03. El Cuento Popular. Alfonso Gallegos C.

  • Published on
    26-Oct-2015

  • View
    28

  • Download
    0

Transcript

  • BORDADO CEREMONIAL. SAQUISILI ECUADOR

    ORIGEN DEL CUENTO.- El cuento es tanantiguo como el hombre. El ser humano, pornaturaleza, comienza a relatar sus realidades,experiencias e imaginaciones, con cierta fanta-sa y solemnidad. Alguien asegur que, elhombre de las cavernas, al volver de una peli-grosa cacera, relat a su esposa y sus hijos, laspenurias que pas para conseguir alimentospara su familia, dando as origen al cuento.Estas narraciones cortas, sencillas e interesan-tes, constituyen los llamados "cuentos popu-lares e infantiles"; los encontramos en todoslos pueblos del mundo, en su primitiva etapade civilizacin.

    "Contar es una necesidad del hombre. Poreso la perdurabilidad del cuento est asegura-da. Mientras exista el gnero humano, habrsiempre necesidades de expresar la belleza, laalegra y el dolor. Siempre habr alguien quevuelva a la forma primitiva y simplementecuente..." (1). El cuento, en sus orgenes,narra el asombro, el miedo, el terror del hom-

    EL CUENTOPOPULAR

    Alfonso Gallegos C.

    bre , frente a los fenmenos de la naturaleza ;trata de descubrirlos superficialmente y losexplica mediante la metfora, as, aparecenlos mitos. Cuando el hombre se da cuentaque frente al medio social que lo rodea, es ne-cesario adoptar una conducta ejemplar quesea seguida por sus semejantes, viene la etapade los cuentos morales: fbulas, aplogos, pa-rbolas, con su finalidad didctica, que dejana su paso valederas normas de conducta y debuen comportamiento, para disminuir lascomplicaciones en la vida.

    Los orientales : chinos, rabes y persas, sonlos abanderados que, antes que Occidente, re-lucieron importantes colecciones de cuentos.En la Edad Media, el aplogo indio, es tras-plantado a Espaa y origina los cuentos mo-rales o ejemplos. Esta influencia se manifies-ta en "El Conde Lucanor" , del Infante JuanManuel, que constituye la primera coleccinde cuentos morales en Castellano. Su carc-ter moralizante aparece 13 aos despus en el

  • 18

    "Decarnern" de Boccaccio y, ms tarde, in-fluye en escritores de la talla de Cervantes,Lope de Vega y Caldern de la Barca.

    En el siglo XVII, la literatura europea se nutrecon la ms importante coleccin de cuentos,al t raducir "Las Mil y Una Noches" . Poste-riormente aparece el cuento moderno con losrusos , germanos, ingleses y americanos. Lasprimeras manifestaciones del cuento, en Am-rica Latina, las encontramos en Per, en "Can-iones y Cuentos del Pueblo Quechua", de Jo-

    s Mara Arguedas.

    PRE CEPTIVA DEL CUENTO

    PECULIAR IDADES DEL CUE 'TO.- Alcuento, algunos autores, lo denominar "nove-la en miniatura" pero, en el fondo , presentaciertas caractersticas dist intivas, entre lascual es cit ar las siguientes:

    BREVED AD.- El cuento es ms corto que la novela breve", se cie a la narracin sin in-tempestivas aclaraciones ni digresiones. Elclaro y sencill o estilo, au nque movido, suelt oy gracioso, no presenta "hinchazn" ni pre-tenciones. La brevedad que presenta el cuen-to, le adapta al ritmo de la poca actual.

    PREDOMINIO DEL ELEMENTO Il\IAGINA-T IVO.- El cuento se caracteriza por el am-plio y libre desar rollo de la fantasa y por elpuro j uego de la imaginacin que ofrece unextenso campo a la actividad potica.

    INTENCION MORAL Y FILOSOFICA.- Es-ta caracterstica se hace presente, especial-mente, en la fase antigua, en los cuentos po-pulares e infantiles. Actualmente, el cuentopresenta intenciones soci o-ec onmicas o pol-ticas.

    CONDICION SINTETICA. - Proyecta uncuadro de la vida real, una experiencia o cual-quier problema social, co n rasgos rpidos, conpocos personajes y, generalmen te, comunicauna sola impresin. Su condicin sintticafavorece a las pinturas en rgicas y al embelle-cimiento de las formas de expresin.

