Acatisto de la Anunciacin.

  • Published on
    06-Jul-2015

  • View
    4.267

  • Download
    0

DESCRIPTION

Acatisto a la Virgen Mara, conocido y utilizado principalmente por la Iglesia Ortodoxa. Su origen es datado en el siglo VII, aproximadamente. Esta es una versin que traduje del idioma rumano, utilizando elementos de la hecha por las monjas del Monasterio Ortodoxo de Guatemala.

Transcript

Acatisto de la Anunciacin a la Virgen Mara(San Romano el Melodista)

Kontakion primero Para ti, Madre de Dios, vencedora en la lucha, entonamos los tuyos este canto de triunfo agradecindote por guardarnos del mal; ms T, con tu soberana invicta, lbranos de todos los peligros, y as aclamaremos: Algrate, virgen y esposa! Ikos primero El ms excelso de los ngeles fue enviado desde el Cielo para decir Algrate a la Madre de Dios. Al transmitir su inmaterial saludo y vindote encarnado en Ella, Seor, qued extasiado el ngel, que de este modo a la Madre dijo: Algrate, t por quien resplandece la alegra. Algrate, t por quien cesar la maldicin. Algrate, llamado a Adn que cay.. Algrate, redencin de las lgrimas de Eva. Algrate, cima difcil de escalar para el pensamiento humano. Algrate, profundidad insondable aun para los ojos de los ngeles. Algrate, pues t eres el trono del Rey. Algrate, pues t llevas a Aqul que sostiene todo. Algrate, estrella que al Sol precede. Algrate, seno de la divina Encarnacin. Algrate, t por quien la creacin es renovada. Algrate, t por quien el Creador se hizo nio. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion segundo Conociendo su propia castidad, la Santa Virgen dijo valientemente a Gabriel: Las maravillosas palabras que dices son difciles de aceptar por mi alma, pues anuncias un parto de virginal seno, exclamando: Aleluya! Ikos segundo

2

Ansiaba la Virgen comprender el misterio, y as pregunt al Mensajero divino: Podr mi seno virginal dar a luz un hijo? Dmelo. Y aqul, reverente, aclamndola, as respondi : Algrate, misterio del sublime consejo. Algrate, fe de los que oran en silencio. Algrate, preludio de los milagros de Cristo. Algrate, corona de Sus doctrinas. Algrate, escala celestial por la cual Dios descendi. Algrate, puente que conduce de la tierra al cielo. Algrate, maravilla renombrada grandemente entre los ngeles. Algrate, derrota lamentada amargamente por los demonios. Algrate, que la indescriptible Luz has portado. Algrate, t que no revelaste el misterio a ninguno. Algrate, t que sobrepasas el conocimiento de los sabios. Algrate, t que iluminas el pensamiento de los fieles. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion tercero Entonces el poder del Altsimo cubri con su sombra a la que no conoca varn, para que concibiera, y l hizo de su vientre fecundo una via frtil para todos los que quieren alcanzar la salvacin, mientras cantan: Aleluya! Ikos tercero Habiendo recibido a Dios en su seno, la Virgen se apresur a ir hacia Isabel, cuya criatura, an desde el vientre reconoci en seguida el saludo de la Madre de Dios y regocijndose salt, exclamando: Algrate, vid de donde nace el Brote que nunca se marchita. Algrate, renuevo de un Fruto sin mancha. Algrate, t que concebiste al Labrador redentor de la humanidad. Algrate, t que diste nacimiento al Sembrador de nuestra vida. Algrate, suelo que produce un rico Cultivo de compasin. Algrate, mesa servida con Riqueza de misericordias. Algrate, t que haces florecer el paraso de la blandura. Algrate, pues t preparas refugio para las almas. Algrate, incienso de la oracin bien recibida. Algrate, ofrenda de todo el mundo. Algrate, clemencia de Dios con los hombres. Algrate, confianza del hombre con Dios. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion cuarto

