa y la sociedad cubanas de finales del siglo XX, y condujeron a la direccin del pas a adoptar una estrategia de resistencia y desarrollo en medio del denominado Perodo Especial. La creencia de que las dificultades econmicas seran el escenario ideal para destruir la Revolucin, llev al gobierno de los Estados Unidos a recrudecer la guerra econmica contra Cuba, que incluye presiones sobre gobiernos, organismos econmicos y financieros internacionales, empresas e individuos. Existen probadas evidencias del empleo de variantes de la guerra biolgica que ha provocado sensibles afectaciones a la poblacin, a diversos cultivos y a los animales. La poblacin de Guantnamo no constituye una excepcin en el contexto de la realidad cubana y ha sentido los rigores resultantes de las carencias materiales y financieras que impedan recuperar los niveles econmicos y sociales anteriores a 990, cuando eran viables entonces los servicios bsicos de transportacin de carga y de pasajeros, el abasto de agua mediante redes, la reparacin y el mantenimiento de instituciones sociales, recreativas, deportivas, culturales, del comercio, la gastronoma y los servicios. En medio de esas difciles condiciones, se prest especial y prioritaria atencin a la defensa de las conquistas del socialismo y a la implementacin de esquemas de desarrollo que facilitaran la paulatina recuperacin de la economa bajo el principio de la eficiencia. El programa de la Batalla de Ideas vino a infundirle nueva vida a sectores de la economa y los servicios que haban sufrido un sensible deterioro, el cual era preciso detener y revertir, especialmente en las unidades asistenciales de salud, educacin y cultura. Este proyecto concibe la reanimacin y reconceptualizacin de las ideas en torno al funcionamiento de las instalaciones para brindar, en un corto plazo, servicios de calidad en sectores clave y de alto impacto en la poblacin.

La direccin de la provincia inst a trabajar aceleradamente para aprovechar de manera eficiente los recursos. El principio de redoblar los esfuerzos para conseguir metas superiores, expresaba claramente la necesidad de la participacin popular revolucionaria y consciente y la integracin de las direcciones sectoriales, de los organismos y entidades locales. Su espritu qued contenido en el principio Luchar y trabajar, nuestro compromiso con Fidel! As surge el Programa para el Desarrollo Local, concebido como un movimiento transformador que integra los esfuerzos creativos de los actores del desarrollo sostenible del territorio, con el propsito de promover el progreso econmico y social, elevar la autoestima y reforzar los valores patriticos y antimperialistas del laborioso pueblo de Guantnamo. En todo el proceso de implementacin resulta esencial el trabajo sistemtico, el control permanente y la exigencia continua para corregir posibles desviaciones que afecten la esencia del proyecto. Desde entonces, como resultado de su ejecucin, el programa ha contribuido a impulsar los programas de trabajo aprobados por la Asamblea Provincial del Poder Popular y su Consejo de Administracin, los cuales se agrupan en objetivos clave, entre ellos: el incremento del nivel de vida del pueblo mediante la prestacin de servicios de excelencia; el fortalecimiento de la infraestructura de muebles, inmuebles y la logstica en sectores de la economa y los servicios, as como la elevacin de la cultura general integral de la poblacin a travs de una programacin artstica y literaria balanceada y diversa. En los diferentes municipios de la provincia se organiz el proyecto a partir de dos premisas esenciales: . Determinadas tareas y programas deban ejecutarse a partir de los recursos humanos, materiales y financieros disponibles en cada municipio. 2. Otras tareas y programas, especialmente las de mayor alcance estratgico, se materializaran teniendo en cuenta no slo los recursos locales, sino tambin a partir del apoyo de entidades y organismos provinciales. A finales del ao 2006 la direccin del Estado y el Gobierno cubanos dispuso, mediante un Plan Especial de apoyo a la provincia, un nivel importante de financiamiento para impulsar el trabajo que localmente se haba emprendido. A partir de entonces se consider oportuno incluir en el nuevo esquema aquellos programas que se haban iniciado en determinados municipios, lo que facilit crecimientos significativos en el orden cuantitativo y cualitativo. En una provincia donde ms del 75 % de su geografa es montaosa, no poda faltar la atencin diferenciada a las Comunidades Serranas Priorizadas

Definidas, en las cuales se realizan acciones de transformacin sostenibles bajo el principio del contacto permanente de los principales dirigentes con ellas. Los asentamientos ubicados en la denominada Zona de Alta Sensibilidad para la Defensa (municipios y/o comunidades limtrofes con la ilegal Base Naval yanqui en Guantnamo) reciben una atencin esmerada, que tiene su expresin tangible en nuevos centros vinculados a la vida social y cultural: peluqueras, bodegas, restaurantes, salas de video, ludotecas pblicas, reas deportivas, escuelas y consultorios mdicos, entre otros. Las acciones desarrolladas abarcan todos los sectores de la economa y la sociedad. Los siguientes datos facilitan una mejor comprensin de sus esencias.

compaero Ral Castro, en ocasin de su visita de trabajo a la provincia: SI LUChAMOS y TRABAjAMOS SI SE PUEDE C! El impacto de la aplicacin del Programa de Desarrollo Local es visible en la elevacin de la calidad de vida del pueblo, a partir de indicadores esenciales como el incremento de la venta de productos percpita por habitantes; el mejoramiento y puesta en marcha de nuevos centros recreativos, gastronmicos y de servicios; la construccin y/o rehabilitacin de parques sociales e infantiles que generan espacios para el esparcimiento y el descanso; el mejoramiento de las condiciones de vida de los estudiantes y profesores de los centros educacionales internos de Guantnamo y Niceto Prez en los cuales la coccin de alimentos se realiza con gas licuado; los crculos infantiles cuentan con mejores condiciones para garantizar mayor calidad en los procesos educativo y cultural; los consultorios mdicos brindan un servicio superior al incorporrseles nuevos mobiliarios clnicos, concentradores de oxgeno y otras mejoras significativas. Al panorama urbano se le ha sumado la presencia de nuevos medios de transportacin masiva de pasajeros, mercados agropecuarios mejor acondicionados y abastecidos, edificios multifamiliares con nuevos rostros que incluyen carpintera metlica, pintura e iluminacin de sus pasos de escalera y reas exteriores. El reto de hoy transita por la necesidad de preservar y sostener los nuevos proyectos y los servicios asociados a ellos. Los guantanameros, en el afn de crecimiento espiritual bajo la gida de la cultura resultante de la mezcla racial y tnica mltiple que nos engrandece, con una historia comparable con la epopeya y permeados de las manifestaciones culturales ms genuinas que signan su identidad, nos proponemos avanzar para que los espacios urbanos y rurales luzcan un nuevo rostro, aderezado con las esencias de las mejores tradiciones de su pueblo. Lo alcanzado hasta hoy nos sita en mejores condiciones para enfrentar la nueva etapa hacia la cual marchamos, seguros del xito junto a nuestro pueblo.

La inteligencia, patriotismo, talento, humanismo y la voluntad poltica de los guantanameros para alcanzar las metas de esta nueva etapa tienen como soporte la conjuncin de las ideas del Comandante en Jefe, Fidel Castro, expresadas en su Proclama al Pueblo de Cuba del ro de agosto de 2006 y en las palabras del Segundo Secretario del Partido y Ministro de las FAR,

7

GALERA. PROGRAMA DE DESARROLLO LOCALBLASONES Guantnamo

Acto nacional de farmacias.

Aula de CATEDES. San Antonio del Sur.

Cafetera El Materno. Guantnamo.

Carnicera Especial.

Casa de la Cultura Baracoa.

Casa de la Cultura Palenque.

Casa del Chocolate, Baracoa.

Interior de la Casa del Chocolate, Baracoa.

Cafetera VIATEN.

Club Odesa.

Consultorio del Mdico de la Familia, Maqueisito.

Crecimiento de la masa ovino caprina.

Escuela de Monte Verde, Yateras.

Escuela de Yateritas.

Galera Urbana, Muro de COPEXTEL.

Restaurante Ullao Viejo.

Mercado Agropecuario El Salvador.

Mercado Agropecuario La Yuca.

Mercado Campn, Baracoa.

Miniterminal de embarque.

Produccin de muebles Imperio.

Ranchn Hatibonico.

Restaurante El Patio, Manuel Tames.

Interior del restaurante El Patio, Manuel Tames

9

GALERA. PROGRAMA DE DESARROLLO LOCALBLASONES Guantnamo

Restaurante El Turquino, Yateras.

Restaurante Bayate.

Rotonda de entrada a la ciudad de Guantnamo.

Sala de Video Cecilia.

Sala de Video Tortuguilla.

Sala de Video Ullao Nuevo.

Sala-Teatro, Baracoa.

Sociedad de domin La Crema.

Unidad gastronmica La Sombrilla.

Viviendas para mdicos

Viviendas para mdicos

Centro de Arte y Literatura Regino E. Boti.

Proceso eleccionario

L

Lic. Ramn Nolazco Torres, Secretario de la Asamblea Provincial del Poder Popular

a provincia Guantnamo adopt un conjunto de medidas organizativas que propician la marcha satisfactoria del proceso eleccionario. La constitucin de las Comisiones Electorales y de Candidaturas facilit el desarrollo del proceso de nominacin de candidatos con 2 90 asambleas, en las cuales se alcanz el 87 % de asistencia, y la nominacin de 2,96 candidatos por circunscripcin. De esta forma, la provincia alcanz los mejores resultados del pas. En la primera y segunda vuelta de las elecciones de Delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular se alcanzaron el 97,24 y 9,20 % de asistencia, respectivamente; en ambos casos por encima de la media nacional y con los mejores resultados en cuanto a la calidad de la votacin, expresada por el ms alto porciento de votos vlidos y los menores ndices de boletas anuladas y en blanco. De los Delegados a las Asambleas Municipales, el 2,89 resultaron mujeres, y 382 fueron ratificados, lo que equivale al 47,05 %. Con total transparencia y apego a la Ley Electoral, las Asambleas

Municipales, convocadas por el Consejo de Estado, sesionaron el 6 de noviembre para la toma de posesin de los Delegados y la eleccin de los Presidentes y Vicepresidentes. De los electos, son de nueva promocin en el cargo, para un 55 % de renovacin, y 7 del total son mujeres. En el municipio Niceto Prez, ambos cargos estn ocupados por fminas. Como parte del proceso para elegir a los Diputados y Delegados a la Asamblea Provincial, los Plenos de las organizaciones de masas y estudiantiles propusieron ms de 400 precandidatos, los que fueron sometidos a un amplio y riguroso proceso de consultas, que concluyeron con la nominacin, en las sesiones extraordinarias de las 0 Asambleas Municipales, de 2 candidatos a Diputados y otros 76 a Delegados a la Asamblea Provincial. En ambos casos, los principales sectores de la sociedad se encuentran representados. Entre los candidatos a Delegados a la Asamblea Provincial la mujer guantanamera representa el 42 % del total, y de los candidatos a Diputados, el %.