    VEROSIl\UUTUD.- Verdad real y verdadpotica, se desenvuelven en un campo fants-tico y legendario. La verosimilitud provocael inters de los lectores. El cuento es unamodalidad de la nove lst ica , de profundas ra-ces populares. Fue la primitiva forma de lanovela.

    .El cuento puede enfocar a un asunto histri-co, legendario o fan tstico . En cada caso , de-pende de la narracin oral qu e deb e ser conarte y maestra. De la ha bilidad con que es re-latado el cuento, oralmente, depende el xitoo el fracaso.

    "El cuento nace cuando deja de existir el mi-to; pierde el mito su [uncin religiosa y ad-quiere otra artstica; de sacro se torna profa-no". (2)

    Con estos puntos de vista, coincidi el holan-ds JAN DE VR IES al decir: " El mito es gra-ve y sagrado, es el verbo del culto , el cuento ,es narracin que pre tende entretener sin exigirel aporte de fe. Util iza elem entos mticos pe-ro con un sentido recreativo" .

    En Amrica, no ha y un estilo estructuralistadel cuento al estilo de Proop. Lo encontra-

    I? l Prnnn Vladlmir, TEOR IA DE LA LITERATURA DE LOS FORMALISTAS RUS OS 8u8nn< A ir"", En C:nnn< 10 7n

  • mos de diferentes formas y, en ocasiones, fu-sionados dos o tres cuentos en uno solo, espe-cialmente, en el cuento popular o de carcterfolklrico.

    LIMITES SEt\IANTICOS ENTRE: LEYEN-DA, CUENTO, MITO, FABULA.

    Establecer marcadas diferencias entre estascuatro formas narrativas, resulta muy com-plejo yaque tienen algunos aspectos comunes."La moderna Antropologa ha hallado en laleyenda, cuenco, mito y fbula, rico filn desabidura, historia y cosmoramas de las cultu-ras primitivas, y a su estudio se ha dedicadoapasionadamente". (3)

    "Hay acuerdo, casi general, de definir a la f-bula como una narracin en verso de persona-jes animales y con finalidad didctica. Casode ser en prosa se suele hablar de cuentos deanimales" . (4)

    Ms difcil resulta sealar los lmites entrecuento, leyenda y mito . Sennep, considera alcuento folklrico o primitivo as: "Sera unamaravillosa y novedosa narracin, sin locali-zar el lugar de la accin ni individualizar a suspersonajes" y contina. .,En la leyenda, ellugar s indica con precisin, los personajesson individuos determinados, tienen sus actos,Sil fundamento que parece histrico y son decualidad heroica". Al referirse al mito dice:"Una leyenda localizada en regiones y tiempofuera del alcance humano y personajes divi-

    " (S)nos :>

    La leyenda es considerada como tradicin po-pular que circula entre las gentes y se transmi-te de generacin en generacin. "Se encuen-tran siempre en los or genes de la historia de

    19

    los pueblos y resulta difcil separarlas deella" (6).

    A la leyenda se le conoce tambin con la de-nominacin de "Poema Epico Legendario",diferencindose del poema pico-heroico enque el hecho es histrico y, la leyenda narrahechos fantsticos fundados en una tradicin.

    COI CEPTO

    El cuento est encuadrado en la literaturacreadora, en los gneros mixtos o compuestos.

    Segn GAVOL FERNANDEZ, el cuento es:"Un breve relato en prosa de hechos ficticios-como en la novela-, pero en que abundams el libre desarrollo imaginativo". Para ] E-SUS MARIA RUANO, cuento es: "redaccinno muy larga, sencilla, graciosa e interesantede un suceso histrico o ficticio" . Para EdgarAlln Poe, "es una literatura de imaginacinque desarrolla un solo incidente y que puedeleerse de un solo tiro" .

    Resumiendo estos conceptos y todas las pecu-liaridades antes mencionadas, el cuento es unbreve relato, ocupado por un nico hecho, enforma sencilla, graciosa, original e interesantede un acontecimiento ficticio o histrico, conpredominio de fantasa, e imaginacin capazde cxitar e impresionar al lector.

    CASIFICACION DEL CUENTOPOR SU FORt\lA

    CUENTO VERSIFICADO.- Es poco usado;es estudiado como poema pico menor.

    (3) LEYENDAS ECUATORIANAS. Biblioteca Clsicos Ar iel. Tomo 14. pgina 9.