3

Con el corazn turbado y encontrados pensamientos, el sabio Jos se agitaba en la duda. Admirndote intacta, sospechaba esponsales secretos de ti, Oh, Inmaculada! Ms cuando te supo Madre por obra de Espritu Santo, exclam: Aleluya! Ikos cuarto Los pastores oyeron los coros de los ngeles que cantaban a Cristo descendido entre nosotros. Corriendo a ver al Pastor, lo contemplaron como a un corderito sin mancha, alimentndose del seno de Maria, y cantaron as: Algrate, Madre del Cordero y del Pastor. Algrate, redil del rebao fiel. Algrate, tormento de los enemigos que no se ven. Algrate, guardiana de la eternidad. Algrate, por ti con la tierra se alegran los cielos. Algrate, por ti con los cielos se goza la tierra. Algrate, voz perpetua de los apstoles. Algrate, valenta inquebrantable de los mrtires. Algrate, potente sustento de la fe. Algrate, creencia radiante en la gracia. Algrate, t por quien el infierno qued despojado. Algrate, t por quien nos revestimos de gloria. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion quinto Habiendo divisado una estrella oscilando en forma divina, los Magos siguieron su luz, y mantenindola ante ellos como un faro, buscaban con su ayuda a un Rey poderoso. Y habiendo alcanzado al Inalcanzable, se regocijaron y le exclamaron: Aleluya! Ikos quinto Los Magos contemplaron en los brazos maternos al Hijo del Sumo Creador del hombre. Sabiendo que era el Seor, aunque bajo la apariencia de siervo, presurosos le ofrecieron sus dones, diciendo a la Madre bienaventurada: Algrate, Madre de la Estrella sin ocaso. Algrate, amanecer del Da del Divino Misterio. Algrate, t que has extinguido el horno ardiente del error. Algrate, t que has iluminado a los entendidos en la Trinidad. Algrate, t que despojas del poder al tirano despiadado. Algrate, t que nos has mostrado a Cristo el Seor y su amor a la humanidad. Algrate, t que nos has librado de la fe incorrecta. Algrate, t que nos libras de las obras impuras. Algrate, t que has abolido la adoracin al fuego. Algrate, t que apagas las llamas de la inmoralidad. Algrate, gua de los fieles hacia la sabidura. Algrate, alegra de todas las generaciones.

4

Algrate, Virgen y esposa! Kontakion sexto Convirtindose en mensajeros portadores de Dios, los Magos regresaron a Babilonia. Habiendo cumplido la profeca sobre Ti y proclamndote como el Cristo, hicieron que Herodes quedara como un mentiroso, porque no saba proclamar: Aleluya! Ikos sexto Brillando sobre Egipto con la luz de la verdad, T dispersaste la oscuridad de la mentira, pues los dolos de aquel pas se derrumbaron, oh Salvador, incapaces de soportar Tu poder. Y todos los que fueron librados de ellos clamaron a la Madre de Dios: Algrate, reedificacin del hombre. Algrate, ocaso de los demonios. Algrate, t que has pisoteado el poder del engao. Algrate, t que expusiste el fraude de los dolos. Algrate, mar que disipas al gran faran. Algrate, roca que sacia a los sedientos de vida. Algrate, columna de fuego, guiando a los que estn en la oscuridad. Algrate, refugio del mundo cual nube sin par. Algrate, alimento que sustituye al man. Algrate, dispensadora del santo gozo. Algrate, Tierra Prometida. Algrate, manantial de leche y miel. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion sptimo Cuando Simen estaba prximo a partir de este mundo falaz, Te presentaron a l siendo recin nacido. Entonces l Te reconoci tambin como Dios perfecto, y se maravill de Tu inefable sabidura, clamando: Aleluya! Ikos sptimo El Creador revel una nueva creacin cuando a nosotros, Sus criaturas, se dej ver. Sin simiente l surgi del seno de Su madre, preservndolo sin mancha como estaba antes, para que contemplando el milagro, podamos cantarle a Ella: Algrate, flor de pureza. Algrate, corona de la virtud. Algrate, t que iluminas la imagen de la Resurreccin. Algrate, t que revelas la vida de los ngeles. Algrate, rbol de buen fruto, del que se alimentan los fieles. Algrate, bosque de hojas frondosas donde se refugian muchos. Algrate, t que diste a luz al Redentor de los extraviados. Algrate, t que diste a luz al Libertador de los cautivos.

5

Algrate, intercesora ante el justo Juez. Algrate, perdn de las muchas ofensas. Algrate, manto protector para los que estn faltos de confianza. Algrate, amor que desvanece todo deseo. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion octavo Contemplando este extraordinario nacimiento, volvmonos ajenos al mundo y tornemos nuestras mentes al cielo. Por esta causa el Altsimo se mostr en la tierra como un hombre humilde, deseando elevar a las alturas a los que claman a l: Aleluya! Ikos octavo An estando aqu entre los hombres, el Verbo de ninguna manera se ausent del Reino de lo alto, pues lo que sucedi fue una descenso divino y no un cambio de lugar, y Su nacimiento fue de una Virgen que recibi a Dios, mientras escuchaba estas palabras: Algrate, morada del Dios inconmensurable. Algrate, puerta del misterio solemne. Algrate, relato incomprensible para los incrdulos. Algrate, exaltacin de esperanza de los fieles. Algrate, santsima portadora de Aqul que est ms arriba de los querubines. Algrate, morada gloriossima de Aqul que est sobre los Serafines. Algrate, t que has unido a los opuestos. Algrate, t que has unido virginidad y maternidad. Algrate, t por quien fue absuelto el pecado. Algrate, t por quien se abri el Paraso. Algrate, llave del reino de Cristo. Algrate, esperanza de las bendiciones eternas. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion noveno Todos los ngeles se admiraron por la obra maravillosa de Tu Encarnacin, pues vieron a Dios altsimo como Hombre accesible a todos, habitando entre nosotros y escuchando de todos: Aleluya! Ikos noveno Los oradores ms elocuentes enmudecen como peces ante ti, Madre de Dios, pues no pueden explicarse como, siendo Virgen, diste a luz un Nio. Mas nosotros, maravillndonos ante este misterio, clamamos con fe: Algrate, vaso de la sabidura de Dios. Algrate, tesoro de su Providencia. Algrate, t que muestras a los filsofos su falta de sabidura. Algrate, t que dejas a los retricos faltos de razn.