Actualmente se trabaja en la actualizacin de las Listas de Electores y otras medidas organizativas, que facilitarn que las elecciones convocadas para el 20 de enero de 2008 resulten otro rotundo xito de nuestro, que da a da demuestra que !Si luchamos y trabajamos, s se puede!.Pioneros custodian las urnas durante las elecciones.

El pueblo ejerce su derecho al voto.

BLASONES Guantnamo

L

La baha de Guantnamo y el camino de la guerraLic Wilfredo Campos Crem MsC. Jos Snchez Guerra

a baha de Guantnamo est ligada a importantes acontecimientos cuya repercusin marcan los destinos de la Patria. Situada en la costa sur de la provincia del mismo nombre, en los 200 0 de latitud Norte y 750 y 09 de longitud Oeste, tiene 20 km. de largo y 9 de ancho mximo. Esta excelente baha de bolsa que alcanza en algunos puntos una profundidad de 20 m, y su ubicacin al centro del mar Caribe, desde pocas antiguas gener apetencias por parte de las potencias en pugna. El 0 de abril de 494 el almirante Cristbal Coln fonde las naves en su seno y la nombra Puerto Grande. En su Diario de Navegacin realiza anotaciones que constituyen las primeras de su tipo referidas a las caractersticas de la baha. En 50 Diego Velzquez desembarca en una de sus ensenadas interiores, a la que llam Puerto Palmas, para desde all iniciar la conquista de lo que fuera un ao despus la Villa de Nuestra Seora de la Asuncin de Baracoa y prembulo de la conquista y colonizacin de Cuba. En los siglos subsiguientes este escenario se transforma en refugio ideal para los corsarios y piratas que asolaban las aguas del Caribe. El 18 de julio de 1741 la flota inglesa del almirante Edward Vernon, con una fuerza aproximada de seis mil hombres, incluidos cientos de colonos de Norteamrica entre ellos Lawrence Washington, hermanastro de George Washington irrumpe en la baha para utilizarla como base de operaciones en el ataque a Santiago de Cuba. Ese momento marc el inicio del primer proyecto de una potencia extranjera para intentar la conquista de Cuba a costa de Espaa. Seis meses ms tarde eran obligados a reembarcar a causa de la resistencia de los guerrilleros criollos guantanameros que dirigan Pedro Guerra y Pedro Prez. Los ingleses dejaban tras su huida los restos de ms de dos mil soldados y oficiales de su fuerza. Para la corona espaola las ventajas estratgicas de la baha no dejaron de ser advertidas. El estmulo a la colonizacin de sus tierras adyacentes, el estudio de sus potencialidades sociales y econmicas, la habilitacin del puerto de Caimanera para el comercio exterior, la construccin del ferrocarril en 856 y el reforzamiento del dispositivo militar para garantizar su defensa, eran claros indicios del inters por preservarla.

Mientras tanto, a finales de la dcada de los aos 90 del siglo XIX, los apetitos expansionistas de los Estados Unidos haban cobrado fuerza. A. J. Mahan, capitn de navo, expres entonces: [] el estrecho de Mais o Paso de los Vientos era la llave de toda la situacin. Comparadas, desde el punto de vista estratgico, Cuba y Jamaica, las ventajas estaban a favor de la primera. Los tres elementos esenciales de la estrategia, posicin ms ventajosa, fuerza superior, recursos ms abundantes, daban a Cuba la superioridad. De Cuba la esplndida baha de Guantnamo ocupaba la situacin ms ventajosa respecto del canal. La conclusin era inevitable: sin la posesin de Guantnamo, el canal jams llegar a estar seguro en manos de los Estados Unidos. A partir de entonces el Caribe se transforma en campo de batalla entre el pujante imperialismo norteamericano y el decadente imperio colonial espaol, y dentro de l la isla de Cuba, particularmente Guantnamo. La baha de Guantnamo constituye testigo excepcional de una de las disputas polticas de mayor data en la historia contempornea, como resultado de la instalacin de un enclave militar en un territorio ocupado ilegalmente y que socaba la soberana e independencia nacional. Resulta paradjico, sin embargo, que los acontecimientos vinculados al nacimiento de lo que fuera pocos aos despus la Base Naval yanqui en Guantnamo permanezcan en la penumbra. Es conocido que el 24 de Febrero de 895, bajo la gua de Mart, se reinici en Cuba la guerra por la independencia. Tres aos despus, los resultados de las operaciones militares indicaban que Espaa no estaba en condiciones de sostener por ms tiempo la disputa y, por tanto, la colonia de Cuba; en cambio, el Ejrcito Libertador alcanzaba niveles superiores de organizacin, combatividad y resultaba improbable su derrota. En ese contexto, los patriotas cubanos, despus de una guerra heroica que ya duraba treinta aos, en su afn por alcanzar la independencia de Espaa, estaban a punto de ver coronados sus esfuerzos. As lo reconocen importantes personalidades de la poca, entre ellos el capitn de navo espaol Vctor M. Concas Palau cuando expresa: aunque los escritores americanos pretendan negarlo, la insurreccin en Cuba haba terminado la guerra, y la Isla no era ya nuestra. Tambin el Presidente del Consejo de Ministros de Espaa, Prxedes Mateo Sagasta, afirm: Despus de haber enviado 200 000 hombres, de haberse derramado tanta sangre, no somos dueos en la isla de ms terreno que el que pisan nuestros soldados. Para los Estados Unidos no pasaba inadvertida tal situacin, por tanto, deciden intervenir en el conflicto bajo los auspicios del llamado destino manifiesto, doctrina imperial contenida en las instrucciones que en 1823 enva

el Secretario de Estado John Quincy Adams a Hugo Nelson, Ministro de los Estados Unidos en Espaa, la que enuncia que: [] hay leyes de gravitacin poltica como las hay de gravitacin fsica, y as como una manzana separada del rbol por la fuerza del viento no puede, aunque quisiera, dejar de caer al suelo, Cuba, rota la artificial conexin que la une a Espaa, separada de sta e incapaz de sostenerse a s misma, ha de gravitar necesariamente hacia la Unin Norteamericana, y slo hacia ella.2 Era necesario impedir que los cubanos alcanzaran la independencia por sus propios medios. Las condiciones eran propicias para aparecer ante la opinin pblica internacional como los salvadores de la nacin cubana. El pretexto para inmiscuirse en la guerra aparece con la explosin del acorazado Maine, ocurrida en el puerto de La Habana el 5 de febrero de 898, incidente cuyas causas an no han sido dilucidadas por completo. El 2 de abril los Estados Unidos declaran la guerra a Espaa y a partir de entonces los acontecimientos se desencadenan con inusitada rapidez. Las autoridades coloniales espaolas deciden que el 29 de abril la maltrecha flota naval que comandaba el almirante Pascual Cervera y Topete, entonces concentrada en Cabo Verde, zarpara en direccin a Cuba para enfrentar la agresin norteamericana, que ya se haba iniciado con el bloqueo a la isla. La travesa de Cervera hasta la entrada de la flota en el puerto de Santiago de Cuba, el 9 de mayo de ese ao, es digna de aparecer en los anales de la historia naval de todos los tiempos. El conocimiento, el da 24, de que la escuadra de Cervera estaba fondeada en la baha de Santiago de Cuba, marc un viraje radical en las operaciones militares. Las tenazas del cerco se estrecharon sobre la regin oriental y fueron constantes los intercambios de disparos de artillera entre los buques de la armada que diriga el almirante William Sampson y las fuerzas espaolas. El cerco sobre Santiago de Cuba exiga a la flota norteamericana un constante aprovisionamiento logstico que inclua, entre otros, armas, municiones, carbn mineral y alimentos. Resultaba complejo avituallarse desde Cayo Hueso, Florida. As lo reconoce Douglas Sterner, cuando escribe: Por momentos las acciones navales se estancaban y haba preocupacin de que el almirante Cervera pudiera proteger sus naves en el puerto de Santiago de Cuba durante semanas, incluso meses. Mientras tanto, las naves de guerra de Sampson tendran que continuar su asedio del puerto, as como el patrullaje alrededor de la isla caribea. Los viajes constantes de sus naves a Cayo Hueso, para reabastecerse de carbn, se convertan en una molestia. Cuarenta millas al este del puerto de Santiago de Cuba estaba la baha de Guantnamo, un puerto excelente para carbonear los buques de

guerra americanos. Al almirante Sampson se le indic: tome posesin de Guantnamo y ocpelo como una estacin carbonera. Al recibir estas rdenes, Sampson respondi por cable a Cayo Hueso y Washington DC, en el que simplemente dijo: Enve a los marines del coronel Huntington!. William T. Sampson se refera al Primer Batalln de Marines (Reforzado), cuyo origen est vinculado al hundimiento del acorazado Maine. Al siguiente da de haber ocurrido este lamentable hecho, el Comandante de los Cuerpos de Marines de los Estados Unidos, coronel Charles Haywood, indica al teniente coronel Robert W. Huntington, comandante del astillero de Brooklyn, Nueva York, que organizara dos batallones para que participaran en la guerra de Cuba, la cual era inminente. A tales efectos fue lanzada una convocatoria para el servicio militar, especialmente para la Marina, la cual result insuficiente. Entre los voluntarios, incluidos elementos de la ms baja calaa de la sociedad, se pudo conformar slo una unidad especial que fue distribuida en cinco compaas, las que fueron Almirante William T. Sampson. equipadas con la moderna ametralladora automtica Lee y una compaa de artillera reforzada con caones de tiro rpido de pulgadas. El coronel Robert D. Heinl explica que: Para su sostenimiento fue seleccionado cuidadosamente un surtido completo de campaa, en el que se incluan mosquitero, ropa fuerte de lana y lino, ropa interior ligera, tres meses de suministro de provisiones, carretillas de mano, piquetas, palas, cortadores de alambre de pas, tiendas de campaa y provisiones mdicas.4 El Batalln, integrado por 623 marines y 23 oficiales, zarp del muelle de Brooklyn el da 22 de abril, a bordo del crucero auxiliar Panther con destino a Cayo Hueso, Florida, regin seleccionada para la preparacin militar intensiva de los marines, un escenario con caractersticas similares a la costa sur de Cuba. En estos parajes se mantienen hasta el 7 de junio, fecha en que reciben la orden de reembarcarse con destino a Guantnamo. Sin embargo, ese da la baha haba sido invadida por los cruceros Marblehead, Yankee y por el