    (4) LEYENDAS ECUATORIANAS. Biblioteca Clsicos Ariel .- Tomo 14. Pgina 9.

    l',' \j~" c:,,"""" I A FnRMArlnN r'lF I A~ I ::YENnAS. BUEN()~ AIRES. Editoriill Futuro . 1943. oc ina 2B.

  • 20

    CUENTO EN PROSA.- Relato en prosa, conlas caractersticas enunciadas anteriormente.

    POR SU CONTENIDOCUENTO POPULAR. - Comprende la faseantigua del cuento; predomina la orientacinmoral, son annimos. Generalmente, se losencuentra en las literaturas primitivas de to-dos los pueblos o flotando oralmente en el sa-ber del pueblo.

    CUENTOS INFANTILES. - Integran la fasemoderna del cuento moral o aplogo, basadoen la enseanza. Su trama es sencilla y tienelibre desarrollo imaginativo o fantstico.

    CUENTO CONTEMPORANEO. - Tiene lassiguientes modalidades:

    Cuento potico.- Se caracteriza por susingu-lar belleza y fantasa. Como modelo tene -mos . "El Pjaro Azul", de Rubn Dara; "ElRuiseor y la Rosa", de Osear Wilde.

    Cuentos fantsticos.- Llamados tambin demisterio; son de tono impresionante , produc-to de una sobria y exquisita imaginacin. Al-gunos autores le denominan "La belleza delhorror". " El hombre de Arena" y " El Violnde Cremona", . de HOFFMANN, son ejemplosde esta clase.

    Cuentos realistas.- Destaca notas sico-socia-les; es la autntica modalidad del cuento arts-tico moderno. Pueden ser sicolgicos, humo-rsticos, satricos, sociales, histricos, costum-bristas, etc .

    Cuentos regionales. - Se orientan hacia la rea-lidad, con notas de costumbres locales; sonsencillos en su narracin y, en ocasiones, seidentifican con el cuento folklrico.

    EL CUENTO FOLKLORICO

    CONCEPTO.- Es el relato sencillo y ficticiode una extensin relativamente breve. Tieneadems, rasgos comunes u otros bienes folkl-ricos como la danza, msica, poesa, etc. Es-ta categora narrativa, abarca un gran nmerode variedades , con caractersticas diferentes.

    CARACTERISTICAS DEL CUENTOFOLKLORICO

    Se transmite por tradicin oral a travs de lostiempos. Marcha paralelo a la fbula; las dosformas narrativas son de origen remoto y selos encuentra en una y en otra cultura.

    Estas narraciones partieron de la impresinque tuvo el hombre primitivo, al enfrentarseante la naturaleza y los animales. Parte de lascostumbres y siempre han estado expuestasa influencias e imitaciones mutuas.

    Segn FRANCISCO AYALA, "El cuento es laforma de interpretar y revelar el misterio, yaque mantiene el elemento enigmtico dondese advierte el relato folkl rico". (7)

    Para reconocer la estructura del cuen to, debe-mos puntualizar que, tanto la narracin comolos personajes, deben estar orientados hacia elmisterio y relacionado con la vida humana.

    El cuento est formado, generalmente, por lossiguientes elementos; accin, suspenso y per-secucin. Estas caractersticas motivan el in-ters en el lector, partiendo de una fechoray pasando por las funciones intermedias, has-ta llegar a culminar en una etapa feliz de re-compensa, de captura, de reparacin del mal,de salvacin o de auxilio durante la persecu-cin.

  • Segn el criterio de SUSANA CHERTUDE,"El cuento folkl rico se manifiesta a tra -vs de la palabra hablada, que se transmitede generacin en generacin y viven en la tra-dici n oral" , (8)

    Es una narracin guardada en la memoria delrelator, que cobra vida cuando ste cuenta an-te un auditorio ; se realiza cuando, quien sabeel relato , lo dice a otros. Al terminar la narra-cin, la versin no queda fijada como ocurrecon la palabra impresa. El narrador puedecon tar el mismo cuento, ser el mismo relatopero , cada vez, realiza una nueva creacin,una recreacin qu e no coincide de modo ab-soluto con la forma de la versin anterior ocon la siguiente.