6

Algrate, pues los sabios se han vuelto insensatos. Algrate, pues los creadores de mitos se han esfumado en el silencio. Algrate, t que rompiste las cadenas de los atenienses. Algrate, t que llenaste las redes de los pescadores. Algrate, t que sacas a los hombres de las profundidades de la ignorancia. Algrate, t que iluminas a muchos con el entendimiento. Algrate, barco de todos los que desean salvarse. Algrate, puerto de los viajeros en este mar de la vida. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion dcimo Deseando salvar al mundo, el Creador se revel, de acuerdo a Su promesa. l es nuestro Dios y Pastor, y sin embargo por nuestra causa se hizo hombre. Y acercndose en semejanza al que le era semejante, siendo Dios escuch de todos decir: Aleluya! Ikos dcimo T eres una fortaleza para las vrgenes, Virgen Madre de Dios y para todos los que recurren a ti, pues el Creador de cielo y tierra te erigi, Oh Pursima; habitando en tu seno, y enseando todos a invocarte: Algrate, pilar de la castidad. Algrate, puerta de la salvacin. Algrate, iniciadora de la restauracin espiritual. Algrate, t que otorgas la gracia divina. Algrate, pues t has renovado a los concebidos en la vergenza. Algrate, pues t das buen consejo a los que estn sin entendimiento. Algrate, t que has vencido al que incita los malos pensamientos. Algrate, t que has dado nacimiento al Sembrador de la pureza. Algrate, cmara nupcial de una unin sin simiente. Algrate, t que has unido a los fieles con su Seor. Algrate, t que entre vrgenes fuiste la nica en alimentar con tu seno.. Algrate, habitacin preparada para el alma de los santos. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion decimoprimero Difcil es con himnos tratar de abarcar todas Tus misericordias; pues aunque Te ofrezcamos, Rey Santo, salmos y cantos innumerables como la arena, no habremos hecho nada comparable con lo que nos has dado a nosotros, que clamamos: Aleluya! Ikos decimoprimero Como una lmpara llena de luz, vemos a la Santa Virgen aparecindose a los que estn en la oscuridad. Encendiendo el Fuego inmaterial, Ella gua a todos al conocimiento divino e ilumina nuestras mentes con Su esplendor, por lo que es honrada con estos saludos:

7

Algrate, rayo del Sol espiritual. Algrate, luminaria de luz inextinguible. Algrate, llama que ilumina almas. Algrate, t que atemorizas a los enemigos como el trueno. Algrate, pues t haces brillar el resplandor refulgente. Algrate, pues t haces que fluya un ro abundante. Algrate, t que nos muestras la imagen vivificadora de la fuente. Algrate, t que limpias la mancha del pecado. Algrate, t que lavas y dejas la conciencia limpia. Algrate, copa que derrama alegra. Algrate, dulce fragancia de Cristo. Algrate, vida de felicidad espiritual. Algrate, Virgen y esposa! Kontakion decimosegundo Cuando el Seor, misericordioso con los hombres, quiso deshacer las deudas antiguas por medio de la Gracia, vino voluntariamente a los que haban cado lejos de Aquella y rompi la lista de sus deudas; escuchando de todos: Aleluya! Ikos decimosegundo Mientras cantamos a tu alumbramiento, te alabamos como a un Iglesia Vivificante, Madre de Dios, pues el Seor, quien tiene al mundo en Sus manos, habit en tu seno. De esta manera l te santific y glorific, enseando a todos a clamarte: Algrate, tabernculo de Dios hecho Palabra. Algrate, ms santa que los santos. Algrate, arca bruida por el Espritu. Algrate, tesoro inagotable de vida. Algrate, corona preciosa de reyes compasivos. Algrate, virtud honorable de los sacerdotes devotos. Algrate, torre inamovible de la Iglesia. Algrate, bastin indestructible del reino. Algrate, por quien se logran victorias. Algrate, por quien caen los enemigos. Algrate, salud de mi cuerpo. Algrate, salvacin de mi alma. Algrate, Virgen y esposa!

Kontakion decimotercero Oh, Madre alabada, que diste a luz a Dios encarnado, Aquel que es ms Santo que todos los santos, acepta nuestra ofrenda, lbranos de toda tentacin y gurdanos de la afliccin eterna, a los que te clamamos Aleluya! (Repetir 3 veces)

8

Luego se repite el Ikos primero y el Kontakion primero.