BLASONES Guantnamocrucero auxiliar St. Louis. Estas operaciones las diriga el capitn de fragata Browman Hendry McCalla, y tenan el propsito de descubrir y neutralizar las defensas espaolas. El jefe de la Segunda Brigada espaola de Guantnamo, Felix Pareja Mesa, refiere en comunicacin al general Arsenio Linares Pombo, Gobernador de Santiago de Cuba, que: El escuadrn americano, en posesin de la baha exterior, la ha tomado para s como un puerto de apoyo, como si estuviera en su propia puerto.5 El dominio exterior de la baha no aseguraba a la flota yanqui seguridad para las operaciones de abastecimiento de combustible y la reparacin de los buques. Era preciso controlar y poner fuera de combate al sistema defensivo espaol, para lo cual resultaba necesario el desembarco de tropas y el enfrentamiento Fuerte espaol Cayo Toro. Baha de Guantnamo. directo con el enemigo. Esa misin se le asigna al Primer Batalln de Marines, que el da 0, en horas de la maana, irrumpe en la baha y materializa el desembarco de sus fuerzas. Era la primera ocasin en esta guerra en que las fuerzas norteamericanas pisaban suelo cubano. El punto escogido para el desembarco fue Playa del Este, posicin que haba sido explorada y reconocida durante los das del 7 al 9 de junio, segn narra el sargento norteamericano Bloomfield W. Riddle: Durante nuestra exploracin nosotros nunca llegamos a estar a menos de dos millas del enemigo. Nosotros tenemos anteojos potentes y nuestro deber es determinar las posiciones exactas de los espaoles y entonces volver para informar en el campamento. La baha de Guantnamo fue nuestro primer lugar de desembarco y aqu estuvimos escondidos aproximadamente dos horas por la noche. Entonces los barcos de la flota de Sampson: Marblehead, Suwanee, Oregn y el buque torpedero Porter, iniciaron el bombardeo [] que dur hasta el amanecer.6 En la maana del 0 de junio McCalla indic que una fuerza de 60 marines desembarcaran para explorar el rea. Al no encontrar resistencia se decide instalar el campamento en este punto. Las tropas espaolas, establecidas en las colinas adyacentes, particularmente en El Cuzco, en horas de la noche comenzaron a hostigar a los marines, provocndoles las primeras bajas. Las escaramuzas se mantuvieron hasta el da de julio, cuando el mando norteamericano decide utilizar a las fuerzas cubanas para eliminar la resistencia. Esta cooperacin haba sido suscrita de manera informal los norteamericanos nunca reconocieron oficialmente a las instituciones representativas del pueblo cubano entre el gobierno de los Estados Unidos y el Ejrcito Libertador y estableca que el ejrcito cubano deba subordinarse al mando norteamericano durante el desarrollo de las operaciones militares. El coronel Enrique Thomas fue designado por el general Pedro A. Prez para materializar este acuerdo al frente de 00 hombres del Regimiento Guantnamo.7 Capitn de Fragata Browman H. McCalla. Con el refuerzo cubano, el da 4 de junio se le propina al ejrcito espaol una costosa derrota en El Cuzco que los obliga a retirarse hacia Guantnamo. Este combate fue la accin militar ms importante librada hasta ese momento por fuerzas cubano-norteamericanas contra el ejrcito espaol y la primera victoria de los ejrcitos aliados contra el colonialismo espaol en toda Cuba. El escenario marino guantanamero fue el primero que alberg en su seno a tropas norteamericanas, y las huestes mambisas dirigidas por Thomas, las primeras de todo el Ejrcito Libertador que participaron en operaciones militares terrestres conjuntas. El xito obtenido en El Cuzco caus extraordinaria sensacin en los Estados Unidos. La prensa no contaba con material publicitario de primera plana que contribuyera a levantar los nimos y a modificar los estados de opinin que se originaban en importantes sectores de la sociedad. Por eso acoge con jbilo las noticias que anunciaron el primer combate terrestre del conflicto. Los siguientes cablegramas dan fe de estas aseveraciones: Playa del Este, junio 5, 898, 5 y 40 de la tarde Mr. Secretario de la Guerra Oficina del Ejecutivo Washington, USA. Al mando del coronel Enrique Thomas y capitn Elliot, nuestro ejrcito unido al cubano obtuvo victoria sobre fuerzas enemigas en lugar conocido por El Cuzco no muy lejano nuestros campamentos. Unos 600 hombres

americanos, se tom la ofensiva sobre los espaoles, se les atac en sus posiciones, se les derrot completamente, causndoles grandes prdidas [] Grandes elogios hacen casi todos los peridicos de Nueva York de los insurrectos, a propsito del ltimo combate de Caimanera.0 Las fuerzas de Thomas permanecieron en Playa del Este hasta mediados de julio, protegiendo a los marines yanquis de posibles incursiones espaolas. En sus memorias Thomas reconoce: [...] los primeros das fueron para nosotros alegres, pero esto fue variando de tal modo que despus de rendido Santiago de Cuba, se nos haca insoportable la estancia all [...]. Fueron atentos mientras dur el peligro y cuando se disip ste, no faltar a la verdad si digo que estuvieron hasta groseros [...]. El da 2 de julio McCalla orden la formacin de ambas unidades con el propsito de dirigir algunas palabras de agradecimiento a los cubanos. El breve discurso fue traducido a intervalos por el teniente coronel Gonzalo Garca Vieta. En el momento en que se refiri a sus tropas, McCalla expres que: [...] Los cubanos haban venido a salvarlos del pnico en que se encontraban ellos desde su llegada por los continuos ataques de los espaoles que no los dejaban respirar. No s cmo agradecer bastante, en nombre del gobierno de Norteamrica y en el propio, a los cubanos que, como una bendicin del cielo, llegaron en momentos precisos para evitarnos un desastre.2 Al producirse la derrota de las fuerzas espaolas en Santiago de Cuba, los Estados Unidos impidieron a los cubanos participar en las negociaciones de paz. La victoria nos fue arrebatada. La posterior firma del Tratado Paris, el 0 de diciembre de 898, tambin entre los Estados Unidos y Espaa, con la sensible ausencia de Cuba, no asegur nuestra independencia. Cuatro aos de ocupacin militar sirvieron para que el naciente imperio afianzara su dominio en nuestro suelo. Y mientras estos acontecimientos tenan lugar, los marines permanecan en la baha de Guantnamo. Con posterioridad, en cumplimiento del artculo VII de la Enmienda Platt, apndice constitucional impuesto a la Convencin Constituyente, se firm el Convenio para el establecimiento de estaciones navales y carboneras por los Presidentes de Cuba y Estados Unidos el 6 y el 2 de febrero de 90, respectivamente. Se consumaba la mutilacin de una parte sensible de nuestro pas. As naca, oficialmente, el enclave militar norteamericano en Guantnamo. Por esos das los corresponsales de guerra participantes en el conflicto algunos lo denominaron la guerra de los corresponsales se encargaron de mostrar a mundo, y en especial al pueblo norteamericano, a una revolucin sin orden ni concierto y a un pueblo sin aptitudes para autogobernarse; pero

Campamento McCalla. Baha de Guantnamo.

en fuerza proporcional intervinieron lucha. Las tropas cubanas recibieron con desprecio las descargas espaolas. Consigno complacidsimo eficiencia nuestro ejrcito y felicitacin expresada a Elliot y Thomas que dirigi combate con acierto y valor. Comandante Browman McCalla.8 En horas de la noche de ese propio da se recibi la respuesta desde Washington: Washington, junio 5, 898 War Departament, 0 y 0 de la noche, Comandante McCalla, Playa del Este, Cuba Nacin conoce nuestro cable. A no ser hundimiento escuadra Manila por Dewey pueblo americano no ha recibido noticia esta guerra que haya causado en su sentir mayor jbilo. Deja vuestro cable prcticamente desvirtuada duda que exista respecto que desconocimiento de un mismo idioma por parte cubanos y americanos poda causar serios perjuicios nuestros planes. Gobierno reitera dignado felicitacin expresada y aade con orgullo la que Ud. merece. R. A. Alger Secretario de la Guerra9 El segundo cable, enviado desde Washington a Playa del Este, no es objetivo al silenciar el papel de las fuerzas independentistas cubanas. No se reconoce el protagonismo de Thomas y sus soldados en el combate. La prensa se hizo eco de esta victoria y del papel desempeado por los cubanos. El peridico Patria, en su edicin del da 6 expresaba: La situacin ha variado radicalmente gracias a la activa cooperacin de las fuerzas revolucionarias. No bien se unieron los insurrectos a los