    Los cuen tos folklricos son anonunos; tuvie-ron autor en su creacin inicial , pero se hansucedido recreaciones del tema en diversos lu-gares y tiempos. El narrador que no sabequien invent los cuentos, los hace un pocosuy os por estar en su memoria ; aS, los recreaen cualquier ins tante. Menndez y Pelayo,concluye qu e el cuento vulgar y primitivo,"no es ms que deshecho de la historia en ve-ces , en otros, puede muy bien constituir elgermen y fundamento de la historia y la epo-peya. El cuento ms antiguo debi ser el m-tico o heroico". (9)

    Desde las primeras manifestaciones , el cuentotrae co nsigo un ejem plo adoctrinador, pero noexiste en forma independiente, sino que nece -sita de elementos narrativos que surgen de laexperiencia y llevan en s un fin. En los cuen-tos eur opeos primitivos de la Edad Media, tie-nen la consigna de introducir en la accin , lasintrigas que asumen la funcin organizadoradel cuento que va despertando el inters a lolargo de la leve trama general.

    21

    Otros cuentos llevan en su contenido normasde comportamiento moral, cuyos personajesson adecuados para cada caso.

    CLASIFICACION

    De acuerdo a su contenido, el cuento folkl-rico , se clasifica en los siguientes grupos:

    Cuentos maravillosos de magia. - Presentanseres, acciones y objetos maravillosos ; el mun-do mgico o fantstico que presen ta, tieneuna secuencia de episodios. "La alfombra m-gica" . "La piedra preciosa", so n muestras deesto. Es el relato ms estudiado y ha provoca-do varias controversias cientficas.

    Cuentos novelescos.- A diferencia del ante-rior, estos cuentos, ocurren en el mundo realpero maravilloso por su riqueza episdica. Esuna caracterstica de los pueblos semitas; den -tro de este grupo se incluyen los relatos deadivinanzas, dando lugar a resolver a travs delingenio y astucia.

    Cuento religioso. - Dentro del aspecto religio-so , con un propsito moralizador, tenemos laintervencin de los dioses, la Virgen, el Dia-blo, los Santos, etc ., dentro de un marco cul-tural , intervienen en el destino de los huma-nos .

    Los chistes e historietas.- Son generalmentecortos y con fines humorsticos; estn incl u -das las narraciones en torno a un personajeficticio.

    EL CUENTO EN EL ECUADOR

    CONSIDERACIONES GENERALES

    En el campo folklrico, en el Ecuador han de-

    (8) Chertudi, Susana. EL CUENTO f OLKLORICO. Editor ial Sopena. Buenos Aires. 1969. pgina 5

    (9) Menndez v Pelavo . ORIGENES DE LA L1T ERATU URA ESPA NOLA. Editor ial B.A. e . 1956, pgina 236

  • 22

    saparecido valiosas piezas de este gneronarrativo.

    Hasta la presente, poco se ha hecho por recu-perar algo que est en agona constante y, deno poner la debida atencin, morir sin dejarhuellas de su existencia.

    Carvalho Neto dice al respecto: "Me pregun-to si en el Ecuador, donde el folklore secretoes tan abundante, segn testimonios irrecusa-bles, puede realmente poseer un folklore na-rrativo tan inexpresivo", y se responde : "Pe-se a la carencia de fuentes, estoy seguro deque en este pas abundan mitos, leyendas,cuentos y casos y que nuestra ignorancia sedebe a la ausencia de investigaciones metdi-cas" (10)

    Los esposos Costales, valiosos investigadoresen el campo folklrico, han recogido mitos,leyendas y cuentos entre los salasacas. Entrelos cuentos encontramos: " El hombre ociosoque se convirti en lobo " , "El matrimonio delrat n con la viuda salasaca" y "El Alcalde po-bre" .

    Los mismos esposos Costales, han selecciona-do para su libro de poesa y cuento quichuaecuatoriano, los siguientes cuentos : "JuanchuUrungo" y "J uan Osito" (11), " Rimay rimayapu cndor" ("Habla, habla , seriar cndor")(12), " Pucushca huarmi" (" La soltera" ) (13)," Yana misi" ("Gato negro" ) (14).

    Estos cuentos al igual que todos los de Am-rica, carecen de una estructura definida. Seencuentran, en casos fusionados dos o trescuentos en uno solo . Su forma es sencilla yno se detienen en explicaciones circunstancia-les o psicolgicas.

    Sin embargo, el cuento primitivo ecuatoriano,tiene motivos originales, de belleza expresivay un contenido moralizador, como en todoslos cuentos de esta fase.

    En otro captulo que constituye el tema cen-tral de esta obra, pondr en consideracin unamplio repertorio del cuento folklrico reco-gido a lo largo y ancho de la provincia de Pi-chincha.