5

BLASONES Guantnamolas memorias inditas de McCalla desmienten estos criterios y los fragmentos que ofrecemos a continuacin resultan elocuentes: Desde el 7 de junio al 5 de julio, la ciudad de Guantnamo no tuvo comunicacin con el mundo exterior. La difcil tarea de mantener a los espaoles incomunicados por ese perodo de tiempo, se ejecut por el trabajo constante y la energa de una fuerza relativamente pequea de cubanos bajo el mando del general [Pedro Agustn] Prez, con la asistencia de las fuerzas navales y marines bajo mis rdenes. El ejrcito cubano fue colmado de mucho abuso y severas crticas, cuya cooperacin busc encarecidamente nuestro General al mando antes y despus de declarada la guerra. Creo que fueron injustas estas crticas, por haber sido hechas por observadores superfluos o por personas que tenan motivos para menospreciar los esfuerzos patriticos de los cubanos, quienes combatieron con mucho amor con la esperanza de ganar su libertad. Me recuerdo que se le dio al general cubano [Pedro A. Prez] el saludo usual para un oficial de su rango, con la bandera cubana desplegada en el mstil del Marblehead; los abogados marinos se pusieron de acuerdo para criticarme duramente porque en su opinin, yo haba reconocido a una nueva nacin, al honrar el emblema, bajo la cual los cubanos haban luchado tanto tiempo y decan que mi accin era una violacin de la ley internacional. El fallecido general Schafter, pocas semanas antes de su muerte me haba dicho, en Santa Brbara, en una conversacin: Nunca entend el por qu las tropas espaolas en Guantnamo no atacaron por la retaguardia en Santiago [de Cuba]. Por supuesto, me complaca explicarle lo mucho que la Nacin estaba endeudada con esa pequea fuerza de cubanos por haber detenido con la ayuda de mis hombres a tan gran contingente de enemigos cerca de Santiago [de Cuba], hacindolos inofensivos en la campaa. Y como el mundo desconoce el magnifico trabajo de este destacamento, me da gusto contar esta historia, aunque sea para reconocer la actitud de nuestros aliados cubanos. Yo crea que no haba patriotismo entre los cubanos, y que su ejrcito estaba compuesto de ladrones y rufianes, sin virtudes. Pero esa no es la verdad. Haba ms de 2 000 soldados espaoles y guerrilleros espaoles en la isla, y todos juntos fracasaron contra la revolucin cubana. Si dijramos que los soldados espaoles eran ineficientes y cobardes, estaramos empequeeciendo el esfuerzo de nuestros valientes soldados en Santiago [de Cuba]. Por lo tanto debemos, al menos, dar al ejrcito cubano bajo el mando de [Mximo] Gmez y [Calixto] Garca, crditos para continuar la insurreccin con xito, por tres aos, a pesar de las enormes dificultades. Los soldados y oficiales cubanos [] sufrieron una injusticia al no permitrseles entrar a la ciudad donde nacieron, despus de la rendicin [de Santiago de Cuba]. Para colocarnos en su lugar, supongamos que despus de la rendicin de Yorktown, el general francs le hubiera dicho a Washington: Usted y sus soldados harapientos no pueden tomar parte de esta rendicin, porque ustedes son considerados rebeldes, no los reconocemos oficialmente, aunque ustedes han sido de muy buena ayuda []. Ambos, Sampson y Garca, tenan el derecho de tomar parte de cualquier encuentro para fijar los trminos de la rendicin y, an ms, ser adecuadamente representados en la rendicin oficial que finaliz la campaa. Por lo tanto, fue muy descorts e inusual que el Comandante en Jefe de la Marina no haya permitido firmar las condiciones de la capitulacin espaola y poco generoso no haberse puesto de acuerdo con Garca y un destacamento del ejrcito cubano, en una parte de la rendicin. Estas apreciaciones de Browman McCalla, jefe de las operaciones militares de la flota norteamericana en la baha de Guantnamo en el ao 1898, y por consiguiente el representante mismo del enemigo que nos escamoteara la independencia, a la vez constituyen una validacin sobre el papel de los cubanos en la derrota espaola en la guerra hispano-cubano-norteamericana. Sirvan estas ideas para reiterar la demanda del pueblo de Cuba sobre la devolucin del territorio ocupado ilegalmente en la baha de Guantnamo y el desmantelamiento del centro de torturas instalado en su seno.Notas Ramiro Guerra: La expansin territorial de los Estados Unidos a expensas de Espaa y los pases hispanoamericanos, Ed. Nacional de Cuba, La Habana, 964, p. 77. 2 Instrucciones de John Quincy Adams a Hugo Nelson, en Ibd., pp. 55-56 C. Douglas Sterner: Guerra en la selva, http://www.homeofheroes.com 4 Robert D. Heinl, hijo: Cmo nosotros conseguimos a Guantnamo, http://www.americanheritage. com 5 Idem. 6 Mike Phillips: Un marine del Wisconsin combate en Guantnamo, The Weekly Northwestern, Oshkosh, Saturday, July 9, 898. 7 Browman Hendry McCalla: Memorias de una carrera naval, (indito). 8 Jos Snchez Guerra y Wilfredo Campos Crem: La batalla de Guantnamo. 1898, Ed. Verde Olivo, Ciudad de La Habana, 2000, pp. 80-8. 9 Idem., p. 8. 0 Idem., p. 8. Idem., pp. 9-92. 2 Idem., p. 96. Browman Hendry McCalla: Ob. cit.

El Acta de La Confianza

E

Lic. Wilfredo Campos Crem

l 24 de Febrero de 895 la isla de Cuba fue sacudida por una ola revolucionaria caracterizada por alzamientos armados en diversos puntos de su geografa. Baire, Ibarra, Guantnamo y Manzanillo sobresalen sobre el resto, teniendo en cuenta que alcanzaron un mayor nivel de organizacin y su impacto fue visible en la sociedad de entonces. Este acontecimiento marca un viraje en la lucha de los cubanos por alcanzar la independencia de la metrpoli espaola. A su alrededor se han tejido polmicas y disquisiciones que debilitan el proceso de consolidacin de la nacionalidad. Las discusiones tienen como eje central la adjudicacin de la primaca a la hora de iniciar el levantamiento, y en este sentido la historiografa cubana y extranjera lo llam Grito de Baire, denominacin que se mantiene hasta nuestros das. Guantnamo no se excluye de los intensos debates. Constituye un punto crtico y esencial que resulta imposible obviar cuando se trata de reconstruir aquellos acontecimientos. Un hecho inslito tuvo lugar ese da. Slo en Guantnamo por iniciativa de Emilio Gir Odio (860-926), enviado especial de Antonio Maceo y uno de los lderes de la insurreccin, los patriotas levantaron un Acta en la que dejaban constancia histrica de las razones que lo animaban para incorporarse a la Revolucin. Este documento fue ocupado por las fuerzas espaolas en el momento en que fue tomada la prefectura de Ocujal. Igual suerte corri el archivo del general Pedro Agustn Prez, Periquito. En el ao 90, en ocasin de conmemorar el decimoquinto aniversario del inicio de la Guerra Necesaria, la Delegacin de Veteranos de la Independencia de Guantnamo acuerda reunir a los protagonistas de aquel momento trascendente para reconstruir los detalles esenciales del documento perdido, lo cual se verific el 24 de Febrero de ese ao, en la finca La Confianza. Aunque su concepcin tena fines pblicos, su contenido ha permanecido en las tinieblas, imposibilitando su conocimiento. Regino E. Boti en su libro El 24 de Febrero de 895, publicado en 92 ensayo que le sirve para ingresar a la Academia de la Historia de Cuba defendi con slidos argumentos los mritos de la regin de Guantnamo para

El Grito de la Confianza, de Juan Emilio Hernndez Gir (882-95). Plumilla donada por los familiares de Emilio Gir al cumplirse el centenario del magno acontecimiento. nico dibujo original que recrea en Cuba la proclamacin del inicio de la lucha independentista. Muestra el instante en que Emilio Gir da lectura al Acta de La Confianza.

7

BLASONES Guantnamoacreditarse la preeminencia. nfasis especial le otorga al pronunciamiento armado ocurrido en la finca La Confianza, protagonizado por Pedro Agustn Prez. La historiadora Hortensia Pichardo Vials, ante el dilema de ofrecer una denominacin que se acercara con mayor fidelidad a la esencia de lo ocurrido el 24 de Febrero, lo denomina inicio de la guerra de Mart y expresa: Vistos los principales levantamientos que los insurrectos cubanos [] llevaron a cabo el 24 de Febrero de 895 [] y valoradas las principales operaciones militares que fueron ejecutadas ese mismo da [] se comprueba que [] no es acertado otorgar al grito de independencia [] el nombre particular de ninguna de las localidades en que tuvieron lugar tales operaciones militares insurrectas, como ha solido hacerse con la de Baire []. Hacer del heroico Baire el centro aislado o principal del levantamiento, sera desconocer que el 24 de Febrero de 895, como resultado de una sabia orientacin de Mart, lo que tuvo lugar fue [] un levantamiento simultaneo [].2 Jos Mart escribi que: La primera cualidad del patriotismo es el desistimiento de s propio; la desaparicin de las pasiones o preferencias personales ante la realidad pblica y la necesidad de acomodar a las formas de ella el ideal de la justicia. Bajo esos principios un anlisis mesurado del asunto nos permite apreciar que el 24 de Febrero de 895 se mostr la capacidad organizativa alcanzada por la revolucin tras el nacimiento del Partido Revolucionario Cubano, dirigido por Mart, autor espiritual de esa guerra pujante. Fue visible el talento de los patriotas cubanos y del pueblo en las diferentes regiones de Cuba para remontar los escollos que representaban el sistema colonial espaol y su dispositivo militar, as como para enfrentar al sacrificio de la vida y la muerte por la Patria. Sirvan estas ideas para comprender, de manera crtica, los propsitos que animaron a los patriotas guantanameros para rescatar del olvido el acta del alzamiento de La Confianza.Notas Regino E. Boti: El 24 de febrero de 1895. Exposicin crtica de los ms importantes estudios publicados hasta hoy sobre la fijacin histrica del grito de independencia, Imprenta El Siglo XX, La Habana, 92. 2 Hortensia Pichardo Vials: Temas histricos del oriente cubano, Coleccin Premio Nacional de Ciencias Sociales, Ed. Ciencias Sociales, La Habana, 2006, p. 295. Jos Mart Vengo a darte Patria!, Obras Escogidas, ed. Poltica, t. , La Habana, 98, p. 9.