    CUENTO ECUATORIANO DEL SIGLO XIXGENERACION DE 18301860

    La generacin decisiva para el relato ecuato-riano es la de los nacidos entre 1830 y 1860.En esta generacin se presentan dos corrien-tes: la vertiente romntica que comprende alos nacidos entre 1830 y 1845 Yla vertientepos romntica a los nacidos entre 1845 y1860.

    Son dos las figuras que , en esta generacin, al-canzan, paulatinamente y con claridad, deli-mitar los artculos de costumbre o cuadroslocales pintorescos del cuento. Esta dignidadcorresponde a Jos Modesto Espinosa y JuanLen Mera.

    (10) Carvalho Neto. DICCIONARIO DEL f O LK LORE ECUATORIAN O. Editor ial, Casade la Cultu ra Ecuator iana, Quito1964. pgina 41.

    (11) Informante : A nto nio Cacoango. 80 aos. Agricu ltor. Analfabeto. Comun idad: Calera Yum i, Parroq uia: San JuanCantn Riobamba Prov. del Chimborazo. 1955.

    (12) Informante: An gel Cut iumpala 45 aos agricu ltor. Analfabeto. Comunidad Calera Yumi. Parroqu ia San Juan CantnRiobamba Provincia Chimborazo 1959.

    (13) In formante : Manuel Lozano. 50 aos. Agricultor. En Calera Yumi. Parroquia San Juan. Cantn Riobamba. Prov.Chlmborazo. 1959.

    11 ~\ 1=, rn ic::rnn i n fn~mAnt~ n AI l"'IIPn t n " J=1~J1 l1 V ~ I F\A.6.V A P l l rnNnn~ 1I

  • Jos Modesto Espinosa, por primera vez, en sucarrera de articulista, se embarca hacia el fan-tstico mundo del cuento y nos lega un famo -so ejemplar: "Memorias del nio SantiagoBirbiqu" (15). Espinosa, como buen humo-rista, vio con lucidez lo que deba ser el cuen-to ecuatoriano y le dio forma, de acuerdo alas exigencias preceptivas que ste exige.

    Juan Len Mera, fundador de todos los sub-

    23

    gneros y modos del relato ecuatoriano, tam-bin llega al cuento, aunque sin may or xito,pero con ideas claras y consistentes de estaforma de relato. Mera llega al cuento con elseudnimo: "Pepe Tijeras" , destacndos e suobra : "Tijerazos y plumadas" .

    En esta generacin tenemos una variedad decuentos y cuentistas, entre los cuales se des-taca las siguientes figuras;

    NOMBRE

    Juan Len MeraJuan MontalvoJos Modesto Espinosa

    Francisco CamposRoberto EspinosaFederico ProaoMiguel ValverdeCarlos R. TobarHonorato VsquezAngel Polivio Ch vczAlfredo Baquerizo M.Vctor Manuel Rendn

    Remigio Crespo Toral

    OBRAS

    Tijerazos y PlumadasEl cura de Santa EngraciaMemorias del nioSantiago BirbiquNarraciones fantsticasLa revista literariaLa muerte de MilordLas ancdotas de mi vidaTimolen ColomaPrimavera en OtooTalinEl Instituto LibreCuentos del del fn delas PeasMartirio sin culpa

    LA GENERACION DEL NOVENTA

    AROS

    1832 - 18941832 - 1889

    1833 -19161841 - 19101842 - 19261848 - 18941852 - 19201854 - 19201855-19331855 - 19301859 - 1951

    185 9-19401860 - 1939

    La siguiente generacin, denominada: Gene-racin del noventa, no aporta mayormente aldesarrollo del cuento como estructura, pero,significativamente, toma una direccin crio -llista, que dar al cuento ecuatoriano una ex-presin ms original. Enfoca, fundamental -

    mente, los problemas socio-econmicos delpueblo, encaminndose hacia el cuento rea-lista.

    Las figuras ms destacas de esta generacin,son las siguientes :

    NOMBRE

    Trajano MeraVirgilio OntanedaManuel J. CalleLuis A. Martnez

    OBRAS IMPORTANTES

    El to MachnReveses de la fortunaRaza vencidaDisparates y caricaturas

  • 24

    Jos Antonio CamposJos Antonio QuevedoEduardo MeraModesto Chvez FrancoLuis Napolen DillonJuan Iiguez VeintimillaGonzalo Zaldumbide

    La pluma blancaCuento OrientalLos pobres de esprituBroma en todo y cuentos po pularesEl len de la monta aProsas de arteParbola de la Virgen Loca y de la Virgen Prudente

    Estas dos generaciones del siglo XIX, especial-mente la ltima, se proyecta hasta gran partedel siglo XX, con una clara direccin realista.Adopta un estilo criollo y enfocan, fundamen-talmente, los problemas socio-econmicos delpueblo a travs del cuento.