NMERO NOVENTINUEVE ACTA En la finca La Confianza, barrio de Yndios, partido de Tiguabos, trmino municipal de Guantnamo, a veinticuatro de Febrero de mil novecientos diez, ante mi, Francisco Pons y Roca, Notario del Colegio del territorio de Oriente y vecino de Guantnamo. COMPARECE El seor Pedro P. Daz y Lpez, natural de Baracoa, mayor de edad, casado, comerciante y propietario y vecino de Guantnamo, en su carcter de Presidente de la Delegacin de Veteranos en el trmino municipal y me requiere para hacer constar que por acuerdo de la Directiva de la Delegacin, tomado en una de sus sesiones del mes pasado haba de fijarse de una manera fehaciente la fecha, hora, lugar y principio que haba de defender el levantamiento en armas que se tena resuelto, ya que el acta original que se levant en su oportunidad cay en poder de las tropas espaolas en el punto conocido por el Ocujal barrio del Corralillo el da veintisiete de marzo de mil ochocientos noventiseis, al ser sorprendida la residencia de la familia y archivo del hoy General Seor Pedro A. Prez. Con este fin, se convoc por la Delegacin a todos los que iniciaron el levantamiento en el trmino municipal de Guantnamo; y reunidos los seores General Pedro A. Prez, Coroneles Enrique Tudela Garca, Emilio Gir y Odio, Pedro Ramos, Teniente Coronel Vicente Tudela, Capitanes Jos Francisco Prez y Luciano Peguero y sargento Miguel G y soldado Cristbal Peguero, expusieron: que el da 23 de Febrero del mil ochocientos noveinticinco se reunieron para trazar el plan al que deba sujetar el cumplimiento de la orden comunicada por el General Seor Guillermo Moncada el da 18 del mismo mes y de la que fueron portadores los Seores Toms Muoa y Apolonio Cuevas para que el da veinticuatro a las seis de la tarde realizaran el movimiento para que se haba conspirado, acordando que el seor Enrique Tudela saliera en la madrugada de ese da y reuniendo la gente que estaba comprometida se dirigiera la costa y tomara los fuertes guarnecidos por tropas espaolas; lo cual verific. Que llegadas las seis de la tarde del veinticuatro de Febrero de mil ochocientos noventicinco, los Seores expresados con excepcin del Seor Enrique Tudela y en la finca La Confianza, en el mismo lugar en que hoy se est reunido se di el grito e Yndependencia o Muerte, habindose levantado el acta que redact y escribi el Coronel Seor Emilio Gir y Odio, y que luego cay en poder de las tropas espaolas segn antes se ha dicho, saliendo operaciones acto continuo con los dems conjurados que concurrieron, dirigindose la finca Boca de Jaibo, propiedad del General Pedro A. Prez donde se pernoct y en la madrugada del veinticinco se tom por asalto el fuerte espaol en Sabana de Coba, quedando en poder de las fuerzas cubanas, prisionera la guarnicin espaola y ocupando los armamentos, municiones y caballos; continuando la marcha al punto denominado La Gloria donde se estableci el campamento enarbolando la Bandera Cubana. Que pocos momentos lleg el Seor Tudela que di cuenta de la operacin realizada en los trminos siguientes Que a las dos de la tarde del da anterior haba tomado el fuerte Hatibonico, resultando de la accin ocho soldados espaoles muertos, un herido y otro ileso, sin que de las fuerzas sus rdenes resultara prdida alguna, quedando en su poder el armamento y municiones de las fuerzas que guarnecan el fuerte. Que habiendo tenido lugar el primer derramamiento de sangre en el fuerte Hatibonico tomado por el hoy Coronel Seor Enrique Tudela en la fecha que se deja expresada es de estimarse como el primer hecho de armas realizado en la guerra de Yndependencia y por tanto que a Guantnamo corresponde ostentar la gloria de que en l se diera el grito de Yndependencia en mil ochocientos noveinticinco, siendo errneo el afirmar que el se diera en Baire. Leda ntegramente esta acta la encontraron conformes y firman los Seores General Prez, Coroneles Seores Enrique Tudela, Emilio Gir, Tenientes Coroneles Pedro P. Daz, Vicente Tudela, Gonzalo Prez, Luciano Peguero y Miguel G. De todo lo cual doy fe. P. A. Prez. Emilio Gir. Enrique Tudela. Pedro P. Daz. Vicente Tudela, Gonzalo Prez, Francisco Peguero; Antonio Bravo. Germn Duvaln Campo. Jos Jorge de Npoles. Juan Justiz. Ramn Bravo. Miguel G. Fco. Pons R.

El Che en Guantnamo?

C

Lic. Marisel Salles Fonseca

uando entramos a Santa Clara, ciudad que lo acogi, sentimos la presencia del Che. Los guantanameros, sin embargo, sentimos durante casi 0 aos el no poder contar con un monumento donde rendirle obligado y merecido homenaje, una calle, una avenida, una escuela, una fbrica que llevara su nombre. Era una callada y sentida deuda con este Quijote del siglo XX. Estuvo el Guerrillero Heroico en Guantnamo? De su presencia y obra quedan testimonios de personas y las instalaciones surgidas en esa primera dcada de la Revolucin. Una vez que triunfa la Revolucin el ro de Enero de 959, el pas se enfrasc en el desarrollo tcnico y sociocultural de nuestro pueblo. En tal sentido fue proyectado el plan general para el impulso a la industrializacin. Guantnamo, considerado uno de los territorios ms atrasados del pas, enfrentaba una situacin de emprobrecimiento industrial que no escap a la aguda visin del Comandante Guevara, entonces Jefe del Departamento de Industrializacin del INRA. Por ello, entre 962 y 964, el Che realiz cinco visitas a los actuales municipios de Caimanera, Baracoa y Guantnamo. Testimoniantes coinciden en afirmar que: [] despus de la Fbrica de Nquel en Moa, posiblemente el Che no haya visitado otra con ms insistencia que las de Limas, Picos y Palas de Guantnamo. El 28 de febrero de 962 el Comandante Guevara visit por vez primera el territorio de Guantnamo con el inters de inspeccionar la marcha de los trabajos de construccin y el proceso inversionista de la fbrica de Picos, Palas y Limas que se montaba en el Km. de la carretera a Jamaica, con tecnologa checoslovaca y sovitica. Jorge L. Ruiz Rodrguez, en aquellos momentos Secretario General de la recin constituida Unin de Jvenes Comunistas an se mantiene como trabajador de la fbrica rememora: [] La inversin de Picos y Palas se realiza con mayor rapidez que la de Limas, y ya a finales del 62 se realizaban pruebas y tenamos algunas lneas produciendo a escala industrial. El adiestramiento era impartido por jvenes cubanos que fueron a especializarse a la Unin Sovitica

en cursos rpidos bajo la supervisin de los tcnicos soviticos. El ingeniero Roza era el jefe del grupo de asesores soviticos [] El personal adiestrado en Checoslovaquia fue menor, solamente los jefes de talleres, y haban, adems, seis asesores checos. []Las producciones principales de estas fbricas fueron en aquel momento: Fbrica de Picos: azadas, picos, piochas, hachas grandes y pequeas y mesas de distintos tipos. Fbrica de Palas: palas cuadradas y redondas, cucharas de albail, esptulas y llanas. Fbrica de Limas: limas planas 4 modelos, limas cuadradas 2 modelos, limas triangulares 4 modelos, limas media caa 2 modelos. El 0 de julio de ese propio ao, luego de haber asistido al IX aniversario de los sucesos del Moncada, celebrado en Santiago de Cuba, el Che realiza la segunda visita. El 6 de enero de 96 vuelve a estar en la Fbrica de Limas, esta vez en compaa de su madre, Celia de la Serna, el ingeniero Gmez Trueba, viceministro primero y otros dirigentes del Ministerio de Industrias. All comparti con los trabajadores y tcnicos soviticos, checoslovacos y cubanos encargados del montaje y supervisin. Orient hacer un comedor obrero y resolver el transporte, estableciendo el compromiso de enviar dos camiones, lo cual cumpli en los siguientes das. Nuestro entrevistado nos acerca al encuentro con el Comandante Guevara: [] En esta ocasin el Che, al realizar el recorrido, advierte que la Fbrica de Limas no posea tecnologa para hacer limas de machetes, o sea, limas agrcolas, siendo este un territorio eminentemente agropecuario Esto fue discutido con los tcnicos y trabajadores y se introduce este modelo en la produccin. El ro de abril de 96 resume el acto conmemorativo del aniversario del desembarco de Antonio Maceo por playa Duaba en Baracoa, ocasin que aprovecha para dejar inaugurada una moderna planta de procesar cacao en la primera Villa de Cuba. Lo acompaaban los comandantes Ral Castro, Calixto y Faustino Prez. La fbrica de Picos, Palas y Limas fue inaugurada en marzo de 96 con la presencia del teniente Orlando Borrego, viceministro primero de Industrias. El 2 de septiembre de 964 el Che materializa su ltima visita a Guantnamo