    El cuento ecuatoriano del siglo XIX , fue ad-quiriendo forma a base de in tuiciones , por elpropio instinto dc nuestros cuentistas. Los in-flujos europcos que llegaron a Amrica, alEcuador, vinieron muy tarde. Del modernis-mo, tomaron nicamente algo que creycronser lo ms brillante .

    TI POS DE CUENTOS CULTIVADOS ENESTA EPOCA

    Los principales tipos de cue ntos que se cultiven el siglo XIX y parte del siglo XX, son los si-guientes:

    Costumbrismo. -- Se destacan los Mera : JuanLen , Eduardo, Trajano y Luis A. Martnez,en la Sierra y Jos Antonio Campos en la Cos-ta.

    Cuento Histrico. - Toman como base signifi-cativa, ciertos episodios de las guerras de la in-dependencia. Se destaca Miguel Moreno.

    De miedo y misterio. - "Con procedimientoscaros al romanticismo espaol se vuelven con-sejas de aparecidos, muertos que tornan a lavida, entierros" (16)

    Historias de amor. - De carcter romntico ycon elementos fantsticos.

    Cuentos indigenistas. - Basado en tradicionesy el diario vivir de nuestros indgenas.

    Cuento extico. - Que lo escribe fuera delpas y, lgicamente, se introduce elementosexticos.

    Cuento crioIlo.- Aflora motivos relacionadoscon la vida de la gente criolla.

    CUENTO DE LA GENERACION DE LOS 30

    Esta generacin dc cuentistas comprende des-de 1920 y se prolonga hasta 1960. Se agru-pan cn dcadas de la siguiente manera . la delos aos 20 - 1920 a 1930; la de los aos 301930 a 1940; la de los aos 40 -1940 a 1950;la dc los aos 50 - 1950 a 1960.

    La primera dcada presenta, una potente in-fluencia de la generacin anterior. Sin embar-go, en la aurora de la dcada, aparecen obrasque demuestran un claro y decidido avancedel relato ecuatoriano.

    Esta generacin cuenta con verdaderas cum-brcs como: Leopoldo Ben tez Vinueza, PabloPalacio , J os de la Cuadra, Dernctrio AguileraMalta, Joaqun Gallegos, Enrique Gil Gilbert ,seguido de un nutrido grupo de cuentistas deimportancia.

    Aparece el cuento ecuatoriano en revistas deprovincias. Laja se llcva el triunfo: " Savia","Maana", "Loza". En 1927, Quito y Guaya-quil hacen novedad dentro del cuento, demos-trando madurez espiritual, lingstica y estils-tica. El realismo indigenista ecuatoriano es el

  • centro principal de atraccion. Guayaquil sehace presente con el cuento: "La mala hora",de Leopoldo Bentez Vinueza, Quito, con"Un hombre muerto a puntapis" del lojanoPablo Palacios, que sigue siendo la cumbre delcuento hasta nuestros el as.

    Los rasgos espirituales y artsticos de esta ge-neracin se motiva bajo el influjo de un Ecua-dor transformado por la Revolucin Liberal,seguido de otros acontecimientos polticos."Generacin fraguada en tiempos convulsos,para una aguda inquietud social, generacincon firme voluntad del populismo artstico,decidida a liberar a la literatura de prejuicios,convencionalismos, artificios, cxotismos y su-perfI uidades" (17)

    El cuento aparece con estilo vibrante y fuer-te. El lxico castizo fue reemplazado con la i-rrupcin del habla popular, se introduce alte-raciones fonticas y modismos costeos, qui-chusmos serranos.

    Esta generacin nos entrega un mundo propiode los hombres de la tierra, de la clase obrera,

    NO.\IBRE

    25

    del proletariado urbano, y el paisaje en un se-gundo momento, de la clase media baja. Serefleja la explotacin inmisericorde de la cla-se dominante a la clase despose da. La igle-sia catlica, enquistada en la clase explotado-ra, da las espaldas ante la crueldad e injusti-cia propias del sistema.

    El cuento de esta generacin denuncia conamplitud y franqueza toda la crueldad y ahu-sos cometidos por el terrateniente y secunda-do por las autoridades civiles y eclesisticas;pero no proponen soluciones o medios paraliberarse. Aparecen ciertas rebeliones del in-dgena o del montubio y sale a note el pode-ro del explotador y la debilidad econmica ,fsica e intelectual de la clase desposeda.

    Se exalta con minuciosidad los cuadros sexua-les que generalmente, ocurren por el abuso delos amos y sus seguidores con la mujer inde-fensa de sus siervos.

    Esta generacin ha producido una gran canti-dad de libros de cuentos que, entre otros, sonlo siguientes:

    OBRAS

    Palacio PabloSalvador, HumbertoAguilera Malta, DernetrioGallegos Lara, Joaquny Gil Gilbert, EnriqueDe la Cuadra, JosMuoz Cueva, Manuel M.De la Cuadra, JosAndradc y Cordero, CsarCuesta y Cuesta, AlfonsoSalvador, lIumbcrtolcaza, JorgeGil Gilbert, EnriqueDvila Jijn, EnriqueFernndez, JorgeDe la Cuadra, JosNuez, Sergio

    Un hombre muerto a punta piesAjedrez

    Los que se vanRepisasCuentos morlacosHornoBarro de siglosLlegada de todos los trenes dd mundoTaza de tBarro de sierraYungaEl jaichiguaAntonio ha sido un hiprboleLos sangurimasNovelas del paramo y la cordillera

  • 26

    Bueno, GonzaloRumazo Gonzalez, JosDvila Jijn, EnriqueDe la Cuadra, JosNucz, SergioMora Moreno, EduardoAvelln Ferrs, EnriqueMontesinos Malo, ArturoLa Mota, M. A.liguez VeintimiUa, JuanLarrca Andradc, J-1ugoRojas, Angel F.Vera, Pedro JorgeNavarro, HumbcrtoCarrin , AlejandroSilva, Jos JoaqunCoryl, MaryDvila Andradc, CsarOrtiz, AdalbertoIcaza, JorgeGallo Suba, GonzaloVera, Pedro JorgeLlcrcna, Jos AlfredoMoncayo Donoso Q., JorgeDvila Andrade, CsarGallegos Lara, JoaqunMontesinos l\,ta lo, ArturoIcaza, Jorgej come, Gustavo AlfredoMalina Correa, GilbertoGil G ilbert, EnriqueOrtiz, AdalbertoVera, Pedro Jorge

    Cardn, AlejandroAndrade Dvila, Csar

    SiembrasCuentoLa careta brabaGuasintonTierra de lobosHumo en las erasTableroSendas dispersasLas huellas de una razaProsas de arteBajo el fulgor de la lmparaUn idilio boboLa guamoteaEl barco de papelLa manzana daadaCalabozo 51Mundo pequeoAbandonados en la tierraLa mala espaldaSeis relatosBroncanoLuto eternoSegunda vida de una santaEl bal maldito15 relatosCuentosArcilla indcilViejos cuentosBarro doloridoAlmas conturbadasLa cabeza de un nio en un tacho de basuraLa cntundadaUn atad abandonadoLos mandamientos de la ley de DiosLa llave perdidaCabeza de gallo.

    Estos libros estn citados en su orden cronol-gico de aparicin.

  • CUENTO ECUATORIANO CONTEl\lI'ORA-NEO

    Esta ltima generacin abarca a los realistasnacidos entre los aos 1920 y 1950. Como essabido, sucede a una vigorosa generacin, lade los aos 30, que edificaron verdaderos pa-lacios dentro del cuento , no solo ecuatoriano ,sino la t inoamerican o.

    El cuento de la generacin de los 30 , llega ha s-ta el agotamiento y la sac iedad , la nueva gene-racin pens que seguir narrando dc la mismamanera ya no tena sentido, esto les oblig aseguir b uscand o nuevas formas de expresin.Vio con claridad que, la novela y el cuento,domina todo el campo literario y descubrenq ue queda como nico medio de novedad, deinters signi fica tivo , la REBELIN.

    Al comienzo , la nueva generacin, demuestracierto cansancio, ya sealado al final de la ge-ne racin de los 30. Bellolio en sus primeroscuen tos no pudo liberarse de esta influencia ytu vo que ca llarse unos aos para incorporarsea la nueva corriente. Caso idntico ocurre conel " Gr upo Caminos", que, salvo pocas excep-

    o 1 . ,cio nes, sIgUIeron apegaoos a esa generacJon.