9

BLASONES Guantnamoy realiza observaciones sobre las condiciones de trabajo de los obreros. Con aoranzas, como si quisiera atrapar aquel momento, Jorge Ruiz recuerda: [] El Che lleg muy afable, nos salud y comenz su recorrido. Inmediatamente hizo observaciones sobre el calor reinante y las condiciones de trabajo de los obreros. Al ver las palas cuadradas sugiri hablar con la salina en Caimanera para ver si estas podan servir para la extraccin de sal. [] Cuando caminbamos de Palas hacia Limas haba una rampa o elevacin, y si llova se pona infernal el paso. El Che se dirigi al compaero Alcides Raymod preguntando si en la fbrica no haba Juventud. ste me seala, pues yo era el secretario del Comit de Base, y el Che, con mucho tacto, pero sin dejar de hacer la crtica, nos exhort a construir un caminito de piedras para que las visitas, y sobre todo los trabajadores, no se enfangaran al trasladarse de un lugar a otro de la Fbrica [] Esta acera fue construda de piedra y, aos ms tarde, se le ech hormign. El Che era el verdadero cuadro revolucionario que necesitamos en cada puesto de trabajo. [] En su recorrido el Che pregunt por los cimientos de la Fbrica de Herramientas de Mano. Como nadie responda, yo le dije: Comandante, ah no hay cimiento hecho. El Che mir al ingeniero Gmez Trueba y dijo: Qu mal informado estoy yo como Ministro. Fue un momento difcil, aunque luego se recobr la calma y la visita termin alegre. El Che visita luego la Unidad Salinera Frank Pas Garca en Caimanera, y al da siguiente la procesadora de cacao en Baracoa. Por ltimo, al poblado minero de Moa. Esta quinta y ltima visita al territorio guantanamero quedara grabada en la memoria de muchos trabajadores de la fbrica. Todos coinciden en afirmar que el inters primordial del legendario combatiente consisti en impulsar la industrializacin y propiciar la superacin cultural y tcnica de los trabajadores. Jorge Ruiz contina sus evocaciones y nos refiere: [] Los aos 60 fueron de mucha tensin debido a la agresividad del imperialismo y a todas las tareas que debamos acometer como revolucin triunfante. Hubo muchas movilizaciones masivas al agro, a las trincheras, a las zafras y prcticamente se comienza a consolidar nuestra produccin a finales de esa dcada. Ya el Che no estaba en Cuba. Por orientaciones del compaero Guillermo Garca, en 969 la Fbrica de Herramientas de Mano, de tecnologa polaca, es trasladada a distintas fbricas del pas. En 975 la Fbrica de Picos, Palas y Limas alcanza la rentabilidad y vive hasta 989 un perodo de cumplimiento de sus planes, a pesar de cambios estructurales y funcionales (Fbrica de Metal Guaso, Fbrica de Bicicletas, etc). Con relacin al monumento y a la Avenida Formadora de maestros, que hoy lleva su nombre, nuestro testimoniante puntualiza: [...] El de agosto de 997, como parte de las actividades desplegadas por el Comit Nacional de la Unin de Jvenes Comunistas en saludo al XIV Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, del cual Guantnamo fue subsede, qued inaugurado el Monumento al Comandante Ernesto Che Guevara en la ciudad de Guantnamo y la Avenida de igual nombre [...]. Fue concebido por escultores, arquitectos y artistas de la plstica guantanameros, entre ellos: Noel Manso del CODEMA, Dick Pichardo, Clarencio Rodrguez y Roger Alba de la Academia de Artes Plticas y dos arquitectas del Centro Provincial de Planificacin Fsica. Mide 6 metros y 90 cm. desde su base, y justamente su rostro se proyecta en los cuatro puntos cardinales. Este monumento perpeta la vitalidad revolucionaria del ejemplo guevariano en nuestro pueblo. El encuentro con el Che es una vocacin de asumir lo que representa para hoy y para maana su tica, su creatividad terica, su consecuencia prctica y su antiimperialismo. Las renovadas concepciones del Che para industrializar a Guantnamo y hacer de nosotros un pueblo culto, se traducen en variadas y modernas instalaciones que construye el hombre nuevo que l quera. Buscar en su ejemplo la inspiracin a la lucha, a la tenacidad y al espritu de sacrificio revolucionario, es y ser siempre su legado. El ciclo integral de su vida es aval suficiente para hacer perdurar su memoria. El extraordinario sentido de contemporaneidad que lo sita a la punta de vanguardia de los que luchan por darle paso a un mundo mejor es razn primordial para que sea personalidad vigente. Monumento al Comandante Ernesto Che Guevara

G

La magia de lo autntico Presencia y aportes de Guantnamo al panorama musical cubanoLic. jos Cuenca Sosa

uantnamo es considerado uno de los reservorios ms importantes de la msica cubana, al estar marcado por la confluencia de mltiples culturas aborigen, hispnica, africana, europea, asitica, norteamericana y antillana. Se agregan los procesos socioeconmicos que desde el siglo XVIII facilitaron el arribo de importantes ncleos migratorios que partieron desde Hait, Jamaica, Santo Domingo, Puerto Rico y otros pases hacia nuestra regin, aportndole a nuestra msica un marcado acento caribeo. De este arcoris brotaron expresiones artsticas que constituyen aportes trascendentales de Guantnamo al devenir musical del pas. El chang y la Tumba Francesa ocupan, por su carcter singular, lugares destacados en ese espectro, y se interrelacionan armnicamente con los ritmos del nengn, el kirib, el son, el merengue, la conga, la rumba, el gag, el bemb, los cantos de altares de cruz y de promesa, el punto guajiro, la trova y los corridos mexicanos, entre otros. El chang, complejo que integra la msica, el baile, la fiesta y la agrupacin, constituye un gnero paralelo al son y mantiene rasgos propios que se manifiestan principalmente a travs del tres, el bong y la marmbula, instrumentos que junto al guayo y las maracas constituyen su conjunto instrumental. La Tumba Francesa, reconocida por la Organizacin de las Naciones Unidas para la Educacin la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como la primera obra maestra cubana del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad manifestaciones culturales de este tipo, con sus particularidades, se conservan tambin en Bejuco (Sagua de Tnamo) y en Santiago de Cuba es parte de las races fundacionales de la cultura cubana. Su msica y las variantes de la danza que interpretan (yub, masn y frent), han influido en

Grupo Chang Guantnamo, 962.

Tumba Francesa, Guantnamo.

otras manifestaciones surgidas posteriormente como las congas y comparsas. Los bailes de cuadro, influenciados por las danzas francesas de saln, se acompaan por los tambores o tumbas (premier, bul y bul segn), el cat, la tambora y los cha chas (sonajeros de hojalata). Los cantos se realizan en lengua creole y en espaol. Con el tambor principal (premier) se ejecuta un repiqueteo constante, similar a lo que ocurre con el bong changisero y el quinto en la rumba. Lo mismo acontece con los bailadores, en este caso con los pasos del chang, el yub y el masn y las similitudes entre el frent y los desplazamientos de los rumberos. El chang, la tumba y la rumba se entremezclan y se nutren de los aportes de cada una de las expresiones. En Baracoa encontramos el nengn o los nengones que tambin se hacen en Imas: el kirib, la pasin, el vals, el carril, el cabar y el aeroplano, todos sones muy antiguos que salieron de esos rincones paradisacos para, junto al chang, marcar la trayectoria musical cubana hasta nuestros das.

2

BLASONES GuantnamoPero esto es slo la punta del iceberg. El panorama musical guantanamerobaracoense es mucho ms rico y desde la poca colonial hasta nuestros das sobran los ejemplos para sentirnos orgullosos de nuestra geografa sonora. Jos Gallart, Pepe (887-946), pianista, compositor y pedagogo que por sus dotes fue escogido para acompaar al piano al clebre violinista Claudio Jos Brindis de Salas cuando visit Guantnamo en 90, inici una tradicin pianstica continuada por sus alumnas Sara Paras Toll y Antonia Luisa Cabal, Tootsie, que llega a la Ivette Hernndez cspide con Zenaida Manfugs e Ivette Hernndez, quien integra junto a Ignacio Cervantes (el msico cubano ms importante del siglo XIX), y otros pocos, la exclusiva lista de cubanos que han alcanzado el codiciado Premio del Conservatorio de Pars. Otro grande es Pablo Ruiz Castellanos (902-980), nuestro sinfonista mayor, a quien se deben obras como Realengo 18, El Gran Chang y Monte Rus, esta ltima dirigida en 942 por el alemn Erick Kleiber, uno de los dioses del Olimpo sinfnico universal. En 90, el msico, pintor y fotgrafo mexicano, Gonzalo Escalante, funda en la ciudad del Guaso lo que es hoy nuestra Banda de Conciertos, que integr tambin su hijo Luis, devenido ms tarde en el trompetista ms completo que haya dado Cuba. La misma agrupacin posibilit la llegada a Guantnamo, en 927, del capitn del Ejercito Libertador, Rafael Guillermo Inciarte Ruiz, Don Rafa, (864-946), quien despus de dirigir la Banda de Msica en las fuerzas del general Jos Maceo, estuvo al frente de las de Manzanillo y Santiago de Cuba, estaLuis de Jess Morlote Ruiz.

ltima su ciudad natal. Uno de sus hijos, Rafael Inciarte Brioso (909-99), con el tiempo tambin sera director, y se convertira en el ms importante etnomusiclogo y folclorista del patio. Inciarte Brioso, compositor y director orquestal, form un binomio autoral con el ms destacado de los promotores de la cultura guantanamera hasta hoy, el historiador, poeta, msico, teatrista y estomatlogo, Luis de Jess Morlote Ruiz (90- 994). Ellos, junto a la profesora Clarisa Creagh, pionera del movimiento coral entre sus discpulos estuvo el famoso caricaturista Wilson, creador de las criollitas, rescataron la tradicional Tumba Francesa, la autenticidad de los carnavales y otras manifestaciones populares marginadas por la sociedad, entre ellas el chang, cuyo grupo principal se fund gracias a su iniciativa comn, en 945, por los hermanos Arturo y Chito Latambl (96-99). En la dcada del 40 del pasado siglo se consagra nacionalmente Luis Martnez Grin, Lil, (95-990), precursor y maestro de lo que hoy se conoce como tumbao en la pianstica sonera, quin como nadie supo combinar la majestuosidad de Chopin y otros clsicos, con la riqueza del chang, el nengn, el jazz, el tango y la conga, para convertirse en paradigma de la composicin e interpretacin del sonido cubano, caribeo y latino. Por esa misma poca, una institucin no oficial, sostenida por sus miembros, la Sociedad Filarmnica, realizaba una encomiable labor, al presentar en Guantnamo celebridades del arte Luis Martnez Grin, Lil. cubano e internacional como el Ballet de Alicia Alonso, Ernesto Lecuona, Esther Borja, el guitarrista espaol Andrs Segovia, el cantante y actor mexicano Jos Mojica y los Nios Cantores de Viena. En la dcada del 50, Elio Rev Matos (90-997) se radica en La Habana, propiciando el entronque del chang con las corrientes musicales de la poca, lo que tuvo un punto culminante en el trabajo de Juan Formell fue bajista de la orquesta Rev con el Guararey de Pastora, aportando el sonido guantanamero a lo que despus se conocera como el fenmeno de la salsa. Con el triunfo revolucionario de 959, Guantnamo, plaza cosmopolita por tradicin, se convierte en un manantial cultural. En 962, junto al reconocimiento del Grupo Chang como Patrimonio de la Nacin y la fundacin de la Orquesta