    Unos 10 aos de silencio fueron necesarios pa -ra d isfrutar de los nuevos logros dentro delcuen to.

    Esta pujan te generacin que ha tomado dife-rentes tendencias, muchas de sus obras sonindi tas, de bido a problemas so cio-eco n m i-cos y fal ta dc apoyo d e instituciones pbli-cas. La mayora de los realistas son hombresnacidos del pueb lo , de escasos recursos econ-micos. No es t n en capacidad econmica pa-ra q ue su s obras se difundan.

    El cuento co n tem porneo o novsimo, dispo-ne de una te mtica sin fronteras , y con mas

    27

    naturalidad, denuncian situaciones conflicti-vas socio-polticas-econmicas. (Cuen tos deMart inez Queirolo), cuentos polticos (de Do-noso Pareja) , se deslizan hacia la era tecnol-gica y ciberntica , casos extra os y misterio-sos, anlisis de situaciones existenciales, a laimaginacin infantil, a las alucinaciones meta-fsicas.

    En la estructura, usan la narracin en prime-ra persona; la de primera persona para la se-gunda (narrado r en primera persona con inter-locu to r imaginario) ; la primera persona para latercera, (el narrador en primera persona con-fidente o testigo del h roe), tercera directa(mo do tradicional), manejan el dilogo y mo-nlogo . Se deslizan por diferentes campostanto formales como sern ntic os, dando unariqueza de expresin a nuestra literatura .

    "Como consecuencia del enriquecimiento tc-nico - re flej o o no, esto para el caso ya cuentamenos - este relato novsimo decurre por u namucho ms rica variedad de ritmos narrativos,efectos, ambientes, desarrollos sicolgicos,juegos, eseuernas de construccin" y conti-na; "Y, consecuencia [inal d e todo , el rel at onovsimo ecuatoriano es mucho ms complejoque el de la generacin precedente. Co mp lej ocomo para testimonio de un mundo de COIll -plejidad creciente" (18)

    Esta complejidad ha provocado ciertas confu-siones, especialmente, en casos donde han al -canzado suficiente madurez y han provocadola consiguiente desorientacin en sus obras.

    Lo s nombres de cuentistas que merecen el j us-to reconocimiento de esta generacin, son lossiguien tes;

  • 28

    NOMBRE

    Ayora, Augusto MarioViteri Durand, Juan

    Daz Icaza, RafaelDe la Torre Reyes, CarlosRivas Castillo, AlfredoRarnirez Estrada, AlsinoBeUolio, Walter

    VilIacs Endara, CarlosDonoso Pareja, MiguelMartnez Queirolo, JosMontalvo JaramilIo , M.Viteri, EugenioTorres Castillo, JorgeRodrguez Castelo H.

    Alvaro, HiplitoYpez Pasos, FlixTern Egcz, FaustoRumazo, LupeEstrella, UlisesAlbn Gorncz, ErnestoBjar Portilla, CarlosRodrguez Castelo, H.Rodrguez, Marco A.P rez, RalLuna, VioletaRivas Iturralde, VladimiroAndrade, HeyrnannVarios Autores(Grupo Caminos)Varios Autores

    OBRAS

    Escamas de culebras/ y otros cuentosAurora/ Tres cuentos por ejemplo/ y un eplogo/ Cuen-tos humorsticos/ CuentosLas fieras/ Los angeles errantes/ Tierna y violentamenteLa mscaraCuatro relatosLa perspectivaLos mejores cuentos ecuatorianos/ La sonrisa y la ira/El largo cantina de la playaCuentos (El retorno, sudor en las manos)/ El pozoKrelko/ El hombre que mataba a sus hijosLa lluvia muere en silencioUajayEl anillo/ 12 cuentosEl muro de cristal/ La olla embrujadaCaperucito azul / cuentos de nios y de hombres/lO his-torias de amorLa segunda vozCerote/ La charcaLa rendijaSlabas de la tierraTiempos: antes del furorSalamandra/ Los mejores cuentos ecuatorianos/ PandoraSimn el mago lOsa mayor/SanballahCinco necromitos/ El secreto del minotauroLos cuentos del rincnDa llevandoLos pasos amarillosEl demiurgoCuentos extraos/ El lagarto en la mano

    Cuentos ecuatorianosDiez cuentos Universitarios