Sabor y Ritmo por Orlando Almaguel, Mundo (928- 2005), se produce un acontecimiento que marcara el antes y el despus del mundo artstico local: Tootsie Cabal crea la Escuela de Msica, verdadero laboratorio creativo, que se extiende a otras especialidades, y monta a Guantnamo con voz propia y pujante en el tren imparable de lo que con justeza se considera en el mundo como un programa modlico: nuestro sistema de enseanza artstica. Como si no le bastara ese aporte colosal, Tootsie crea el Coro Masculino, nico de su tipo en el pas; las Jornadas de Conciertos, los Festivales de Msica Infantil, las cantoras y otras iniciativas que la convierten por derecho propio en la Madre de la msica guantanamera y su figura viva ms importante. Agianit Payn La semilla sembrada por ella, junto a Inciarte, Lucy Debesa, Rolando Fernndez y otros soadores, ha dado sus frutos. Una muestra representativa se descubre en las figuras de relieve nacional como Teresa Paz Romn, directora del conjunto de msica antigua Ars Longa; Conrado Monier, arreglista coral; el flautista Axel Rodrguez; Agianit Payn, directora de bandas; el guitarrista Esteban Campuzano; la directora sinfnica Anarelys Garriga; el laudista y tresero Jess Fernndez; los trovadores Lorenzo Cisneros, Topete, y Josu Oliva. A este catlogo de la historia musical guantanamera de todos los tiempos se incorporan Scrates Villaln, pianista; Angelina Quert y Pedro Caverds, compositores; Mario Zamora, cantautor; Lino Betancourt, investigador; Reutilio Domnguez, compositor; Oscar Montero, Cayamba, trovador; su olvidado coterrneo baracoense Eduardo Davidson, creador de la pachanga; las cantantes Lina Zamora y Paula Villaln; el pianista Ren Mndez; el actual lder de la Orquesta Sabor y Ritmo, Lzaro Fernndez Taquechel; Eduardo Goulet, Pipi; Jos Dutil y Andrs Fist, changiseros, y el inolvidable maestro de msicos ngel Savn, entre otros. Agrguese instituciones como el Centro de Informacin y Documentacin Musical Rafael Iniciarte Brioso, la Casa del Chang Chito Latambl, la Casa de las Promociones Musicales La Guantanamera y la Escuela de Bandas de Conciertos, formadora de diez agrupaciones de este tipo que hoy revolucionan la vida cultural de los municipios.

Antonia Luisa Cabal, Tootsie, mientras dirige el coro Voz Tempo.

El futuro es prometedor, tanto en lo popular como en lo acadmico. Lo prueban las agrupaciones infantiles y juveniles como el proyecto Identidad de Tumba Francesa, el grupo Los Prncipes del Chang, la Orquesta de Guitarras dirigida por Brian Hui, el coro Voz Tempo (el ms reciente aporte de Tootsie Cabal) y los formatos de msica de cmara dirigidos por Axel Rodrguez y Agianit Payn, a lo que debe agregarse ms temprano que tarde la Orquesta Sinfnica de Guantnamo. Desde el Girito, en Baracoa con el nengn kirib, la Loma del Chivo con su tumba y chang con rumba, la Banda de Conciertos y su repertorio universal, la Orquesta Sabor y Ritmo, el Coro Masculino, hasta el grupo Madera Limpia con el kiri-rap, o el do Buena Fe, mezclando trova, pop y rock, Guantnamo, como en otras muchas esferas de la vida, no es segundo de nadie en la msica, porque aqu todo lo que suena tiene la magia de lo autntico.

2

BLASONES Guantnamo

A

Guantnamo: un nuevo enfoque para el desarrollo sostenibleLic. Maritza Say Savn Lic. Omar Cantillo Ferreiro

partir del llamado que hiciera la direccin del pas para estudiar e insertarnos en los actuales y probables escenarios nacionales e internacionales en los que interactuamos, la provincia ha implementado un programa de desarrollo estratgico que se sustenta en el incremento de la produccin de alimentos, la sustitucin gradual y selectiva de importaciones, la generacin acelerada de fondos exportables y la elevacin de la eficiencia, el ahorro y la productividad; indicadores con resultados visibles a corto plazo, segn mostramos a continuacin. El incremento de la produccin de leche fluida en el sector agropecuario permiti sustituir 239 mil 800 toneladas de leche en polvo, beneficiar a ms de 7 mil 400 nios y cubrir ms de 2 mil dietas, especialmente para embarazadas. Ello representa un ahorro de un milln doscientos mil USD al evitarse la importacin del producto en el mercado internacional. La provincia logr exportar 242 mil 00 toneladas de carbn vegetal y mantiene reservas que facilitan el incremento de las ventas en el exterior. Se comenz la entrega a la fbrica de las primeras 50 toneladas de carbn activado y se obtuvieron 28 mil 44 USD por concepto de exportacin. La sustitucin de importaciones de carbn pirolizado represent un ahorro de 6 mil 755.00 CUC. La produccin de ctricos crece un 6 % a partir de la aplicacin de medidas organizativas en la comercializacin. La exportacin de 220 toneladas de coco fresco y la firma de convenios con Italia y Canad para la venta de 48 toneladas mensuales del producto resaltan entre los avances. La exportacin de 44 mil 500 toneladas de miel ecolgica, con posibilidades reales de ampliarse, significaron un ingreso a la economa de 266 mil 500 USD. El Ministerio el Azcar logr abastecer de leche fresca a 66 bodegas mediante el sistema de entrega directa y prev cerrar el ao con un milln cien mil litros del producto. La construccin de una planta de Dixido de Carbono (CO2) en Argeo Martnez, con capacidad para producir 6 toneladas diarias, abastece el mercado interno y aporta mil 200 a las provincias orientales. La produccin de alcohol alcanza los 56 mil 2 hectolitros.

Desayuno de chocolate.

La industria alimentaria del territorio al cierre de octubre alcanza 87 400 toneladas de productos diversos e incrementa en 4 mil 2 cajas las producciones derivadas de la Empresa de Bebidas y Refrescos (vinos, licores y ron). Logra exportar 290 mil toneladas de manteca, licor y tortas de cacao, todo por valor de 790 mil USD. La Industria Ligera produjo mil 656 unidades de distintos tipos de muebles destinados para las obras locales y nacionales. En la produccin textil se logran 65 mil 600 unidades y elevan las ventas totales de 6 millones 246 mil 00 pesos a 6 millones 765 mil 500. La sustitucin de importaciones de madera semidura para la produccin de muebles destinados al turismo adquirida ahora en nuestro territorio y la venta de 96 metros cbicos en la red de tiendas de la entidad permiti un ahorro de 4 mil 200 CUC. La produccin de 5 mil cabos para las palas con destino a la Empresa de Herramientas de Mano, representa un ahorro al pas de 20 mil 250 CUC por concepto de sustitucin de importaciones. La industria grfica planifica producir en el semestre de julio a diciembre a un costo 0.25 centavos cien mil libretas para la comercializacin en las cadenas TRD y CIMEX de todo el pas. Este producto se adquira en Panam a un costo que oscilaba entre 0.7 y 0.40 centavos de dlar.

Produccin de sal fina y gruesa.

Confecciones textiles.

INPUD Oriente aspira a producir este ao mil vagones destinados a la construccin, de los cuales han realizado hasta octubre 89 unidades. Estos implementos eran adquiridos en su totalidad en el extranjero a un costo de $40.00 USD cada unidad. Su produccin local abarata los costos hasta $26.0 CUC y el producto final ofrece mayor calidad, fortaleza y durabilidad. El sector sideromecnico trabaja en productos genricos que sustituyen importaciones asociadas a los programas de la Batalla de Ideas, entre ellos: mdulos de puertas, ventanas y cubos metlicos destinados a la construccin. La industria salinera, entidad insignia del Ministerio de la Industria Bsica, logr producir 59 toneladas de sal fina. Su importacin en el extranjero costaba $200.00 USD la tonelada. La fbrica de carbn activado reinici su produccin despus de varios aos de inactividad y ha producido 20 toneladas del material que tiene amplia demanda en los procesos de destilacin de alcoholes.

Produccin de vagones para la construccin.

25

BLASONES Guantnamo

L

Produccin agropecuaria

a provincia Guantnamo, territorio eminentemente agrcola, basa su estrategia de produccin en cuantificar las potencialidades de ahorro por concepto de sustitucin de importaciones, en renglones susceptibles de ser producidos en el pas. En tal sentido, se han identificado las siguientes producciones: coco y sus derivados: aceite para repostera y cosmticos, fibras para sustratos, maderas a partir de la renovacin de 76 mil 500 plantas anuales, materia prima para la fbrica de carbn activado; incremento de la produccin de leche y carne vacuna, bufalina, ovino caprina y cuncola; crecimiento en las producciones citrcolas, con nfasis en los cultivos de naranja, lima, toronja y limn; produccin de variedades de mango de clase; elevacin de las producciones de coco, caf y madera en las zonas montaosas; produccin de vegetales con tecnologa de casa de cultivos protegidos y semiprotegidos. Entre los resultados ms relevantes aparecen:

Aplicacin de riego a parcela de autoconsumo

Incremento de la produccin ovina

Ordeo mecanizado

Despulpadora de caf

La construccin e inauguracin de Mercados y la estabilidad de las dos Ferias Agropecuarias mensuales, garantizan la comercializacin de las producciones.

Cosecha de cacao

Produccin porcina

C

La colaboracin internacional en la provincia GuantnamoLic. Omar Cantillo Ferreiro Lic. Alejandro Louit Correa Ena Vila Gonzlez

omo parte del esfuerzo territorial y nacional para lograr el desarrollo sostenible de la provincia se articula la colaboracin internacional como resultado de la imagen altamente positiva de nuestro pas ante el mundo, de la responsabilidad y transparencia con la que se asumen los compromisos contrados y por la visibilidad y replicabilidad de los resultados alcanzados. La provincia se encuentra ejecutando 6 proyectos de colaboracin internacional que respaldan el 00 % de sus prioridades, con nfasis en el fortalecimiento del programa alimentario, el desarrollo energtico sostenible, la calidad ambiental, la lucha contra la desertificacin y la sequa, y otros de corte sociocultural, encaminados a mejorar las condiciones de vida en los asentamientos humanos y los grupos sociales vulnerables. La distribucin por destino se muestra a continuacin:

Agricultura de conservacin de suelos.

Destinos principales de los Proyectos de Colaboracin Internacional.

Ms importante que el nmero creciente de Proyectos en ejecucin y la cantidad de recursos financieros y materiales que se movilizan, es el incremento significativo y favorable del impacto de la colaboracin. Entre los ms importantes se pueden relacionar los siguientes:

Beneficiados de forma directa ms de 140 enfermos de SIDA. Incremento de la produccin de viandas, hortalizas y vegetales a partir de la adquisicin de casas de cultivos tapados y de posturas. Electrificacin de ms de trescientos objetivos sociales y econmicos. Creados un total de 6 empleos, de ellos 42 para mujeres. Beneficiadas ms de mil 300 hectreas de suelos. Incremento en las ventas de sal y caf. Beneficiados ms de 20 centros Internos con mdulos de sonido para la recreacin. Beneficiados seis crculos infantiles y el campamento de pioneros Daniel Llosas Preval. Fortalecidos con nuevos equipamientos y mobiliario dos Hogares Maternos. Ampliadas las coberturas de agua potable a partir de tres nuevos acueductos. Reciclados 2 mil 800 metros cbicos de residuos slidos. Beneficiadas ms de 80 mil habitantes con las acciones y productos del Programa Mundial de Alimentos. Equipados cinco municipios con Centros de Alerta Temprana para la prevencin de riesgos. Incremento de la potencia instalada y disponibilidad tcnica en Pequeas Centrales Hidroelctricas de la provincia y elevacin de la calidad de vida de los pobladores rurales con la electrificacin de 2 707 viviendas.

27

BLASONES Guantnamo Reforestadas ms de 00 hectreas e instaladas las capacidades para la reforestacin continua de la Franja Costera Sur.

En el 2007 se promovieron y aprobaron nuevos e importantes proyectos con el gobierno vasco y la Repblica Popular China, los que en su conjunto superan los diez millones de dlares, destinados bsicamente a la creacin y fortalecimiento de las capacidades para la produccin de alimentos. Las donaciones en especie se dirigen a sectores sociales sensibles y su valor estimado alcanza milln 75 mil 24,95 USD. Por su impacto social deben destacarse las referidas a alimentos, sillas de ruedas, colchones, materiales elctricos, entre otras. El predominio de las fuentes de donaciones corresponden a Suiza, Organismos Econmicos Internacionales y las Asociaciones de Amistad de los Estados Unidos. Los recursos no solo provienen de la colaboracin extranjera. Alrededor de 2 700 guantanameros prestan servicios solidarios en ms de 50 pases, bsicamente de Amrica Latina, el Caribe y frica. Estos hombres y mujeres, con su noble esfuerzo, han contribuido a mejorar la calidad de vida de millones de personas.Atencin a nios con necesidades educativas especiales.

Reforestacin de la franja costera sur.

Electrificacin fotovoltaica a viviendas en zonas rurales y de difcil acceso

nica Guantanamera a Guantnamo

Una nueva produccin de El Mar y La MontaaLic. Mireya Pieiro Ortigosa

Ttulo: Cantares a Guantnamo Letra: Pedro Claudio Prez Olivares Msica: Joseto Fernndez I Guantnamo, con tus ros que te baan y refrescan, bien mereces que te ofrezcan versos, y te doy los mos. Los alegres caseros que contemplo en tu regin son tambin inspiracin, al igual que tus mujeres. Desde Periquito eres un pueblo en Revolucin. II Para azcar, dulce caa, y frondosos cafetales; riquezas fundamentales que atesoras en tu entraa. Logra el hombre como hazaa una industria salinera que comienza en Caimanera y llega a Baitiquir. Yo por eso prefer cantarte de esta manera: III Guantnamo, mi cantar al ro del mismo nombre, dominado por el hombre no se pierde ya en el mar; de la presa va a regar un plan ctrico gigante que lo atiende el estudiante de secundaria en el campo, y en mi dcima lo estampo como un lucero radiante. IV Es, Guantnamo, tu historia hoy de pueblo socialista; siempre fue antimperialista para gloria de tu gloria. La trinchera de victoria da comienzo en Caimanera, donde la cobarde fiera usurpa tu territorio, y ese hecho tan notorio te hace primera trinchera. V De las regiones de Oriente algo te hace ms sufrida, y es que brota de tu herida a raudal sangre caliente. Guantnamo, t, valiente, no admites una conquista; quin duda que se resista en defensa de tu suelo, si te mantienes en duelo con la bota imperialista. VI Guantnamo, la seal que marca tu noble pecho es la herida que te ha hecho un traicionero pual; te ha herido en el carcaal pero no es taln de Aquiles; que nunca piensen los viles que podrn as vencerte: tu grito de Patria o Muerte! lo respaldaremos miles.

Este libro nos ofrece un ngulo diferente para acercarnos a la vida y las concepciones ticas de REGINO E. BOTI. Harvardianas una crnica publicada entre diciembre de 900 y marzo de 90 en lo que hoy constituye una rareza bibliogrfica: el peridico guantanamero El Manag relata, con juvenil frescura y suspicacia, un hecho apenas referido en la historiografa nacional: el viaje de estudios que la Universidad de Harvard le ofreciera, en el verano de 900, a un selecto grupo de maestros cubanos entre los cuales se encontraba el que, aos despus, asentara su nombre en el canon de nuestra poesa. Otros saltos al Norte son los diarios que Boti llevara como apuntaciones, [] nunca con el propsito de hacer literatura, durante sus nuevos viajes en 947 y 948. Esta seleccin, que testimonia las estancias del poeta de El mar y la montaa en los Estados Unidos de Amrica, fue preparada por su nieto y albacea Regino G. Rodrguez Boti y publicada por la editorial guantanamera El Mar y la Montaa.

29

Guantnamo, la ciudad y su memoria

BLASONES Guantnamo

Iglesia Santa Catalina de Ricci. Parque Jos Mart.

Vista del Parque Jos Mart. Al fondo, la Iglesia Santa Catalina de Ricci.

Parque Jos Mart. Monumento a Pedro A. Prez.

Vista area del Parque Jos Mart

Pavimentacin de calle de la ciudad de Guantnamo.

Planta de hielo.

Antigua Estacin del Ferrocarril.

Antiguo puente de Aguilera. Al fondo, el Puente Negro.

Guantnamo, la ciudad y su memoria

BLASONES Guantnamo

Parque 24 de Febrero.

Glorieta del Parque 24 de Febrero.

Crcel de Guantnamo, hoy Museo Provincial.

Colegio Sagrado Corazn de Jess, hoy ESBU Pedro A. Prez.

CONCURSO DE LITERATURA Y ARTES PLSTICAS REGINO E. BOTI 2008Con el auspicio del Centro Provincial del Libro y la Literatura, la UNEAC, el Consejo Provincial de las Artes Plsticas y la AHS en Guantnamo, se convoca a la trigsima primera edicin del concurso de Literatura y Artes Plsticas Regino E. Boti, a celebrarse del 1 o al 4 de junio de 2008. BASES Podrn participar los escritores y artistas plsticos residentes en el pas. Los temas sern libres y se concursar en los siguientes gneros: LITERATURA Poesa (incluye dcima), cuento, crtica, historia y literatura para nios, con libros que tengan una extensin mnima de 60 cuartillas y un mximo de 80 (en el caso de la literatura para nios, de 30 a 50 cuartillas). Las obras debern ser inditas y no estar comprometidas para su publicacin, ni encontrarse en veredicto de otro certamen. Los trabajos se presentarn en original y dos copias, en formato de 8 x 11, identicados con un seudnimo. Se enviarn por correo certicado que incluir, aparte de las tres copias de la obra concursante, un sobre con el seudnimo identicador y el nmero de carn de identidad, que determina si la obra clasica para el premio especial de la Asociacin Hermanos Saz. Dentro del sobre sellado deben aparecer los siguientes datos: seudnimo, gnero, ttulo de la obra, nombre del autor, breve currculum, direccin particular y electrnica (si la posee) y telfono.

ARTES PLSTICAS Se concursar en las manifestaciones de pintura, dibujo, grabado, escultura, arte digital impreso y videoarte. Cada autor dispondr de un espacio no menor de 50 cm y no mayor de 3 m2 para obras planimtricas, y de 3 m3 para las obras volumtricas. Las obras de videoarte se deben presentar en formato VHS. Las obras concursantes deben de estar acompaadas de: nombre(s) y apellidos del autor, cha tcnica, currculum, as como los precios en MN y CUC con rangos mnimos y mximos. JURADOS Y PREMIACIONES Los jurados se conformarn con prestigiosas guras de la Literatura y las Artes Plsticas. El fallo ser inapelable. El plazo de admisin de las obras vence el 25 de abril de 2008, para los gneros de literatura. El plazo de admisin de Artes Plsticas vence el 25 de mayo de 2008. En Literatura se otorgar un nico premio en cada gnero, consistente en $3 000.00 MN, adems de un premio especial otorgado por la Asociacin Hermanos Saz, consistente en 500.00 MN. El jurado podr entregar cuantas menciones considere. En Artes Plsticas se otorgarn tres premios de igual categora consistente en $3 000.00 MN, sin distincin de gnero, adems de otros especiales otorgados por la Asociacin Hermanos Saz y la UNEAC, por valor de $500.00 MN cada uno. Sobre el envo de las obras: Las obras literarias deben ser remitidas a: Centro Provincial del Libro y la Literatura. Calle Cuartel No. 715 e/ Jess del Sol y Narciso Lpez, Guantnamo. CP 95 100. las obras de Artes Plsticas deben dirigirse a: Consejo Provincial de las Artes Plticas. Calle Mximo Gmez No. 870 esquina a Crombet, Guantnamo. CP 95 100. Para ms informacin remitirse a: Literatura: (0121) 32 7484 y 32 7281 E-mail: cpll@gtmo.cult.cu Artes Plsticas: (0121) 32 5186 y 32 2553